Secretos de Cuba
Bienvenido[a] visitante al foro Secretos de Cuba. Para escribir un mensaje hay que registrarse, asi evitamos que se nos llene el foro de spam. Pero si no quieres registrarte puedes continuar y leer toda la informacion contenida en el foro.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Facebook
Anuncios
¿Quién está en línea?
En total hay 15 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 15 Invitados :: 2 Motores de búsqueda

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 1247 el Jue Sep 13, 2007 8:43 pm.
Buscar
 
 

Resultados por:
 

 


Rechercher Búsqueda avanzada

Sondeo

Respecto a la normalización de relaciones o el intercambio de presos realizado el miércoles como parte del acuerdo entre Cuba y EEUU

54% 54% [ 42 ]
42% 42% [ 33 ]
4% 4% [ 3 ]

Votos Totales : 78

Secretos de Cuba en Twitter

Campesinos cubanos piden tierras

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Campesinos cubanos piden tierras

Mensaje por brisa del Mar el Lun Ene 07, 2008 10:30 pm

Campesinos cubanos piden tierras propias para cultivarlas
SANTIAGO DE CUBA / Santiago de Cuba - - 2008-01-07


Los campesinos cubanos tienen una sugerencia sobre cómo el gobierno
puede poner a trabajar millones de acres de tierra sin usar para llevar
más alimentos a la mesa de todos.

Entréguenle las tierras propiedad del estado y permitan un poco de capitalismo.
''Todos
estamos esperando algún cambio; un nuevo sistema que te permita tener
una vida mejor y hacer algún negocio''
,
dijo Elena, una pequeña
campesina del área de Santiago de Cuba. ``Aquí ni siquiera eres el
dueño de lo que es tuyo''.

El gobernante interino, Raúl Castro, ha aclarado --mientras se enfrenta a la enfermedad de su hermano Fidel-- que uno de los principales problemas que el país enfrenta es cómo poner más alimento en las mesas sin comprometer la doctrina socialista de la revolución de 49 años.
Declaró la guerra a la agricultura ineficiente, duplicó o triplicó algunos de los precios que el gobierno paga a los campesinos y se quejó de que millones de acres están ahora paralizadas. Los funcionarios dijeron que incluso permitirían más inversiones extranjeras en el sector alimentario.
El resultado: el gobierno sostuvo a fines del mes pasado que la economía
agrícola había crecido un asombroso 24 por ciento en el 2007, después
de tres años seguidos de bajas.

Pero los precios de los alimentos siguen altos: una libra de tomates puede costar el precio de un día de trabajo, en un país donde el sueldo promedio semanal es de $3.25. Cuba está gastando anualmente $1,600 millones en importación de alimentos, incluyendo $350 millones el año pasado, solamente de Estados Unidos. Aunque muchos campesinos están de acuerdo en que el gobierno de Raúl Castro está tomando nuevo interés en impulsar la producción, dicen que sólo dar tierra a los campesinos privados y permitir un poquito más de capitalismo en Cuba comunista superará los muchos obstáculos en un país controlado por el gobierno y un sector agricultor tremendamente ineficiente.
''Dicen que están reviviendo la agricultura'', dijo Luis, un campesino del centro de Cuba que se puso a sembrar después de retirarse del manejo de ganado. ``¿Revivir qué? Mire las condiciones en
que vivimos.
A veces no puedo siquiera vender, porque si lo hiciera, no
tendría nada que comer''.

Miró hacia su propiedad, una colección de chozas pobres con una delapidada letrina de inodoro y una guía telefónica que sirve de papel sanitario. El gobierno de Cuba es propietario del 85 por ciento de su tierra arable y controla todos los suministros como semillas, herbicidas, alimentos y combustible. Los campesinos privados que poseen los otros 15 por ciento producen el 60 por ciento de los alimentos de la isla, admitió el gobierno.
Los expertos estiman que hay unos 225,000 campesinos privados en Cuba, así como otros 350,000 que trabajan en cooperativas y son propietarios de sus tierras, dentro de un sistema que por mucho tiempo ha estado dominado por las fincas colectivas, propiedad del estado, al estilo soviético.
El gobierno obliga a los campesinos a venderle una gran cuota de sus productos a precios baratos, para luego despacharlos a los cubanos como parte de sus tarjetas mensuales de racionamiento.
Sólo después que los campesinos han cumplido con las cuotas del
gobierno es que pueden vender el resto a los mercados, donde los
precios se determinan de acuerdo con la oferta y demanda.

Bajo Raúl Castro, algunos campesinos han com enzado a recibir lotes de
terrenos abandonados del estado en la esperanza de que puedan
convertirlos en productivos, dijeron algunos campesinos. Es un esfuerzo
que comenzó en los 1990 y aparentemente ha sido revivido como parte de la batalla de Castro contra el marabú, los arbustos espinosos que
amenazan gran parte de la tierra arable.
''Todo lo que ves por
aquí es marabú'', dijo Nelson, un campesino de Ciego de Avila, en
Camagüey. ``El estado tiene toda esta tierra y no está haciendo nada
con ella. Van a comenzar a repartirla a la gente. Llevan años luchando
con eso y ahora es que comienzan a hacer algo''.

Raúl Castro dice que el problema con la producción de alimentos no es la falta de tierras. ''Me parece que hay bastantes tierras'', dijo Raúl Castro en un discurso en
Ciego de Avila en julio. ``Cuando manejaba por aquí vi que todo estaba
verde y bonito pero lo que captó mi atención, y lo que encontré bonito,
era el marabú a lo largo de la carretera''.
El gobierno cubano
estima que al menos un tercio de su tierra arable está cubierta de
marabú, que a veces llaman ''hierba bruja'' porque es muy difícil de
exterminar. Unos 3 millones de acres de tierra agrícola --propiedad en
su mayor parte del estado-- ahora están cubiertos por la hierba, de
acuerdo con los reportes de la prensa del gobierno.

''Nos enfrentamos a la imperativa de hacer nuestr a tierra más productiva, y la tierra está ahí para labrarse'', dijo Raúl Castro. ``Debemos ofrecer a esos productores los incentivos adecuados por el trabajo que hacen bajo el sofocante calor que hay en Cuba''.
Pero los campesinos sostienen que hay otros problemas: los precios que el gobierno paga por sus cosechas apenas les permiten cubrir sus gastos. Las ganancias llegan solamente de lo que pueden vender en los más lucrativos mercados campesinos.
Los suministros controlados por el gobierno, como la comida de animales y los fertilizantes son difíciles de encontrar y con frecuencia costosos, dijeron. Si el gobierno realmente quiere aumentar la producción de alimentos, necesita proveer a los cosecheros las maquinarias, el combustible, y otras necesidades, dijeron muchos
campesinos.

brisa del Mar
Miembro Activo

Cantidad de mensajes : 378
Valoración de Comentarios : 16
Puntos : 12
Fecha de inscripción : 28/10/2007

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.