Secretos de Cuba
Bienvenido[a] visitante al foro Secretos de Cuba. Para escribir un mensaje hay que registrarse, asi evitamos que se nos llene el foro de spam. Pero si no quieres registrarte puedes continuar y leer toda la informacion contenida en el foro.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Facebook
Anuncios
¿Quién está en línea?
En total hay 16 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 16 Invitados :: 2 Motores de búsqueda

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 1247 el Jue Sep 13, 2007 8:43 pm.
Buscar
 
 

Resultados por:
 

 


Rechercher Búsqueda avanzada

Sondeo

Respecto a la normalización de relaciones o el intercambio de presos realizado el miércoles como parte del acuerdo entre Cuba y EEUU

54% 54% [ 42 ]
42% 42% [ 33 ]
4% 4% [ 3 ]

Votos Totales : 78

Secretos de Cuba en Twitter

El loco que nos falta

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

El loco que nos falta

Mensaje por QBANO 76 el Jue Ene 24, 2008 1:38 pm

Por Agustin Tamargo.
Un amigo mío que viene de Cuba me cuenta esto.
En el pueblo en que yo nací, me dice, hay un parque, como en todos los pueblos, y en ese parque, como en todos los pueblos, hay una estatua de Martí. En el pueblo hay también un loco. ¿Y tú sabes lo que hizo ese loco un día? Pues esto: buscó un trapo, se encaramó en un taburete y le tapó la cara a la estatua de Martí, mientras gritaba: ¡Maestro, esto es para que no sigas viendo la inmundicia en que han convertido estos bribones la república que tú fundaste! Se lo llevaron preso, desde luego, y lo golpearon, desde luego, después de retirar el trapo. Pero la imagen del hecho quedó estampada para siempre en la memoria de aquel pueblo como una acusación. Mi amigo dice que un cubano de allí le dijo después: Aquí lo que hace falta son unos cuantos locos como éste. Porque este país, mi viejo, se ha enfermado de cordura y de moderación.
No sé si la historia es cierta, ni sé si ese loco sublime existió o existe, pero he pensado en ello esta semana con motivo de las últimas elecciones de Cuba. ¿Hasta qué abismos de humillación puede dejarse arrastrar una población?, me preguntaba yo. Elegir supone juzgar, tomar una persona o una cosa y dejar la otra. ¿Quién hizo esto en esas elecciones castristas? Nadie, desde luego. El partido es uno solo. El candidato a cada posición es uno solo. El juicio del que entra en la caseta de votantes es uno solo. Esto no se llama unanimidad porque la unanimidad no es forzada, sino voluntaria. Esto se llama sumisión. Como el buey al que le ponen un yugo hoy y otro diferente mañana y no sabe diferenciarlo, porque no piensa, el ciudadano que vive bajo una tiranía como la castrista ha dejado de ser tal ciudadano, no razona, se convierte en un número, en una cosa. Su nombre y su dirección están en una lista, el sitio donde trabaja está en otra lista, pero su persona, su ser individual intransferible, está ausente de esa lista, ha desaparecido. Se lo tragó el que se lo ha tragado todo en Cuba: Fidel Castro.
Pero ese Castro tampoco es una persona. Viste chamarreta y usa pantalones y botas, y habla y ordena, y mata y embarrila. Pero no es una persona. Se ha convertido en algo mucho más fatídico todavía: es la encarnación contemporánea de ese fenómeno histórico conocido como la opresión, alimentado en él por una sustancia venenosa que se llama el odio. De los discursos de Castro sale el odio, de sus leyes sale el odio, de sus escritos sale el odio, hasta de sus ojillos siniestros, cada vez más pequeños de tanto cerrarlos frente a la luz de la verdad, sale el odio. Pero lo grave es que bajo la sombra siniestra de ese odio no vive sólo él: viven hoy once millones de personas. Son los que atienden a los turistas, son los que enseñan en las escuelas, son los que cortan la caña en los cañaverales, son los que se amontonan como rumiantes en manadas en las concentraciones de las que nunca saben contra quién o a favor de quién han sido convocadas, son éstos que entran como autómatas en el cuarto de votación y ponen una cruz frente a nombres que a veces desconocen. ¿Y es esto una nación?, me pregunto yo. ¿Es una república? El que lo cree lo llama comunismo y dice que es el signo del futuro, la bandera del progreso. Pero los que lo han sufrido en su carne, generación tras generación, día tras día, los desgarrados seres cuyas obligadas expresiones tienen que ser siempre sí, sí, sí, bueno, bueno, bueno, tienen para ello, en la soledad de sus casas, una sola expresión, que en francés es más tolerable: merde!
Desde la orilla del destierro, triste también, aunque por otras razones, el cubano mira el hoy de su patria, piensa en el ayer y en el anteayer y se echa a llorar. ¿Qué genio misterioso del mal le envió esta desgracia a Cuba? ¿Por qué del suelo más pródigo de las Américas no brotan hoy los frutos que alimentaron ayer a tantas generaciones? ¿Por qué la clásica tolerancia del cubano para las diferencias (en la política, en los negocios, en las relaciones raciales) se ha transformado en un código de intransigencias e imposiciones donde hay que afirmar que se odia lo que realmente se ama? ¿Por qué el pueblo del 68, del 95, del 33 y del 59 se transformó en esta masa amorfa dirigida por un orate al que secundan no otros orates, sino unos bribones forjados a su medida y para su servicio? ¿Quién hizo descender tantos escalones a una población de claro juicio que nunca se postró más que ante las excelencias legítimas? ¿Quién colocó a Alarcón en el puesto que una vez ocupó Manuel Sanguily? ¿Quién puso a Abel Prieto donde estaban Mañach y Portell Vilá?
Cierro la página con las palabras de la tristeza y de la impotencia. Pero digo como el otro, aunque nadie me oiga: ¡qué falta le hacen a Cuba miles de locos como ése que en aquel pueblito le tapó la cara a la estatua de Martí para que no viera la podredumbre!

QBANO 76
Miembro Especial

Cantidad de mensajes : 1465
Valoración de Comentarios : 78
Puntos : 81
Fecha de inscripción : 25/01/2007

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.