Secretos de Cuba
Bienvenido[a] visitante al foro Secretos de Cuba. Para escribir un mensaje hay que registrarse, asi evitamos que se nos llene el foro de spam. Pero si no quieres registrarte puedes continuar y leer toda la informacion contenida en el foro.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Facebook
Anuncios
¿Quién está en línea?
En total hay 52 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 52 Invitados :: 2 Motores de búsqueda

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 1247 el Jue Sep 13, 2007 8:43 pm.
Buscar
 
 

Resultados por:
 

 


Rechercher Búsqueda avanzada

Sondeo

Respecto a la normalización de relaciones o el intercambio de presos realizado el miércoles como parte del acuerdo entre Cuba y EEUU

54% 54% [ 42 ]
42% 42% [ 33 ]
4% 4% [ 3 ]

Votos Totales : 78

Secretos de Cuba en Twitter

Raúl Castro. La Sombra del Poder

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Raúl Castro. La Sombra del Poder

Mensaje por Anonymou el Dom Jun 17, 2007 5:46 am

Por: PEDRO CORZO
El Guerrillero

El primero de hoy que fuera ayer el Segundo Secretario del Partido, Vicepresidente del Consejo de Estado y del Consejo de Ministro y ministro de la Defensa le dijo en Ciudad México a Miguel Sánchez, “El Coreano”, quien entreno a muchos de los expedicionarios del Granma, “así que vamos a tener como instructor a un invasor yanqui” . Probablemente “EL Coreano”, ignoraba que el recluta hermano del líder había escrito un articulo contra Estados Unidos por los de la guerra de Corea. Si Fidel Castro como dicen muchos se arropó en el marxismo para justificar su inconmensurable ambición de poder Raúl Castro si creía en el marxismos, y estuvo asociado con el comunismo aun antes del triunfo de la Revolución.

Raúl, viajo a Viena por en el año 53 para participar en el Cuarto Festival Mundial de la Juventud y los Estudiantes que eran un show montado por organizaciones subsidiadas por el Kremlin. Después visito varios países socialistas, entre ellos Checoslovaquia y Rumania.

Cierto es que Raúl Castro expreso hace unos pocos años que creía que era posible normalizar las relaciones con Estados Unidos mientras Castro viviese y por ello cabe preguntarse, ¿habrá cambiado, será en verdad el hombre pragmático que nos están vendiendo? Recientemente, después de asumir el puesto de mando, reitero la oferta aunque en los mismo rigores que en el pasado.

Algunos comentan que es compasivo y familiar, un tipo tan sensible que hasta lloró cuando condenó a muerte a un compañero de armas. Hay que tener presente que en el lejano 1956 en una corte marcial en México , todavía se estaba entrenando y ya practicaba como ayudante de verdugo, pidió para un compañero de armas, Calixto Morales Hernández, la pena de muerte porque este se negaba a practicar ejercicios por dolencias que no había confesado. En esta ocasión, quizás la primera, la intervención de Fidel a favor de Calixto Morales sembró la semilla de la muy difundida idea del hermano reflexivo y justo y del hermano duro y despiadado, papel que en estos 47 años ambos han interpretado indistintamente.

Durante el proceso insurreccional Raul Castro fue un ejecutor despiadado. Refiere el coronel Ramón Barquín que cuando paso al Frente Norte controlo el bandolerismo de la zona a sangre y fuego. Afirma que los que no aceptaron su mando fueron fusilados y bandoleros como Raúl Menéndez Tomasevich, Demetrio Montseny Vaca, Luís Toto y los hermanos Pancho y Mequiades González fueron redimidos al aceptar el comando de Raúl.

Anonymou
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Raúl Castro. La Sombra del Poder

Mensaje por Anonymou el Dom Jun 17, 2007 5:46 am

Tal vez este Castro sea tan generoso que hasta llegue a implantar en Cuba un pos-totalitarismo al estilo chino donde hay un poco más de comida y posibilidades de inversión, sin que la gente tenga que preocuparse por hacer uso de los derechos ciudadanos a los que no tiene acceso porque no existen. Tal parece que este personaje organizado y metódico, trabajador incansable, va a salvar a Cuba del caos que ha generado su hermano. Caos, en el que al parecer algunos analistas consideran que el hermano del comandante en cama, segundo al mando de todo, nada tiene que ver.

Raúl Castro, como se dice en Estados Unidos, tiene los créditos suficientes para ser Jefe de Estado y Gobierno de un régimen totalitario. Ataco el Cuartel Moncada, participo en la expedición del Granma y comando el Segundo Frente Oriental “Frank País” y como si fuera poco fue uno de los primeros en organizar secuestro de aviones en pleno vuelo porque ordeno plagiar dos aviones DC-3 cubanos para incorporarlos a la Fuerza Aérea Rebelde que radicaba en la Sierra Cristal. En 1996 como ministro de Defensa autorizó el derribo de dos avionetas civiles de Hermanos al Rescate en aguas internacionales con el saldo de cuatro personas muertas.

Hay que apuntar que este gran organizador que además tiene sentido de familia, simpático y bonachón, ejecuto decenas de personas antes del triunfo de la insurrección y después del primero de enero, según resultados parciales de investigaciones realizadas por el doctor Armando Lago , Raúl Castro, es responsable de 550 ejecuciones solamente en 1959 año de la toma de poder por parte de los hermanos Castro. En Santiago de Cuba, durante los primeros días de enero ordenó la ejecución de 278 partidarios del gobierno de Fulgencio Batista y de miembros de la Fuerza Armada de la Republica.

Tal vez una de las personas que con más propiedad puede hablar de este personaje es Lucas Moran Arce. Este oficial escribió en su libro “La Revolución Cubana. Una versión Rebelde” que Raúl es el autócrata por excelencia y desconfiado por naturaleza, dice también que es un trabajador incansable, buen organizador y que solo se rodea de incondicionales y que seria cometer suicidio discutir sus ordenes. Escribe, “el Segundo Frente Oriental era un pequeño estado totalitario en el cual la disciplina se fundaba en el terrible drama de la muerte por fusilamiento” .Otros que lo conocieron dicen que Raúl Castro tiene mas de policía que de soldado.

Agustín Alles Soberon , periodistas de la revista Bohemia, y el primero en subir a las montañas orientales para entrevistar a Castro y los insurgentes, señala que Raúl Castro era un hombre cruel. Dice que tenía muchas semejanzas con Ernesto Guevara y difería mucho del carácter y simpatía de Camilo Cienfuegos.

Anonymou
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Raúl Castro. La Sombra del Poder

Mensaje por Anonymou el Dom Jun 17, 2007 5:46 am

Recuerda Alles Soberon que cuando el proceso contra Huber Matos el comandante Cienfuegos le dijo que Raúl Castro quería que fusilaran a Matos porque este atacaba a los comunistas, y que todos los que fuesen enemigos de esa ideología eran contrarrevolucionarios, enemigos de la Revolución y que por eso debía morir.

Apunta que en base a su relación con Camilo Cienfuegos, este le había invitado a encontrarse en el cuartel militar de Columbia, sede del estado mayor de las Fuerzas Armadas de Cuba, y pudo escuchar una fuerte discusión entre tres comandantes emblemáticos de la Revolución. Ernesto Guevara, Raúl Castro y Cienfuegos. Este último decía que los fusilamientos tenían que cesar a lo que Guevara y Raúl se oponían. En la discusión Camilo Cienfuegos propuso licenciar a todos los militares del ejercito de la Republica y ponerlos a trabajar en el ministerio de Obras Publicas para evitar que conspirasen, tanto Guevara como Raúl se opusieron gritándoles que no, que lo que hacia falta era que conspirasen para fusilarlos a todos.

De Raúl, escribe el coronel Ramón Barquín en su libro “Las Luchas Guerrilleras en Cuba”. Afirma quien fuera jefe de la Conspiración de los Puros contra el régimen de Fulgencio Batistas que el flamante jefe de gobierno de Cuba fue el primero en instruir a sus subalternos de la necesidad de crear un servicio de inteligencia, aun antes del triunfo de la insurrección.

Sigue escribiendo Lucas Moran Arce que el 22 de junio de 1958 Raúl Castro ordenó que detuvieran a todos los ciudadanos estadounidense que residían o transitaban por los alrededores del Segundo Frente Oriental. El 28 se puso en ejecución la orden, fueron detenidas 51 personas, 49 estadounidenses y dos canadienses, el cónsul de Santiago de Cuba, Park Wollam tuvo que viajar a la zona para pactar la liberación de los secuestrados. Segun el autor Fidel Castro no estaba al tanto de esa operación, pero supone que Raúl Castro lo había consultado con Ernesto “Che” Guevara, por lo que le escribió a su hermano “nosotros no practicamos el sistema de rehenes por justa que sea nuestra indignación contra las actitudes políticas de cualquier gobierno”.

Sobre este asunto que tiene a simple vista una particular importancia refiere el ya mencionado coronel Ramón Barquín que junto a la Orden Militar # 30 en la que se disponía los plagios de norteamericanos y canadienses, Raúl Castro emitió un comunicado titulado “Manifiesto a la Juventud del Mundo” en el que acusaba a Estados Unidos de todos los problemas de Cuba. Este documento lo remitió al Partido Socialista Popular y no a otras instancias públicas o políticas del país. Entre los secuestrados había infantes de marina con licencia y los guerrilleros penetraron en la Moa Bay Mining Company y secuestraron a diez ingenieros estadounidenses. El botín adicional, continua Barquín, incluyo camiones, jeeps, plantas de radio y eléctricas y equipos médicos.

Anonymou
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Raúl Castro. La Sombra del Poder

Mensaje por Anonymou el Dom Jun 17, 2007 5:47 am

Entre la Fiscalia y el Narcotráfico.

Relativo a Raúl Castro escribió recientemente en The New Yorker, Jon Lee Anderson, uno de los biógrafos de Ernesto Guevara: “Pese a su reputación de hombre cálido, puede ser impulsivo, dogmático y a veces brutal, en 1959, durante la rendición de Santiago, la segunda ciudad del país, Raúl presidió la ejecución de más de 70 soldados y oficiales que fueron ametrallados y sus cadáveres lanzados a un foso" [1].

Pero hay un aspecto poco comentado de la vida de Raúl Castro y es que en todos los procesos “judiciales” de gran relevancia que han tenido lugar en Cuba después del triunfo de la insurrección, ha jugado un rol fundamental. Ha sido una especie de fiscal especial, un acusador con capacidad de sancionar.

En 1959, durante el proceso contra el comandante Huber Matos fue una especie de Robespierre. En una escena en la que se aprecia su intención de imponer un terror colectivo impuso su voluntad al tribunal. Amenazó y coaccionó hasta que se le enfrentó Matos quien rebatió con firmeza todos sus argumentos. Al abogado defensor de Matos, Francisco Loriet Bertot trató de injuriarlo y desacreditarlo de todas las formas posibles. Según Matos, el letrado puso en ridículo a Raúl y logró que en la sala se rieran a su costa. El “Segundo”, hoy “Primero”, no escatimó injurias ni ofensas, ni de inventar conspiraciones y denunciar a todos los que consideraba enemigos de la Revolución.

Aparentemente Raúl Castro cumple a satisfacción el papel de malo que le asignó su hermano, rol que cumple con extrema satisfacción y dedicación. Es el “chico” terrible, antipático. Dicen que sus chistes son como una piedra en el zapato. No es ingenioso ni es capaz de seducir a su interlocutor pero en verdad, salvo contadas ocasiones como aquella del secuestro de los americanos, solo cumple los deseos y caprichos de su hermano.

Recuerdo que en los días del triunfo de insurrección todos decían: “Raúl es el que mata y cuando lo hace Fidel se disgusta”. También están los que se tragaron el cuento que Raúl era el comunista y que trampeaba a Fidel, que Raúl era el único responsable, junto a Guevara, de la importancia que habían adquirido los amigos de Moscú. En fin, en la Mitología hasta hoy escrita de la Revolución Cubana, Raúl Castro es el depredador y Fidel Castro el benefactor.

Anonymou
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Raúl Castro. La Sombra del Poder

Mensaje por Anonymou el Dom Jun 17, 2007 5:47 am

Hay una fuerte tendencia a considerar a Fidel Castro como el único gestor y actor del desastre nacional cubano. No cabe dudas de que es con mucho el principal responsable pero es evidente que no pocos han colaborado en esa gestión y uno de ellos ha sido Raúl Castro, [2] quien al mando de una delegación en su condición de Ministro de Defensa, viajo a la Unión Soviética, julio de 1962, para discutir el embarque de armas soviéticas a Cuba, entre las que estaban incluidos los cohetes SAMs, tierra-aire, y los cohetes balìsticos con capacidad nuclear que generaron la crisis de los misiles de 1962. Raúl y Ernesto Guevara cumplieron con satisfacción el deseo de Fidel Castro de convertir a Cuba en el primer objetivo en una guerra termonuclear.

Raúl Castro, según un artículo del Miami Herald, se reunió con narcotraficantes colombianos en 1980 y les autorizó a usar puertos cubanos en su trasiego de drogas a Estados Unidos a cambio de que facilitaran armas y municiones a las guerrillas del M-19. Años más tarde se reunió con uno de los hombres de Manuel Antonio Noriega para mediar en una disputa que el general panameño sostenía con narcotraficantes colombianos. Se podría decir que su papel había mutado, de fiscal y verdugo, a mediador entre narcotraficantes.

Manuel de Beunza, quien fuera mayor de los servicios de inteligencia del gobierno cubano, testificó en una audiencia del Senado de Estados Unidos que Raúl Castro sustituyó a Generoso Escudero como jefe de la unidad naval de Cienfuegos, porque éste se negó a colaborar en el desplazamiento de las lanchas rápidas que transportaban cocaína hasta la costa sur de Cuba.

Beunza agrega que el hoy vicealmirante Pedro Pérez Betancourt, próximo a Raúl Castro y jefe de la marina de Guerra de Cuba, le confesó en Riga, Letonia, que era necesario hacer cambios en la estructura de mando ya que oficiales como el vicealmirante Aldo Santa Maria Cuadrado no querían prestarle apoyo al tráfico de drogas que tenía como objetivo destruir la sociedad estadounidense.

Otro vínculo con el narcotráfico es cuando el narcotraficante convicto Carlos Lehder asegura en una corte estadounidense que se había reunido en dos ocasiones con Raúl Castro y que éste le había otorgado permiso para sobrevolar la isla como punto de tráfico de cocaína con rumbo a Estados Unidos. Dos años mas tarde, 1993, la fiscalía federal redacta un proyecto de encausamiento, en él hace referencia a Raúl castro como líder de un complot para enviar toneladas de cocaína a Estados Unidos a través de Cuba.

Anonymou
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Raúl Castro. La Sombra del Poder

Mensaje por Anonymou el Dom Jun 17, 2007 5:47 am

Por otra parte en un libro de reciente publicación y en declaraciones dadas a la prensa, John Jairo “Popeye” Velásquez, estuvo muy próximo a Pablo Escobar Gaviria, manifestó que Raúl, sostenía una estrecha relación con el cártel de la cocaína de Medellín y que protegió los embarques de droga que pasaban por Cuba rumbo a la costa sur de la Florida.

El hecho de que prestara protección a los narcotraficantes no impedía que continuara cumpliendo con su rol de protector de la fe. Un caso notable en el que Raúl Castro jugó un papel relevante es en el que se establece contra el atacante al cuartel Moncada, Gustavo Arcos Bergnes, [3] ex embajador de Cuba en los Países Bajos y uno de los fundadores del Movimiento Pro-Derechos Humanos en la isla.

En el proceso que instrumentó la dictadura contra la dirigencia del viejo Partido Socialista Popular conocido como la “Microfracciòn”, 1968, jugó un papel destacado. Fue quien ordenó a la Seguridad del Estado las medidas a tomar contra los supuestos complotados. Al final del proceso, cuando el terror “raulista” corría impetuosamente por el torrente sanguíneo de culpables e inocentes, y se creía que el chico malo produciría un baño de sangre, se apareció Fidel componiéndolo todo y mandando a los inculpados a cumplir sentencias de prisión.

Raúl Castro fue el responsable del cierre de la revista Caimán Barbudo, un medio que se atrevía a cuestionar algunas decisiones gubernamentales. Meses mas tarde asumió la organización del Congreso de Educación y Cultura, que en la opinión del investigador Alberto Álvarez García [4] fue lo máximo en represión intelectual que había conocido el país hasta ese momento, proceso que culminó con el cierre de la publicación “Pensamiento Crítico” y de la Facultad de Filosofía de la Universidad de La Habana.

En 1971, tiene lugar un “juicio” al mejor estilo de los procesos de Moscú contra el intelectual y destacado poeta Heberto Padilla. Según Manuel Díaz Martínez, Raúl Castro cumplió en la investigación, montaje y desarrollo de la acusación un papel relevante. [5] El proceso que fue una advertencia a los intelectuales que se atrevían a pensar libremente, desencantó a muchos intelectuales, nacionales y extranjeros, con el liderazgo de la Revolución, y a partir de la prisión de Padilla y su posterior destierro, se convirtieron en críticos de Fidel Castro y su régimen. Paradójicamente todos desconocían el rol cumplido por Raúl Castro, y consideraban que lo acontecido era inspiración de Fidel.

Anonymou
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Raúl Castro. La Sombra del Poder

Mensaje por Anonymou el Dom Jun 17, 2007 5:48 am

Pero en el que sin dudas Raúl Castro desempeñó su papel mas estelar fue en el llamado “Proceso de los Generales”. Raúl preparó las condiciones en su discurso del 13 de junio de 1989 para la decisión que tomaría el máximo líder de fusilar a sus asociados en el narcotráfico. Raúl bajo la dirección de su hermano, o por iniciativa propia, montó un proceso, instrumentó el terror y demostró que continuaba siendo el mas fiel de los fidelistas. Sus palabras confirmaron que seguía siendo válido el postulado de “Por la Revolución todo” con las connotaciones indefinidas que ese “todo” tiene. Este proceso hizo posible que Raúl Castro sumase a su control absoluto en el MINFAR, el manejo y conducción del poderoso Ministerio del Interior, MININT.

Evidentemente Raúl Castro no ha cesado de cumplir uno de sus roles, el de cancerbero del totalitarismo cubano. En 1992, fue el protagonista en impugnar a Carlos Aldana, ideólogo del Partido Comunista de Cuba y miembro del Buró Político, y diez años mas tarde asumió el mismo rol en el caso “Robertico Robaina”, el canciller que jugó con fuego hasta quemarse.
Raúl fue el primero en acusar a este último de deslealtad, corrupción y de sugerir que el defenestrado ministro había intentado establecer las bases para cuando se presentara la oportunidad asumir el control del país.

Para Alberto Álvarez [6], Raúl Castro ha sido una especie de escudo, de protector del sistema. Apunta que fue el creador del Dpto. Ideológico de las Fuerzas Armadas, antes de que este organismo se constituyera en otro aparato del Estado, consecuencia de ese Dpto. fue la revista Verde Olivo un medio que promovía el pensamiento mas ortodoxo y el culto mas fiel a los líderes del proceso revolucionario. Afirma que controlaba también el Dpto. de Cultura por medio de un funcionario de nombre Luís Pavón.

A partir del Primer Congreso del Partido Comunista de Cuba, 1975, Raúl Castro empezó a controlar el Dpto. Ideológico del Partido Comunista de Cuba, entidad responsable de velar por la pureza ideológica del Gobierno y de la Revolución y que trabaja estrechamente vinculada con la sección de contra inteligencia del Ministerio del Interior y de las Fuerzas Armadas. Los jefes de este Dpto. fueron personas estrechamente vinculadas al ministro de la Defensa,
Al comandante Antonio Pérez Herrero, primer jefe del Dpto., sustituido por Carlos Aldana, ayudante personal del ministro, quien a su vez fue relevado, 1992, por José Ramón Balaguer, un viejo guerrillero que había sido testigo de la Perestroika porque fungió como embajador de Cuba en ese país, años mas tarde fue relevado por otro oficial, el coronel Rolando Alfonso.

Afirma Alberto Álvarez [7] que en el Quinto Pleno del Comité Central del Partido, Raúl Castro, leyó un documento que contó con la aprobación de su hermano en el que se atacaba ferozmente a los académicos y a los centros de investigación de Ciencias Sociales que supuestamente se habían identificado con el aperturismo. El inquisidor funcionó a toda máquina en lo de atacar, desmontar y convertir en enemigos a la mayor parte de los investigadores y funcionarios del CEA.

Los miembros de este grupo académico fueron interrogados e investigados, el régimen trató de que se auto impugnasen y asumiesen la responsabilidad de crímenes que no habían cometido. El informe que leyó Raúl Castro en el V Pleno del Comité Central del Partido, marzo del 96, fue publicado en el órgano oficial del Partido. Raúl, una vez más fue fiscal, ya que el rol de verdugo nunca lo ha abandonado.

Anonymou
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Raúl Castro. La Sombra del Poder

Mensaje por Contenido patrocinado Hoy a las 5:47 pm


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.