Secretos de Cuba
Bienvenido[a] visitante al foro Secretos de Cuba. Para escribir un mensaje hay que registrarse, asi evitamos que se nos llene el foro de spam. Pero si no quieres registrarte puedes continuar y leer toda la informacion contenida en el foro.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Facebook
Anuncios
¿Quién está en línea?
En total hay 45 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 45 Invitados :: 2 Motores de búsqueda

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 1247 el Jue Sep 13, 2007 8:43 pm.
Buscar
 
 

Resultados por:
 

 


Rechercher Búsqueda avanzada

Sondeo

Respecto a la normalización de relaciones o el intercambio de presos realizado el miércoles como parte del acuerdo entre Cuba y EEUU

54% 54% [ 42 ]
42% 42% [ 33 ]
4% 4% [ 3 ]

Votos Totales : 78

Secretos de Cuba en Twitter

Raul Castro, el secuestrador

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Raul Castro, el secuestrador

Mensaje por cardenense el Miér Dic 13, 2006 6:35 pm

EL SECUESTRO DE 29 "MARINES" EN GUANTANAMO POR GUERRILLEROS DE RAUL CASTRO.



En los dos años un mes que durarían las operaciones guerrilleras contra el régimen de Fulgencio Batista en tierra cubana, tres serían las ocasiones en que la guerrilla habría de estar al borde de ser desmantelada:

*A la hora del desembarco del yate Granma un 30 de noviembre de l956.

* En la primavera de l957 y la guerrilla operando en lo más intricado de la Sierra Maestra nuevamente entra "en problemas" y tiene que pedir un desesperado S.O.S a las fuerzas internacionales del socialismo histórico. De inmediato éstas se movilizaban y enviaban a la Sierra Maestra al aventurero internacional trabajando en ese entonces para la Revista TIME: Hebert L. Matthews. El mismo personaje que cuando la Guerra Civil española formaría parte de la estadounidense Brigada Internacional Abraham Lincoln que pelearía al lado de los republicanos españoles.

Casi de inmediato, y respondiendo al S.O.S de Fidel Castro al mundo, se personaba en la Sierra Maestra la CBS Network-televisión representada por dos periodistas nombrados Robert Taber y Wendell Hoffman los cuales resultarían recibidos calurosamente por Celia Sánchez y Haydee Santamaría... y filmando ellos a Fidel Castro y su guerrilla en el Pico Turquino (7,300 pies) y a rebeldes tirando tiros en las intrincadas lomas orientales. * Finalmente en el verano de 1958 ante la ofensiva general del ejército contra la mayoría de los bastiones guerrilleros en la provincia de Oriente, una vez más "la Sierra" busca desesperadamente crear un conflicto con repercusión internacional para que vaya en su ayuda. Y es cuando Raúl Castro decide secuestrar a 29 "marines" acantonados en la Base Naval USA en Guantánamo. ¿El pretexto nunca confirmado?: Que los aviones de Batista que bombardeaban a la guerrilla se abastecían de combustible y parque en las instalaciones de la Base Naval USA.

*******



Aquella tarde del 28 de junio de 1958 el viejo ómnibus Leysland marchaba a gran velocidad por la excelente carretera de dos vías que une a la ciudad de Guantánamo con la Base Naval norteamericana. En su interior agobiaban al chofer cubano, con su algazara, 18 sailors y 11 marines. Los marines americanos, como era la costumbre de muchos años, regresaban a la instalación militar estadounidense (en territorio cubano) después de pasar horas dilapidando sus pagas en Guantánamo a sólo 16 millas de distancia. Así las cosas el vehículo atestado de pasajeros uniformados y gritones llegaba al entronque harto conocido como "La Sombrilla" (una especie de bifurcación) donde se tenía que aminorar la marcha de todas formas siempre.


La Captura.



___"¡Alto, en nombre del Segundo Frente Frank País! ¡Libertad o Muerte!"

Era una docena de guerrilleros salidos abruptamente a ambos lados de la carretera, se detenían sobre el asfalto, y apuntaban con sus armas en forma resuelta hacia el ómnibus que se veía obligado a detener la marcha. Dos rebeldes (uno lampiño y larga melena; y el otro, barbudo: capitán José Quintín Sandino) se adelantaban y golpeaban fuertemente la puerta del omnibus conminando al chofer a que la abriera. Sendas ametralladoras Thompson en sus manos. El Mau Mau que llevaba la voz cantante era el jefe de la "Columna Suicida" capitán Sandino, quien sólo atinaba a preguntar: "¿Dónde está el cabo Marquez? ". Los rebeldes buscaban al joven marine puertorriqueño, Alberto Márquez, quien era novio de una chica guantanamera, y el único que hablaba español entre el grupo de marinos. Efectivamente. El cabo Márquez iba entre ellos, quien levantó su mano identificándose. Sandino (el cabecilla guerrillero) le ordenó que le sirviera de intérprete, siendo la primera orden que "todos los marinos se reconcentraran al fondo del ómnibus, y si se portaban bien nada les iba a pasar".


Prisionero de los guerrilleros.



Márquez narra sus experiencias como prisionero de los guerrilleros de Raúl Castro: "...ordenaron al chofer de la guagua que iniciara la marcha por la carretera hacia la playa de "Yateritas". Estábamos todos desarmados. Solamente dos Patroles (MP) llevaban sus clubs. Al poco tiempo de viajar por la carretera, el capitán Sandino nos ordenó que nos tirásemos al piso del omnibus, porque de inmediato sacaron los cañones de sus armas por las ventanillas e hicieron fuego graneado contra un cuartelillo al lado de la carretera. Los soldados fueron cogidos por sorpresa y prácticamente no pudieron responder al fuego de los guerrilleros".

"Horas después Sandino ordenó al chofer que dejara la carretera y se internase por un angosto camino vecinal. Era temporana de lluvias, y el fango pastoso y rojizo se pegaba a las ruedas y carrocería del ómnibus. El vehículo roncando y dando tumbos sólo pudo avanzar una media hora más, hasta que quedó atascado hasta el eje. Los guerrilleros determinaron, entonces, empujar el ómnibus por un derriscadero abajo. A partir de ese momento continuamos la marcha a pie, de dos en fondo, y estrechamente vigilados. La marcha duraría tres días y tres noches, hasta que llegamos a lo que se nos dijo era la loma de "Las Coloradas" -según ellos- a 40 kilómetros de la Base Naval USA americana en la Bahía de Guantánamo". "En aquel campamento rebelde ingerimos alimentos por primera vez: 'Café y Pan'. Allí nos esperaban los jefes guerrilleros: el comandante Anibal ( Belarmino Castilla Mas) y el capitán Manuel Fajardo. La lluvia no cesaba. Al día siguiente iniciamos la marcha montados en unas zapas hasta que llegamos tiempo después a Puriales de Cajuerí (Campamento principal de los rebeldes). Nos recibió el comandante de la Sierra, Feliz Pena (jefe militar de la zona en poder de los guerrilleros). Y por primera y última vez se nos explicó el porqué de nuestra captura. Según ellos, porque los aviones de Batista se abastecían de gasolina y parque en la propia Base Naval USA.".


Los 29 marines pasan el "4 de Julio" prisioneros en territorio Mau Mau.



"En Puriales fuimos ubicados en el único hotel del pueblo -dice el marine Márquez-. Pero los 29 no cabíamos en él; y entonces a muchos nos repartieron por algunas viviendas del caserío. Allí, por primera vez, pudimos asearnos, afeitarnos y hacer una comida fuerte después de varios días prácticamente de ayuno. También nos suministraron unas cajitas de primeros auxilios de la Cruz Roja. En honor a la verdad, después de días llenos de confusión, tensión y zozobra, mis compañeros y yo nos fuímos calmando, en parte debido a que también los guerrilleros suavizaron su inicial trato hostil hacia nosotros. Al extremo que el 4 de Julio nos sorprendieron con cervezas Cristal, y hasta se nos dijo que había una res amarrada en un corral cercano para nosotros si éramos capaces de sacrificarla. El marine Worreld fue quien le dio el puntillazo a la vaca. Ocurriéndosele rociar con una bomba de flit insecticida los Cuartos colgados de la res, y evitar así que las moscas acelerasen el proceso de descomposición. Al río Toa nos llevaban periódicamente a bañarnos en las cristalinas y frías aguas del río que demarca el territorio de Baracoa. A propósito: cuando nos llevaban a bañarnos al río, lo hacíamos totalmente desnudos; y en una ocasión que algunas campesinas nos vieron y comenzaron a gritar, los Mau Mau que nos escoltaban sacaron sus armas, las rastrillaron , mientras nosotros avanzábamos hacia ellos para confrontarlos. Nos estábamos cansando de aquella vida de secuestrados".

" Pero un día -sigue narrando el marine Márquez- nos llevaron a presenciar el fusilamiento de dos "asaltadores de caminos" -según la versión de los guerrilleros-. Asistir a aquel terrible espectáculo del fusilamiento, a pesar de que éramos militares, nos enfermó. Y de inmediato decidimos forzar la situación nuestra, ya que no podíamos permanecer así indefinidamente. Por tal razón comisionamos al marine Reyes (de Tampa) para que junto a otro compañero intentasen escapar y llegar a la Base Naval. Se escaparón, pero al poco tiempo descubiertos en las intrincadas lomas y capturados. A partir del incidente fuimos encerrados en unos corrales cercados con alambradas...y la amenaza de 'pasarnos por las armas si lo repetíamos' ".

" Una mañana llegaron unos funcionarios de nuestro gobierno provenientes del Consulado de Santiago de Cuba, les acompañaba el guantanamero Paví Jimenez. También llegó Raúl Castro acompañado de un nutrido séquito de barbudos y melenudos. Nunca se reunió con nosotros. Por la tarde unos guerrilleros colocaron unas sábanas blancas sobre la tierra del Batey; y, al rato, para sorpresa nuestra, descendía un helicóptero de la Navy. Se hablaba insistentemente que una crisis creada en el Medio Oriente por el presidente de Egipto, Gamal Abdel Nasser, los que se llamó "La Crisis del Canal de Suez", envolvía a los americanos en el conflicto y Raúl Castro había decidido evacuarnos lo antes posible. De manera que el 29 de julio de l958 -observa el marine Márquez-, con mi uniforme limpio y planchado que me devolvían mis captores, me subía a un helicóptero para irme de vuelta a casa: había pasado yo 32 días como prisionero de los guerrilleros del Segundo Frente Frank Pais".

Y al igual que Herbert L. Matthews antes; otro aventurero internacional, Jules Dubbois, habría de llegar a tiempo al terreno de los hechos para, eficiente y militantemente, hacer su trabajo de que la noticia del secuestro de los 29 marines por Raúl Castro llegase al mundo entero. Todo siempre en función de los intereses de la "gran familia" universal.

Singular episodio éste con el que se habría de dar inicio a la sombría y terrible era del secuestro político como instrumento publicitario, propagandístico y coercitivo. En las lomas aledañas a la región de Guantánamo se gestaba un pavoroso experimento que más tarde invadiría al mundo.

NOTA AL MARGEN: 46 años después, igualmente en la misma fecha de un 28 de junio pero del 2001, un niño llamado ELIAN GONZALEZ BROTONS era regresado forzosamente a la Cuba de Raúl Castro. Formidable coincidencia histórica. Cuba que ahora que está saliendo del "comandante en jefe"; ¿cómo se va a embarcar con este otro "General en Jefe"?

cardenense
Fundador

Cantidad de mensajes : 3964
Valoración de Comentarios : 153
Puntos : 263
Fecha de inscripción : 14/09/2006

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.