Secretos de Cuba
Bienvenido[a] visitante al foro Secretos de Cuba. Para escribir un mensaje hay que registrarse, asi evitamos que se nos llene el foro de spam. Pero si no quieres registrarte puedes continuar y leer toda la informacion contenida en el foro.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Facebook
Anuncios
¿Quién está en línea?
En total hay 49 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 49 Invitados :: 2 Motores de búsqueda

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 1247 el Jue Sep 13, 2007 8:43 pm.
Buscar
 
 

Resultados por:
 

 


Rechercher Búsqueda avanzada

Sondeo

Respecto a la normalización de relaciones o el intercambio de presos realizado el miércoles como parte del acuerdo entre Cuba y EEUU

54% 54% [ 42 ]
42% 42% [ 33 ]
4% 4% [ 3 ]

Votos Totales : 78

Secretos de Cuba en Twitter

Historias y Anécdotas de la Guerra de Idependencia Cubana

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Historias y Anécdotas de la Guerra de Idependencia Cubana

Mensaje por juan74 el Jue Oct 04, 2007 9:15 am

Recuerdo del primer mensaje :

General de Division XX Quintín Banderas Betancourt (1834-1906)




Nació en Santiago de Cuba (Oriente) en el año de 1834, siendo muerto por las fuerzas al servicio de la República que él ayudara a constituir, el día 23 de Agosto de 1906, con motivo de la "revuelta" surgida contra el Gobierno.

Tomó parte muy activa en la guerra de los diez años, secundando la Revolución de 1895, a la que se incorporó el 24 de Febrero de ese mismo año

Dos veces lo degradaron y las dos volvió a recuperar sus estrellas de General. Combatió en las tres guerras de independencia y estuvo junto a Maceo en la Protesta de Baraguá. Fue albañil y marinero y aprendió a leer y a escribir cuando frisaba los 50 años. Se dice que en plano personal podía mantener amistad sincera con un español, pero era implacable con los cubanos que servían a España. De ahí el célebre diálogo que sostenía con los traidores: ¿Cómo te ñamas? ¡Te ñamabas!

En 1895 Maceo le confía la jefatura de la infantería de la columna invasora y en ese mismo año Gómez lo designa al frente de la Primera División del Cuarto Cuerpo de Ejército que abarcaba los distritos de Sancti Spíritus, Remedios y Trinidad. Se desplaza después hacia la región de Sagua la Grande hasta reencontrarse con Maceo en Matanzas. Después del ataque a Batabanó cruza la trocha de Mariel a Majana para sumarse a la segunda campaña de Pinar del Río. Allí Maceo lo destituye, pero Quintín continúa combatiendo y Maceo se ve obligado a felicitarlo por el éxito de su ataque a San Cristóbal. Entre el 18 de marzo y el 13 de junio de 1896 interviene en unos 11 combates de significación.

Otra vez vuelve a designársele jefe de la Primera División del Cuarto Cuerpo, con la misión de reagrupar tropas en la zona villareña y conducirlas a occidente. Cruza de nuevo la trocha y se asienta en la región de Trinidad, pero Calixto García le encomienda crear la División de Voluntarios de Oriente para que operara con ella en la parte occidental del país. Con cien orientales de infantería, Quintín cruza la trocha de Júcaro a Morón el 23 de marzo de 1897 para establecerse nuevamente en Trinidad y se niega a trasladarse a su destino hasta que no se le suministren los pertrechos que estima necesarios.

Por eso, en julio, Gómez lo destituye y un consejo de guerra lo procesa por desobediencia, insubordinación, sedición e inmoralidad entre otras razones por sus manifestaciones abiertas contra los jefes y su carácter mujeriego. Se le priva de todos sus derechos políticos y militares, pero se le permite mantener una escolta de 12 hombres y dos ayudantes, con los que sigue peleando por su cuenta. Concluyó la guerra en calidad de jefe excedente y con grados de General de División.








Última edición por el Jue Oct 04, 2007 1:12 pm, editado 3 veces

juan74
Miembro Activo

Cantidad de mensajes : 367
Edad : 42
Localización : USA
Hobbies : Cuba!!!, Numismatica, leer
Valoración de Comentarios : 40
Puntos : 37
Fecha de inscripción : 03/08/2007

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo


La Muerte del Apostol Jose Marti, causas...

Mensaje por juan74 el Mar Oct 09, 2007 10:04 am

1) Conflicto Jose Marti y el brigadier general Enrique Collazo y Tejada.


Hola Amigos he abierto este tema para explicar anecdotas de nuestros martires que como hombres y mujeres de carne y hueso al igual que todos nosotros, enfrentaron dificultades y exitos en su lucha por la indenpendencia de Cuba;

En este caso voy a tratar el conflicto entre nuestro apostol y el periodista Enrique Collazo, brigadier General veterano de la guerra de independencia cubana, como unas de las posibles causas de la precipitada muerte en combate de Jose Marti, debido a acusaciones y conflictos por parte del General Collazo y otros patriotas cubanos de aquella epoca, precipitaron la participacion del apostol en la batalla de Dos rios y propiciaron la muerte de este, si algun hermano tiene informacion o opinion al respecto a este tema seria importante e interezante que lo aportara, Muchas Gracias!


Quien fue el periodista-Brigadier General Enrique collazo y tejada?




Enrique Collazo y Tejada nació en Santiago de Cuba, el 28 de mayo de 1848-murió en La Habana, el 13 de marzo de 1925. Se encontraba en España cursando estudios militares cuando estalla la revolución en Cuba y, deseoso de unirse a ella, parte para Francia; de allí viaja a los Estados Unidos, y se enrola como soldado en la expedición del Perrit, comandada por el general Thomas Jordan, que desembarca en Cuba en mayo de 1869. Al concluir la guerra, por sus méritos militares, ostentaba el grado de Comandante. En compañía del general Gómez grado de Comandante. parte para Jamaica, y en 1887 regresa a Cuba y continúa conspirando hasta el 15 de noviembre de 1894 cuando, en representación de los revolucionarios de la Isla, se dirige a Nueva York, donde junto con Martí y el general Mayía Rodríguez, enviado especial del General en Jefe Máximo Gómez, firma el plan y la orden de alzamiento. Vence múltiples dificultades, pero logra desembarcar en Varadero el 17 de marzo de 1896, y termina la guerra como General. Fue además, representante a la Asamblea Constituyente de la Yaya en 1897.

Inicios del conflicto entre Jose Marti y Enrique Collazo:

Cuando José Martí comenzaba a organizar el Partido Revolucionario Cubano y la revolución, Ramón Roa, veterano de la guerra de los Diez Años, poeta y escritor, publicó su libro A pie y descalzo, cuyo tema principal era la narración de las persecuciones, hambre y sufrimientos de los mambises, en aquellos sucesos heróicos.
José Martí creyó inoportuno el libro por temor de que aterrorizara a los patriotas de la nueva generación. De ahí que en el discurso que pronunciara en Tampa, el 26 de noviembre de 1891, condenara el libro.
Varios amigos de Roa, salieron a su defensa, entre los cuales el principal era Enrique Collazo, Comandante veterano de la Guerra Grande, y autor de dos cartas dirigidas a Martí y publicadas en un periódico habanero.
Martí contestó la primera carta, y la ofensa de Collazo provocó una fuerte reacción en favor de Martí, por parte de los exiliados cubanos de Nueva York, Tampa y Cayo Hueso.

Conflicto y acusaciones entre Patriotas:

En un periódico de Cuba, a la firma de Enrique Collazo y otros dos cubanos, se publica un artículo donde se acusa a Martí de cobarde, y se duda de que Martí tenga valor para ir a la manigua, Allí se reprochaba a Martí su falta de valor para ir a la manigua durante la primera guerra de los diez años.

Le dice Enrique Collazo a Marti en el articulo publicado: “..Si de nuevo llegase la hora del sacrificio, tal vez no podríamos estrechar la mano de usted en la manigua de Cuba; seguramente porque entonces continuaría usted dando lecciones de patriotismo en la emigración…." (OJO Este fue un ataque muy duro contra Marti, que en ese momento se encontraba en cayo hueso, puesto que dejada entender que el apostol le daba la espalda o le temia a la guerra en cuba )

Por su parte
Martí, que está de nuevo enfermo, contesta, sin embargo a Collazo, con datos, con severidad y con hombría. Le cuenta de su vida, de su prisión, de su destierro, de su penuria económica, de su renuncia a la familia, de sus esfuerzos de unión y de sus planes de guerra.
"...Jamás dejé de cumplir en la primera guerra, niño y pobre y enfermo, todo el deber patriótico que a mi mano estuvo, y fue a veces deber muy activo(...) Y en cuanto a lo de arrancar a los emigrados sus ahorros, ¿no han contestado a usted en juntas populares de indignación los emigrados de Tampa y Cayo Hueso?. Pero no habrá que esperar a la manigua, señor Collazo, para darnos las manos, sino que tendré vivo placer en recibir de usted una visita inmediata en el plazo y país que le parezcan más convenientes?...." (OJO Marti herido por las palabras e infamias de collazo, lo reta a un duelo a muerte)


Nota Final:

Andando el tiempo el veterano Brigadier General Enrique Collazo comprenderá su injusticia y se vinculará a Martí en el empeño independentista. Martí, por su parte, olvidará la ofensa y dará su mano de amigo, siempre dispuesta, fue entonces cuando Entre Martí y el brigadier Collazo devino una amistad sin par hasta la muerte del apóstol. Este no fue el único agravio contra Martí, pero sí el más acérrimo. El que silenciosamente lo impulsaría, unido a su pasión por ver a Cuba libre, a desacatar la orden de Gómez en Dos Ríos y no permanecer junto a Bartolomé Masó en la retaguardia.









un saludo

juan


Fuentes: La pagina de jose Marti, revista Bohemia

juan74
Miembro Activo

Cantidad de mensajes : 367
Fecha de inscripción : 03/08/2007

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Historias y Anécdotas de la Guerra de Idependencia Cubana

Mensaje por juan74 el Mar Oct 09, 2007 12:57 pm

2) Conflicto Jose Marti con Mayor General Antonio Maceo y el Mayor General Maximo Gomez:




Conflicto entre José Marti, Antonio Maceo y Máximo Gómez, reunión en Nueva York, en Octubre de 1884.

Los generales Máximo Gómez y Antonio Maceo se han puesto de acuerdo para iniciar de nuevo la guerra de independencia en Cuba, con Gómez como generalísimo. Esta empresa no podía realizarse sin la cooperación de Martí. Por eso en octubre de 1884 van los dos jefes castrenses a Nueva York a recabar el apoyo de aquel joven conspirador de 31 años, enclenque y enfermo, por el cual no sentían gran respeto por ser un mero civil, ser demasiado joven y carecer de los laureles militares que a ellos nimbaban, pero que por su genio, su actitud evangélica y su capacidad carismática había adquirido un tremendo ascendiente sobre las emigraciones. Gómez y Maceo, reaccionando contra las intrigas y altercados de los civiles, y hasta algún general como el funesto Vicente García, en la guerra anterior, han concebido un plan de guerra caudillesca y dictatorial en el que los elementos civiles apenas debían contar más que como fuerzas auxiliares para obtener armamentos y recursos. Martí concibe la guerra en términos diametralmente opuestos. Los militares deben gozar de absoluta independencia para conducirla, pero la guerra debe llevar en sí el germen democrático, republicano y popular, y la máxima autoridad debe radicar en el pueblo, es decir, en el gobierno civil. El divorcio, y por ende el choque, eran inevitables. Martí se separó de ellos, y aunque jamás dijo una palabra en público contra el caudillesco plan, con sola su separación, lo mató. Los dos caudillos jamás olvidaron la lección que les dio este mozo imberbe. Aquel fue el primer acto de una auténtica tragedia. El segundo fue la entrevista de La Mejorana el 5 de mayo de 1895, el desenlace, inevitable y fatal, fue la inmolación en Dos Ríos dos semanas más tarde.

Carta de desacuerdo de Marti con las ideas de Gómez y Maceo:

Marti luego de la reunión en New York, le escribe en una carta a Gómez dejando claro su punto de vista y sus diferencias con las ideas militares y absolutistas-dictatoriales de Maceo y Gómez:

"…. Domine ud., Gral. Gómez, esta pena, como dominé yo el sábado el asombro y disgusto con que oí un inoportuno arranque de ud., y una curiosa conversación que provocó a propósito de él el Gral. Antonio Maceo, en la que quiso- ¡locura mayor!-darme a entender que debíamos considerar la guerra de Cuba como una propiedad exclusiva de Ud., en la que nadie puede poner pensamiento ni obra sin cometer profanación, y la cual ha de dejarse, si se la quiere ayudar, servil y ciegamente en sus manos.-¡No: no por Dios!:-¿pretender sofocar el pensamiento, aun antes de verse, como se verán Uds. mañana, al frente de un pueblo entusiasmado y agradecido, con todos los arreos de la victoria? La patria no es de nadie: y si es de alguien, será, y esto sólo en espíritu, de quien la sirva con mayor desprendimiento e inteligencia…"( )"....Un pueblo no se funda, General, como se manda un campamento….."


Nota Final:

Que palabras más sabias las del apóstol Marti, estaba luchando desde ese entonces en contra del autoritarismo y "las posibles" dictaduras militares que entrevió en las ideas militares de Maceo y Gómez, en aquel entonces, Marti siempre puso la democracia de la futura cuba libre por encima de todo, cuando creyó amenazada la democracia en las ideas de los generales Maceo y Gómez, salio a defenderla con uñas y dientes!!!


un saludo a los hermanos

juan









Fuentes, revista bohemia, pagina jose marti-Hilda Luisa Diaz

juan74
Miembro Activo

Cantidad de mensajes : 367
Edad : 42
Localización : USA
Hobbies : Cuba!!!, Numismatica, leer
Valoración de Comentarios : 40
Puntos : 37
Fecha de inscripción : 03/08/2007

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Historias y Anécdotas de la Guerra de Idependencia Cubana

Mensaje por juan74 el Mar Oct 09, 2007 1:48 pm

3) Conflicto de la Mejorana





La Mejorana: una reunión de grandes hombres

El cinco de mayo de 1895 se reunían en la oriental finca, en las inmediaciones de San Luis, La Mejorana Antonio Maceo, Máximo Gómez y José Martí; polémico encuentro aquel, el primero en que coincidían tan importantes líderes después de su arribo a la Isla

Una vez llegaron Marti, Gómez y Maceo al territorio cubano resultaba necesario reunirse y tomar importantes decisiones vinculadas al futuro desarrollo de la guerra.

La entrevista resultó compleja debido a los criterios contrapuestos los cuales pusieron en evidencia, una vez más, las divergencias de puntos de vista de Martí y Maceo en cuanto a la forma de conducir la guerra, aunque en modo alguno entorpecían la entrega y sacrificio que cada uno de ellos estaba dispuesto a afrontar en aras de la independencia cubana.

El encuentro se realizó en la más extrema reserva, sin la asistencia de testigo alguno y los escasos fragmentos recogidos por los propios participantes muestran que las condiciones fueron en extremo difíciles.

Gómez resulta bastante parco en las notas escritas en su Diario de Campaña ese día. Refiere haber almorzado con Maceo y a continuación expresa: "Después y como a eso de las cuatro de la tarde nos condujo a las afueras del campamento, en donde pernoctamos solos y desamparados, apenas escoltados por 20 hombres bisoños y mal armados"

Más extenso resulta Martí, quien con su fina sensibilidad expresa claramente el ambiente imperante: "(...) Nos vamos a un cuarto a hablar. No puedo desenredarle a Maceo la conversación (...) y me habla, cortándome las palabras, como si fuese yo la continuación del gobierno leguleyo y su representante".

Maceo y Martí no conseguían ponerse de acuerdo en cuanto a la forma de gobierno. El primero era partidario de una junta de jefes que también se ocupase de la actividad legislativa, proporcionando al mando militar la libertad operativa necesaria para conducir la guerra a un final exitoso.

Martí, quien de cierta forma se sentía incómodo ante esta postura, consideraba que no solo era necesario ganar la guerra, también era preciso crear dentro de ella las bases de la futura República, donde todos estuviesen representados.

"(...) comprendo que he de sacudir el cargo, con que se me intenta marear, de defensor ciudadanesco de las trabas hostiles al movimiento militar. Mantengo, rudo el Ejército, libre, - y el país, como país y con toda su dignidad representado", destacaba.

Algunas personas ubicadas en los alrededores del lugar donde se efectuaba la entrevista refieren haber escuchado expresiones en alta voz, denotando el tono y carácter del encuentro. No hay certeza de los acuerdos allí tomados, aunque todo indica que en lo inmediato se decidió que Maceo iniciara una campaña en Oriente con el propósito de
cohesionar las fuerzas en ese lugar, mientras Gómez se concentraría en Camagüey, a fin de consolidar la guerra en dicha región.

Al concluir la entrevista según refieren en sus diarios Jose Marti y Maximo Gomez, ambos fueron sacados del campamento teniendo que pernoctar en un lugar distante, expuestos a cualquier ataque, con una reducida escolta….(ojo….ojo… Hasta que punto pudo haber sido la discusión que al terminar, fueron expulsados del campamento de Maceo, El Mayor General Máximo Gómez y el Apóstol José Marti??????????)

Al siguiente día, y quizás comprendiendo lo erróneo de su actuación, Maceo los condujo nuevamente al campamento y allí, con toda la formación, los invitó a pasarle revista, intentando así borrar el desaire del día anterior. Fueron aclamados con júbilo por una tropa de más de mil hombres, mientras el Apóstol explicaba el giro que debían
tomar las acciones en Cuba.

Después aquellos tres grandes hombres se abrazaron con efusión en presencia de las fuerzas que celebraron con gritos de júbilo y alborozo aquel abrazo revelador.

Allí se despidieron, Maceo a sus operaciones en esa región, mientras Martí y Gómez reanudaban su marcha hacia el oeste a cumplir el compromiso con la Patria.


Nota Final:

Que conflictos tan grandes podían ser aquellos que en un principio separaban a aquellos grandes hombres??, absolutismo?? la invasión a occidente??? Maceo estaba mas de acuerdo con el modelo de republica dominicana, un país dividido??? Maximo Gomez y Marti en contra de la division??, no querian a Marti por sus falta de experiencia en la guerra???? muchas especulaciones pero nadie lo podrá saber a ciencia cierta, la reunión se realizo sin testigos, pero lo cierto es que el General Maceo reconoce su error de haber expulsado a Maximo Gomez y a Jose Marti y le rinde posteriormente un tributo frente a su tropa…..cualquiera que fuera las diferencias algo estaba claro que CUBA ESTABA PRIMERO!!!!







Un Saludo!! (si algun hermano tiene alguna anécdota o información sobre esto por favor aportarla)



Juan





Fuentes, Radio Bayamo, online magazín Gerardo Prieto Historiador de Cuba, periodico la demajagua digital, cuba, el Diario el Habanero digital, cuba

juan74
Miembro Activo

Cantidad de mensajes : 367
Edad : 42
Localización : USA
Hobbies : Cuba!!!, Numismatica, leer
Valoración de Comentarios : 40
Puntos : 37
Fecha de inscripción : 03/08/2007

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Historias y Anécdotas de la Guerra de Idependencia Cubana

Mensaje por juan74 el Miér Oct 10, 2007 11:48 am

Otro misterio respecto a la reunión de la mejorana:

En el Diario de Campaña escrito por José Martí desde Playitas, lugar de su desembarco el 11 de abril de 1895 hasta el 17 de mayo, dos días antes de su holocausto en Dos Rios, falta una página: la correspondiente al día 6 de mayo.

Es decir, un día después de la reunión de la Mejorana donde el Apóstol, ya investido como Mayor General del Ejército Libertador, tuviera con los generales Antonio Maceo y Máximo Gómez, jefe militar supremo de la Guerra Necesaria.

Mucho se ha conjeturado acerca del por qué es precisamente esa, la página que falta al Diario de Martí. Se ha dicho durante muchos años que fue el propio General, Máximo Gómez quien la arrancó la página porque Marti había escrito en ella comentarios muy amargos acerca del incidente con Maceo del día anterior en La Mejorana......,




Nota Final:

la verdad es que nunca se sabra los verdaderos motivos de las discusiones, es importante notar que la primera guerra de independencia, la de los 10 Años, estuvo plagada de divisiones y caudillismo, tanto fue asi que el Padre de la Patria, Carlos Manuel de Cespedes fue distituido por la asamblea de Guaymaro y abandonado sin escoltas, incluso no le permitieron un pasaporte para que se pudiera reunir con su familia en USA;
Maximo Gomez y Antonio Maceo,ambos participantes y grandes figuras de la primera guerra, querian evitar a toda costa que los herrores que se habian cometido anteriormente, ellos aprendieron la leccion, una leccion que quizas el apostol no conocia, por no haber participado en la primera guerra, de cualquier modo unieron sus fuerzas por la libertad de Cuba!


un saludo


Juan


Fuentes, Radio progreso digital, investigaciones propias.

juan74
Miembro Activo

Cantidad de mensajes : 367
Edad : 42
Localización : USA
Hobbies : Cuba!!!, Numismatica, leer
Valoración de Comentarios : 40
Puntos : 37
Fecha de inscripción : 03/08/2007

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

El misterio

Mensaje por cubano de verdad el Miér Oct 10, 2007 12:21 pm

Creo que quien arrancó esa página del Diario del Apóstol cometió un crimen histórico. Es hipócrita ignorar que existen divergencias entre grandes hombres y a la historia no se le puede engañar aunque se trate de mil maneras. Siempre he estado en desacuerdo conque se tomen acciones unilaterales, y si es concerniente a nuestra Patria aumenta el desacuerdo.
Cada cual tiene su forma de lucha por la libertad. La Patria pertenece a todos, no a un grupito...Y mucho menos a un solo hombre.
Martí se inmoló en Dos Rios, y mucho tuvo que ver los ataques personales, las burlas y traiciones hasta de sus mismos compatriotas. No hablo de Maceo y Gómez, que son ejemplo maximo de hombres honrados. Me refiero a los que Martí llamaba "Hombres de siete meses." Que a propósito abundan hoy mas que en aquellos tiempos.
Un abrazo
Cubano de verdad

cubano de verdad
Miembro Activo

Cantidad de mensajes : 549
Edad : 62
Localización : New York City
Hobbies : Leer. Escribir. Cuba. Música
Valoración de Comentarios : 32
Puntos : 32
Fecha de inscripción : 02/09/2007

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Historias y Anécdotas de la Guerra de Idependencia Cubana

Mensaje por juan74 el Miér Oct 10, 2007 4:26 pm

Mayor General XXX, Vicente Garcia y González (1833-1886)

(el León de Santa Rita)







Vicente García fue un ilustre vecino de la oriental ciudad cubana de Las Tunas que no vaciló en incorporarse a la lucha armada para librar a su Patria del yugo colonial español en el siglo diecinueve. Miembro de una familia acaudalada, tenía grandes influencias en su zona de residencia y en las vecinas.

Al amanecer del 13 de octubre de 1868, Vicente García al frente de 300 hombres divididos en tres grupos ataca la ciudad de Las Tunas y, de esa manera comienza la lucha en la región por la independencia de Cuba, tres días después de haberlo hecho Carlos Manuel de Céspedes en la vecina zona de Bayamo con idénticos propósitos.

Pese a la poca pericia militar, el reducido número de atacantes, las pocas e ineficaces armas y la escasez de parque, los patriotas lograron tomar la ciudad, menos la plaza y la iglesia, donde los españoles pudieron resistir los esfuerzos de los cubanos de apoderarse también de ambas posiciones.

A los insurrectos se les agotaron las municiones y, entonces empuñaron los machetes y luego de varias horas de combate, al no poder romper el portón de la iglesia decidieron retirarse hacia la manigua.

Desde ese momento, y durante DIEZ años, los españoles no tuvieron un minuto de tregua y eran aniquilados en diversos puntos de la región tunera y en las vecinas por las fuerzas que comandaba Vicente García.

Vicente se desarrolló rápidamente como un jefe guerrillero muy capaz y supo mantener una guerra de posiciones y elaborar una táctica que le permitiera enfrentarse con éxito a grandes columnas enemigas.

En agosto de 1869, nuevamente los insurrectos atacan a Las Tunas; el fuego comenzó a las cuatro de la mañana y al cabo de algunas horas de combate, casi se apoderan de la ciudad, pero prefirieron retirarse, luego de haberle dado un fuerte golpe al enemigo.

Como medio para doblegar a Vicente García, el general a cargo de la columna española encerró a su familia en la casa, y colocó guardias en las puertas y ventanas y ordenó que no se le permitiera llegar ningún tipo de alimento. A los tres días murió de hambre la hija más pequeña del general, María de la Trinidad, de sólo 4 meses de nacida. En las mismas condiciones murió por la misma causa otro de los hijos de Vicente llamado Saúl. Sin embargo la esposa de Vicente García no le pidió en ningún momento su rendición. El reclamo del pueblo y la reacción nacional e internacional hizo que el coronel Loño las soltara, ya que sabía que el mambí no se doblegaría por aquellos métodos.

Ante estos ataques, el alto mando peninsular cada vez reforzaba más esta plaza, para evitar que cayera en manos de los patriotas.

Dentro de la larga lista de hechos heroicos en la lucha de los cubanos por conquistar la independencia de Cuba, figura la toma de Las Tunas el 23 de septiembre de 1876.

Desde el interior de la plaza amurallada, Vicente García recibía la información necesaria para organizar mejor la acción; los insurrectos en horas de la noche se introdujeron en la fortificación enemiga por un reducido hueco abierto en la pared de una casa, pero tenían el inconveniente de que si fallaba el plan, todos morirían, pues no tenían por donde escapar.

El ataque se haría al machete y como precaución se ordenó que los patriotas se despojaran de sus camisas, de manera que en la oscuridad de la noche si al tocar por el torso al hombre más cercano estaba vestido se descargaba él el machete porque se trataba de un español.

Poco más de las 12 de la noche comenzó el combate y al amanecer solo quedaba por rendir el hospital, en el cual se encontraba el comandante Toledo, máximo jefe en la zona del ejército colonialista, quien después de algunas negociaciones, se rindió y toda la ciudad cayó en manos de las fuerzas de Vicente García.

Los insurrectos permanecieron en la ciudad hasta el día 26, fecha en que decidieron incendiarla, ante la inminente llegada de una fuerte columna que los cubanos no podían enfrentar.

Vicente García al comunicar la orden del incendio al capitán Manuel Silva, le dijo:¡Empiece por ahí!. El capitán respondió: ¿Cómo, general? ¡Esa es la casa de su familia! Y garcía le respondió: ¡Esa es la razón por la que le digo que empiece por ahí!

Los mejores jefes militares de España fueron derrotados por las tropas de Vicente García. Buen ejemplo de ello fue la batalla de Diego Felipe, donde una columna de peninsulares, bajo el mando del comandante Trollano, tuvo que retirarse en forma desordenada, luego de haber perdido más de cien hombres, ante el empuje de los insurrectos.

Un convoy, que se dirigía de la zona de Puerto Padre hacia Las Tunas, al mando del general español Ferrer, y sus dos mil efectivos fueron diezmados y apresados por los patriotas tuneros. El jefe de la plaza de Las Tunas, comandante Boniche, al frente de 300 soldados, salió en defensa de las fuerzas que venían en el convoy, pero al pasar el río La Cana, los insurrectos cayeron sobre él y le destruyeron la cuarta parte de los efectivos y lo obligaron a retroceder.

Vicente García fe no de los pocos jefes insurrectos que no aceptó la llamada Paz del Zanjón, la cual fue firmada por las partes contendientes para poner término a la Guerra de los 10 Años, pero sin concederle a Cuba su independencia.

Por eso el jefe tunero participó con el Mayor General Antonio Maceo en la Protesta de Baraguá, para hacerle saber al alto mando español que ellos no se rendían.

Luego de la entrevista que sostuvieron con Arsenio Martínez Campos, máximo representante de España en la Isla, reanudaron las hostilidades, hasta que poco tiempo después fue necesario hacer un alto en la lucha para coger un respiro, luego de 10 años de guerra, y organizar de nuevo la lucha.

Vicente García marchó con su familia hacia Venezuela, donde Los españoles lo asesinaron, con vidrio molido que le dieron en un plato de quimbombó (comida típica cubana) y que le ofreció el espía español Ramón Dávila.

El 4 de marzo de 1886 falleció el glorioso general cubano. José Martí escribió refiriéndose a su muerte: "Allá, en un asilo infeliz, moría tiempos hace, en la rústica cama, un General de Cuba, rodeado de sus hijos de armas, y se alzó sobre el codo moribundo, no para hablarles de los intereses de la tierra, sino para legarles, con el último rayo de sus ojos, la obligación de pelear por su pueblo hasta verlo libre del extranjero que le odia y extermina".

juan74
Miembro Activo

Cantidad de mensajes : 367
Edad : 42
Localización : USA
Hobbies : Cuba!!!, Numismatica, leer
Valoración de Comentarios : 40
Puntos : 37
Fecha de inscripción : 03/08/2007

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Historias y Anécdotas de la Guerra de Idependencia Cubana

Mensaje por Opossum el Miér Mayo 28, 2014 9:04 pm

up

Opossum
Miembro Especial

Cantidad de mensajes : 1087
Valoración de Comentarios : 1310
Puntos : 2489
Fecha de inscripción : 15/05/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Historias y Anécdotas de la Guerra de Idependencia Cubana

Mensaje por Contenido patrocinado Hoy a las 3:49 pm


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.