Secretos de Cuba
Bienvenido[a] visitante al foro Secretos de Cuba. Para escribir un mensaje hay que registrarse, asi evitamos que se nos llene el foro de spam. Pero si no quieres registrarte puedes continuar y leer toda la informacion contenida en el foro.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Facebook
Anuncios
¿Quién está en línea?
En total hay 45 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 45 Invitados :: 2 Motores de búsqueda

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 1247 el Jue Sep 13, 2007 8:43 pm.
Buscar
 
 

Resultados por:
 

 


Rechercher Búsqueda avanzada

Sondeo

Respecto a la normalización de relaciones o el intercambio de presos realizado el miércoles como parte del acuerdo entre Cuba y EEUU

54% 54% [ 42 ]
42% 42% [ 33 ]
4% 4% [ 3 ]

Votos Totales : 78

Secretos de Cuba en Twitter

Avanzando hacia la destrucción

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Avanzando hacia la destrucción

Mensaje por cuba4free el Mar Oct 02, 2007 5:51 pm

Avanzando hacia la destrucción
Laritza Diversent

LA HABANA, Cuba - octubre (www.cubanet.org) - Es frecuente que la población
cubana se conduzca apartada de los patrones impuestos por la minoría que detenta
el poder.
Esto no es otra cosa que un fenómeno de desorganización social. El
mismo tiene su génesis en la precariedad del ideal comunista que difunde la
burocracia castrista.

La clase dirigente prometió al pueblo una sociedad nueva donde no existirían
las desigualdades sociales ni la explotación del hombre por el hombre. Así lo
hizo saber en el preámbulo de la Carta Magna de la República.

El pueblo cubano cumplió su parte. Renunció a sus derechos económicos. Aceptó la
limitación máxima de sus derechos fundamentales. Todo por el logro de los
intereses generales de la colectividad.

Hoy, después de 48 años de socialismo, lo prometido sigue siendo un sueño
irrealizable.
El aumento de las diferencias sociales, la insatisfacción
económica, la miseria y las muchas necesidades demuestran la falacia contenida
en el preámbulo constitucional y en el resto del texto.

Esto ha determinado que la sociedad cubana haya perdido sus ligámenes
consensuales que la unían a las expectativas socialistas de la clase dirigente.

El ciudadano considera que está sujeto a un orden jurídico injusto y amoral,
aunque se exprese y legitime en leyes y reglamentos.

Las conductas que pugnan contra las normas jurídicas y los patrones de
comportamiento impuestos por el orden institucional comunista no son más que un
conflicto político que se desarrolla en Cuba, fundamentalmente, desde inicios de
la década de los 90. Se manifiesta, de diferentes formas:

1- La realización de actividades económicas relacionadas con la producción,
transformación, venta y reventa de mercancías.

2- La prestación de servicios sin autorización administrativa (negocios
ilegales).

3- Hurtos, apropiaciones indebidas, malversaciones, estafas, etc., que se
desarrollan dentro del marco de las relaciones laborales con el estado (único
empleador legal) y que afectan el patrimonio supuestamente común. Están
determinados por la inexistencia del sentimiento de pertenencia por los bienes
colectivos.

4- La prostitución femenina y masculina, la asociación para delinquir, el
aumento de los suicidios y del alcoholismo.

5- La corrupción administrativa que afecta todo el régimen de relaciones
sociales, principalmente las funciones públicas. Se manifiesta por medio de los
sobornos, el cohecho, la prevaricación, etc.

Estas conductas constituyen medios que permiten al ciudadano obtener ingresos
económicos con los cuales satisfacer a medias sus necesidades personales y
familiares.

Son una forma de expresar el individualismo contra el colectivismo que profesa
el socialismo.
El individuo actúa según su propio albedrío y no de concierto con
la colectividad, imponiéndose la anarquía en el régimen de las relaciones
sociales.

Estas acciones son además, formas de disentimiento, contradicción, rebelión.
Respuestas incipientes contra el orden impuesto por la clase política. Sin
embargo, no podemos dejar de reconocer que estas reacciones sociales son
sumamente negativas. No dejan de constituir males amenazantes y socialmente
reprensibles.

Debe ser una preocupación constante para nosotros el hecho de que hoy, el pueblo
cubano avale, acoja, admire y respalde estas conductas.

Tampoco podemos olvidar que esta desorganización social provoca una crisis de
hegemonía que anuncia y conlleva inevitablemente a la descomposición y
destrucción de la dictadura.

Los conflictos entre el orden institucional y las conductas sociales que lo
violentan, ocurren cuando las normas conformistas no pueden ser aceptadas por el
consenso de la sociedad.

Esto, entre otras cosas, es un indicador de la crisis de legitimidad provocada
por la insatisfacción de las necesidades sociales y el fracaso de la dirección
de los castristas.

cuba4free
VIP

Cantidad de mensajes : 1291
Valoración de Comentarios : 94
Puntos : 234
Fecha de inscripción : 21/06/2007

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.