Secretos de Cuba
Bienvenido[a] visitante al foro Secretos de Cuba. Para escribir un mensaje hay que registrarse, asi evitamos que se nos llene el foro de spam. Pero si no quieres registrarte puedes continuar y leer toda la informacion contenida en el foro.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Facebook
Anuncios
¿Quién está en línea?
En total hay 32 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 32 Invitados :: 2 Motores de búsqueda

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 1247 el Jue Sep 13, 2007 8:43 pm.
Buscar
 
 

Resultados por:
 

 


Rechercher Búsqueda avanzada

Sondeo

Respecto a la normalización de relaciones o el intercambio de presos realizado el miércoles como parte del acuerdo entre Cuba y EEUU

54% 54% [ 42 ]
42% 42% [ 33 ]
4% 4% [ 3 ]

Votos Totales : 78

Secretos de Cuba en Twitter

MENTIRAS DE ESTADO

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

MENTIRAS DE ESTADO

Mensaje por Anonymou el Mar Dic 19, 2006 3:10 pm

A nadie extraña en Cuba que el pueblo se pudra de epidemias sin que su
Estado informe al respecto. Porque en Cuba todo es secreto de Estado.
No sería tan malo si por secreto de Estado sólo entendieran ocultarle al
pueblo lo que ocurre, - aunque sobrado peligroso resulta no prevenirlo
en caso de epidemia- pero manipulan a la opinión con mentiras.

“Los focos de mosquitos son erradicados.” “Califican de abnegada la
labor de los delegados de circunscripción y de los consejos de barrio en
la erradicación de los focos”, tales son los mensajes en los medios. A
la palabra obscena “epidemia” sólo la mencionaron en una ocasión en TV:,
pero con la coletilla “está controlada”

Así el asunto aparenta ser de “focos de mosquitos” y no de que la
enfermedad que estos propagan y azota a todo el país, y si alguien piensa
más allá, en términos de “epidemia “pues se le dice que “está
controlada”.

Tan controlada que empezó en Abril por Santiago de Cuba y ahora – a los
tantos meses - abarca toda la Isla ,con pueblos en cuarentena,
hospitales dedicados sólo a enfermos de Dengue, con toda la población
enfermándose a la par- o por turnos -., Cuadro que jamás vieron los cubanos que
hoy viven, salvo que algún centenario recuerde la influenza de l9l5 .

Ese “control” parece que empezó con las guerrillas de los 60 - si los
hombres de Ernesto Che Guevara en el Congo cruzaban las fronteras con
pasaporte Checoslovaco no era posible aplicarles los controles sanitarios
previstos internacionalmente para los viajeros a África.

Luego, no fueron centenares de hombres, sino centenas de millares
involucrados en las aventuras africanas y la revolución mundial. La creación
de “dos, tres, muchos Viet Nams”, “La solidaridad con la lucha de los
pueblos hermanos” dieron al traste con la salud del pueblo cubano.

La salubridad en Cuba se retrotrajo al siglo XIX con la importación y
endemismo actuales de enfermedades que debía a la trata de esclavos
africanos y que eliminó durante el siglo XX para recuperarlas a partir de
sus años 70 por el voluntarismo y descontrol de los mandantes
nacionales.

La desinformación y la mentira son tácticas y estrategia sistemáticas.
Cuando a Castro le han preguntado porqué negó en l959 que pretendía
instaurar un régimen socialista él ha contestado que porque “el pueblo aún
no estaba preparado para aceptar el socialismo y había que
“prepararlo”, “cuando el pueblo estuvo listo” él se lo dijo.

Parece que eternamente “no estamos listos” para que nos informen lo que
pasa quienes afirman ser nuestros “representantes del pueblo en el
poder”. Otra “guayaba” –comunión con ruedas de molino - que nadie traga,
porqué: ¿cómo estar en el poder y vivir desinformado?

Pero concentrémonos sólo en parte de la manipulación de la información
sobre salud:

Cundo la epidemia de dengue de 1981 el popular programa humorístico
“Detrás de la fachada” se burló de quienes se preocupaban y allí una
presentadora muy querida –Consuelo Vidal – afirmó que el Dengue no mataba a
nadie que sólo había que beber abundante líquido y no tomar aspirinas.

Anonymou
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: MENTIRAS DE ESTADO

Mensaje por Anonymou el Mar Dic 19, 2006 3:11 pm

Hasta muchos años después de aquel buen rato de risas y bromas no nos
enteramos que en es esa epidemia habían muerto l58 personas, de ellos
l0l niños.- información “por carambola”, desde la OPS.

Por aquel entonces el Estado culpaba a voces a los EE.UU. de la
epidemia que afirmaba había sido introducida en Cuba mediante la “guerra
bacteriológica “

HOY para nada se habla de ello, como si nunca hubieran existido
imperialismos perversos en el mundo, o como si olvidaran que entonces los
culparon, o como si tal acusación no fuera sino una “guayaba ” que la gente
tragó entonces, pero que resulta intragable hoy.

Durante los 90, una misteriosa polineuritis atacó a decenas de miles de
cubanos que limitó, baldó y hasta mató, el Gobierno informó que
“investigaba las causas”, vinieron investigadores hasta de los EE.UU., jamás
informaron las causas de la epidemia.

El rumor culpó a la carencia de vitaminas en la alimentación y a
intoxicación con picadura de cigarro contaminada.

El verano del 2005 una epidemia arrebató la vida a decenas de personas,
sobre todo a niños. El Ministerio de Salud pública rompió su silencio
para emitir una “Nota informativa” en que cometió la indecencia de
mencionar 8 niños fallecidos, cifra muy por debajo de la realidad ocultada.

Con todas sus limitaciones, las fuentes independientes - como el Centro
de Salud y Derechos Humanos que dirige el doctor Ferrer- supieron de
unas 30 muertes.

La Nota del 2005 aseguró que todo estaba bajo control y que
“estudiaban” las causas de la epidemia. La epidemia se fue como vino y jamás
informaron ni el origen ni el nombre del virus o intoxicación masiva
causante de tantas muertes.

Una información que supuestamente escribió Castro sobre su última
operación quirúrgica, afirmó que la salud del Comandante era “secreto de
Estado”, pero a partir de tan rotunda afirmación, menudean los partes y
mensajes según los cuales el Comandante está mejorando a diario, “hecho
un caiguaran”- un roble- y otras tonterías.

En estos regimenes la razón de Estado justifica toda sinrazón, desde
que los fiscales y jueces –simbólicos- “no vean” que es sistemática la
práctica de detenciones arbitrarias, allanamientos de domicilio a las 2
de la madrugada y actos de esbirrismo que –según normas de la ONU -
tipifican como tortura.

Hasta que la gente riera en l98l sobre la epidemia mientras ésta mataba
l0l niños - e ignore a cuantos enferma y mata HOY, mientras políticos y
el Ministro cubano de Salud Pública regalan hospitales, recursos y
servicios médicos a otros países

Curioso que la O.M.S y la O.P.S. también callan sobre el descalabro de
la salubridad y del sistema de salud en Cuba

Increíble que en el mundo sigan hablando de “los logros de la
Revolución cubana”.

Prueba de que su principal logro- además de agarrarse con las uñas al
poder y conseguir que los llamen “revolución” y hablen de “la leyenda de
Castro” y “la leyenda de la Revolución cubana” es el empleo de la
“mentira de Estado” para fabricar esas leyendas.

Anonymou
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: MENTIRAS DE ESTADO

Mensaje por Anonymou el Mar Dic 19, 2006 3:13 pm

Como ya una vez escribió Gonzalo Guimaraens, bajo el título "Cuba comunista: el miserabilismo como escuela de ateísmo" copiaremos aquí textualmente su reflexión para iniciar este recuento gráfico espeluznante que hoy brindaremos a todos los que quieren y no quieren ver la realidad farsante de la Revolución generadora de horrores que ha sido la tiranía de Castro y sus esbirros. Gonzalo Guimaraens dice: "... el miserabilismo es impuesto en la isla-cárcel como una opción filosófica y un modelo de vida, y no meramente como fruto de una situación económica desastrosa, tal como podría pensarse; opción filosófica, como se verá, defendida por voceros del régimen, "bendecida" por teólogos de la liberación y elogiada en importante documento del episcopado cubano."


Con fotografías de uno de sus hospitales más emblemáticos de la capital cubana: el “Clínico Quirúrgico”, muy conocido por ser el centro donde más transplantes de riñones se han llevado a cabo en Cuba… sin éxito, iniciamos aquí lo que habrá de ser un desnudar de una de las grandes mentiras que unos zafios hayan vendido a cómplices y estultos a nivel mundial.

Sala de recepción de “Urgencias” en el hospital “Clínico Quirúrgico” de La Habana. Justo al lado de El Bidé de Paulina (más conocido como La Fuente Luminosa para los nacidos después del 59).































(1-2-7) Sala de baño al lado de “Urgencias” en el hospital habanero “Clínico Quirúrgico”. Estos baños son utilizados por los pacientes y el personal médico.


Hospital 3: Después de barrer la sala en la que atienden a los ingresados con principio de infarto, este fue el resultado: 27 ejemplares de cucaracha (Periplaneta americana) exterminadas a pisotones por los pacientes y sus acompañantes.















4











Hospital 4: Laboratorio para el análisis de sangre. Obsérvese el mobiliario y las condiciones de trabajo de los trabajadores cubanos en el sector de la salud.


Hospital 5, 16, 26: Detalles del mismo laboratorio de la foto 4 y su mobiliario.






5









16



Anonymou
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: MENTIRAS DE ESTADO

Mensaje por Anonymou el Mar Dic 19, 2006 3:14 pm

8-9, 14, 18 Consultorio para el médico de guardia. Nótese (en la foto 14) el estado de las instalaciones eléctricas detrás de la silla del galeno.

8




9




14





18




(10,12, 15, 35) Detalles que muestran el estado de las instalaciones eléctricas de un centro hospitalario revolucionario en plena actividad. En USA se electrocuta a los reos después de un juicio, en Cuba ese tipo de muerte puede aplicarse a los seres humanos hasta en los centros de salud.


10




12





15




35








(Imagen Nº 11)El suero que se ve a la izquierda va al brazo de un paciente infartado. Nótense en la cortina que le separa de otros pacientes las moscas que hay posadas en ella.



11




13

(Imagen Nº 13) Toma de oxígeno y aspirador en la sala de cirugía menor. La del oxígeno estaba taponada con un pedazo de papel.



(17, 30) Consulta de ortopedia y mueble para guardar el material ortopédico. La foto 30 muestra la forma en que se almacenan los productos que serán utilizados en seres humanos.

17




30






(19)Entrada principal del hospital y corredor con infraestructura para las comunicaciones. Ninguno de los teléfonos públicos mostrados funcionaba.

19









20




Detalle dentro del salón de cirugía de “Urgencias” en el hospital Clínico Quirúrgico ubicado en la Avenida 26, en La Habana.







21




22




24




34

(21-22, 24, 34) Sala de recuperación. Nótese dónde se ha hecho la conexión que hace funcionar al ventilador (traído por los familiares del paciente) en esta habitación. La foto 24 muestra el falso techo de esa misma sala. La foto 34 muestra un detalle de la limpieza de los rodapiés de esa sala.



(23)Lavabo de la sala de Ortopedia. La foto 25 muestra el mismo lavabo desde una mayor distancia.

23










27




(27)Zona en la que se toman las muestras de sangre.







(28)Diploma y certificados de operatividad del centro.

28





29

(29)Falso techo de la sala de recuperación contigua al salón de operaciones de “Urgencias”



(31-32) Las fotos muestran la forma en que quedó esta sala de ortopedia durante el fin de semana en que se tomaron estas fotos.

31



32









33: Cuarto originalmente utilizado para los utensilios de limpieza. Actualmente utilizado como baño para los varones.








37: Sala para la recepción de asmáticos. Obsérvese las condiciones en las que se encuentra el paciente ahí atendido.

Anonymou
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: MENTIRAS DE ESTADO

Mensaje por Anonymou el Mar Dic 19, 2006 3:15 pm

Y que en otro foro, el tal Nivek007; nos diga de las grandes cosas por las que lucho, el comunista de su padre.
¡TREMENDO!

Anonymou
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: MENTIRAS DE ESTADO

Mensaje por Anonymou el Vie Feb 09, 2007 9:21 am

La verdad sobre la salud en Cuba:
El embajador cubano en Venezuela falta el respeto a los médicos de ese país.
Recientemente, el gobierno venezolano entró en un acuerdo con el gobierno de Cuba para recibir los servicios de una cantidad de médicos cubanos, en otro capítulo de la llamada "diplomacia de los doctores". Esta es una estrategia reciente del gobierno castrista en la cual se proveen servicios médicos a países extranjeros como medio de intercambio diplomático y/o comercial. Al hacer el anuncio de este acuerdo, el embajador cubano, Germán Sánchez Otero, realizó manifestaciones ofensivas a la dignidad de la clase médica venezolana. Esto provocó la siguiente respuesta del destacado médico e investigador venezolano Dr. Rafael Muci Mendoza, quien había hasta entonces tratado de colaborar con los esfuerzos de salud pública del gobierno cubano. La carta, que habla por sí sola, es un testimonio del desastre en materia de salud pública que sufre Cuba al presente, y el cual el gobierno castrista ignora mientras exporta médicos y hace alardes de supuestos logros en el campo de la medicina. Es también testimonio del modo en que el castrismo insulta y falta el respeto incluso a aquellos que han tratado de ayudarle. Reproducimos la carta del Dr. Muci.
Al embajador cubano:
Excelentísimo señor embajador, debería usted bien conocer que es de ética elemental el que un embajador no se inmiscuya en los asuntos internos del país que le acoge como huésped. Sus insolentes declaraciones sobre los médicos y no desmentida, recogidas en la edición de este diario del 18 de febrero retropróximo, me obliga moralmente a enmendarle. "El sistema de valores" que usted nos endilga, según el cual, "nuestra intención" al estudiar medicina es obtener un "título y una acción en una clínica privada", además de insultar nuestra dignidad, con aviesa intención nos expone el desprecio público y nos desacredita ante nuestros enfermos. Después de todo, somos sus médicos y sus miserias todo cuanto poseen. Usted emplea el procaz léxico del Presidente para dividirnos en "oligarcas" y "proletarios, epítetos para agraviarnos nunca por nadie utilizados. Siendo antipático hablar en primera persona, debe expresarle que como muchos de mis colegas, y aunque a usted le duela, recibí en LIBERTAD una excelente formación moral, ética y académicamente que coloca al paciente como principio y fin del acto médico, paradigma que he tratado de inculcar a mis numerosos alumnos. Como tantos, por cerca de 40 años y por un magro sueldo hemos trabajado con tesón la mitad de nuestros tiempos en un hospital público subsidiándolo con nuestro ejercicio privado. Este último, lo hemos ejercido como profesión liberal en clínicas privadas en LIBERTAD, con honestidad, mística y orgullo. Pero además debe usted saber que en lo personal he visitado Cuba en tres ocasiones. No lo hice por curiosidad o turismo y le confieso que no conozco Varadero. He sido y he continuado siendo un invitado de sus médicos. Por respeto a ellos, nunca hice uso de cuanto ví y oí en su país. Su irritante intromisión me indica que es tiempo de hacerlo. En mayo de 1993, cuando su gobierno al fin dió a conocer al mundo una epidemia que, a pesar de sus adversas consecuencias, había mantenido en secreto desde 1991 y amenazaba con dejar en la umbra visual a más de 40 mil sufrientes, formé parte de una misión humanitaria que visitó la Isla.
En compañía de colegas cubanos y de diversas procedencias, examiné personas afectadas, ayudé a definir el paciente-tipo y a esclarecer las causas de lo que se dió en llamar Neuropatía Óptica Cubana, y que en resume, a despecho de que se haya invocado un factor multifactorial, fue trasfondo de miseria y hambre. En cinco ocasiones me reuní con su Comandante para discutir estrategias de la epidemia, hoy por cierto trocada en endemia. En una de estas reuniones y aunque parezca una pretensión el decirlo, una de mis colegas cubanas dijo públicamente que la neuro-oftalmología cubana se dividía en dos períodos, antes y después de las visitas docentes del doctor Muci. A pedido de su Señor, hice mi último viaje a Cuba. Les comuniqué todo cuanto sabía, guiados de mi mano aprendieron nuevas técnicas, mis diapositivas fueron copiadas, mis charlas videograbadas. No pedí nada a cambio. Mucho me fué ofrecido, pero el olvido es traicionero. Una simple esquela de agradecimiento me fué regalada. Regresé con la satisfacción del deber cumplido y un rictus de dolor al recordar la mirada famélica de mis colegas, trasunto de hambre de LIBERTAD, hambre biológica, pero también hambre intelectual al carecer de los instrumentos básicos para adquirir conocimientos; libros y revistas científicas.
Mientras tanto, Cuba exportaba su revolución con los dineros de un pueblo miserable. Pude apreciar a dos clases de médicos. Unos, "los olvidados", a la peor, distanciados del partido comunista, que ocupan los escaños más bajos de la pirámide médica sin esperanzas de ascender. Esos no asistieron a mis charlas. En mi universidad asisten a mis cursos, en LIBERTAD y por libre albedrío quienes así lo deseen, sean médicos, estudiantes y aún miembros de otras profesiones. La otra clase, que llamaré "la nomenklatura", los ubicados en el vértice, tenían acceso a la escasa tecnología y eran celosos guardianes de los libros, depositarlos del poder que de el conocimiento. Esos, privilegiados del sistema, tienen acceso a los banquetes, viajan al exterior con dólares, olvidando aquellos pobres colegas que se quedaron en casa. La sociedad cubana es una sociedad triste donde se habla calladito para no ser escuchados por el Estado policial, donde se asciende siendo fiel y denunciado’ en fin, trepando por sobre las cabezas de otros. La medicina de avanzada que ostentan, está apoyada en una ingeniosa propaganda, pero en realidad es una triste farfolla. Los delineamientos de su "mar de felicidad" han encontrado eco en un gobierno antinacionalista, formado por una chusma precaria de talentos.
Por ello, con la creatividad castrada y a un costo de 1.3 millones de dólares diarios, prefieren buscar "asesores" y enviar enfermos a la isla. Su nulidad y estulticia les impide tomar médicos contingencia para ayudar a tanto necesitado que clama en nuestros hospitales por la resolución de sus problemas. Como usted declara, traer "1,600 profesionales" de sus fábricas de médicos, es otro inaudito ejemplo de traición a la Patria, de desnudez neuronal, un intolerable insulto, una incomprensible medida si se toma en cuenta, por una parte, el desempleo local y, por otra, si que apenas son necesarios menos de 59 médicos para llenar las medicaturas vacantes para las que, estoy seguro, hay voluntarios. Las erradas políticas de salud no son culpa de los médicos. Son exclusiva competencia del Estado Venezolano. Hago mío el eco lastimero de mis pacientes y reclamo para ellos el dinero que injustamente se regala a ustedes. Esos pobres seres han visto empeorar sus dolencias a lo largo de cuarenta años de apatía, pero a no dudar, ahora se encuentran peor, desde que "el proceso" trata de rasarnos con ustedes, por lo bajo. Hay en la isla de Cuba demasiados aspectos que mueven a vergüenza y dolor para que usted cínicamente nos censure. Se puede engañar a alguien una vez, pero no a todos todo el tiempo.
Dr. RAFAEL MUCI-MENDOZA

Anonymou
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: MENTIRAS DE ESTADO

Mensaje por Anonymou el Vie Feb 09, 2007 9:23 am

LO QUE DIJO Y NO DIJO RAÚL CASTRO SOBRE LA URSS Y CUBA
Carlos Franqui
Raúl Castro, segundo al mando en la jerarquía castrista, con la presencia simbólica y casi muda, de los viejos comandantes Almeida, Valdés y García, concedió una entrevista a la televisión, el jueves 4 de enero, con motivo del 42 aniversario de la revolución.
Todas las agencias de prensa extranjera, acreditadas en La Habana, reportaron textualmente las frases más importantes de la entrevista: " yo soy de los que creen que al imperialismo le convendría más tratar, con nuestras diferencias insalvables, de normalizar las relaciones en vida de Fidel que en el futuro".
Refiriéndose a los revolucionarios, afirmó, " Que estén alertas, que no se desvíen que la experiencia de lo que sucedió en la URSS., muy especialmente nos puede pasar aquí, esa autodestrucción del país más grande del mundo".
La agencia oficial Prensa Latina, del 5 de enero, citó algunas frases de su discurso, entrecomilladas textualmente, pero al referirse a la expresión más importante, no la citó textualmente, la interpretó y la cambió radicalmente, modificándola: " que los cubanos estén alertas para que la isla no sufra la autodestrucción experimentada por la Unión Soviética en la década anterior".
Al día siguiente, 6 de enero, Granma ataca con gran violencia a las agencias de prensa extranjera - sin desmentir su versión de la frase de Raúl Castro -, acusándolas de desinformar sobre la participación y alegría de los cubanos en el 42 aniversario de la revolución.
El lunes 8 de enero, cuatro días después, Granma reprodujo finalmente la entrevista televisada de Raúl Castro, pero rectificando la afirmación inicial y transformándola en todo lo contrario.
El Granma electrónico, hizo desaparecer de sus pantallas el día 8, que fue cuando salió la entrevista rectificada y pasó sin comentarios de 7 al 9, siguiendo la vieja práctica comunista, de desaparecer aún las palabras del segundo Castro. (1)
Evidentemente la importante afirmación inicial sobre la desaparición del Comandante, sugerida o discutida con él previamente, no suscitó críticas ni cambios.
Raúl Castro en ocasiones se caracteriza por decir, -sobrio o no-, verdades incómodas: " Esto es sociolismo, no socialismo ", refiriendose al falso cumplimiento de las consignas y mentiras del partido y el aparato, " Esto no lo para ni un millón de policías", en un documental sobre el robo y la corrupción oficiales, las que dijo cuando hablaba a los oficiales cuando la detención de Ochoa, también desaparecida, y otra más reciente, y no menos verdadera: " Aquí el problema no es el imperialismo, es el hambre" como causa de estallidos populares.
La afirmación de que una Cuba futura corre el mismo peligro que acabó con el comunismo soviético, es un reflejo de la crisis del régimen de superar una situación que cada día se agrava y que la violenta represión última no resuelve.
Desde el punto de vista interno, la frase sobre la desaparición de Castro, pudo originarse por causas muy diferentes: preparar al aparato para el momento del cambio de mando, que pudiera estar cercano, si las enfermedades del Comandante se agravan, crear ilusiones de que las relaciones con EE. UU., podrían mejorar, anunciar que el sucesor designado es más duro todavía, téngase en cuenta que casi toda la entrevista estuvo dedicada a cantar loas de las viejas luchas, que nadie cree y menos escucha, excepto ellos mismos.
Hacia el exterior la cosa cambia: los Castros están preocupados con el nuevo gobierno del Presidente Bush, a que su victoria en Florida, se debió al voto cubano, como venganza por la deportación de Elián y paradojicamente mientras se pelean con todo el mundo, hablan de abrir a los yankis. Castro con su senilismo extremista, como diría Lenín, y su esquizofrenia paranoica, de creerse la realidad, en vez de firmar todo como hacía antes, y después no cumplir nada, en la última Cumbre de Panamá, se negó a condenar el terrorismo de ETA, quedándose solo, provocando un conflicto con España, Panamá, El Salvador y México y provocando un mayor aislamiento de la isla.
Mientras cierra al mundo, ofrece abrir a EE. UU., invita a los Clinton -merecida invitación por todo lo que su gobierno hizo por Castro-, a pesar de que no pasaba un día sin que no acusaran al " monstruo" norteamericano, de todos los males de Cuba, mientras los cubanos se preguntan ¿ por qué entonces invitan al jefe de los malos ?
Lo que tratan los Castros con la frase de la negociación, es de reforzar la gran campaña contra el embargo, de los sectores agrícolas, económicos, religiosos, liberales, culturales y políticos, que con miopía y oportunismo quieren restablecer las relaciones con Castro, a pesar de que cada día aumentan la represión y las violaciones de los derechos humanos.
Además de tonta, cínica, la supuesta preocupación de Raúl Castro, de que sería mejor para Estados Unidos, cosa que nadie allá ni acá se cree.

Anonymou
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: MENTIRAS DE ESTADO

Mensaje por Anonymou el Vie Feb 09, 2007 9:24 am

Vida y miserias de Elián

En la tristísima aventura que lleva viviendo el niño cubano Elián González, desde que quedó abandonado en medio del Caribe a merced de los tiburones y fue salvado en extraordinarias circunstancias por un pescador que lo llevó a Miami, el gran triunfador ha sido Fidel Castro. Incluso quienes lo tenemos por uno de los más sanguinarios y repugnantes dictadores que haya producido la fauna autoritaria latinoamericana, debemos quitarnos el sombrero: en su cuatrigésimo segundo año de dominio absoluto sobre la desdichada isla de Cuba, el tirano más longevo del hemisferio occidental se las ha arreglado, manipulando con fría lucidez y escalofriante cinismo el caso de Elián, para que, por un buen número de meses, nadie hable de la satrapía en que ha convertido a su país, ni de la catastrófica situación económica que padece el pueblo cubano, sino del niño mártir y de la controversia jurídica y política en torno a su destino; para desprestigiar al exilio cubano, presentándolo ante la opinión pública internacional como intolerante, extremista e insubordinado contra la legalidad; y para acorralar a la justicia y al gobierno de Estados Unidos de tal modo que parezcan dándole la razón y actuando según sus designios. A esos extremos grotescos hemos llegado: Fidel Castro, defensor de la patria potestad y valedor de un pobre padre al que los bandidos nazi-fascistas de Miami querían robarle su hijo, y el gobierno y la justicia estadounidenses dándole la razón.
Sin embargo, en vez de indignarse, conviene tratar de examinar lo ocurrido con serenidad. Parece inútil, a estas alturas, recordar que, quien está en el corazón de esta historia, es un niño de pocos años, de padres divorciados, que ha vivido una de las más terribles experiencias que cabe imaginar -la fuga de Cuba en condiciones más que precarias, el naufragio y la muerte de su madre y casi todos los otros fugitivos, y las largas horas a la deriva en alta mar encaramado en una llanta-, lo que debería haberle ganado un mínimo de consideración y de respeto, pues es obvio que quien ha pasado por semejante trance, es un ser desgarrado, con un profundo trauma como secuela por delante. Pero no ha sido así, y desde un primer momento, Fidel Castro primero, y, luego, el exilio de Miami, vieron en el niño un instrumento que podía ser utilizado en la lucha política para ganar puntos contra el adversario. Error fatal del exilio, que cayó ingenuamente en la trampa tendida por el dictador, fue aceptar una puja política sobre un asunto que debió confinarse en el estricto plano jurídico. Como cabía suponer que el principio de la patria potestad, universalmente aceptado, prevalecería a los ojos de la justicia, era imprudente y riesgoso convertir a la tesis del arraigo de Elián en Estados Unidos en una bandera de la lucha contra la dictadura, porque esa batalla era difícil, para no decir imposible, de ganar. Eso es lo que ha ocurrido hasta ahora, y probablemente se confirme cuando el tribunal de Atlanta dé su veredicto definitivo: que Elián vuelva con quien ejerce sobre él ese derecho incuestionado de la paternidad.
Que esta solución fuera previsible, y ajustada a ley, no quiere decir que sea justa. Yo creo que es injusta e inmoral, porque, dadas las particularísimas circunstancias del caso del niño cubano, a quien el tribunal de Estados Unidos va a entregar a Elián no es a su padre, sino a Fidel Castro, que es la única persona que ejerce de verdad la patria potestad sobre todos los cubanos de la isla de Cuba, como lo explicó, en un artículo admirable refutando el libelo propagandista que escribió García Márquez sobre este tema, el historiador Manuel Moreno Fraginals. Pero ésta es una verdad ética y política, y los tribunales de los países democráticos no juzgan en función de realidades políticas y morales, sino de leyes, aunque éstas contradigan y hagan escarnio de aquéllas, como ha sucedido en este caso. Con su buen olfato de animal político que nunca se ha apartado del designio central de su existencia -permanecer aferrado con uñas y dientes al poder absoluto del que disfruta hace más de cuatro décadas- Fidel Castro advirtió el excelente provecho que podía sacar de Elián y se puso en acción.
Para saber que su designio no era la defensa de la niñez desvalida, basta echar un vistazo a su prontuario. Hace apenas siete años, en 1993, el dictador cubano, sin que lo turbara el menor escrúpulo moral, mandó hundir el remolcador Trece de Marzo en el que trataba de huir de la isla un buen número de cubanos indefensos, y entre las víctimas perecieron cerca de una docena de niños, algunos de ellos de pocos meses. Y el escritor cubano César Leante acaba de dar testimonio, citando el ejemplo de sus propios hijos, sobre la suerte de niñez y adolescencia que depara el régimen castrista, con sus escuelas regimentadas, campos de trabajo obligatorio, servicio militar de tres años y aventuras militares internacionales para satisfacer la megalomanía del líder. Así que cabe poner en duda que la formidable movilización desatada por Fidel Castro hace meses en "defensa" de Elián González obedezca a sentimientos altruistas suyos en favor de la paternidad. En verdad, era una maniobra psicológica de distracción en el frente interno, y una astuta provocación al exilio de Miami para inducirlo a adoptar unas posturas y actitudes que dañaran su imagen y parecieran confirmar los rasgos de extremismo y cerrazón con que lo describe la propaganda castrista. En ambos objetivos, el dictador ha triunfado en toda la línea.

Anonymou
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: MENTIRAS DE ESTADO

Mensaje por Anonymou el Vie Feb 09, 2007 9:24 am

Continuación:
Desde el exterior, los mítines multitudinarios que se llevaban a cabo a diario, por toda la isla, reclamando el regreso de Elián, daban la misma lastimosa impresión que esas grandiosas manifestaciones populares estalinistas, hitlerianas, maoístas, o de Kim Il Sung, que pretendían mostrar la compacta unidad política de un pueblo uniformado detrás del líder máximo, y en verdad mostraban la absoluta servidumbre y regimentación de una sociedad, despojada de la más insignificante cuota de libertad, iniciativa y espontaneidad, convertida en un ejército de autómatas, y actuando ciegamente en función del miedo, la propaganda, el servilismo y las consignas del poder. Pero, es probable que, desde adentro, el espectáculo adoptara otro cariz y que, machacados por la información unilateral incesante y demagógica de todo un sistema mediático orientado a la manipulación psicológica del pueblo, muchos cubanos se tragaran los embustes oficiales y salieran a manifestarse de buena gana, en contra de los "secuestradores" de Elián y a favor del pobre padre despojado de su hijo. Si hasta destacados poetas, y un Premio Nobel, pusieron su pluma al servicio de semejante farsa ¿qué cabe esperar del desorientado cubano del común, sin otras fuentes de información que las que destila sobre él la propaganda del régimen? Durante varios meses, el hambre, las miserables condiciones de vida, la indigna condición de cautivos políticos, y la falta total de libertades y garantías ciudadanas, pasaron a segundo plano, para ese pueblo movilizado en zafarrancho de combate "por la liberación de Elián".
¿Por qué respondió el exilio a esta maquiavélica provocación pretendiendo retener al niño en Miami a como diera lugar, aun en contra de los tribunales y la administración de Estados Unidos? En muchos casos, sin duda, por un genuino sentimiento de solidaridad con la madre de Elián, que perdió la vida tratando de que su hijo viviera como un ser libre, y por cariño hacia el desventurado niño. Pero, en muchísimos otros, por desesperación y frustración, ante un régimen que, pese a haber arruinado el país y haberlo convertido en un campo de concentración, parece más inconmovible que nunca, con una comunidad internacional cada vez más indiferente a la suerte de los cubanos, y que, resignada a Fidel Castro como a una alimaña ya inofensiva para todos los demás (salvo el pueblo cubano), lo ayuda a sobrevivir, enviándole masas de turistas y dólares, o montando allí industrias que aprovechan el trabajo esclavo que el régimen les ofrece, y reclamando el fin del embargo estadounidense porque ¿por qué negarle a la dictadura cubana lo que se concede a la dictadura china o vietnamita? Yo entiendo muy bien la atroz sensación de impotencia y de rabia que debe a veces abatirse sobre esos cubanos que, en el exilio, sienten que se pasan los años y que sus esfuerzos para minar y acabar con la tiranía que asola a su país son inútiles, que el siniestro tiranuelo sigue allí, indemne e insolente, sin ceder un milímetro en lo que concierne a la represión y a las libertades públicas, o a los derechos humanos, y que son ellos quienes, más bien, envejecen, o mueren, con la horrible sensación de la derrota.
Pero la lucha política no debe ceder jamás a la irracionalidad y a la mera pasión, sin que se desnaturalicen los ideales y los principios. La superioridad del exilio sobre la dictadura es que ésta está erigida sobre la arbitrariedad y la fuerza y que aquél defiende un sistema de libertad y de legalidad, en el que los derechos humanos están protegidos y el interés general se define por un sistema jurídico que las autoridades libremente elegidas tienen la obligación de hacer respetar. Los exiliados de Miami que, en un insensato desplante, se negaron a acatar las decisiones judiciales y administrativas que ordenaban entregar a Elián a su padre, no sólo cometieron un error político; hicieron un daño a su causa, privándola de su mejor justificación, que es el respeto a la legalidad, base del sistema democrático. Este respeto no puede estar subordinado a la justicia de una causa, pues, si así fuera, lo que terminaría por imperar en la sociedad sería el caos, la anarquía y esa arbitrariedad que es el mejor caldo de cultivo para las dictaduras.

Anonymou
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: MENTIRAS DE ESTADO

Mensaje por Anonymou el Vie Feb 09, 2007 9:25 am

Continuación:
La conducta del gobierno norteamericano en este asunto ha sido bastante penosa, sobre todo la noche del 22 de abril, cuando, con el agravante de la nocturnidad, mandó asaltar la casa de los parientes de Elián en Miami a un comando encasquetado y armado como si fuera a tomar a sangre y fuego un cubil de terroristas. Lo ha dicho de manera inmejorable un columnista de The New York Times, William Safire: lo ocurrido allí "ha desprestigiado a Clinton, indignado a los moderados y degradado a Estados Unidos". Por eso, las encuestas muestran que, aunque una mayoría de norteamericanos estaba a favor de que Elián fuera entregado a su padre, una mayoría aún mayor condena por excesivo el despliegue de fuerza bruta empleada para capturar al niño y llevarlo a Washington. La fotografía del soldado robotizado apuntando un enorme fusil ametralladora a un Elián aterrado, que se encoge en los brazos del pescador que le salvó la vida, perseguirá a Clinton tanto como su propensión a bajarse los pantalones delante de las secretarias de la gobernación de Arkansas y de la Casa Blanca, seguramente contribuirá a la derrota del Partido Demócrata frente a los republicanos en las próximas elecciones, y acaso impida a Hillary Clinton ganarle al alcalde Giuliani la senaduría por New York que ambos disputan. No deja de ser paradójico que un Presidente bajo cuya administración Estados Unidos ha alcanzado la mayor prosperidad económica en su historia, sea recordado, en el futuro, sobre todo, por propasarse con las oficinistas a su servicio, y por mandar un truculento comando militar a capturar como si se tratara de un asesino de alta peligrosidad a un niñito de pantalón corto, en una casa donde el FBI no encontró una sola arma, a la que no protegía un solo guardaespaldas y donde nadie opuso la menor resistencia física a la incursión militar. Cuando, loco de contento por lo sucedido, Fidel Castro proclamó que aquella noche había sido la primera, en cuarenta años, en que Estados Unidos y Cuba habían vivido una tregua y un acercamiento, dijo una inquietante verdad.
Toda esta penosa historia ilustra, de una manera muy vívida, una antigua realidad: las dictaduras tienen unas ventajas indiscutibles sobre las democracias cuando se trata de dirimir diferencias sobre el terreno de la legalidad, una legalidad que impone unas reglas de juego que éstas se hallan obligadas a respetar y que limitan su accionar, pero que aquellas no respetan en absoluto salvo en los casos concretos en que favorecen sus tesis. En el caso de Elián se ha visto con meridiana claridad cómo la ley, dentro de una sociedad democrática, podía servir los intereses de un inescrupuloso sátrapa, que se ha servido de ella para infligir un revés a sus adversarios y darse, por un momento, un baño de legitimidad. La patria potestad es respetable, aún cuando en este caso sólo sirva para darle un poco de oxígeno al totalitarismo cubano y para debilitar la imagen política del exilio de Miami.
¿Cuál será el destino de Elián, si regresa a Cuba? No es difícil imaginarlo. Por un tiempo, mientras Fidel Castro pueda sacarle todavía algún provecho político, la mojiganga continuará. El niño pródigo será objeto del embeleso popular, el pajecito del régimen, y su fotografía, sonriendo en brazos del Comandante regalón -acaso mesándole cariñosamente las barbas con sus manitas- ante una multitud que brinca y aúlla de felicidad, dará la vuelta al mundo, y acaso un destacado escribidor con muchos lauros dedique un elaborado reportaje a mostrar el precioso trabajo de orfebrería psicológica en que un puñado de maestros, analistas y doctores de la Revolución, lleva a cabo para devolver al pionero Eliancito el equilibrio mental y emocional luego de las tormentosas pruebas a que lo sometió la gusanería instrumentada por el imperialismo. En su bellísima casa con piscina, Elián tendrá la impresión de que en Cuba se vive con más comodidades y opulencias que en Miami y disfrutará mucho cuando, en los desfiles, en la tribuna de honor, los manifestantes lo saluden y coreen su nombre. Hasta que, más tarde o más temprano, Elián, acaso niño todavía, acaso adolescente, dejará de servir al gran histrión y su vida experimentará otro de esos cambios radicales que la jalonan desde que nació: el regreso al anonimato, a la grisura y la escasez y la falta de horizontes que es el destino compartido de la inmensa mayoría de sus compatriotas, y a la abulia y la resignación que permiten sobrevivir dentro de las sociedades estupradas por un dictador. O, quién sabe, a la silenciosa y creciente rebeldía que lleva a muchos de sus compatriotas a actos tan temerarios como militar en un grupo de derechos humanos, o de información, lo que puede conducirlo a la cárcel, o, incluso, a treparse a una balsa de fortuna y lanzarse una vez más al mar, como hizo su madre con él en brazos años atrás, dispuesto a todo -a morir ahogado o devorado por los tiburones- con tal de escapar de esta patria avasallada a la que lo devolvieron, en estricta aplicación de la ley, jueces, gobernantes y soldados de la más poderosa democracia del mundo.

Anonymou
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: MENTIRAS DE ESTADO

Mensaje por Anonymou el Vie Feb 09, 2007 9:38 am

LOS MILITARES:
LA TRANSICIÓN PLAUSIBLE




A la hora de analizar la transición cubana, se toma como un hecho el papel secundario de las fuerzas armadas, y se aspira a que las mismas, desde el primer instante, asuman la neutralidad del proceso político, y se retiren tranquilamente a sus cuarteles, en espera de que los partidos determinen el futuro de la nación, y de que los comisarios constituyentes les aleccionen acerca de su pundonor, deber cívico, y patriótico. Abordar de tal manera el papel del ejército en la sucesión o la transición es evadir otro escenario plausible con raíces en las casi cinco décadas de militarización cubana, y en el desempeño que el ejército soviético y los ejércitos nacionales asumieron en el desplome del comunismo.
La decisión tomada por Mijail Gorbachov de sujetar las riendas de las 30 divisiones y 40.000 tanques soviéticos acantonados en la Europa del Este para que se abstuviesen de actuar en las convulsiones que tenían lugar en esa área, posibilitó que se diera la transición. No había forma de que tuviera lugar la expulsión de los comunistas del poder si los blindados soviéticos hubiesen recibido la orden de aplastar la resistencia. Los respectivos ejércitos nacionales, que se sentían ³ocupados² por el Pacto de Varsovia, no apoyaron los intentos de los viejos bonzos comunistas por mantenerse en el poder. Es precisamente esta decisión, la de no actuar, la que convirtió a los militares del ex bloque soviético en los principales (silentes) promotores del cambio.
Lo que nos lleva de manos a plantearnos los escenarios de la intromisión o no del actual ejército cubano en la sucesión o la transición, no sólo como un punto cardinal a debate, sino como un elemento cuya importancia, al menos, podría estar en paridad de actor futuro vis-a-vis con el exilio, con la disidencia interna, y con Washington.
Por muchos años los estudios sobre el sistema comunista, incluido el régimen cubano, se centraron sólo en la cúpula del poder o en las personalidades políticas relevantes, -en los caudillos tipo Mao, Tito, Ceaucescu y Castro-, sin conceder suficiente peso al factor militar, a los estamentos sociales dentro de la esfera oficial, es decir, a los grupos que se movían en los entramados del poder.


Anonymou
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: MENTIRAS DE ESTADO

Mensaje por Anonymou el Vie Feb 09, 2007 9:38 am

Continuación:
Ante todo es necesario abordar el análisis del ejército cubano, como un caso sui géneris entre todos los procesos del comunismo. El ascenso al poder del caudillo fundador del estado totalitario cubano se produjo por la fuerza, la guerrilla y el pacto final del ejército de la república. En Cuba no se repitió el esquema del Partido Comunista gobernando, apoyado por las divisiones blindadas soviéticas, ni el del ejército subordinado al Partido Comunista.
La coherencia de la élite es producto de la personalidad y autoridad de Fidel Castro, de ahí que el poder real ejecutivo está concentrado en el ejército, los cuerpos represivos, y el territorial de los secretarios del PCC en las provincias. Así, la legitimidad del poder no reside en el marxismo o el partido comunista, ni en las instituciones del Estado. Las individualidades y sus clientelas son más poderosas que las instituciones, por eso no se desató la crisis política durante el desmantelamiento del comunismo internacional en 1989-1991
Los guerrilleros en el poder militarizaron la sociedad y acapararon los altos puestos. El Partido Comunista, los organismos del Estado, los sindicatos, la tecnocracia han sido instrumentos y fachadas formales en manos de la casta militar intocable. La única organización que pudo institucionalizarse fue este ejército, cuya élite militar recibió todo el poder, y selló su suerte con la del caudillo. Por esa razón el dominó de Castro no cayó tras el derrumbe del Muro de Berlín.


Anonymou
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: MENTIRAS DE ESTADO

Mensaje por Anonymou el Vie Feb 09, 2007 9:38 am

Continuación:
El régimen totalitario cubano no ha sido monolítico. Enmascarados por el ³centralismo democrático², han pululado en el interior de la nomenclatura política y militar, corrientes políticas diversas, distintos grupos de intereses cuyas pugnas a veces se han hecho públicas, a menudo de forma dramática.
Fidel Castro se impuso entre 1959-1963 en medio de una confrontación brutal con las otras organizaciones provenientes de la lucha anti-batistiana. Esta política de facciones se mantuvo hasta bien entrada la década de los setenta, y fue causa de no pocos conflictos. El PCC, el Ejército y el Ministerio del Interior, las piedras angulares del régimen, no quedarían como poleas transmisoras sin criterio, manipuladas totalmente desde el Comité Central. Esta es una visión generalizada durante la Guerra Fría y extraída de la colectivización forzosa estalinista y del terror masivo del maoísmo.
Dentro de cada uno de tales organismos, y a su vez en el ejército, el proceso de ascenso, o de acceso al Líder Máximo, conllevaría una pugna intensa por acomodar intereses regionales y de grupos, alrededor de figuras poderosas, de caciques ministeriales y de señores feudales partidistas en provincias.
En el ejército, los oficiales se agruparían a partir de las columnas guerrilleras de las cuales provenían, mostrando fidelidad a sus viejos camaradas de armas: la gente de Camilo Cienfuegos, los de la Columna Uno, los ³raulistas², los oficiales de Efigenio Ameijeiras. Los guerrilleros del Frente de Raúl de la Sierra de Cristal acapararon los altos mandos del ejército, junto a pequeños grupos provenientes de la tropa de Camilo y del Che. De ahí proviene una división de dos grandes grupos en pugna dentro del ejército.


Anonymou
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: MENTIRAS DE ESTADO

Mensaje por Anonymou el Vie Feb 09, 2007 9:39 am

Continuación:
Fuera del MINFAR y del MININT, han comparecido contendientes individuales en la cúpula, las instituciones más poderosas, y diferentes grupos de la élite que cortan horizontalmente varias instituciones. La presencia de Castro ha oscurecido a otros líderes, y ha tratado de aniquilar la base política de cualquier otra personalidad. Pese a ello, hay que considerar que las máximas figuras en la élite castrista se han movido siempre dentro de las instituciones, acompañados de ³su² clientela, sus fieles y adeptos, al estilo de los patricios romanos. Su poder deriva del control personal sobre una o varias instituciones, donde ubican a sus seguidores y ³clientes².
En la historia de los últimos cuarenta años en Cuba el enfrentamiento de tendencias y grupos se manifestó durante la micro-fracción, en los debates sobre los estímulos morales o materiales, en el llamado esfuerzo azucarero decisivo, en la vía de la industrialización del país, en la exportación de la revolución, en el nuevo marxismo, en los esfuerzos por descentralizar la economía en la década de los setenta, en la opción cero. En todos ellos tuvo lugar una lucha solapada entre corrientes o fracciones, figuras guerrilleras, generales, etcétera, algunas de las cuales fueron liquidadas mientras otras prevalecían.
Castro rigió el país como el sintetizador de clanes domésticos ubicados en todo el andamiaje del poder y del país, incluido el ejército. En ocasiones, los duelos grupales han salido a la superficie política, obligando a Castro a actuar para aplacar la situación; en otras, tales corrillos han buscado institucionalizar al caudillo sin lograrlo.
Con posterioridad, se hizo patente la discrepancia entre los altos mandos que sólo mostraban su hoja de servicios guerrillera, y los egresados de las academias militares del bloque soviético. Con las guerras africanas se introdujo un nuevo elemento, los fogueados en los campos de batalla de Angola y Etiopía, los internacionalistas, con Arnaldo T. Ochoa como el modelo, y el generalato burocrático del MINFAR, con Raúl Castro, los Casas Regueiro, y demás.


Anonymou
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: MENTIRAS DE ESTADO

Mensaje por Anonymou el Vie Feb 09, 2007 9:39 am

Continuación:
Desde la década setenta existe una honda antipatía entre los oficiales curtidos en las campañas africanas, y los formados por ascensos burocráticos. En muchas ocasiones, el general de la fuerza aérea cubana hoy en el exilio, Rafael del Pino, ha señalado la bomba de tiempo que constituye el descontento de los militares con la política del gobierno de Fidel y Raúl Castro, a partir del arribo de los veteranos de las guerras africanas; y la aspiración en los mismos de apoyar una opción de apertura democrática.
Precisamente, la inconsistencia del mito del ejército monolítico y su lealtad suprema al sucesor Raúl Castro, se patentizó en todo el proceso que llevó al fusilamiento del general Arnaldo T. Ochoa, al encarcelamiento del general Patricio de la Guardia, y a la extraña muerte del general José Abrantes.
El ³caso Ochoa² fue manejado enteramente por los ³raulistas² desde la inteligencia militar del ejército, con los generales Abelardo Colomé Ibarra y Carlos Fernández Gondín. La prevención a desacuerdos provenientes del propio generalato está ilustrada por la de Castro de convocar a los altos mandos del ejército (incluyendo generales de brigada y de división), y concentrarlos sin previo aviso en una Unidad Militar al sur de La Habana, incomunicados de sus respectivas tropas, y vigilados discretamente por la inteligencia militar.
Asimismo, destacamentos militares fieles a los ³raulistas² cercaron y desarmaron las tropas especiales del MININT comandadas por el general Pascual Martínez Gil. No fue hasta concluido ese operativo que Raúl Castro anunció el arresto del general Ochoa y su rápido proceso. La incomunicación de la alta oficialidad se mantuvo hasta que el general Ochoa fue fusilado.


Anonymou
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: MENTIRAS DE ESTADO

Mensaje por Anonymou el Vie Feb 09, 2007 9:39 am

Continuación:
La élite no sobrevivió incólume ni pudo mantener su monolitismo luego de la crisis política y de credibilidad que significó el fusilamiento del general Ochoa y del coronel Antonio de la Guardia, de la muerte en prisión del general José Abrantes, y el encarcelamiento de los generales Patricio de la Guardia y Diocles Torralba. La ejecución fue vista dentro del país como un aviso para aquellos que desean hacer política sin Castro. El ³caso Ochoa² dejó la percepción general de que el verdadero crimen había sido su deseo por reformar el sistema, de resultar una alternativa al poder de Fidel y Raúl Castro. Todo ello ha dejado un inmenso resquemor en el cuerpo de generales de tropas.
La crisis Ochoa-La Guardia degeneró en una vendetta de grupos y purga de grandes figuras. En el ejército, los ³raulistas² encabezados por los generales Senén y Julio Casas Regueiro, Ulises Rosales, Abelardo Colomé se impusieron al grupo de generales ³africanos² que se había nucleado alrededor del general Ochoa. Las extensas purgas en los servicios secretos y la administración (ministerios del Azúcar y de Transporte), fueron realizadas por los generales Abelardo Colomé, y Fernández Gondín. Así, Raúl Castro terminaba por controlar los órganos de la seguridad e inteligencia del país.
El MINFAR, desde sus inicios, se transfiguró en la institución más poderosa de la nación, y la que en última instancia otorgaba la legitimidad del poder revolucionario, por su identidad de cuerpo y profesionalismo. Por eso, a diferencia de los ejércitos del antiguo bloque soviético, nunca estuvo subordinado al Partido. El grueso del Comité Central y su Buró Político provenían de los viejos guerrilleros o del ejército, al igual que los cuadros vitales de la política y administración.
La estructura burocrática de mando de las fuerzas armadas está en manos de seguros pro-³raulistas², mientras los mandos de tropas están bajo el control de elementos ex guerrilleros leales a Castro, y los fogueados en guerras, que veían en el general Ochoa un símbolo. Los tres grandes ejércitos en que se divide el país están en manos de veteranos de las guerras africanas, que sirvieron bajo el mando del general Ochoa: en el ejército oriental el general Ramón Espinosa; en el ejército central el general Joaquín Quintas Solá; en el ejército occidental el general Leopoldo Cintra Frías.


Anonymou
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: MENTIRAS DE ESTADO

Mensaje por Anonymou el Vie Feb 09, 2007 9:40 am

Continuación:
En la ciudad de La Habana existe una guarnición con tres divisiones y una brigada de tanques jefeada por el general César Lara Roselló y que responde directamente a Fidel Castro. Además, hay que contar con el cuerpo de la Seguridad Personal, que consta con 2.000 efectivos cuidadosamente entrenados y bajo el mando del general Francis. Los jefes de ejércitos son escogidos y nombrados por Fidel Castro. Existe la doble subordinación de los mismos: metodológica con el MINFAR, y operativa con Fidel Castro.
La organización y estructura militar, descentralizada en tres cuerpos de ejércitos independientes, con una doble subordinación, al Ministro de las FAR y al Comandante en Jefe, le creó a Castro un escenario ideal de equilibrio y manipulación que dificultaba cualquier pronunciamiento castrense, al contrapesar los tres cuerpos de ejército. De la misma manera la lealtad primaria de los altos jefes en cada uno de los tres cuerpos de ejército es primordialmente hacia el caudillo Fidel Castro.
Las cabezas de los grupos dentro del poder, los jefes de los cuerpos militares y de otras dependencias de las fuerzas armadas tienen poco en común entre sí; guardan muchas rencillas personales, de procedencia, de aspiraciones, que no se han expresado con toda su fuerza a causa de la omnipotente figura del Líder Máximo.
El grupo de los militares adeptos a Raúl Castro está integrado por Julio Casas, Abelardo Colomé, José Machado Ventura, y Marcos Portal. Este grupo se ha apoderado del Buró Político, auto-eligiéndose en comité ejecutivo, y está preparado para monopolizar el poder tras la desaparición de Fidel Castro. Raúl Castro dispone de un team económico que, a todas luces, asumirá la conducción económica del país. Sus integrantes son: el general Raúl Muñoz, el general Pérez Betancourt, y el coronel Alberto Rodríguez (casado con Deborah Castro Espín, hija de Raúl Castro).


Anonymou
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: MENTIRAS DE ESTADO

Mensaje por Anonymou el Vie Feb 09, 2007 9:41 am

Continuación:
El MINFAR y el MININT controlan otro grupo de organismos como el Ministerio de Comunicaciones, y el Ministerio de Transporte, el Instituto de Aeronáutica Civil, el Instituto de la Pesca, gran parte de las empresas turísticas, así como extensos planes agropecuarios. Hay que tener en cuenta que Castro ha equiparado a los cuadros civiles con cargos militares. Ya sea por su procedencia de la guerrilla, o por su papel en acciones militares posteriores (Escambray, Girón, Africa), muchos ministros y dirigentes de nivel superior provienen de las fuerzas armadas, lo que muestra indiscutiblemente el papel creciente del ejército de Cuba en la economía.
Con vistas a garantizar la sucesión de la actual élite, se ha implementado un programa para ubicar a cuadros procedentes del aparato político, militar, y de la Seguridad, en puestos clave de la economía, en las empresas comerciales, y en el turismo. Al involucrar a las FAR en el ³perfeccionamiento² de la economía, Raúl ha proyectado un futuro en Cuba de empresas mixtas o nacionales, donde los militares y ex-militares tienen, y tendrán un peso decisivo. El Sistema de Perfeccionamiento Empresarial (SPE) está dirigido a los sectores de tecnología de avanzada y a las ramas estratégicas susceptibles de recibir inversiones extranjeras y/o participar en la competencia de las producciones en el mercado global.
Según fuentes oficiales cubanas, las empresas relacionadas con el complejo militar empresarial producían el 8% de las exportaciones, el 59% de los ingresos domésticos, el 24% de la renta por servicios productivos, el 60% de las transacciones al por mayor en divisas y el 66% de las de comercio minorista, y daban trabajo al 20% de los trabajadores estatales.
Es de esperar la transferencia de tierras a jerarcas militares con vistas a elevar la exportación. Esta apropiación empresarial por parte de los militares y los jerarcas de la Seguridad del Estado, no asegura una apertura o aminoración del modelo autoritario, y augura el mantenimiento de la presión sobre la disidencia interna, la cual tenderá a percibirse como una amenaza a sus nuevos intereses económicos.


Anonymou
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: MENTIRAS DE ESTADO

Mensaje por Anonymou el Vie Feb 09, 2007 9:41 am

Continuación:
Esta intromisión del ejército en la sociedad totalitaria se acrecentó a partir de la dolarización de la economía y el abandono de la construcción de una sociedad igualitaria para los de abajo, al ampliar su esfera en la economía con empresas agropecuarias, turísticas y de construcción. Como cuerpo, los militares cubanos se hallan y son el poder. Pero este cometido no se realiza de manera monolítica sino en medio de una lucha de figuras militares y tendencias. Por eso la promoción del golpe de estado del corpus militar es improcedente e innecesaria para ellos, pero sí tienen peso las contradicciones intestinas. Por eso serán determinantes en los inicios de la sucesión o la transición, pero con el agravante del factor grupal.
Castro nunca ha tomado partido inicial en las pendencias de corrillos que han tenido lugar en la Isla, lo que le ha posibilitado seleccionar el bando que más le ha convenido, asumiendo en momentos de aprietos las banderas de su oposición interna, olfateando enemigos potenciales.
Así, la estabilidad del régimen ha gravitado en las fuerzas armadas, las que están integradas en el sistema político, y desempeñan (y desempeñarán) un papel trascendental en el control y manejo de la sociedad.
Aunque el partido es base de poder territorial, y resultará un escenario importante para los grupos en pugna, sin embargo no será la institución decisiva para la transición. Es en el ejército, en el MINFAR donde reside la clave de la transición. Pero el ejército sólo se ve como instrumento de orden y estabilidad, aunque no de legitimidad, y para eso necesita ³vestirse² con figuras civiles. Un elemento a tener en consideración es la división territorial del Ejército, que puede dar pie a su fragmentación.


Anonymou
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: MENTIRAS DE ESTADO

Mensaje por Anonymou el Vie Feb 09, 2007 9:42 am

Continuación:

Las fuerzas armadas pueden proporcionar el orden y la estabilidad de una sucesión, pero no pueden conceder legitimidad. El ³bloque² militar dentro del PCC puede moverse para controlar la administración, pero tendrán que apoyar a figuras ³civiles², ya que su poder descarnado y simple no puede crear legitimidad.
No obstante, el poder de Raúl es sólo institucional; proviene de su cargo como ministro de las fuerzas armadas, y por ser la segunda figura en el PCC. Si bien cuenta con el apoyo de aquellos guerrilleros que sirvieron junto a él, en la Sierra de Cristal, los llamados ³raulistas², su autoridad es débil y estará sujeta a retos de rivales potenciales. Los lazos de Raúl para con los viejos fidelistas y generales, así como su imagen incolora, podría resultar poco atractiva para la nueva generación tecnócrata en el post-castrismo.
De consolidarse la sucesión militar (incluida la de Raúl Castro), renacerán viejas pugnas históricas en la élite militar y la presión de otros grupos de la nomenclatura por parcelas del poder.
Al no disponer ³el sucesor² de la autoridad moral del caudillo, ni estar avalada su sucesión por el sufragio, la población perderá definitivamente el miedo y presionará por un rápido mejoramiento en sus condiciones de alimentación y vida. Los sindicatos resultarán muy difíciles de manipular, al igual que los movimientos disidentes, y las corrientes tecnócratas y burócratas promotores de reformas.
Todo ello deja abierta la posibilidad de una alternativa poco analizada, la de que la sucesión o la transición se efectúe en medio de una tensa lucha de grupos, hoy en sordina, entre los cuales los provenientes del ejército serán los más decisivos. La descentralización militar ha creado un escenario complejo para la sucesión o la transición, pues resultará difícil el mantenimiento de un bloque militar sin fisuras, sin aspirantes ocultos al poder.

Anonymou
Invitado


Volver arriba Ir abajo

El autor de este mensaje ha sido baneado del foro - Ver el mensaje

Re: MENTIRAS DE ESTADO

Mensaje por Alcaldesa el Vie Feb 09, 2007 2:10 pm

@Toño escribió:A nadie extraña en Cuba que el pueblo se pudra de epidemias sin que su
Estado informe al respecto. Porque en Cuba todo es secreto de Estado.
No sería tan malo si por secreto de Estado sólo entendieran ocultarle al
pueblo lo que ocurre, - aunque sobrado peligroso resulta no prevenirlo
en caso de epidemia- pero manipulan a la opinión con mentiras.
“Los focos de mosquitos son erradicados.” “Califican de abnegada la
labor de los delegados de circunscripción y de los consejos de barrio en la erradicación de los focos”, tales son los mensajes en los medios. A
la palabra obscena “epidemia” sólo la mencionaron en una ocasión en TV:, pero con la coletilla “está controlada”
Así el asunto aparenta ser de “focos de mosquitos” y no de que la
enfermedad que estos propagan y azota a todo el país, y si alguien piensa más allá, en términos de “epidemia “pues se le dice que “está
controlada”......

Toño

Me alegra que pongas esto sobre el Dengue y la gran mentira del control. A continuacion voy a poner con tu permiso 2 links de aqui mismo de el foro donde tambien hay informacion sobre la epidemia, para quien quiera leerlos.
Cuba no solo miente al pueblo, pero tambien a las organizaciones mundiales de salud (que se dejan enganar).
Pero lo que mas ira me da a mi, es que los medicos, directores y ministros de salud en Cuba se prestan para perpetrar estas mentiras.

No se trata de politica, se trata de vidas humanas, se trata de su propia gente.

A estos mininistros y medicos, son a los que un dia a mi me, gustaria plantarmeles en frente y preguntarles-Como tuvieron el valor de mentir o quedar callados frente a la gran mentira de la salud publica y el cuidado medico al pueblo de Cuba.

Gracias

Que a pasado con el dengue

En cuba se ocultan las muertes por dengue

Alcaldesa
Miembro Especial

Cantidad de mensajes : 1579
Edad : 105
Hobbies : cazar moscas y mentirosos. las moscas son mas dificiles.
Valoración de Comentarios : 626
Puntos : 1325
Fecha de inscripción : 29/10/2006

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: MENTIRAS DE ESTADO

Mensaje por Invitado el Vie Feb 09, 2007 10:09 pm

En Cuba la gente no muere como moscas de milagro.
Viendo esas fotos que hablan por sí mismas, recuerdo las palabras de un amigo ya fallecido en USA, el arquitecto Cowley, quien decía mirando los desastres: "Dios es cubano"

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: MENTIRAS DE ESTADO

Mensaje por Contenido patrocinado Hoy a las 8:00 am


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.