Secretos de Cuba
Bienvenido[a] visitante al foro Secretos de Cuba. Para escribir un mensaje hay que registrarse, asi evitamos que se nos llene el foro de spam. Pero si no quieres registrarte puedes continuar y leer toda la informacion contenida en el foro.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Facebook
Anuncios
¿Quién está en línea?
En total hay 45 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 45 Invitados :: 2 Motores de búsqueda

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 1247 el Jue Sep 13, 2007 8:43 pm.
Buscar
 
 

Resultados por:
 

 


Rechercher Búsqueda avanzada

Sondeo

Respecto a la normalización de relaciones o el intercambio de presos realizado el miércoles como parte del acuerdo entre Cuba y EEUU

54% 54% [ 42 ]
42% 42% [ 33 ]
4% 4% [ 3 ]

Votos Totales : 78

Secretos de Cuba en Twitter

Aquellos puntos negros.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Aquellos puntos negros.

Mensaje por porfin libre gonzalez el Sáb Oct 13, 2007 1:54 pm

El mar por aquellos días era el espejo de la desesperanza y de la muerte. El sitio de origen de la vida, quien dispone de la virtud de calmar las tempestades de mi alma, mudo testigo de mis mejores amores, por vez primera se me mostraba a modo de funeral de enormes proporciones. Amaneció y se vistió de muerte, de llantos, de lamentos. de sed, de sueños truncados, de espantosa orfandad.
Siempre los que nacemos en las proximidades de la mar y le llamo así porque me resulta más apropiado el femenino, la sentimos por el resto de nuestros días como un miembro más de la familia, creo que esta es una de las razones por las que me he afincado en estas islas que se pierden en la inmensidad oceánica. A la mar aprendimos a amarla de la mano del abuelo y recuerdo con nitidez cuando casi todos los días tras la caminata por la calle Galeano, su pregunta habitual: -¿Vamos al parque?-, respondida siempre con un suplicante: -No, abuelo, vamos al Malecón-.
Correteando por los arrecifes y nadando en sus pocetas crecí contemplando las lágrimas al descuido del abuelo con las pupilas abrazando el horizonte, las que siempre achacó al sol y que más tarde comprendí que más de una vez fueron por la añoranza de su lejana Andalucía, pero ni siquiera el anciano se imaginó que su pupilo de Jack London que correteaba tras un asustado cangrejo, repetiría su travesía en sentido inverso y más de una noche miraría al cielo pensando en él, con la eterna pregunta que a modo de estigma se ha cernido sobre muchos cubanos: ¿Por qué tan lejos?


Nuestra relación se inició desde la más temprana infancia y aun prosigue, ganando en intensidad con el paso de los años, puedo decir con toda honestidad que mi vínculo afectivo con la mar ha superado con creces a todas mis amadas, porque justo es decirlo no la he abandonado jamás ni ella a mí. Tres veces a la semana, casi como un amor de rasgos europoides algo alejado de la fogosidad caribeña, hacemos el amor. Revestido de neopreno, por mi intolerancia al frio de estas latitudes me sumerjo en ella, me entrego con pureza y con su contacto limo en un término de dos horas, las asperezas traídas al alma por la cotidianidad de estos días largos de exilio. Lo hago a pulmón libre pues me resulta más placentero y más real, mis andanzas en el medio líquido quizás me retrotrae a la bolsa amniótica materna y me siento puro en ese enorme vientre que algunos llaman Atlántico, otros amantes le llamamos la mar.
Es de las pocas cosas que no tuvimos que traernos en la maleta de los recuerdos para el exilio, es como si hubiera emigrado con nosotros. Con algunos cambios, es cierto, su vestido azul es más oscuro y ahora es más fría, ni siquiera me he atrevido a preguntar si es por la lejanía, pero lo importante es que está ahí y me sigue amando. Yo tampoco soy el mismo, creo que los años han bajado unas décimas a mi carácter y el color de mis ojos es más oscuro, sin duda alguna a los dos nos pasa lo mismo.
Pero hoy me referiré a esos días que se convirtió en objetivo de mis críticas y nuestra añeja relación estuvo a punto de concluir. Llegué como de costumbre a mi trabajo y antes de comenzar mis labores, eché una ojeada a la inmensidad turquesa y cual no sería mi sorpresa al ver decenas de puntos negros por toda la superficie. Desde mi ubicación tenía un ángulo de visión de varias millas y hasta donde alcanzaba la vista se podían ver los puntos negros que eran arrastrados por la corriente en dirección oeste y a duras penas se alejaban de la costa. Los más cercanos a mi puesto me permitieron apreciar la verdadera dimensión del hecho: eran balsas repletas de hombres, mujeres y niños. Aun hoy me aterroriza la macabra visión de aquellas frágiles embarcaciones enfrentadas a la inmensidad y la pregunta que se aferraba a mi cerebro: ¿Cuántos morirán?.
Era el mes de Agosto de 1994 y justamente el 13 del propio mes, el dictador de Cuba abría las puertas a toda una avalancha de desesperados por salir del "paraíso proletario" al coste que fuera, aun al de la vida. Mientras contemplaba asombrado la imagen de aquellos puntos negros que se multiplicaban sobre la superficie, sentí estupefacción por la cuantía pero una ira inmensa. ¿Cómo era posible que un gobierno incitara a morir a sus ciudadanos de tal forma?, ¿cómo era posible que no pensaran en los niños, en los ancianos, en todos los seres que iban en aquellos artefactos que ni siquiera podían llamarse embarcaciones?. Una vez más la tiranía y su máximo líder mostraban a plena luz lo abyecto y espantoso de su esencia. El gobierno de Cuba es una institución cuyos cimientos y estructura han sido forjados con sangre cubana, son la viva imagen del demonio.
Pero es lógico intuir la intención de la demostración de fuerza del tirano. Conoce el sentimiento innato del cubano por la familia y si solamente entre Agosto y Septiembre de 1994 abandonaron por ese medio la isla unos 32000 cubanos, de prolongarse el período de crisis, sin duda alguna el número se habría triplicado. Debemos tener en cuenta que para la construcción de una balsa se requiere una logística mínima y rústica pero para el cubano medio es muy costosa, de tal manera que muchos no pudieron aprovechar la coyuntura por razones de carencia. Fidel no puede exponerse abiertamente a una situación de emigración que ofrezca garantías elementales porque la isla se le queda vacía. Tras esta crisis de 1994, el gobierno de los Estados Unidos ha definido sus posiciones con respecto a las bravuconerías del dictador y sus seguidores, planteando que un éxodo masivo de cubanos se tomaría como un atentado a la seguridad nacional de los Estados Unidos y el babeante y senil dictador cubano, aun en medio de su déficit neuronal, reconoce que el vecino va en serio y desde entonces se ha cuidado de otra manifestación de su ego como la de aquel 13 de agosto de 1994.
Durante esos meses mis ojos no lograron adaptarse a la visión mañanera de aquellos puntos negros coqueteando con la muerte. Rezé por ellos y desde mi privilegiada ventana en las alturas, mi corazón les decía adios. Jamás me olvidaré de aquellos puntos a merced de la corriente y que muchos fueron protagonistas de tragedias espeluznantes. Esos dos meses odié la mar y su voluble carácter, pero mi odio se incrementó por día hacia todo aquello que empujaba a mis hermanos a una muerte probable. Debemos luchar, no podemos descansar hasta que nuestro pueblo no tenga la libertad y nuestras madres no lloren jamás por un hijo ahogado intentando alcanzar el mundo libre.
Porfin Libre González


Última edición por el Sáb Oct 13, 2007 2:19 pm, editado 2 veces

porfin libre gonzalez
VIP

Cantidad de mensajes : 1827
Localización : Canarias
Valoración de Comentarios : 158
Puntos : 155
Fecha de inscripción : 11/02/2007

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Aquellos puntos negros.

Mensaje por Invitado el Sáb Oct 13, 2007 2:04 pm

Porfin, ve recopilando todo lo que escribes y ve preparando un formato para libro. Hay muchos concursos literarios en España y los cubanos llaman mucho la atención; si son buenos siempre logran si no premios, que una editorial les publique la obra.
Mi abrazo y respetos por tu obra.
Rolando
...

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Aquellos puntos negros.

Mensaje por porfin libre gonzalez el Dom Oct 14, 2007 8:31 am

Rolando escribió:Porfin, ve recopilando todo lo que escribes y ve preparando un formato para libro. Hay muchos concursos literarios en España y los cubanos llaman mucho la atención; si son buenos siempre logran si no premios, que una editorial les publique la obra.
Mi abrazo y respetos por tu obra.
Rolando
...

Hermano Rolando:
Este año voy a presentar la novela Bocabajo a un concurso literario. Voy a recopilar algunos escritos bajo el título: Volando sobre el pantano. Es difícil en ocasiones publicar escritos con una franca posición anticastrista en España, al menos en mi zona hay una velada pero efectiva tendencia de apoyo al régimen castrista, no lo apoyan abiertamente porque esperan que se defina la situación pero no lo critican. Por aquí las redes castristas trabajan a placer y muchos editores evitan posturas antigubernamentales y más en este momento que está de presidente Zapatero.
Lo intentaré pero no es fácil. Aquí Planeta le publica a Zoe Valdés porque ya tiene un reconocimiento y genera dinero y por ejemplo Raul Rivero, que tiene una columna quincenal en EL MUNDO tiene que proyectarse de forma discreta. Recientemente leí en el Magazine que sale con el MUNDO los domingos y Raul Rivero escribió un artículo sobre el Che pero tienes que leer entre líneas para apreciar una posición, y eso en El Mundo que es un periódico liberal.
Es complejo, pero allá vamos.
Mi abrazo de siempre para usted,
Porfin

porfin libre gonzalez
VIP

Cantidad de mensajes : 1827
Localización : Canarias
Valoración de Comentarios : 158
Puntos : 155
Fecha de inscripción : 11/02/2007

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Aquellos puntos negros.

Mensaje por Opossum el Mar Jun 03, 2014 3:33 pm

.

Opossum
Miembro Especial

Cantidad de mensajes : 1087
Valoración de Comentarios : 1310
Puntos : 2489
Fecha de inscripción : 15/05/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Aquellos puntos negros.

Mensaje por Contenido patrocinado Hoy a las 10:35 am


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.