Secretos de Cuba
Bienvenido[a] visitante al foro Secretos de Cuba. Para escribir un mensaje hay que registrarse, asi evitamos que se nos llene el foro de spam. Pero si no quieres registrarte puedes continuar y leer toda la informacion contenida en el foro.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Facebook
Anuncios
¿Quién está en línea?
En total hay 23 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 23 Invitados :: 2 Motores de búsqueda

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 1247 el Jue Sep 13, 2007 8:43 pm.
Buscar
 
 

Resultados por:
 

 


Rechercher Búsqueda avanzada

Sondeo

Respecto a la normalización de relaciones o el intercambio de presos realizado el miércoles como parte del acuerdo entre Cuba y EEUU

54% 54% [ 42 ]
42% 42% [ 33 ]
4% 4% [ 3 ]

Votos Totales : 78

Secretos de Cuba en Twitter

Rusas desamparadas en Cuba/a la caida del regimen Ruso

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Rusas desamparadas en Cuba/a la caida del regimen Ruso

Mensaje por Alcaldesa el Miér Sep 05, 2007 2:09 pm

Russian women stranded in Cuba since USSR fall
By Anthony Boadle Wed Sep 5, 8:50 AM ET



HAVANA (Reuters) - They came from Russia with love to a tropical socialist utopia when the going was good.

They were young women romantically drawn to Fidel Castro's revolution, a breath of fresh air on a distant Caribbean island for those who were disillusioned with Soviet communism.
But when the Soviet Union fell apart in 1991, hundreds of Russian women who married Cubans and moved to Cuba were cut off from home and stranded in poverty as the Cuban economy plunged into deep crisis.
For those who had lived through the hardships of World War II in Russia as children, the long blackouts and the lack of food, medicine and fuel for transport were a cruel flashback.
"We were young and Cuba was beautiful when we got here," said film historian Zoia Barash, who arrived in 1963. Cuban leaders were so young compared to the Soviet gerontocracy and abstract art was not seen as incompatible with communism.
Her hopes of finding "true socialism" were dashed, though, as Cuba copied the Soviet model, with sweltering heat added.
"Today our situation is difficult, as it is for the whole country," said Barash, 72, who cannot make ends meet on her 260 peso ($10) monthly pension after 30 years working for the Cuban film industry.
About 1,300 women from Russia and former Soviet republics Ukraine, Belarus and Kazakhstan still live in Cuba, scraping a living as best they can.
In an old mansion belonging to the Russian Embassy, two women run a store selling anything from vodka and pickled gherkins to imported toothpaste, Pringles and Viagra pills.
The harshest aspect is not being able to travel home. Cuba used to grant them subsidized tickets every five years, paid for in pesos. But Cuba's airline stopped flying to Moscow and tickets must now be paid for in hard cash few can afford.
"My father died in 1994 and I could not go to his funeral," said Zita Kelderari, a Ukrainian gypsy, in tears.
The Flamenco singer fell for a Cuban helicopter pilot in Kiev in 1985 and sailed to Cuba on a Soviet freighter loaded with Yugoslavian butter. When he defected to the United States a few years ago, she was left penniless in Cuba.
Only the women lucky enough to receive money from their relatives get to travel these days. On a Cuban pension alone, it would take 10 years to gather the cost of a flight home.
For most it is too late to go back and start a new life. Many are grandmothers with families to look after.
The blackouts are gone and food supplies have improved since the dark days of Cuba's post-Soviet crisis. But housing remains dilapidated and overcrowded, few have cars and access to the Internet is expensive.
NO BOOKS, NO NEWS
Havana's Russian bookstore closed when "perestroika" reforms took hold in Moscow under Mikhail Gorbachev. Newspaper and magazine subscriptions were stopped, cutting off information from Russia.
Despite the problems, some women have pressed ahead.
"I don't know what nostalgia is. There is no point sitting around crying," said Natalia Balashova, who set about uniting the women in a cultural club for Russian speakers.
Balashova's father was a Bolshevik and she was drawn to Cuba in 1969 as much by love of the Cuban military officer she met in Moscow as by Castro's "bold" transformation of Cuba.
"I knew what to expect. Cuba was building socialism and had its difficulties. We came willingly, out of love," she said. Still, she felt "shipwrecked" when her country disappeared.
Balashova said she tapped her inner reserves and wartime improvisations she learned from her mother to cope with the crisis, such as using crushed egg-shells for cleaning powder.
After a 14-year hiatus, she returned to Moscow last year, invited to attend a world conference of Russians living abroad, and got to meet President Vladimir Putin at the Kremlin.
DEPORTED FROM CUBA
Elena Verselova, who was struggling to get ahead after two Cuban divorces, took her activism in a different direction. She became a dissident on Cuba's depressed Isle of Youth.
Verselova was deported by the Cuban government on July 26, according to her daughter Diana Aguilar, who arrived from Russia when she was a nine-month baby in her mother's arms.
Verselova was harassed and threatened by Cuban police, and eventually arrested, her daughter said. The family had to sell hard-won electrical appliances to pay for her ticket to Moscow, where she arrived with $170 in her pocket to start a new life.
"They didn't let us say good-bye to her," said Aguilar, 22, a University of Havana student. She said the Russian consulate in Cuba refused to help her mother even locate family members in Vladimir, 115 miles east of Moscow.
"I hope to leave Cuba to join my mother. I want to return to my roots in Europe," said the blond student.
A Cuban documentary "Todas iban a ser reinas" (They were all going to be queens) made last year captured the isolation of women from seven former Soviet republics living in Cuba.
"It was a migration of love, a part of our shattered utopia," said director Gustavo Cruz. "They worked in our country for many years. It would be ungrateful to forget them."
Women from other former Soviet bloc countries were also stranded in Cuba and forgotten by post-communist governments.
Stasia Strach, 65, is one of 49 native Poles living in Cuba -- only three of whom are men. The view from her small apartment overlooking Havana's Malecon, or sea-wall, is spectacular. But the elevator packed up years ago and the 130 steps are a daily effort. Going home is out of the question.
"What would I do in Poland, beg at the door of a church?" she said. "I have no pension and nowhere to go


Última edición por el Miér Sep 05, 2007 2:35 pm, editado 1 vez

Alcaldesa
Miembro Especial

Cantidad de mensajes : 1579
Edad : 105
Hobbies : cazar moscas y mentirosos. las moscas son mas dificiles.
Valoración de Comentarios : 626
Puntos : 1325
Fecha de inscripción : 29/10/2006

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Rusas desamparadas en Cuba/a la caida del regimen Ruso

Mensaje por Alana el Miér Sep 05, 2007 2:26 pm

En castellano

LA HABANA (Reuters) - Llegaron desde Rusia con amor por la utopía socialista tropical.
Eran jóvenes mujeres atraídas por la revolución de Fidel Castro, un soplo de aire fresco para las que se desilusionaron con el comunismo soviético.
Pero cuando la Unión Soviética se desintegró en 1991, cientos de mujeres rusas que se casaron con cubanos y se mudaron a Cuba quedaron aisladas de sus raíces y sumidas en la pobreza a medida que la economía cubana cayó en una crisis.
Para quienes habían sufrido de niñas las penurias de la II Guerra Mundial en Rusia, los largos apagones y falta de comida, medicinas y combustible para el transporte revivieron crueles recuerdos.
"Eramos jóvenes y Cuba era tan linda. Me hice miliciana en seguida," dijo Zoia Barash, una historiadora de cine soviético que llegó a La Habana en 1963. Comparado con Moscú, dijo, los dirigentes cubanos eran muy jóvenes y el arte abstracto no era visto como incompatible con el comunismo.
Sus esperanzas de participar en la construcción de un "verdadero socialismo" se evaporaron, sin embargo, cuando Cuba copió el modelo soviético, "pero con el calor" del trópico.
"Nuestra situación es difícil hoy, como es difícil la situación de todo el país," dijo Barash, de 72 años, que vive de su pensión de 260 pesos (10 dólares) tras 30 años de trabajo para la industria cinematográfica cubana.
Unas 1.300 mujeres de Rusia y ex repúblicas soviéticas como Ucrania, Bielorrusia y Kazajistán aún viven en Cuba, haciendo lo que pueden para sobrevivir económicamente.
En una vieja mansión propiedad de la embajada de Rusia, algunas de ellas administran una tienda que vende desde vodka y pepinos en escabeche hasta pasta de dientes importada, papitas Pringles y pastillas de Viagra.
Lo más duro de todo, dicen, es no poder viajar a casa.
Cuba les permitía comprar pasajes aéreos subsidiados cada cinco años, pagaderos en pesos cubanos. Pero la aerolínea cubana dejó de volar a Moscú y los boletos se pagan ahora en moneda dura que pocas de ellas pueden permitirse.
Sólo quienes tienen la suerte de recibir dinero de sus familiares logran volar de vez en cuando a casa. Con la jubilación cubana, necesitarían ahorrar durante 10 años para el pasaje.
Para la mayoría, es demasiado tarde para regresar a su país de origen y comenzar una nueva vida. Muchas son abuelas con familias a las que atender.
Los apagones en Cuba terminaron y el abastecimiento de comida mejoró desde aquellos oscuros días de la crisis post soviética. Aún así, sus casas se vienen abajo, pocas tienen automóviles y el acceso a Internet es caro.
SIN LIBROS NI NOTICIAS
La librería rusa de La Habana cerró cuando Mikhail Gorbachov emprendió las reformas de la perestroika. Se interrumpieron las subscripciones de diarios y revistas, dejándolas sin información sobre Rusia.
A pesar de los problemas, algunas de las mujeres han seguido adelante, como Natalia Balashova, que unió a las mujeres de Rusia, Ucrania, Bielorrusia y Kazakstan en un club cultural de personas que hablan ruso llamado "Manantiales."
"Yo no se que cosa es la nostalgia. No voy a sentarme a llorar por lo que perdí," dijo Balashova.
Su padre era un bolchevique y ella llegó a Cuba en 1969 tan enamorada del militar cubano que conoció en Moscú como de la "valiente" transformación social que Castro impulsaba en la isla caribeña pese a la hostilidad de Estados Unidos.
"Yo sabía que venía a un país que estaba construyendo el socialismo y tenía sus dificultades. Vine consciente de lo que iba a encontrar," dijo. Aún así, se sintió como una "náufraga" cuando la URSS se desmanteló.
Después de 14 años, sin embargo, Balashova pudo regresar a Rusia por primera vez el año pasado invitada a una conferencia de rusos que viven en el extranjero, y tuvo la oportunidad de conocer al presidente Vladimir Putin en el Kremlin.
DEPORTADA DE CUBA
Elena Verselova, que trataba de salir adelante con dos hijas luego de dos divorcios en Cuba, llevó su activismo en otra dirección: se convirtió en disidente en la Isla de la Juventud de la costa sur de Cuba, donde vivió durante 20 años.
El 26 de julio fue deportada por el Gobierno cubano, según su hija Diana Aguilar, que llegó de Rusia en los brazos de su madre cuando tenía apenas nueve meses de edad.
Había sido acosada y amenazada por la policía cubana y acabó siendo arrestada, dijo su hija. Su familia tuvo que vender preciados electrodomésticos para pagarle el pasaje a Moscú, a donde llegó para empezar una nueva vida con 170 dólares en el bolsillo.
"No nos dejaron despedirnos de ella," dijo Aguilar, una estudiante universitaria de 22 años. "Espero irme de Cuba para estar con mi madre. Quiero volver a mis raíces en Europa," dijo la estudiante de cabello rubio.
El documental cubano "Todas iban a ser reinas," rodado el año pasado, capturó el aislamiento en que viven en Cuba mujeres de siete ex repúblicas soviéticas.
"Fue una migración por amor. Fue una parte de nuestra utopía que se rompió, como se han roto otras," dijo el director Gustavo Cruz.
"Todavía están aquí, tienen sus vidas y sus familias aquí, han trabajado en este país durante muchos años, y no podemos olvidarnos de ellas. Sería muy ingrato," añadió.

Alana
Miembro Especial

Cantidad de mensajes : 1898
Edad : 54
Localización : Asturias, España
Hobbies : jorobar a la tirania castrista
Valoración de Comentarios : 172
Puntos : 1962
Fecha de inscripción : 19/02/2007

Ver perfil de usuario http://alanacubana1962.blogspot.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: Rusas desamparadas en Cuba/a la caida del regimen Ruso

Mensaje por Alcaldesa el Miér Sep 05, 2007 2:31 pm

Gracias Alana


Muy interesante articulo de ciudadanas Rusas Y Polacas que se quedaron baradas en Cuba despues de la caida del regimen Ruso.

Algunas fueron a Cuba atraidas por el "romance" de la revolucion Castrista y la atraccion de la isla caribena.

Algunas fueron llevadas por sus padres para Cuba en su infancia y otras porque se enamoraron de cubanos. Como el ironico caso de una que se enamora de un cubano y este luego pide asilo en USA y ella se queda en Cuba.

Muchas viven completamente desconectadas de su cultura y en malas condiciones economicas,(igualitas al resto del pueblo cubano) ya que se termino el subsidio monetario de Rusia y tambien del govierno Cubano para ellas, despues del cambio post-comunista en sus paises.

Un documental titulado "Todas iban a ser reinas" filmado en 2006 captura el abandono de 7 de estas mujeres, y las necesidades que pasan.

En su momento muchas fueron si no reinas, si privilegiadas en Cuba. Las cosas cambiaron?
Nada ironias del castrismo!!

A.

Alcaldesa
Miembro Especial

Cantidad de mensajes : 1579
Edad : 105
Hobbies : cazar moscas y mentirosos. las moscas son mas dificiles.
Valoración de Comentarios : 626
Puntos : 1325
Fecha de inscripción : 29/10/2006

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Rusas desamparadas en Cuba/a la caida del regimen Ruso

Mensaje por Contenido patrocinado Hoy a las 6:15 am


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.