Secretos de Cuba
Bienvenido[a] visitante al foro Secretos de Cuba. Para escribir un mensaje hay que registrarse, asi evitamos que se nos llene el foro de spam. Pero si no quieres registrarte puedes continuar y leer toda la informacion contenida en el foro.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Facebook
Anuncios
¿Quién está en línea?
En total hay 47 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 47 Invitados :: 2 Motores de búsqueda

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 1247 el Jue Sep 13, 2007 8:43 pm.
Buscar
 
 

Resultados por:
 

 


Rechercher Búsqueda avanzada

Sondeo

Respecto a la normalización de relaciones o el intercambio de presos realizado el miércoles como parte del acuerdo entre Cuba y EEUU

54% 54% [ 42 ]
42% 42% [ 33 ]
4% 4% [ 3 ]

Votos Totales : 78

Secretos de Cuba en Twitter

PREOCUPA SALUD DE PRISIONERO

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

PREOCUPA SALUD DE PRISIONERO

Mensaje por VIVA CUBA LIBRE el Miér Feb 20, 2008 5:02 pm

Preocupa salud de prisionero de conciencia
Juan Carlos González Leiva

20 de febrero de 2008
La Habana – Bárbara Maritza Rojo Arias expresó preocupación por el estado de saludo de su esposo del prisionero de conciencia Omar Moisés Ruiz Hernández, pues le notó abultamiento en el tórax después que padeció una neumonía en las precarias condiciones carcelarias en que se encuentra.
La esposa dijo además, que Hernández sufre de Hipertensión arterial severa, triglicéridos altos, vena aorta ensanchada, artrosis generalizada, espina bífida, gastritis, principios de desprendimiento de la retina, pérdida del sueño, faringitis crónica, dolores en el pecho, un quiste de 3 centímetros e inflamación en la próstata.
Omar Moises Hernández Ruiz, de 60 años de edad, pertenece al Grupo de los 75, es Periodista Independiente y extingue una condena de 18 años de cárcel en la prisión Nieves Morejón de Sancti Spíritus. Su familia reside en Calle Luz Caballero #18 e/ Misionero y Hospital, Santa Clara, Villa Clara, Cuba.
payolibre.com

VIVA CUBA LIBRE
Miembro Especial

Cantidad de mensajes : 1886
Valoración de Comentarios : 115
Puntos : 282
Fecha de inscripción : 28/01/2007

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: PREOCUPA SALUD DE PRISIONERO

Mensaje por Invitado el Miér Feb 20, 2008 5:59 pm

Omar Moisés Ruiz Hernández está condenado, por el tribunal de Santa Clara, a 18 años de cárcel.
Últimas noticias...
13.10.2006 - Según Bárbara Rojo, esposa del periodista independiente Omar Ruiz Hernández, encarcelado desde la oleada represiva de marzo de 2003 en la prisión de Nieves Morejón de Sancti Sipritus (Centro), tuvo que someterse a una inspección en la que le estropearon el corsé que debe llevar necesariamente, a causa de su columna vertebral. Ahora tiene fuertes dolores de espalda. El militar que efectuaba el registro quitó las varillas del corsé, rompiendo una de ellas. Por otra parte, el periodista perdió el conocimiento hace dos meses . Pidió que le hicieran un reconocimiento médico, pero solo tuvo derecho a un electrocardiograma.
En la cárcel
15.11.2005 - Según una información del sitio Cubanet, fechada el 15 de noviembre de 2005, Omar Moisés Ruiz Hernández ha sido trasladado de la cárcel de Canaleta, en Ciego de Avila (Centro), a la de Nieves Morejón, en la provincia de Sancti Spiritu (Centro Sur). El periodista se encuentra ahora más cerca de la ciudad de Santa Clara, donde vive su familia.
El 7 de agosto, Nueva Prensa org contaba que Omar Ruiz Hernández está detenido en una celda de 1,90 de ancho por 4 metros de largo, separado del edificio principal y en condiciones extremas de aislamiento. Esconde los alimentos que recibe durante el día, para poder comerlos por la noche, porque el hambre le impide dormir. Tiene prohibido hacer llamadas telefónicas, y no recibe respuesta al correo que envía a sus familiares. Por su parte su esposa, Bárbara Rojo Arias, ha vuelto a recibir las cartas de su marido, tras haberse quejado a un oficial de la policía política. La moral del periodista sigue siendo buena.
El 30 de septiembre, el sitio Cubanet contaba que, con ocasión de una conversación telefónica con su esposa, Omar Moisés Ruiz Hernández declaró que las autoridades sanitarias de la cárcel no le habían diagnosticado una inflamación de próstata. Ese resultado contradice el reconocimiento efectuado anteriormente en Santa Clara, por un urólogo amigo de la familia. Por otra parte su mujer, Bárbara Rojas, cuenta que en la noche del 27 de septiembre las autoridades de Santa Clara instalaron sin su consentimiento ornamentaciones en los alerones de su casa, para celebrar el aniversario de la creación de los Comités de Defensa de la Revolución (organizaciones oficiales de barrio.
Un artículo publicado el 18 de febrero, en el sitio de Nueva Prensa Cubana, afirma que se mantiene el estado moral del periodista. Sin embargo, el sitio cubanet.org reproducía el 19 de enero los comentarios de Omar Moisés Ruiz Hernández a su mujer, acerca de su situación después que le trasladaran a una celda compartida con presos comunes. La intimidad del periodista ha quedado reducida. Debe compartir los servicios con otros 17 presos. Para telefonear a sus familiares tiene que hacer cola, a las 6 de la mañana. El periodista dice que rechaza las reglas de la cárcel. Su mujer teme que le encierren en el calabozo, o le peguen. Añade que ya no le entregan su correspondencia.
El 15 de mayo se supo que Iván Hernández Carrillo, Mario Enrique Mayo y Omar Ruiz Hernández están sometidos a un régimen de detención de "máximo rigor". Encerrados solos en sus celdas, Iván Hernández y Mario Enrique Mayo solo están autorizados a recibir visitas de sus familiares cada cuatro meses. El 3 de junio, a sus familias se les negó el acceso a la cárcel, a pesar de que era un día de visita, que fue aplazada al 11 de julio. Los familiares de Omar Ruiz Hernández no podrán visitarle hasta el mes de agosto. En la cárcel de Holguín, a los presos políticos se les priva de las visitas conyugales, a las que teóricamente tienen derecho.
El 3 de julio, nuevaprensa.org daba cuenta de que se intercepta la correspondencia de Omar Ruiz Hernández. Según su esposa, Bárbara Rojo Arias, desde su detención el periodista le ha escrito al menos cuatro cartas, que nunca ha recibido. Tampoco ha recibido ninguna llamada telefónica de su marido.
En una carta dirigida a su mujer y fechada el 10 de abril de 2004, Omar Moisés Ruiz Hernández anunciaba que su situación había empeorado, y que tiene que soportar unas condiciones de detención que "arruinan (su) salud y (le) desestabilizan moralmente". Explica que algunos presos comunes, con los que está internado, no tienen "ningún principio, ningún sentimiento, son ladrones y sin escrúpulos". Cuenta como son sus días desde que le trasladaron a un celda de presos comunes: "Ahora el programa diario es muy diferente. Nos despiertan hacia las 5h, para hacer el recuento. Después apagan la luz y todos volvemos a acostarnos. Si a esa hora no he rezado todavía dedico un momento a la oración, porque es el único rato del día en que puedo hacerlo tranquilamente (...) Me lavo la cara y me cepillo los dientes. Al volver a acostarme tomo mis medicinas para estabilizar la tensión arterial y, si reina la calma, leo el Pan Diario, la Biblia o el almanaque. Luego reparten el desayuno. Yo aprovecho para leer porque, por suerte, la mayoría de los detenidos vuelve a acostarse. Después me tumbo esperando la hora del arreglo". Los martes y los jueves tiene derecho a un paseo de tres horas. Pasa una parte de sus días escribiendo cartas y leyendo. Por la noche y el fin de semana el periodista puede ver la televisión.
El 13 de agosto, Omar Moisés Ruiz Hernández recibió la visita de su esposa, Bárbara Rojo Arias, y de su hijo de 6 años. Bárbara Rojo Arias señala que han empeorado las condiciones de detención de su marido, desde que le trasladaron de la cárcel de Guantánamo (Este) a la de Canaleta, en Ciego de Avila (Centro). "Ha sido la visita más chocante de este año", precisó la mujer del periodista. "Llegamos a las 8,30 de la mañana, y tuvimos que esperar hasta la 1 de la tarde, para poder visitarle", añadió. Las personas cercanas al periodista no han podido enviarle ni medicamentos, ni cartas, ni revistas. Por otra parte, Omar Moisés Ruiz Hernández no está recibiendo el tratamiento que necesita para su hipertensión arterial.
El hijo de Omar Ruiz Hernández, de seis años de edad, tiene una úlcera estomacal. Según la familia del periodista podría ser consecuencia del stress a que está sometido el niño, desde el encarcelamiento de su padre.
El 10 de septiembre, una asociación de médicos disidentes de Santa Clara ha hecho público un comunicado en el que denuncia el estado de salud de Omar Moisés Ruiz Hernández. Según ese informe, el detenido tiene frecuentes dolores precordiales (región situada debajo del corazón) e hipertensión. Además, está afectado por una hepatitis grasa, una enfermedad provocada frecuentemente por un alto nivel de colesterol. "Pensamos que los problemas precordiales y la hipertensión arterial son las manifestaciones externas de sus problemas cardíacos", precisa la asociación, que pide la libertad del periodista.
Omar Moisés Ruiz Hernández, trasladado el fin de semana del 27 de noviembre a Combinado del Este (La Habana) para un reconocimiento médico, ha sido devuelto a la cárcel de Canaleta. El periodista se ha declarado feliz por haber podido salir algunas horas y volver a ver a los amigos, con los que no tenía contacto desde hace mucho tiempo. El reconocimiento ha revelado un ensanchamiento de la aorta, a causa de una hipertensión arterial, y un índice elevado de triglicéridos en sangre (aumentando el peligro de enfermedades cardiovasculares). No se le han detectado esta vez otros problemas de salud (inflamación de la próstata, trastornos de hígado, un quiste en el riñón), aparecidos en los reconocimientos médicos efectuados hace poco más de un mes en Ciego de Avila. La esposa del periodista, Bárbara Rojo Arias, que pudo visitarle el 4 de diciembre, ha declarado haberle encontrado más delgado. Según ella, las autoridades penitenciarias no le dejaron entregar a su marido las vitaminas que le había llevado.
En una llamada telefónica, efectuada el 24 de febrero 2005 desde la cárcel de Canaleta, Omar Moisés Ruiz Hernández se quejó a su mujer de que los carceleros le habían despojado de sus cosas. Bárbara Rojo Arias, la esposa del periodista independiente, le había visitado el día anterior, acompañada por primera vez de sus tres hijos. Ella ha confiado al Cubanet.org que habían registrado completamente la celda de su marido y le habían confiscado sus pertenencias: la ropa, un reloj, las medicinas que le llevaron la víspera y una carta del periodista José R. Moreno Cruz. "Ni siquiera en la cárcel provincial de Guantánamo había pasado por una inspección como esta", dijo el preso a su mujer. Sin embargo, los guardias han prometido entregar las medicinas al médico del establecimiento penitenciario. Bárbara Rojo Arias dice que encontró muy delgado a su marido. Omar Moisés Ruiz Hernández sufre, entre otras cosas, de un ensanchamiento de la aorta, exceso de triglicéridos en la sangre y presenta síntomas de atrofia de la retina. "Es una medida que no entiendo. ¿Por qué nos dejan llevarlas, si luego le van a confiscar la carta y las medicinas que necesita?", se pregunta Bárbara Rojo Arias.
Según un artículo publicado en línea en el sitio Cubanet el 24 de mayo de 2005, el periodista independiente Omar Moisés Ruiz Hernández telefoneó la víspera a su mujer, Bárbara Rojo Arias, para anunciarle que inmediatamente le iban a enviar al calabozo para un tiempo indeterminado, por negarse a saludar a un oficial durante su paseo por el patio de la cárcel de Canaleta, en Ciego de Avila. Su esposa no pudo conseguir más detalles sobre las circunstancias de esta decisión.
Según un artículo publicado el 14 de junio de 2005 en el sitio de Cubanet, el periodista independiente Omar Moisés Ruiz Hernández fue trasladado en enero al hospital provincial de Ciego de Avila, porque tenía una mancha negra en el ojo izquierdo. El médico que le reconoció dijo al vigilante que le acompañaba que el periodista tenía que presentarse en el hospital a los tres meses, para hacerle un seguimiento. Bárbara Rojo, la esposa del periodista, ha declarado que no comprende por qué, cinco meses más tarde, a su marido no le han llevado todavía al hospital, cuando la mancha no deja de aumentar.
El 12 de julio de 2005, a Omar Moisés Ruiz Hernández le negaron una consulta ortopédica en el hospital Antonio Sánchez Avila, de Ciego de Avila, mientras que su preocupante estado de salud no hace más que empeorar. Le anularon la consulta por el periodista se negó a ponerse el uniforme de los presos comunes para salir de la cárcel. Esos uniformes, que pasan de detenido a detenido, carecen de la más elemental higiene. El director de la cárcel de Canaleta hizo saber a Omar Moisés Ruiz Hernández que se trataba de un acto de desobediencia que se registraría como tal, y del que tendría que sufrir las consecuencias.
El 9 de agosto de 2005, el Colegio Médico Independiente de Villa Clara emitió un alarmante balance sobre el estado de salud de Omar Moisés Ruiz Hernández, haciendo indirectamente responsables de ello a las autoridades carcelarias. El comunicado recuerda que el periodista padece hipertensión arterial y tiene un índice anormalmente alto de triglicéridos en sangre (lo que aumenta el peligro de enfermedades cardiovasculares). También subraya que, desde enero de 2005, Omar Moisés Ruiz Hernández no ha podido hacerse los análisis de sangre necesarios para el control del índice de triglicéridos, y que no ha recibido las medicinas adecuadas para curarle esa enfermedad. Finalmente, hasta el día de hoy no se ha establecido ningún diagnóstico claro respecto a los problemas oftalmológicos que padece el periodista, lo que le impide empezar cualquier tratamiento.
El 18 de agosto de agosto de 2005, el oficial de prisiones Eduardo Sosa Pérez obligó a Omar Moisés Ruiz Hernández a desnudarse completamente para una "inspección", antes de la visita conyugal. Después, el periodista explicó por teléfono que había representado para él "una gran humillación" y un atentado a su "integridad humana y cristiana". También su esposa, Bárbara Rojo Arias, en la misma visita conyugal, tuvo que pasar por una inspección más concienzuda de lo habitual, a la entrada y la salida de la cárcel de Canaleta. Omar Moisés Ruiz Hernández se quejó de lo ocurrido al oficial de la Seguridad del Estado, quien le ha garantizado que no volverá a ocurrir.
El periodista está afiliado a la agencia de prensa "Grupo de Trabajo Decoro", y sus artículos se difundían en el sitio Cubanet.
Omar Moisés Ruiz estuvo detenido durante tres días en julio de 1992, y fue interrogado en la sede de la Seguridad del Estado, en La Habana, por sus artículos que presentaban de forma negativa las disfunciones de la sociedad cubana.
Fuente: Reporteros sin Fronteras.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: PREOCUPA SALUD DE PRISIONERO

Mensaje por Invitado el Miér Feb 20, 2008 6:00 pm

OMAR MOISES RUIZ

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: PREOCUPA SALUD DE PRISIONERO

Mensaje por Invitado el Miér Feb 20, 2008 6:02 pm

1947 en la Ciudad de Santa Clara. Sus padres fueron Reverendo Ponciano Ruiz Rodríguez y Maria Luisa Hernández Sigler.Está casado con Barbara Maritza Rojo Arias desde el 18 de diciembre de 1996. Tienen un niño de 5 años, Frank Samuel Ruiz Rojo y nació el 7 de agosto de 1998. Residen en Calle Luz Caballero #118 e/ Hospital y Misionero, Reparto Villa Josefa, Santa Clara, Provincia Villa Clara.
Antes de comenzar su vida laboral cursó estudios pastorales los cuales no pudo concluir por enfermarse. Después de concluir el Servicio Militar Obligatorio se incorpora como trabajador en la Empresa Provincial de Abastecimiento de Equipos y Piezas en el departamento de contabilidad como técnico empírico. En dicha entidad fue vigilado e inclusive detenido delante de todos los obreros al conocerse acerca de sus actividades como disidente.
Desde el año 90 se desarrolló como activista y en el 94 se incorpora ala Comisión de Derechos Humanos y posteriormente comienza a militar en las filas del Partido Solidaridad Democrática como Divulgador. En el año 97 pasa al periodismo independiente, primero en la Agencia Centro Norte y luego en el Grupo de Trabajo Decoro.
El 19 de marzo mientras se encontraba en La Habana la Seguridad del Estado registró su casa donde se encontraban solamente su esposa y su pequeño hijo. Cuando lo detienen en la capital habanera es trasladado a Villa Maristas y posteriormente a la sede de la Seguridad del Estado en Santa Clara, el día 20 de marzo.
El 4 de abril fue sometido junto a 4 compatriotas a un arbitrario e ilegal juicio sumario y sentenciado a 18 años de privación de libertad los cuales ya está cumpliendo en un régimen de Máxima Severidad en la Prisión Provincial de Guantánamo, Carretera El Salvador Km 2 y medio, a 600 kilómetros de su lugar de residencia.
Su padre fue un venerado Pastor de la Iglesia Bautista Los Pinos Nuevos en la ciudad de Santa Clara. Los padres de Omar adoptaron siete niños pobres, que criaron y educaron junto a Omar, su único hijo, como sus verdaderos hermanos y dentro del cristianismo y la fe, motivo por el que Omar Ruiz ha sido discriminado y además hostigado y perseguido por sus convicciones políticas y religiosas.
Trasladado a Nieves Morejon, Sancti Spiritus.


fUENTE: Payo Libre

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: PREOCUPA SALUD DE PRISIONERO

Mensaje por Contenido patrocinado Hoy a las 3:53 pm


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.