Secretos de Cuba
Bienvenido[a] visitante al foro Secretos de Cuba. Para escribir un mensaje hay que registrarse, asi evitamos que se nos llene el foro de spam. Pero si no quieres registrarte puedes continuar y leer toda la informacion contenida en el foro.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Facebook
Anuncios
¿Quién está en línea?
En total hay 41 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 41 Invitados :: 1 Motor de búsqueda

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 1247 el Jue Sep 13, 2007 8:43 pm.
Buscar
 
 

Resultados por:
 

 


Rechercher Búsqueda avanzada

Sondeo

Respecto a la normalización de relaciones o el intercambio de presos realizado el miércoles como parte del acuerdo entre Cuba y EEUU

54% 54% [ 42 ]
42% 42% [ 33 ]
4% 4% [ 3 ]

Votos Totales : 78

Secretos de Cuba en Twitter

Una Pregunta sobre La Constitucion Socialista...y la del 1940.

Publicar nuevo tema   Responder al tema

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Una Pregunta sobre La Constitucion Socialista...y la del 1940.

Mensaje por Invitado el Miér Jul 23, 2008 10:15 pm

Me gustaria que alguien que haya estado madurito en esa epoca, me explicara (si es posible...y se le agradece) si en el momento en que se cambio la Constitucion del 1940 a la Constitucion Socialista el pueblo de Cuba fue consultado...y si aprobo el pueblo esa Nueva Constitucion de manera directa (creo saber la respuesta) pero necesito saber como fue ese proceso....exactamente....Gracias a los que me puedan ayudar..puedo preguntar a familiares, pero quiero escuchar todas las "posibles versiones"....

Esta contemplada en la Constitucion Socialista de Cuba el traspaso de poder?

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Una Pregunta sobre La Constitucion Socialista...y la del 1940.

Mensaje por michelgarcia50 el Miér Jul 23, 2008 10:34 pm

Se hizo un referendo con un estudio piloto previo que si no me equivoco se hizo en la provincia de Matnzas.

Pero ya sabemos como son esos "REFERENDOS"

michelgarcia50
Miembro Regular

Cantidad de mensajes : 118
Valoración de Comentarios : 0
Puntos : 3
Fecha de inscripción : 07/07/2008

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Una Pregunta sobre La Constitucion Socialista...y la del 1940.

Mensaje por Invitado el Miér Jul 23, 2008 10:36 pm

@michelgarcia50 escribió:Se hizo un referendo con un estudio piloto previo que si no me equivoco se hizo en la provincia de Matnzas.

Pero ya sabemos como son esos "REFERENDOS"

Eso no lo entendi muy bien....que quiere decir un referendo con un estudio piloto?

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Una Pregunta sobre La Constitucion Socialista...y la del 1940.

Mensaje por michelgarcia50 el Miér Jul 23, 2008 10:39 pm

El referendum se hizo en el ano 1976 pero al parecer para probar los estados de opinion hicieron primero una votacion en matanzas antes de lanzar el referendum en todo elpais

Lee aqui


December 22, 1975 - At Cuba's First Party Congress, attended by 3,000
delegates, a new Socialist Constitution is drafted and Osvaldo Dorticos
steps aside as Cuba's President. No successor is named as the Congress
redefines the position under the new constitution which will be
submitted to a popular referendum. The Congress also approves the
establishment of People's Power throughout the country, a new system of
government that provides for the election of delegates to regional
bodies that represent their interests at the Party Congress.

michelgarcia50
Miembro Regular

Cantidad de mensajes : 118
Valoración de Comentarios : 0
Puntos : 3
Fecha de inscripción : 07/07/2008

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Una Pregunta sobre La Constitucion Socialista...y la del 1940.

Mensaje por Invitado el Miér Jul 23, 2008 10:43 pm

@michelgarcia50 escribió:El referendum se hizo en el ano 1976 pero al parecer para probar los estados de opinion hicieron primero una votacion en matanzas antes de lanzar el referendum en todo elpais

Lee aqui


December 22, 1975 - At Cuba's First Party Congress, attended by 3,000
delegates, a new Socialist Constitution is drafted and Osvaldo Dorticos
steps aside as Cuba's President. No successor is named as the Congress
redefines the position under the new constitution which will be
submitted to a popular referendum. The Congress also approves the
establishment of People's Power throughout the country, a new system of
government that provides for the election of delegates to regional
bodies that represent their interests at the Party Congress.

Disculpe, tuve que subirlo para leerlo...

Creo, si no entiendo mal, que la Constitucion seria llevada a referedum (no dice si la llevaron o no, solo que seria llevada), pero el Sistema Electoral fue aprobado por el Congreso...Right?

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Una Pregunta sobre La Constitucion Socialista...y la del 1940.

Mensaje por michelgarcia50 el Miér Jul 23, 2008 10:49 pm

matanzas ahi te mando un estudio que como podras ver es bastante serio

CONSIDERACIONES SOBRE LA CONSTITUCION
CUBANA

REALIZADAS POR EL GRUPO DE TRABAJO DE LA DISIDENCIA
INTERNA





Ampliación de la plataforma del Grupo de Trabajo del Grupo de la Disidencia
Interna. Como referencia reproducimos el punto de la plataforma que se refiere
...
"Quinto" en el marco del reconocimiento de otras corrientes ideológicas
organizadas dentro o fuera del país, convocar a una asamblea constituyente que
modifique, ante todo, la actual constitución vigente con el fin de que,
posteriormente, se pueda convocar a elecciones pluripartidistas.

Desde la primera constitución cubana que rigió en la Isla, la de Guáimaro, los
forjadores de nuestra nacionalidad se plantearon el establecimiento de un estado
de derecho en el que tuvieran pleno reconocimiento los derechos humanos. A
comienzos del presente siglo los constituyentistas democráticamente elegidos por
el pueblo cubano para redactar el texto supralegal, a pesar del apéndice foráneo
de la tristemente célebre Enmienda Platt que habría de regir el establecimiento
de Cuba como estado independiente, promulgaron la Ley Fundamental de 1901, que
en su parte dogmática plasmó los principios del liberalismo y en la orgánica se
inspiró en las experiencias de la democracia norteamericana.

Años después, se convocó a una nueva asamblea constituyente que redactó la súper
ley de 1940, verdadero monumento jurídico que ha sido considerado con justicia
como la más avanzada de su tiempo. Allí, junto con el reconocimiento pleno de
los derechos humanos que siempre había proclamado el estado cubano, se dictaron
normas encaminadas a procurar el imperio de la justicia social. En el piano
orgánico se prohibió la reelección presidencial que tan funestos frutos había
dado en nuestro país.

Casi doce años rigió ese texto democrático progresista. Fue reemplazado en marzo
de 1952 por unos Estatutos Constitucionales, aunque el régimen autoritario
entonces establecido proclamó su restablecimiento a raíz de la celebración de
las elecciones espúreas de 1954. Después del triunfo revolucionario de 1959 se
dictó la Ley Fundamental, la cual, en su parte dogmática, recogía el texto casi
íntegro de aquella, pero en su parte orgánica establecía un sistema autoritario
que, entre otras cosas, incurría en el mismo vicio tan criticado en los
Estatutos Constitucionales de 1952: un presidente de la República que nombraba
los ministros que, a su vez, era elegido por el Consejo de Ministros.

Es necesario que hagamos aquí la salvedad de que en realidad la Ley Fundamental
de 1959 no es un texto constitucional, como tampoco tienen ese carácter los
documentos que con ese apelativo promulgó el régimen cubano en 1976 y 1992.

Con estos antecedentes se Ilega a la proclamación el 24 de febrero de 1976 de la
Ilamada Constitución Socialista, lo que se hizo en medio de un publicitario
proceso llamado de institucionalización, con lo cual el régimen reconoció
implícitamente que, al menos hasta ese momento, había desacatado las enseñanzas
de Lincoln y había mantenido un gobierno de hombres y no de instituciones. En
1976 se abandonó la tradición de que esos documentos básicos fuesen elaborados
por asambleas constituyentes democráticamente electas. Así había sucedido no
sólo en 1901 y 1940 sino en 1869, en 1895 e incluso en 1897, o sea en pleno
Weylerato. Se constituyó una comisión mixta del Partido Comunista y del
gobierno, nada de elecciones. Sólo meros nombramientos. Nada de pluralismo,
únicamente los declaradamente gobiernistas tenían derecho a participar. Nada de
divulgar los nombres de los encargados de la importantísima tarea. Salvo el
presidente, los miembros de la comisión quedaron en el anonimato. Nada de
divulgar el desarrollo de los debates, si es que los hubo.

El proceso vivo de
creación se quedo sumido en el secreto. Lo que si organizó el régimen castrista
fue un proceso asambleario en el que participaron masivamente los ciudadanos.
Esas asambleas convocadas por el Partido Comunista, encabezadas por sus
militantes, vigiladas por los inevitables agentes de la policía política,
difícilmente podían entrar a cuestionar aspectos medulares del texto.

Como si todo esto fuera poco, se sabía de antemano que corresponden a los
propios comunistas el estudio de las propuestas que se formularan. En definitiva
el Primer Congreso del Partido Comunista se autoconcedió la potestad
constituyente y tras dedicar algunos de los días durante los que sesionó al
análisis del anteproyecto, incorporó a este las modificaciones que se
consideraron pertinentes entre las que fueron propuestas en las asambleas
populares. Lo perfeccionó y lo aprobó como proyecto de constitución de la
República.

Como era de esperar, las diferencias entre el texto definitivo y el anteproyecto
eran insustanciales. Faltaba una última etapa, la celebración de un referendo en
el que cada ciudadano podía votar en pro o en contra de la aprobación del
proyecto. La virtual unanimidad obtenida por el régimen no hizo mas que reflejar
las condiciones anómalas en que se efectuó ese proceso sin debates pluralistas,
sin una información balanceada, sin observadores oposicionistas, o; al menos
independientes en los colegios electorales.

En 1992 esa constitución fue objeto de una reforma general realizada por la
Asamblea Nacional en el increíble plazo record de apenas tres días y motivada
por la necesidad de adecuar su contenido a las nuevas realidades.

El primer aspecto que hay que destacar al referimos a esta reforma es la
circunstancia de que la misma se llevó a cabo con la infracción de los dispuesto
en el ultimo párrafo de la Carta Magna que dice: "Si la reforma es total o se
refiere a la integración de las facultades de la Asamblea Nacional del Poder
Popular, o de su Consejo de Estado, o a derechos y deberes consagrados en la
constitución, requiere además la ratificación por el voto favorable de la
mayoría de los ciudadanos con derecho electoral, en referendo convocado al
efecto por la propia asamblea.

Afirmamos que en esa oportunidad se daban todos y cada uno de esos tres
supuestos, pese a lo cual, las autoridades del país tuvieron a bien no convocar
al referendo. En primer lugar, parece que no caben dudas de que la reforma fue
total.

Esto se pone de manifiesto por el hecho de que solo uno de los capítulos quedó
sin sufrir modificación alguna.

Para los que gusten de datos cuantitativos, baste señalar que de las 142 partes
de que constaba la versión de 1976 fueron afectadas 79, lo que representa el
56%. Además, fueron incorporados al texto seis preceptos enteramente nuevos. En
segundo lugar resulta innegable que la reforma se refirió también a la
integración y facultades de la Asamblea Nacional del Poder Popular. Mientras que
anteriormente los diputados eran elegidos por las Asambleas Municipales del
Poder Popular, ahora lo son por el voto libre, directo y secreto de los
electores, lo que explica que ese órgano estatal supremo se integre de manera
distinta.




En tercer lugar tampoco cabe negar que la reforma se refirió también a los
derechos y deberes consagrados en la constitución, pues, se modificó el texto
del artículo 54 referente a la libertad de religión, se adicionó el nuevo
derecho de combatir por todos los medios contra cualquiera que intente derribar
el orden establecido, se concedió a los electores el derecho de votar
directamente por los diputados a la Asamblea Nacional y por los delegados a las
Asambleas Provinciales.

En virtud de lo señalado en los párrafos precedentes, resulta evidente que la
reforma general de 1992 se hizo con tal infracción de las normas
Constitucionales vigentes, que no podemos dejar de pensar que la no convocatoria
del plebiscito representó una decisión deliberadamente adoptada por los
dirigentes cubanos y motivada por la fundada prevención de enfrentar en las
urnas un resultado desfavorable que hubiera deslegitimatizado al régimen.

En 1976, en un proceso harto objetable el régimen cubano puso en vigor la
constitución socialista. Mas tarde la violo deliberadamente y por ende, se
coloca fuera de su propia legalidad. En definitiva, el régimen cubano exhibe hoy
una constitución que contiene una regulación de los derechos ciudadanos que es
netamente inferior a la Constitución de 1940 y a la Ley Fun¬damental de 1959,
que no se atempera al texto de la Declaraciones Universal y Americana y que
condiciona el disfrute de los limitados derechos que enuncia a que no sean
ejercidos contra la existencia y fines del estado socialista ni contra la
decisión del pueblo cubano de constituir el socialismo y el comunismo. Elimina
el Habeas Corpus como institución constitucional y proclama el Partido Comunista
de Cuba, partido único como fuerza dirigente superior de la sociedad y del
estado.

Aplica la concepción monista del estado por lo que elimina la imparticion de
poderes que era tradicional en nuestra Patria y estructura los tribunales como
un sistema subordinado jerárquicamente a los órganos superiores del poder
popular y por tanto, no independiente. Establece un tipo de gobierno
centralizado, autoritario y absorbente, en el que el jefe del estado es jefe del
gobierno, amen del cargo de Comandante en Jefe de las Fuerzas Armadas y del
rango partidista de Primer Secretario. No contempla un control jurisdiccional
independiente de la constitucionalidad de las leyes y demás disposiciones.

Mantiene un régimen socioeconómico que rechaza en principio la libertad de
empresa y permite privar de la ciudadanía, aunque sea por nacimiento y por
causas legalmente establecidas. Legaliza los tristemente celebres actos de
repudio al proclamar un inquietante
derecho a utilizar todos los medios para combatir contra cualquiera que intente
derribar el orden establecido. Y contempla un estado de emergencia que puede ser
declarado unipersonalmente por el primer mandatario.

Como resumen de todo lo antes expuesto, debemos señalar nuestro criterio de que
la Constitución de la Republica que actualmente exhibe el gobierno cubano es
totalmente inidónea para regir el cambio hacia la democracia. Esto es así por su
esencia, ya que por las razones arriba expuestas no es una constitución
propiamente dicha, por su génesis, ya que no fue redactada por una asamblea
libremente elegida, por su carácter partidista y no pluralista, por su
desconocimiento de derechos humanos universalmente reconocidos por el sistema
económico obsoleto que impone, por el tipo de estado monista y autoritario que
establece en el que no hay cabida siquiera para una administración de justicia
independiente y por la manera inconstitucional en que estimamos que se llevo a
cabo la reforma total de 1992.

De ahí que planteemos la necesidad de sustituirla por otro texto que si sea una
verdadera constitución para cuya elaboración consideramos que resulta
indispensable dar al pueblo la posibilidad de elegir democráticamente a sus
delegados, sin perjuicio de someter posteriormente el proyecto a referendo.


Muchos compatriotas, cuya sabiduría y honestidad reconocemos, han propuesto
retomar a la Constitución de 1940. Nada tenemos que oponer en principio al texto
de ese verdadero monumento jurídico, al contrario, ya hemos señalado nuestro
aprecio por sus muchas excelencias. Lo que si nos parece evidente es que el restablecimiento de su vigencia
en su caso no debería producirse por decreto sino mediante decisión de una
legitima representación nacional. En ese sentido estimamos que, en principio, no
hay contradicción alguna entre nuestra propuesta de convocar a una asamblea
constituyente y el reclame de que se establezca la vigencia de aquel histórico
documento. No obstante, y sin pretender entrar aquí a hacer un análisis
pormenorizado del la súper ley del año 40, si quisiéramos señalar nuestro
criterio de que en líneas generales su parte dogmática si pudiera ser aplicable,
quizás precisando pequeños detalles a la Cuba de hoy. No así la parte orgánica
que pensamos que requeriría una serie de modificaciones, tomando en cuenta los
grandes cambios producidos, numero de habitantes y de provincias, mas que
duplicado, cambio total del sistema socioeconómico, desaparición de la carrera
judicial y de organismos autónomos, etc.

También creemos que habría que estudiar distintos preceptos de carácter
económico, social, cultural, etc. Cuya inclusión en la constituci6n fue motivada
por situaciones puramente coyunturales.

La Habana, septiembre de 1996

Grupo de Trabajo de la Disidencia Interna

1. Gustavo Arcos Bergnes
2. Félix Bonne Carcases
3. Rene Gómez Manzano
4. Vladimiro Roca Antunez
5. Marta Beatriz Roque Cabello
6. Jesús Yánez Pelletier

Recibido vía fax por el Sr. Rodolfo Carrandi el día 2 de octubre de 1996.

michelgarcia50
Miembro Regular

Cantidad de mensajes : 118
Valoración de Comentarios : 0
Puntos : 3
Fecha de inscripción : 07/07/2008

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Una Pregunta sobre La Constitucion Socialista...y la del 1940.

Mensaje por Contenido patrocinado Hoy a las 9:09 pm


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.