Secretos de Cuba
Bienvenido[a] visitante al foro Secretos de Cuba. Para escribir un mensaje hay que registrarse, asi evitamos que se nos llene el foro de spam. Pero si no quieres registrarte puedes continuar y leer toda la informacion contenida en el foro.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Facebook
Anuncios
¿Quién está en línea?
En total hay 27 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 27 Invitados :: 2 Motores de búsqueda

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 1247 el Jue Sep 13, 2007 8:43 pm.
Buscar
 
 

Resultados por:
 

 


Rechercher Búsqueda avanzada

Sondeo

Respecto a la normalización de relaciones o el intercambio de presos realizado el miércoles como parte del acuerdo entre Cuba y EEUU

54% 54% [ 42 ]
42% 42% [ 33 ]
4% 4% [ 3 ]

Votos Totales : 78

Secretos de Cuba en Twitter

Perfeccionar el socialismo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Perfeccionar el socialismo

Mensaje por cuba4free el Mar Ago 21, 2007 2:24 pm

Tania Díaz Castro

LA HABANA, agosto (www.cubanet.org) – Pienso, después de 48 años de errores y
fracasos, cómo se podría perfeccionar el modelo socialista cubano, y me siento
como aquel individuo que quiso saber por dónde le entra el agua al coco.

De todas formas, algo se puede hacer. Con las cárceles atiborradas a lo largo de
cuatro décadas, a consecuencia de un código penal donde sobran tantas figuras
delictivas, la Comisión de Asuntos Jurídicos del Parlamento presentó un informe
con el fin de implementar un sistema jurídico penal con menos sanciones. O sea,
más coherente. Al parecer, han aceptado al fin la máxima del sabio chino Lao
Tsé: “Cuantas más leyes y prohibiciones hay, más pobre y mísero será el pueblo”.

La población carcelaria de Cuba sobrepasa las cien mil personas, en su mayoría
gente humilde, víctima de excesivas sanciones que no están en correspondencia
con la magnitud del delito.

En la verborrea empleada por dicha Comisión se dice que el dictamen debe ir
acorde a las tendencias que reclama el desarrollo político-social del país, y
luego añade: “sin que ello signifique impunidad o tolerancia, ni dejar de
condenar con severidad conductas criminales que por su peligrosidad y daño
social así lo requieran”.

No dudo que ahí estén incluidos no sólo los jubilados que venden en la vía
pública cigarros, dulces y cualquier otra cosa, sino también los activistas
pacíficos que luchan por los derechos humanos y los periodistas independientes,
condenados injustamente a largos años de cárcel.

El dictamen de la Comisión de Asuntos Jurídicos fue aprobado antes de que
finalizara la reunión parlamentaria, y aunque no tuvieron acceso la prensa
nacional y extranjera, pudo saberse que se plantearon problemas de organización
y calidad en los juicios y que, al parecer, según quiso decirse, la culpa recae
en el personal del Ministerio de Justicia, compuesto por más de un 60 por ciento
de mujeres, que adolecen de inexperiencia e inestabilidad laboral.

¿Acaso se tratan de rectificar el Código Penal, el mismo que fue rectificado en
1987 por el propio doctor Juan Escalona Reguera, actualmente Fiscal General de
la República?

No comprendo en qué sentido tendrá más coherencia nuestro sistema jurídico
penal. El propio Escalona Reguera confesó en 1996, cuando fue entrevistado por
el periodista Luis Báez para el libro Secretos de Generales, que nunca imaginó
que al cabo de la vejez la Revolución le iba a ofrecer una responsabilidad tan
delicada, en circunstancias tan complicadas para el país.

Hoy las circunstancias se han agravado. De nada ha valido que el pueblo cubano
esté educado bajo una justicia de mano dura. La corrupción se manifiesta hasta
en los sectores más importantes de nuestra economía, algo que el señor fiscal
denomina como “fenómeno” y que nos obliga a pensar que perfeccionar el
socialismo es como resucitar a un cadáver ya corrompido, y hasta convertido en
fenómeno después de casi medio siglo de existencia.

_______________________________________________________________

Dándole la voz, a los que en Cuba, no la tienen.

cuba4free
VIP

Cantidad de mensajes : 1291
Valoración de Comentarios : 94
Puntos : 234
Fecha de inscripción : 21/06/2007

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Perfeccionar el socialismo

Mensaje por Invitado el Mar Ago 21, 2007 9:33 pm

Dentro de las aberraciones del régimen, la aplicación de la privación de libertad ha sido una de las medidas coercitivas más utilizadas. Cuba es uno de los países donde más contravenciones se definen como delito, y cuanto pudiera ser penalizado con multas define meses o años de prisión. Encima de esto, debe comprenderse que existen más causales de delito en la isla, que en cualquier otro país "normal":. Salida ilegal del país, tenencia de divisas, peligrosidad, son términos desconocidos en cualquier código penal del planeta, pero en Cuba esas figuras de delito han llevado a presidio a centenares de miles de ciudadanos.

Que la dictadura esté analizando el asunto y esté estudiando una nueva modificación al código penal, no significa que rectifique absolutamente nada, ni que exista una "reflexión" en cuanto a comprender que ha sido injusto condenar a la cárcel por una simple contravención, que no es propiamente un delito.
Se analiza qué permanecerá como delito punible con penas de cárcel y qué seguirá siendo delito punible, pero castigable por métodos diferentes.

No hay bondad, no hay sensibilidad, no hay conmiseración alguna para ese pueblo sometido, sino necesidad de reducir cárceles y presos, porque públicamente ya suena demasiado, es costoso su mantenimiento y tener reunidos a tantos individuos desafectos constituye un serio peligro en caso de una situación especial.
Por lo tanto, no es un intento ni ocho cuartos de arreglar su socialismo, porque para los jerarcas el socialismo marcha bien; el objetivo es reducir la población penal y por supuesto la pésima imagen que dan tantas cárceles, en un país que se erige como paladín de libertad.

Reitero mis criterios acerca de quien firma ese artículo, la señora Tania Díaz Castro: Personalidad ambigua, ex opositora de primera línea, amaestrada en Villa Marista, de donde salió libre con una pensión de 250 pesos mensuales otorgada por el Minint. Huelgan mis demás posibles comentarios y eso no me lo contó nadie ni lo dijo Radio Reloj.

Saludos
Rolando
...

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Perfeccionar el socialismo

Mensaje por porfin libre gonzalez el Mar Ago 21, 2007 9:48 pm

Perfeccionar el socialismo:
Tarea de alquimistas que recuerda la para mí siempre indescifrable consigna castrista, "Hacer más con menos" o la que siempre me sugirió una brillante maniobra de magia, "Convertir el revés en victoria". Según la primera puedes con empeño transformar en un petrolero la lanchita de Regla y la segunda modifica la historia, Napoleón no perdió en Waterloo. Quizás algún acólito del castrismo intente resucitar el cadáver del sistema cubano, pupilo de Frankenstein debe recordar que el engendro estrangula al creador.
Porfin

porfin libre gonzalez
VIP

Cantidad de mensajes : 1827
Localización : Canarias
Valoración de Comentarios : 158
Puntos : 155
Fecha de inscripción : 11/02/2007

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Perfeccionar el socialismo

Mensaje por cuba4free el Miér Ago 22, 2007 11:04 am

Retrato íntimo de Oscar Elías Biscet


Tania Díaz Castro, Grupo de Trabajo Decoro

LA HABANA, marzo - El opositor pacífico y médico cubano Oscar Elías Biscet, presidente de la Fundación Lawton por los Derechos Humanos, acaba de ser condenado a tres años de prisión por los supuestos delitos de ultraje a los símbolos patrios, desorden público e instigación a delinquir. Se trata del más destacado opositor del año 1999 según una encuesta realizada en el exilio y en Cuba.
Conocí al Dr. Biscet el 10 de junio del pasado año en Tamarindo 34, en la barriada de Santos Suárez, donde se efectuaba un ayuno de cuarenta días en reclamo de la libertad de los presos políticos y el respeto a los derechos humanos. Hasta en Japón se solidarizaron con Biscet y sus hermanos de lucha, siendo así el hecho más trascendental de la actividad civilista de Cuba en ese año.
Fui expresamente allí impulsada por el interés de conocer a este seguidor de Mahadma Ghandi y de Luther King, segura de hallar en él todo lo que me demostraban sus protestas contra el aborto, el fusilamiento y su empeño en desarrollar la desobediencia civil: arrojo y honradez.
Desde el primer momento que lo tuve ante mí pude percibir su fortaleza de carácter, sus ademanes suaves y caballerosos, su mirada limpia, su honestidad y comprensión. El Dr. Biscet es la estabilidad espiritual personificada, uno de esos seres que inspiran confianza al escucharlo por primera vez. Pocas personas he conocido con tanto carisma, ese don especial que, según los buenos creyentes, concede Dios a ciertas criaturas que pasan por la tierra.
Muchas veces conversamos y siempre pude comprobar que la primera y buena impresión que me causó iba en aumento. Hablaba poco y eso me agradaba. Cuando lo hacía, con firmeza, pausadamente, era para decir algo que nos hacía pensar.
Analizó el Dr. Biscet la lucha que se libra en Cuba desde hace décadas por una verdadera democracia. Conoce el valor y las ventajas de la libertad social y la economía de mercado y luchó, tomando decisiones bien meditadas. Aunque impaciente, como ocurre a muchos, no deja de tener razón. Le señalé su premura, mas no a modo de crítica.
La última vez lo vi días después que agentes de la policía política lo detuvieran cuando caminábamos por una calle del reparto habanero de la Víbora, pude percibir su poder de ecuanimidad, el amor de buen cubano que demostraba en todo cuanto hacía.
Hoy el Dr. Biscet está entre rejas. Como luchó contra la injusticia, ha resultado arbitrariamente sancionado. No era posible que continuara dueño de sus movimientos -con tanta luz propia, su tenacidad- en las calles de un país totalitario.
La cárcel, el silencio, un ambiente hostil para una personalidad tan sensible como la suya, no podrá amedrentarlo jamás. Asimilará los peores momentos de su prisión porque posee la cualidad de saber defenderse y saber defender a los demás de no caer en debilidades o flaquezas.
Estamos ante un verdadero líder y de eso se dieron cuenta quienes lo persiguieron por las calles, quienes lo observaron constantemente, quienes le interceptaban su teléfono o lo detenían decenas de veces sólo porque trabajaba, de forma pacífica, por la libertad de su país.
Me honra escribir estas líneas sobre mi amigo y hermano, el Dr. Biscet. Para él, mi solidaridad y mi mayor reconocimiento.


CubaNet no reclama exclusividad de sus colaboradores y autoriza la reproducción de este material informativo, siempre que se le reconozca como fuente.





Última edición por el Miér Ago 22, 2007 11:37 am, editado 2 veces

cuba4free
VIP

Cantidad de mensajes : 1291
Valoración de Comentarios : 94
Puntos : 234
Fecha de inscripción : 21/06/2007

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Perfeccionar el socialismo

Mensaje por cuba4free el Miér Ago 22, 2007 11:14 am

LiberPress/Cubanet - LA HABANA, Cuba - Octubre

Tania Díaz Castro

www.cubanet.org/) - Gandhi no acudió a la tradicional forma de lucha armada para guiar a su pueblo indio hacia la independencia. Lo liberó de la dominación británica sin disparar un tiro. Fue el creador de la guerra pacífica. Se le llama Mahatma, alma grande en sánscrito, por haber dedicado su vida a la libertad de su país.
En días pasados, al cumplirse el 137 aniversario de su nacimiento, ante su imagen en bronce, recibió un homenaje en 5ta Avenida y 24, en el residencial Miramar de La Habana, por iniciativa del gobierno socialista y la Embajada de la India.
En dicho acto, sin previo anuncio en los medios de prensa y mucho menos masivo, no estuvieron presentes los que representan las organizaciones de derechos humanos que luchan pacíficamente en Cuba por la libertad y la democracia y cuyo punto de partida es el pensamiento de Gandhi. Si hubieran acudido al acto, sus miembros hoy estarían en prisión, acusados de escándalo público.
A pesar de celebrarse en la calle, puede decirse que fue un acto a puerta cerrada. Solamente asistieron algunos diplomáticos indios y funcionarios políticos del Instituto Cubano de Amistad con los Pueblos, organismo que dirige y controla el régimen socialista.
Cabría preguntarse si en vida, Mahatma Gandhi no hubiera preferido el humilde parque Buttari, situado en las calles Porvenir y Milagro del reparto Lawton en La Habana, donde en 1999 el médico Oscar Elías Biscet, fiel seguidor y admirador suyo, le rindió homenaje junto a numerosos activistas de la Fundación Lawton de Derechos Humanos.
Aquel sencillo pero valiente acto, fue interrumpido por policías políticos vestidos de civil, quienes repartieron golpes a todos los participantes, tal y como ocurrió en la India con las tropas inglesas. El doctor Biscet fue agredido, reaccionando de forma pacífica igual que el resto de sus compañeros.
A partir de esa fecha el doctor Biscet permanece en prisión, condenado a veinte años de encierro y torturas sicológicas. Su fiel esposa, Elsa Morejón Hernández, no ha cesado de luchar por su libertad ni un solo día.
Como ocurrió al líder indio, el doctor Biscet está preso por practicar el estilo de lucha de Gandhi en Cuba. Sin embargo, por ironías del régimen cubano, en el reparto Miramar, y rodeados de palacetes ocupados por la nomenclatura política -la nueva clase del país-, un grupúsculo de políticos se sumaron para homenajear a un hombre que nada tiene que ver con la esencia belicista del socialismo.Fue precisamente en esta pequeña isla donde a pesar de las bayonetas y el paredón de fusilamiento, ese humilde cubano hoy en el destierro, llamado Ricardo Bofill Pagés, fue capaz de fundar un movimiento pacífico en 1976 inspirado en la filosofía del Apóstol de la India. Hoy, ese movimiento ha crecido lo suficiente como para convertirse en el mejor homenaje que se le puede rendir al creador de una guerra cuyas armas sólo son las ideas libertarias.
A manos de un extremista hindú fue muerto Gandhi, el padre de la nación india, el 30 de enero de 1948. Hoy en Cuba su espíritu y pensamiento están más vivos que nunca, y hacen compañía en la celda del doctor Oscar Elías Biscet.

cuba4free
VIP

Cantidad de mensajes : 1291
Valoración de Comentarios : 94
Puntos : 234
Fecha de inscripción : 21/06/2007

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Perfeccionar el socialismo

Mensaje por cuba4free el Miér Ago 22, 2007 11:51 am

http://secretoscuba.cultureforum.net/Informacion-General-c3/Carceles-de-Cuba-f2/Cuba-llego-a-tener-20-000-presos-politicos-p46894.htm

Pasteles contra el rey

Tania Díaz Castro

La Habana, Cuba - Julio

En Suecia fue condenado un joven a cinco años de cárcel en 2001 por lanzar un pastel contra el rey Carlos Gustavo XVI. El atacante logró burlar la seguridad del monarca y cometer la agresión delante de 500 personas, cuando la pareja real se retiraba del parque natural Getterona, al este del país.
En Cuba, en 1965, transcurridos seis años del triunfo de la revolución, Fidel
Castro admitió la existencia de 20 mil prisioneros políticos que, sin haberle lanzado un pastel a la cara, cumplían condenas de veinte, treinta y cuarenta años de prisión. Recordemos a Hubert Matos, y a Mario Chanes de Armas, quienes cumplieron 20 y 30 años de cárcel respectivamente sólo por manifestar su desacuerdo con el comunismo. Son los casos de Jorge Valls, poeta y maestro condenado a veinte años de prisión por pertenecer a organizaciones antigubernamentales; Ernesto Díaz, condenado a cuarenta y dos años por combatir contra el ejército cubano. También el poeta Ángel Cuadra, condenado a 20 años por oponerse al régimen, así como a Eloy Gutiérrez Menoyo, Rivas Porta, Pujal Mederos, Rodríguez Pitaluga, Zúñiga Rey, Peñalver Mazorra, Ángel de Fana y muchos otros.
Ellos, junto a miles, más Pedro Luis Boitel, muerto en una huelga de hambre en 1972, integraron la famosa Prisión de los Plantados, los que durante décadas no pudieron ser doblegados y a la que se sumaron mujeres como Polita Grau, Ana Lázara, Cary Roque, Berta Cantón, Cristina Cabezas, Isabel Rodríguez, María Márquez, Carmina Trueba, Gloria Álvarez y otras.
Actualmente no hay en Cuba miles de presos políticos. Sólo 300. Setenta y cinco pertenecen al Movimiento de Derechos Humanos. Se trata de hombres pacíficos que, sin haber actuado agresivamente, ni portado un arma, fueron sacados de sus casas justamente cuando caían las primeras bombas en Irak y Saddan Huseín escapaba de su palacio para esconderse en su pueblo natal.
Las cárceles cubanas, sin embargo, aunque no de presos políticos, están más llenas que nunca. Son más de cien mil los cubanos que guardan prisión por una infinidad de delitos, algunos nacidos a partir de 1959.
La página principal del periódico Granma informa al pueblo con frecuencia sobre la población penal de Estados Unidos, pero jamás ofrece cifras sobre los encarcelados en nuestro país. Ni siquiera ha vuelto a permitir la entrada de la Cruz Roja Internacional, que ha solicitado visitar las cárceles en reiteradas ocasiones, como lo hizo en 1989.
Los actuales presos políticos cubanos hacen honor a nuestra tradición de lucha por la libertad: los médicos Oscar Elías Biscet y Marcelo Cano; el abogado Jiménez Posada; el ingeniero Miguel Galbán, del Partido Pro Derechos Humanos de Cuba; los periodistas independientes Adolfo Fernández Saínz, Ricardo González y Francisco Chaviano…
De los 75 presos políticos de la conocida Primavera Negra de 2003, ha muerto Miguel Valdés Tamayo. También se ha suicidado, según parece, el disidente Manuel Acosta Larena. Aunque han sido excarcelados algunos de los 75 por enfermedad, muchos otros se encuentran en delicado estado de salud, sufren malos tratos, se les niega la asistencia médica y sobreviven a pesar de mantenerse en las peores condiciones.
Una foto fue divulgada recientemente en la prensa de Estados Unidos: los hijos de los presos políticos reunidos para celebrar el Día de los Padres. Las Damas de Blanco, organización compuesta por las valerosas madres, esposas e hijas de los 75, confeccionaron una postal con dicha foto y fue enviada a cada padre encarcelado.
Alguien me dijo que la foto fue enviada también a Fidel Castro.

Tomado de (www.cubanet.org)

cuba4free
VIP

Cantidad de mensajes : 1291
Valoración de Comentarios : 94
Puntos : 234
Fecha de inscripción : 21/06/2007

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Perfeccionar el socialismo

Mensaje por cuba4free el Miér Ago 22, 2007 12:25 pm

Mi inolvidable condena

Tania Díaz Castro

LA HABANA, febrero cubanet org - En días pasados, el fiscal general de
la República de Cuba Juan Escalona Reguera calificó de "proceso incalificable
desde el punto de vista legal y jurídico" al juicio que se le celebró en
Estados Unidos a cinco cubanos que realizaron actos de espionaje en ese país.

No es necesario darle un calificativo a ese criterio del fiscal general,
precisamente de un país donde tantos juicios inescrupulosos se han llevado a
cabo durante décadas, sobre todo contra miembros de la oposición pacífica,
activistas de derechos humanos y periodistas independientes. Por eso hoy
quiero hablarles brevemente sobre el primer juicio del que fui víctima, allá
por 1988, que fue ordenado por el propio Fidel Castro.

Los primeros días de noviembre de ese año, mi familia y yo habíamos recibido
un telegrama para visitar a los presos políticos plantados de la prisión
Combinado del Este, quienes llevaban veinte y treinta años de encierro.

A las nueve de la mañana de un día soleado ya estabamos en la entrada de la
cárcel. Confieso que no me percaté que el ambiente no era el mismo de
siempre. Los familiares de los prisioneros, muchos de ellos conocidos y
amigos nuestros, ya habían entrado y sólo quedaban en el lugar algunas
personas que no pude identificar.

Entregué el telegrama. Un mayor del Ministerio del Interior me dijo en mala
forma que por órdenes superiores yo no podía entrar al recinto. Terminamos
dicutiendo acaloradamente. Cuando el corpulento mayor y dos tenientes más me
tomaron por los brazos para sacarme de allí a la fuerza, mi hijo, con unos
veinte años de edad, le lanzó una trompada en la mejilla que le hizo perder
el equilibrio.

A partir de esos instantes, una brigada de respuesta rápida (algo similar a
los progrom organizados contra los judios) la emprendió a golpes con mi hijo,
mi nuera de 19 años y contra mí. Eran treinta o cuarenta personas que habían
salido no se sabe de donde. Todo había sido preparado de antemano.

Los tres fuimos conducidos al local de la policía del municipio Guanabacoa,
muy cerca de la capital habanera. Mi padre, con más de 70 años de edad, fue
el único que pudo regresar a casa ese día. Nosotros permanecimos en las
celdas sin almorzar ni comer hasta las seis de la tarde. A las siete de la
noche fuimos llevados a un juicio en el mismo municipio, sin abogado
defensor, amigos o familiares presentes, y nos acusaron del presunto delito
de escándalo público. En mucho menos de una hora se dictó sentencia. Ni
siquiera se tomaron el trabajo de preparar pruebas y testigos para demostrar
lo indemostrable. Todo fue producto de un mecanismo diabólico e inhumano,
propio de los regímenes totalitarios, para condenar a tres inocentes. No hubo
ningún momento ni un pequeño hilo de racionalidad.

Mi hijo fue condenado a tres meses de prisión. Mi nuera a treinta días. Yo a
un año. Durante aquel brevísimo juicio, con un tribunal compuesto por tres o
cuatro hombres que se veían nerviosos y pálidos, sólo dije que esa condena no
era por ningún escándalo público, sino porque días antes en mi casa de
Lealtad #365, en Centro Habana (sede del Partido Pro Derechos Humanos de
Cuba, primera organización opositora fundada en la isla), habíamos hecho
público en los medios de prensa extranjeros acreditados en La Habana nuestra
solicitud de un plebiscito, como única alternativa de democratización en
aquellos momentos.

A las diez de la noche ya estábamos en prisión. Mi nuera y yo en Manto Negro.
Vestidas con el uniforme azul de presa, fuimos conducidas a celdas
diferentes. Yo fui encerrada con una mujer que había asesinado a su propia
hija de seis años de edad. En esta cárcel permanecí un año rodeada de
delincuentes comunes. A los pocos meses me ofrecieron la posibilidad del
recurso de apelación que, por supuesto, rechacé. Ese año fue muy amargo para
mi, sobre todo porque quedaron completamente solas y desamparadas mis dos
hijas menores. Sin embargo, fue mucho más amargo para Fidel Castro porque fue
en 1989 que sufrió por primera vez en su vida una isquemia cerebral. Se
desplomó además el campo socialista, desapareció el Muró de Berlín, se envió
al pelotón de fusilamiento al Héroe de la República Arnaldo Ochoa, cayó en
prisión el propio jefe del Ministerio del Interior, José Abrahantes, donde
murió de forma repentina, y en los países socialistas -convertidos ya en
naciones independientes- fueron asaltados los edificios de la policía secreta
y se hicieron manifestaciones en contra del comunismo.

Sí, 1989 fue un año muy amargo para mi, pero lo fue muchos más para el hombre
que me llevó a la cárcel por la misma arrogante prepotencia que sufren
aquellos que históricamente se han aferrado al poder como el macao a su
caparazón.



Esta información ha sido transmitida por teléfono, ya que el gobierno de Cuba
no permite al ciudadano cubano acceso privado a Internet.
CubaNet no reclama exclusividad de sus colaboradores, y autoriza la
reproducción de este material, siempre que se le reconozca como fuente.

cuba4free
VIP

Cantidad de mensajes : 1291
Valoración de Comentarios : 94
Puntos : 234
Fecha de inscripción : 21/06/2007

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Perfeccionar el socialismo

Mensaje por Opossum el Vie Mayo 30, 2014 1:27 pm

.

Opossum
Miembro Especial

Cantidad de mensajes : 1087
Valoración de Comentarios : 1310
Puntos : 2489
Fecha de inscripción : 15/05/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Perfeccionar el socialismo

Mensaje por Contenido patrocinado Hoy a las 6:35 am


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.