Secretos de Cuba
Bienvenido[a] visitante al foro Secretos de Cuba. Para escribir un mensaje hay que registrarse, asi evitamos que se nos llene el foro de spam. Pero si no quieres registrarte puedes continuar y leer toda la informacion contenida en el foro.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Facebook
Anuncios
¿Quién está en línea?
En total hay 22 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 22 Invitados :: 2 Motores de búsqueda

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 1247 el Jue Sep 13, 2007 8:43 pm.
Buscar
 
 

Resultados por:
 

 


Rechercher Búsqueda avanzada

Sondeo

Respecto a la normalización de relaciones o el intercambio de presos realizado el miércoles como parte del acuerdo entre Cuba y EEUU

54% 54% [ 42 ]
42% 42% [ 33 ]
4% 4% [ 3 ]

Votos Totales : 78

Secretos de Cuba en Twitter

La "REVOLUCION" en todo su "esplendor"....

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

La "REVOLUCION" en todo su "esplendor"....

Mensaje por jose gonzalez el Dom Mar 30, 2008 10:21 pm

DESAMPARADOS PLAGAN CIUDADES CUBANAS



DESAMPARADOS
PLAGAN CIUDADES CUBANAS





José F. Sánchez
Analista
Jefe de Buró
Cuba
Dept. de Investigaciones
La Nueva Cuba

Marzo 30, 2008


Un artículo publicado en un medio de la maquinaria mediática del régimen hace una apelación a "buscar solución al problema de las personas que 'deambulan' sin protección por las calles".





El eufemístico apelativo de "deambulantes" intenta atenuar el impacto de una admisión difícil de digerir tras "los cambios" que según Mariela Castro -hija del dictador sucesorio Raúl Castro- ya tuvieron lugar en Cuba, hace la friolera de medio siglo.



En el artículo de marras, el autor que se identifica bajo el nombre de Froilán Parra Suárez y escribe su reportaje basado en la oriental ciudad de Holguín hace alusión a la situación atravesada por "un hábil albañil cuyas prodigiosas manos eran capaces de lograr cambios impresionantes en las viviendas de sus clientes, aunque tuvieran pocos recursos. A su habilidad muchas personas agradecen las casas donde viven. Pero su incorregible adicción al alcohol lo transformó hasta su muerte. Tiznado, con la ropa sucia y harapienta, un palo como bastón y descalzo, deambuló durante años por las calles y contempló muchos amaneceres en los bancos de los parques holguineros. Pese a que la familia más cercana lo abandonó, luego de perder la esperanza en su recuperación, su despedida de este mundo, sin embargo, estuvo rodeada del cuidado de médicos y enfermeras de la Sala de Geriatría del Hospital Vladimir Ilich Lenin, de esta ciudad."


Por supuesto que en todas las sociedades modernas viven personas desampardas, pero en ningún de esos países sus gobiernos han estado cincuenta años proclamando que no existen en ellas desamparados tras algún cambio "para siempre" introducido gracias a la oportuna aparición de una figura política mesiánica y excepcional como Fidel Castro.


¿Como pudo el desamparado holguinero deambular durante años y dormir en la vía pública sin que el omnipresente y omniciente régimen -cuya policía política lo sabe todo- tomara cartas en el asunto? Evidentemente, el "cambio" ocurrido en 1959 no logró alcanzar al indigente cubano holguinero. Al mismo tiempo su existencia no podía ser admitida porque él constituía un contradicho, del mantra castrista de "en Cuba no existen desamparados ni el desalojo" repetido hasta el cansancio por la maquinaria mediática de propaganda.

El paliativo: en sus últimos momentos fallecería en un hospital cubano, rodeado de "cuidados" pero seguramente carente de sábanas limpias, de alimentos apropiados y quizás plagado de infecciones adicionales procedentes del estado de deterioro que sufren los centros hospitalarios cubanos por décadas.

Y prosigue el articulista: "No es un solo caso; desafortunadamente, en muchas ciudades cubanas están al alcance de nuestros ojos. Tampoco son parias ni desclasados. Son personas comunes, con oficios y procederes estables, hasta un día en que cambian sus vidas por el alcohol o porque el velo extraño de la demencia nubla sus mentes. Un colectivo de investigadores se dedica al análisis de las variadas situaciones de la vida social, que no pueden verse por separado en un tema sensible y con tantas aristas como el de los deambulantes. Este fenómeno es multicausal, por lo que elaboraron un perfil de quienes deambulan por la ciudad de Holguín. Se trata, en su mayoría, de hombres entre 50 y 60 años, a los que la familia no atiende. Hay barrios más proclives a esta problemática, como el reparto Alcides Pino. Los casos están, generalmente, ligados a algún tipo de marginalidad...



Tras declarar que "en el Centro de Salud Mental y de Rehabilitación Psicosocial - de Holguín- se ha atendido a 321 desamparados hasta el mes de febrero" Parra Suárez procede a reportar como los organismos oficiales -¡tardaron 50 años en involucrarse!- ahora proceden a enfrentar el problema de los desamparados que plagan la ciudades cubanas: "Gracias al trabajo conjunto de los organismos que participan en los análisis de cada caso en la Comisión de Prevención y Atención Social; ya han logrado reubicar varios casos, incluso algunos de provincias como La Habana, Santiago de Cuba y Villa Clara. Para completar su reinserción social, resultan decisivas las brigadas especializadas de Trabajadores Sociales. Muchos casos son críticos y requieren de análisis pormenorizados en los Consejos Populares."
Por supuesto que se trata apenas de la punta del "iceberg" o témpano de hielo del grave, endémico problema de los desamparados cubanos. En el pasado, en uno que otro raro caso de cobertura del tema de los "deambulantes" cubanos -por parte de corresponsales extranjeros en Cuba-, los reportajes fueron atacados despiadadamente por funcionarios del régimen, que sin excepción descalificaron tales informaciones.

Tras el cambio "reciente" que tuviese lugar en 1959, cinco décadas más tarde el tema reaparece sin "antecedentes", sin argumentos que expliquen, cuándo a lo largo de medio siglo "los organismos", "las comisiones de análisis", las "brigadas especializadas" dejaron de llevar a cabo su trabajo o si simplemente no lo hicieron nunca.

La sociedad cubana, la familia -antes "del cambio de 1959"-, siempre se caracterizó por tener especial cuidado de sus ancianos, de sus enfermos mentales. Cuba no se caracterizó por los niveles de pobreza tan acuciantes típicos del tercer mundo y de gran parte de América Latina. De hecho la Cuba de antes del castrismo no se caracterizaba por "niños de la calle", ni la escena común de las ciudades y pueblos de la Isla era la de desamparados y limosneros por las calles.

jose gonzalez
Fundador

Cantidad de mensajes : 2692
Valoración de Comentarios : 142
Puntos : 261
Fecha de inscripción : 28/08/2006

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.