Secretos de Cuba
Bienvenido[a] visitante al foro Secretos de Cuba. Para escribir un mensaje hay que registrarse, asi evitamos que se nos llene el foro de spam. Pero si no quieres registrarte puedes continuar y leer toda la informacion contenida en el foro.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Facebook
Anuncios
¿Quién está en línea?
En total hay 43 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 43 Invitados :: 2 Motores de búsqueda

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 1247 el Jue Sep 13, 2007 8:43 pm.
Buscar
 
 

Resultados por:
 

 


Rechercher Búsqueda avanzada

Sondeo

Respecto a la normalización de relaciones o el intercambio de presos realizado el miércoles como parte del acuerdo entre Cuba y EEUU

54% 54% [ 42 ]
42% 42% [ 33 ]
4% 4% [ 3 ]

Votos Totales : 78

Secretos de Cuba en Twitter

Carta para el abuelo ausente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Carta para el abuelo ausente

Mensaje por porfin libre gonzalez el Miér Oct 24, 2007 10:27 am

Recuerdo que te fuiste en 1984, porque me gradué un año después y a la otra mañana fui a llevarte el título al cementerio de Colón. Viejo, hace veintitrés años y parece que fue ayer. Me molestó aquello de no llegaras a la garduación pero a ti se te podía perdonar todo, hasta la muerte porque ya habías sufrido demasiado. Es cierto que fuiste un aventurero, una especie de capitán Alatriste rodeado de una auréola de extranjero afortunado, quizás pretendiste vivir con la máxima que te escuché tararear de vez en cuando, "a mi manera", pero la vida te puso en el camino un obstáculo demasiado abrumador para vencerlo a tus años: una revolución socialista.
Muchos valoran los resultados del sistema impuesto a nuestro país por índices económicos o sociales, yo lo palpé en tí, en tu vida, convertida en un perenne declive a partir de 1959. Aun puedo hojear con la memoria aquellas fotos de tu llegada de España a La Habana, tu primer negocio y las últimas rodeados por todos tus trabajadores. Es increíble, pero para convertir una cámara de cajón de fotógrafo ambulante en un negocio con decenas de trabajadores, se requiere ser casi un mago pero lo hiciste, con tesón y esfuerzo lo lograste.
De aquella etapa sólo tengo esas fotos en la memoria, pero de la que si guardo recuerdos visuales es después de 1959, cuando comencé a apreciar como te me ibas de entre las manos, a pedazos, como esa ciudad a la que amabas tanto, La Habana. Los instantes más lejanos que alamaceno me veo con cinco o seis años, sacando una Coca Cola del enorme dispensador de la dulcería que era tu mimada y la visión de los expositores repletos de cakes y pasteles. Recuerdo que me dabas unas monedas para mi hobbie preferido por entonces, insertar la moneda y escuchar el sonido del mecanismo que hacía aparecer como por arte de magia aquella botella de Coca Cola con cuerpo de rumbera. En mi inocencia me preguntaba como era posible aquello y más de una vez estuve convencido que dentro de la enorme nevera tenía que haber un hombre que metía la Coca Cola por el orificio. Me imagino que las empleadas de la dulcería comentarían entre ellas como "jodía" el nietecillo del dueño, que les obligaba a acumular hasta una docena de botellas para reacomodarlas posteriormente, pero debo confesar que me fascinaba aquel "milagro". De los talleres de mecánica apenas tengo recuerdo alguno, sólo recuerdo aquel rostro de casi sesenta años de uno de tus empleados que me mandó varias veces a buscar la "escuadra redonda" y yo preguntando por todo el taller quién tenía tal artefacto y viendo las carcajadas de todos tras la pregunta. Son recuerdos realmente felices, lejanos, que cada día amarro de la memoria para que no perderlos.
Entonces llegó la intervención y te quitaron todo. De la noche a la mañana, todo lo que tenías, lo que habías obtenido a costa de sacrificio pasó a ser propiedad de un ente volátil, casi místico porque jamás le vimos: el pueblo. Y pasaste a ser considerado un enemigo público, un pequeño burgués. Nos dejaron la casa y no sé ni como.
Con los años fuiste cambiando, tu colección de Amadeos fueron perdiendo zuelas y cordones hasta el día que los vecinos proletarios pudieron contemplar con gesto triunfal como calzabas tus pies con un par de botas rusas y tus raídos trajes, fueron poco a poco sustituídos por el "caqui" gris de los obreros. Ahora casi pasabas inadvertido entre ellos, salvo por tus visitas semanales a la barbería para mantener el corte impecable del cabello y el saludo de los vecinos que aun mantenían la cívica y el respeto cuando a tu paso vertían un saludo apenas audible: Buenos días, Don Ramón. Pero hubo algo donde jamás te doblegaron, en el lenguaje. Jamás te escuché decir la contraseña proletaria que a modo de cartel indicaba una afiliación imprescindible: Compañero. Cada vez que escuchaban a tu llegada a una cola de una pizzería o la interminable hilera de personas donde esperábamos dos horas para comprarme un helado, -Buenas tardes, caballero, ¿es usted la última persona?-. La gente te miraba como a un poseso o quizás creían que Alonso Quijano estaba en La Habana. -Pase usted, señora, mis respetos señorita, muchas gracias, estimado caballero- eran tus frases habituales y te convertían en sospechoso de inmediato. Llevabas la clase y el honor aun vestido a la usanza proletaria o la que pudiéramos llamar "sin remedio" porque no había más. Ahora todos eramos pobres, eramos el escaparate virtual de un sistema por entonces llamado campo socialista que protagonizaría años más tarde, la debacle política más relevante de la historia, la estrepitosa caída al unísono de un sistema arcaico e ineficiente. No lo viste, pero sé que lo intuías, por tus consejos que hoy trasmito a mis hijos. "Estudia mucho, los conocimientos es lo único que nunca te podrán arrebatar los gobiernos. Aprende todo lo que puedas, prepárate siempre que algún día te llegará la oportunidad. Hay un mundo mejor que tú verás y te acordarás de mí". Eras un profeta, viejo.
Aún puedo sentir el calor de tu mano y tu precaución de llevarme por la parte interna de la acera por si había un accidente, que tú estuvieras más expuesto. Eso con hago con mis hijos aun como un reflejo que condicionaste en mí. Te disfruté abuelo, mucho, hasta que llegó el "jodido" cáncer a la próstata. Yo en cuarto año de la carrera y escuchar las palabras del profesor de cirugía a la salida del quirófano: - Abrimos y cerramos, tiene metástasis en todo el abdomen". Coño y tener que mentirte durante mucho tiempo, que pronto nos iríamos a pescar otra vez, que irías a mi graduación y te iba a dar mi diploma porque era más tuyo que mío, que pronto estarías bien. Ese año me casé y te fui a buscar para la boda, ya estabas mal, pero me gustó como lucías con aquella vieja camisa de antaño con olor a ropero que conservabas y el resultado que nos dió, el frasco ámbar de benadrilina que metimos en el bolsillo para que supliera el colector de la sonda y los presentes no se enteraran de nuestra historia y tu pudor se mantuviera indemne, viejo presumido. Esa noche te ví reir y mi corazón daba saltos de alegría, estabas allí viejo, estabas allí.
Al llevarte a casa antes de irme de luna de miel, ví salir a abuela con un envoltorio de periódico y fue cuando tras una noche de alegría te ví llorar. Abrí el envoltorio y pude ver dos floreros de porcelana que tenían en su habitación desde la década del cincuenta y entre lágrimas me dijiste: "Dejé mi tierra para venir a esta y luchar, forjar un sueño. Lo logré y me lo quitaron todo y hoy lloro porque toda mi vida, día a día, mientras trabajaba por engrandecer la fortuna familiar pensaba que el día que mi primer nieto se casara, le iba a regalar un viaje a Italia, siempre fue mi sueño y quería regalárselo a mi nieto y ya ves, sólo puedo darte estos floreros viejos". Cuanto te besé aquella noche, esas lágrimas de amor las llevo abuelo en mi corazón.
A los seis meses de la boda, te me fuiste y no viste muchas cosas, la mayoría terribles, la muerte de tío Luis, la desaparición de tu nieto Tony en una balsa, ni la locura de tía Berta diciéndome años después que seguro Tony estaba en un cayo, ni mi partida hasta ahora sin regreso. Hoy te escribo porque creo, viejo, que la libertad está cerca y que un domingo u otro, iré al cementerio de Colón para acercarme a tu tumba y decirte: Viejo, estoy aquí, libre. Te quiero.
Porfin Libre González

porfin libre gonzalez
VIP

Cantidad de mensajes : 1827
Localización : Canarias
Valoración de Comentarios : 158
Puntos : 155
Fecha de inscripción : 11/02/2007

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Carta para el abuelo ausente

Mensaje por juan74 el Miér Oct 24, 2007 10:59 am

Hermano Porfin, mis respetos!,

Muchas Gracias por ese grandioso escrito, entiendo el sentimiento que encierra, me recuerda a esos cubanos honorables trabajadores y de palabra, que tuve el orgullo de conocer como mis abuelos, que a pesar de ver todo por lo que habian luchado en la vida, destruido por manos de un asesino, tuvieron valor para seguir hasta el final, al menos para procurarnos una buena educacion, unas buenas costumbres y para que nunca olvidesemos la importancia de ser hombres libres y de honor!

Muchas Gracias

juan

juan74
Miembro Activo

Cantidad de mensajes : 367
Edad : 42
Localización : USA
Hobbies : Cuba!!!, Numismatica, leer
Valoración de Comentarios : 40
Puntos : 37
Fecha de inscripción : 03/08/2007

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Carta para el abuelo ausente

Mensaje por qbafree el Miér Oct 24, 2007 11:25 am

Sencillamente impresionante!.. Su escrito ha tocado una fibra en mi alma. Lo que cuenta de su Abuelo es la viva estampa de lo que sucedio con mi madre y su hermano quienes un dia llegaron a Cuba desde España para hacer dinero y lograron prosperar para que luego se lo arrebataran todo.
Despues de aquello, mi madre no fue la misma y mi tio se marcho a otro pais latinoamericano para reconstruir lo que le robaron. Nunca mas se han visto, pasaron casi 30 años para que pudieran hablar por telefono otra vez. Ambos ya muy viejos prefieren ni hablar del tema, es muy honda la herida. Les cambiaron sus vidas, sus planes, sus anhelos, sus esperanzas, todo se lo quitaron y se lo cambiaron de un tiron.

Seguro estoy de que muchos se ven reflejados en su historia. Ese es parte del dolor que estos tipejos causaron y que poca gente conoce. Las nuevas generaciones no son capaces de imaginar lo que se siente cuando te quitan todo lo que construiste con tu esfuerzo. Claro, que van a imaginar si nada tienen.
Cuando emigras y construyes con tu esfuerzo y logras tu sueño, solo entonces te das cuenta de lo doloroso que puede haberle resultado a nuestros padres y abuelos que se lo quitaran todo y los lanzaran a la miseria sin respetarles sus propiedades y sus años invertidos en hacerla crecer

Un abrazo al Sr Porfin que como siempre nos toca el corazon con su hermosa prosa

qbafree
Miembro Activo

Cantidad de mensajes : 551
Valoración de Comentarios : 25
Puntos : 72
Fecha de inscripción : 08/12/2006

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Carta para el abuelo ausente

Mensaje por QBANO 76 el Miér Oct 24, 2007 8:03 pm

Porfin, cada cubano que lea este escrito se verá reflejado en él. Por lo menos asi lo senti yo.
Saludos.
PD. ¡¡¡Oye ponte pa'l libro, te sobre madera de escritor!!!

QBANO 76
Miembro Especial

Cantidad de mensajes : 1465
Valoración de Comentarios : 78
Puntos : 81
Fecha de inscripción : 25/01/2007

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Carta para el abuelo ausente

Mensaje por Invitado el Miér Oct 24, 2007 9:30 pm

Gracias por compartir.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Carta para el abuelo ausente

Mensaje por cardenense el Miér Oct 24, 2007 11:23 pm

Hermano Porfin yo que a veces me creo que se expresarme confiezo que solamente puedo decir: te felicito. Han acabado con nuestros padres y abuelos, con nuestra tierra, pero no se ha perdido todo mientras queden cubanos con sentimientos de Patria y de familia, dispuestos a trabajar por un futuro mejor como nos enseñaron ellos.




PUBLIQUEN, PUBLIQUEN A CUBA POR TODOS LOS AGUJEROS, LAS GUERRAS VAN SOBRE CAMINO DE PAPELES.
Jose Marti





cardenense
Fundador

Cantidad de mensajes : 3964
Valoración de Comentarios : 153
Puntos : 263
Fecha de inscripción : 14/09/2006

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Carta para el abuelo ausente

Mensaje por porfin libre gonzalez el Jue Oct 25, 2007 4:11 am

Mis más sinceras gracias a todos los que me leen. El escrito se consolida cuando ustedes tienen la delicadeza de leerlo. Mi abuelo, como el de muchos de vosotros sufrió el deterioro de una país que contribuyeron a consolidar. Los que hemos tenido que emigrar sabemos el esfuerzo que representa levantarse desde cero, como le explico a mi hija, comenzar por adquirir unos platos y unos cubiertos, es como si se volviera a nacer y nuestros abuelos sufrieron la pérdida de todo lo adquirido con su sudor. Es realmente espantoso lo que les tocó vivir. Con este escrito intento un sencillo pero sentido homenaje a todos ellos.
Gracias por vuestras lecturas y mensajes. Les abrazo,
Porfin

porfin libre gonzalez
VIP

Cantidad de mensajes : 1827
Localización : Canarias
Valoración de Comentarios : 158
Puntos : 155
Fecha de inscripción : 11/02/2007

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Carta para el abuelo ausente

Mensaje por Roma el Jue Oct 25, 2007 3:35 pm

todo un suculento banquete literario, gracias por compartir su talento y sentimientos

Roma
Miembro Normal

Cantidad de mensajes : 37
Valoración de Comentarios : 0
Puntos : 0
Fecha de inscripción : 24/06/2007

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Carta para el abuelo ausente

Mensaje por alexis el Vie Oct 26, 2007 2:43 pm

Coño porfin, me llego ese escrito, de cualquier manera gracias porque son esos recuerdos los que no nos desligan de esa nuestra tierrita, y aunque despues se nos salga una lagrima estando solos pues cubanos al fin nos la damos de duros, no obstante es duro y triste recordar todo lo que quedo atras, eso nos hace odiar con mas fuerza a esa rata inmunda que desgobierna a Cuba, como dice Willy Chirino. De corazon gracias hermano, mis respetos para ti y los tuyos.
ABAJO FIDEL CASTRO
VIVA CUBA LIBRE
AL MACHETE CUBANOS

alexis
Miembro Activo

Cantidad de mensajes : 512
Valoración de Comentarios : 72
Puntos : 279
Fecha de inscripción : 11/12/2006

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Carta para el abuelo ausente

Mensaje por alexovera el Sáb Oct 27, 2007 12:29 pm

amigo porfin , porque me atrevo a llamarte asi, ademas de reiterarte mis afelicitaciones por tu prosa, quiero agregar que me siento orgulloso de haber nacido en una tierra que da tan excelentes pensadores de tan magnífica prosa como tu...
y lo otro que te dire por aqui es que puedes estar tranquilo, por la memoria de gente como tu abuelo, y por los valores que siempre nos inculcaron , es que trabajaremos por hacer de nuevo un gran pais, ni a él ni a tantos otros los defraudaremos
un abrazo cubanisimo
alexander

alexovera
Miembro Extremo

Cantidad de mensajes : 3802
Localización : austin, TX
Hobbies : la lectura , futbol y numismatica.
Valoración de Comentarios : 1399
Puntos : 5060
Fecha de inscripción : 19/06/2007

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Carta para el abuelo ausente

Mensaje por Opossum el Miér Mayo 28, 2014 9:15 pm

up

Opossum
Miembro Especial

Cantidad de mensajes : 1087
Valoración de Comentarios : 1310
Puntos : 2489
Fecha de inscripción : 15/05/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Carta para el abuelo ausente

Mensaje por Contenido patrocinado Hoy a las 6:25 pm


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.