Secretos de Cuba
Bienvenido[a] visitante al foro Secretos de Cuba. Para escribir un mensaje hay que registrarse, asi evitamos que se nos llene el foro de spam. Pero si no quieres registrarte puedes continuar y leer toda la informacion contenida en el foro.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Facebook
Anuncios
¿Quién está en línea?
En total hay 39 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 39 Invitados :: 2 Motores de búsqueda

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 1247 el Jue Sep 13, 2007 8:43 pm.
Buscar
 
 

Resultados por:
 

 


Rechercher Búsqueda avanzada

Sondeo

Respecto a la normalización de relaciones o el intercambio de presos realizado el miércoles como parte del acuerdo entre Cuba y EEUU

54% 54% [ 42 ]
42% 42% [ 33 ]
4% 4% [ 3 ]

Votos Totales : 78

Secretos de Cuba en Twitter

Rafael Del Pino: la traición como conducta recurrente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Rafael Del Pino: la traición como conducta recurrente

Mensaje por odioafifo el Jue Nov 15, 2007 11:55 am

12/11/2007
Rafael Del Pino: la traición como conducta recurrente, por Carlos Wotzkow








Estaría yo concentrado en no salirme de la térmica mientras piloteaba un Blanik L-13 a unos 3000 m de altura sobre la costa Norte de la Ensenada de la Broa, cuando la torre de San Nicolás de Bari me ordenó un aterrizaje inmediato. El General castrista Rafael Del Pino había desaparecido de los radares y el Cessna 204 que pilotaba pudiera estar en situación de emergencia. En cualquier caso, los tracatanes de siempre querían detener todas las operaciones de vuelo en San Nicolás, donde el militar condecorado solía dar lecciones de vuelo a su hijo de 14 años, o donde acudía a utilizar los aviones de la SEPMI como si fueran los suyos propios.




Luego, fue el Coronel Álvaro Prendes quien lo dejó en claro en una conversación privada con un amigo del IACC en abril de 1992: “quien asciende traicionando muere traicionando”. Se refería entonces a Rafael Del Pino. Y es que el ex-militar que nos incumbe traicionó al pueblo de Cuba en 1961, cuando la emprendió en contra de los patriotas que querían liberar a Cuba del oprobio comunista. Dijo Prendes, que había traicionado a Fidel Castro no porque se desligaba de su política, sino porque este no quería asignarle una nueva casa (algo así como la tercera) para habitarla junto a su última esposa. Ahora, vuelve el ex-castrista a traicionar a los contribuyentes norteamericanos que pagan por su seguridad.



¿Se creyó de verdad Rafael Del Pino que alguien quería matarle? Si de veras lo creyó, buena debe estar su memoria para que su consciencia no le deje dormir tranquilo. Por otra parte, muy cobarde deber ser aquel que teme un acto de repudio frente a su segunda residencia en la capital del exilio. Tal parece además, que el exilio no tiene derecho a molestarse en contra de aquel que se jacta con sus afinidades ideológicas con el mismo que dio las órdenes de derribar dos avionetas de Hermanos al Rescate y asesinar impunemente a sus cuatro pilotos. O la memoria de Del Pino va y viene a su antojo, o su saga de traiciones es una conducta recurrente.



No puedo menos que imaginarme al Sr. Del Pino con unos cuantos tragos, jugando billar con su abogado y soltándole la idea de una querella jurídica para ganarse unos cuantos dólares de más a costa de la primera enmienda norteamericana. Es más, no me molestaría un ápice que lo hiciera contra las fanfarronadas y el teatro del dominicano Oscar Haza y su programa sensacionalista “A mano sucia” (del cual por cierto, Rafael Del Pino se ha servido en varias ocasiones), pero no puedo concebir que este ciudadano norteamericano (que quede claro) intente privar de su opinión (después de haberlos privado de la Patria) a dos bravos veteranos de la Brigada 2506 y a otras personas más.



Debo decir que los editores de CAMCO (Cuban American Militar Council) siempre han sido extremadamente gentiles en publicar la mayoría de mis textos, pero este en particular debe ser considerado por ellos. O sea, CAMCO debe respetar la primera enmienda que tanto intenta defender su vicepresidente. En CAMCO militan varios ex-brigadistas de la 2506, y esto hace aun más inconcebible que Rafael Del Pino inculpe a esa organización de veteranos e intente negar su autonomía política. ¿Qué esperan para protestar enérgicamente (o sea, para darse de baja de esa organización) los ex-brigadistas de la 2506 que hoy por hoy están afiliados a CAMCO?



De momento, yo me pongo de la parte de Félix Rodríguez y de Esteban Bovo, porque uno siempre debe estar del lado de la honra y los principios antes que del lado de la traición y el oportunismo de estos atorrantes personajes. Parece que Rafael Del Pino no tiene consciencia de lo mucho que ha padecido Cuba y los cubanos. Parece que se mueven cordeles políticos entre los EEUU y Cuba y que él ha sido la marioneta designada. Del Pino debiera retractarse públicamente de esta demanda judicial, o incluir en ella a todos los que no pensamos como él. Me daría mucho placer soltar una carcajada delante de este patético ex-general castrista con su pulóver de mangas apretadas y sus gafitas oscuras de uso permanente.



Carlos Wotzkow

Suiza Noviembre 12, 2007

Fonte: Identificada en el texto http://www.cubalibredigital.com

odioafifo
Moderador

Cantidad de mensajes : 2578
Valoración de Comentarios : 423
Puntos : 3758
Fecha de inscripción : 02/09/2006

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.