Secretos de Cuba
Bienvenido[a] visitante al foro Secretos de Cuba. Para escribir un mensaje hay que registrarse, asi evitamos que se nos llene el foro de spam. Pero si no quieres registrarte puedes continuar y leer toda la informacion contenida en el foro.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Facebook
Anuncios
¿Quién está en línea?
En total hay 65 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 65 Invitados :: 2 Motores de búsqueda

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 1247 el Jue Sep 13, 2007 8:43 pm.
Buscar
 
 

Resultados por:
 

 


Rechercher Búsqueda avanzada

Sondeo

Respecto a la normalización de relaciones o el intercambio de presos realizado el miércoles como parte del acuerdo entre Cuba y EEUU

54% 54% [ 42 ]
42% 42% [ 33 ]
4% 4% [ 3 ]

Votos Totales : 78

Secretos de Cuba en Twitter

Algo del Cine castroide...

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Algo del Cine castroide...

Mensaje por jose gonzalez el Jue Mayo 08, 2008 11:18 pm

¿DONDE ESTÁ EL CINE CASTRO COMUNISTA?



Por Andrés Pascual

Si algo entendió rápido la tiranía de las "enseñanzas" soviéticas, fue la necesidad de crear organismos parásitos, inoperantes en cuanto al éxito financiero; pero válidos para desarrollar la labor de penetración ideológica en el exterior y de confusión dentro de la masa hipócritamente "incauta" de cubanos que aplaudían al dictador. A tal efecto, nacieron el INDER y el ICAIC, a la manera soviética y con los mismos objetivos.

En sus inicios, la producción fílmica castrocomunista tendió a mostrar una imagen desfigurada de la realidad en la lucha contra Batista: nada de los militares que traicionaron al régimen depuesto; ni de los magnates que ayudaron a cavar sus propias tumbas con la ayuda a Castro. Muestras de aquel cine fueron "Historias de la Revolución", "Cuba 58" y "El Joven Rebelde".

Eran los años iniciales de la década de los sesentas y Castro y su nefasto régimen una especie de "niña mimada" de la trasnochada y decadente bohemia intelectual europea y latinoamericana, ungidas ambas al mas enfermizo y cínico odio a Estados Unidos que, hasta el día de hoy, solo se ha incrementado. Fueron los años en que visitaron Cuba Jean Paul Sartre y, también, uno de los exponentes máximos del neorrealismo italiano: Cesareo Zavattini. Años también en que se "acercaron más" Gabriel García Márquez y el tirano cubano no a través de la literatura ni el cine, si no de sentimientos que, todavía, nadie ha explicado de la manera como se espera.

En las manos de un homosexual predilecto de Castro, Alfredo Guevara, se puso el ICAIC y hay quienes dicen que este departamento político se logró gracias a la influencia de "La Dalia Negra" sobre Castro, algo que no creo; porque el ICAIC es un experimento partidista que funcionó a la manera soviética con el realismo socialista en el cine desde cualquier ángulo que se vea.

Con el transcurso de los años, la filmografía castrista continuó exponiendo el tema de nunca acabar: la corrupción de la burguesía y la clase alta antes de 1959; pero nada de los valores que esas clases vivas le aportaron a la República y que fue la construcción del país entero.



"Memorias del subdesarrollo", "Los sobrevivientes" o una adaptación de una obra teatral soviética, "Las doce sillas", ejemplifican este aspecto. Con igual objetivo de crítica al pasado convertido en presente permanente a los efectos de la crítica malsana, la película "Lucía", que enlazaba tres historias en tiempos diferentes: la colonia, la República y los días alrededor de la invasión de Playa Girón.
Sin ninguna posibilidad de abordar temas de interés popular que trataran la infernal situación de la población nacional como la represión en todos los niveles y la carestía en todos los órdenes; sin poder mostrar el grado de enriquecimiento y buena vida de la clase dirigente en medio de la más bestial espiral de corrupción que se pudiera considerar; pues el cine de Castro nació vacío y, luego de aquellas historias de los sesentas, ya no había donde escoger temas.
Sin embargo, Alfredo Guevara seguía ahí, de mandamás del organismo parásito y utilizando a libre albedrío el erario, totalmente ajeno a las necesidades mas emergentes de la población. A fin de cuentas eso ha sido el castrocomunismo: el dinero va hacia donde entienda la satrapía, no a donde se necesite.
Dicen que a partir de los noventas el cine de Castro se hizo más crítico de ciertas realidades, yo no lo creo, y una película que quisieron presentar como exponente del coraje de quienes la hicieron, con un pequeño espacio de "cambio en la mentalidad artística", "Fresa y Chocolate", es un fiasco de acuerdo a la intención; porque el filme, que recrea ambiente homosexual, en realidad no deja espacios a la verdadera política de Castro hacia los homosexuales que ha sido ninguna política represiva diferente a la del heterosexual, porque durante el castrismo se ha perseguido al anticastrista, sea o no homosexual.


En estos tiempos, aparentemente, parece que la dictadura no esta interesada en asuntos tales como la penetración ideológica a través del cine; tal vez ya no crean que el cine, en lo nacional, sirva para confundir al pueblo después de tanto balsero llegando a Miami.

Hoy casi todas las películas que se realizan en Cuba son coproducciones preferentemente con España, lo que refleja que se le está dando poco dinero al ICAIC para su función actual. Posiblemente la academia de cine de San Antonio de los Baños, hecha por Castro como regalo a "Gabo", cubil en el cual el "amigote" podía dar rienda suelta a sus frustrados sueños de cineasta, como se mantiene por "donaciones" del instituto Sundance, de Robert Redford y de otros muchos actores y realizadores de Hollywood como Benicio del Toro y Leonardo Di Caprio, tenga mas dinero que el instituto que, una vez, como la reina Victoria en el trono inglés, dirigió "La Dalia Negra" del castrocomunismo.

"Habanece" es una pelicula cubana del 2004, una coproducción con España y es la imagen fidedigna de la realidad cubana de hoy, contiene toda la lacra en que han llegado a convertir a la sociedad nacional: prostitutas, maceteros, jineteros, homosexuales y mucha santería, que es el principal renglón de exportación de la cultura castrocomunista en estos tiempos. Por deprimente, usted se cuestiona si quisiera regresar a Cuba alguna vez. Ahora, ¿Cómo es posible que se autorice a presentar un retrato nacional de semejante decadencia y atraso socio-político-económico? Ah, pero la película es una coproducción con España, que pone el billete y, acaso, esa es la Cuba que interesa en España: la de ladrones, vagos, jineteras-os, santeros...lo que se podría catalogar como el espejo de la colonia que todavía España añora de Cuba. Esas películas funcionan como postales de intención para el español desmadrado que tiene como único interés desvirgar una jovencita cubana o usar una cualquiera por lo menos una noche.

Hay una disyuntiva en todo esto: ¿Cómo la dictadura autoriza semejante propaganda en contra de la moral y la decencia públicas; sin embargo, mantiene en prisión un fotógrafo que dice mucho menos con sus fotos que lo que ese tipo de películas dice en contra del sistema?

Claro, hay un detalle, en esas películas nadie es contrarrevolucionario declarado ni mucho menos activo; todos esos personajes son delincuentes y, si se menciona la salida del país por cualquier vía, ya eso para la tiranía no es problema "político", a fin de cuentas, su ejército ya está de este lado también a través de la intención del "emigrante económico", mostrando como en "Habanece" toda la decadencia del castrocomunismo a través del comportamiento vulgar e indecente que caracteriza a la sociedad castrista de hoy.

Con estos filmes la satrapía envía un mensaje digno de tenerse en cuenta: "...esto somos, si te haces cargo de ellos a cuentagotas o masivamente, allá tú..." Por lo menos esta vez y a través del mensaje, no esconden la bola...



Nuevo Accion

jose gonzalez
Fundador

Cantidad de mensajes : 2692
Valoración de Comentarios : 142
Puntos : 261
Fecha de inscripción : 28/08/2006

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Algo del Cine castroide...

Mensaje por arcangel el Vie Mayo 09, 2008 9:22 am

Estoy de acuerdo: la Imagen q los españoles quieren ver e incluso imponer del cubano es el del pais Caribeño lleno de gente inmoral en todos los sentidos q venden cualquier cosa con tal de tener dolares asi como pais de vagos y pillos algo asi como un Haiti 2 y se esfuerzan por ocultar los exitos del cubano tanto en el exilio como dentro de la Isla. Solo a mi entender Libertad Digital TV proyecta una imagen positiva del pueblo cubano y critica con esta falta de moralidad asociada al Castrismo. Los Documentales realizados para denunciar el castrismo y su entorno no se ponen en la TV española incluso en canales privados.

El cubano que quieren vender es el jinetero Dinio como ejemplo de nuestra idiosincracia porque por ejemplo hombres de exito en negocios en España como Leopoldo Fernández Pujals (actual presidente de Jazztel), y fundador de Telepizza ese si que no lo mencionan y si lo hacen ocultan el origen tambien lo hacen con otras personalidades de origen cubano excepto con los Castristas donde son bastante benevolos al juzgarlos negativamente. No se cual es el motivo pero es asi.

arcangel
Miembro Extremo

Cantidad de mensajes : 2039
Valoración de Comentarios : 337
Puntos : 1250
Fecha de inscripción : 13/01/2008

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.