Secretos de Cuba
Bienvenido[a] visitante al foro Secretos de Cuba. Para escribir un mensaje hay que registrarse, asi evitamos que se nos llene el foro de spam. Pero si no quieres registrarte puedes continuar y leer toda la informacion contenida en el foro.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Facebook
Anuncios
¿Quién está en línea?
En total hay 32 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 32 Invitados :: 2 Motores de búsqueda

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 1247 el Jue Sep 13, 2007 8:43 pm.
Buscar
 
 

Resultados por:
 

 


Rechercher Búsqueda avanzada

Sondeo

Respecto a la normalización de relaciones o el intercambio de presos realizado el miércoles como parte del acuerdo entre Cuba y EEUU

54% 54% [ 42 ]
42% 42% [ 33 ]
4% 4% [ 3 ]

Votos Totales : 78

Secretos de Cuba en Twitter

“”” CON ESTOS CURAS, ¿QUIÉN PUDIERA CREER EN DIOS? “””

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

“”” CON ESTOS CURAS, ¿QUIÉN PUDIERA CREER EN DIOS? “””

Mensaje por EstebanCL el Mar Jul 10, 2007 3:39 pm



“”” CON ESTOS CURAS, ¿QUIÉN PUDIERA CREER EN DIOS? “””







Ya lo escribí una vez y espero que el santísimo me perdone, mientras sus embajadores en esta tierra no lleguen con aureola adornando sus santas cabezas y alitas de plumas en sus espaldas (como los pajaritos, no como los gavilanes), me resultará extremadamente difícil confiar y creer en sus palabras.

La experiencia cubana de su iglesia ha sido muy difícil de definir, luego de su divorcio o alejamiento del pueblo, y que toma como punto de partida el enfrentamiento por la protección ofrecida al secuestrador de una nave de Cubana en 1966 llamado Ángel María Betancourt Cueto, deja mucho que desear. El miedo invadió los templos de Jesús y aquella inmensa manada de ovejas quedó descarriada y abandonada a su suerte. Tuvo que pasar muchos años de angustias y calamidades para que esa iglesia, sumida en un casi infinito letargo regresara a la realidad. Lo hizo en un momento histórico apropiado, digamos que de una manera oportunista. El momento ideal para aprovechar, si así se desea interpretar, todas las calamidades que vivía ese pueblo torturado por casi medio siglo. Lo hizo, cuando consideró que existía ese vacío producido por el desconsuelo, la desesperanza, falta de Fe, desorientación, y por encima de todas esas angustias, la necesidad que tiene el hombre en creer o confiar sus penas en alguien o algo, poco interesa la duda de si existe o no. Hasta esos instantes, me refiero al preciso momento en que aparece nuevamente la iglesia cubana, y oportunistamente penetra en la vida de los habitantes de esa isla, habían pasado tres décadas de abandono. Resulta muy sencillo expresarlo con poquísimas palabras, pero imaginemos a una madre o padre que abandone a sus vástagos en ese mismo período de tiempo. La criatura obtuvo su adultez en medio de las influencias de la sociedad que lo rodea, lo mismo pasó con ese pueblo, creció y se desarrolló con una educación netamente materialista, atea por excelencia, y peor aún, enemiga de esa iglesia y de quienes se arriesgaban a tocar su puerta.

Cae el muro de Berlín y la isla se queda prácticamente abandonada, sin amigos, porque hasta los que vivieron a extramuros se apuraron en cambiar el nombre que los identificaba, dejaron de ser “comunistas” por un tiempo. Serlo, era sinónimo de fracaso y nadie deseaba arrastrar los errores de quienes inventaron aquella magnífica utopía. Muy pronto, amigos fueron convertidos por voluntad propia en enemigos, desgraciadamente los pueblos tienen muy mala memoria y lo que ayer ocurrió, hoy no existe. Fuimos la pantalla, el hijo bobo, la punta de lanza de una ideología destructiva, porque hasta donde no se demuestre lo contrario, su paso por esta tierra solo ha producido miseria y muertes en abundancia. Pero al caer ese muro, dejamos de ser amigos y nos convertimos en una especie de “peste” para aquellos pueblos que, fueron sometidos a innumerables sacrificios en aras de mantener esa pantalla que solo reflejaba imágenes falsas. En esas circunstancias, desapareció de la canasta familiar aquellos productos que siempre fueron normados por una longeva libreta de abastecimiento, de poca calidad su gran mayoría, pero que ayudaban a paliar el hambre impuesto por la incapacidad de un sistema en satisfacer las necesidades mínimas del hombre. Nuestros enfermos comenzaron a sufrir la ausencia de medicamentos, ropa hospitalaria y hasta los alimentos apropiados para su recuperación. El grado de desesperación llegó a límites nunca conocidos, y con aquella caída tan profunda, se hundieron para siempre valores morales de nuestra gente que nunca hubo necesidad de importar. Para sobrevivir, nuestro pueblo tuvo que acudir a un sacrificio mucho mayor, vendió a sus hijas, pero no solo eso, el daño moral producido no tuvo límites y deberán pasar varias generaciones de cubanos para poder regresar al punto de partida. Una simple **** era una mujer de éxito y la venta de sus infantiles cuerpos era aceptado no solamente por los padres, maridos se sumaron a esa nueva onda como vía existente para sobrevivir. ¡Qué levanten la mano aquellos que hoy se encuentran fuera de sus fronteras y no practicaron esa profesión tan vieja!

La historia deberá escribirse de nuevo, pero eso no es lo preocupante, alguien lo hará. ¿Dónde se encontraba la iglesia mientras esto ocurría? Hoy, pretenden elevarse a un trono redentor que no les corresponde. La visita del “Santo Padre” sirvió de mucho y poco, se oyeron gritos de “Libertad” en la plaza, pero aquel clamor popular no se extendió más allá de esos predios. Cuba ha tenido que abrirse al mundo, ¡pero de qué manera!, tuvo que abrir un poco más sus piernas, y lo peor, aquella visita sirvió para legitimizar al régimen de un hombre que había sido excomulgado. Pero qué puede importar ahora, no tenían una embajada en el reino de Saddam.

Aparece en medio de ese campo minado de hambre, desesperación, impotencia, sentimientos de frustración y derrota, no solo la iglesia católica. Lo hacen a su vez innumerables pastores que pretenden dormirnos con sus canciones, hoy no hay espacio para el “diezmo”, pero mañana lo habrá y debe comenzar a sembrarse para recoger la cosecha en un futuro cercano. Se suman cientos o miles de Babalawos y la industria de la santería genera empleos, criadores de chivos y palomas hacen su zafra, no quedan fuera los que se especializan en yerbas que lo curan todo y abren caminos, otorgan visas y aseguran una buena navegación en balsa. Todos, absolutamente todos, desean y logran vivir del dolor de nuestro pueblo y lo logran con bastante éxito, las ovejas andan descarriadas y la marea es buena para pescar. ¿Por qué creer en ellos?

El Cardenal Ortega conoce bien el terreno donde se mueve, es astuto e inteligente, juega magistralmente el partido de ajedrez político que se propuso. Mueve fichas y sacrifica a sus peones, lo importante es mantener al Rey con vida. Pacta con sus enemigos, quién sabe, pudiera interpretarse al revés, parecen amigos, amiguísimos. Ora con fervor por la recuperación del hijoputa más grande que haya parido nuestra tierra. ¡Ohhh, la iglesia de Cristo! Caballeros, hay que aprender a perdonar y poner la otra mejilla. ¡Pero, coño! Ya he puesto las dos y hasta las nalgas. ¡No importa, pon la de tus hijas! Que todo sea por el bien y reconciliación de la Patria. ¿Quién se reconcilia con quién, tú con los asesinos de nuestros hijos, y la justicia? Estamos condenados al odio, al eterno, al que nunca lograrán lavar las oraciones, porque ellas tampoco sirven para lavar las vaginas sucias de nuestras hijas. ¿Por qué no le dedicas oraciones a nuestros presos? ¡Ahhh!, Silvio se te adelantó y le dedicará sus canciones para aliviar sus sufrimientos. “El breve espacio en que no estás”, si la cantara junto a Pablito, esa canción es la más apropiada para cualquier reo, así mismo, hay que preferirlas compartidas.

Gran jugador de ajedrez tiene que ser el señor Ortega, un Caparroja cualquiera. Apresura jubilaciones de alfiles y torres que molestan, elimina a grupos de peones con vitrales que se pueden romper fácilmente, sin lanzar una sola piedra, pero resultan demasiado transparentes y la luz puede molestar el sueño de mucha gente en el poder, pesadilla de muchos cubanos. Todos los curas no son iguales y no se debe ser injusto a la hora de exponer criterios, valga un eterno agradecimiento a la labor realizada por Monseñor José Siro González Bacallao, Pedro Maurice y todos aquellos clérigos que siempre han estado al lado de su pueblo. Gracias infinitas a todos aquellos sacerdotes que una vez, mostrando excesivas muestras de valentía, abrió las puertas de sus templos a aquellos seres que disienten del sistema y régimen oprobioso que supo arruinar con maestría nuestra nación. Caiga sobre esos falsos cristianos que hoy se acomodan cómplicemente bajo las sotanas de nuestros asesinos, todo el peso de la cruz de un Cristo crucificado nuevamente en nuestra tierra. De poco servirá la existencia de prelados al servicio del régimen como el recién impuesto en la Diócesis de Pinar del Río y de nombre Jorge Enrique Serpa Pérez. Ocurrirá lo mismo que a todos aquellos inescrupulosos comerciantes que han lucrado con el dolor de nuestro pueblo, llegará el día, temprano o tarde, donde tendrán que fabricar sus balsas y exponer sus vidas, porque esa gente que sirve a los intereses de la tiranía, en Cuba no cabe. Poco importa si visten jeans o sotanas, sobran en nuestra tierra, y ahora, pueden hablar de odio. Esteban Casañas Lostal. Montreal..Canadá. 2007-07-10

Y si tenéis por rey a un déspota, deberéis destronarlo, pero comprobad que el trono que erigiera en vuestro interior ha sido antes destruido.
Jalil Gibrán.

Otros trabajos pueden encontrarse en las sig. direcciones:


http://www.conexioncubana.net/index.php?st=content&sk=blogcategory&id=176&sitd=416&showcatname=ok
http://www.amigospais-guaracabuya.org/#casanas
http://www.conexioncubana.net/blogs/esteban/




EstebanCL
VIP

Cantidad de mensajes : 575
Valoración de Comentarios : 212
Puntos : 705
Fecha de inscripción : 12/12/2006

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: “”” CON ESTOS CURAS, ¿QUIÉN PUDIERA CREER EN DIOS? “””

Mensaje por Anonymou el Mar Jul 10, 2007 4:24 pm

Gracias querido amigo por compartir..........

Sandra

Anonymou
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: “”” CON ESTOS CURAS, ¿QUIÉN PUDIERA CREER EN DIOS? “””

Mensaje por armando aguilar el Mar Jul 10, 2007 6:29 pm

Excelente trabajo, hermano Esteban. Completamente de acuerdo con su planteamiento. Las instituciones religiosas que se suponían debían al menos mantenerse dentro de un decoroso margen de DIGNIDAD han traicionado sus propios principios. El caso de Cardenal Ortega es bochornoso, como lo fue en su tiempo el Nuncio Apostólico Zacchi y como lo ha sido siempre Monseñor Carlos Manuel de Cespedes. Yo como católico me he sentido traicionado por una Iglesia entreguista y manipuladora; así ha pasado con el Consejo Ecumenico y con las religiones afrocubanas. En fin, un total contubernio con el sistema para mantener un espacio apropiado y "conveniente".
De todas formas yo tengo mi Dios y mi Cristo que al decir de Antonio Machado "no es el que subió al madero sino el que anduvo en la mar".
Saludos.

armando aguilar
VIP

Cantidad de mensajes : 4062
Edad : 60
Valoración de Comentarios : 1726
Puntos : 4151
Fecha de inscripción : 18/01/2007

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: “”” CON ESTOS CURAS, ¿QUIÉN PUDIERA CREER EN DIOS? “””

Mensaje por Contenido patrocinado Hoy a las 2:51 am


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.