Secretos de Cuba
Bienvenido[a] visitante al foro Secretos de Cuba. Para escribir un mensaje hay que registrarse, asi evitamos que se nos llene el foro de spam. Pero si no quieres registrarte puedes continuar y leer toda la informacion contenida en el foro.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Facebook
Anuncios
¿Quién está en línea?
En total hay 19 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 19 Invitados :: 2 Motores de búsqueda

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 1247 el Jue Sep 13, 2007 8:43 pm.
Buscar
 
 

Resultados por:
 

 


Rechercher Búsqueda avanzada

Sondeo

Respecto a la normalización de relaciones o el intercambio de presos realizado el miércoles como parte del acuerdo entre Cuba y EEUU

54% 54% [ 42 ]
42% 42% [ 33 ]
4% 4% [ 3 ]

Votos Totales : 78

Secretos de Cuba en Twitter

HAY PRESIDENTE DE LA REPUBLICA?

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

HAY PRESIDENTE DE LA REPUBLICA?

Mensaje por Ricardo_333 el Vie Jun 08, 2007 1:10 am

POLITICA
¿Hay presidente de la república?
Laritza Diversent Cámbara
LA HABANA, junio (www.cubanet.org) - ¿Hay presidente de la república en Cuba? Esta pregunta la he realizado a más de un centenar de personas. En la mayoría de los casos he recibido respuesta afirmativa. Sin embargo, constitucionalmente, en nuestro país, este cargo está ausente de la organización política de la sociedad.

El hecho de que en Cuba no haya elecciones populares para elegir al jefe de estado y de gobierno trae importantísimas consecuencias para los ciudadanos, que se ven imposibilitados de elegir directamente al líder que los gobierna. En consecuencia, los gobernantes no tienen que rendir cuenta de sus gestiones a la hora de ejercer sus funciones. Tampoco la población tiene la posibilidad de revocarlos cuando estén en desacuerdo con su gestión.

La fórmula constitucional de elección de Castro ha permitido que su mandato no conozca límites temporales. Su omnipresencia en los principales órganos de dirección política le ofrece la posibilidad de controlar los procesos de decisiones que afectan la vida del país, así como todos los sectores de la sociedad. Constitucional y legalmente existen límites a ese poder.

La forma de estado y gobierno en nuestra nación es una amalgama de características del sistema presidencialista y parlamentario que ha obligado ha calificarlo de sui géneris. En la práctica, esta indefinición sólo permite, conjuntamente con la ausencia de poderes contrapuestos (concepción unitaria de poder), el ejercicio absoluto e ilimitado del mismo por parte de la cúpula gobernante por más de 48 años.

Los innumerables títulos representativos, vitalicios y distinguidos que ostenta Castro le dan no sólo la condición de Presidente de la República, sino, además, de monarca soberano. Pero ¿cómo es que Castro se ha mantenido todo este tiempo en el poder?

La Asamblea Nacional elige al Presidente del Consejo de Estado, que a su vez, será primer ministro, jefe de estado y de gobierno. Está obligado primero a ser diputado. Como tal, es propuesto por una comisión de candidatura, nominado por la asamblea municipal y elegida por los residentes del territorio cuyo órgano local representa.

Lo anterior nos demuestra que Castro sólo cuenta con el voto popular de una minoría bien seleccionada. No olvidemos que él se postula en uno de los municipios más intricados de la región oriental, bastante cuestionable cuando realmente ha vivido siempre en la capital del país.

También la presencia de los miembros que componen el órgano ejecutivo en el legislativo nos demuestra que las decisiones de este último están seriamente marcadas por los interese políticos y económicos del primero. Esto trae como consecuencia que el parlamento ya no expresa y representa la voluntad popular, sino la de una elite privilegiada que se ha perpetuado en el poder.

El deceso de Castro ha sido definido como la condición necesaria para que ocurran cambios en Cuba. Esta predicción cobra gran relevancia en el contexto político cubano actual. En toda la historia de la revolución socialista nunca se vio que el todo poderoso delegara su poder, cuestión que nos anuncia la incapacidad del dictador para controlar al país.

Aunque los medios se esfuercen por demostrar al mundo y al pueblo la capacidad de dirección del mandatario, todos sabemos que su organismo sufre un proceso degenerativo que el tiempo impone a todo ser humano: la vejez.

Los pormenores sobre el actual estado de salud de Castro son evaluados bajo el más estricto secreto de estado, silencio que solo da ventaja a la oligarquía para preparar sus acciones venideras.

El futuro incierto y enigmático del pueblo de Cuba depende en gran medida de la presencia física de Fidel.

Hoy constituye el telón que cubre el escenario donde se ejecutará una nueva obra teatral en la que sólo participaremos como simples espectadores. Si no advertimos y hacemos ver al pueblo su realidad y los impredecibles cambios que sufrirá esta, cualquier pronóstico acerca del cambio es pura especulación.




CubaNet no reclama exclusividad de sus colaboradores, y autoriza la reproducción de este material, siempre que se le reconozca como fuente.

Ricardo_333
VIP

Cantidad de mensajes : 2776
Edad : 49
Localización : Donde menos se imaginan mis enemigos y donde saben los amigos
Valoración de Comentarios : 235
Puntos : 210
Fecha de inscripción : 04/02/2007

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.