Secretos de Cuba
Bienvenido[a] visitante al foro Secretos de Cuba. Para escribir un mensaje hay que registrarse, asi evitamos que se nos llene el foro de spam. Pero si no quieres registrarte puedes continuar y leer toda la informacion contenida en el foro.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Facebook
Anuncios
¿Quién está en línea?
En total hay 42 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 42 Invitados :: 2 Motores de búsqueda

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 1247 el Jue Sep 13, 2007 8:43 pm.
Buscar
 
 

Resultados por:
 

 


Rechercher Búsqueda avanzada

Sondeo

Respecto a la normalización de relaciones o el intercambio de presos realizado el miércoles como parte del acuerdo entre Cuba y EEUU

54% 54% [ 42 ]
42% 42% [ 33 ]
4% 4% [ 3 ]

Votos Totales : 78

Secretos de Cuba en Twitter

EL NEGRO “CAMIÓN”

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

EL NEGRO “CAMIÓN”

Mensaje por QBANO 76 el Miér Dic 05, 2007 3:54 pm

EL NEGRO “CAMIÓN”
(Dedicado a mi amigo Pablo Pérez quién siempre supo enfrentar a este sujeto)

“Camión” surge a mediados de 1959. El año más agitado, turbulento y decepcionante en la historia de Cuba. ¿Surge? No, el negro "Camión" siempre había estado allí en mi pueblo. Un delincuente, tahúr, ratero, bandido, busca broncas, soquete, arrogante y pesetero. La gran diferencia, y lo que lo hace tristemente célebre es que recibe PATENTE DE CORZO del recién estrenado gobierno revolucionario para ABUSAR.

Me cae malísimamente mal cuando algunos quieren echarle la culpa de todo lo que ha pasado en mi país a Fidel y Raúl Castro. Como si ellos dos solos hubieran logrado imponer una tiranía en Cuba. Y hay quienes dicen: “Yo no hablaría ni con Fidel ni con Raúl pero sí con el resto de la tropa.” Y “Camión” es un buen ejemplo de los que yo nunca hablaría y quisiera que todo el peso de la ley, un día, cayera sobre ellos. Los hermanos Castro son los mayores culpables pero no los únicos.

Y “Camión” recorría el pueblo el día entero. Rodeado de maleantes y abusadores. Todos con cabillas envueltas en cartuchos golpeando indiscriminadamente a todos los que podía, a todos los que no comulgábamos con la incipiente tiranía.

Los policías ignoraban, y hasta les reían sus desmanes. Era (y sigue siendo) una especie de gorila con autorización de darle con su cabilla a todo el que quería. Cuando usted veía de lejos a “Camión” con su pandilla había que huir, quitarse de su camino. Alardoso, provocador, y a cada rato sacaba del bolsillo de su mugriento pantalón verde olivo un carné del G2, la nueva gestapo castrista. Lo exhibía insolentemente.

Era una verdadera fiera escapada de una jaula. Una tarde al salir del Instituto, ya corría el año 1962, al querer montarme en mi bicicleta, me topé con “Camión” y su gente. Andaba con “Tatica”, “Candín” y “Escaparate”. Me increpó, me preguntó: “Dicen que hay una reunión de la Asociación de alumnos ¿no vas a ir?”. Le respondí lo más cordial que pude: “No, yo no pertenezco a la Asociación, tengo que ir a estudiar para un examen”.

Eso fue todo lo que hablamos (la única vez que crucé palabras con él) y ahí mismo, sin justificación alguna, me cayeron a golpes. Me rompieron el reloj, me destrozaron la camisa, y me hicieron un tremendo chichón en mi cabeza que sangraba.

Se apareció un “Jeep” del Ejército, saludaron risueños a “Camión", y a mí (que era la víctima inocente) me llevaron detenido por alterar el orden. Por ironía de la vida me condujeron a la antigua casa de mi tío Enrique Fernández Roig, que ahora era la Jefatura del G2 en mi pueblo. Al poco rato me soltaron y no me fui a mi hogar por temor a que mis padres me vieran en esas condiciones. Fui a la casa de mi amigo Jorge Menéndez donde su mamá trató de curarme, arreglarme un poco y me puso hielo en la cabeza.

Por años, quizás por décadas, allí estuvo “Camión” impunemente repartiendo “leña”. Dicen que últimamente cumplió varios años de cárcel. Y no fue por sus abusos con los discrepantes de la dictadura sino por algunas fechorías cometidas. Dentro de la prisión siguió siendo fidelista y abusador e H.P.

Y este, desde luego, no es un caso aislado. “Camiones” existieron y siguen existiendo en todos los pueblos de la nación. Después, mas tarde, se “sofisticaron” y se convirtieron en esos grupos de desalmados que hacen actos de repudio. “Camión” no fue más que uno de los que inició esas "Brigadas de respuesta rápida" que han triturado a la nación por muchos años. Gentuza a la que hay que eliminar de la faz de la tierra en el primer chance que tenga el pueblo cubano.

Ese es el único “borrón y cuenta nueva” que yo acepto: borrar del mapa a todos los criminales que ha parido la Isla de Cuba. Porque si nos descuidamos y los perdonamos son capaces de robarse y ponerse uniformes de los “Marines” norteamericanos para seguir repartiendo golpes en nuestro sufrido país.

Esteban Fernández.

Periodico 20 de mayo

QBANO 76
Miembro Especial

Cantidad de mensajes : 1465
Valoración de Comentarios : 78
Puntos : 81
Fecha de inscripción : 25/01/2007

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.