Secretos de Cuba
Bienvenido[a] visitante al foro Secretos de Cuba. Para escribir un mensaje hay que registrarse, asi evitamos que se nos llene el foro de spam. Pero si no quieres registrarte puedes continuar y leer toda la informacion contenida en el foro.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Facebook
Anuncios
¿Quién está en línea?
En total hay 12 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 12 Invitados :: 2 Motores de búsqueda

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 1247 el Jue Sep 13, 2007 8:43 pm.
Buscar
 
 

Resultados por:
 

 


Rechercher Búsqueda avanzada

Sondeo

Respecto a la normalización de relaciones o el intercambio de presos realizado el miércoles como parte del acuerdo entre Cuba y EEUU

54% 54% [ 42 ]
42% 42% [ 33 ]
4% 4% [ 3 ]

Votos Totales : 78

Secretos de Cuba en Twitter

Zapatero o el lobby de La Habana

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Zapatero o el lobby de La Habana

Mensaje por Anonymou el Miér Jun 20, 2007 5:34 pm

Por Miguel Gil
Diario de América


El Gobierno español de José Luis Rodríguez Zapatero se ha convertido en el mejor y más eficaz lobby internacional de la dictadura del tiranosaurio de La Habana. Lo quieran o no, y más allá de sus posibles buenas intenciones, su posición de apaciguamiento y diálogo con el régimen se ha revelado estéril para acelerar un proceso democrático en la isla caribeña.

Al contrario, ha proporcionado a la dictadura un balón de oxígeno bloqueando iniciativas hacia el cambio necesario que desde Europa o España podrían haberse alentado. La mejor prueba del fiasco de la política del gobierno socialista no es otra que la propia voz de los disidentes cubanos, quienes alertan del peligro de aceptar las condiciones diplomáticas de la dictadura y evidencian la falta de apoyo que se les ha proporcionado.

La tenacidad del bloque de países del Este, capitaneados por la República Checa, han evitado males mayores en la revisión de la posición común de la Unión Europea hacia Cuba. Ellos han sufrido en carne propia el delirio comunista, y no están dispuestos a probar suerte mediante el apaciguamiento que propone Zapatero. En cambio, si de éste dependiera, hoy mismo se hubieran eliminado las sanciones diplomáticas previstas tras el junio negro de 2003 en el que 75 disidentes cubanos fueron encarcelados. Gracias al Gobierno español, desde hace dos años estas sanciones se encuentran suspendidas.

Anualmente, los ministros de exteriores de la Unión Europea revisan la posición común que desde 1996 establece que “el objetivo de la Unión Europea en sus relaciones con Cuba es favorecer un proceso de transición hacia una democracia pluralista y el respeto de los derechos humanos y libertades fundamentales, así como una recuperación y mejora sostenibles del nivel de vida del pueblo cubano”.

España no ha logrado, como pretendía, dinamitar la posición común. Por primera vez no ha sido la principal referencia de la Unión Europea sobre la materia, pero sí que la ha escorado hacia una apertura diplomática al régimen. Los ministros europeos de Exteriores han constatado hoy que se ha creado una “novedad” en la isla tras la enfermedad de Castro, pese a que reconocen que “el régimen político, económico y social de Cuba sigue siendo básicamente el mismo”. Se continúa abogando –retóricamente-, por un diálogo intenso con la disidencia, pero también se introduce la novedad de ofrecer un diálogo comprensivo y abierto a la dictadura castrista. Un diálogo que, en teoría, deberá abarcar desde la situación económica hasta los derechos humanos… Se presenta imposible: Cuba niega la existencia de prisioneros políticos.

La revisión de la postura de los veintisiete países incluye una invitación oficial a una delegación cubana a visitar Bruselas. No así a otra equivalente de la disidencia. Desgraciadamente, con este gesto resulta inevitable recordar los efectos del diálogo del Gobierno español con el régimen, que básicamente consisten en la eliminación de ese otro necesario diálogo con la disidencia (ahí tenemos el ejemplo de la última visita a Cuba del ministro español de Exteriores, Miguel Ángel Moratinos. Los disidentes no entraron en su agenda).

En definitiva, lo mismo que el Gobierno de España celebra durante estos días -las primeras elecciones democráticas tras la dictadura de Franco-, no parece que aún valga para los cubanos. En el esquema del socialismo español aún hay dictaduras y dictaduras. No es una exageración. La pasada semana los votos socialistas, unidos a los de comunistas y nacionalistas radicales, tumbaron una Proposición No de Ley en el Congreso de los Diputados (defendida por varios partidos, incluido el Partido Popular) en la que se suscribían las líneas maestras del documento “Unidos por la Libertad” que habían elaborado los disidentes cubanos más representativos de la Isla.

En cualquier caso no hay por qué ser pesimistas, otra política es posible. Así lo pusieron recientemente de manifiesto en Praga tanto el presidente de los Estados Unidos, George W. Bush, como el hoy presidente de la Fundación FAES y ex presidente de España José María Aznar. Allí, durante la conferencia “Democracia y seguridad” promovida por FAES, Aznar recordaba que “la libertad no resulta gratis, hay que nutrirla y defenderla y nosotros debemos agradecer a quienes ponen en riesgo sus vidas en contra de regímenes intolerantes, dictadores o fanáticos”. Además del reconocimiento expreso hacia aquellos que promueven los derechos humanos en el mundo, el ex presidente reseñó que “extender la libertad allá donde no la hay es un deber moral en cualquier parte del mundo”. Bush, por su parte, recordó que además resulta “la única forma realista de garantizar la libertad”, instando a la comunidad internacional a presionar “a las tiranías del mundo”.

Anonymou
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.