Secretos de Cuba
Bienvenido[a] visitante al foro Secretos de Cuba. Para escribir un mensaje hay que registrarse, asi evitamos que se nos llene el foro de spam. Pero si no quieres registrarte puedes continuar y leer toda la informacion contenida en el foro.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Facebook
Anuncios
¿Quién está en línea?
En total hay 66 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 66 Invitados :: 2 Motores de búsqueda

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 1247 el Jue Sep 13, 2007 8:43 pm.
Buscar
 
 

Resultados por:
 

 


Rechercher Búsqueda avanzada

Sondeo

Respecto a la normalización de relaciones o el intercambio de presos realizado el miércoles como parte del acuerdo entre Cuba y EEUU

54% 54% [ 42 ]
42% 42% [ 33 ]
4% 4% [ 3 ]

Votos Totales : 78

Secretos de Cuba en Twitter

La Habana, la maltratada perla del caribe...................

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

La Habana, la maltratada perla del caribe...................

Mensaje por soycubana el Sáb Sep 08, 2007 3:02 am

La Habana, la maltratada perla del Caribe mantiene su encanto decadente

Por Mar Marín. EFE-Reportajes.



  • Fotos de La Habana




Conocida antaño como la "Perla del Caribe", La Habana acusa el desgaste de sus casi cinco siglos de historia y de la desidia de la administración pero continúa figurando entre las ciudades más atractivas del mundo.

Pese al grave deterioro de la ciudad, con alrededor de la mitad de sus edificios en mal estado, mucho es lo que tiene que ofrecer todavía La Habana, desde la belleza de su zona colonial hasta la elegancia del Vedado pasando por el bullicio de Centro Habana.
Para descubrir su encanto decadente, lo mejor es olvidarse de prejuicios, perderse entre sus calles y dejarse llevar.

LA HABANA VIEJA.

Sin duda el barrio más turístico y visitado es La Habana Vieja, declarada en 1982 Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, que guarda uno de los más bellos conjuntos coloniales de América Latina.
Fundada en 1519 como la Villa de San Cristóbal de La Habana, su estratégica situación geográfica la convirtió en la "llave" del comercio español con el nuevo mundo y en el más importante puerto de América Latina.

La Habana ha sobrevivido al ataque de los piratas, la ocupación de Inglaterra -que dominó la ciudad durante once meses-, las luchas independentistas y hasta al olvido del régimen comunista cubano, que tardó décadas en destinar recursos para su rehabilitación.

Hoy, su centro rehabilitado alberga más de 3.000 edificios de interés histórico o arquitectónico en una extensión de 142 hectáreas y constituye una buena muestra de lo que fue la ciudad en su época de esplendor, aunque queda mucho por hacer y fuera del circuito turístico las ruinas van ganando terreno.

La rehabilitación se debe al esfuerzo del Historiador de la Ciudad, Eusebio Leal, que al frente del consorcio Habaguanex, uno de los más importantes del país, consiguió los recursos suficientes para salvar el corazón de La Habana Vieja.

De su mano llegaron los hoteles con encanto, -a precios no precisamente módicos-, los museos, las galerías de arte y las tiendas de lujo, más frecuentadas por extranjeros que por cubanos.

Un recorrido turístico puede empezar en Plaza de la Catedral, enmarcada por la fachada barroca de la catedral, una de las más bellas de la isla, y rodeada de imponentes palacios del siglo XVIII.

A un paso se encuentra la Bodeguita del Medio, probablemente el local más popular de Cuba junto con el Floridita gracias a la propaganda del escritor estadounidense Ernest Hemingway, que según la leyenda acostumbraba a tomar el mojito en la Bodeguita y el daiquiri en el Floridita.

Sin cuestionar los gustos de Hemingway, hoy es posible encontrar mojitos y daiquiris al menos tan buenos como los que él solía tomar entonces en locales menos turísticos y sensiblemente más baratos.

Otra de las paradas obligadas es la Plaza de Armas, la más antigua de la ciudad, donde cientos de habaneros se reúnen cada 15 de noviembre al filo de la medianoche para conmemorar la fundación de La Habana en torno a una ceiba, árbol sagrado para los cubanos.

De la plaza parte Obispo, probablemente la calle más bulliciosas del barrio, que conduce al hotel Ambos Mundos, donde vivió Hemingway durante una buena temporada.

Hacia el sur, la Lonja de Comercio, con unas impresionantes vistas sobre la bahía, es paso obligado para alcanzar la Plaza Vieja, utilizada en el siglo XVI como mercado al aire libre.

MALECON.

En una visita a La Habana no puede faltar una caminata por el Malecón, su paseo marítimo, de más de ocho kilómetros de longitud.

Parejas de enamorados, pescadores, paseantes, deportistas, músicos, poetas... nadie escapa al encanto del Malecón al atardecer y al espectáculo de las olas rompiendo contra las rocas.

Construido hace poco más de un siglo, lo que hoy constituye el Malecón fue durante el siglo XIX una zona de pequeñas calas frecuentada por la burguesía cubana para darse un baño fuera del recinto amurallado de la ciudad.

Con la construcción del muro, los habaneros ganaron una amplia zona al mar que las aguas se encargan de recuperar de tanto en tanto, cuando olas gigantescas brincan sobre la pared, levantan las tapaderas de los desagües e inundan la avenida y los edificios de la primera línea.

Además, un paseo por el Malecón constituye un descubrimiento de la historia de La Habana a través de su arquitectura.

Desde las construcciones coloniales próximas al Castillo de la Punta -incluidas en un Programa de Rehabilitación impulsado en 1994 por la Oficina del Historiador, que no termina de avanzar por falta de recursos-, hasta el moderno y frío edificio de la Sección de Intereses de Estados Unidos (SINA).

CENTRO HABANA.

Colindante con La Habana Vieja, Centro Habana es el barrio más populoso de la ciudad y uno de los más injustamente olvidados.

Perderse entre sus calles es un banquete para la vista más allá de sus impresionantes tesoros arquitectónicos, como el Capitolio Nacional, sede del Parlamento hasta 1959, levantado entre 1929 y 1932 a imagen del Congreso de Washington, muy cerca del Centro Gallego, hoy convertido en el majestuoso Gran Teatro de La Habana, donde la primera bailarina Alicia Alonso ha ofrecido algunas de las más brillantes actuaciones de su larga carrera.

Mención aparte merece el museo de la Revolución, antiguo Palacio Presidencial, donde los amantes de la iconografía revolucionaria pueden encontrar los más insólitos objetos, desde ropa y enseres de los rebeldes hasta una detallada exposición de los acontecimientos relacionados con la revolución.
Un recorrido revolucionario que se precie debe incluir el Memorial Granma, que alberga el yate que llevó a Fidel Castro desde las costas mexicanas a la playa de las Coloradas en 1956 para iniciar la lucha armada que terminó en el triunfo de la revolución en enero de 1959.

Pero, si el objetivo es apurar el sabor del barrio, nada mejor que un paseo por la colorida avenida Galiano y una incursión en sus tiendas en pesos cubanos, como "Fin de Siglo", en cuyos desvencijados estantes es posible encontrar desde una vieja máscara antigás, hasta discos de vinilo, enchufes, calculadoras de uso y balones pinchados junto a su sección estrella: la ropa usada.

VEDADO.

Esta antigua reserva de bosque tupido conservada durante siglos para frenar los ataques piratas se transformó a principios del siglo XX en una elegante zona residencial que, con el tiempo, atrajo la actividad nocturna de la ciudad.

En los casinos del hotel Nacional, un impresionante edificio neocolonial de 1930, y el Riviera, frente al Malecón, sólo por citar algunos, alternaban la mafia, la "jet" de la Cuba pre-revolucionaria y más de un personaje de la farándula de Hollywood.

En la avenida 23, todavía hoy considerada una de las más ambientadas en las noches habaneras, cientos de personas esperan durante horas cada día para degustar un helado en Coppelia, la más popular heladería cubana, inmortalizada en la película "Fresa y Chocolate", del desaparecido realizador Tomás Gutiérrez Alea.

Desde Coppelia se puede ver la fachada del hotel Habana Libre, antes Habana Hilton, cuartel general de Fidel Castro tras el triunfo de la revolución.

Pero el más emblemático monumento del Vedado es la Plaza de la Revolución, con el memorial José Martí, el comité central del Partido Comunista de Cuba, el Ministerio del Interior, identificado por la imagen del Che Guevara instalada en su fachada, el Teatro Nacional, y a un paso del Consejo de Estado, desde donde Castro ha gobernado la isla durante medio siglo.

Por Mar Marín.
EFE-Reportajes.


Saludos,soycubana.

soycubana
Miembro Activo

Cantidad de mensajes : 540
Localización : miami
Hobbies : internet, leer, mis perros,mis plantas,fotos,
Valoración de Comentarios : 71
Puntos : 138
Fecha de inscripción : 07/03/2007

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.