Secretos de Cuba
Bienvenido[a] visitante al foro Secretos de Cuba. Para escribir un mensaje hay que registrarse, asi evitamos que se nos llene el foro de spam. Pero si no quieres registrarte puedes continuar y leer toda la informacion contenida en el foro.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Facebook
Anuncios
¿Quién está en línea?
En total hay 14 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 14 Invitados :: 2 Motores de búsqueda

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 1247 el Jue Sep 13, 2007 8:43 pm.
Buscar
 
 

Resultados por:
 

 


Rechercher Búsqueda avanzada

Sondeo

Respecto a la normalización de relaciones o el intercambio de presos realizado el miércoles como parte del acuerdo entre Cuba y EEUU

54% 54% [ 42 ]
42% 42% [ 33 ]
4% 4% [ 3 ]

Votos Totales : 78

Secretos de Cuba en Twitter

FIDEL Y LAS MINORIAS (LOS GAYS )

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

FIDEL Y LAS MINORIAS (LOS GAYS )

Mensaje por Invitado el Jue Nov 08, 2007 6:27 pm

En Cuba, una batida policial contra
gays en el centro de La Habana provoca temores de un retroceso en
cierta tolerancia de la homosexualidad que se percibía desde hace
algunos años.

Escribe el corresponsal de la BBC en Cuba, Fernando Ravsberg

Desde hace varias semanas la policía
ha lanzado una campaña contra los homosexuales, impidiéndoles reunirse
en la vía pública, poniéndoles multas e incluso cerrando locales donde
normalmente se reunían.

La campaña comienza a partir de un artículo publicado por Angel Rodríguez Alvarez, el director del diario Tribuna de La Habana.











...aquello nada tiene que ver con la cultura, la educación y las costumbres de la inmensa mayoría de nuestro pueblo...











Angel Rodríguez, director del diario oficial Tribuna
















Rodríguez Alvarez se alarma porque en el malecón habanero se reúnen desde hace meses los homosexuales y travestis.

Para este periodista las personas que
acuden a ese lugar por la noche son "sujetos con el denominador común
de tener y ostentar desviaciones de todo tipo" y paso seguido los llama
proxenetas, prostitutas y estrafalarios para terminar calificando a los
travestis como "figura desdichadamente extendida por el mundo, pero
casi desconocida en Cuba".

Pero no todo parece intolerancia en el
artículo ya que el periodista acepta que esos comportamientos son
tolerables en el "espacio íntimo y privado de las personas" o sea
dentro de sus casas, negándoles el espacio público porque "aquello nada
tiene que ver con la cultura, la educación y las costumbres de la
inmensa mayoría de nuestro pueblo".

El periodista añade: "no se alarmen u ofendan los defensores del derecho del individuo a elegir sus preferencias sexuales".

Ofensa y alarma

A pesar de esta última recomendación del director del periódico, son muchos los que están alarmados e incluso ofendidos.









"Fresa y Chocolate" abrió caminos a la tolerancia en Cuba






Margarita Quintero es estudiante de
la Facultad de Periodismo de La Habana, esta haciendo sus prácticas
justamente en el periódico Tribuna y visitaba por las noches ese pedazo
de malecón "insano y extravagante".

"Yo no soy ni prostituta, ni lesbiana
ni ladrona como dijo el director de Tribuna, yo iba allí a pasarlo bien
con mis amigos, pero lo que hacíamos era conversar, escuchar música y
tomar unos tragos" nos dijo Margarita muy ofendida.

Entre los más alarmados están los gays
que temen que se produzca un retroceso en el camino emprendido desde
hace unos años hacia una mayor libertad sexual.

En un paseo nocturno que realizamos
pudimos percibir esta alarma además de comprobar que no todos son vagos
como afirma el artículo de Tribuna.











...no te dejan caminar por las calles...la policía te pide el carnet, te mete multas...











Carlos, gay cubano

















Carlos es gay, contrariamente a lo que dice el artículo del periódico él trabaja y además lo hace en una empresa estatal.

Él piensa que la situación es
crítica, que "hay bastante represión, no te dejan caminar por las
calles, no puedes ir a los lugares que normalmente acostumbramos a ir,
te echan de los lugares....no puedes estar parado la policía te saca,
te pide el carnet, te mete multas, etc., etc.".

Con el llamado a la ofensiva realizado
por el periódico Tribuna la policía desalojó a los gays del malecón y
de la cafetería de la FIAT, uno de los sitios de reunión de
homosexuales más conocidos Ahora van a la esquina de las calles 23 y L
y a la cafetería "La Arcada", en el edificio de la televisión oficial
cubana.

Manuel es otro gay, un estudiante de la Universidad, que encontramos en nuestro paseo nocturno.

El piensa que si las autoridades no quieren reuniones de gays en lugares públicos deberían darles locales.

"Nosotros no hacemos nada por estar
parados en una esquina, es que no tenemos ningún lugar, nos deberían
dar un sitio, porque nosotros no escogimos ser así; eso no lo compré en
un estanquillo y la sociedad tiene que aceptarnos a todos los gays como
lo que somos".

Una historia traumática

Durante los años 60 los gays eran
internados en granjas de trabajo para "curarlos" de su desviación
sexual mediante la terapia del trabajo.









La película "Antes que anochezca" describe el mundo gay en la Cuba de los 60 y 70.






Entre los que pasaron por estas
granjas hay personalidades que ocupan hoy puestos destacados de la
cultura y muchos otros desconocidos que se vieron separados de los
suyos sólo por ser diferentes a lo que la moral exigía.

Con el pasar de los años y ante el
escaso numero de "curados" que producía el sistema de granjas, las
cosas se fueron suavizando pero persistió la marginación en que viven
los homosexuales en cualquier sociedad machista.

Durante los últimos años se vivió una
apertura y una libertad sexual como Cuba no había conocido antes, se
autorizaron festivales travestis, se abrieron varios clubes privados y
en general la sociedad asimiló con enorme rapidez el derecho de cada
cual a elegir sus apetencias sexuales.

A ello contribuyó enormemente la
película "Fresa y Chocolate" que con la maestría de Tomas Gutiérrez
Alea fue capaz de meter al cubano de a pie dentro de un mundo que
rechazaba más por desconocimiento y prejuicios que por principios
morales.

Es cierto que dentro del mundo gay hay
prostitución pero también esta existe entre los heterosexuales y por
eso no se les prohibe a todos acudir al malecón o reunirse en una
esquina.

A las autoridades le quedan ahora dos
opciones, continuar el camino emprendido hace unos años hacia una mayor
libertad sexual o escuchar las voces de algunos que sueñan con volver a
la intolerancia de los años 60, algo que podría significar una
verdadera pesadilla para muchos cubanos.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.