Secretos de Cuba
Bienvenido[a] visitante al foro Secretos de Cuba. Para escribir un mensaje hay que registrarse, asi evitamos que se nos llene el foro de spam. Pero si no quieres registrarte puedes continuar y leer toda la informacion contenida en el foro.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Facebook
Anuncios
¿Quién está en línea?
En total hay 72 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 72 Invitados :: 2 Motores de búsqueda

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 1247 el Jue Sep 13, 2007 8:43 pm.
Buscar
 
 

Resultados por:
 

 


Rechercher Búsqueda avanzada

Sondeo

Respecto a la normalización de relaciones o el intercambio de presos realizado el miércoles como parte del acuerdo entre Cuba y EEUU

54% 54% [ 42 ]
42% 42% [ 33 ]
4% 4% [ 3 ]

Votos Totales : 78

Secretos de Cuba en Twitter

“””CUBA, ART AND HISTORY FROM 1868 TO TODAY”””

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

“””CUBA, ART AND HISTORY FROM 1868 TO TODAY”””

Mensaje por EstebanCL el Dom Jun 08, 2008 5:45 pm

“””CUBA, ART AND HISTORY FROM 1868 TO TODAY”””



( Una visión ingenua.)





Resultó sorprendente aquella casi enfermiza insistencia de varios amigos por invitarme a ese largo paseo por una parte de nuestra historia, el Museo de Bellas Artes de Montreal sería el escenario de aquella curiosa caminata. Me inclino a pensar la existencia de un morbo amistoso por escuchar la opinión de un ser ajeno a éste y otros campos de nuestra cultura. Quizás desearon disfrutar de aquellas expresiones casi infantiles, al ser emboscado en cada pared de aquel majestuoso museo por fantasmas armados de pinceles, cámaras fotográficas y cinceles.



Busqué entre el público ordenado en diferentes colas para pagar la entrada y me decepcionó poder identificar a uno de los nuestros, es muy probable que tampoco lo fuera, pero lo acepté por ser negro y mayor de edad. Mis canas y color de la piel me servía de camuflaje entre los quebecos presentes, algo desventajoso si se quiere, yo deseaba expresarles que a nosotros mejor que a nadie nos interesa nuestra historia, al menos, las que se han encargado de mostrarnos quienes organizaron aquella exposición con más de cuatrocientas obras.



Entro cargado de prejuicios, mente negativa, ignorancia sobre el campo donde me movía, saturado de una historia enajenada y repleta de enemigos, nosotros mismos. Muchas preguntas fluyen por mi mente mientras espero disciplinadamente en la cola, todas despertaron con la fecha que sirve como título a la exposición, “desde 1868 hasta hoy”. ¿Hasta hoy? ¿No se habrán equivocado? Confío en el producto que me venden y con cierta resignación construyo un templo donde ir colocando nombres e imágenes de artistas que fueron fusilados culturalmente. Entonces, voy elaborando mentalmente todo el proceso de discusiones y análisis sobre las obras de los personajes que formarían parte de esa gran embajada cultural cubana. Imagino y especulo, pienso y discrepo, escucho frases que no aparecen reflejadas en ninguna parte. ¡Ese no va! ¡Ese tampoco! ¡Ese sí! Podemos aprovechar que tiene cuadros expuestos en diferentes países, es un buen golpe de efecto. Esto último no lo manifestaron ante la parte interesada, es probable que se hayan burlado de ella cuando salió de la oficina. Pagué y solicité también un guía a remoto, una barrita con teclado donde puedes solicitar información de la obra que estás observando, me explican brevemente su funcionamiento.



El primer impacto fue cautivador, un hermoso encuentro con mis pasados, un viaje hasta aquellos campos que llegué a conocer. Los fantasmas de Domingo Ramos, Federico Amérido, Víctor Patricio, García Menocal, Romañach y otros paisajistas e impresionistas me tiraron del brazo para recordarme que Cuba no es la que existe en la mente de muchos turistas que la visitan. No éramos aquella isla con su malecón repleto de jineteras y proxenetas, no fuimos aquel pedazo de tierra habitado por indios salvajes a los que aún hoy insisten en colgarles un arco y una flecha. El amor de aquellos seres por su tierra era manifestado por la dulzura de sus colores, vivos aún, traviesos y coquetos por los impactos de ese sol que todavía no les ha sido arrebatado. Mi alma siente el sosiego de aquellos mensajes que me envían desde el más allá para recordarme que aún soy cubano y existen razones para sentir orgullo por mi tierra. Me dedico entonces a observar el rostro de todos los visitantes, atrae mi atención las expresiones de un minusválido al que su acompañante detenía por espacios prolongados ante cada cuadro, algún efecto milagroso deben poseer esas obras de nuestros pasados, coincidimos en varias oportunidades. Carreño me despierta con un cuadro huracanado, siento la ferocidad de sus vientos, árboles caídos, semanas de apagones, ausencia de agua potable. No me gustan Pogolotti ni Lam, no estoy acostumbrado a pensar, mis neuronas fueron agotadas entre discursos. Portocarrero, Amelia Pelaez me empujan cuando observan cierto cansancio en mí, Mariano Rodríguez me despierta con el cantar de uno de sus gallos, refresco entre los bañistas de Jorge Arche. Antonio Gatorno me detiene ante un hermoso desnudo y duermo mi siesta junto a ella, regreso a mi vida promiscua de marino y confundo a su modelo con alguna amiga. Flavio Garciandía pretende engañarme con un hermoso cuadro que me traslada con una canción hasta mi juventud traicionada y preñada de futuristas presagios. “Todo lo que usted necesita es amor”, se llama el inmenso cuadro ante el que me detengo, una hermosa joven me muestra su rostro descansando entre un pasto saludable que nunca fue afectado por la sequía o devorado por vacas experimentales. Junto a su cuadro desfilan camiones y guaguas repletas de jóvenes melenudos que adoraban a los Beatles, me detengo más del tiempo normal y no comprendo mucho su mensaje. Luego averiguo sobre su persona y trato de justificar su presencia en esa embajada cultural cubana, algunos de sus amigos lo abandonan en el recorrido que realiza durante su exilio de terciopelo mexicano, su nombre alimenta mis prejuicios, me encanta su cuadro. Un alto y discusión frente al cuadro “La Familia Revolucionaria”, varias épocas reflejadas en una sola familia, anacronismos históricos que no comprenderán los canadienses que lo observen, uniformes que vestí en diferentes fechas y un pionero que no cuadra en la foto con su uniforme y pañoleta. No detengo el nombre de su autor y me separo de su cuadro algo molesto.



Continúo hasta el final de la exposición buscando algo, mi curiosidad no ha sido satisfecha y en la medida que avanzo, surgen muchas interrogantes, respuestas que luego no encontré en ninguna parte. Una pregunta se mantiene latente en mi ingenua e inculta cabeza, ¿desde 1868 hasta hoy? Entonces falta mucha gente, están ausentes muchos de los de antes y los de hoy, están presentes quienes les resultan cómodos ante tanto pensamiento y pincel antagónico. Viven quienes no pudieron fusilar de nuestra cultura porque aún de muerto existe su legado en varias tribunas, ¿casual, accidental? La respuesta no la tiene la parte organizadora de Canadá, ellos no saben distinguir entre una sonrisa franca y la estudiada, nunca podrán descubrir cuándo se encuentran ante una máscara como nosotros, los que la usamos, la gente de a pié que se elevó a varios pisos del suelo, los que una vez negociamos entre risas y tragos.



Me dedico a buscar información sobre esta magnífica exposición y descubro que hubo paredes vacías, artistas famosos cuyas ánimas vagan por el mundo de los expertos, nombres que nunca escuchamos en nuestro suelo, el mismo donde nacimos y les pertenece con todo el peso de sus glorias. Me molesto mucho antes de llegar al final, lo hago porque se ignoró a todos esos jóvenes que han empuñado el pincel como arma o verso amoroso. No hay nada de hoy, nuestros jóvenes no existen, solo un mundo habitado por gigantes que se empeñan en aplastar a las nuevas generaciones. ¡No son ellos! Grito desesperado, ellos pertenecen a nuestro legado esplendoroso, son las maniobras de sus administradores quienes se empeñan en bloquearlos. Son acciones desesperadas de los mismos que han vendido nuestro malecón repleto de **** y hoy pretenden lavar esas imágenes explotando a nuestros abuelos. ¿Cuándo podrán manifestarse nuestros jóvenes? Nadie sabe, habrá que inventarle un espacio en los próximos museos, habrá que confeccionarles un nuevo cuestionario a los organizadores extranjeros donde aparezca esa pregunta, ¿dónde se encuentra oculta la manifestación artística de las nuevas generaciones de cubanos? Los que no se prostituyeron andando por el malecón habanero, los que no cambiaron sus pinceles por penes ni sus acuarelas por semen. ¿Dónde se encuentran ellos?



En el sótano muestran un gran mural, estoy agotado y me siento en el único banco que aparece en las pocas fotografías permitidas y que viajan por Internet. Wilfredo Lam fue el promotor de aquella idea en el año mil novecientos sesenta y siete. Es expuesta como una gloria del arte cubano donde participan decenas de artistas cubanos y extranjeros en ocasión de aquella cita cultural en La Habana. Curiosamente existen nombres de los participantes que luego fueron arrasados por la historia, borrados del panorama cultural cubano de por vida, pero que no pueden ser anulados de ese mural con un simple brochazo, Heberto Padilla es uno de ellos. Me siento insatisfecho unos minutos, mis vecinos se encuentran complacidos. El minusválido es acomodado justo al centro del mural, su acompañante se sienta junto a mí, ella es asiática y comprende poco de lo que yo pueda pensar, el muchacho observa hipnotizado aquella gran valla. Cada uno de los presentes deseamos que ocurra ese acto maravilloso oculto detrás de la pintura, yo también espero por ese milagro con intereses muy diferentes.



Busco en Internet información sobre esta exposición y casi todas las opiniones coinciden en aspectos técnicos que poco me interesan, valoran y sobrevaloran los cuadros de cada artista. Cada articulista compite en silencio para demostrar sus conocimientos sobre arte cubano, mi visión es distinta, ignorante tal vez. Encuentro varios escritos donde insisten en decirnos que la muestra no es política, yo opino lo contrario. La dirección cubana manifiesta al Granma que las primeras intenciones fue titularla ¡Viva Cuba! ¿Cuál Cuba? Les preguntaría yo. La dirección de Montreal no mordió fácilmente el anzuelo y el nombre le fue cambiado por el que encabeza este artículo, solo se requiere un poco de abstracción y demasiada imaginación para darle la interpretación correcta. Todo es válido o aceptable cuando se navega en este campo, las mismas exigencias son requeridas para interpretar los cuadros de Lam o Pogolotti, poco importa lo que se diga de nuestra historia y lo que piensen los canadienses, arte es arte, concluirán ambas directoras, un hueso duro de roer, expresaremos los cubanos. ¿Cuáles cubanos? ¿Los poquísimos que asistimos a esa exposición? ¡Por supuesto! Gritaremos ese reducido círculo de paisanos. Los otros no dirán nada, nadie los escuchará por una sola razón, salvo contadas excepciones y que no fueran atrapadas por los pinceles de los artistas ausentes, forman parte del equipo de modelos utilizados por diferentes medios para adornar el malecón de La Habana. ¿No era una manifestación política? Eso dicen varios medios de prensa y se aferran a la versión emitida desde La Habana. ¿Dónde se encuentran las manifestaciones contrarias? Prevalece aquella consigna impuesta por su gobernante y que claudicara a la mayor parte de los artistas cubanos, “dentro de la revolución, todo, fuera de la revolución, nada”.



Independiente de los valores artísticos mostrados y que pertenecen indudablemente al tesoro nacional cubano, los intereses económicos involucrados sobrepasan al cultural manifestado. Para una persona que posea dos dedos de frente resultará inadmisible una visión diferente, para el incauto extranjero cuyo primer contacto con nuestra cultura haya sido ésta, habrá partido con una imagen falsa de apertura política sin darse cuenta que ha sido hábilmente manipulado. Mi primera impresión resultó muy positiva y la manifesté a varios amigos. Esta muestra ha sido un punto de convergencia de la cultura cubana, donde se han mostrado sin ningún tipo de prejuicios las obras de artistas cubanos radicados en el exterior y la isla. ¡Falso! Hay que profundizar en las investigaciones para darse cuenta que eso no es realidad y que prevalece en todo momento el criterio oficialista, el mismo que ha condenado por años al ostracismo a decenas de artistas cubanos. El nombre adoptado para la exposición es una mentira escrita con mayúsculas, no se mostró nada hasta nuestros días, el público merece que le expliquen dónde se encuentran los jóvenes valores del arte cubano, el precio de la entrada merece esa explicación. ¿No deseaban la opinión de un cubano de a pie? Aquí la tienen.



Esteban Casañas Lostal.

Montreal..Canadá.

2008-06-08

EstebanCL
VIP

Cantidad de mensajes : 575
Valoración de Comentarios : 212
Puntos : 705
Fecha de inscripción : 12/12/2006

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: “””CUBA, ART AND HISTORY FROM 1868 TO TODAY”””

Mensaje por Invitado el Dom Jun 29, 2008 7:42 pm

Fall 2005



  • Bonnet House Museum & Gardens |
  • The Cuban Museum |
  • The 1733 Spanish Galleon Trail |
  • Pensacola's Hispanic Heritage



[By Bill Lazarus]
The Cuban Museum in Daytona Beach


With oil paintings that reflect the Spanish era in Cuba, to more modernistic works showing the influence of new ideas on the island nation, the Cuban Museum at the Museum of Arts and Sciences in Daytona Beach provides a memorable overview of Cuban culture from 1659 to 1959.
The Cuban Museum was born in the turbulent years leading up to the 1959 Cuban Revolution, and is, according to Professor Juan A. Martinez, Florida International University, "The only permanent public exhibition of colonial and republican Cuban art in this country."
During his long presidency prior to the revolution, General Fulgencio Batista and his second wife, Marta, amassed paintings, prints and folk art that reflected Cuban history and culture. The Batistas established a second residence in Daytona Beach and created the Cuban Foundation to direct and maintain their collection during that time. The works were located in a house next to their North Halifax home on the Daytona Beach peninsula. Batista kept the community links strong by sponsoring trips to Cuba in the 1940s and 50s for Daytona Beach high school seniors and even conducted some of the Cuban tours himself. In 1957, the Foundation collection and real estate was gifted to the city of Daytona Beach.
After being ousted from power by Fidel Castro on January 1, 1959, Batista went to Portugal and then Spain. His collection stayed in Daytona Beach, augmented by donations from others of historic maps, documents, sculptures, photographs and ceramics. The Foundation Museum "was designed to keep Cuban history alive as Castro tightened his grip on the island and its rich Hispanic culture," explained Gary R. Libby, director emeritus of the Museum of Arts and Sciences and author of Cuba: A History in Art.
The original Daytona Beach collection consisted of 27 major paintings, 45 ceramics and items of folk culture, photographic examples of Cuban architecture and industry, some personal items from the Batistas and ornate, Colonial furniture.
Two years before the Cuban collection was given to the city, the Museum of Arts and Sciences was founded as a children's after-school center. In 1967, the paths of the two institutions merged. City officials asked the museum to take over the Cuban art collection and run it as a public trust. The museum promptly moved its tiny home in a Quonset hut into the old Batista mansion, 137 N. Halifax Ave., on the river in Daytona Beach.
By the end of the decade the museum had outgrown the house. A 90-acre site was located next to a city park on the western end of the city. The Cuban Museum moved there along with the children's museum in 1971 as the new Museum of Arts and Sciences. Photos of the opening show Batista's son, F. Ruben Batista, among the dignitaries. He and two of his three brothers, Jorge and Robert, saw each other for the first time in several years during a Cuban Foundation meeting at the museum in 1999. F. Ruben remains president of the Foundation and lives in Coral Gables with his wife and family.

The 2,500-square-foot Cuban Museum gallery has been renovated twice since it opened, with new gifts added to the growing collection. "The number of items in the collection has tripled," Libby said. "The collection has also broadened through the introduction of New World Spanish Colonial objects, including some from Cuba."

To Learn More


Visit the Museum of Arts and Sciences at 1040 Museum Boulevard in Daytona Beach, phone 386.255.0285 or visit www.moas.org. The 110-page volume, Cuba - A History in Art, highlighting the historic collection of paintings in the Cuban Foundation Collection at the Museum of Arts and Sciences is available from the Museum







Esteban...aqui le pego algo que creo viene al caso(lamento que la informacion este en Ingles)pero habla de la muestra de arte cubano que le falta a la expo de Montreal....los grandes maestros que la "revolucion" borro de los libros y que hoy gracias a un "balsero" cubano,estan a buen recaudo en el exilio,esperando,como todos nosotros para regresar a casa...un abrazo,Sandra

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: “””CUBA, ART AND HISTORY FROM 1868 TO TODAY”””

Mensaje por Invitado el Lun Jun 30, 2008 7:23 pm

Esteban....encontre algo en Español y se lo agregare ,sin no le importa...


El Museo de la Fundación Cubana es el hogar de una de las colecciones más importantes de las bellas artes y del folklore fuera de Cuba. La colección narra los 300 años de historia cubana y arte en sus más de 200 objetos. Los puntos sobresalientes incluyen extremadamente raros mapas, documentos, litografías, pinturas, esculturas y cerámicas de los siglos XVIII, XIX y principios del siglo XX, interpretados tanto en inglés como en español, en las instalaciones de una galería de dos mil pies cuadrados.
En el 1957, aproximadamente un año antes de la caída de su presidencia, el Presidente Cubano Fulgencio Batista, un vacacionista regular y residente de Daytona Beach en los años 40 y 50, le regaló gran parte de su extensa colección de arte cubano "a la ciudad y la gente de Daytona Beach." Esta colección forma el centro del Museo de la Fundación Cubana, que ha estado albergada en el Museo de Artes y Ciencias (MOAS) durante los últimos 40 años. Otros cubanos que han enriquecido a esta singular colección la han hecho aún más valiosa debido al aislamiento de la isla después de los eventos políticos del 1961. Incluidos en la exposición se encuentran trabajos de pintores cubanos famosos, tales como Miguel Melero, Leopoldo Romañach y José Joaquín Tejada. Los artistas del Siglo XX que están representados incluyen a Victor Manuel, Armando Menocal, Amelia Peláez, Mario Carreño, René Portocarrero and Daniel Serra-Badué.
La meta principal del Museo Cubano es darle a los americanos cubanos un vistazo raro a su rica herencia cultural a través de los trabajos de arte que van desde el período colonial español hasta los tiempos modernos. Las encomiendas del MOAS son compartir estos tesoros culturales a través del Museo de la Fundación Cubana con el público general en un intento por fomentar un mejor entendimiento de la historia y tradición cubana.


El Museo de la Fundación Cubana es el hogar de una de las colecciones más importantes de las bellas artes y del folklore fuera de Cuba. La colección narra los 300 años de historia cubana y arte en sus más de 200 objetos. Los puntos sobresalientes incluyen extremadamente raros mapas, documentos, litografías, pinturas, esculturas y cerámicas de los siglos XVIII, XIX y principios del siglo XX, interpretados tanto en inglés como en español, en las instalaciones de una galería de dos mil pies cuadrados.
En el 1957, aproximadamente un año antes de la caída de su presidencia, el Presidente Cubano Fulgencio Batista, un vacacionista regular y residente de Daytona Beach en los años 40 y 50, le regaló gran parte de su extensa colección de arte cubano "a la ciudad y la gente de Daytona Beach." Esta colección forma el centro del Museo de la Fundación Cubana, que ha estado albergada en el Museo de Artes y Ciencias (MOAS) durante los últimos 40 años. Otros cubanos que han enriquecido a esta singular colección la han hecho aún más valiosa debido al aislamiento de la isla después de los eventos políticos del 1961. Incluidos en la exposición se encuentran trabajos de pintores cubanos famosos, tales como Miguel Melero, Leopoldo Romañach y José Joaquín Tejada. Los artistas del Siglo XX que están representados incluyen a Victor Manuel, Armando Menocal, Amelia Peláez, Mario Carreño, René Portocarrero and Daniel Serra-Badué.
La meta principal del Museo Cubano es darle a los americanos cubanos un vistazo raro a su rica herencia cultural a través de los trabajos de arte que van desde el período colonial español hasta los tiempos modernos. Las encomiendas del MOAS son compartir estos tesoros culturales a través del Museo de la Fundación Cubana con el público general en un intento por fomentar un mejor entendimiento de la historia y tradición cubana.

Saludos,Sandra

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: “””CUBA, ART AND HISTORY FROM 1868 TO TODAY”””

Mensaje por EstebanCL el Lun Jun 30, 2008 8:26 pm

Hola Sandra...

Yo estuve buscando información sobre el museo de Daytona después de aquel programa, donde María Elvira entrevistó al muchacho balsero que hoy ha rescatado muchas obras de Cuba. En la exposición ofrecida en Montreal hubo cuadros de ese museo, no recuerdo cuántos, pero no eran muchos tampoco. También se exhibieron otras obras cubanas que pertenecen al museo de New York y otros coleccionistas de diferentes países. Sin embargo, el enfoque principal de mi artículo se sustenta en la ausencia de representaciones de las nuevas generaciones de pintores cubanos, solo uno o dos que le caen bien al régimen, los demás no existen. Si colocas el título de la exposición en los buscadores de Internet, encontrarás decenas de artículos relacionados con ese evento, pero en ninguna parte mencionan la ausencia de los artistas cubanos jóvenes.

Un abrazo..

Esteban

EstebanCL
VIP

Cantidad de mensajes : 575
Valoración de Comentarios : 212
Puntos : 705
Fecha de inscripción : 12/12/2006

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: “””CUBA, ART AND HISTORY FROM 1868 TO TODAY”””

Mensaje por Invitado el Lun Jun 30, 2008 8:37 pm

Amigo Esteban.....me encanta la pintura(no pinto,aclaro) y comprendi su articulo,solo que aun en el olvido,los autores jovenes son mas faciles de rescatar en el futuro,espero que cercano.....los muertos en el "olvido" ya no pueden pintar mas y sus pocas obras...estan perdidas en el mundo....

Tengo una amiga que pinta...bueno no tan amiga,pero viviamos en la misma calle...se llama Zaida del Rio y a cada rato expone algo,tiene una pequeña galleria en la Habana Vieja y vende a extranjeros,casi toda su obra vive fuera de Cuba.....tengo algunos amigos pintores,casi todos alcoholicos,los mejores estan peor ....porque el arte se pierde si vendes tu alma a la revolucion.....es por eso que los pintores revolucionarios,son tan poco valiosos..aburren...un abrazo,Sandra

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: “””CUBA, ART AND HISTORY FROM 1868 TO TODAY”””

Mensaje por Invitado el Mar Jul 01, 2008 1:45 am

Aqui le dejo algo de Zaida del Rio..de su sitio oficial....no se si sera de ella o del regimen ..el sitio???????????

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: “””CUBA, ART AND HISTORY FROM 1868 TO TODAY”””

Mensaje por Contenido patrocinado Hoy a las 3:43 pm


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.