Secretos de Cuba
Bienvenido[a] visitante al foro Secretos de Cuba. Para escribir un mensaje hay que registrarse, asi evitamos que se nos llene el foro de spam. Pero si no quieres registrarte puedes continuar y leer toda la informacion contenida en el foro.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Facebook
Anuncios
¿Quién está en línea?
En total hay 51 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 51 Invitados :: 2 Motores de búsqueda

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 1247 el Jue Sep 13, 2007 8:43 pm.
Buscar
 
 

Resultados por:
 

 


Rechercher Búsqueda avanzada

Sondeo

Respecto a la normalización de relaciones o el intercambio de presos realizado el miércoles como parte del acuerdo entre Cuba y EEUU

54% 54% [ 42 ]
42% 42% [ 33 ]
4% 4% [ 3 ]

Votos Totales : 78

Secretos de Cuba en Twitter

CUBA: LA HABANA TRATO DE ESPIAR EN 1999 A LIDERES CUBANOAMERICANOS

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

CUBA: LA HABANA TRATO DE ESPIAR EN 1999 A LIDERES CUBANOAMERICANOS

Mensaje por Rafael alfonso el Mar Abr 08, 2008 12:45 am

La Habana trató de espiar en 1999 a líderes cubanoamericanos


WILFREDO CANCIO ISLA


El Nuevo Herald - Publicado el lunes 07 de abril del 2008



CORTESIA ROBERT ERINGER

Foto tomada en marzo de 1999 en el restaurante La Bodeguita del Medio en La Habana. De izquierda a derecha (y a favor de las manecillas del reloj), Edward Lee Howard, Robert Eringer, Lena Orlova y los agentes de inteligencia Rolando Salup y Salvador Pérez.



Diplomáticos cubanos en Washington solicitaron en 1999 los servicios de un prominente periodista y editor literario para espiar a ciudadanos estadounidenses y personalidades de la comunidad exiliada, entre ellos los congresistas Ileana Ros-Lehtinen, Lincoln Diaz-Balart y Robert Menéndez.

Según el testimonio de Robert Eringer, representantes de la Sección de Intereses de Cuba trataron de utilizarlo para que obtuviera información financiera de los tres legisladores cubanoamericanos y penetrara la Fundación Nacional Cubanoamericana (FNCA) a cambio de facilitarle exclusivos contactos y oportunidades de negocios dentro de la isla.

El único problema era que Eringer trabajaba entonces como agente encubierto del FBI.

Las revelaciones sobre la conexión cubana de Eringer aparecen en su libro Ruse: Undercover with FBI Counterintelligence (Artimaña: Encubierto en la Contrainteligencia del FBI), que aparecerá en las librerías estadounidenses a mediados de este mes. El volumen --de 215 páginas-- lleva el sello de la editorial Potomac Book, de Dulles, Virginia.

"Por supuesto, en el FBI se volvieron locos con el caso'', relató Eringer, de 54 años, quien reside actualmente en Santa Barbara, California. "Un oficial de la inteligencia cubana pidiéndome a mí, un ciudadano estadounidense, que lo ayudara a espiar a ciudadanos de Estados Unidos en el propio territorio estadounidense era algo totalmente incompatible con su estatus diplomático''.

Además de los congresistas cubanoamericanos, la inteligencia cubana estaba interesada en los pasos de directivos de la FNCA como Jorge Más Santos, Joe García, Dannys Hays, Feliciano Foyo, Alberto Hernández Sarduy, José "Pepe'' Hernández, Ninoska Pérez Castellón, Kirk Menéndez y Abel Hernández, este último residente en New Jersey.

También recabó la cooperación de Eringer para instrumentar una campaña en los medios de comunicación de Estados Unidos con el propósito de lograr la extradición a Cuba del militante anticastrista Luis Posada Carriles.

El principal contacto en Washington: Luis Mariano Fernández, segundo secretario y portavoz de la misión cubana.

"Desconozco si el FBI usó mi información para expulsar diplomáticos cubanos'', dijo el autor en una reciente entrevista con El Nuevo Herald. "Lo que sí sé es que estuvieron pensando expulsar a Luis Fernández debido a mis informes''.

Eringer, avalado por una larga trayectoria como periodista investigativo, novelista, agente literario y consultor privado de inteligencia, trabajó para el FBI entre 1993 y 2002 con la misión de capturar al legendario espía Edward Lee Howard, un desertor de la CIA radicado en Moscú. Howard, quien falleció en el 2002 en su dacha moscovita en circunstancias no esclarecidas, viajó al menos seis veces a Cuba para encontrarse con oficiales de la Dirección General de Inteligencia (DGI).

Bajo la cobertura de agente literario interesado en publicar las memorias de Howard, Eringer lo contactó por teléfono en diciembre de 1993 y siete meses después ambos se encontraron en Moscú para ultimar detalles sobre la edición de Safe House (Casa Segura), que finalmente apareció en 1995.

Según cuenta Eringer, fue Howard quien intercedió ante representantes de inteligencia cubana en la embajada de Moscú para permitir la entrada de su "agente literario'' en Cuba a comienzos de 1999.

Eringer viajó entonces a La Habana para discutir la elaboración de una posible guía de espionaje que debía llevar a Howard por varias capitales europeas. La coartada debía servir para la captura del desertor de la CIA durante una escala en un aeropuerto internacional, pero el plan fracasó a última hora por temores del presidente Bill Clinton, quien consideró que la operación podía enturbiar las relaciones con Rusia.

El encuentro en La Habana ocurrió a mediados de marzo de 1999 en el vestíbulo del Hotel Nacional, donde el colaborador del FBI se hospedó por recomendación personal de Howard.

En ese primer contacto, Howard le comentó que había pasado la mayor parte del día detallando a oficiales de inteligencia cubano "los exámenes y entrevistas que deben cumplirse para ser aceptado por la CIA''.

Howard viajó a La Habana por primera vez en julio de 1989 y regresó en febrero del año siguiente como parte de una colaboración con los cubanos sobre técnicas de espionaje de la CIA. Ambas visitas están mencionadas en Safe House. Cuba le había propuesto irse a vivir con su familia a una residencia en la barriada habanera de Miramar, pero su esposa, Mary Howard, rechazó entonces el ofrecimiento.

Sus cuatro viajes posteriores a La Habana salen ahora a la luz en el libro de Eringer.

El autor afirma que el interés de los cubanos hacia Howard en 1999 era utilizar su información "para preparar a una persona de Miami con vistas a infiltrarlo en la CIA''.

La inteligencia cubana estaba también tras la pista de una mujer lesbiana con alto rango en la CIA, a quien pensaban comprometer y chantajear por sus ocultas relaciones homosexuales. Los estadounidenses querían conocer qué había sucedido con el operativo para entrampar a la oficial, pero Eringer le dijo a El Nuevo Herald que desconocía tanto la identidad de la persona como los detalles del caso.

Durante su visita a Cuba, Eringer fue atendido por Juan Hernández, un oficial de inteligencia que fue diplomático en Estados Unidos hasta su expulsión por espionaje en 1995.

El periodista mostró interés en contactar para posibles libros al empresario Robert Vesco, prófugo estadounidense y condenado en Cuba en 1996 por delitos económicos, y a Joanne Chesimard, fugitiva del FBI que vive en la isla desde 1984. También le dijo a Hernández que le gustaría entrevistar al gobernante Fidel Castro o a su hermano Raúl con el mismo propósito.

Hernández sólo le prometió hacer gestiones con Chesimard y enviarle el texto de una presunta biografía de Fidel Castro para publicar en Estados Unidos, pero ninguna de las dos promesas se materializaron.

Mientras, Howard le presentó allí a dos oficiales del Ministerio del Interior (MININT), Rolando Salup y Salvador Pérez, quienes le propusieron establecer una firma comercial en Panamá o México para realizar ventas a Cuba sorteando los obstáculos del embargo.

Eringer reproduce la conversación con Pérez en los siguientes términos: ‘Necesitamos cosas todos los días. Un día puede ser arroz, el próximo día pintura, el día siguiente, algo más. Si podemos suplir las necesidades del mercado, hacemos dinero. Yo te llamo, te digo qué necesitamos. Tú lo encuentras y hacemos el trato''.
Las ventas de productos agrícolas y alimentos de compañías estadounidenses a Cuba no se autorizaron hasta finales del 2000, cuando el Congreso levantó la prohibición por razones humanitarias.

Tras su regreso a Estados Unidos, los diplomáticos cubanos en Washington intensificaron sus contactos con Eringer.

En abril de 1999, durante una cena en el apartamento de Fernández en Washington, Eringer conoció al diplomático cubano Luis Abierno, quien le propuso publicar un libro sobre la red de agentes cubanos que penetró la CIA hasta 1987. La red tuvo que desarticularse tras la deserción del mayor de la inteligencia Florentino Azpillaga.

Fue en esta reunión que ambos diplomáticos le plantearon investigar a los tres congresistas cubanoamericanos y descubrir sus "contribuciones financieras no declaradas''.

"¿Nos puede ayudar con esto?", le preguntó Abierno, quien regresaría a La Habana en junio de 1999 tras cumplir su misión.

"Posiblemente su país ya ha investigado a estos congresistas. Déme alguna pista'', le respondió Eringer.

"Usted puede ir a Cuba''...[Allí] ellos le podrán decir algunas cosas'', indicó Fernández, quien aseguraba que los tres legisladores estaban financiados por una ‘‘fuente misteriosa''.

Meses después, Fernández, cuyo nombre en clave para el FBI era Flakester, acudió a Eringer para que lo ayudara a organizar una cena con periodistas de Estados Unidos. El diplomático cubano quería hacer proselitismo sobre la política de Washington hacia Cuba, que --según su versión-- estaba controlada por una "pequeña minoría de cubanos de Miami contrarios a Castro''.

A finales del 2000, Fernández llamó insistentemente a Eringer para pedirle que asistiera a la inauguración de la sede de la FNCA en Washington, fijada para el 6 de febrero del 2001, y luego le envió por correo electrónico la lista de miembros de esa agrupación que debían ser "monitoreados'', especialmente Dannys Hays y Joe García.

A mediados del 2000, García fue designado director ejecutivo de la FNCA y Hays al frente de la oficina en Washington.

La operación de Eringer relacionada con Cuba fue asignada a la oficina del FBI en Albuquerque, Nuevo México, y supervisada por la oficina central de Washington.

Eringer no asistió a la recepción, no contactó a ningún miembro de la FNCA y ni viajó a Cuba, a pesar de las numerosas insistencias que provenían de La Habana.

La "conexión cubana'' se desarticuló en el 2001 tras la detención de Robert Hanssen, quien admitió haber espiado para Moscú a cambio de dinero y diamantes durante más de dos décadas. A partir de ese momento el FBI le recomendó no viajar más a Rusia ni a Cuba.

Fernández nunca fue declarado persona non grata y terminó su misión en el 2002. Sin embargo, en los días de sus contactos con Eringer el FBI acusó de espionaje al vicecónsul José Imperatori, quien fue expulsado en el 2000 por sus vínculos con un funcionario de Inmigración en Miami.

Eringer archiva en su trayectoria como reportero investigativo la infiltración del Ku Klux Klan y de grupos neonazis, fruto de exitosos artículos en la prensa británica. Se le atribuye también la creación y dirección del servicio de inteligencia del Príncipe Alberto II de Mónaco.

Sus servicios en el FBI también fueron determinantes en la extradición del conocido activista antibélico Ira Einhorn en julio del 2002. Einhorn, acusado de asesinato, escapó a Francia en 1981 y permaneció fugitivo desde entonces, amparado por una identidad falsa.

Durante un "encuentro literario'' con Einhorn en un restaurante del poblado de Saint-Claude, Francia, en enero del 2001, Eringer le contó de sus andanzas en Cuba.

"Ese es el lugar donde mi abogado me aconseja irme, Cuba. El dice que puede hacerme todos los arreglos. Todos mis amigos me han dicho que me vaya allí'', le confesó Einhorn.

Eringer trató de persuadirlo de que no lo hiciera, considerando que su captura se haría imposible si se refugiaba en la isla.

"Cuba es un desastre'', manifestó Eringer. "Tengo otra idea, que es mucho mejor que morirse''.

Rafael alfonso
VIP

Cantidad de mensajes : 2729
Valoración de Comentarios : 120
Puntos : 120
Fecha de inscripción : 08/12/2006

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: CUBA: LA HABANA TRATO DE ESPIAR EN 1999 A LIDERES CUBANOAMERICANOS

Mensaje por Rafael alfonso el Jue Abr 10, 2008 12:30 pm




GOBIERNO CUBANO INTENTO ESPIAR CONGRESISTAS CUBANO AMERICANOS
10 de abril de 2008


Congresista federal por La Florida, Ileana Ros-Lehtinen,



La congresista federal por el estado de la Florida, Ileana Ros-Lehtinen, reaccionó ante el informe de que diplomáticos del régimen comunista de Cuba intentaron espiar su oficina y la de su colega, Lincoln Díaz Balart, y del senador Robert Menéndez, todos de origen cubano.


Según un testimonio de Robert Eringer, representantes de la Sección de Intereses de Cuba trataron de utilizarlo para que obtuviera información sobre finanzas de los congresistas, y que penetrara a la Fundación Nacional Cubano-Americana a cambio de facilitarle contactos exclusivos y oportunidades de negocios en Cuba.

Esos datos aparecen en el libro de Eringer "Encubierto con la contra inteligencia del FBI", que se pondrá a la venta próximamente.

Por su parte, Ros-Lehtinen no se mostró sorprendida del espionaje procedente de la dictadura cubana, y dijo que se están gastando el dinero no para darle comida al pueblo, sino para hacerle daño a Estados Unidos.

Rafael alfonso
VIP

Cantidad de mensajes : 2729
Valoración de Comentarios : 120
Puntos : 120
Fecha de inscripción : 08/12/2006

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: CUBA: LA HABANA TRATO DE ESPIAR EN 1999 A LIDERES CUBANOAMERICANOS

Mensaje por Invitado el Jue Abr 10, 2008 8:26 pm

EE.UU y Cuba se enfrentan: 10 espías cubanos capturados


INTRODUCCIÓN

Estamos analizando un caso de espionaje sin precedencias en la historia estadounidense. Por su magnitud, complejidad, presentes y futuras consecuencias hay que esperar que su enjuiciamiento sea un largo proceso, civil y criminal. Este proceso, posiblemente sobreviva al actual gobierno de Cuba. Alertamos a los lectores que es imposible sacar conclusiones definitivas sobre este caso, porque aún está en desarrollo y solamente se conoce, oficialmente, un uno porciento del mismo. Lo dado a conocer hasta el momento, representa lo mínimo que las autoridades federales han dado a conocer para comenzar el encauzamiento de diez personas ante los tribunales.
Este es un análisis muy preliminar de un caso que envuelve a grandes figuras de la política estadounidense, cubana, extranjera y varias organizaciones de exiliados cubanos. Hay que esperar que el mismo tomará importancia y fuerza, a fines de enero del 1999 en adelante, cuando comience una nueva sesión del Congreso y se conozca más del caso. Mientras tanto se anticipa una campaña de ofensiva política y propagandística de Cuba en cualquier momento. Como consecuencias de lo que están revelando habrá arrestos en los Estados Unidos de exiliados pro castristas y de otros agentes cubanos en un futuro próximo. Al mismo tiempo, los acontecimientos y la crisis que se avecinan tendrán que producir divisiones profundas entre los seguidores de Castro, principalmente, en las fuerzas armadas cubanas. En estos momentos, en Cuba, los agente de inteligencia "purgados" en 1989, cuando el arresto del jefe de los aparatos de inteligencia cubanos, General José Abrahantes, se están acercado a disidentes de la isla acusando a los actuales Jefes de Inteligencia de "improvisados, incapaces y de no tener pantalones para enfrentarse al loco".
Se espera que en el Congreso de los Estados Unidos disminuyan el número de los que favorecen que se levanten las sanciones económicas a Cuba, cuando se conozcan más detalles de este proceso jurídico.COMIENZA LA ACCIÓN

Sábado, 12 de Septiembre, 1998. En horas de la tarde, los congresistas cubano americanos de Miami, Ileana Ros-Lehtinen y Lincoln Díaz Balart recibieron una inesperada llamada telefónica. En la línea se encontraba el Juez Louis Freeh, Director de la Oficina Federal de Investigaciones (FBI) quien les informó, individualmente, que agentes bajo sus órdenes habían detenido a diez personas de origen cubano, en el área de Miami, y las acusaban de espionaje. Estas personas fueron presentadas ante un magistrado federal que, después de oír los cargos, ordenó que los acusados fueran provistos de abogados y permanecieran encarcelados sin el beneficio de libertad bajo fianza. ( 1 ) CONFISCACIONES A LOS DETENIDOS

Lunes, 14 de Septiembre, 1998. La oficina del FBI en Miami, Florida, dio a conocer nombres y detalles limitados de los arrestos. Ocho hombres y dos mujeres habían sido detenidos en la madrugada del sábado y acusados de espionaje. A los detenidos les confiscaron listas con nombres de otros implicados, computadoras, centenares de diskettes para las mismas, radios recepto transmisores de onda corta, código de claves, equipos fotográficos, mapas de las ciudades de Miami, New York, Houston y Las Vegas. Así mismo, documentos donde se identifican edificios de la base militar pertenecientes al Comando Sur de las Fuerzas Armadas Estadounidense ( 2 ) , listas donde aparecen nombres, direcciones y teléfonos de "centenares" de personas, civiles y militares, de bajo y alto rango del Comando Sur de las fuerzas armadas. Así mismo, fueron confiscados disfraces y parafernalia relacionados con los mismos: pelucas, tintes para los cabellos y otros productos cosméticos. Como parte del equipo de comunicación se confiscaron: Automóviles, grabadoras, micrófonos miniaturas, radios recepto transmisores de corto alcance y portátiles (walkie talkies) así como radios de largo alcance (onda corta) para comunicarse con bases o satélites distantes. ( 3 ) OBJETIVOS MILITARES Y CIVILES

Los arrestados tenían como objetivo militar: la penetración del Comando Sur estadounidense, con sede en Miami y bases adjuntas como la de Boca Chica, en Cayo Hueso. En esta operación uno de los acusados pudo obtener empleo civil, de bajo rango, en la sección de Obras Públicas, de la base aérea de Boca Chica, donde radica un complejo de edificios, pista de aterrizajes, hangares y aviones que forman parte de esta dependencia. En este y otros lugares pudieron obtener: nombres, direcciones y teléfonos del personal civil y militar de la base. La lista, hemos conocido, contiene centenares de personas de bajo y alto rango; inteligencia acerca de la ubicación de edificios, sus usos, hangares, identificación de aviones, frecuencia de vuelos y asuntos relacionados con la rutina de la base. No hemos podido determinar si el resultado de la inteligencia obtenida fue el resultado de simple inspección ocular obtenida personalmente, por terceras personas o por el uso de aparatos auxiliares para estos propósitos. Hay que señalar que uno de los objetivos a obtener era inteligencia acerca de aviones que usan medios electrónicos para reconocimiento y bombardeo. El más famoso de estos aviones es el F-111 conocido como Stealth o Pájaro Negro. Aunque uno de los acusados estuvo en años anteriores asignado a la base aérea de MacGill, Tampa, el FBI no ha revelado claramente si esta misión estaba eslabonada con la de Boca Chica y Miami. ( 4 )
Los objetivos civiles fueron varios. Penetración de grupos de exiliados. Campaña de desinformación, confusión, animosidad y desunión a algunos grupos. A otros, alentarlos y facilitarles el camino para cometer acciones hostiles contra Cuba y hacer violar el "Acta de Neutralidad de los Estados Unidos". Envío de cartas amenazantes a miembros del Congreso de los Estados Unidos, utilizando el nombre de personas y organizaciones de exiliados cubanos. No se ha reportado que estos detenidos hayan cometidos actos de violencia en esta nación aunque si hay documentos en el que se menciona preparación de acciones bélicas o terroristas contra las bases aéreas de la nación. ( 5 ) AGENTES ILEGALES

En el reporte del FBI los 10 son acusados de ser "agentes ilegales". Esto es una agravante delictiva que viola el Código Penal de la nación. Así mismo se acusa a algunos de los detenidos de entrar y salir clandestinamente del país y de estar conspirando contra la seguridad nacional, otra agravante que se añade al proceso judicial que se sigue. Debemos aclarar que el proceso de encauzamiento estadounidense los cargos se presentan aisladamente y se juzgan de igual manera. El jurado que conozca del caso dictamina culpabilidad o inocencia en cada cargo presentado por la fiscalía. El cargo inicial de no estar registrado como agente extranjero es lo suficiente grave por si solo para encarcelarlos. La exclusión de fianza se basa, principalmente, en evitar que abandonen el país. ( 6 ) ALCANCE DE LA RED DE ESPIONAJE

Lo oficina Federal de Investigaciones no ha dado información específica acerca del número de agentes cubanos trabajando en los Estados Unidos. En este caso de los 10, las respuestas de esta agencia son: "todos los que están arrestados son espías, pero no hemos arrestados todos los que son". Esta respuesta es clara y consistente con el trabajo de la Sección de Contra Espionale de la División de Seguridad Nacional del FBI. En el mundo del contra espionaje de esta nación la práctica que se sigue, generalmente, es observar las actividades de sospechosos de espionaje, documentar el caso y dejar que sigan actuando. Estas observaciones de "legales o ilegales" pueden durar meses o años. El FBI permite a los "observados" que abandonen el país por vías legales o clandestinas y que regresen a los Estados Unidos de la misma forma. El objetivo de las agencias de contraespionaje es conocer la metodología, objetivos, alcance y de la penetración de los espías, no encarcelarlos. "Un espía preso no tiene utilidad", nos comentó una fuente conocedora de estas prácticas.
En el caso de los 10 estamos leyendo el primero de los muchos capítulos que se escribirán en este drama. Los grupos pro castristas tratarán de presentar el caso como algo sin importancia, realizado por un grupo de bajo rango, carente de recursos, llenos de celo revolucionario y, por supuesto con el desconocimiento de Fidel Castro. Hay que esperar que Castro castigue a los responsables en Cuba de esta "locura".
Los más extremistas anti castristas proclamarán un segundo Pearl Harbor y pedirán una pronta invasión a Cuba. Posiblemente, los dos bandos hayan perdido el sentido práctico de lo que está en juego. Intentaremos enmarcar el debate que se avecina en los parámetros jurídicos legales de Washington. Este caso hay que juzgarlo por su extensión, historia y objetivos a obtener. Y, sobre todo, dentro de las circunstancias políticas imperantes en Washington y La Habana en estos momentos.
Es muy difícil conocer la extensión de la red de espionaje cubana. Tardará muchos años en saberse el número de ilegales que el FBI ha identificado. Muchos están actuando como dobles agentes. Otros siguen siendo "observados" para saber el movimiento y contactos de los mismos.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: CUBA: LA HABANA TRATO DE ESPIAR EN 1999 A LIDERES CUBANOAMERICANOS

Mensaje por Invitado el Jue Abr 10, 2008 8:26 pm

GÉNESIS DEL ESPIONAJE CASTRISTA


El primer intento de operación seria y oficial de "inteligencia" cubana en los Estados Unidos, que hemos podido documentar, ocurrió en septiembre del año 1959. Un agente de inteligencia cubano, Comandante Abelardo Colomé Ibarra, que se identificó como miembro del Departamento de Inteligencia del Ejército Rebelde (DIER) se presentó ante la Sección de Inteligencia del Sheriff del Condado de Dade, en la ciudad de Miami, ofreciendo un intercambio de inteligencia: él proveería información sobre la mafia a cambio de información sobre los exiliados cubanos.
La persona que habló por la sección de inteligencia, un multilingüe agente de 37 años de edad, experimentado en cuestiones de espionaje, le respondió que él no podía informar sobre ninguna persona que viviera en los Estados Unidos. Este agente de contra inteligencia, ducho y conocedor de estos "juegos" estaba esperando esta visita. "La intención de estos agentes era legitimizar u oficializar una red de agentes clandestinos que conocíamos ya estaba operando en Miami". Ese tipo de truco es muy común y gastado, conocido como: el bautismo. Darle nombre y apariencia legal a lo oculto y clandestino. El FBI y los operativos de inteligencia estatales hicieron un simple comentario al respecto: "Venir a bailar a casa del trompo".
Los más importantes y efectivos jefes de espionaje castristas, en 40 años de actividades, que trabajaban fuera de misiones diplomáticas han sido identificados como: Julián Torres Rizo, y los gemelos Antonio y Patricio de la Guardia Font. El recientemente fallecido Manuel Piñero Losada (Barba Roja) dirigiendo el Departamento Américas desde Cuba fue muy efectivo en misiones de apoyo y penetración a largo plazo. En Canadá existe una efectiva red de espionaje, al igual que en México, que actúan como organizaciones de apoyo a los espías que trabajan en los Estados Unidos. Por un tiempo las redes de espionajes estaban dirigidas desde la embajada cubana ante la ONU.
Las agencias de contra espionaje estadounidenses ya tenían el diagrama abierto en las embajadas cubanas en la ONU y Washington, así como en otros consulados de Cuba en los Estados Unidos desde 1959. "Era cuestión de esperar y llenar los espacios vacíos en el diagrama de organización", nos comentó un experto en contra espionaje.
ENTRENAMIENTO Y ANTECEDENTE DE LOS ACUSADOS

El FBI estima que el entrenamiento de estos agentes requiere un mínimo de cinco años en prácticas de espionaje, no contando la profesión u oficio y experiencia que los agentes tuvieran previo a su ingreso como agentes de inteligencia. Generalmente estos especialistas del MININT tienen un rango que fluctúa de capitán a coronel del DI (Dirección de Inteligencia). Tomemos el caso de Joseph Santos Cecilia (Mario), persona infiltrada en la base aérea de Boca Chica, este agente era un profesor de ingeniería en la Universidad Central de Santa Clara, experto en telecomunicaciones y computadoras. Se conoce que recibió intenso entrenamiento especializado antes de ser asignado a esta misión. Su esposa, Amarilys Silverio (Julia), posee similares conocimientos en computadoras y telecomunicaciones y también era profesora de matemáticas de la Universidad Central de Santa Clara. Nuestras fuentes en Santa Clara los identifican de la forma siguiente. Amarylis nació en la ciudad de Placetas en 1956, donde conoció a Joseph, nacido en Estados Unidos, éste último se repatrió con sus padres a la ciudad de Placetas, ambos se sospechaba eran activos miembros del MININT. Santos habla español, inglés y ruso, estudió cursos de ingeniería en la Unión Soviética. En 1995 desaparecieron de la ciudad de Santa Clara diciendo que iban a cursar estudios avanzados en La Habana. El resto de los detenidos tiene una capacidad intelectual y experiencia similar a los antes mencionados. ANÁLISIS POLÍTICO

La presente crisis y escándalo político que envuelve al presidente Clinton, en estos momentos, hace que la atención de la prensa se concentre casi exclusivamente en la Casa Blanca. Señalamos algunos aspectos importantes que serán revelados en este proceso y dónde hay que concentrar la atención en este caso. Pasada las elecciones del próximo mes de noviembre los miembros del Congreso envueltos en el caso se sentirán más libres de elaborar en este caso. El debate se concentrará en varios aspectos significativos. Peligro que representaría el posible sabotaje o actos de terrorismos en la población civil del estado de La Florida. Sabemos que hay evidencia en este caso que hará revivir el incidente del derribo de los aviones de los Hermanos al Rescate y los planes de secuestro de los exiliados General Rafael del Pino y Mayor Orestes Lorenzo.
La inclusión en el caso como conspiradores del presidente Fidel Castro y los generales Abelardo Colomé Ibarra y Jesús Bermúdez Cutiño, se convertirá en serio problema para las aspiraciones políticas nacionales del Vice Presidente Al Gore y candidatos a diferentes cargos electivos en el estado de La Florida. Este estado es clave en una campaña electoral. La actual cooperación de agentes de inteligencia cubanos, con miembros del FBI y otras agencias federales que vigilan el narcotráfico será cuestionada públicamente.
Recientemente, en una visita a Miami, el desertor cubano radicado en Francia, Coronel Dariel Alarcón Ramírez (Comandante Benigno), ex combatiente de las guerrillas cubanas que operaban en Bolivia al mando del Che Guevara, reveló públicamente, lo que me había dicho en privado: los intentos de asesinato contra exiliados cubanos como Félix I. Rodríguez Mendigutía y otros, ordenados por La Habana. Según Alarcón Ramírez, el argentino español, Enrique Gorriarán Merlo, actualmente encarcelado en la Argentina, ejecutor del ex presidente Anastasio Somoza, miembro de los servicios de inteligencia cubanos en capacidad de "hit man" (asesino) visitó la ciudad de Miami en 1975, en unión de otros agentes de inteligencia cubanos, con el propósito de asesinar a Rodríguez Mendigutía. Alarcón Ramírez que desertó en 1994, en París, Francia, es uno de los más altos de desertores de los servicios de inteligencia cubanos, no extrañaría que pudiera intervenir, directa o indirectamente, en la aclaración del presente caso y posible testigo de cargo.
Motivaciones. Esta es la parte más difícil de determinar. ¿Qué motivó a Fidel Castro a ordenar estas acciones? No es un secreto que cuando comenzaron en 1995, este plan de espionaje, Washington intentaba normalizar, en lo posible, sus relaciones con Cuba. Aún, en estos momentos todavía había la voluntad de esta administración de Clinton, de mejorar en lo posible sus relaciones con Cuba. El Pentágono había declarado que Cuba no era un peligro militar para los Estados Unidos. El General John J. Sheehan (USMC-R), que recientemente declaró que Castro era "encantador" y no representaba un peligro militar para los Estados Unidos, ha quedado ridiculizado y humillado por esta acción. A continuación presentamos algunas de las teorías que circulan en Washington, sin subscribirme ni descartar ninguna.
1. Castro sabiendo que su salud está irremediablemente resquebrajada quería producir un holocausto antes de su muerte. 2.Castro previendo que los Estados Unidos ofreciera un acercamiento a Cuba modificando su política de embargo, trató de radicalizar a Washington con esta acción. Actuó en forma similar en 1975 cuando Jimmy Carter trató de normalizar relaciones con Cuba y éste respondió con una intervención en Angola. 3.Castro intentaba vender esta información a posibles clientes: Rusia, algunos países árabes, a vendedores de drogas colombianos. 4.Hay que descartar que Cuba entregara a estos espías por ineficientes, poco confiables o acercamiento a los Estados Unidos. Había muchas formas de conseguir estos fines sin provocar este escándalo.
Este es el primero de una serie de artículos sobre el tema.
Los que quieran reproducir este artículo, tienen que ponerse en contacto con Marcelo Fernández-Zayas: wpais@cais.com
NOTAS

1.Lista de los detenidos. Tcc (también conocido como)

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: CUBA: LA HABANA TRATO DE ESPIAR EN 1999 A LIDERES CUBANOAMERICANOS

Mensaje por Invitado el Jue Abr 10, 2008 8:27 pm

. Manuel Viramontes, tcc: Giro, Giraldo 2. Luis Medina, tcc: Allan, Johnny, Oso 3. René González-Sehweret, tcc: Castor, Iselín 4.Antonio Guerrero, tcc: Rolando González-Díaz, Lorient 5. Rubén Campa, tcc: Vicky 6.Alejandro Alonso, tcc: Franklyn 7. Nilo Hernández, tcc: Manolo 8. Linda Hernández, tcc: Judith 9. Joseph Santos, tcc: Mario 10.Amarylis Silverio, ttc: Julia
El FBI advierte que posiblemente alguno de los nombres de los acusados son falsos.
2. No es un delito poseer mapas de ciudades, carreteras, etc. Si el FBI incluyó estos mapas como evidencia, es porque los mismos deben tener marcas o anotaciones incriminantes a los acusados. Los mapas de New York o Miami no llaman la atención ya que estas ciudades son centros de grandes concentraciones de cubanos. Las ciudades de Houston y Las Vegas no tiene una aparente explicación. Una posible es que ambas ciudades tienen gran número de empleados civiles y militares que trabajan en bases aéreas cercanas. Las Vegas es utilizada al mismo tiempo como centro internacional de "lavado de dinero".
El Comando Sur de las Fuerzas Armadas es una base o puesto de mando compuesta de todos los servicios militares del Pentágono, con sede en Miami y dependencias en diferentes partes de La Florida, encargado de las operaciones de vigilancia de tráfico de drogas y actividades militares extranjeras en toda el área del Caribe, Centro y Sur América.
3. En el presente la mayoría de las comunicaciones a larga distancia hacen uso de satélites, Cuba usa la cadena de satélites rusos: Sputniks. Teléfonos o radio transmisores pueden ser integrados a estos satélites. Los acusados se comunicaban, principalmente, con Cuba por el envío y recepción de diskettes de computadoras. El FBI no ha revelado la vía que utilizaban para estos envíos. Si embargo, esta agencia a explicado que se encuentra en el proceso de descifrar gran número de documentos contenidos en estos centenares de diskettes.
4. Los documentos ocupados a los detenidos indican que una de sus principales misiones militares era obtener información acerca de aviones de reconocimientos y caza bombarderos que usan avanzados equipos electrónicos para cumplir sus misiones. Entre estos se encuentran los aviones del modelo F-111 y sus variantes conocidos popularmente como Stealth o Pájaros negros. Estos aviones cuestan aproximadamente $2.5 billones cada uno, no son detectados por radar, se conoce muy poco acerca de los mismos salvo que bombardean silentemente por medios electrónicos no convencionales. Tienen un radio de acción muy grande ya que pueden ser re abastecidos en el aire. Las bases de estos aviones no son conocidas, pero se estima que residen en estados del Centro Oeste del país. No se ha revelado si este modelo de avión utilizaba bases del Comando Sur. Desconocemos si entre los documentos confiscados se hacía mención específica acerca de los mismos. Sabemos que se hacía mención de otros modelos de aviones de reconocimientos con fines similares al mencionado. Sin embargo, este comando es utilizado por aviones conocidos como AWAC los cuales son de importancia vital para operaciones militares y esfuerzos para combatir el narcotráfico.
5. Abogados que consultamos opinan que el obstruir a grupos cívicos o políticos organizados para expresar legalmente ideas u opiniones, como son las organizaciones de exiliados, es un delito menor. Sin embargo, alentar, contribuir, facilitar, co participar en la violación del Acta de Neutralidad es un delito mayor (felonía) ya que constituye una premeditada conspiración de un gobierno extranjero auspiciando, alentando, facilitando y co participando premeditadamente en una acción delictiva. Aclaremos, legalmente lo que constituye conspiración: cuando dos personas o más se reúnen con la intención de cometer un delito y dan el primer paso para realizarlo. Esta violación de la ley puede llevar una sentencia de varios años de cárcel para sus participantes. En el caso de cartas amenazantes a congresistas estadounidenses pretendiendo provenir de grupos de exiliados constituye otra felonía. En este caso hay conspiración, amenazas a miembros del Congreso y asumir maliciosamente el nombre de una persona u organización para culparla de un delito. Esta es otra felonía penalizada con años de cárcel.
El más serio de los cargos es el de planear cometer actos de sabotaje contra un objetivo militar siguiendo órdenes de un gobierno extranjero. Esto es el equivalente a un acto de guerra y al mismo tiempo una acción que entra en la clasificación de "terrorismo auspiciado por un gobierno extranjero". Cuba ya estaba incluida entre las naciones que auspician el terrorismo. Los Estados Unidos al conocer de esta nueva agravante darán a conocer hasta dónde quieren llevar el caso desde el aspecto jurídico y político. Si declaran al Jefe de Estado y Gobierno de Cuba, Fidel Castro y su delegado, en este caso, al Ministro del Interior (MININT), General Abelardo Colomé Ibarra como conspiradores y acusados en ausencia, el tribunal tendrá que pasar sentencia sobre los mismos. El Fiscal que actuará a nombre de la Procuradora General, Janet Reno, después de consulta con la misma tendrá que tomar esta decisión. Este aspecto del caso hay que aclararlo bien. El presidente Bill Clinton, con sus asesores, tendrán que tomar la decisión política de incluir, si deciden hacerlo, a funcionarios del gobierno cubano como autores intelectuales del caso. Esta es una decisión que está últimamente en manos del Presidente de la nación.
6. La ley señala que toda persona que represente intereses de un gobierno extranjero, para funcionar legalmente en este país debe aparecer registrada como tal. En este registro aparecen los nombres de funcionarios diplomáticos que el gobierno extranjero se responsabiliza por la actuación de los mismos. Esto incluye desde el máximo representante diplomático, Jefe de Misión, generalmente al nivel de embajador, hasta otros funcionarios menores. No es una actividad delictiva que los mismos obtengan información o inteligencia siempre y cuando no rompan leyes.
Espionaje consiste en poseer o tratar de obtener información violando las leyes del país donde están acreditados. Aquellas personas o agentes que trabajen para un gobierno extranjero y que no aparecen en el registro de agentes extranjeros son considerados como "ilegales"o espías. En este caso de los "diez", tres de los acusados son doblemente ilegales: primero por la labor que desarrollaban y segundo por haber entrado clandestinamente en el país.
FIN

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: CUBA: LA HABANA TRATO DE ESPIAR EN 1999 A LIDERES CUBANOAMERICANOS

Mensaje por Invitado el Jue Abr 10, 2008 8:28 pm

marzo 14, 2003.
Arrestan en Miami a ex oficial de inteligencia cubano
Rui Ferreira . El Nuevo Herald
Las autoridades de Inmigración y de Aduanas arrestaron ayer a un exiliado cubano al cual acusan de ser un antiguo agente de inteligencia que se dedicó en la isla a vigilar el movimiento disidente así como los funcionarios y empleados de la misión diplomática estadounidense.
Sin embargo, añadieron, vino a Estados Unidos hace dos años con una visa de turista, pero no informó a nadie sobre su pasado, una violación de la ley que puede ahora costarle la deportación a Cuba, donde tiene a su esposa y dos hijos.
La Agencia de Aplicación de la Ley de Inmigración y Aduanas identificó al detenido como Lázaro Amaya La Puente, de 39 años, y añadió en un comunicado que lo estaba siguiendo en los últimos seis meses hasta que lo detuvo ayer por la mañana en su lugar de trabajo, Le Jeune Motel, en la Calle Ocho del SW. El hombre fue enviado al Centro de Detención de Krome.
Las autoridades dijeron que Amaya, antes de arribar a Estados Unidos en el 2000, ''estuvo envuelto en operaciones de inteligencia contra activistas de derechos humanos y empleados de la Sección de Intereses de Estados Unidos en La Habana'', pero no dieron ejemplos ni indicaron fechas.
''Creo que el mensaje es claro. Todo extranjero que haya colaborado con un servicio de inteligencia hostil no debe venir a este país, sino será arrestado y pudiera ser encausado criminalmente'', dijo a El Nuevo Herald el investigador Bill West.
Según el funcionario, el individuo fue arrestado porque no informó a las autoridades sobre su pasado cuando ingresó al país, no por hacer actividades de espionaje aquí. Por eso, Amaya será puesto a disposición de un juez de inmigración que eventualmente determinará su expulsión del país, añadió West.
Aun así, la nota oficial anunciando la detención enfatizó que "el arresto es el primero en este distrito de un ex alto miembro de la comunidad internacional de espionaje desde que fue creado el Departamento de Seguridad Territorial''.
''Esto es algo que sucede sólo en Cuba, no en Estados Unidos. Lázaro es un buen trabajador, inocente, y lo único que quiere es quedarse en Estados Unidos, traer a su esposa y dos hijos'', dijo Raúl Soberón, el administrador del motel.
West no quiso indicar cómo las autoridades se enteraron del pasado de Amaya para no perjudicar sus fuentes, pero Soberón es el primer sorprendido porque, según recuerda, cuando ayudó a Amaya a traducir la planilla de petición de asilo político, el detenido dejó constancia de su pasado laboral en la isla.
Soberón añadió que Amaya le había dicho que uno de sus trabajos en Cuba fue vigilar quién entraba o salía de la Sección de Intereses de Estados Unidos, pero que él no estaba contento con ello.
No está claro en qué condiciones llegó a Estados Unidos ni cómo obtuvo una visa de entrada.
En los últimos años, las autoridades han arrestado a 19 agentes de inteligencia del gobierno cubano. Nueve de ellos están detenidos, uno de los cuáles también deberá ser deportado a la isla.
Pero es la primera vez que en Estados Unidos es arrestado alguien que presuntamente realizó actividades de espionaje contra intereses estadounidenses en Cuba.
Las autoridades cubanas disponen de diversos edificios delante de la misión diplomática estadounidense, desde donde filman las entradas y salidas de personal, tanto diplomáticos como visitantes o viajeros en busca de una visa.
Ese acoso ha sido objeto de protestas por parte de Estados Unidos. El mes pasado, el Departamento de Estado hizo público un informe donde refleja una campaña continua de hostigamiento a sus diplomáticos en La Habana.
El hostigamiento incluye dejar heces fecales humanas dentro de las residencias de los diplomáticos, disparar las alarmas de incendio o la presencia de intrusos en medio de la noche, pinchar neumáticos, romper cristales de las casas, además de toda una intensa actividad de escucha telefónica y de conversaciones en las casas, además de los ya habituales seguimientos.
A fines de la década pasada, los miembros de la misión diplomática recibían una forma común de hostigamiento cubano. Cuando los primeros salían del cine, al regresar a sus autos se percataban que estaban parqueados en un lugar distinto a donde los habían dejado.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: CUBA: LA HABANA TRATO DE ESPIAR EN 1999 A LIDERES CUBANOAMERICANOS

Mensaje por Contenido patrocinado Hoy a las 3:16 pm


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.