Secretos de Cuba
Bienvenido[a] visitante al foro Secretos de Cuba. Para escribir un mensaje hay que registrarse, asi evitamos que se nos llene el foro de spam. Pero si no quieres registrarte puedes continuar y leer toda la informacion contenida en el foro.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Facebook
Anuncios
¿Quién está en línea?
En total hay 22 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 22 Invitados :: 2 Motores de búsqueda

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 1247 el Jue Sep 13, 2007 8:43 pm.
Buscar
 
 

Resultados por:
 

 


Rechercher Búsqueda avanzada

Sondeo

Respecto a la normalización de relaciones o el intercambio de presos realizado el miércoles como parte del acuerdo entre Cuba y EEUU

54% 54% [ 42 ]
42% 42% [ 33 ]
4% 4% [ 3 ]

Votos Totales : 78

Secretos de Cuba en Twitter

Orestes Lorenzo. Historia Real.

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Orestes Lorenzo. Historia Real.

Mensaje por Admin el Lun Ago 28, 2006 10:29 am

Orestes Lorenzo es miembro de nuestro Foro.

En Ingles

True Life Escape, Like in a Movie



It was December 1992, and Orestes Lorenzo had decided that he was going to take matters into his own hands. He flew 130 miles from Marathon Key, Florida to Cuba to rescue his wife and sons. He knew that if he flew six feet above the wave height, he would not be detected by Cuban radar.

Lorenzo had grown up in Cuba during the height of the Cuban Revolution. He had believed in the Revolution and had trained as a fighter pilot in the Soviet Union. But, the older he became, the more clearly he began to see what the Revolution was doing to his country and to his family. While living in Perestroika, he had a religious awakening that changed his convictions.

Lorenzo and his wife decided that he would escape from Cuba and that somehow he would arrange for them to meet him in the United States. He was a major in the Cuban Air Force and in 1991 escaped from Cuba flying a MIG to the United States.

Twenty-one months later he was frustrated and tired of trying to legally bring his wife and sons from Cuba. Diplomatic and humanitarian pleas from around the world had not helped. He was worried about his family and knew how difficult the situation had gotten for them.

Since his defection from Cuba, his wife Victoria had been harassed by the Cuban government. She had been thrown out of their home, fired from her job and had been forced to live from the few rations her parents received. The Cuban Police had bugged the family’s phone and were watching her every move.

The worst part for Victoria was hearing government psychologists tell her that her children were mentally ill because their father was a traitor. The government bribed her with a new house and a job if she renounced her husband publicly. They even told her that her husband had found a beautiful rich woman and was getting married. At one point, they told her he was a homosexual and had forgotten all about her and the boys.

The government told Victoria that she would never be allowed to leave the country and that Raul Castro himself had said: “If Lorenzo had the guts to leave with on of my MIGS maybe he has the guts to come back and get his family.”

Lorenzo determined to get his family out of Cuba, and with the help of the Valladares Foundation a Washington-based human rights group, bought a 6-seat Cessna for $30,000.

Two Mexican women who the Lorenzo’s refer to as messengers of love flew to Cuba with a message for Victoria. She was to meet Lorenzo on a highway in the beach town of El Mamey.

Lorenzo had one minute to land the plane pick up his family, and take off again. When Victoria saw the Cessna she grabbed her sons hands, who had no idea about what was happening, and screamed, “Run- it’s your father”. His wife and sons climbed into the plane. Lorenzo swung the plane around and began down the highway, the wing of the plane nearly grazing a car.

As he began to fly his family out of Cuba his mind was calculating how much time they had before the Cuban air force would try to knock them out of the air. He looked back at his wife and sons and all he could think about was the Cuban crews running to their posts in the missile silos.

When he had flown twelve nautical miles he knew the missiles were already pointed at them and when he passed twelve and a half miles, he sighed with relief knowing they could not reach him.

The Lorenzo family now lives in Florida and they don’t have to worry about living in a country that denies a person dignity or spiritual values. Wings of the Morning, written by Orestes Lorenzo was published in 1994. It is an incredible book that describes this family’s courageous ordeal.


Este fue el Mig.



Aqui fue donde Orestes recogio a su familia, Raul Castro dijo que la unica forma de que su familia saliera de Cuba era iendola a buscar,, y eso fue lo que hizo.


Admin
Administrador

Cantidad de mensajes : 830
Valoración de Comentarios : 126
Puntos : 553
Fecha de inscripción : 22/08/2006

Ver perfil de usuario http://secretoscuba.cultureforum.net

Volver arriba Ir abajo

Re: Orestes Lorenzo. Historia Real.

Mensaje por Oswaldo el Mar Ene 16, 2007 2:39 am

CHARLANDO CON EL MAYOR ORESTES LORENZO. (1)





Lejos del mito, está el hombre, el esposo, el padre, una persona que tiene demasiadas virtudes para poder enumerarlas todas, pero entre todas ellas hay una que ha sido poco destacada por los medios, su inmenso amor, a su mujer, a su familia y a su patria.



El mayor de la aviación cubana, Sr. Orestes Lorenzo Pérez, quien como ustedes saben viajó trayendo a Estados Unidos un avión MIGS que él pilotaba en Varadero, Cuba, pidió asilo político en Estados Unidos y le fue concedido, pero a su familia, su esposa Victoria (Vicky) y sus dos hijos menores, Reinel y Alejandro, el régimen comunista de Cuba los mantuvo como rehenes y no los dejaba salir, a pesar de las denuncias que hicieron ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), de los gobiernos y organismos de Derechos Humanos de América, de Europa y del mundo. Frente a esa violación flagrante de los derechos humanos de la familia Lorenzo Pérez, el padre, arriesgando su libertad y su vida, realizó una portentosa hazaña que ha tenido repercusión en el mundo entero: fue a Cuba en un pequeño avión Cessna, aterrizó en una carretera que conduce de La Habana a Varadero y en menos de un minuto recogió a su esposa y sus dos hijos y regresó a Estados Unidos, ante el asombro del mundo.

Todo eso puso en evidencia lo que es capaz de hacer un padre por su familia, el arraigado sentimiento familiar que el comunismo no ha podido eliminar, pero también la inhumana crueldad del régimen comunista que ha sido impuesto al pueblo cubano por el engaño, el terror y la fuerza.



Creo que el interés de las opiniones del Mayor Orestes Lorenzo es más que evidente por lo que les trasmito una parte de mis charlas con él, espero que las disfruten tanto como yo lo hice, están divididas en tres partes para facilitar su publicación pues se habló claro y largo.



1. ¿Que razón le ha llevado a romper su silencio y conceder esta entrevista?



En realidad no he tenido el propósito de permanecer en silencio. Lo que pasa es que cuando recibo la invitación para una entrevista, de la que sospecho que el énfasis se hará en el sensacionalismo relacionado al rescate de mi familia, la he rechazado cortésmente. Aquello quedó atrás. Y sinceramente, ya me aburre hablar del rescate. Especialmente porque, como todo cubano, tengo opiniones sobre lo que ocurre en Cuba y en el exilio. Son asuntos de actualidad que nos afectan crucialmente a todos hoy, e impactarán a nuestros descendientes en el futuro. Por su importancia, prefiero expresarme y debatir esos problemas. Esta entrevista es bienvenida precisamente por eso.



2. ¿Que añora más de Cuba?



Muchas cosas: las calles en que jugué de muchacho, los arroyuelos y los campos en que corrí, nadé, y me sentí más libre. La hospitalidad y la candidez de los campesinos. El mar y La Habana con sus olores únicos. Los paseos con Vicky por el malecón, los teatros. Pero sobre todo añoro a la gente. El bullicio del barrio, el ruido de los niños en la calle, la voz de la vecina llamando por aceite o sal. La muda complicidad de vecinos para bloquear el entrometimiento oficial, y protegerse de la absurdidad que resulta haber convertido en delito toda iniciativa para buscarse el sustento y sobrevivir. Añoro la compañía de familiares y los amigos.



En contraste tendría que decir también lo que más detesto, y que explica por qué no estoy allí: la vigilancia constante, la doble moral, la máscara que mucha gente se pone para opinar. Los chivatos, la ineptitud de los funcionarios, los dirigentes serios y tiesos. La inercia, el mutismo, la sumisión, el servilismo y la traición convertidos en virtudes. La humillación de no poder pisar lugares para extranjeros… ¡en mi patria! El adoctrinamiento, la mentira oficial, el silencio y el miedo. El partido, los CDR, la FMC, la UPC, la UJC, los sindicatos y cuanta porquería han concebido para inhibir el libre pensamiento. Los discursos oficiales, las estadísticas absurdas, los logros vacíos, el triunfalismo nefasto y el falso nacionalismo. La mediocridad en los medios, o los medios en manos de la mediocridad. El conformismo y la resignación. ¡Los héroes!, que no lo han sido salvo para destruir.





3. ¿Tiene esperanzas e intención de volver a residir en su patria?



Esperanzas, sí. Para mí la intención es acción. Y no estoy preparado para afirmar esa parte, porque no lo sé. Si llegara el momento de considerar esa posibilidad, la decisión dependerá del balance que exista entre el peso de la potencial contribución que pudiera hacerle a mi país, y los deseos de mi esposa e hijos. Lo que sí puedo asegurarte desde ahora es que la opinión de mi familia jugará un papel determinante. Soy de los que piensa que para hacer patria, primero hay que hacer familia.



4. ¿Cuánto cree que durará la muerte anunciada de Fidel Castro?



No lo sé. Hoy la tecnología puede hacer cosas increíbles. En principio podrían mantenerlo como un vegetal por mucho tiempo. Aunque de hecho ya estuviera muerto, quiero decir, intelectualmente. Ariel Sharon, por ejemplo, lleva un año en ese estado, y se sabe que no regresará al poder, pero tampoco cuando morirá.



Sin embargo, esa comparación es válida únicamente desde el punto de vista médico. Al ex primer ministro israelí se le mantiene vivo por respeto o por razones humanitarias como ocurre con muchos pacientes a los que los familiares no quieren retirar los equipos de soporte vital. En Israel existe una democracia, y sus ciudadanos exigen un gobierno responsable. No sólo el estado de salud de Sharon es público, sino que un nuevo primer ministro fue elegido rápidamente. El gobierno continúa funcionando bajo el mandato del pueblo.



El caso de Fidel es diferente. En Cuba el estado se moldeó y funcionó en torno a su personalidad, en lugar de la ley. Con la pérdida de sus facultades, el gobierno ha caído también en una crisis que percibimos a través de esa espiral de mentiras y silencios ridículos en que ha caído desde que se anunció la enfermedad.



La aparente inercia de las autoridades cubanas me recuerda el pintor al que le han retirado la escalera: con la desaparición pública de Fidel, se han quedado “colgando de la brocha”, y no saben ni como agarrase ni como caerse. Es en este contexto que lo necesitan vivo, alimentando la falsa posibilidad de que regrese a sus funciones por medio de discursos oficiales y partes de científicos extranjeros convertidos en voceros. Eso les da algún tiempo para consolidar el control con métodos más burocráticos y mecánicos como reglamentos y directivas. Los tiempos de gobernar con discursos pasaron definitivamente para Cuba. Pero ese impas tampoco puede extenderse demasiado, porque desnuda el pánico que envuelve a las autoridades, resultándoles peligroso. Entonces, en algún momento, cuando sientan que pueden controlar las cosas, tendrán que anunciar la incapacidad irreversible de Fidel, o sencillamente retirarle los equipos que lo mantienen vivo. Y llegado ese momento, el caso de Fidel difiere también del de Sharon, pues su existencia se convertiría en un estorbo para gobernar con autoridad.



De lo que no albergo dudas, es que las últimas imágenes en la vida de Fidel Castro fueron las vistas el 28 de octubre pasado. Ni regreso al poder, ni momificación siquiera. Tal es el impacto del mal que lo consume y que quedó revelado precisamente en esas imágenes de octubre.









5. ¿Tiene alguna duda de que la revolución se perpetuará mediante una dictadura militar, encabezada por Raúl Castro, disfrazada como un gobierno del PCC?



La perpetuación del gobierno y la constitución presentes son imposibles porque representan un retroceso en el desarrollo natural de la civilización.



En cuando a la posibilidad de una dictadura militar, tampoco. Al menos no del estilo de las dictaduras militares que abundaron antes en América Latina. A diferencia de esos países, las Fuerzas Armadas cubanas no han sido un órgano represivo contra la población. No han encarcelado, enjuiciado o torturado. Esa criminal tarea la cumplen las fuerzas del MININT, que son muy diferentes. Hasta el momento en el que yo abandoné Cuba existía entre la oficialidad más joven del ejército una convicción profunda de ser parte del pueblo. Aunque la autoridad está en manos de generales esencialmente corruptos, los ejecutores son los mandos medios de las FAR. Estos hombres ven su misión como la de proteger al país de una posible agresión, y creo que jamás apuntarían las armas contra el pueblo. Eso lo sabe Raúl, como sabe que el día que dé semejante orden terminará corriendo el destino de Ceausescu. No olvidemos que, al margen de quién dé las órdenes, será el soldado en última instancia el que tendrá que oprimir el gatillo. ¿Y quienes son los soldados cubanos sino los jóvenes más avasallados, humillados y privados de libertades por el gobierno?



Sin embargo, en términos de tiranía, Raúl Castro sólo necesita continuar el presente estado de terror con los medios del MININT y el apoyo de la única rama de las FAR que se prestaría a la tarea: la CIM.



Yo pienso que esta pregunta se la estará haciendo a sí mismo Raúl Castro. Porque en sus manos radican las opciones, y sus decisiones tendrán un impacto definitivo en el futuro de Cuba. Pero más importante aún para él, en su propia vida, que podría perderla si mantiene el status quo.





6. ¿Cree que hay alguna posibilidad de que una facción del ejercito se postule a favor a una transición democrática?



Absolutamente. Conozco el pensamiento de oficiales jóvenes y sus deseos de lograr la democracia en Cuba. El asunto está en si tendrán la posibilidad de plantearlo, si se abrirán los espacios para eso dentro del ejército, o permanecerán cerrados como hasta ahora. Pienso que para que eso ocurra, el gobierno primero tendría que dar pasos paulatinos, pero concretos, encaminados al respeto de los derechos humanos y la diversidad de pensamiento. ¿Se atrevería Raúl Castro a ello? Nadie lo sabe. Su gran batalla comenzará después de los funerales de Fidel. Posiblemente ya esté debatiendo en su cabeza la disyuntiva de continuar con el inmovilismo y arriesgarse a un estallido popular, o hacer cambios paulatinos que darían sosiego a los cubanos y tranquilidad a su gobierno.



El problema más serio que confrontará Raúl, si se decidiera por los cambios, será el legado ideológico de su hermano. Encontrar cómo explicar a los elementos más extremos esos cambios que obviamente irían en contra de lo que hubiera querido Fidel, y al mismo tiempo asegurar la lealtad de los ministros y generales adoctrinados y embobecidos por Fidel.



No sabemos cuán hábil será Raúl en ese hipotético ejercicio. Pero lo paradójico, y a la vez lo más inteligente para él, sería utilizar al mismo Fidel Castro como ideólogo del cambio, regresando a los orígenes traicionados de la Revolución, y a los postulados que les valió el apoyo absoluto del pueblo en el 58. Bastaría con cumplir las ideas que Fidel defendió durante el juicio por el asalto al Moncada, para poner a Cuba en el camino a la democracia. Serían pasos inteligentes que cambiarían el país y su lugar personal en la historia. Pero no doy crédito a esta posibilidad. Sospecho que el temor a las consecuencias que para él y su familia podrían traer un cambio, superan su sentido de responsabilidad y su amor por la nación.



7. ¿Cree usted que Raúl Castro acierta en apoyarse en los comandantes de la revolución, especialmente en Ramiro Valdés, o considera que son capaces de traicionarle?



Creo que él sabe perfectamente que Ramiro Valdés, Guillermo García, Juan Almeida, Machado Ventura y otros no son más que símbolos. La realidad es que ninguno de ellos tiene poder alguno, y no tienen otra opción que someterse a Raúl como se sometieron a Fidel. Opinarán más, eso sí, tendrán más espacio con Raúl para discutir. Pero no para tomar acciones contrarias. La posibilidad de que lo traicionen no existe en la práctica, aunque estuvieran dispuestos, porque sencillamente ninguno tiene con qué enfrentarse a Raúl.



Posiblemente, con el tiempo y poco a poco, Raúl los pasará a retiro porque se convertirán en un estorbo para él. Con libertades o sin libertades, Raúl necesitará proyectar una imagen de gobernante eficiente y práctico para sobrevivir. Y toda esa gente es inepta, y tan útil a sus necesidades para gobernar como lo serían los museos. Tendrá que cambiarlos inexorablemente por cuadros más jóvenes y más tecnócratas.



En el caso específico de Ramiro Valdés, cuya eficiencia en reprimir es incuestionable, Raúl tendrá que reemplazarlo también por alguien de su cría. No creo que cometa la torpeza de darle a Ramiro, un hombre que no es de su total confianza, el poder que ahora no tiene, regresándolo al MININT.





Esto es solo el comienzo y en verdad que sabe a poco, pero tenemos la suerte de tener más preguntas y respuestas del Mayor Orestes Lorenzo que serán publicadas en breve.



Amor víncit ómnia.

El amor todo lo vence.



Oswaldo Yañez.

Ciudad de la Habana.

A quince de enero del año de la inmnente Libertad para los Cubanos.



P. D.

Las fotos han sido cedidas por el Mayor y se encuentran publicadas en los sitios web de secretoscuba y la nueva cuba.

Oswaldo
Nuevo Integrante

Cantidad de mensajes : 3
Valoración de Comentarios : 0
Puntos : 0
Fecha de inscripción : 12/01/2007

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Orestes Lorenzo. Historia Real.

Mensaje por Oswaldo el Mar Ene 16, 2007 2:40 am

Espero que lo disfruten todavía hay dos entregas mas

Oswaldo
Nuevo Integrante

Cantidad de mensajes : 3
Valoración de Comentarios : 0
Puntos : 0
Fecha de inscripción : 12/01/2007

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Orestes Lorenzo. Historia Real.

Mensaje por Luis Dominguez el Mar Ene 16, 2007 9:26 am

Oswaldo
Bienvenido al foro, siga con lo que escribe, me encanta leerlo.

Luis Dominguez

Luis Dominguez
Fundador

Cantidad de mensajes : 2781
Valoración de Comentarios : 132
Puntos : 194
Fecha de inscripción : 22/08/2006

Ver perfil de usuario http://www.secetocuba.com/blog

Volver arriba Ir abajo

Re: Orestes Lorenzo. Historia Real.

Mensaje por Invitado el Mar Ene 16, 2007 2:30 pm

Son revelaciones y comentarios con un peso enorme, ideas y puntos de vista pensadas desde la optica del cubano que ama su tierra y un buen futuro para su familia, en su terruno del caribe; apreciaciones de la nueva oficialidad, que quiza algunos ilusos no hallan analizado en profundidad y que de hecho, marcara un cambio en la correlacion de fuerzas al deceso del gobernante.
Muy excelente este trabajo, a gusto poder leer y apreciar la sencillez y la profundidad con que se hacen.

Saludos

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Orestes Lorenzo. Historia Real.

Mensaje por Gonzalo Lacayo el Jue Ene 18, 2007 1:52 pm

Orestes Lorenzo, me llama la atencion cuando dices a "ami patria los cubanos no pueden entrar a los hoteles, " esto demuestra una gran ignorancia y digo ignorancia porque segun tu los cubanos deben entrar a a los hoteles yo te respondo como cubano que !No! no tienen derecho a entrar a los hoteles, porque La gran mayoria del pueblo cubano que apoya la revolucion no tiene dolares para entrar a a los polos turisticos de manera que el Partido Comunista Cubano, actua con justicia y yo estoy de acuerdo que no entren los cubanos con dolares, parece que tu estas abogando para que los cubanos con dolares entren a los hoteles , lo cual es injusto y discriinador, porque permitir la entrada a cubanos con dolares seria un apartheid para la inmensa mayoria de cubanos que no tienen dolares, es por eso que el PCC opto despues de miles de consultas en asambleas de obreros, que los cubanos con dolares no ingresen a los hoteles, esa medida fue justa, porque Te imaginas la ofensa y la discriminacion al pueblo cubano que no tiene monedas convertibles a favor de esa minoria de privilegiados que reciben dolares de Miami de sus familiares,para ti es injusto pero no es asi, es lo mas justo del mundo y te demuestra que en Cuba manda el pueblo, ese mismo pueblo que en su mayoria se opuso a que los cubanos con dolares entren a los polos tristicos, en Cuba nose puede discrimnar en Cuba manda el pueblo.- Gonzalo lacayo . Un Cubano con dignidad

Gonzalo Lacayo
Miembro Regular

Cantidad de mensajes : 171
Valoración de Comentarios : 8
Puntos : 8
Fecha de inscripción : 26/11/2006

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Orestes Lorenzo. Historia Real.

Mensaje por EV1976 el Jue Ene 18, 2007 2:16 pm

.......... ?????? . NO ENTIENDO QUE HABLA ESTE GONZALO .... EN QUE MUNDO VIVES ? TU ESTAS SONANDO, O NO TIENES NINGUNA IDEA DE LO QUE ES PASAR HAMBRE,,,, VERDAD ? CREO QUE POR PERSONAS COMO TU CUBA ESTA COMO ESTA !!!!!!!!!!!!

EV1976
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Orestes Lorenzo. Historia Real.

Mensaje por EV1976 el Jue Ene 18, 2007 2:18 pm

..... SI TE GUSTA TANTO ESA IDEA,,, PORQUE ESTAS AQUI Y NO EN CUBA ? .... DIGO SI ESTAS AFUERA DE CUBA, DUDO QUE NO SEA ASI ! MIRA QUE HAY PERSONAS DESCARADAS EN ESTE MUNDO !!

EV1976
Invitado


Volver arriba Ir abajo

lOS HOTELES TURISTICOS

Mensaje por Gonzalo Lacayo el Jue Ene 18, 2007 3:08 pm

EV1976 escribió:.......... ?????? . NO ENTIENDO QUE HABLA ESTE GONZALO .... EN QUE MUNDO VIVES ? TU ESTAS SONANDO, O NO TIENES NINGUNA IDEA DE LO QUE ES PASAR HAMBRE,,,, VERDAD ? CREO QUE POR PERSONAS COMO TU CUBA ESTA COMO ESTA !!!!!!!!!!!!



Evi1976, es muy simple, Lorenzo dice que le duele que a su patria o entren los cubanos a los hoteles, yo le respondo que esta bien que no se les permita la entrada a los hoteles, mientras la inmensa mayoria de cubanos, que apoya la revolucion no puede entrar a los polos tristicos por no tener dolares.

Gonzalo Lacayo
Miembro Regular

Cantidad de mensajes : 171
Valoración de Comentarios : 8
Puntos : 8
Fecha de inscripción : 26/11/2006

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Orestes Lorenzo. Historia Real.

Mensaje por Ernesto el Jue Ene 18, 2007 3:14 pm

Preguntale a los dirigentes del PCC que aprobaron que los cubanos no entraran a los heteles si ellos no entran. Preguntale a esos que aprobaron que nivel de vidal tienen. Lacayo, estas en tu sano juicio? Sabes lo que estas diciendo? De verdad tu crees que no hay discriminacion?
No te creo. Creo que tu estas tomando esto como juego. Lo que planteas carece de toda razon.

Ernesto
VIP

Cantidad de mensajes : 1405
Localización : Florida
Valoración de Comentarios : 80
Puntos : 68
Fecha de inscripción : 22/11/2006

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Orestes Lorenzo. Historia Real.

Mensaje por Gonzalo Lacayo el Jue Ene 18, 2007 3:29 pm

@Ernesto escribió:Preguntale a los dirigentes del PCC que aprobaron que los cubanos no entraran a los heteles si ellos no entran. Preguntale a esos que aprobaron que nivel de vidal tienen. Lacayo, estas en tu sano juicio? Sabes lo que estas diciendo? De verdad tu crees que no hay discriminacion?
No te creo. Creo que tu estas tomando esto como juego. Lo que planteas carece de toda razon.

Gonzalo Lacayo
Miembro Regular

Cantidad de mensajes : 171
Valoración de Comentarios : 8
Puntos : 8
Fecha de inscripción : 26/11/2006

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Orestes Lorenzo. Historia Real.

Mensaje por Gonzalo Lacayo el Jue Ene 18, 2007 3:33 pm

@Gonzalo Lacayo escribió:
@Ernesto escribió:Preguntale a los dirigentes del PCC que aprobaron que los cubanos no entraran a los hoteles si ellos no entran. Preguntale a esos que aprobaron que nivel de vidal tienen. Lacayo, estas en tu sano juicio? Sabes lo que estas diciendo? De verdad tu crees que no hay discriminacion?
No te creo. Creo que tu estas tomando esto como juego. Lo que planteas carece de toda razon.



Esto es una cuestion Moral para algunos es justo quel os cubanos entren a los hoteles, porque tienen dolares , pero dentro de la moral comunista , ellos no pueden entrar a los hoteles, porque la mayoria del pueblo cubano no tiene dolares, es cuestion de etica, es cuestion de principios.

Gonzalo Lacayo
Miembro Regular

Cantidad de mensajes : 171
Valoración de Comentarios : 8
Puntos : 8
Fecha de inscripción : 26/11/2006

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Orestes Lorenzo. Historia Real.

Mensaje por jrg.perez el Jue Ene 18, 2007 3:55 pm

Precisamente de eso carecen los comunistas, de ética y principios, mientras el pueblo cubano se muere de hambre y vive en la más absoluta miseria, los dirigentes "comunistas" viven en la opulencia y la abundancia.
Y lo que planteas no es cuestión de ética y principios, es cuestión de envidia y odio y eso es lo que son los comunistas, envidiosos y resentidos.

jrg.perez
Miembro Regular

Cantidad de mensajes : 295
Edad : 50
Localización : en el Monstruo que ahora se extraña
Hobbies : Pesca, Tenis, Golf
Valoración de Comentarios : 0
Puntos : 0
Fecha de inscripción : 27/12/2006

Ver perfil de usuario http://www.cuba-liberal.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Orestes Lorenzo. Historia Real.

Mensaje por bolo_habanero el Jue Ene 18, 2007 7:58 pm

gonzalo, yo quisiera saber si tu en serio defiendes la política de discriminación turística. vamos una cosa a la vez.
tu defiendes el hecho de que a un cubano lo pare un policía en una playa (varadero), en la arena y le pida el carnet de identidad y luego de dárselo, ese mismo policía le diga que no puede pasar de aquí para alla...(hotel kawama frontera con punta blanca)...gonzalo, te hablo de arena sol y mar...ok? eso está bien gonzalo? eso hacen los policías de ese país y si reclamas tus derechos te llevan a la "unidad".
lo que tu tanto proclamas como defensa de la igualdad es una discriminación, aunque lo pongas con letras enormes, sigue siendo una mentira. no porque grites tendrás razón.
explícame la lógica de que venga un agente de la seguridad y te saque del patio del hotel nacional para la calle? solo porque eres cubano...qué lógica tiene eso? si eso no te encabrona gonzalo es porque tu fuiste uno de los genios que inventó medidas así en cuba?
por qué razón habría de tener una persona en mi país más derechos que yo? por qué los hijos de la clase dirigente en cuba manejaban alfas romeos, ladas, los chocaban y al día siguiente tenían uno nuevo...quién pagaba eso? esa era la época en que los dólares no circulaban en cuba y fueron como tres décadas gonzalo....eso es justo gonzalo?
dónde está la justicia de que al final de un debate ideológico y por no estar de acuerdo con el marxismo, te expulsen de la universidad gonzalo? dónde está ahí la igualdad de derechos? es la fuerza bruta contra el raciocinio...o estás conmigo o estás fuera....se adueñaron del país y expulsaron de todas las instituciones a los que no profesaban la idología fidelista...persiguieron a los homosexuales...a los escritores, poetas, músicos, campesinos que no estaban dispuestos a dar su pedazo de tierra por el que lucharon en la misma revolución que fidel castro luego se apropio.
no hay un ápice de justicia en ninguna de las medidas que toma el gobierno de ese país...ojalá algún día te des cuenta de ello y dejes de perder tu tiempo en las disquisiciones teóricas de ese marxismo que, por otra parte, jamás se aplicó en cuba.

bolo_habanero
Miembro Activo

Cantidad de mensajes : 461
Valoración de Comentarios : 59
Puntos : 56
Fecha de inscripción : 30/10/2006

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Orestes Lorenzo. Historia Real.

Mensaje por maria el Jue Ene 18, 2007 9:25 pm

uuuyyyy que fue esto que no entendi nada , este oswaldo esta hablando en serio o nos esta tomando el pelo?, espero que sea un comunista que se conecto en este forum desde la isla, porque en mi cabeza no cabe que se exprese asi viviendo en el exilio, que cosa es esto? discriminacion por tener dolares a las familias que los reciben, POR FAVOR, las familias que son ayudadas desde aqui por sus parientes que en su mayoria somos gente trabajadora, que no nos sobra el dinero, ayudamos a nuestros padres y hermanos a sobrevivir en Cuba, lujos se dan los millonarios que tienen cuentas a costillas del pueblo cubano y que aqui en este mismo forum hemos sabido hasta sus nombres, la verdad es que hay que aguantar paquetes en esta vida....

maria
Miembro Moderado

Cantidad de mensajes : 66
Localización : florida
Valoración de Comentarios : 0
Puntos : 0
Fecha de inscripción : 21/11/2006

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Orestes Lorenzo. Historia Real.

Mensaje por maria el Jue Ene 18, 2007 10:15 pm

Disculpas a oswaldo yo me referia en mi post al tal lacayo y confundi el nombre, creo que vale mi aclaracion pues el post de oswaldo esta muy bueno, el tal lacayo espero que no entre mas al forum.

maria
Miembro Moderado

Cantidad de mensajes : 66
Localización : florida
Valoración de Comentarios : 0
Puntos : 0
Fecha de inscripción : 21/11/2006

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Orestes Lorenzo. Historia Real.

Mensaje por Gonzalo Lacayo el Vie Ene 19, 2007 1:25 am

@bolo_habanero escribió:gonzalo, yo quisiera saber si tu en serio defiendes la política de discriminación turística. vamos una cosa a la vez.
tu defiendes el hecho de que a un cubano lo pare un policía en una playa (varadero), en la arena y le pida el carnet de identidad y luego de dárselo, ese mismo policía le diga que no puede pasar de aquí para alla...(hotel kawama frontera con punta blanca)...gonzalo, te hablo de arena sol y mar...ok? eso está bien gonzalo? eso hacen los policías de ese país y si reclamas tus derechos te llevan a la "unidad".
lo que tu tanto proclamas como defensa de la igualdad es una discriminación, aunque lo pongas con letras enormes, sigue siendo una mentira. no porque grites tendrás razón.
explícame la lógica de que venga un agente de la seguridad y te saque del patio del hotel nacional para la calle? solo porque eres cubano...qué lógica tiene eso? si eso no te encabrona gonzalo es porque tu fuiste uno de los genios que inventó medidas así en cuba?
por qué razón habría de tener una persona en mi país más derechos que yo? por qué los hijos de la clase dirigente en cuba manejaban alfas romeos, ladas, los chocaban y al día siguiente tenían uno nuevo...quién pagaba eso? esa era la época en que los dólares no circulaban en cuba y fueron como tres décadas gonzalo....eso es justo gonzalo?
dónde está la justicia de que al final de un debate ideológico y por no estar de acuerdo con el marxismo, te expulsen de la universidad gonzalo? dónde está ahí la igualdad de derechos? es la fuerza bruta contra el raciocinio...o estás conmigo o estás fuera....se adueñaron del país y expulsaron de todas las instituciones a los que no profesaban la idología fidelista...persiguieron a los homosexuales...a los escritores, poetas, músicos, campesinos que no estaban dispuestos a dar su pedazo de tierra por el que lucharon en la misma revolución que fidel castro luego se apropio.
no hay un ápice de justicia en ninguna de las medidas que toma el gobierno de ese país...ojalá algún día te des cuenta de ello y dejes de perder tu tiempo en las disquisiciones teóricas de ese marxismo que, por otra parte, jamás se aplicó en cuba.




Sr Bolo habanero, no defiendo la discriminacion ya que esta no existe en Cuba, sencillamente los cubanos con dolares no tienen derecho de ir a los hoteles porque solo preguntate que si es justo que estos cubanos con dolares vayan a los hoteles donde no puede ir el pueblo porque no tiene dolares?? Es Justo??. y que hizo el PCC prohibio la entrada a cubanos con dolares que son una minoria precisamente para que no se den repugnantes situaciones de deisigualdad, entre los que tienen dolares y los que no tienen dolares, que son la mayoria, aqui se actua con justicia dentro de la moral comunista ,claro que una persona sin moral te dice que tiene derecho a entrar a os hoteles porque tiene dolares,, pero eso es injusto dentro de la moral comunista va contra sus principios disccrimnar al que no tiene dolares fue una medida sabia, ahora qel cubano que esta en lugares turisticos es sinverguenza porque la mayoria de los cubanos no puden ir alli por no tener dolares y ese sinveruenza esta en areas turisticas provocando al pueblo que decidio que los cubanos condolares no entren alas areas para exranjeros, ademas que el dinero del turismo no va al bolsillo de un partuicular como en las sociedades de consumo, el dinero se invierte en el peublo esa es la gran diferencia.

Gonzalo Lacayo
Miembro Regular

Cantidad de mensajes : 171
Valoración de Comentarios : 8
Puntos : 8
Fecha de inscripción : 26/11/2006

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Orestes Lorenzo. Historia Real.

Mensaje por Anonymou el Vie Ene 19, 2007 1:30 am

..... ESTE TIPO ME DA RISA YA. LACAYO TE INVITO AL BARRIO DE CAYO HUESO EN CENTRO HABANA PARA QUE DIGAS EL DOLLAR SE INVIERTE EN EL PUEBLO,,, PARA QUE TE ENTREN A GALLETA ,,,,, BUFFON.....

Anonymou
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Orestes Lorenzo. Historia Real.

Mensaje por manchiviri el Vie Ene 19, 2007 7:02 am

Si, de entrada a los hoteles de Cuba se trata, debemos matizar un poco.

Resulta que antes del comienzo de la década de los años 90 del siglo pasado, los cubanos (con muchas dificultades) podían acceder a los hoteles. Es a partir de las medidas, adoptadas por el régimen totalitario, con vistas a paliar la catástrofe económica provocada por el “desmerengamiento” de la Unión Soviética y demás paises del Campo Socialista, que poco a poco va desapareciéndo ésta posibilidad, incluso para que las parejas recién casadas puedan disfrutar de la “Luna de Miel”.



Vamos a ver: Una familia cubana, que vive en Burundi (figurado) desde antes de 1959 y que nada tiene que ver con el sistema político imperante en Cuba, viaja a la Isla a visitar a su familia. Quiere conocer los cambios que han ocurrido durante los últimos 50 años y decide viajar, con los familiares que aun viven en Cuba, por diferentes partes del archipiélago cubano. Para esto reservan en diferentes hoteles de las 14 provincias. ¡Sorpresa! Cuando llegan al primer hotel les dicen que ellos sí pueden pernoctar y utilizar las facilidades de las instalaciones, pero los familiares que viven en Cuba, no tienen ese derecho. ¿Por que?

manchiviri
Fundador

Cantidad de mensajes : 370
Edad : 66
Valoración de Comentarios : 127
Puntos : 288
Fecha de inscripción : 24/08/2006

Ver perfil de usuario http://manchiviri.blogspot.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: Orestes Lorenzo. Historia Real.

Mensaje por manchiviri el Vie Ene 19, 2007 7:05 am

LUNA DE MIER...



El desgobierno cubano ha dispuesto una forma de distribución de mercancías que deja bien definidas las clases sociales existentes en el país.

Tomemos por ejemplo el caso de una pareja que decide contraer nupcias.



La pareja en cuestión debe realizar la reservación en el palacio de los matrimonios que le corresponde, lugar en donde deben estampar la primera firma.

Este es el primer paso, el cuál supone le dé el derecho de hacer la reservación de la luna de miel.



La luna de miel se ha hecho tradición en casi todo el mundo, pero en Cuba, más que un acontecimiento amoroso de dos recién casados, se convierte en una tortura síquica desde que se inician los primeros trámites.



Después de dar la primera firma, la pareja debe dirigirse a la OFICODA (oficina de control de productos alimentarios, más conocida como LIBRETA DE ABASTECIMIENTO para encargar 10 cajas de cerveza (que es lo que estipula el gobierno tanto para una boda como para la celebración de una fiesta de 15 años).



Si la luna de miel se ha convertido en una tradición, es tradicional, también, que las cajas de cerveza se compren el mismo día de la boda. Esto no es ni casualidad ni atraso. Sencillamente no son pocos los casos que para adquirir las cervezas, den la primera firma y luego no concluyan el proceso matrimonial.



Sucede que el gobierno, en su afán de “proteger” a los más necesitados ha protegido los precios de éste tipo de abastecimiento y los más espabilados han convertido, algo tan solemne como el matrimonio en una actividad lucrativa.



El refranero popular es inmensamente sabio “a río revuelto, ganancia de pescadores”. Resulta que con la medida de aguantar la entrega de las referidas cajas de cerveza, hasta última hora, no han sido pocos los matrimonios que han desistido en la compra de la cerveza “protegida” y los beneficiados han sido los funcionarios de la OFICODA.



Aunque parezca increíble, espabilados no-solo son los que están fuera del sistema de la OFICODA, también en el organismo los hay espabiladísimos que atrasan, ex profeso, la mercancía, de forma tal de quedarse con la cerveza “protegida” y luego venderla a 10 pesos la botella. Existe otra disposición que consiste en la obligación de llevar las botellas vacías o de lo contrario no despachan las botellas llenas.



A la pregunta de que cuando podrán recoger las cervezas, casi siempre la respuesta que el atraso es de un mes y hasta más. El funcionario de la OFICODA que se le ocurra decir que pueden recogerlas antes del día de la boda, es considerado un cretino.

Por supuesto, los novios hacen de tripas corazón y “resuelven” la cerveza del matrimonio por otro lado. Las palabras resolver y conseguir, en Cuba, tienen una acepción que no se encuentra en ningún otro país de habla hispana, “ROBAR”.



De manera que tenemos bien definidas las diferentes clases sociales existentes en el país: Aquellos que pueden comprar la cerveza en dólares, aquellos que las pueden comprar a 10 pesos moneda nacional y los que solo la pueden “comprar” al amparo de la OFICODA. Aunque parezca absurdo, estos últimos siguen siendo los más sufridos.



Es increíble lo que sucede cuando un matrimonio empeñado en no perder su derecho a los productos, se esfuerza en reclamarlos y obtiene por respuesta, en la primera ocasión que había atraso, luego que si los carnavales y por último, pasados los meses, que se acabaron o el plazo para la adquisición se ha vencido.



¿Qué el gobierno no puede garantizar? Eso suena a ridículo. Sencillamente al gobierno de Fidel Castro no le interesa en lo más mínimo si los matrimonios tienen o no cervezas. Todo lo de las subvenciones y los precios protegidos se convierten en cuento al abrirse las Tiendas de Recuperación de Divisas (TRD) y las personas tienen que acudir a ellas para poder subsistir.



Hace ya bastantes años que se perdió la credibilidad en un sistema de mentiras, como el de Fidel Castro. La medida de la libreta de abastecimiento no es una medida económica, es totalmente política y es por eso que el Ministerio del Comercio Interior (MINCIN) no puede dar una respuesta al mal generalizado. Así como tampoco puede hacer nada para poner remedio al mal.



El único impedimento objetivo es la tozudez del señor Fidel Castro y eso jamás podrán informarlo públicamente, al menos mientas, el octogenario, viva.

Que los potenciales esposos y las quinceañeras se atengan a la realidad no es político, es preferible que sigan pensando que la culpa la tienen los funcionarios de la OFICODA y el MINCIN, que mientras la culpa la cargue el totí, más tiempo “me queda a mí”.


manchiviri
Fundador

Cantidad de mensajes : 370
Edad : 66
Valoración de Comentarios : 127
Puntos : 288
Fecha de inscripción : 24/08/2006

Ver perfil de usuario http://manchiviri.blogspot.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: Orestes Lorenzo. Historia Real.

Mensaje por Luis Dominguez el Vie Ene 19, 2007 10:57 am

CHARLANDO CON EL MAYOR ORESTES LORENZO. (3)
Si les parecieron interesantes las dos entregas anteriores no pueden perderse esta tercera parte, en la que como en las anteriores la claridad de ideas del Mayor resulta pasmosa y pone de relieve que el pueblo cubano cuenta entre sus filas con más que suficientes elementos para desarrollar una democracia que será admirada por el mundo entero.


10. ¿Qué siente cuando los elementos de propaganda del régimen insisten en destacar los presuntos logros revolucionarios?

Ultraje. Son un insulto a la inteligencia. En Estados Unidos y en América Latina he encontrado mucha gente que defiende la salud gratis como un logro indiscutible de la revolución. Entonces les respondo que es preferible pagar la atención médica con dinero que con derechos. Y aunque el sistema de salud cubano actual es un desastre, pienso que si fuera el mejor del mundo, tampoco lo querría, porque no se diferenciaría en nada de la atención veterinaria de primera calidad que reciben los animales del zoológico. Éstos no pagan con dinero, pero sí con su libertad. Yo prefiero la selva, con sus parásitos y sin médicos.

11. ¿Cree que queda algún mito revolucionario por desmentir al mundo o considera que ya la comunidad internacional conoce la situación interior real cubana?

Quedan por desmentir todos. La propaganda del régimen ha sido extremadamente efectiva. Y los cubanos que estamos en el exterior hemos fracasado en combatir esa propaganda con inteligencia.

12. ¿Cree que el pueblo cubano reaccionará de alguna manera tras enterrar a Fidel Castro?

Habrá alegría, claro, pero silenciosa. También expectativa y esperanza en que las cosas mejoren. Sin embargo, Raúl cometería un error si interpretara eso como una señal de que las cosas pueden seguir igual que antes. Los cubanos necesitan respiros y él tendrá que darlos de alguna manera, y alimentar alguna esperanza. La paciencia del pueblo se está agotando.

13. ¿Considera que ha habido algún cambio en la represión interna o prevé alguno posible?

No, y tampoco lo preveo a corto plazo. Raúl no podrá dar pasos en ese sentido, incluso si lo quisiera, mientras Fidel esté vivo. Primero tendrá que enterrar al hermano, después quitar a alguna gente que le estorban, y entonces aflojar la represión. Si es que ese fuera su propósito. Pero no lo sabemos.

14. ¿Cree que la disidencia en el insilio debería elaborar un documento de común acuerdo para que lo rubricaran todos los grupos, pidiendo nada mas que la liberación de los presos políticos y la celebración de unas elecciones libres, plurales y con sufragio universal?

Me es difícil opinar desde la seguridad que me rodea aquí sobre lo que la disidencia debería hacer allí. Me abstengo de ello, y detesto las críticas que se hacen a algunos disidentes desde aquí. El primer apoyo que el exilio debería dar a la disidencia es abstenerse de criticarla. Aunque sabemos que la disidencia está penetrada por la Seguridad del Estado, aunque sospechamos de algunos de sus miembros, pienso que es preferible evitar las críticas desde aquí. No es una cuestión de silenciar opiniones, sino de tener una estrategia efectiva de lucha. Porque actuamos como el grupo de pescadores cuyas vidas dependen del único pez que hay en río, y entonces nos pasamos el tiempo discutiendo cómo cocinar el pescado en lugar de organizarnos primero para poner la red a lo largo del río, capturar el pez y entonces discutir cómo cocinarlo. Para nosotros es pez es derrotar al gobierno u obligarlo a iniciar una apertura. Es el primer paso, en lo que todos estamos de acuerdo, y en lo
que deberíamos enfocar el cien por ciento del esfuerzo. Las diferencias políticas, el cómo cocinar es pescado, es cosa a discutir después de manera abierta en el camino a las elecciones. Le tocará al pueblo escoger la receta que más le convenga.

15. ¿Deberían elegir a un primus inter pares y un color que lo representara para que defendiera ese acuerdo en los foros internacionales para que se comprobara en el exterior el nivel de pluralidad que acepta el régimen?

Eso sería bueno desde el punto de vista de darle un rostro a la disidencia, y cierta protección dentro de la indefensión en que viven. Pero será insuficiente para obligar al gobierno a negociar. Para eso hace falta la fuerza, y para la fuerza: la unidad. Pero corresponde a los disidentes elaborar la estrategia adecuada.

16. ¿Cree usted que la disidencia en el exilio debería apoyar este documento de forma unánime y adoptar el color elegido como símbolo de su representación?

Sí. Se trata del agarrar al pez primero, ¿no?

17. ¿Considera que en el exilio se están preparando para dar los pasos adecuados para fomentar que los cubanos residentes en la isla pidan una transición a la democracia?

Habría que saber primero qué son los pasos adecuados. Pero creo que la mayoría del exilio apoyará cualquier iniciativa encaminada a la transición de los que están en la isla.

18. ¿Qué daño podría hacerle al gobierno cubano y a los militares en especial una campaña que promocionara el turismo hacia la isla solo cuando existiera una democracia real en Cuba?

Ninguno. Aún no hemos sido capaces de convencer a muchísimos ciudadanos de América Latina y Europa Occidental sobre la naturaleza criminal del régimen. Y dudo de nuestra capacidad para organizar una campaña de esa magnitud que sea efectiva.

19. ¿Cree posible que si la disidencia le planteara esta disyuntiva a Raúl Castro transigiría con un proceso de transición de algún tipo?

No. Para plantearle algo de esa naturaleza al gobierno hay que estar respaldado por la fuerza que representa el apoyo abierto de una gran parte de la población. Y el gobierno ha sido eficiente en impedir que el mensaje de la disidencia llegue con regularidad a la población. Habrá mucho trabajo que hacer primero. El gobierno no escuchará, a menos que esté obligado a ello por la presión popular.

20. ¿Cree que los cubanos residentes de la isla quieren cambios hacia la libertad y la democracia o se conformarían con que les mejoraran sus condiciones de vida?

Creo que una mayoría aplastante quiere cambios hacia la democracia. Pero también quieren tranquilidad. Mejorar las condiciones de vida no los conformará, pero les dará un poco más de paciencia en esa espera para evitar la violencia.

21. ¿Estaría dispuesto a asumir algún papel activo en un futuro proceso de transición a la democracia?

Depende del proceso en sí, de mi familia y de lo efectivo que en realidad pudiera ser.

22. ¿Qué mensaje les enviaría a los militares cubanos?

Sean siempre leales a su misión, que es defender al pueblo de todo agresor, incluso del gobierno.

23. ¿Qué le diría al pueblo cubano si pudiera leer sus respuestas?

Que practicáramos la decencia cotidianamente con todos. Es el camino más corto a la libertad.

24. ¿Cree que está entrevista será censurada en Cuba y se bloquearán las paginas en las que se publique?

Seguramente, como censuran todo lo que informe al pueblo. Aunque no sé de sus capacidades actuales para bloquear las páginas del Internet. Pero el Internet es como un dique que se ha roto: ponen un tapón aquí, y les sale por allá.


25. ¿Cree que la opinión pública es consciente de hasta donde es capaz de llegar el régimen para mantener su imagen y en particular, que opinión le merece la utilización de Elián y de sus hijos?

No. Especialmente dentro de Cuba porque la opinión pública está a merced de la manipulación absoluta de la información que practica el gobierno. Te pongo un ejemplo sutil: en 1991 cuatro policías de Los Ángeles fueron filmados por un aficionado cuando golpeaban brutalmente a un hombre de la raza negra llamado Rodney King. Las imágenes se transmitieron muchísimas veces por las televisoras norteamericanas. En Estados Unidos reinó la indignación, y los cuatro policías fueron enjuiciados. Rodney King, quien tenía una larga historia delictiva, recibió una compensación millonaria porque sus derechos civiles habían sido violados. La televisión cubana sólo transmitió las imágenes de la golpiza, y omitió luego el desempeño de la justicia. Entonces, ¿se le puede culpar a la gente en Cuba que tiene una visión equivocada de los Estados Unidos?

Ellos son maestros en manipular la información para someter a las masas. A veces los subestimamos, o no los comprendemos, y cometemos errores que les facilitan el trabajo. El caso de Elián Gonzáles en un vívido ejemplo de esto. Fidel vio en la situación creada alrededor del niño una oportunidad única de redimir su reputación como divisor de familias y poner al exilio en ridículo ante la opinión pública. La aprovechó en toda su dimensión. Montó una campaña de publicidad extraordinaria alrededor del caso, gastó millones en abogados, aviones fletados y periodistas invitados a cubrir los eventos en Cuba. Para él esos millones eran un precio insignificante a pagar por el beneficio político que obtendría. Entonces movilizó al pueblo y organizó las numerosas manifestaciones a lo largo de la isla que allí recordarán bien.

En la prensa de los Estados Unidos, que generalmente se ocupa muy poco de Cuba, no hacía más que hablarse del niño Elián y de las demostraciones masivas en La Habana. Puedo asegurarte que en esos días se debatió más el caso de este niño cubano en los medios norteamericanos, que todo lo que se había discutido o escrito sobre Cuba desde la Crisis de Octubre hasta ese momento. Y todo eso en un contexto positivo para el gobierno cubano. Fidel envió al padre de Elián con el resto de la familia a Washington, vinieron las abuelas… Todos ellos, claro, estrictamente controlados por los oficiales de la Inteligencia cubana que los acompañaban, inhabilitados para hablar por sí mismos. ¿Y qué veía el pueblo de los Estados Unidos? Veía a un padre reclamando el legítimo derecho de potestad sobre su hijo. Veía al pueblo en Cuba exigiendo, frente a la Sección de Intereses, la reunificación de esa familia. Y veía a unos parientes y a unos líderes del exilio empeñados en retener al niño
con ellos. Eso es todo lo que vía la mayoría del pueblo norteamericano. Entonces, ¿de qué lado iba a estar la opinión pública que dicta la política de este país? Para los ciudadanos libres no hay nada más importante que los hijos, y los norteamericanos vieron en Elián a sus propios hijos, y a sí mismos en Juan Miguel. La mayoría, desde luego, estuvo por el retorno inmediato del niño a su padre.

Yo creo que los líderes del exilio perdieron esa perspectiva de las cosas y se dejaron arrastrar al juego político trazado por Fidel. Cayeron en la trampa que se tendió desde La Habana, y cometieron el error de convertir la batalla por Elián en una batalla política. Los líderes de la Fundación Cubano-Americana pusieron sus recursos y sus abogados al servicio de los parientes de Elián en Miami. Lo que estuvo bien. Pero se pusieron ellos también en la prensa y se convirtieron en protagonistas. Lo que estuvo mal. De esa manera mientras más presión hacía Fidel desde La Habana, más presión hacíamos nosotros desde la tribuna de las organizaciones políticas, acentuando el conflicto y aumentando la publicidad que trabajaba en beneficio del gobierno cubano. El pueblo vio por televisión a las organizaciones políticas del exilio haciendo de contraparte al gobierno cubano, hablando en nombre de la familia, vio el cortejo de automóviles con esos líderes yendo a entrevistarse con una
amiga de la Fiscal General. Se convirtieron, de hecho, en el rostro que aparecía en la batalla del lado de acá, y por eso de perdió. Porque el pueblo norteamericano lo interpretó como una batalla política entre el exilio y Fidel. Y en ese caso, el pueblo prefirió ponerse al lado del padre, al que veía en el medio. Y todo eso ocurría cuando había otros niños y familias enteras en Cuba impedidos de viajar por el gobierno cubano para reunificarse con sus seres queridos. ¡Y no se hablaba una palabra en la prensa de EEUU al respecto!

Todos sabíamos que el padre de Elián y las abuelas eran rehenes virtuales del gobierno cubano, y que no estaban hablando por sí mismos. Fidel, en cambio, estaba obligado a impedir el contacto entre la familia venida de Cuba y la familia de Miami. Por eso su máquina de propaganda inventó los supuestos peligros de Miami para justificar que los familiares venidos de Cuba no se reunieran con los de aquí a solas porque sabía que corría el riesgo de que todos ellos, una vez separados de los agentes que los controlaban, pudieran optar por la libertad y quedarse.

Fidel predijo la reacción de los líderes del exilio que habían tomado control de las cosas aquí. Ya sea por desconocimiento o por protagonismo, el caso es que cayeron en su trampa y comenzaron a actuar como contraparte del gobierno cubano. Así que si Cuba había dicho que no permitiría la reunión de los familiares en Miami porque era peligroso allí. Entonces los líderes de la Fundación respondieron que no se reunirían fuera de Miami porque podrían intentar el secuestro de Elián. ¡Qué torpeza! Nada menos que en los Estados Unidos, donde para los efectos de la ley daba lo mismo estar en Miami, que en Nueva York, u otro estado como Colorado o Arizona. De esa manera se confundieron las prioridades, y en lugar de hacer todo lo posible por facilitar esa reunión a solas entre familiares, en cualquier parte de los Estados Unidos bajo protección federal, tomaron el curso de responder a las acciones del gobierno cubano con acciones opuestas. Pero que en efecto contribuían a lo
que Fidel quería: impedir que las dos familias se reunieran a solas.

El resultado fue que Fidel logró cercenar los lazos de una familia cubana más, y en la operación, logró aglutinar al pueblo y que no se hablara de otra en cosa en Cuba que de Elián González, que se olvidara la represión contra la disidencia y los problemas que acosan a los cubanos.

Hay batallas que no se ganan con dinero, sino con astucia y transparencia. Y la de Elián se perdió por eso. Porque las acciones de los líderes de la Fundación estuvieron marcadas por el protagonismo, y no ayudaron a ganar la opinión pública del pueblo norteamericano, que fue la que en definitivas determinó el curso de los acontecimientos. Las consecuencias las pagó la familia González, y especialmente el niño, que perdió el derecho definitivo sobre su persona. Y el padre, que cedió al gobierno cómo educar a su hijo. Convertidos ambos en instrumentos de propaganda política. Sólo Juan Miguel sabe si actuó como padre, o como marioneta de Fidel. La duda nos quedará para siempre.

En el plano personal me opuse al retorno de Elián a Cuba en aquellas condiciones, y el New York Times tuvo la gentiliza de publicar una carta mía en la que explicaba por qué pensaba de esa manera. Pero puedo asegurarte que si Juan Miguel hubiera mostrado su amor de padre, mandando al diablo a los funcionarios cubanos y a todos los que estaban en su camino, y hubiera arrancado para Miami él mismo a reclamar a su hijo, entonces me habría tenido a mí y a una gran parte del exilio apoyándolo. Es más, pienso que de haber hecho eso, nunca habría prosperado el pleito, y que los parientes del niño habrían cedido a su petición, porque la habrían reconocido como genuina. El problema surge por la seguridad que teníamos todos de que no era el padre, sino Fidel, quien hablaba por la boca de Juan Miguel.

Luis Dominguez
Fundador

Cantidad de mensajes : 2781
Valoración de Comentarios : 132
Puntos : 194
Fecha de inscripción : 22/08/2006

Ver perfil de usuario http://www.secetocuba.com/blog

Volver arriba Ir abajo

Re: Orestes Lorenzo. Historia Real.

Mensaje por Luis Dominguez el Vie Ene 19, 2007 12:14 pm

El juicio final lo hará Elián cuando alcance la madurez y analice el curso de su vida. Si determina que perdió algo tan preciado como la libertad cuando la tuvo tan cerca, la responsabilidad caerá por entero en Juan Miguel González. Un padre no puede tener peor castigo que ese en la vida.

26. ¿Considera que los exiliados cubanos han aprendido de errores pasados y están tomando conciencia de que la democracia solo se alcanzará en Cuba por medios pacíficos y cuando la unidad de los grupos disidentes sea un hecho comprobado por el régimen?

Indudablemente el exilio ha madurado mucho con los años. Pero aún lo consumen las divisiones, debilitando el tremendo potencial que tenemos para hacernos sentir como una fuerza a respetar mundialmente. Según el Departamento del Censo de los Estados Unidos, el grupo de inmigrantes más exitoso en la historia de este país es el nuestro, superando incluso a la mayoría de origen anglosajón. El 37% de los cubanos de segunda generación, por ejemplo, tienen ingresos superiores a cincuenta mil dólares anuales, comparado con el 18% de la mayoría anglosajona. Eso demuestra la extraordinaria ética de trabajo y el coraje para emprender sueños que tiene nuestro exilio. Sin embargo, no hemos tenido éxito en proyectarnos al mundo como lo que realmente somos. Nuestra falta de influencia global en la batalla por la libertad de Cuba ha sido un fracaso colosal que no podemos ignorar, si queremos enmendar las cosas.

La propaganda de mentiras del gobierno cubano ha germinado mejor por el mundo que los testimonios reales sobre sus crímenes. Y la responsabilidad de contar al mundo esa verdad recae por entero en el exilio. Conformarnos con los éxitos obtenidos aquí, con la influencia alcanzada en la política interna de este país, darnos palmadas en el hombro por lo que se ha logrado, no ayudará a cambiar las cosas. Tampoco lo hará decirnos que los recursos que invierte el régimen en propaganda son muy superiores a nuestros recursos. Hay muchísimas cosas que debíamos hacer y que no se hacen. La realidad es que hemos fallado miserablemente en lograr que los pueblos se conviertan en nuestros aliados, pues aún una gran parte de esta humanidad apoya y defiende al gobierno cubano.

Recientemente leí que el alcalde de Londres se proponía gastar algunos millones de libras en celebrar oficialmente el casi medio siglo de “justicia social en Cuba”. Si los londinenses fueran nuestros amigos, bien tenía que cuidarse el alcalde de hacer semejante propuesta. ¡Entonces, dígame usted si no hemos fracasado! Cada joven que camina por las calles de Europa y América Latina vistiendo una camiseta con la figura del Ché es un logro de la propaganda castrista, y un recordatorio de nuestro fiasco. No reconocerlo es una torpeza que nos mantendría en el inmovilismo.

¿Y por qué ha ocurrido eso? En mi opinión por tres razones fundamentales:

Primera: porque estamos divididos, y sumidos en riñas políticas que son menos urgentes que lograr la derrota de la tiranía. Aquí precisamente, nos comportamos como los pescadores que se la pasan discutiendo cómo cocinar el pescado en lugar de reunir los esfuerzos para capturarlo, y después discutir como cocinarlo. Desgraciadamente una parte determinante del liderazgo se ha empeñado en marcar sus diferencias ideológicas con otros, en lugar de trazar puentes y buscar los puntos que indudablemente tenemos todos en común, y trabajar en ellos con tesón y tolerancia. Te pondré un ejemplo de lo que quiero decir: en diciembre de 1994 tuvo lugar la Cumbre de las Américas en Miami, la capital del exilio. Nunca habíamos tenido una oportunidad mejor para contar a los mandatarios de este continente la verdad sobre nosotros, demostrarles nuestra organización, nuestro poder y lo que realmente somos. Era una oportunidad única de atraer el respeto y la atención que necesitábamos para
ser escuchados en un mensaje claro sobre la situación en Cuba. Como yo no era miembro de grupo político alguno, y mantenía relaciones cordiales con todos, pensé que sería una buena idea vestirme de intermediario y conversar con los líderes del exilio a ver si lograba que todos se sentaran en una mesa a discutir un solo propósito: organizar una marcha silenciosa del exilio, sin carteles de organizaciones, sin protagonismos personales, sin discursos. Tan sólo con banderas cubanas y fotografías de los presos políticos y otras víctimas de la dictadura. El efecto de cientos de miles de cubanos marchando disciplinadamente con un mensaje simple y claro habría sido trascendental. Recuerdo que Jorge Mas Canosa, Carlos Alberto Montaner, Armando Pérez Roura y otros líderes tuvieron la gentileza de recibirme. Todos me escucharon. Pero al final, ninguno levantó el teléfono para conversar con el otro. Luego las diferentes organizaciones realizaron sus propias demostraciones, hondearon
sus propias banderas y los líderes pronunciaron sus discursos. Pero la fuerza que pudo demostrarse en una acción mancomunada del exilio quedó diluida y no tuvo el impacto deseado.

Yo sé que este es un tema delicado. Y tal vez mis palabras hieran la sensibilidad de algunos. Pero tarde o temprano habrá que enfrentarlo con honestidad, y los líderes del exilio tendrán que acopiar el valor necesario para saltar las diferencias y buscar el consenso en lo que nos une, postergando el debate sobre lo que nos divide, si es que queremos convertirnos en la fuerza formidable que tenemos el potencial de ser.

Segunda: porque carecemos de una estrategia de lucha coherente y abarcadora. Lo mismo apoyamos la lucha pacífica que las actividades de corte terrorista de algunos grupos armados. En estos últimos merece detenernos:

Debo decirte ante todo que creo en la lucha armada como un recurso legítimo que tenemos los cubanos para alcanzar la libertad. Y creo en la vigencia de las palabras de Maceo cuando dijo que la Libertad no se mendiga, sino que se conquista con el filo del machete. Pero una cosa es la lucha armada, y otra cosa son la propaganda grosera y el terrorismo que nos merecen el irrespeto de aquellos que necesitamos de aliados. Y es importante marcar bien esta diferencia por el daño que a nuestra causa han hecho, en mi opinión, algunos grupos armados del exilio. Mucha gente calla o teme pronunciarse al respecto. Pero la realidad es que el silencio no es nuestro amigo en esta batalla, ni tampoco la percepción equivocada que existe en el mundo, en gran medida alimentada por la propaganda cubana y sazonada por estos grupos, de que somos una comunidad tan llena de rencor que no nos importan las víctimas que puedan resultar de nuestros métodos. Ayer mismo, por ejemplo, El Nuevo Herald
anunció que grupos de exiliados realizarán una manifestación el viernes en respaldo a Posada Carriles. Esa es la imagen que transmitimos al mundo. Es posible que Posada Carriles sea una víctima inocente de las maquinaciones de Fidel para implicarlo en el ataque al avión de Barbados. Pero también algunas de sus acciones, las que él mismo ha reconocido, han prestado un servicio inigualable a la tiranía, porque no han tenido nada que ver con la lucha armada y sí con el terrorismo. Cuando las bombas comenzaron a explotar en los hoteles de La Habana tuve profundas sospechas de que era una operación montada por la propia Inteligencia cubana. Porque poner víctimas inocentes que nada tienen que ver con el problema cubano sólo sirve a la dictadura en su campaña universal de descrédito contra sus oponentes. Poco después Posada concedió una entrevista al New York Times en la que se hacía responsable de dichas bombas. ¿Qué opinión se hizo el pueblo de los Estados Unidos cuando
leyó esa entrevista? ¿Ayudó Posada Carriles con eso a la libertad de Cuba, o sirvió a los intereses propagandísticos del régimen? Esas son las cosas que explican por qué el pueblo norteamericano, el pueblo que más ha contribuido a la libertad de otros pueblos, no nos ha dado su apoyo a pesar de que desprecia a Fidel Castro.

Algo similar ocurre con los grupos que iban a los Everglades de la Florida, vestidos de camuflaje y armas largas a entrenarse para la lucha armada. El problema no está en el entrenamiento que realizaban si su propósito era realmente luchar con las armas contra la dictadura. El problema está en que al otro día salían las fotografías de los entrenamientos en los periódicos, con todo el descrédito que ello representaba. ¡Nunca se había visto a un grupo armado más interesado en la propaganda de sus acciones! Es el caso con las bombas que durante una época explotaron en los consulados cubanos de varios países, violando la soberanía de esos países. ¿Cómo podemos exigir respeto por nuestra soberanía, cuando no respetamos la ajena? ¿Cómo podíamos recabar el apoyo del pueblo norteamericano cuando una bomba explotaba en el consulado cubano de Nueva York, y luego un grupo que se decía luchar por la libertad de Cuba se hacía responsable? ¿Y los ataques furtivos a instalaciones
civiles costeras de Cuba? ¿Merecían esas acciones el respeto y el apoyo del pueblo norteamericano y los países democráticos? Claro que no. Y el exilio dejó de condenar esas acciones porque Fidel las estaba condenando también desde La Habana. Porque lo triste de estas actividades, es que muchas han sido promovidas por el gobierno cubano. Y en el exilio nos ha faltado la sagacidad para darnos cuenta de ello. A pesar de que ha sido documentado claramente.

En 1992, por ejemplo, Francisco Ávila Azcuy, quien era jefe militar de Alfa 66, y trabajaba al mismo tiempo para la Inteligencia cubana y el FBI, salió de las sombras y contó cómo los agentes del gobierno cubano infiltrados en el exilio instigaban acciones armadas que Fidel pudiera calificar después de terroristas. Relató cómo la Inteligencia cubana le había entregado dinero en efectivo para financiar tres tiroteos a las costas cubanas desde el mar. Y que en una ocasión le dieron doce mil dólares para que comprara una embarcación para Alfa 66. Antes de hacer sus declaraciones, y para demostrar su credibilidad, Francisco se alió con un canal de televisión local y filmaron secretamente uno de sus encuentros con el oficial de la Inteligencia cubana que lo atendía y que fungía como diplomático acreditado ante las Naciones Unidas en Nueva York. El escándalo obligó después al gobierno de los Estados Unidos a expulsar al diplomático de su territorio.

Esa es tan sólo una intriga revelada entre las muchas que corre la Inteligencia cubana entre esos grupos. ¡Y todavía existe una porción respetable de este exilio que apoya a esa gente! La mayoría son gente sencilla y extremadamente ocupada con sus trabajaos y que está a merced de lo que escucha en las estaciones de radio de Miami. Esa ha sido una responsabilidad de los líderes que debieron tener la audacia de explicar a sus compatriotas la diferencia entre lucha armada y terrorismo. Entre los que trabajan para la libertad de Cuba, y los que sirven a los intereses del régimen con sus acciones. Porque sería muy distinto si esas actividades estuvieran encaminadas al verdadero enemigo. Aquí se sabe dónde viven los represores más conocidos de Cuba, los asesinos y los torturadores que abusan cotidianamente en las prisiones cubanas, los chivatos que han inundado de tragedia a tantas familias, los jefes de la Seguridad y la policía represiva. También se sabe dónde están las
unidades fronterizas del MININT que han cometido crímenes contra el pueblo, como la de Canimar, por ejemplo. Y yo pienso que cualquier acción armada llevada a cabo contra cualquiera de esos objetivos militares, cualquier ajuste de cuentas a esos canallas por alguno de los comandos que aquí dicen se infiltran allá, habría recibido el respeto absoluto de todos. ¡Caramba, no hay que ser muy inteligente para darnos cuenta del timo al que nos somete toda esa gente!

Luis Dominguez
Fundador

Cantidad de mensajes : 2781
Valoración de Comentarios : 132
Puntos : 194
Fecha de inscripción : 22/08/2006

Ver perfil de usuario http://www.secetocuba.com/blog

Volver arriba Ir abajo

Re: Orestes Lorenzo. Historia Real.

Mensaje por Luis Dominguez el Vie Ene 19, 2007 12:14 pm

Recuerdo que siendo un adolescente escuché a Fidel decir durante un discurso que el noventa por ciento de las organizaciones contrarrevolucionarias de los años sesenta habían sido creadas por la Seguridad del Estado, y que en muchas de las otras los agentes de la Seguridad componían más de la mitad de sus hombres. Y me pregunto cuál será la magnitud del esfuerzo que la Inteligencia cubana ha puesto en promover organizaciones de corte terrorista en el exilio.

Personalmente creo que la estrategia de lucha debe ajustarse a las condiciones del momento, y que ahora la opción armada no es viable desde afuera, entre otras cosas, porque viola las leyes de los Estados Unidos y otros países. El mundo de hoy no es el de Martí en vísperas de la guerra del 95, ni el del Granma en 1956, y las operaciones armadas desde el exterior, sencillamente no son producentes. Sin embargo, aunque no esté de acuerdo con esa opción de lucha, sentiría siempre el mayor respeto por los hombres que la hubieran llevado a cabo contra objetivos represivos del régimen. También habrían tenido el discreto respeto del pueblo norteamericano y una buena porción del mundo, aunque lo desaprobaran. Pero ese no es el caso.

Las consecuencias de tales actos han sido terribles para el exilio. Nos han quitado aliados cruciales y nos han privado del respeto que merecemos internacionalmente. En Cuba mientras tanto, sólo han servido para aglutinar al pueblo, para indoctrinar a la juventud en el odio y la desconfianza, y para descalificar a los que se oponen al gobierno.

Y tercera: porque hemos dejado a la juventud en los centros académicos del mundo a merced de la propaganda castrista. Es cierto que los recursos del exilio no pueden competir con los de un estado que cuenta con miles de diplomáticos, y prácticamente fondos ilimitados para la labor de diseminar mentiras. Pero también es cierto que no hemos sabido organizar a nuestros hijos para combatir, aunque sólo fuera en las universidades norteamericanas, a la propaganda castrista. I digo organizar porque es todo lo que se necesita hacer con nuestros jóvenes. Es increíble la identificación que tienen los cubanos nacidos aquí con la patria de sus padres. Si le preguntas a cualquiera de ellos de dónde es, te dirá que de Cuba. Así son nuestros hijos, y así de firme ha sido el amor a la patria que le han transmitido sus padres. Pero todo el talento y toda la fuerza que tienen nuestros jóvenes están expresados solamente en esa pasión por Cuba, pero sin efectividad. ¡Cuán diferente serían
las cosas en los campos académicos si nuestros jóvenes dieran conferencias, interactuaran con otros jóvenes, despertaran la polémica y dieran testimonio de la realidad que vive Cuba! Porque aunque exista en las universidades una intelectualidad frívola que está dominada por la desidia, la verdad de Cuba, descrita y documentada por nuestros jóvenes, sería imparable.

Esas son las razones por la que creo no hemos tenido el reconocimiento internacional que podríamos tener. Sin embargo los fracasos son experiencias, y veo que cada vez son más los cubanos aquí que cobran conciencia de lo importante que es apoyar las iniciativas de la disidencia dentro de Cuba que, por estar allí, está mejor preparada para definir la estrategia de lucha correcta allí. Creo que una vez alcanzado un consenso entre los grupos opositores dentro de Cuba, el exilio cubano lo apoyará abrumadoramente. Desde luego, también se escuchará la estridente voz de esos profesionales de la Inteligencia cubana que viven aquí para oponerse a todo lo que signifique unidad. Pero serán una minoría, gritona, pero insignificante.

27. ¿Que grado de infiltración cree que padece la disidencia en el insilio y en el exilio, es esta la causa de todos sus males?

Muy alto. Aquí y allá, a todos los niveles. Pero creo que le damos más importancia de la que merecen, y ya con eso les estamos ayudando en su trabajo. Porque no olvidemos que su misión es sembrar la desconfianza y la división entre nosotros, impedir que sumemos nuestros propósitos en un frente común. Y a veces nos dejamos llevar por la paranoia de los espías y sospechamos de todo el mundo, lo que nos impide aglutinar esfuerzos. Tampoco se trata de confiar en todos, pero podríamos tener estrategias más efectivas para mantenerlos a raya si tuviéramos mayor consenso en nuestras acciones. Esa estrategia no puede ser la misma en el exilio que en Cuba.

Acá podemos trabajar de manera transparente. Y si los individuos somos transparentes en nuestras vidas y en nuestras acciones, ya con eso desarmamos bastante a los espías que nos puedan pisar los talones. Porque no hay arma más poderosa contra la infamia que el decoro. Y no hay que temer a los espías en las cosas que podemos hacer abiertamente, sin paranoias ridículas. Digamos, por ejemplo, que mañana surja una iniciativa para reunir firmas de exiliados en una carta al Secretario General de las Naciones Unidas pidiéndole que exija al gobierno cubano la liberación de todos los prisioneros de conciencia. Entonces comenzamos a preparar la lista de gente que queremos que firme, y alguien dice: “no, ese o aquel no, porque creo que es espía de Castro”. Y a mí me parece una estupidez esa actitud. Porque si el hombre fuera espía y está dispuesto a firmar, ¡pues su firma cuenta también! Por otra parte, no dudemos que si tenemos un espía entre el nosotros lo primero que hará es
decir exactamente eso para mermar el esfuerzo.

Entonces tendríamos que ser más transparentes a incluyentes en las actividades que pueden serlo. Pero al mismo tiempo, mucho más cerrados en las cosas que requieren la discreción. Digamos por ejemplo, que un grupo de exiliados se propone mañana introducir en Cuba, por mar, 20,000 copias de bolsillo de la Declaración Universal de los Derechos Humanos. Entonces debe organizarse enteramente en secreto, sin envolver a nadie que no tenga que estar necesariamente involucrado con la operación, sin mencionarlo por teléfono o correos electrónicos que pueden ser interceptados. Esa discreción debería mantenerse antes, durante y después de la operación. Porque también, cuando con ánimos de protagonismo llamamos al periódico al día siguiente y a las estaciones de radio para contar como introducimos los libros a Cuba, le estamos haciendo el trabajo a la Inteligencia cubana. Ellos, que habrían tenido que movilizar a cientos de agentes para intentar enterarse sobre las vías que
utilizamos, el cuándo y el cómo, reciben toda la información de nuestras propias bocas porque queremos ser héroes en el periódico local.

Las condiciones en que lucha la disidencia en Cuba son muy diferentes, por cuanto allí los espías son la ley, el juez y el carcelero al mismo tiempo. Nadie mejor que los que están allí, al corriente de las condiciones a nivel de ciudad y barrio, puede decidir mejor como lidiar con estos personajes de doble cara. En Cuba existe un rostro visible de la disidencia, e indudablemente existe otro clandestino, que irá ganando fuerza y efectividad en la medida que logre burlar a la Seguridad del Estado, así como desarrollar mecanismos que le permita detectar en tiempo a los espías potenciales.

Una cosa, sin embargo, debe quedar clara para todos los espías en Cuba y en el exilio: Nuestra patria no estará siempre a merced de los delincuentes que la gobiernan hoy. El día que la ley y el derecho vuelvan a reinar en Cuba, aquellos que con su traición llevaron la tragedia a muchísimas familias, tendrán que enfrentar el peso de la justicia.

28. ¿Cree que el General Abelardo Colomé Ibarra es indispensable para el régimen se mantenga tras la muerte de Fidel o ve posible que tenga planeada una estrategia de salida para que si la democracia llega a la isla él y los suyos estén a salvo?

No. Allí no hay nadie indispensable para el que ejerce el poder. ¿Eran indispensables Arnaldo Ochoa, Tony de la Guardia, José Abrantes y Pascual Martínez Gil? ¿Lo fueron Roberto Robaina y Carlos Aldana? Tampoco lo será Colomé Ibarra. Pero este no es un hombre que se distinga por tener cabeza propia. Pertenece al círculo íntimo de Raúl y posiblemente tenga un desempeño similar en el futuro.

Creo que vale la pena aclarar una cosa en cuanto a Ramiro Valdés. Te decía antes que no creo Raúl le dará poder real regresándolo al MININT. Pero dada su reputación como policía eficiente, posiblemente permanecerá largo tiempo en la posición que ocupa ahora. No nos equivoquemos. La designación de Ramiro como ministro de Informática y Comunicaciones está fundamentada en la necesidad de controlar el flujo de información, impedir el acceso libre a la Internet y perseguir a los que se atreven expresarse anónimamente por ese medio. Pero es una posición civil, y él no será una amenaza para Raúl desde allí.

En cuando a si Colomé u otros tienen una estrategia de salida, lo dudo. Están tan confiados en sus posiciones que no lo ven la posibilidad de que tengan que abandonar el país a la carrera. Pero no es de extrañar. Los tiranos se alejan tanto de sus pueblos que pierden la percepción de la realidad, hasta que despiertan en medio de la revuelta y pagan con sus cabezas. Así ha sido siempre, y así será en Cuba, a menos que los líderes actuales se llamen a la razón.

Debo expresar el más grande de los agradecimientos al Mayor Orestes Lorenzo y a su familia por robarles un poco del precioso tiempo que ganaron para disfrutar de su mutuo amor en libertad, espero que sus opiniones les hayan abierto un poquito más los ojos para que puedan ver que no hay que cejar en la lucha por la libertad de los injustamente encarcelados y por una Cuba Libre y Democrática.



Audaces fortuna iúvat.
La fortuna favorece a los audaces.

Oswaldo Yañez.
Ciudad de la Habana.
A diecisiete de enero del año de la inminente Libertad para los Cubanos.

Luis Dominguez
Fundador

Cantidad de mensajes : 2781
Valoración de Comentarios : 132
Puntos : 194
Fecha de inscripción : 22/08/2006

Ver perfil de usuario http://www.secetocuba.com/blog

Volver arriba Ir abajo

Re: Orestes Lorenzo. Historia Real.

Mensaje por cecilio el Jue Mar 08, 2007 8:08 pm

Estoy completamente de acuerdo con el Sr Oreste Lorenzo.

cecilio
Nuevo Integrante

Cantidad de mensajes : 3
Valoración de Comentarios : 0
Puntos : 0
Fecha de inscripción : 08/03/2007

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Orestes Lorenzo. Historia Real.

Mensaje por cecilio el Jue Mar 08, 2007 8:14 pm

El mayor error que puede hacer el exilio es apoyar a los terrorista como Carriles que usan el pretexto de la lucha genuina para cometer actos criminales.Esto lo que hace es ayudar a la dictadura de Castro.Al igual que las personas que protestan en Miami con camisetas con la bandera americana o portando la banderas Cubanas y la Americana juntas.Aunque estoy de acuerdo de que es su opcion y derecho,todo esto lo usa el tirano para ponernos como traidores.Y lamentablemente estas imagenes convencen a muchos en Cuba.

cecilio
Nuevo Integrante

Cantidad de mensajes : 3
Valoración de Comentarios : 0
Puntos : 0
Fecha de inscripción : 08/03/2007

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Orestes Lorenzo. Historia Real.

Mensaje por porfin libre gonzalez el Lun Mar 12, 2007 10:17 am

A todos los participantes:
Vivo en España y no he podido ver el filme o el documental sobre la epopeya de Orestes Lorenzo. ¿Alguien puede facilitarme le título o donde hallarla?
Porfin

porfin libre gonzalez
VIP

Cantidad de mensajes : 1827
Localización : Canarias
Valoración de Comentarios : 158
Puntos : 155
Fecha de inscripción : 11/02/2007

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Orestes Lorenzo. Historia Real.

Mensaje por Luis Dominguez el Lun Mar 12, 2007 10:39 am


Luis Dominguez
Fundador

Cantidad de mensajes : 2781
Valoración de Comentarios : 132
Puntos : 194
Fecha de inscripción : 22/08/2006

Ver perfil de usuario http://www.secetocuba.com/blog

Volver arriba Ir abajo

Re: Orestes Lorenzo. Historia Real.

Mensaje por porfin libre gonzalez el Mar Mar 13, 2007 7:03 pm

Gracias, hermano Luis:
Leí todo y este hombre no sé como camina, porque tiene un par de ellos que tendrá que usar calzoncillos de aluminio o algo así. Que audacia, que valor unidas a tamaña modestia. Un cubano colosal. Si un día le doy la mano se lo contaré a mis hijos.
Porfin

porfin libre gonzalez
VIP

Cantidad de mensajes : 1827
Localización : Canarias
Valoración de Comentarios : 158
Puntos : 155
Fecha de inscripción : 11/02/2007

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Orestes Lorenzo. Historia Real.

Mensaje por Luis Dominguez el Mar Mar 13, 2007 8:18 pm

Si Orestes es un Amigo, y tremenda persona que es, hace ya bastante tiempo que hablamos a cada rato y te digo que en persona es todavia mejor de lo que te imaginas.

Luis

Luis Dominguez
Fundador

Cantidad de mensajes : 2781
Valoración de Comentarios : 132
Puntos : 194
Fecha de inscripción : 22/08/2006

Ver perfil de usuario http://www.secetocuba.com/blog

Volver arriba Ir abajo

Re: Orestes Lorenzo. Historia Real.

Mensaje por undercover el Vie Mayo 04, 2007 11:37 am

wow no se como hay personas que todavia defienden al sistema cubano todavia , tengo una historia breve y quisiera que gonzalo lacayo me conteste.. fuy a cuba hace dos años y tengo un primo menos de edad que vive alla y es alergico al acetaminofen (aspirina) y cuando se enferma hay que estar inventando para vajarle la fiebre o algo asi , lo unico que puede tomar que no contiene ese quimico es THYLENOL pues me dijeron de eso y fuimos a la farmacia del cira garcia a comprarle la mediciona , yo no me identifique y quise entrar y el guardia de seguridad me dijo que yo no podia entrar a ese lugar ,le dije que tenia el dinero y que me hacia falta esa medicina pues era para un niño y me dijo que eso no era problema de el y que no podia entrar , al final le saque mi passaporte y entonces me dijo que tenia que haber empezado por ahi , ahora mi pregunta ,eso es justo?????? en el pais que alardea de tener el mejor sistema medico de el mundo ,donde esta la humanidad de esos animales contestame LACAYO por sierto el nombre te queda bien

undercover
Miembro Normal

Cantidad de mensajes : 38
Valoración de Comentarios : 0
Puntos : 0
Fecha de inscripción : 01/05/2007

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Orestes Lorenzo. Historia Real.

Mensaje por Contenido patrocinado Hoy a las 6:15 am


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.