Secretos de Cuba
Bienvenido[a] visitante al foro Secretos de Cuba. Para escribir un mensaje hay que registrarse, asi evitamos que se nos llene el foro de spam. Pero si no quieres registrarte puedes continuar y leer toda la informacion contenida en el foro.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Facebook
Anuncios
¿Quién está en línea?
En total hay 43 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 43 Invitados :: 2 Motores de búsqueda

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 1247 el Jue Sep 13, 2007 8:43 pm.
Buscar
 
 

Resultados por:
 

 


Rechercher Búsqueda avanzada

Sondeo

Respecto a la normalización de relaciones o el intercambio de presos realizado el miércoles como parte del acuerdo entre Cuba y EEUU

54% 54% [ 42 ]
42% 42% [ 33 ]
4% 4% [ 3 ]

Votos Totales : 78

Secretos de Cuba en Twitter

Las Atrocidades del Sistema Carcelario Cubano(LA HISTORIA SIN TIEMPO, NI HORA, PERO EN LA MEMORIA)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Las Atrocidades del Sistema Carcelario Cubano(LA HISTORIA SIN TIEMPO, NI HORA, PERO EN LA MEMORIA)

Mensaje por Invitado el Lun Jun 30, 2008 6:40 pm

Tomado de " La Botella
INDECIBLES SUFRIMIENTOS DE UN VALIENTE JOVEN, PRESO DESDE NIÑO EN LA CUBA DE CASTRO, denuncia de otro preso, Fabio Prieto Llorente y una introducción


INTRODUCCIÓN: El relato de Fabio Prieto Llorente en esta carta es conmovedor hasta las lágrimas. Un pobrecito joven de 25 años, preso desde niño por no cedere ante el comunismo, sufre lo indecible a manos de los demonios que tiranizan Cuba. Pido a los lectores que recen mucho por él y por todos los presos de Cuba y para que termine cuanto antes esta pesadilla horrenda que es el régimen castrista. Lea esta carta y difúndala.

Cosme Beccar Varela

* * *

Carta abierta del Prisionero de conciencia cubano Fabio Prieto Llorente desde prisión

Prisión "El Guayabo"Isla de la juventud
El Guayabo 30 de Julio de 2006.


A: Ricardo Alarcón De Quezada
Presidente de la Asamblea Nacional del Poder Popular.

Señor: Usted viene publicando en el periódico "Granma", órgano oficial del Partido único, sus criterios sobre lo que llama "El Plan Bush contra Cuba".

En sus ataques usted las ha emprendido reiteradamente contra los que llama "mercenarios al servicio del Imperio" como soy uno de esos cubanos, quiero responder sobre este punto.

En las celdas de la prisión "El Guayabo" vegeta Luís Alfonso Montero, un negro de 25 años, invalido de ambos pies desde hace 2 meses, cuando en una de sus últimas auto agresiones se cortó los tendones encima del talón de Aquiles. Hace solo unos días trato de cortarse los tendones de los dedos de una de sus manos. No ha sido operado, ni trasladado a Ciudad Habana como indicó un médico en el Hospital Héroes del Baire de Nueva Gerona.

Alonso vino a prisión a los 12 años de edad, recuerda como en las llamadas "Escuelas de Conducta" recibió múltiples golpizas y humillaciones de los carceleros, a los niños se les obligaba a permanecer sentados horas y horas sin hablar y con las manos sobre la rodillas, les daban 5 minutos para comer, para ir al servicio sanitario 3 oportunidades al día, se les encerraba desnudos en celdas de castigo. Son muchas las anécdotas criminales narradas por miles de presos provenientes de las mas de 40 mazmorras infantiles existentes en Cuba comunista.

Usted, esta muy bien enterado de estas acciones contra niños a partir de los 6 años de edad con los que pueden enterrarlos en una de estas "escuelas". Para salir de allí llenos de odio y violencia, graduados como delincuentes profesionales, listos para venir de por vida a una prisión de mayores.

Para Alonso, poco ha cambiado desde los 12 años, aún le siguen llamando "alumno". En estos días ha permanecido en una celda tapiada, sin luz eléctrica, repleta de cucarachas, plagas de jejenes y mosquitos, mucha mugre y agua de beber cuando la pide. Está en esa celda porque lo están incitando a que se ahorque, ya el año pasado perecieron 2 reos por esta vía.

El principal delito de Alonso, es que no han podido doblegarlo, no han podido meterlo en el molde, como muestra de ello exhibe con orgullo 2 de sus tatuajes, uno en el antebrazo y otro bien grande en la espalda. Los dos dicen lo mismo "Contra el comunismo hasta la muerte". Verdad que estos tatuajes exageran si se toma en cuenta que Alonso, no ha lesionado a un funcionario.

A pesar de su actitud contestataria Alonso, nunca ha recibido el más mínimo auxilio de EE.UU. ni de sus "gobiernos lacayos" el ha sido enteramente "Fabricado" por el régimen de ustedes, por el mismo veneno de siempre, que usted ahora derrama en sus panfletos y se vuelven contra él y todo aquel que se atreva a criticar la dictadura, sea limpia piso, un médico o una maestra, no importa si alguna vez recibió o no apoyo de sus compatriotas exiliados en otras naciones.

De nosotros, los presos de conciencia, digo que gracias al apoyo intimo y, personas de buena voluntad en el mundo, tenemos 1 mosquitero, detergente, pasta dental, sazonador y aceite para echarle a las comidas y, otros artículos de 1ra necesidad que ustedes debían suministrar a los presos y no lo hacen.

Somos periodistas independientes y opositores pacíficos, cuya único delito ha sido decir la verdad y tratar de mejorar nuestro país. Gracias al apoyo moral de tantas personas, mantenemos alta nuestra moral, lo que nos ha convertido en Alonsos Monteros pese a las torturas físicas y psicológicas ha que hemos estado sometidos en estos años de prisión sobre todo, por esta solidaridad mantenemos la certeza de un futuro sin odio para nuestra patria.

Lo dicho hasta aquí no será difícil comprobar para un personaje como UD. continuaran acusando a EE.UU. de todo aquel que se oponga y de cuanto se le ocurra, en esa cruzada particular del partido único para ocultar una realidad mucho más dramática dentro de Cuba, triste labor la suya para mantener sus privilegios.

Cuba, en fin no es propiedad de su partido excluyente. Cuba es propiedad de todos sus hijos y tiene que respetarse la diversidad que vive en ella, mientras esto no suceda cada día se levantaran más cubanos para mirar sin culpa la bandera de la estrella solitaria.


Fabio Prieto Llorente
Periodista Independiente y Bibliotecario
Condena: 20 años
Preso de Conciencia 19 de marzo del 2003.
Grupo de los 75


Recibido de Puente Informativo Cuba Miami (www.puenteinfocubamiami.org) para su difusión

NOTICIAS DESDE CUBA / Puente Informativo Cuba Miami
al Mar"


Última edición por caminanteandariego el Lun Jun 30, 2008 7:13 pm, editado 1 vez

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Las Atrocidades del Sistema Carcelario Cubano(LA HISTORIA SIN TIEMPO, NI HORA, PERO EN LA MEMORIA)

Mensaje por Invitado el Lun Jun 30, 2008 6:43 pm

Crónica cruenta

Ricardo González Alfonso, prisionero de conciencia, condenado a 20 años
HOSPITAL NACIONAL DE RECLUSOS, Prisión Combinado del Este - La Habana, Cuba - Octubre (www.cubanet.org) - El arma blanca se torna roja. Un reo se amputó la mano. Otro, con la destreza de un cirujano y una cuchara filosa, se extrae un ojo.
He conocido a decenas de autoagresores en las cárceles cubanas. ¿Cuál será el grado de indefensión y desesperación que los motiva? Problemática completa, digna de ser investigada por sicólogos, siquiatras y sociólogos. Los presos lo explican con simplicidad marginal: "Es que estoy '(h)ostinado'".
Parece que este vocablo es el participo pasivo -cruento y activo- de una deformación del verbo hostigar (ni hostinar ni ostinar existen).
Esos reclusos son náufragos sociales que andan a la deriva por un laberinto infrahumano. Encrucijada capaz de amedrentar a los mismísimos ángeles, si no cuentan con un ideal cívico que dignifique el sufrimiento. Orfandad de altruismo que hace a los presos comunes más proclives a la autoagresión.
A diferencia de los suicidas, los autoagresores no buscan la muerte. Los hechos más benignos procuran llamar la atención para demandar un derecho. Los más graves los protagonizan los condenados a la pena capital, quienes se mutilan para conmover a los jueces. Algunos tienen otras motivaciones. Son tan aberrantes que sólo los explicaría una locura transitoria.
En la prisión camagüeyana Kilo 8 (conocida también como "Se me perdió la llave") traté con varios autoagresores. Me referiré a algunos.
Maceo es un mulato joven e inválido. Frente a su celda de castigo, la silla de ruedas. Una mañana pidió con insistencia que le limpiaran la celda. Él no podía por su impedimento físico. Ante la indiferencia de los carceleros el mulato tomó un cuchillo rústico y clandestino y se inflingió un tajo en el muslo. "¡Ahora me tendrán que baldear la sangre!", gritó triunfal. Maceo emplea también este recurso cuando necesita atención médica y no la recibe. Sus brazos y piernas muestran las cicatrices. Parece un tigre.
A Lourdes -un joven corpulento- los guardias le habían propinado una golpiza el día anterior. De pronto, desde su celda de aislamiento emitió un alarido: "¡Estoy (h) ostinado!" Se amputó el dedo meñique y lo lanzó al pasillo.
A Tony lo sancionaron a 30 años de prisión por facilitar el machete que utilizó el hermano para matar al padre de ambos. Enloqueció. Con una cuchara afilada se arrancó un ojo y alguien impidió que se sacara el otro. Durante horas grita a la desesperada: "¡Yo no maté a mi padre!" Después permanece días sin pronunciar una palabra, en un sin fin de silencios y gritos.
Héctor es un condenado a muerte que se inyectó petróleo en las piernas con una esperanza: que le conmutaran la sanción. Quedó inválido.
El caso de Ulloa es impresionante. También lo condenaron a la pena capital. Se cortó de cuajo la mano izquierda y pagó a otro recluso para que le extirpara la derecha. Por obra y gracia de su desgracia venció su "(h)ostinamiento". Con sus muñones no sólo hojea los libros, sino que escribe, dibuja... ¡Y cose!
En la cárcel de Agüica, en la provincia de Matanzas, un hombre treintañero, para ingresar en la enfermería -donde la comida es mejor y hay menos hacinamiento- se cortaba el talón de Aquiles. A veces el de la pierna izquierda; otras, el de la derecha. En el hospital de la ciudad de Colón lo operaban, y después regresaba a la enfermería de la prisión. En una ocasión se picó el tendón de marras en mi persona. Traté de impedirlo. Fue inútil. La última vez que lo vi tenía las dos piernas enyesadas. Lo llevaban cargado a la "polaca", la sección de celdas de castigo.
También en Agüica conocí a un joven que se hacía una incisión en el vientre y se sacaba por la herida parte del intestino. Lo hizo muchas veces, y otras tantas lo intervinieron quirúrgicamente. Las cicatrices en el abdomen se asemejan a un crucigrama. ¿Su reclamo? Un poco de afecto.
Un caso espeluznante es el de Chavela, un muchacho homosexual de Kilo 8, el que, drogado, se extirpó los testículos y el pene. Por poco muere desangrado, mas no se arrepiente. Eso sí, a veces se sienta en un rincón para llorar su (h)ostinamiento. Otras, anda de mano con su último amante, añorando ser una mujer y no un hombre trunco.
Así sobreviven los autoagresores en las cárceles cubanas, con sus mutilaciones detrás de los barrotes, como si, de tanta sombra, el dolor fuera su luz.


Esta información ha sido transmitida por teléfono, ya que el gobierno de Cuba controla el acceso a Internet.
CubaNet no reclama exclusividad de sus colaboradores, y autoriza la reproducción de este material, siempre que se le reconozca como fuente
.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Las Atrocidades del Sistema Carcelario Cubano(LA HISTORIA SIN TIEMPO, NI HORA, PERO EN LA MEMORIA)

Mensaje por Invitado el Lun Jun 30, 2008 6:47 pm

miércoles, octubre 05, 2005


Martha Frayde: una científica en la cárcel.




Cuatro años de encarcelamiento no han transformado el espíritu vivaz de la doctora Martha Frayde, ahora exiliada en España y por cuya liberación se alzaron prestigiosas voces de todo el mundo. Esta científica e incansable luchadora cubana, nacida en 1920, relata en exclusiva a Linden Lane Magazine (LLM) la trayectoria de su vida y su enfrentamiento a un sistema que de mujer revolucionaria la convirtió en marginada y presa política.

LLM: ¿Qué le hizo escoger la carrera de Medicina, Martha?

MF: Realmente de acuerdo con la formación y el cuidado de las lecturas, así como el énfasis que mi madre puso en la cosa literaria, yo debía de haberme ido por las letras. Sin embargo ,desde que estaba en la finca me preocupaba mucho desde muy temprana edad por las enfermedades que tenían los guajiros y como nuestra finca no estaba lejos de Mazorra – ese centro de reclusión de los enfermos mentales de Cuba, que era verdaderamente un campo de concentración- y como nosotros teníamos que para ir a La Habana , o bien atravesar Mazorra, o bien coger algún lateral, yo recuerdo que a mí se me iban los ojos mirando con horror como era que se podía tener hacinada así a la gente , e inclusive recuerdo que algunas veces en las noches en que el viento venia hacia nuestra finca ,se oían las lamentaciones y los gritos de los locos de Mazorra.

LLM: ¿De que modo influyo en usted su relación con su padre?

MF: Desde luego, las relaciones con mi padre se mantenían con un trato cordial y respetuoso, y fue un hombre de una sólida formación científica – era médico, doctor en Ciencias Naturales, en Física Matemática y el profesor más joven que tuvo la Universidad de la Habana, además de que fue ayudante del sabio don Carlos de la Torre. Cuando me visitaba le empezaba a preguntar, por ejemplo, que significaba ser loco. Mi padre me daba explicaciones de tipo científico hasta donde mi poca formación era capaz de asimilar y trataba que yo me aprendiera lo nombres científicos y vulgares de las plantas. Pero yo diría que mi padre intervino en una forma decisiva porque comprendió que yo no podía seguir con una formación intelectual sin cánones fijos. Una buena prueba de estas es que mi padre me dijo que un verano fuera al cuerpo de guardia de Mazorra, donde trabajaba un amigo , y este me permitió hacer algunas prácticas , y más que nada determinar si yo iba a tener la resistencia que se necesita para ser médico.

LLM: ¿Cómo fue su vida universitaria? ¿Cómo mujer encontró obstáculos para incorporarse normalmente a la carrera de medicina?

MF: Ya en la Universidad de la Habana era normal que la mujer tuviera libre acceso a la carrera de Medicina, aunque éramos una minoría. Sin embargo ese fue un cambio radical en mi vida. La Universidad era en ese momento un foco de inquietudes, pero yo era una estudiante que me dediqué a estudiar en mis años universitarios, bastante ajena a cualquier tipo de convulsión. Y cuando terminé mi carrera, se me dieron dos opciones: una, ser médico de un centro reformatorio para muchachas en Aldecoa o irme a ampliar mis conocimientos científicos. Opté por esta última y no me arrepiento .porque creo que la mejor manera de querer a su país es conocer otra cultura. Ya en el siglo pasado los que tenían medios económicos mandaban a sus hijos a estudias Medicina a Europa o EEUU y esa tradición perduró en la vida republicana, con lo cual el médico cubano logró, a través de un buen profesorado, una buena formación científica.
Vuelvo a Cuba a finales de 1948, llena de ilusiones, porque mi vida de postgraduada estuvo colmada de todas las facilidades que me dieron las Universidades de Montreal y McGill y gracias a las cuales obtuve conocimientos que en ese momento iban a ser un aporte para la clase medica cubana.

LLM: ¿Cuál fue su participación oficial al triunfo de la Revolución?

MF: En un principio se pensó que yo fuera Ministro de Bienestar Social, pero finalmente me di a la tarea de llevar adelante un Hospital no terminado y la Escuela de Enfermería que sería más tarde el Hospital Nacional y su Escuela de Enfermeras. Este período es uno de los más felices de mi vida intelectual por haber podido crear, junto a médicos y compañeros de otras profesiones, un hospital y una escuela que fueron modelos en Cuba en su momento.

Fragmentos de la entrevista a la Dra. Martha Frayde, conducida por la actual directora de la revista Linden Lane Magazine. La entrevista apareció en esta publicación en el número correspondiente a enero- marzo del 1984.Foto de la izquierda: Belkis Cuza Male.Directora LLM
La Foto de la derecha, de izquierda a derecha: René Portocarrero, José Lezama Lima, el P. Gaztelu, Martha Frayde, Enrique Tauler, Mario Parajón, Lorenzo García Vega, Fina García Marruz, Cintio Vitier y Eliseo Diego. Sentados: Roberto Fernández Retamar, Adelaida de Juan y Raúl Milián




posted by EG | 10/05/2005 12:18:00 PM

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Las Atrocidades del Sistema Carcelario Cubano(LA HISTORIA SIN TIEMPO, NI HORA, PERO EN LA MEMORIA)

Mensaje por Invitado el Lun Jun 30, 2008 6:48 pm

miércoles, octubre 19, 2005


Crónica cruenta: Auto agresiones y mutilados en las cárceles cubanas.




Por: Ricardo González Alfonso. *

El arma blanca se torna roja. Un reo se amputó la mano. Otro, con la destreza de un cirujano y una cuchara filosa, se extrae un ojo.

He conocido a decenas de autoagresores en las cárceles cubanas. ¿Cuál será el grado de indefensión y desesperación que los motiva? Problemática completa, digna de ser investigada por sicólogos, siquiatras y sociólogos. Los presos lo explican con simplicidad marginal: "Es que estoy '(h) ostinado’".

Parece que este vocablo es el participo pasivo -cruento y activo- de una deformación del verbo hostigar (ni hostinar ni ostinar existen).

Esos reclusos son náufragos sociales que andan a la deriva por un laberinto infrahumano. Encrucijada capaz de amedrentar a los mismísimos ángeles, si no cuentan con un ideal cívico que dignifique el sufrimiento. Orfandad de altruismo que hace a los presos comunes más proclives a la autoagresión.

A diferencia de los suicidas, los autoagresores no buscan la muerte. Los hechos más benignos procuran llamar la atención para demandar un derecho. Los más graves los protagonizan los condenados a la pena capital, quienes se mutilan para conmover a los jueces. Algunos tienen otras motivaciones. Son tan aberrantes que sólo los explicaría una locura transitoria.

En la prisión camagüeyana Kilo 8 (conocida también como "Se me perdió la llave") traté con varios autoagresores. Me referiré a algunos.

Maceo es un mulato joven e inválido. Frente a su celda de castigo, la silla de ruedas. Una mañana pidió con insistencia que le limpiaran la celda. Él no podía por su impedimento físico. Ante la indiferencia de los carceleros el mulato tomó un cuchillo rústico y clandestino y se inflingió un tajo en el muslo. "¡Ahora me tendrán que baldear la sangre!", gritó triunfal. Maceo emplea también este recurso cuando necesita atención médica y no la recibe. Sus brazos y piernas muestran las cicatrices. Parece un tigre.

A Lourdes -un joven corpulento- los guardias le habían propinado una golpiza el día anterior. De pronto, desde su celda de aislamiento emitió un alarido: "¡Estoy (h) ostinado!" Se amputó el dedo meñique y lo lanzó al pasillo.

A Tony lo sancionaron a 30 años de prisión por facilitar el machete que utilizó el hermano para matar al padre de ambos. Enloqueció. Con una cuchara afilada se arrancó un ojo y alguien impidió que se sacara el otro. Durante horas grita a la desesperada: "¡Yo no maté a mi padre!" Después permanece días sin pronunciar una palabra, en un sin fin de silencios y gritos.

Héctor es un condenado a muerte que se inyectó petróleo en las piernas con una esperanza: que le conmutaran la sanción. Quedó inválido.

El caso de Ulloa es impresionante. También lo condenaron a la pena capital. Se cortó de cuajo la mano izquierda y pagó a otro recluso para que le extirpara la derecha. Por obra y gracia de su desgracia venció su "(h) ostinamiento". Con sus muñones no sólo hojea los libros, sino que escribe, dibuja... ¡Y cose!

En la cárcel de Agüica, en la provincia de Matanzas, un hombre treintañero, para ingresar en la enfermería -donde la comida es mejor y hay menos hacinamiento- se cortaba el talón de Aquiles. A veces el de la pierna izquierda; otras, el de la derecha. En el hospital de la ciudad de Colón lo operaban, y después regresaba a la enfermería de la prisión. En una ocasión se picó el tendón de marras en mi persona. Traté de impedirlo. Fue inútil. La última vez que lo vi tenía las dos piernas enyesadas. Lo llevaban cargado a la "polaca", la sección de celdas de castigo.

También en Agüica conocí a un joven que se hacía una incisión en el vientre y se sacaba por la herida parte del intestino. Lo hizo muchas veces, y otras tantas lo intervinieron quirúrgicamente. Las cicatrices en el abdomen se asemejan a un crucigrama. ¿Su reclamo? Un poco de afecto.

Un caso espeluznante es el de Chavela, un muchacho homosexual de Kilo 8, el que, drogado, se extirpó los testículos y el pene. Por poco muere desangrado, más no se arrepiente. Eso sí, a veces se sienta en un rincón para llorar su (h)ostinamiento. Otras, anda de mano con su último amante, añorando ser una mujer y no un hombre trunco.

Así sobreviven los autoagresores en las cárceles cubanas, con sus mutilaciones detrás de los barrotes, como si, de tanta sombra, el dolor fuera su luz.

Hospital Nacional de Reclusos. Prisión Combinado del Este. Ciudad de la Habana, Cuba, octubre 2005

* Periodista independiente y prisionero de conciencia, en la actualidad encarcelado injustamente con una condena de 20 años en prisión. (Foto de la izquierda)




posted by EG | 10/19/2005 07:49:00 PM

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Las Atrocidades del Sistema Carcelario Cubano(LA HISTORIA SIN TIEMPO, NI HORA, PERO EN LA MEMORIA)

Mensaje por Invitado el Lun Jun 30, 2008 6:59 pm

LA HABANA.-- Desde La prisión Combinado del Este ubicado en las afueras de Ciudad de la Habana, denuncian los presos políticos y comunes un acto perpetrado por las autoridades de la prisión que ellos califican de: “criminal y terrorista”.

El día 30 de Abril del presente año, los reclusos, nombrados Luis Alberto Luis Verdia y Armando, más conocido por Mandy, se encontraban en las afueras del penal trabajando en el campo con un grupo de presos en un plan de trabajo instituido por la dirección del penal llamado “Plan Confianza”.

Armando y Mandy se salieron del cultivo y se dirigieron a unos árboles para coger unos mangos. Estos fueron sorprendidos por el Teniente Guillermo, jefe de conduce de la prisión, quien sacó su pistola e hizo varios disparos al aire. Por tal motivo, según narra Luis Verdia y por temor a las represalias, corrieron a esconderse en el monte.

Inmediatamente algunos guardias rodearon el lugar. Acto seguido se personaría allí el segundo jefe de la prisión, Mayor Joaquín y el Capitán Roque, este ultimo, jefe de orden interior, los cuales ordenaron darle candela al lugar donde se encontraban escondidos los dos presos. Del siniestro y criminal acto salió quemado Luis Verdia, con quemaduras profundas en la cara, espalda y el brazo izquierdo donde perdió la piel y parte de las fibras musculares. Mandy no sufrió quemaduras, pero ambos fueron golpeados brutalmente.

Una vez más se demuestra el carácter criminal de las autoridades penitenciarias, quienes tratan a los presos que trabajan peores que a los esclavos en la época colonial, sin pago, ropa, zapatos y sin una alimentación adecuada. Los presos políticos y comunes que firman esta denuncia condenan este hecho terrorista cometido por los oficiales de la prisión y piden a la comunidad internacional y organizaciones defensoras de los derechos humanos en el mundo que intervengan y apoyen a la oposición al régimen, a los presos y sus familiares.

Desde La prisión Combinado del Este firman la presente: -Rafael Ibarra Roque (presidente del Partido Democrático 30 de Nov.”Frank País” y redactor del actual documento). -Jesús Barrera Pérez (Móv. V.C.A.R.G). -Orlando García de Armas. -Héctor Arias Beritan. -Juan Carlos Zequeira García. -Emilio Milanes Batista. -Alberto Gamboa Boffil. -José León Forten Hernández. -Pedro Placencia Achón -Jorge Luis Adán González. -Hugo Javier Mancobiche. -Maikel Pedroso Bocourt. -Alsiro Leiva Vázquez. -Alexander Pérez. -Serguey Cruz Rodríguez. - Héctor Cambar. -Alcibíades Brizuela.

Nota importante: Faltan cuatro nombres que no se pueden leer por las condiciones en que llego el documento sacado de la prisión en forma clandestina a la oficina de Plantados.

fuente http://www.plantados.org/

Tomado de Cuba sin Cadenas.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Las Atrocidades del Sistema Carcelario Cubano(LA HISTORIA SIN TIEMPO, NI HORA, PERO EN LA MEMORIA)

Mensaje por francisco germes cuesta el Lun Jun 30, 2008 7:02 pm

Según el diccionario DRAE:
obstinado, da. (Del part. de obstinar). adj. Perseverante, tenaz. || 2. C. Rica, Cuba y Ven. Fastidiado, harto. || 3. Nic. Enojado, furioso.

Los Cubanos vivimos obstinados de los Castro y su dictadura.
Asi de Obstinados se sentiran esos hombres y mujeres que mal viven en las prisiones del Kastrismo, que llegan a autoagredirse y automutilarse.
Dios se apide de ellos.
Cuanta crueldad!!
VIVA CUBA LIBRE!!
ABAJO LA DICTADURA!!

Paco

francisco germes cuesta
VIP

Cantidad de mensajes : 3472
Edad : 55
Localización : EN EE UU
Hobbies : Combatir al Enemigo
Valoración de Comentarios : 1008
Puntos : 2091
Fecha de inscripción : 14/01/2007

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Las Atrocidades del Sistema Carcelario Cubano(LA HISTORIA SIN TIEMPO, NI HORA, PERO EN LA MEMORIA)

Mensaje por Invitado el Lun Jun 30, 2008 7:11 pm

Como fue el calvario el Preso de conciencia Pedro Luis Boitel.


http://www.cidh.org/countryrep/Cuba76sp/cap.1.htm

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Las Atrocidades del Sistema Carcelario Cubano(LA HISTORIA SIN TIEMPO, NI HORA, PERO EN LA MEMORIA)

Mensaje por El tuerto el Lun Jun 30, 2008 7:14 pm

Ahi lo tienen,izquierdistas desflecaos de este mundo,..esos son los "frutos' que tratan de ocultar,los defensores de lo indefendible,..esas son las proesas de estos degeneraos,que aun hoy esclavisan nuestra Patria,..y claro,me imagino que los izquierdistas que miran este foro,desde la ventanita,..estaran de fiesta,ellos,disfrutan el horror,son asi degeneraos,...descaraos,que apoyan lo malo,..cuando se mira lo que hacen los dizque "comunistas',..uno no puede por menos que gritarles,..DESFLECAOS,..asi de sencillo,y mas aun,todo el que defienda eso es un degenerao,es un perro,es una BASURA, no es hombre,..y digo mas,..esos que se dejaron "encantar" por el hibrido Obama,..creen que con viajecitos se arreglara todo este inmenso CRIMEN que dura ya casi 50 años,..?..o sera que no les importa,lo que sucede en las carceles cubanas,..?o sera,que es mejor y de espaldas a los de alla,..viajar,sentirse extrangero en su propio pais,..y na seguir disfruntando de una prostituta,..que aqui no pueden accesar,..?y me pregunto,..estos testimonios,no son capaces de remover,alguna fibra de su cuerpo,..?..saludos y respeto,el tuerto.

El tuerto
MIEMBRO DE HONOR SC
MIEMBRO DE HONOR SC

Cantidad de mensajes : 7114
Edad : 57
Localización : Miami
Hobbies : Cumplir la norma de aplaudir a los farsantes,..dizque anticastristas,..
Valoración de Comentarios : 2154
Puntos : 6967
Fecha de inscripción : 05/02/2007

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Las Atrocidades del Sistema Carcelario Cubano(LA HISTORIA SIN TIEMPO, NI HORA, PERO EN LA MEMORIA)

Mensaje por Invitado el Lun Jun 30, 2008 7:20 pm

Las noticias que sobrepasan las alambradas de las cárceles cubanas son como la parte visible del iceberg: bajo ella se oculta la mayoría de las torturas y tratos crueles que los funcionarios del Ministerio del Interior infligen a los reclusos.
Los prisioneros cubanos no tienen cómo establecer efectivamente quejas ni entablar demandas contra los funcionarios que los maltratan ni pueden denunciarlos a los medios de prensa, porque en Cuba los tribunales no son ni independientes ni imparciales, y la prensa es controlada por el Estado.
Los reclusos cubanos sufren... pero unos callan por miedo a represalias, y otros porque no tienen cómo expresarse libremente.
Ellos reciben visitas familiares de una o dos horas de duración cada 30 ó 45 días, según el régimen en que los confinen. Se les prohíbe tener radioreceptores. No reciben diarios ni revistas. Su correspondencia es irregular y excesivamente controlada.
Nadie, ni los relatores especiales de la ONU, ha podido comprobar en qué situación malviven los presos cubanos. Sólo pequeñas notas, escritas generalmente por los prisioneros políticos, informan qué sucede dentro de estos campos de concentración.
Estas denuncias mal redactadas y de letra casi microscópica -llamadas "balas" en el argot carcelario cubano- pasan de mano en mano, burlan la férrea vigilancia de los funcionarios del Ministerio de Interior, recorren cientos de kilómetros, y son recibidas por activistas de derechos humanos o periodistas independientes, que las divulgan, so pena de cárcel por diversos medios de prensa ubicados en el exterior del país.
El impacto de estas "balas" sin pólvora ni plomo es de gran magnitud, pero el gobierno de Fidel Castro en vez de abrir las cárceles al escrutinio de la opinión pública nacional e internacional, huye del asunto y se atrinchera tras las excusas más increíbles. Pero el tiempo del silencio terminó... el gobierno no ha podido evitar que siga saliendo información de las cárceles clandestinamente, y al menos se avizora una parte del iceberg.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Las Atrocidades del Sistema Carcelario Cubano(LA HISTORIA SIN TIEMPO, NI HORA, PERO EN LA MEMORIA)

Mensaje por Invitado el Lun Jun 30, 2008 7:21 pm

inicio imprimir
DESDE LA CARCEL
Se me perdió la llave
Juan Carlos Herrera Acosta fue condenado a 20 años de privación de libertad durante la ola represiva de marzo del 2003.
PRISIÓN KILO 8, Camagüey - Mayo (Juan Carlos Herrera Acosta /www.cubanet.org) - La policía cubana ha instaurado en la prisión Kilo 8, de Camagüey, un régimen especial conocido como "Se me perdió la llave".
Los reclusos padecen hambre, falta de atención médica y medicamentos, y reciben tan sólo 1000 calorías diarias. Sin embargo, en los primeros días de mayo comenzaron a premiar a los mejores reclusos de cada destacamento con comidas llamadas especiales: carne de res, arroz blanco, chatinos y aperitivos.
Según los directivos, esta cena esta dirigida a los alumnos destacados en el programa de instrucción escolar, que no es más que adoctrinamiento y desinformación inducida. Sin embargo, también son premiados los colaboradores de los cuerpos represivos dentro de la prisión, quienes están autorizados a golpear y portar objetos punzantes para reprimir todo descontento, y actuando con total impunidad. Ellos forman bandas paramilitares y son beneficiados con visitas y pabellones conyugales.
El programa de instrucción escolar es una farsa y los profesores entregan las respuestas de los exámenes a los penados.
Un solo recluso, de los 80 que componen cada destacamento, es beneficiado con esta cena especial los fines de semana.


CubaNet no reclama exclusividad de sus colaboradores, y autoriza la reproducción de este material, siempre que se le reconozca como fuente.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Las Atrocidades del Sistema Carcelario Cubano(LA HISTORIA SIN TIEMPO, NI HORA, PERO EN LA MEMORIA)

Mensaje por Invitado el Lun Jun 30, 2008 7:22 pm

Carta de Omar Moisés Ruiz Hernández a Ricardo Alarcón
Prisión provincial Sancti Spíritus
Guayo 21 de enero 2007
Señor Ricardo Alarcón
Presidente de la Asamblea Nacional del Poder Popular.
La Habana
Señor:
Me dirijo a usted por ser quien encabeza en Cuba y promueve internacionalmente la campaña por la liberación de sus cinco compatriotas, presos en cárceles norteamericanas. Por lo mucho que he oído hablar de las condiciones de vida de ellos en esas cárceles, las cuales usted calificado de infrahumanas, presumo que usted nunca ha visitado una cárcel cubana, pues como dice el viejo refrán, que usted mismo gusta decir: "quien tiene techo de vidrio, no debe tirar piedras al tejado de su vecino".

Quien suscribe ha pasado los últimos cuatro años de su vida en cárceles cubanas (Prisión provincial de Guantánamo, Prisión provincial de Ciego de Ávila y Prisión Provincial de Sancti Spíritus) y puedo afirmarle que las condiciones de vida en las que me he visto son peores que la de los Cinco.

El famoso "hueco" donde ellos estuvieron 17 meses y del cual usted y otros dirigentes del gobierno han hablado hasta el cansancio puede comparase con un hotel Cinco Estrellas, si tomamos como referencia las celdas de castigo en las prisiones cubanas.

Hace poco leí un Suplemento Especial dedicado por entero a los Cinco. En él viene una foto del famoso "Hueco" y un croquis dibujado por René González.

En la foto se puede apreciar que el "hueco" está todo azulejado y cuenta con una taza sanitaria, algo que ya marca una gran diferencia con los huecos cubanos; pero cuando vemos el croquis la diferencia es mayor. El espacio, que tiene 15 pies de largo por 7 de ancho, además de la taza sanitaria cuenta con una ducha, una meseta y un asiento, cosas de las que también carecen los de aquí.

En cuanto a la litera, esta mide de largo el mismo anche de la celda y tiene tres pies de ancho. Si yo estuviera en una celda como esa me sentiría mejor que como me encuentro en el destacamento, en estos momentos.

Por solo citar un hueco donde yo estuve por varios días, pero donde dos de mis hermanos de causa estuvieron durante los 15 meses que estuve en la prisión de Ciego de Ávila, le diré que estos tienen las siguientes medidas: 9 pies de largo por 4 de ancho y la litera mide 6 por 2 pies aproximadamente.

Un hueco en el piso que sirve como servicio sanitario y lugar para bañarse al mismo tiempo. Carece de todo lo demás que tuvieron los cinco en su famoso "hueco". Bueno, creo que esto está de más decirlo, ya que con estas medidas se debe presumir que no hay espacio para nada más.

En cuanto a condiciones de vida fuera de un hueco cubano, a veces creo que son peores, toda vez que tengo que convivir con delincuentes las 24 horas al día, soportando sus impertinencias, falta de respeto y estilo de vida que dista mucho de ser en el que yo me eduqué.

Siempre he estado en condiciones de hacinamiento. En la actualidad mi celda tiene 5.82 metros de largo por 2.75 metros de ancho pero debo compartirla con 11 reclusos más, no tiene taza sanitaria, ni ducha y por supuesto que en ese espacio hay solo lugar para las literas de tres pisos, 12 en total, que tienen las mismas medidas que las de las celdas.

Debo aclararle que aunque carece de taza sanitaria y ducha, en los mismos 5.82 por 2.75 metros hay un espacio para baño y el necesario hueco en una esquina y que sirve de letrina y al cual llaman "turco"; al parecer por la posición en cuclillas que debe asumir el cuerpo para defecar y que según me dijo un médico tiene un parecido con la "silla turca".

En el pasillo de 35.3 metros de largo por 1.62 de ancho hay 12 celdas (11 habitadas), todas con las mismas medidas, donde convivimos 132 reclusos. Hay un solo televisor en ese mismo pasillo. No existe un horario determinado para hacer silencio mientras dure la programación, por lo que en ocasiones la bulla perturba el sueño de los que prefieren dormir durante la noche, lo que puede considerarse como tortura y lo que creo no ocurre con los Cinco en las cárceles norteamericanas.

Por otra parte, y volviendo al Suplemento Especial al que le hice referencia al inicio de la carta, deduzco que los cinco, tienen acceso a un receptor de radio, ya que en caso especifico de Fernando dice: (cita textual) "Por la ubicación de su panal no recibe la señal de ninguna de las radioemisoras cubanas", lo que hace suponer que las demás sí. Algo que ningun de los 75 tenemos acceso, o mejor dicho de los 59 que quedamos en prisión.

Renglón seguido dice el citado suplemento: "Ha presentado problemas con la demora de su correspondencia". Otro cosa que yo y creo que todos mis hermanos de causa, hemos padecido siempre. La correspondencia de los correos de Santa Clara (donde resido) y Sancti Spíritus (donde me encuentro) no demora más allá de uno o dos días, sin embargo las cartas que le envío a mi esposa están demorando hasta 30 días, y más, en llegarle y en ocasiones nunca han llegado. Lo mismo ocurre con las de ella y con las de mis amistades, a pesar de que mi esposa certifica todas sus cartas.

Los Cinco se escriben con el mundo entero sin tener intermediarios y al parecer además de Fernando, ninguno confronta este problema. También pueden recibir visitas de personas que no son familiares, otra cosa que para los 75 siempre ha estado vedada.

Pueden ser fotografiados con sus familias en sus respectivas prisiones, aspecto que nosotros tampoco podemos hacer. Luego de todos estos datos que marcan una significativa diferencia en cuanto a condiciones de vida entre ellos y nosotros, ¿Podrá usted seguir diciendo que los Cinco se encuentran en condiciones infrahumanas? De ser así, ¿Qué diremos nosotros?

Cualquiera sea la causa por la que ellos están presos, es diferente a la nuestra; ellos estaban haciendo su trabajo en un país extranjero a favor de un país enemigo del territorio donde se encontraban. Nosotros, por lo contrario, lo único que hicimos fue defender el derecho universal que nos confiere el artículo 19 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, documento del cual Cuba es signataria.

Para terminar quisiera citarles el artículo 8 de las Reglas Mínimas de Tratamientos a Prisioneros según aparece en un folleto de la Editorial Política de este país que ustedes utilizan para acusar al gobierno americano de violar el caso de los Cinco.

Dice: "Los reclusos pertenecientes a categorías diversas, deberán ser alojados en diferentes establecimientos según su sexo, edad, sus antecedentes penales y motivos de detención"; algo que también el gobierno cubano viola, no solo con los 75 y otros presos políticos sin hasta con los reos comunes. Entonces, Sr. Alarcón de Quezada, después de todo lo aquí expuesto y que puede usted mismo comprobar ¿tendrá el pudor de continuar tirando piedras al tejado norteamericano con relación a los Cinco y al tratamiento que reciben en sus respectivas cárceles?

Sin otro asunto, queda de usted atentamente

Omar Moisés Ruiz Hernández
Recluso No. 2428906
desde la Prisión Provincial de Sancti Spíritus
El periodista independiente Omar Ruiz Hernández fue sancionado a 18 años de presidio político durante la ola represiva de 2003, por el supuesto delito de actos contra la independencia y la soberanía de la nación cubana.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Las Atrocidades del Sistema Carcelario Cubano(LA HISTORIA SIN TIEMPO, NI HORA, PERO EN LA MEMORIA)

Mensaje por Invitado el Lun Jun 30, 2008 7:23 pm

Carta desde la prisión

Carta desde la prisión del periodista independiente y prisionero de conciencia Héctor Maseda, condenado a 20 años durante la ola represiva del 2003, a su esposa, Laura Pollán.
Colón, Matanzas, 18 de enero, 2007
Prisión provincial de Agüica
Mi bella Afrodita:
Hoy cumplo sesenta y cuatro años. Desde que se hizo la luz del día cogí la pluma, una hoja de papel, de apoyo la agenda que tú me regalaste, y a escribirte.
Dentro de un rato, cuando concluya esta carta, iré a bañarme temprano, me afeitaré, y escogeré la ropa con la cual iré al encuentro del familión.
Lo primero que hice cuando concluyó el primer recuento del día fue preparar la correspondencia que debo entregarte, organizar lo que te devolveré y vaciar una de las jabas grandes de nylon que me servirá para traer lo que Uds. me entreguen para los próximos dos meses de estancia en esta preciosidad de penitenciaria.
Dentro de dos meses y un día cumpliré cuatro años de injusto encierro. No me quejo. Entre todas las experiencias amargas que he tenido en mi vida, esta es la que me ha permitido acumular mayor número de vivencias, además de conocerme y probarme a mí mismo, con virtudes y defectos.
A pesar de no ser un asiduo lector de la poesía martiana- aunque sí de su prosa y obra periodística- me considero un seguidor de su conducta ante la vida: Soy liberal como él; he sembrado muchos árboles (es decir, trabajar con honestidad y disciplina); he tenido, de acuerdo a su predica, cuatro hijos (constituir una poderosa y bien llevada familia); he confeccionado varios libros (que simbólicamente significa alcanzar el suficiente nivel que permite ser libre, culto y aportar a la sociedad); como él he sido condenado injustamente al prolongado encierro y privación de libertad por los enemigos de mi pueblo y nación. Ahora sólo me falta entregarme en holocausto al sacrificio supremo de dar lo más preciado que tenemos en el altar de la nación: la vida.
Con toda sinceridad te lo digo, amor mío, si después de todos los sacrificios que he realizado, mis principios éticos-morales y políticos-ideológicos me exigieran esta última y postrer entrega, con muchísimo placer avanzarla al encuentro de mis verdugos. ¡Todo lo que entreguemos es poco si lo que está en juego es la libertad y la justicia, el decoro y la tranquilidad, el bienestar y la paz que merece nuestro pueblo!
No te preocupes que no me siento vencido, enfermo o decepcionado. Un hombre que se manifiesta en estos términos es porque esta consciente de hasta dónde es el viaje que debe realizar para encontrar su destino. Y en la última parada debe bajarse con la frente alta, lleno de valor, brotando dignidad y satisfacción por cada uno de sus poros, y enfrentar el futuro con la fe de que todo cambio sociopolítico, que signifique felicidad plena y colectiva para sus ciudadanos, siempre es y será posible.
A ti, amor mío, y al resto de mi familia, los quiero con todas las fuerzas de mi corazón. Abandonarlos durante un período tan prolongado a todos y al mismo tiempo, ha sido para mí la prueba más dura que he debido enfrentar. Pero al ponerlos en un extremo de la balanza; y en el otro mis deberes para con el GADU, con mis semejantes y conmigo mismo, no dudé un instante que este último era el camino que debía elegir para poderme sentir satisfecho. Este pudiera ser mi testamento político en vida.
Esta mañana amanecí filósofo y consideré justo exponerte las ideas que rigen mi conducta sociológica. Es una buena forma de comenzar el nuevo año.
Saludos para todos mis hermanos y amigos.
¡A ti te estoy entregando y entregaré los últimos años más fecundos, intensos y productivos de mi vida! ¡Cómo hubiera deseado empezar esta vida en común, mucho antes! ¡Cuídate mucho!
Tuyo,
Héctor.


Esta información ha sido transmitida por teléfono, ya que el gobierno de Cuba controla el acceso a Internet.
CubaNet no reclama exclusividad de sus colaboradores, y autoriza la reproducción de este material, siempre que se le reconozca como fuente
.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Las Atrocidades del Sistema Carcelario Cubano(LA HISTORIA SIN TIEMPO, NI HORA, PERO EN LA MEMORIA)

Mensaje por Invitado el Lun Jun 30, 2008 7:25 pm

Villa Abu Marista

Normando Hernández González. Condenado a 25 años de prisión durante la ola represiva de 2003, que cumple en Pinar del Río. Reside en Camagüey.
PRISION KILO 5 ½, Pinar del Río, Cuba - 5 de noviembre (www.cubanet.org) - Ver a un hombre encolerizado impresiona. Más si es un hombre que está preso y además taciturno, amable, sencillo. El instinto humano te lleva a solidarizarte con él y a brindarle ayuda. Es lo que hice cuando vi al joven de esta historia con el rostro transformado y echando flores por la boca.
Al verlo tan airado pensé que algo muy grave le había ocurrido. Pero no. Simplemente acababa de ver por la televisión las fotografías que muestran como fueron torturados los presos en Irak.
"¿Tu sabes por qué estoy así?", me dijo. "Estoy así porque me muero de impotencia. Me muero de rabia al ver la hipocresía del gobierno cubano mostrando las fotografías de los torturados en Abu Ghraib, como si aquí no pasara lo mismo. Estoy así porque fui torturado de la misma forma en que torturaron a los presos en Irak".
Así con voz en cuello y lágrimas en los ojos comenzó a contar su historia el licenciado en cultura física y recreación Amauri Fernández Tamayo, campeón de los Juegos Centro Americanos y del Caribe en salto con pértiga, celebrados en El Salvador en 1996 y Campeón Nacional, en la misma disciplina deportiva, desde 1999 hasta el 2002.
Cuenta que frustrado y desesperanzado por haber sido expulsado del equipo nacional de atletismo, siendo aún campeón Nacional (2002), y de la Unión de Jóvenes Comunistas (UJC) por ser considerado no confiable, y ante la agudización de sus problemas, sólo encontraba una solución: saltar. "Sí, lo que me interesaba y me interesa es saltar", dice Amauri en su argot deportivo, "saltar para donde quiera, lo importante es dar un buen salto, no con pértiga sino largo, de 90 millas como mínimo y con la respiración más tranquila y el lomo más pausado".
Continúa contando en voz baja.
"El 16 de diciembre del 2003 fui apresado en la provincia de Pinar del Río, por haber saltado hasta el Km. 21 de la carretera de Mantua, buscando a una persona que me dijeron podía sacarme del país.
"El 19 me trasladaron para la jefatura del Departamento de la Seguridad del Estado, conocido como Villa Marista, en ciudad de La Habana. Allí comenzaron a instruirme por un supuesto delito de tráfico de persona. No tenían pruebas en contra de mi persona y empezaron a inventar cosas y a amenazarme. El instructor, conocido por Yaser, me decía constantemente: 'por mis cojones te voy a meter preso'.
"Al ver tanta prepotencia e injusticia decido plantarme. Me quito la ropa y al quedarme en calzoncillos me acuesto en el piso del calabozo y ahí es cuando me torturan.
"Hicieron conmigo lo mismo que les hicieron a los presos en Abu Ghraib. Me esposaron las manos a la espalda y me maniataron los pies junto a ellas. Luego me cargaron por las esposas y me trasladaron para el hueco. Allí acostado de lado en el piso, entumecido, en calzoncillo, con las manos y los pies maniatados a la espalda, igual a las imágenes que muestran como fueron torturados los presos iraquíes, permanecí más de una hora."
Amauri con sus 29 años, no articula palabras, el recuerdo lo indigna. Con leve movimiento se amasa las manos y los pies, cierra los ojos y salen lágrimas de ellos. Hace un esfuerzo. Se enjuga las lágrimas y con voz entrecortada dice:
"La tortura más grande no es la que he contado, ni la tortura más grande es haber sido sancionado a 10 años de privación de libertad por un supuesto delito de tráfico de persona, la más grande de las torturas es estar preso por los cojones de Yaser."


Esta información ha sido transmitida por teléfono, ya que el gobierno de Cuba controla el acceso a Internet.
CubaNet no reclama exclusividad de sus colaboradores, y autoriza la reproducción de este material, siempre que se le reconozca como fuente
.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Las Atrocidades del Sistema Carcelario Cubano(LA HISTORIA SIN TIEMPO, NI HORA, PERO EN LA MEMORIA)

Mensaje por Invitado el Lun Jun 30, 2008 7:27 pm

Chulo de nuevo tipo

Oscar Mario González
PRISION 1580, LA HABANA - Noviembre (www.cubanet.org) - Mi asombro fue enorme al saber que Gerardo estaba preso por proxeneta. Nunca habíamos conversado, a pesar de dormir frente a mí desde hacía un mes. Los presos somos cortos de lengua, hablamos poco, por aquello de que "en boca cerrada no entran moscas".
Mi sorpresa estaba justificada. Conservaba en mi memoria la figura del chulo como la de un tipo joven y apuesto. Gerardo, en cambio, estaba comido por la artrosis. Era un cincuentón envejecido, encorvado, pequeño, calvo y seco de carnes. Pero seguía siendo un verdadero proxeneta, pues en Cuba, más que las dotes de un seductor, el poder y la posesión son los que acreditan el triunfo sobre la voluntad femenina.
Gerardo, acostumbrado a tratar con prostitutas, le había echado el ojo a Yanet desde que la conociera en casa de una vecina, donde la muchacha pasaba unos días. Llegó de Santiago de Cuba. Allí se había ganado fama dentro de su oficio: jinetera. En la capital se ampliaba el horizonte de las posibilidades para el sueño de cualquier prostituta, sobre todo el de conseguir un "yuma que la sacara de este maldito país".
Gerardo, con su olfato de viejo lobo, le abordó el asunto a la muchacha directamente.
-Si me das la mitad del dinero que ganes te aseguro alojamiento y comida. Pero tienes que ser leal conmigo y ponerte pa´mí cuando te lo pida.
-Te juro que no tendrás quejas de mí, Gerardito. ¿Puedo tener una llave del cuarto?
-Sí, pero cuidadito con meter a nadie. Lo tuyo es de la puerta pa´fuera. Si no te portas bien te mandó pa´Santiago de cabeza.
-Qué va, mi cielo. No vas a tener quejas. Haré lo que tú digas, pipo.
Yanet conocía bien su trabajo y Gerardo era experto en lo suyo.
Pasaron seis meses de buen entendimiento y jugosos beneficios. Gerardo, sin ayer ni mañana. Yanet soñando con su extranjero y la salida definitiva del país.
Pero así como en el cielo despejado aparece siempre una tiñosa, una noche de mala estrella aleteó una lechuza sobre la suerte de Gerardo y Yanet.
Sucedió que el marido de la presidenta del Comité de Defensa de la Revolución habló con el chulo para que le concediera los favores sexuales de la santiaguera. Gerardo accedió para evitar problemas con "gente influyente", pues hay que tenerla siempre, razonaba, del lado de uno.
Las malas lenguas dieron cuenta a la presidenta del CDR de las bellaquerías del marido. Con precisión, hora, lugar y día. Cuando Yanet y su pareja se encontraban en el clímax de la actividad erótica, un golpe estruendoso derribó la puerta y el solar en pleno se alborotó. Los perros ladraban, los muchachos reían, los vecinos comentaban a carcajadas y lanzaban improperios a la "jinetera santiaguera que había revuelto el solar". En medio de la molotera se escuchó la sirena del carro patrullero, que en un dos por tres se encontraba en la puerta del solar.
Hoy, desde su celda, Gerardo recuerdo a la joven y sensual Yanet, y los deliciosos momentos que vivió con ella en el cuarto de aquel solar en el barrio Atarés. La muchacha, en la prisión Manto Negro, espera el cumplimiento de condena de dos años para reiniciar la búsqueda del yuma soñado, canadiense, español, italiano o francés que se enamore de su cuerpo y la saque de "este maldito país".
N. del editor: Esta crónica fue escrita por Oscar Mario González unos días antes de ser excarcelado el 20 de noviembre.


Esta información ha sido transmitida por teléfono, ya que el gobierno de Cuba controla el acceso a Internet.
CubaNet no reclama exclusividad de sus colaboradores, y autoriza la reproducción de este material, siempre que se le reconozca como fuente
.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Las Atrocidades del Sistema Carcelario Cubano(LA HISTORIA SIN TIEMPO, NI HORA, PERO EN LA MEMORIA)

Mensaje por Invitado el Lun Jun 30, 2008 7:30 pm

El taxi

Normando Hernández González. Condenado a 25 años de prisión durante la ola represiva de 2003, que cumple en Pinar del Río. Reside en Camagüey.
PRISION KILO 5 ½, Pinar del Río, Cuba - Septiembre (www.cubanet.org) - No posee taxímetro, no se alquila y no es un automóvil. Mide 1.60 metros de estatura, pesa 54 kilogramos, tiene extremidades superiores e inferiores y un quiste en el ojo derecho que no ha sido operado por falta de atención médica. Se llama Ignacio Quintana Soa, tiene 39 años, y por ser hiperactivo le dicen "El Taxi".
La historia de este ser humano, hombre sincero, desenfadado y dispuesto a servir al prójimo en cualquier momento, es semejante a la de miles de cubanos que sufren prisión aquí, en la Mayor de las Aantillas.
Descalzo, vistiendo un short gris y una camiseta azul, se le ve ir y venir a toda velocidad a cualquier hora del día por los pasillos del área 2 de la Prisión Provincial Kilo 5 ½ de Pinar del Río, haciendo favores a sus compañeros de infortunio.
Cuenta que, agobiado por la pobreza, la desesperanza y la falta de experiencia, en 1996 se introdujo en una bodega junto a otro joven y se robaron alrededor de 40 ruedas de cigarrillos. Por ese delito fue sancionado a seis años de privación de libertad. En aquel entonces, trabajaba como ayudante de construcción y ganaba 118 pesos cubanos (menos de 5 dólares al mes). Por buen comportamiento, a los dos años y siete meses fue puesto en libertad condicional.
Dice que desde que le dieron la libertad se puso a trabajar en un contingente de la construcción en La Habana, donde ganaba casi 400 pesos moneda nacional cada mes, porque estaba vinculado y que a pesar de que el dinero no le alcanzaba, no se metía en nada porque no quería problemas con las autoridades.
La mala suerte tocó a la puerta de "El Taxi" por segunda ocasión ¡Y de qué manera!
Ahora está cumpliendo 22 años de cárcel en la Causa 450 del año 2000 de la radicación de la Sala Primera de lo Penal del Tribunal Provincial Popular de Pinar del Río por un supuesto delito de robo con fuerza en las cosas.
Este nuevo crimen, el cual jura no haber cometido, fue robarse 70 libras de arroz en una bodega.
Cuando sus amigos le preguntan si no piensa hacer alguna reclamación o pedir una revisión de su causa, se le ve ponerse nervioso, sale corriendo y regresa con un documento oficial, fechado en Ciudad de La Habana el 14 de enero de 2003 y firmado por la Licenciada Odalys Fernández Fuentes, Fiscal Jefe de la Dirección de Protección de los Derechos Ciudadanos de la Fiscalía General de la República de Cuba, donde, entre otras cosas, en su tercer punto afirma: "La sanción impuesta en su caso no se puede catalogar de excesiva dada sus características personales, pues al momento contaba con 34 años de edad y se encontraba en libertad condicional por la comisión de otro delito de robo con fuerza en las cosas, lo que determinaba en su caso no sólo la posibilidad de imponer un mínimo de 20 años de privación de libertad como hizo el juzgado sino también de duplicarla inclusive".
El Taxi lleva seis años cumplidos de los 22 que el tribunal le impuso.
Como buen cubano que se ríe de su propia desgracia, asegura: "Tendré que hacer muchos cambios de neumáticos, efectuar varias reparaciones y llenar incontables veces el tanque de gasolina para poder transitar a todo lo largo de la sanción" y como profeta exclamó concluyendo: "Si no pasa algo en Cuba".
Trabajo enviado a Luis Esteban Espinosa por el periodista independiente y preso de conciencia, condenado en la Primavera del 2003 a 25 años de prisión, Normando Hernández González.


Esta información ha sido transmitida por teléfono, ya que el gobierno de Cuba controla el acceso a Internet.
CubaNet no reclama exclusividad de sus colaboradores, y autoriza la reproducción de este material, siempre que se le reconozca como fuente
.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Las Atrocidades del Sistema Carcelario Cubano(LA HISTORIA SIN TIEMPO, NI HORA, PERO EN LA MEMORIA)

Mensaje por Invitado el Lun Jun 30, 2008 7:31 pm

Del dicho al hecho va un buen trecho

José Daniel Ferrer García
Miembro del Movimiento Cristiano Liberación y gestor del Proyecto Varela, condenado a 25 años de cárcel en la Primavera de 2003.
PRISIÓN KILO 8, CAMAGUEY, Cuba - Mayo (www.cubanet.org) - Dijo Terencio, poeta cómico latino del Siglo II AC: "La verdad engendra el odio". Y quienes vivimos bajo regimenes despóticos, bien sabemos que decirle al rey que está en paños menores, cuesta bien caro. Pero prefiero continuar siendo víctima de la maldad de un decrépito tirano, a callar lo que mi conciencia me exige que grite a toda voz.
Durante años nos hemos acostumbrado a escuchar las mentiras y disparates del dictador cubano. Muchos prefieren apagar sus televisores antes de escuchar sus extensos y aburridos discursos, en los que tergiversa toda la realidad nacional e internacional.
Recientemente dijo que Cuba marcha mejor que nunca a pesar de la insostenible situación mundial. Imagínense, la única nación del hemisferio occidental donde no existe libertad de expresión, prensa, asociación, reunión y manifestación, donde la miseria afecta la gran mayoría de sus habitantes, con la economía destruida, los campos improductivos y un alto por ciento de su población deseando emigrar, hasta para otros países del tercer mundo, llegando muchos a arriesgar sus vidas en el mar en el intento de librarse del pesar impuesto por el socialismo que marcha hoy de maravilla según la lógica de este señor.
Este personaje, que gobierna la nación como si fuera un campamento militar, es el mismo que dijo en una comparecencia en el programa de televisión, Ante la Prensa, el 9 de enero de 1959, que, "lo más importante de restablecer de manera definitiva son los derechos individuales y los derechos políticos, por ejemplo: la libertad de prensa". Unos años después, radio, televisión y prensa escrita, estarían bajo su total control. Hoy, periodistas independientes cumplen largas condenas en medio de pésimas condiciones.
En otra comparecencia suya, en el antes mencionado programa de televisión, esta vez el 2 de abril de 1959, dijo: "Los que hablan de democracia deben empezar por saber qué es democracia: es el respeto de todas las creencias, es el respeto a la libertad y el derecho de los demás. Nosotros respetamos a todo el mundo, no perseguimos a nadie, eso es nuestro principio democrático, y los que no predican ese principio no son demócratas; que se discutan todas las ideas, porque el hombre es razón y no fuerza. El hombre es inteligencia y no imposición, y no caprichos, que se hable y se discuta".
Cuarenta y siete años después de haber llegado al poder continúa encarcelando y torturando a los verdaderos demócratas. Y no se conforma con hacernos daño a quienes luchamos pacíficamente por los derechos de nuestro pueblo, su policía política implementa los más variados actos de terror contra nuestras familias, pero qué podemos esperar de un hombre que comenzó su política en un partido contrario al totalitarismo, más tarde protagonizó una rebelión contra un gobierno autoritario con la supuesta intención de devolver a los cubanos sus derechos ciudadanos, criticó públicamente el régimen soviético, y luego terminó implantando una sólida dictadura comunista. Qué esperar de un hombre que ha cometido todo tipo de excesos, y que ha sumido a la nación en la peor de las crisis, en nombre del socialismo; y quien el pasado 17 de noviembre en un discurso en la Aula Magna de la Universidad de La Habana, dijo: "Entre los muchos errores que hemos cometido todos, el más importante error era creer que alguien sabía de socialismo, o que alguien sabía de cómo se construye el socialismo". Y yo me pregunto: ¿Quién pudo asegurar que el gobernante cubano, en el ocaso de su vida, por fin ya sabe de socialismo? Y de cómo se construye.
Lo cierto es, que lo que siempre ha sabido, es decir y hacer aquello que le garantice su permanencia en el poder. No importa cuál sea el crimen ni cuántas veces se contradiga.


Esta información ha sido transmitida por teléfono, ya que el gobierno de Cuba controla el acceso a Internet.
CubaNet no reclama exclusividad de sus colaboradores, y autoriza la reproducción de este material, siempre que se le reconozca como fuente
.
IMPRIMIR

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Las Atrocidades del Sistema Carcelario Cubano(LA HISTORIA SIN TIEMPO, NI HORA, PERO EN LA MEMORIA)

Mensaje por Invitado el Lun Jun 30, 2008 7:32 pm

"La verdadera razón de mi cautiverio es haber denunciado al gobierno de mi país": Oscar Mario González

LA HABANA, Cuba - Abril (www.cubanet.org) - "Nunca pensé que mi modesto e irrelevante aporte al futuro de Cuba tuviera mayor connotación. Soy un simple ciudadano que intentaba difundir la naturaleza brutal y demagógica del gobierno cubano, pensando que con ello colocaba un grano de arena en la edificación inexorable de la Cuba venidera.", señala el periodista independiente Oscar Mario González, quien se encuentra encarcelado desde julio de 2005 sin que se le haya celebrado juicio, en carta a su hija, residente en Suiza.
PRISION 1580, La Habana - Febrero 14, 2006.
Hija querida: Yo, el que te ha acompañado desde la infancia, al que nunca has visto atentar contra nadie ni tocar con el dedo el fino pétalo de la concordia social, hoy está en el presidio, desde el cual te escribe.
Nosotros, tú y yo, que durante tantos años hemos estado escribiéndonos, jamás imaginamos que un día tuviéramos que hacerlo bajo una situación tan adversa para mí. Nunca pensé escribirte desde el presidio.
¡Así son las cosas por acá! De todo se ve y todo puede suceder sobre esta verde islita, sobre este mundo alucinante y triste del que algunos aún tejen ideas y fantasías alejadas de nuestra realidad, y poseedores únicamente de algunos criterios difundidos por la historia negra que sobre Cuba ha fabricado el castrismo.
¡Pobres los incapaces de hurgar en pos de la verdad! ¡Ha habido otros que por envidia y demás oscuros sentimientos justifican cualquier atropello siempre que se haga en nombre de una falsa igualdad y de una justicia social inexistente. Están aún los que, utilizando las prerrogativas de la sociedad democráticas crean tiranías que niegan toda libertad y conculcan los más elementales derechos humanos.
Las razones para mi encarcelamiento son incomprensibles para cualquiera que viva en la sociedad en que tú vives, pero totalmente entendible para el cubano.
Tuve la indiscreción de criticar y cuestionar al gobierno de mi país y denunciar su carácter totalitario y dictatorial ante el mundo. Lo hice de la única forma que sé hacerlo y que se aviene con mi carácter: pacíficamente y a través de la palabra.
El gobierno cubano, como otrora hicieran las dictaduras de Gerardo Machado y Fulgencio Batista, nos endilgan el nombre de delincuentes y le agregan los epítetos de mercenarios y agentes del imperialismo yanqui.
Te juro, hija mía, que jamás he tenido ni siquiera una entrevista privada con funcionario alguno de los Estados Unidos o de cualquier otro país. Aunque nada de malo hubiera en ello. Por otra parte, la única remuneración económica que he recibido de la única agencia de prensa para la cual he escrito, Cubanet, apenas ha cubierto mis modestas y escasas necesidades materiales.
Te respeto demasiado para mancillar mi nombre con algo tan deshonesto. Te amo con la requerida intensidad como para evadir cualquier desliz que empañe mi reputación. Te quiero lo suficiente, y más aún, para nublar tan hermoso cariño con el deshonor.
La verdadera razón de mi cautiverio es haber denunciado al gobierno de mi país ante una agencia de prensa cubana radicada en Miami porque los medios de prensa de Cuba están cerrados para los que, como yo, expresan criterios independientes. En ellos sólo tienen cabida los adulones y apologistas del poder político. Por mi parte, siempre he pensado y he pensado lo que he dicho en un clima de absoluto respeto.
He sentido la necesidad expresada en un mandato de conciencia, de hacer públicos los abusos y atropellos del poder político que por más de 47 años ha estado sobre la nación cubana.
Nunca pensé que mi modesto e irrelevante aporte al futuro de Cuba tuviera mayor connotación. Soy un simple ciudadano que intentaba difundir la naturaleza brutal y demagógica del gobierno cubano, pensando que con ello colocaba un grano de arena en la edificación inexorable de la Cuba venidera. ¡Cómo pensar que tan nobles e inofensivos propósitos pudieran acarrearme un presidio a mis 62 años y con mis achaques! El amor a mi país, mi devoción a la libertad y a la democracia han sido los causantes de mi cautiverio.
Si algún día oyeras a tu padre decir algo que contradiga lo que hasta aquí te he referido, piensa que no es tu padre el que habla. Sería otro hombre maniatado, endrogado o presa del miedo, pero no sería tu padre y estaría obligado a decirlo bajo la presión del chantaje o la amenaza.
Espero que algún día podamos vernos aquí en nuestro país, en un futuro de libertad y progreso. Tomados de la mano andar por las calles de La Habana, sin odios ni temores y sin el desasosiego de volver la cara temerosos, y con la vista fija únicamente en el porvenir.
Incúlcale a mi nieto, junto al amor a Dios y al prójimo, la devoción a los derechos humanos y a la libertad, de modo que nunca comulgue con la injusticia y el atropello.
Que Dios los bendiga y que me permita pronto depositar un beso grande que para tu frente llevo aquí en el corazón.
Te quiere, Papá.


Esta información ha sido transmitida por teléfono, ya que el gobierno de Cuba controla el acceso a Internet.
CubaNet no reclama exclusividad de sus colaboradores, y autoriza la reproducción de este material, siempre que se le reconozca como fuente
.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Las Atrocidades del Sistema Carcelario Cubano(LA HISTORIA SIN TIEMPO, NI HORA, PERO EN LA MEMORIA)

Mensaje por Invitado el Lun Jun 30, 2008 7:33 pm

Un reflejo del presidio en Cuba

José Antonio Fornaris, Cuba Verdad
LA HABANA, Cuba - Abril (www.cubanet.org) - Dos cartas hemos recibido del periodista preso Oscar Mario González; una, la colega Amarilis Cortina; y la otra, quien suscribe estas líneas. Damos a conocer algunos párrafos porque ellos reflejan la realidad del presidio en Cuba, y porque irradian amor hacia el ser humano.
"Querida Amarilis: Definitivamente las cárceles cubanas son verdaderas parcelas del infierno. Unas peores que otras, son aberraciones de la conducta humana. Con una inmensa carga de brutalidad y dolor representados por carceleros y encarcelados. Ambos víctimas de una realidad que es fuente y origen de una pena inmensa. Dolor terrible no sólo en sus efectos sino, además, en su permanencia como fruto venenoso, seco y ennegrecido que se pega a la rama con obstinación, impidiendo que huya la sustancia vital.
"El preso, embrutecido y degenerado por el rigor del presidio y su ausencia de valores, y su contraparte, el carcelero, contagiado por los mismos efectos. Ambos necesitándose y odiándose al unísono, imprescindibles en su reciprocidad. Enemigos inseparables y consustanciales que no siempre logran identificar la causa de su desgracia a pesar de intuirla en un acto de elemental raciocinio
"Víctima del mismo infortunio, la heterogénea población penal crece y se multiplica, y todo ello como claro mentís, como prueba irrefutable, del fracaso de una prédica que aseguraba la posibilidad de un mundo mejor representado por un hombre nuevo, incomparablemente superior al hombre conocido hasta el momento.
"Te confieso que nunca pensé que el régimen pudiera ser tan cruel y vengativo con mi persona. Yo sabía que me odiaba, y ello porque en reiteradas ocasiones lo manifestaban, asegurándome que mis trabajos eran muy críticos y que no lo permitirían. Y aún así, cuando me secuestraron agentes de la Seguridad del Estado yendo rumbo a la panadería, y a una cuadra de mi hogar, no me causó mayor sorpresa. Lo único que pudo haberme sorprendido fue el empleo de cuatro atléticos jóvenes de la Seguridad para detener a un indefenso y pacífico ciudadano de 62 años, como el empleo de un auto Lada último modelo, como en los peores tiempos del Chicago de Al Capone.
"Después me tuvieron seis meses en distintos calabozos, confinado en una celda de 3 x 2 metros en compañía de 4 ó 6 acusados de delitos comunes, incomunicado totalmente del mundo exterior, con una visita semanal de 10 minutos en presencia de uno o dos agentes de la Seguridad del Estado.
"Durante seis meses sufrí como eres incapaz de imaginar. Sólo Dios, que me dio fortaleza sabe de esos sufrimientos. Ni siquiera lo conocen mis hermanos y mi esposa. ¿Para qué hacerlos sufrir identificándolos con mi dolor?
"El encierro, las privaciones materiales y el total aislamiento sin duda que perseguían transmitir una sensación de impotencia, abandono y temor. Seis meses sin saber del mundo exterior pueden hacerte sentir débil, menesteroso, olvidado e ignorado por todos".
En la otra misiva, el colega en prisión expresa: "Querido amigo Fornaris: Durante los seis primeros meses de incomunicación con amigos y colegas, el no saber absolutamente nada de ellos fue un serio motivo de dolor. Sufrí mucho sin saber de ustedes. Ya después de estar en prisión pude, poco a poco, conocer de cada uno a través de mis hermanos y otros familiares. Al fin, voy recibiendo carta de ustedes, y ésta es una bendición de Dios destinada a aligerar esta carga tan injusta como indeseable.
"Me complace sobremanera verlos trabajar. Ustedes tienen la responsabilidad histórica de llevar a buen puerto el periodismo independiente, única voz sin compromisos ni ataduras, y decididos a comunicar la realidad cubana a cualquier precio.
"Ojalá yo sea el último periodista encarcelado. Ojalá y conmigo cese el atropello de encarcelar a un hombre por denunciar la realidad y criticarla con las únicas armas de la palabra.
"Por mi parte, estoy en un limbo jurídico sin saber qué será de mí. Mientras tanto, estaré aquí tratando de llevar este presidio con la dignidad necesaria, sin que el injusto y vejaminoso proceder de las autoridades al encarcelarme pueda sembrar en mí el odio o el resentimiento".
Ojalá que Oscar Mario González no sea sólo el último periodista preso. Ojalá que sea el último prisionero de conciencia cubano. Ojalá que las feas fauces de las prisiones de la Isla sean abiertas para dejar salir a todos los que en ellas están por pensar que patria y justicia no es un grupo en el poder.


Esta información ha sido transmitida por teléfono, ya que el gobierno de Cuba controla el acceso a Internet.
CubaNet no reclama exclusividad de sus colaboradores, y autoriza la reproducción de este material, siempre que se le reconozca como fuente
.
IMPRIMIR

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Las Atrocidades del Sistema Carcelario Cubano(LA HISTORIA SIN TIEMPO, NI HORA, PERO EN LA MEMORIA)

Mensaje por Invitado el Lun Jun 30, 2008 7:36 pm

El Mulá Omar, Guillermo Tell y la Fauna Represiva de Guanajay

José Ubaldo Izquierdo Hernández, condenado a 16 años
PENITENCIARIA DE GUANAJAY, LA HABANA, Cuba - Octubre (www.cubanet.org) - A lo largo de 46 años el régimen comunista de Cuba ha contado con órganos represivos capaces de hacer hasta lo imposible para sostener en el poder una de las dictaduras más despóticas que haya conocido el hemisferio occidental y de hecho el mundo contemporáneo.
Esta férrea defensa del totalitarismo cubano va desde la creación en 1960 de los llamados Comités de Defensa (verdaderos porristas camuflageados) hasta las más recientes Brigadas de Respuesta Rápida (órganos de la Seguridad del Estado a nivel de cuadra) creadas tras los disturbios ocurridos en la capital del país a raíz de la conocida crisis de los balseros en agosto de 1994 y con autoridad suficiente para reprimir sin escrúpulos a cuanto nacional saque, como dice un famoso proverbio popular, "las uñas del plato".
La Fauna Represiva en Cuba cuenta también con excelentes ejemplares en el sistema penitenciario de la isla. La Cárcel de Guanajay (45 kilómetros al oeste de La Habana) posee sin lugar a dudas un sitial de honor en cuanto a personajes siniestros y diabólicos se refiere.
En este entorno carcelario un espécimen destacado es el Mayor Omar Evelio, quien funge como Jefe de la Policía Política en esta penitenciaría y al que muchos aquí llaman "El Mulá Omar", tal vez por su similitud en política con el tristemente célebre gobernante talibán, derrocado tras la guerra contra el terrorismo internacional librada por Estados Unidos y sus aliados en Afganistán en 2001.
Caracterizado por una marcada falta de ética, poco profesional, grotesco, autoritario, déspota y sobre todas las cosas, estalinista aferrado, este militar cuenta con un selecto grupo de "apoyo" integrado por reclusos de su "confianza" a los que da prebendas por hacerle la vida imposible a prisioneros políticos y de conciencia o a reos comunes que colaboran o conviven con éstos.
Amenazas, chantajes, calumnias, chismes y descréditos son algunas de las armas predilectas del "Mulá Omar", usadas frecuentemente por éste contra cuatro disidentes aquí encarcelados y sus familiares, así como contra reclusos cuyas causas guarden relación con el diferendo Cuba-Estados Unidos (balseros y lancheros).
Con autoridad ilimitada este hombre, recientemente ascendido, goza de una impunidad indescriptible; capaz de ir más allá de los que usted amigo lector pueda pensar o imaginar.
Otro patético integrante de la peculiar fauna represiva en Guanajay es el Primer Teniente Guillermo Cordero, Segundo al cargo en esta penitenciaria y al que los reos apodan "Guillermo Tell", quizás por su singular manera de maniobrar la porra, hecho que lo asemeja con el ágil ballestero suizo, condenado por el tirano gobernador austriaco de Urí a disparar sobre una manzana colocada en la cabeza de su hijo.
Autoritario en grado superlativo este "Guillermo Tell" cubano actúa con vulgar desprecio hacia el ser humano encarcelado, más si el reo guarda prisión por motivos políticos. A estos últimos les llama públicamente "hijos de prostitutas", sin pensar quizás que seguramente en su árbol genealógico existió desafortunadamente alguna fémina que lucrara con su cuerpo para subsistir.
Proveniente de las filas del Departamento Técnico de Investigaciones (DTI) y convertido de la noche a la mañana en flamante Segundo Jefe de Unidad, este hombre de sonrisa irónica y controvertido carácter, prohíbe terminantemente a la población penal dirigirse a altos oficiales para formular quejas o peticiones y profiere amenazas contra todo recluso que incumpla sus dictámenes.
Contrario al reglamentado horario del sol, "Guillermo Tell" creó un sistema que consiste en limitar el espacio de movimiento de los reos a 40 metros alrededor del destacamento, prohibiéndoles así caminar, correr o practicar deportes en las áreas establecidas para ello.
Ferviente defensor de la doctrina marxista-estalinista, "Guillermito", como suelen llamarle algunos de sus más cercanos "colaboradores", suele otorgar continuas "recompensas" a quienes le mantengan "bien informado" sobre lo que diariamente acontece en el interior del penal, principalmente si sus informantes recaban "buenas nuevas" sobre la vida y milagros de prisioneros políticos y sus amistades más allegadas.
La muy poblada fauna represiva de Guanajay cuenta con otros ejemplares famosos (no menos déspotas que los anteriormente citados) y por ende protagonistas por excelencia de una próxima crónica, en la que el lector podrá conocer a fondo quiénes son los verdaderos violadores de los derechos humanos en la mal llamada "isla de la libertad".


Esta información ha sido transmitida por teléfono, ya que el gobierno de Cuba controla el acceso a Internet.
CubaNet no reclama exclusividad de sus colaboradores, y autoriza la reproducción de este material, siempre que se le reconozca como fuente
.
IMPRIMIR

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Las Atrocidades del Sistema Carcelario Cubano(LA HISTORIA SIN TIEMPO, NI HORA, PERO EN LA MEMORIA)

Mensaje por Invitado el Lun Jun 30, 2008 7:39 pm

¿Carceleros o pordioseros?

José Ubaldo Izquierdo Hernández, condenado a 16 años
PENITENCIARÍA DE GUANAJAY, Cuba - Septiembre (www.cubanet.org) - El militar avanza por uno de los pasillos del destacamento. Hierro en mano, golpea fuertemente los gruesos y añejos balaustres de las ventanas. Son casi las 6 de la tarde en la penitenciaría cubana de Guanajay, situada a 45 kilómetros al oeste de La Habana. De tez blanca y mediana estatura, el hombre camina con pasos recortados. Se nota cansado, ojeroso y soñoliento.
Al llegar a mi celda, la número 11 del tercer destacamento, donde me encuentro injustamente encarcelado, el uniformado pide un vaso de agua, me levanto y procedo a servirle el líquido, que bebe a prisa, mientras que un copioso sudor corre por su frente hasta caer en gruesas gotas sobre su desteñido y remendado uniforme verde olivo.
"Esto no hay quien lo soporte, compay. Estoy aquí desde el jueves y ya hoy es sábado y nada de relevo", me comentaba mientras encendía un estrujado cigarrillo, que según él, le regaló un recluso en el destacamento #2, donde momentos antes verificaba la seguridad de los enrejados.
Oriundo de la ciudad de Manzanillo, en la oriental provincia cubana de Granma, el carcelero instauró un ameno diálogo conmigo, que me resultó extraño, dada la poca comunicación que los militares sostienen con los prisioneros políticos. En un lenguaje propio de campesino autóctono del oriente cubano, este hombre me confesó sentirse inseguro en cuanto a su permanencia en el Departamento del Interior, pues según sus propias palabras, poco resuelve con el salario que aquí devenga.
"Político, ¿usted cree que esto es vida? Por eso la gente comienza muy embullada en este trabajo y al poco tiempo se da cuenta de que no vale la pena. Y acaba pidiendo la baja. ¡Yo mismo fui reclutado, hace ya cuatro meses, y creo que muy pronto me voy pa'l cará!", continuó diciendo el demacrado carcelero, y señalando para sus zapatos alegó en tono abiertamente crítico: "Esta gente (refiriéndose al gobierno) no me da ni botas para trabajar. Fíjese que éstas que tengo puestas se las compré a un recluso en 50 pesos, y se calan por las suelas".
Ya al término del corto diálogo, el uniformado respondió a una interrogante mía referente al salario que devengan quienes en Cuba ejercen el despreciable oficio de cuidar reclusos: "Nosotros cobramos casi 600 pesos, y eso no alcanza para nada. Yo soy del interior y sólo en transporte gasto casi todo el dinero, eso sin contar que tengo dos hijos y una esposa que mantener".
Tras la retirada del pobre hombre me quedé meditando un instante sobre lo contradictorio del lenguaje empleado por el gobierno cubano en cuanto al sistema penitenciario en la isla se refiere. El oficialismo falazmente se vanagloria de la preparación, instrucción y buena atención que le brinda a sus militares y carceleros, algo muy distante de la realidad vigente en los casi 200 establecimientos penitenciarios existentes en Cuba.
Pocos militares poseen un nivel de escolaridad adecuado para desempeñar sus funciones dentro de un sistema carcelario inoperante e ineficiente. Esto se percibe en los llamados reeducadores, simples carceleros que ante la palpable escasez de funcionarios de este rango son llamados a estas labores previo estudio de un curso "emergente" que tiene una duración de apenas tres meses.
En su mayoría estos flamantes reeducadores poseen un nivel escolar promedio de noveno grado, y en lo político son muy pocos los militares preparados para debatir o dialogar con reclusos graduados profesionalmente o con simples autodidactas.
Me atrevería a asegurar que ni los oficiales de alto rango en cárceles y prisiones poseen suficientes conocimientos políticos y filosóficos como para desempeñarse como verdaderos educadores de la desproporcionada población penal cubana.
La miseria que inevitablemente se cierne sobre quienes hoy se ven en la obligación de labores de guarda y cuidado de personas privadas de libertad convierte a estos seres humanos en hombres y mujeres vulnerables, llevándolos casi siempre a la corrupción y el soborno, única vía de escape en estos lugares para enfrentar la difícil e insostenible situación económica existente en el país, donde los salarios no pueden, de ninguna manera, suplir sus necesidades elementales ni la de sus familias.
Los carceleros de Cuba forman hoy parte indiscutible de esa gesta de ciudadanos de a pie que subsisten con un mísero salario capaz sólo de hundirlos en el lodazal económico a que están condenados 11 millones de seres humanos, en un país al borde del abismo.


Esta información ha sido transmitida por teléfono, ya que el gobierno de Cuba controla el acceso a Internet.
CubaNet no reclama exclusividad de sus colaboradores, y autoriza la reproducción de este material, siempre que se le reconozca como fuente
.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Las Atrocidades del Sistema Carcelario Cubano(LA HISTORIA SIN TIEMPO, NI HORA, PERO EN LA MEMORIA)

Mensaje por Invitado el Lun Jun 30, 2008 7:43 pm






HORROR

No obstante esta no es una prisión, y hasta el momento no tenemos noticias confirmadas de asesinatos por causas políticas, la exponemos por el siguiente motivo:
El Hospital Psiquiátrico de La Habana, conocido por Mazorra, y que fue construido en la época republicana para los que tenían enfermedades mentales, nunca fue usado por los gobiernos dictatoriales para torturar a sus detractores, pero los comunistas si lo han venido utilizado como un centro de tortura.
A partir del incremento de las organizaciones pacificas (no violencia), de disidentes y opositores al sistema marxista, el régimen comunista alegando que algunos se encontraban "mal de la cabeza", los recluía en Mazorra para por medio de electroshocks, fármacos, e interrogatorios psicológicos, según el caso hacerlos confesar actividades no hechas, o quebrar su personalidad contestataria hacia la tiranía.
Este procedimiento barbárico contra algunos opositores pacíficos, por supuesto que han sido ejecutado por médicos y enfermeros de la Seguridad del Estado, los cuales están documentados en el relato de varios Disidentes que fueron sus víctimas.
Debemos anotar que la mayoría de los médicos, enfermeros y empleados del Hospital Psiquiátrico de La Habana, no tenían noticia directa de estos casos de HORROR.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Las Atrocidades del Sistema Carcelario Cubano(LA HISTORIA SIN TIEMPO, NI HORA, PERO EN LA MEMORIA)

Mensaje por Invitado el Lun Jun 30, 2008 7:44 pm


------

La prisión de Ariza, en la carretera Circuito Sur, entre Rodas y Cienfuegos, es otra de las tétricas ergástulas comunistas, marxistas leninistas, o socialista como ahora se nombran, al igual que el pasado brutal régimen Nazi,

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Las Atrocidades del Sistema Carcelario Cubano(LA HISTORIA SIN TIEMPO, NI HORA, PERO EN LA MEMORIA)

Mensaje por Invitado el Lun Jun 30, 2008 7:59 pm

Gracias por compartir,querido amigo Caminante...estas son las cosas que nos roban la alegria,porque miro mi vida y gracias a Dios,no tengo ninguna dificultad y deberia dar saltos de alegria....pero leo y me doy cuenta que mi felicidad no es completa y no puedo disfrutar de mis pequeños logros...un abrazo,para usted y su Mama,Sandra

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Las Atrocidades del Sistema Carcelario Cubano(LA HISTORIA SIN TIEMPO, NI HORA, PERO EN LA MEMORIA)

Mensaje por jose gonzalez el Lun Jun 30, 2008 8:16 pm

Caminante,muy buenos los articulos,y la informacion es suprema,y la actualizacion de este hilo,lo que debe de servir de conocimiento,informacion para todos y recordatorio para el futuro de lo que ha estado pasando en las carceles cubanas por mas de medio siglo....

saludos

jose gonzalez
Fundador

Cantidad de mensajes : 2692
Valoración de Comentarios : 142
Puntos : 261
Fecha de inscripción : 28/08/2006

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Las Atrocidades del Sistema Carcelario Cubano(LA HISTORIA SIN TIEMPO, NI HORA, PERO EN LA MEMORIA)

Mensaje por Invitado el Mar Jul 01, 2008 3:36 pm

Paco, El Tuerto, Sandrita, Jose Glez.el objetivo es mantener un tema donde se recojan los hechos sucedidos en Prisiones de la Isla Carcel, no importa si fue hace 20 años o 20 minutos que acaecio la noticia, mantengamos Bien Viva en nuestras mentes, en nuestros corazones, lo que un gran puñado de mujeres y hombres enfrentan por reclamar sus derechos.
Este no es el post que caminante habrio, no es mio, como es mio y de todos nosotros el mantenerlo vivo, con las ultimas noticias de las prisiones.

Gracias a todos.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Las Atrocidades del Sistema Carcelario Cubano(LA HISTORIA SIN TIEMPO, NI HORA, PERO EN LA MEMORIA)

Mensaje por Invitado el Mar Jul 01, 2008 3:46 pm

CONTINÚAN LAS DETENCIONES Y LOS ATROPELLOS EN CUBA

(6-27-08-9:25PM)



Marta Beatriz Roque nos reporta desde La Habana:

Como resultó un engaño la visita que le iban a dar a Iris Pérez Aguilera, en grupo de opositores que acompañaban a Antúnez y a su esposa,(foto de arriba, al centro) decidieron continuar la protesta en Ciudad de La Habana, por lo que salieron de la prisión de Agüica en Colón, con destino a la capital un grupo de disidentes formado por Jorge Luis García Pérez Antúnez, Iris Pérez Aguilera, Ernesto Medero Rozarena, Yunieski García López, Lázaro Alonso Román e Idania Yanes Contreras. Llegaron a la Habana sobre las 7 de la noche y comenzaron a deambular por las calles, se dividieron en dos partes.

El plan que tenían era manifestarse en la Plaza de la Revolución a las 7am del día 27 de junio, acompañados de otras personas de provincia, de las cuales algunas llegaron y fueron detenidas, y otras no pudieron llegar. En total están involucrados en los hechos, 25 personas que se han podido detectar con sus nombres.

Cerca de las dos de la madrugada fueron detenidos en la intersección de Ayestarán, Infanta y Carlos III. Se encontraban Iris Pérez Aguilera, Jorge Luis García Pérez Antúnez, Yuniesky García López, Alcides Rivera Rodríguez, Guillermo Fariñas Hernández,(foto arriba, a la izquierda) e Idania Yanes Contreras. (6)

Estaban rodeados, contaron 14 motos y 18 automóviles y detectaron un pequeño ómnibus blanco, marca Mercede Benz con un rótulo del Palacio de las Convenciones que los estaba filmando. De un auto marca Citroen color vino, chapa HDA975, se bajaron varios oficiales, entre ellos una mujer y les dijeron que estaban detenidos. Antúnez les preguntó qué cuál delito estaban cometiendo para ser detenidos, que no estaban haciendo nada, que si por las calles de Cuba no se podía caminar. Se abalanzaron sobre ellos y al primero que le dieron y le hicieron llave fue a Yunieski García López, que de una bofetada le partieron la boca. A los gritos de ¡Asesinos!, de las mujeres, dos oficiales vestidos de verde olivo, les taparon la boca.

El grupo salió del lugar en seis carros, un disidente en cada auto, hicieron varias paradas y los redujeron a 5. A Guillermo Fariñas Hernández, por orden de un teniente coronel de la Seguridad del Estado, lo esposaron con las manos atrás y dos policías se le sentaron cada uno en un muslo. Le estaban dando golpes y lo escupían, ninguno tenía puesto la chapilla. En Santa Isabel de las Lajas se le entumeció el lado izquierdo y le comenzó a dar dolor en el pecho y pararon para que una doctora que iba en la comitiva le tomara la presión y le pusieron una nitroglicerina debajo de la lengua. La doctora dio orden de que se bajaran de encima de él, pero teniente coronel llegó y les dijo: “No se bajan nada síganlo “apeñuncando” a ver si se muere. A Fariñas lo condujeron hacia la Seguridad del Estado y el resto fueron dejados cerca de sus casas.

Por otro lado dieron un Acto de Repudio en casa de Belinda Salas Tápares sobre la 1 de la tarde y subieron a su casa 26 efectivos de la Seguridad del Estado con orden de registro y orden de detención para: Carlos Michael Morales Rodríguez, Fidel Rodríguez García, Freddie Joel Martín Fraga, José Alberto Ocaña Salcines, Ernesto Medero Arrozarena y a Belinda Salas Tápanes(foto de arriba, a la derecha).

Javier Sol Díaz junto con Lázaro Joaquín Alonso Román, están desaparecidos ya que desde las 7 de la mañana llamaron por teléfono a Belinda que iban para su casa y no llegaron.

Hubo también detenciones alrededor de la casa de Martha Crespo, en calle 15 entre 10 y 12 en el Vedado. De allí un grupo de disidentes salió a las 4 am de la mañana: Carlos Cordero, Amado Ruiz Moreno, Blas Fortún Martínez y Ramón y Andrés de Colón, Matanzas, (se desconocen sus apellidos) Donaida Pérez Paseiro, Alicia Martínez Guevara, Alejandro Gabriel Martínez Martínez, Julio Columbié Batista y Jorge Prieto Rodríguez. De algunos de ellos se desconoce su paradero.

Ciudad de La Habana, 27 de junio de 2008. Hora: 4:00 pm

EDICIÓN DEL SÁBADO 28 DE JUNIO, 2008

Tomado de Nuevo Accion

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Las Atrocidades del Sistema Carcelario Cubano(LA HISTORIA SIN TIEMPO, NI HORA, PERO EN LA MEMORIA)

Mensaje por Invitado el Mar Jul 01, 2008 3:54 pm

PELÍCULAS CLÁSICAS Y FAMOSAS:


Post con el que dio Homenaje a los disidentes en Cuba, Por Alana.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Las Atrocidades del Sistema Carcelario Cubano(LA HISTORIA SIN TIEMPO, NI HORA, PERO EN LA MEMORIA)

Mensaje por yiyo el Dom Jul 06, 2008 9:04 pm

Pues gracias a usted caminanteandariego! Por sacudirnos el alma ante todo este dolor durante anos y refrescarnos la mente para que no olvidemos los momentos historicos en el que siempre ha vivido nuestro pueblo."Los otros" Como le llaman ellos.. "Los apatridas", "Los gusanos", "Los contrarevolucionarios", "Los desafectos de la patria" Que no son mas que cubanos todos, muriendo, denunciando y luchando durante decadas por una democracia plena, transparente y justa.
Saludos.

yiyo
Miembro Regular

Cantidad de mensajes : 294
Valoración de Comentarios : 37
Puntos : 50
Fecha de inscripción : 01/04/2008

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Las Atrocidades del Sistema Carcelario Cubano(LA HISTORIA SIN TIEMPO, NI HORA, PERO EN LA MEMORIA)

Mensaje por Contenido patrocinado Hoy a las 8:15 pm


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.