Secretos de Cuba
Bienvenido[a] visitante al foro Secretos de Cuba. Para escribir un mensaje hay que registrarse, asi evitamos que se nos llene el foro de spam. Pero si no quieres registrarte puedes continuar y leer toda la informacion contenida en el foro.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Facebook
Anuncios
¿Quién está en línea?
En total hay 39 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 39 Invitados :: 2 Motores de búsqueda

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 1247 el Jue Sep 13, 2007 8:43 pm.
Buscar
 
 

Resultados por:
 

 


Rechercher Búsqueda avanzada

Sondeo

Respecto a la normalización de relaciones o el intercambio de presos realizado el miércoles como parte del acuerdo entre Cuba y EEUU

54% 54% [ 42 ]
42% 42% [ 33 ]
4% 4% [ 3 ]

Votos Totales : 78

Secretos de Cuba en Twitter

Madrugada con ella.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Madrugada con ella.

Mensaje por porfin libre gonzalez el Sáb Sep 15, 2007 6:30 am

A medianoche, a la hora de los fantasmas y de anudar los besos a los cuellos, conversé con Cuba. Se me apareció de improviso, mientras degustaba un Arehucas a la roca. Justo es aclarar que don Arehucas es suplente ocasional del Bacardí añejo, pues cuando las papilas gustativas se declaran en huelga por el uso continuado del originario de Santiago de Cuba, las seduzco con una noche con el suave y dulzón ron canario. Es muy bueno, pero cuando lo nombro titular de ocasión me gustaría que pudieran verle, la botella sale del banco (nombre íntimo del minibar) como si pisara el césped del estadio Latinoamericano, ustedes no me creerán pero yo juraría que hasta me sonríe.
Llegó así, de improviso. Cuando me di cuenta ya estaba sentada en mi terraza, nada menos que en Ofelia (sobrenombre que doy a mi poltrona en homenaje a un amor inacabado). La observé detenidamente antes de hablar, recreándome en su visión y no para reconocerla, pues aunque dos forzudos lustros se han dedicado a ejercitar sus bípces intentando borrar su imagen de mis retinas, no han logrado su propósito en lo más mínimo, no es tarea ni siquiera apta para Heracles borrar la imagen de la patria de un hombre, menos aun a un oriundo del archipiélago cubano.Era ella, la misma, el sueño de tantas y tantas madrugadas, el destino de mi espera, sentado durante años en el minutero de un reloj de estación de autobuses que son los más lentos y pérfidos, siempre parece que se desplazan en sentido contrario.
Es mulata, de buen porte y desde que se sentó no deja de balancear el pie derecho. Su cabellera de pencas de palmas difícil de domesticar le cae sobre los hombros en imagen sensual y evocadora de trópico. La escotada blusa hecha de ladrillos de la Habana Vieja deja entrever una piel tersa y sin arrugas, sin duda alguna a prueba de huracanes e inciertas revoluciones. De forma asimétrica, sobre ella pueden leerse nombres de calles, Obispo, Reina, Prado, Neptuno, Enramada, etc, en fin, calles de la capital y de todas las cabeceras de provincias. No quise por respeto dirigir mis inquisidoras pupilas hacia la falda, pero sabéis del carácter disidente de los ojos y sólo puedo deciros que está unos decímetros por encima de la rodilla, justo a unos traveses de dedo del paraíso. Se dió cuenta y sin mirarme sentenció: - "Pequeñas secuelas del contubierno con el socialismo o tal vez expresión textil en evocación de moda maleconiana con toques carpenterianos de un servicio desmedido a turistas extranjeros"-. Me llegó al cerebro como una mezcla de disculpa mimetizada en provocación y no quise entrar en debates ni en análisis irracionales con mis neuronas, me conformé con descender del paraíso a unas piernas torneadas rematadas por zapatos de hebillas con unas inscripciones dispares y sugerentes: Ruta 4. Habana Mantilla y Ruta 2. Párraga Vedado. Me volvió a responder mirando con delicadeza hacia mi perra, híbrida de pastor alemán y sata de solar. -"Si no te gustan mis camellos (refiriéndose a los extravagantes zapatos), puedes llamarlos nostalgias, necesidad o dinosaurios "llevapersonas""-. Acto seguido se pasó con extrema delicadeza una sábana recién recogida de un balcón por el rostro. Era lo que esperaba, un gesto propio de esa mujer de cada madrugada, de cada hora de mi cansado corazón de exiliado, mi sueño palpable, moldeado en bronce como un león de Prado pero con un toque lascivo de cadera a las órdenes de las tumbadoras de Chano Pozo.
Mi Cuba, caramba, aquí, a unos escasos centímetros de mi anatomía y con deseos de sostener una conversación donde las palabras no son el instrumento para dejar caer los sentimientos, es un intercambio de gestos como las de adolescentes enamorados, las palmas de las manos se vuelven lenguas y se dicen te amo, te deseo, hasta son capaces de revelar sus deseos más ocultos a través de las yemas de los dedos. El amor poesía de los seres que tras recorrer la infancia se descubren a sí mismos y no titubean en entregar su alma, su pasado y su futuro a lo que aman, con la osadía de los héroes, con la entrega más allá de las meditaciones, con la única razón de darse, tal vez con la pureza de mis labios, cuando digo hijo, cuando digo madre, cuando digo patria.
Realmente la sorpresa me mantiene unos minutos absorto en la contemplación. Pienso en Rubens pero me inclino por Rembrandt, intentando convercerme para que esta mujer le sirva de modelo para una nueva Dánae. No puedo contener la sonrisa al dibujarme la escena del holandés insistiendo y mi negativa continua, explicándole que no es la hija de Acrisio, rey de Argos. Le insisto en que se llama Cuba, que es hija de una guerra de treinta años en la manigua y que la única semejanza con su Dánae es quizás el físico de esta mujer aparición, nada más. Además le señalo que por desgracia geográfica, nosotros carecemos de la Fócida y del Monte Parnaso, porque de tener un oráculo como el de Delfos alguna pitonisa nos habría anunciado que esta dama que quiere como modelo, no sufriría esta esclavitud que ya alcanza los cinco decenios a manos de los Castro. Ni siquiera tenemos náyades, nuestros ríos contaminados no pueden albergar ninfas a las que podamos rogar por nosotros.
- ¿Te vas a quedar ahí toda la noche o me sirves una copa?
- Perdona, es que pensaba - respondo mientras le sirvo-. Es que no te imaginaba así.
- Puedo aparecerme de varias formas y de hecho lo hago. Cada noche me multiplico en los sueños de todos mis hijos lejanos y me dibujan a su antojo. He sido palma, guardarraya, bohío, sol, playa, arena, ola, morro, abrazo, novia, hijo, madre, abuela, hermana, libertad, bandera, en fin no podría enumerarte todas.
- ¿Por qué has venido hoy?
- Es sencillo, me amas como si fuera una mujer, cada noche me buscas en tu mujer, en cada abrazo, cada beso, en la explosión de tus más recónditos efluvios, en los sudores de los cuerpos que amas, estoy en tí y ¿acaso eso no es amor?
- ¿Me estás insinuando que soy un Edipo caribeño?
- No, ni yo soy Yocasta, soy Cuba y vengo a tí esta noche porque en ocasiones necesito evadirme, escapar de tanta violación y sentarme por un rato frente a un hombre que me ama, que no me haga víctima constante de su lascivia, como esos regordetes hispanos que llegan a diario a nuestros aeropuertos, nietos de aquellos que huían de las cargas al machete de mis padres y que hoy el tirano les sirve como moneda de cambio, los pubis adolescentes de mis hijas. Me violan a diario, cada acción contra cada uno de mis hijos es un escupitajo sobre mi rostro, cada barrote que retiene a mis retoños rebeldes es un falo incrustado en mis entrañas, cada vez que me nombran aquellos que me esclavizan siento naúseas al saber que mi nombre ha salido de tan abyectos labios. Por eso estoy aquí, porque me amas y te necesito, esta noche quiero que me conviertas en poesía, en amor.
No contaré el resto, me llamarán orate, beodo cargado de alucinaciones, los más puritanos me pedirán a gritos que me ciegue como Edipo. Sólo les diré que nos amamos, sentí montes llenos de verdor recorriendo mis hombros, rumor de olas en mis oídos, palmas acariciando mi rostro, uñas de aguaceros aferradas a mi espalda y gemidos de amanecer como algunos que llevo en el arcón de mi memoria. Esta mañana, Candela me recriminó por las ojeras, que la terraza se está convirtiendo en el bastión de mi locura, que por qué estoy tan risueño. No le respondí, pero ustedes mis hermanos, sí lo saben.

Porfin Libre González

porfin libre gonzalez
VIP

Cantidad de mensajes : 1827
Localización : Canarias
Valoración de Comentarios : 158
Puntos : 155
Fecha de inscripción : 11/02/2007

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Madrugada con ella.

Mensaje por El tuerto el Sáb Sep 15, 2007 11:13 am

Hermoso,simplemente Hermoso,Gracias Amigo,por deleitarnos con estos apuntes que salen desde muy dentro del alma de un Cubano,mis saludos y respetos,al Don de la Exprecion,a Porfin Libre Gonzalez,saludos el tuerto.

El tuerto
MIEMBRO DE HONOR SC
MIEMBRO DE HONOR SC

Cantidad de mensajes : 7114
Edad : 57
Localización : Miami
Hobbies : Cumplir la norma de aplaudir a los farsantes,..dizque anticastristas,..
Valoración de Comentarios : 2154
Puntos : 6967
Fecha de inscripción : 05/02/2007

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Madrugada con ella.

Mensaje por francisco germes cuesta el Sáb Sep 15, 2007 11:38 am

Gracias Porfin.
Que decirte, nos maravillamos con cada uno de tus escritos.
Cuanta alegria me dará conocerte y abrazarte.
Espero que pueda ser y pronto.
El Tuerto te ha hecho Don de la Expresion.


Saludos

Paco

francisco germes cuesta
VIP

Cantidad de mensajes : 3472
Edad : 55
Localización : EN EE UU
Hobbies : Combatir al Enemigo
Valoración de Comentarios : 1008
Puntos : 2091
Fecha de inscripción : 14/01/2007

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Madrugada con ella.

Mensaje por porfin libre gonzalez el Sáb Sep 15, 2007 9:27 pm

Soy un esclavo de la pluma, intentando llevar un pedazo de lo perdido a vuestros corazones.
los quiero
Porfin

porfin libre gonzalez
VIP

Cantidad de mensajes : 1827
Localización : Canarias
Valoración de Comentarios : 158
Puntos : 155
Fecha de inscripción : 11/02/2007

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Madrugada con ella.

Mensaje por Anonymou el Sáb Sep 15, 2007 10:11 pm

Gracias por compartir amigo Porfin.....saludos a Candela y la niña....Sandra y familia

Anonymou
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Madrugada con ella.

Mensaje por armando aguilar el Dom Sep 16, 2007 1:27 pm

Un abrazo, hermano. Nada más puedo decir.

armando aguilar
VIP

Cantidad de mensajes : 4062
Edad : 60
Valoración de Comentarios : 1726
Puntos : 4151
Fecha de inscripción : 18/01/2007

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Madrugada con ella.

Mensaje por porfin libre gonzalez el Dom Sep 16, 2007 4:37 pm

En respuesta anterior ya les respondí a mi hermano El Tuerto y a Paco. Hermana Sandra y Armando Aguilar. Os quiero y estimo, escribo con un único sentido, por y para vosotros, me alimento con vuestros mensajes.
Porfin

porfin libre gonzalez
VIP

Cantidad de mensajes : 1827
Localización : Canarias
Valoración de Comentarios : 158
Puntos : 155
Fecha de inscripción : 11/02/2007

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Madrugada con ella.

Mensaje por juan74 el Lun Sep 17, 2007 10:50 am

guao... esta hermoso,, muchas gracias hermano porfin por compartir con nosotros!

juan74
Miembro Activo

Cantidad de mensajes : 367
Edad : 42
Localización : USA
Hobbies : Cuba!!!, Numismatica, leer
Valoración de Comentarios : 40
Puntos : 37
Fecha de inscripción : 03/08/2007

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Madrugada con ella.

Mensaje por Opossum el Vie Mayo 30, 2014 9:36 am

.

Opossum
Miembro Especial

Cantidad de mensajes : 1087
Valoración de Comentarios : 1310
Puntos : 2489
Fecha de inscripción : 15/05/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Madrugada con ella.

Mensaje por Contenido patrocinado Hoy a las 8:16 am


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.