Secretos de Cuba
Bienvenido[a] visitante al foro Secretos de Cuba. Para escribir un mensaje hay que registrarse, asi evitamos que se nos llene el foro de spam. Pero si no quieres registrarte puedes continuar y leer toda la informacion contenida en el foro.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Facebook
Anuncios
¿Quién está en línea?
En total hay 52 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 52 Invitados :: 2 Motores de búsqueda

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 1247 el Jue Sep 13, 2007 8:43 pm.
Buscar
 
 

Resultados por:
 

 


Rechercher Búsqueda avanzada

Sondeo

Respecto a la normalización de relaciones o el intercambio de presos realizado el miércoles como parte del acuerdo entre Cuba y EEUU

54% 54% [ 42 ]
42% 42% [ 33 ]
4% 4% [ 3 ]

Votos Totales : 78

Secretos de Cuba en Twitter

Los indoblegables~~~BISSET

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Los indoblegables~~~BISSET

Mensaje por brisa del Mar el Dom Nov 04, 2007 2:48 pm

George W. Bush acaba de concederle la medalla Presidencial de la
Libertad al Dr. Oscar Elías Biscet, un preso de conciencia condenado a
25 años de cárcel. Fue un gesto solidario que le agradecen casi todos
los cubanos. Se trata de uno de los galardones más preciados de Estados
Unidos. La creó Kennedy en 1963 y la han recibido personajes como
Nelson Mandela y Martin Luther King. Mandela y King, por cierto, son
dos de las tres fuentes de inspiración de Biscet. La otra es Gandhi.
Biscet también es un pacifista que rechaza la violencia y defiende los
derechos humanos.

Una de las razones por las que lo encarcelaron
es porque denunció el alto número de abortos que se realizan en la
isla. En Cuba se producen más abortos que partos. Biscet es médico,
cristiano, joven y mulato. Nació en 1961. Tiene algo de apóstol
bondadoso. Es el verdadero hombre nuevo surgido de la revolución: una
persona horrorizada con la dictadura comunista. Su mujer, Elsa Morejón,
otra heroína, es su mano derecha. No han podido doblegarlos.

No
sé si Biscet podrá recibir la medalla algún día. La cárcel política en
Cuba es espantosa. Tal vez muera antes de que llegue la libertad. A
España acaba de arribar el ex preso político Héctor Palacios Ruiz y las
historias que le relató a la prensa son terribles. Héctor es un hombre
de 65 años, ex comunista, jovial y rotundo. Estuvo con el Che
y creyó a pie juntillas en las buenas intenciones de Castro. Hasta 1980
formó parte del aparato en misiones y trabajos siniestros e
importantes. Rompió con el partido cuando vio que las turbas enviadas
por la Seguridad golpeaban en las calles a las personas que
manifestaban su deseo de abandonar el país. Le dio asco.

Poco a poco, se fue ligando a la oposición democrática. En la década de los noventa llegó a fundar un think-tank
independiente para estudiar la inverosímil realidad cubana. Lo
detuvieron veinte veces. Una de ellas, incluso, lo fusilaron con balas
de salva para comprobar su resistencia moral. Por fin, en abril de
2003, junto a otros 75 disidentes absolutamente inocentes, fue
condenado a prisión. ¿Delitos? Pedían elecciones plurales, prestaban
libros prohibidos y se comunicaban con la prensa extranjera. Como a
Biscet, lo sentenciaron a 25 años. Hace pocas fechas, como estaba muy
mal de salud, con inminente riesgo de muerte, el gobierno español pidió
que se lo entregaran para tratar de salvarlo.

¿Qué le hicieron en
la cárcel? Héctor Palacios mide 1.90 y es un hombre corpulento. Durante
dos años lo encerraron en una caja de metal y concreto de 1.60 de alto,
por 1.75 de largo, por 1.20 de ancho. La celda, una especie de
catafalco en forma de iglú, construida por los soviéticos en los
sesenta, está a la intemperie, en el patio de una prisión conocida como
Kilo 5.5 en Pinar del Río. No tiene ventanas y el sol cubano la
convierte en un horno. Héctor vivía acostado en posición fetal y en
semipenumbra. Bajó cuarenta kilos. Respiraba por el resquicio de la
puerta. Su compañía eran los ratones y las cucarachas que ascendían por
el hueco en el que defecaba. Llegó a ver con indiferencia a estas
alimañas. En realidad, llegó a ver la vida con indiferencia y varias
veces creyó que fallecía. Una vez al día, durante unos minutos, sus
carceleros abrían una pila de agua para que pudiera tomar unos sorbos y
descargar el infecto agujero sanitario. Pudo resistir mentalmente
porque es psicólogo y estaba preparado para ese calvario.

Físicamente,
en cambio, su organismo se quebró en pedazos: la inmovilidad, la sed y
la mala alimentación le destrozaron el sistema circulatorio. Cuando
salió de ese infierno tenía insuficiencia cardiaca y sus debilitadas
piernas apenas podían bombear la sangre. Todas las válvulas de la
circulación de retorno estaban dañadas. Cuando lo vi le pregunté:
''¿Crees que te salvarás?''. Sin alardes, me respondió otra cosa: ''Lo
importante es que no pudieron doblegarme''. No supe qué decirle.


por Carlos Montaner 11/04/07

brisa del Mar
Miembro Activo

Cantidad de mensajes : 378
Valoración de Comentarios : 16
Puntos : 12
Fecha de inscripción : 28/10/2007

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.