Secretos de Cuba
Bienvenido[a] visitante al foro Secretos de Cuba. Para escribir un mensaje hay que registrarse, asi evitamos que se nos llene el foro de spam. Pero si no quieres registrarte puedes continuar y leer toda la informacion contenida en el foro.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Facebook
Anuncios
¿Quién está en línea?
En total hay 74 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 74 Invitados :: 2 Motores de búsqueda

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 1247 el Jue Sep 13, 2007 8:43 pm.
Buscar
 
 

Resultados por:
 

 


Rechercher Búsqueda avanzada

Sondeo

Respecto a la normalización de relaciones o el intercambio de presos realizado el miércoles como parte del acuerdo entre Cuba y EEUU

54% 54% [ 42 ]
42% 42% [ 33 ]
4% 4% [ 3 ]

Votos Totales : 78

Secretos de Cuba en Twitter

He aquí algo, para los "cubanólogos" de hoy y de a

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

He aquí algo, para los "cubanólogos" de hoy y de a

Mensaje por cubano de verdad el Lun Sep 03, 2007 12:40 am

He aquí algo, para los "cubanólogos" de hoy y de ayer. ¡Que lo disfruten!.
La Chambelona

La chambelonaes un caramelo de forma redonda, ensartado en un palito que le sirve se asidero, muy apreciado por los niños cubanos. ChupaChu en España.
Es, también, un canto popular en ritmo de conga, basado en una vieja canción española, a quien su autor, Rigoberto Leyva, le introdujo elementos rítmicos de origen congo.
Los liberales cubanos la usaron por primera vez en 1916 en sus campañas y fiestas políticas; pero al ritmo de "La chambelona" se cantaron no sólo las consignas políticas sino también otras inquietudes del pueblo.
Su estribillo, muy pegadizo, decía: ahé, ahé, ahé la chambelona.
Cuando las mujeres cubanas decidieron usar melena, se puso de moda una "chambelona" que decía:
-A Machado le da pena / ver las viejas con melena.
Ahé, ahé, ahé la chambelona.
Y cuando se construyó el Mercado Único de La Habana, se cantó esta chambelona:
-Si no tiene combustible / Lindbergh pa' su monoplano / que venga con
loscubanos / que tiene mercado libre. Ahé, ahé,ahé la chambelona

La danza de los millones:
Cuando terminó la primera guerra mundial la industria remolachera europea quedó casi destruida. Se produjo entonces una escasez de azúcar y el precio del mismo aumentó extraordinariamente, llegando a cotizarse a 22 ½ centavos la libra en mayo de 1920. En Cuba, como en muchos lugares del mundo se desató una gran especulación en la industria azucarera. Entre 1918 y 1920 se fundaron 24 bancos, que prestaron dinero a manos llenas a hacendados y colonos. Oportunidad en la que se onstruyeron 50 nuevos ingenios. Enormes extensiones de bosques se convirtieron en cañaverales.
El bienestar económico de los cubanos en todos los sectores era tanto, que llegó un momento en que escasearon los macheteros para el corte de caña.
Una popular tonadilla decía: "Yo no tumbo caña / que la tumbe el viento / que la tumbe Lola /con su
movimiento".
El gobierno del general Menocal, apeló a la fuerza para hacer trabajar a la gente y se popularizó otra copla que decía:
"Tumba la caña / anda ligero /que ahí viene el mayoral / sonando el cuero".
Al final tuvieron que importar braceros de Haití y de Jamaica. Cuba se llenó de nuevos ricos. Se construyeron entonces los palacetes del Vedado y de Miramar y muchas familias fueron de paseo a Europa y a los Estados Unidos.
La gente bautizó este período de bonanza económica como la "Danza de los millones" o de las "Vacas gordas", que terminaría unos años después durante el gobierno de Zayas.
El correo cubano

El servicio de correo se organizó en Cuba siendo Capitán General Francisco Cagigal de la Vega, en 1756. Hasta entonces el servicio era sólo por vía marítima con España.
El correo a caballo salía de La Habana el día primero de cada mes, con una parada en Guanabacoa y llegaba a Matanzas el día 2, a Santa Clara el 5, a Sancti Spíritus el 6, a Puerto Príncipe (Camagüey) el 9, a Bayamo el 12 y a Santiago de Cuba el 14. Partía en viaje de regreso el 16, llegando a Bayamo el 18, a Puerto Príncipe el 21, a Sancti Spíritus el 24, a Santa Clara el 25, a Matanzas el 28, a
Guanabacoa el 29 y ese mismo día a La Habana.
La correspondencia dirigida a otras poblaciones se dejaba en las mencionadas paradas de donde se enviaba a su destino. La correspondencia entre La Habana, Matanzas, Sancti Spíritus, Trinidad, Remedios y Santiago costaba medio real y en el resto de la ruta un real. Los certificados pagaban ocho reales.

El origen de la palabra mambí.

La palabra mambí es de origen africano, proviene del bantú y tiene numeros asacepciones despectivas. Los españoles la usaban despectivamente en La Española, en la época de la conquista, para calificar a los criollos levantiscos que se negaban a sometérseles. Mambí para los españoles era sinónimo de insurrecto, revoltoso, bandido, infame, malo.

Cuando España se vio forzada a evacuar a Quisquella, por la revolución de los haitianos, muchos militares españoles fueron enviados a Cuba, donde continuaron usando la palabra mambí en forma peyorativa, esta vez para calificar a los patriotas que lucharon en las guerras de independencia.
El heroísmo de los cubanos y la justicia de su causa hizo que el vocablo se ennobleciera y que, como ha pasado en otros países, un nombre peyorativo pasara a ser un apelativo honroso.

Maracas cubanas:
Maraca es una voz indígena precolombina y aunque los españoles cuando llegaron a Cuba encontraron que los indios usaban las maracas en sus areítos, no puede decirse que sea un instrumento de origen cubano. Digamos que pertenece a la familia maraquera universal.
Fernando Ortiz, ese gran investigador del folklore cubano describe la maraca de la forma siguiente: "Consiste en un receptáculo cerrado hecho del pericarpio de un fruto que sea resistente o de madera, conteniendo semillas, bolitas o corpúsculos de cualquier sustancia recia, y provisto generalmente de un asidero manual, de manera que al ser sacudido con la mano los pequeños objetos duros entrechocan y percuten el involucro sonoro".
Miguel Matamoros nos enseñó en uno de sus sabrosos sones cómo se hacen las maracas. Se coge una güira/ se le abre un huequito/ la tripa se saca / y se pone a secar / con buenas razones / se le echan municiones / se le pone un palito / se mueve un poquito / y ya está. / Míralas como resuenan ya!.

Y Miguel sabía lo que era hacer maracas, porque entre sus muchos oficios, tenía el de ser fabricante de maracas, las cuales vendía a las tiendas Woolworth (Ten Cents) de La Habana.

cubano de verdad
Miembro Activo

Cantidad de mensajes : 549
Edad : 62
Localización : New York City
Hobbies : Leer. Escribir. Cuba. Música
Valoración de Comentarios : 32
Puntos : 32
Fecha de inscripción : 02/09/2007

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.