Secretos de Cuba
Bienvenido[a] visitante al foro Secretos de Cuba. Para escribir un mensaje hay que registrarse, asi evitamos que se nos llene el foro de spam. Pero si no quieres registrarte puedes continuar y leer toda la informacion contenida en el foro.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Facebook
Anuncios
¿Quién está en línea?
En total hay 16 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 16 Invitados :: 2 Motores de búsqueda

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 1247 el Jue Sep 13, 2007 8:43 pm.
Buscar
 
 

Resultados por:
 

 


Rechercher Búsqueda avanzada

Sondeo

Respecto a la normalización de relaciones o el intercambio de presos realizado el miércoles como parte del acuerdo entre Cuba y EEUU

54% 54% [ 42 ]
42% 42% [ 33 ]
4% 4% [ 3 ]

Votos Totales : 78

Secretos de Cuba en Twitter

DICCIONARIO DEL CASTRISMO COTIDIANO

Página 3 de 3. Precedente  1, 2, 3

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

DICCIONARIO DEL CASTRISMO COTIDIANO

Mensaje por Anonymou el Jue Mayo 10, 2007 2:37 pm

Recuerdo del primer mensaje :

CÓDIGOS Y LENGUAJE DE LA NOMENKLATURA

A



Abandono definitivo del país: Categoría oficial del castrismo que se aplica a los cubanos que establecen su residencia en el exterior. Supone “abandono”, dejación o despreocupación, y “definitivo”, irreversible; consiguientemente, quien se despreocupa irreversiblemente de su país pierde derechos elementales de todo ser humano. El abandono definitivo supone automáticamente, entre otras cosas, la confiscación de todas las propiedades del emigrante (vivienda, auto, cuentas bancarias, pertenencias), el requisito de solicitar un permiso para poder regresar de visita al país natal (visa cubana por una o dos semanas), y la obligatoriedad de realizar por vía consular y pagando con dólares solicitudes de documentos oficiales tales como certificación de nacimiento o de matrimonio o títulos o diplomas de cursos recibidos. Desde la década del 90 diversas figuras del arte y la cultura, e hijos de miembros de la nomenclatura (Ver) lograron autorización del castrismo para residir prolongadamente en el exterior sin que fuese considerado “abandono definitivo”. En el lenguaje extraoficial constituyen el “exilio rosado” (Ver).



Abundancia:Criterio clave de la utopía castrista, debía lograrse en la medida que el socialismo se desarrollaba y se transformaba en comunismo: la producción y la productividad serían tan elevadas, y sus productores proletarios tan realizados y felices, que la abundancia florecería por doquier y los productos y servicios estarían a disposición de todo el pueblo, porque, naturalmente, el castrismo distribuiría esta abundancia de forma mucho más justa que el despiadado capitalismo.



Ácido; “tipo ácido”: Lenguaje popular que se aplica para definir dirigentes (Ver) que se caracterizan por su permanente mal carácter, amargura y grosería. Generalmente, el tipo ácido se irrita sobremanera con los errores de los subordinados, es comprensivo con esos mismos errores cuando los cometen dirigentes de su misma jerarquía, y no los identifica como errores si los comete un superior. Mientras más tipo ácido es el personaje menos acidez expresa hacia sus superiores. No existe registro de algún tipo ácido que haya perdido el control de su carácter ante el Comandante en Jefe (Ver).



Acomodamiento:Tendencia a estar cómodo, categoría que el castrismo aplica a toda persona que no manifieste expresamente absoluta disposición a cumplir cualquier tarea que se le encomiende, desde corte de caña o guerra en Angola hasta desfiles populares o construcción de viviendas: toda intención de evitar trabajos rudos, mejorar el nivel de vida de la familia, superarse personalmente, evadir la guardia cederista (Ver) o no asistir a reuniones es considerada síntoma específico de acomodamiento que debe ser observado con detenimiento por el núcleo del Partido (Ver) y el sindicato (Ver).



Actitud: Forma de reaccionar y actuar ante las tareas de la revolución (Ver). El criterio oficial castrista sólo reconoce la actitud “consecuente” y la “negativa”. Naturalmente, actitud consecuente supone apoyo irrestricto (Ver), acrítico y nirvánico a las tareas de la revolución y orientaciones del Partido (Ver) y el Comandante en Jefe (Ver), mientras actitud negativa es toda otra forma de conducta, incluido el apoyo tibio o con insuficiente entusiasmo (Ver).



Actividad: Eufemismo de la hipocresía oficial castrista para definir recepciones oficiales, fiestas, celebraciones de acceso restringido y banquetes. Generalmente se celebran en salones o casas de protocolo (Ver), casas de visita (Ver), restaurantes o bares de alta categoría, “casas de oficiales” (Ver), instalaciones turísticas o la casa particular (o una de las casas) de un privilegiado de la nomenclatura (Ver).



Activo: Barbarismo gramatical del lenguaje partidista importado directamente del idioma ruso de la era soviética: un activo es una reunión de militantes (Ver) que no se define como congreso (Ver), pleno (Ver), asamblea de balance (Ver), reunión de núcleo (Ver)o cualquier otra denominación común del reunionismo (Ver) comunista.



Actuar con energía: Amenazante eufemismo utilizado por el castrismo para indicar que la presión o la represión contra algo o contra alguien será incrementada sustancialmente. Actuar con energía frente a los que se enriquecen con el sudor del pueblo (Ver) es sinónimo de inicio de ola de detenciones y confiscaciones contra quienes acumulan cualquier tipo de recursos considerados inadmisibles por el castrismo. Actuar con energía frente a un problema significa que el Partido (Ver) tratará de resolver el problema, con lo cual se puede estar seguro de que nunca se resolverá definitivamente.

Anonymou
Invitado


Volver arriba Ir abajo


Re: DICCIONARIO DEL CASTRISMO COTIDIANO

Mensaje por Anonymou el Jue Mayo 10, 2007 3:02 pm

Reconstrucción de serie histórica: Invención castrista de las estadísticas del país en la segunda mitad de los años setenta producto de la destrucción y abandono de los sistemas de contabilidad y estadísticas del país llevada a cabo por el Comandante en Jefe (Ver) en medio de la Ofensiva Revolucionaria (Ver) de 1968 y la lucha contra el burocratismo (Ver); las cifras oficiales que han quedado de esa etapa han sido producto de la reconstrucción de las series históricas, calculando a partir de las últimas cifras disponibles (o supuestas) cual debió haber sido el comportamiento de la economía teniendo en cuenta el nivel en que se encontraba en los años setenta cuando se comenzó a llevar a cabo la reconstrucción de las estadísticas.



Rectificación: Proceso político desatado inconsultamente por el Comandante en Jefe (Ver) en abril de 1986, tres meses después de la celebración del congreso del Partido (Ver) que se supone define las líneas generales de la política del país y donde, con la conducción del Comandante en Jefe, se aprobaron infinidad de medidas en una dirección absolutamente inversa a la planteada por la rectificación. Según la versión del Máximo Líder (Ver), los enfoques tecnocráticos de la dirección de la economía estaban llevando al país a metalizarse (Ver) y a posiciones capitalistas, producto de la mentalidad de ‘mercachifles’ de los encargados de planificar, organizar y dirigir la economía nacional: el Comandante en Jefe habló como si en su condición de jefe supremo del Partido (Ver) y presidente del estado y del gobierno él no hubiera tenido responsabilidad en las decisiones tomadas en la economía en los últimos once años, y no hacía referencia entonces al ‘criminal bloqueo imperialista’ (Ver) como causante de los problemas. Con el desarrollo del Proceso de Rectificación a partir de 1986 bajo la dirección del Comandante en Jefe la revolución (Ver) se encaminaría ‘por el camino correcto’ y ‘ahora sí se empezaría a construir el socialismo’, ignorando olímpicamente los 28 años anteriores de revolución socialista. La rectificación fue en realidad una medida básicamente “anti-perestroika”, dirigida a cerrar todas las puertas de acceso a reformas y modificaciones al riguroso sistema de poder unipersonal castrista, una segunda Ofensiva Revolucionaria (Ver) como veinte años atrás, con resultados igualmente desastrosos. Infinidad de funcionarios considerados ‘tecnócratas’ por Castro fueron liberados de sus cargos (Ver) y enviados a otras funciones (Ver), es decir, tronados (Ver); se incrementó la ingerencia (Ver) del Partido en las actividades de la economía, se recortaron hasta eliminar los sistemas de estimulación monetaria que se habían venido estableciendo, se cerró el mercado campesino (Ver) y se reclamó de la población mucho más trabajo voluntario (Ver) y muchas más microbrigadas (Ver). Los resultados casi inmediatos fueron el declinar de la producción y la productividad, el desarrollo de la inflación (Ver), el aumento de la escasez y las consiguientes medidas de racionamiento (Ver). Entre 1986 y 1989, mucho antes que la caída del comunismo y la eliminación de los subsidios llevaran al país a la dramática situación en que Castro lo tiene sumido mediante el período especial (Ver), la economía cubana se retrasó significativamente, se redujo el nivel de vida (Ver) de la población, se hizo mucho más difícil obtener artículos de primera necesidad y se incrementó la represión y el trabajo político (Ver).



Recuperación de materias primas: Programa organizado por el gobierno castrista buscando incrementar la eficiencia de la economía, pero a diferencia de los programas modernos bien organizados, la recuperación se organiza masivamente, basada en movilizaciones (Ver), con el apoyo de los CDR (Ver) y se limita muchas veces a la recogida de papeles, botellas vacías, cajas de cartón y otros productos. La recuperación de elementos metálicos, maquinarias y productos químicos se organiza por empresas estatales y padece de innumerables deficiencias organizativas, de transporte y de disponibilidad de recursos.



Reeducación: Plan creado por el castrismo para la reeducación de los llamados reclusos contrarrevolucionarios (Ver), basado primariamente en hacer renunciar al preso a sus ideas y principios y reconocerse arrepentido por las faltas cometidas, con lo cual queda comprometido ante la revolución (Ver) a cambiar su conducta y su actuación, recibir educación (Ver) política por parte de los reeducadores, incorporarse a trabajar como parte de la reeducación y mantener una actitud de buena conducta y renuncia a sus ideales en la prisión y al salir; a cambio de la incorporación a los planes de reeducación se ofrece al detenido reducciones en las condenas y una mejoría relativa en sus condiciones de vida: visita familias, correspondencia y menos maltratos. Los presos políticos que se niegan a incorporarse a la reeducación castrista se declaran plantados (Ver), reciben un trato mucho más rudo y sienten sobre sí con más fuerza la presión del aparato represivo y disciplinario de las prisiones.



Regimiento de Embajadas: Regimiento de la policía (Ver) radicado en La Habana, que trabaja en coordinación con la seguridad (Ver), supuestamente para la custodia de las embajadas y protección del personal diplomático acreditado en el país, pero cuya principal misión es impedir por todos los medios el acceso de los cubanos a las embajadas para solicitar asilo o mantener relaciones con extranjeros (Ver), considerado por el castrismo como factores de peligrosidad (Ver). En las pocas horas en que se retiró la custodia de la Embajada de Perú en 1980 ingresaron a la sede diplomática más de diez mil cubanos solicitando asilo y abandonar definitivamente el país (Ver), dando inicio a la crisis del éxodo del Mariel (Ver).



Regional: Nivel organizativo creado por el castrismo en los años sesenta y mantenido hasta la instauración en 1976 de la división político-administrativa del país en 14 provincias y 169 municipios; el regional actuaba como nivel intermedio entre las antiguas 6 provincias y 126 municipios, creando un eslabón intermedio burocrático que dificultaba la dirección y generaba demoras y dificultades innecesarias. En regionales durante todos esos años se organizaban el Partido (Ver), la juventud (Ver) y las organizaciones de masas (Ver), así como los organismos de la administración estatal.



Registro de direcciones: Una de las herramientas represivas más eficaces del castrismo, creada desde los años setenta en coordinación con el carnet de identidad (Ver) y asignada a los CDR (Ver) para el control de la población en coordinación con la seguridad (Ver). El registro de direcciones es un registro donde obligatoriamente deben aparecer las personas que residen en la cuadra, mantenido y actualizado por el CDR, y que funciona en coordinación con el Comité Militar (Ver) y la libreta de abastecimientos (Ver). Cuando una persona se muda debe darse de baja del registro de direcciones en el CDR donde vivía e inscribirse nuevamente en el registro de direcciones del CDR a donde se muda, sea en la misma cuadra, el mismo municipio o de un extremo a otro del país. Los mecanismos de vigilancia (Ver) de los CDR actualizan la información de los que se mudan y reciben información a través del Ministerio del Interior (Ver) sobre los nuevos residentes que han llegado a sus territorios. La residencia en un lugar por más de setenta y dos horas sin inscribirse en el registro de direcciones, aún cuando se esté de visita temporal en casa de familiares, constituye delito que puede ser juzgado y sancionado severamente si se considera que la persona tenía interés en ocultar su condición de residente.


Anonymou
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: DICCIONARIO DEL CASTRISMO COTIDIANO

Mensaje por Anonymou el Jue Mayo 10, 2007 3:02 pm

Registro Económico: Conjunto de instrumentos castristas de contabilidad y control económico creados al calor de la Ofensiva Revolucionaria (Ver) y el espíritu del Che (Ver) y aprobados por el Comandante en Jefe (Ver), para el control de la economía en un país cuyo gobierno declaró pretender construir paralelamente el socialismo y el comunismo, y consideraba innecesario mantener relaciones monetario mercantiles en una economía donde todos los recursos eran propiedad del estado. Entre las “maravillas” del sistema de registro económico castrista estaban la abolición del concepto de ventas, que se contabilizaban como entregas, la eliminación del dinero (Ver) como elemento de medición de eficiencia y control de recursos, la implantación de la orden de compra para adquirir productos por las empresas estatales sin elaborar planes ni presupuestos, la destrucción de los registros contables y estadísticos de las empresas, que años después serían reconstruidos (Ver) festinadamente, el cierre de los departamentos de contabilidad y estadísticas de las empresas y la eliminación de los estudios de economía y contabilidad en las universidades y de las escuelas de comercio de nivel medio en el país, reduciendo los estudios de economía a la economía política (Ver) marxista y reasignando a los contadores y economistas de las empresas a funciones de obreros no calificados.



Relaciones con extranjeros: Definición policial castrista para todo acto de amistad, visitas, paseos, correspondencia, relaciones amistosas o amorosas con ciudadanos extranjeros radicados en el país, fundamentalmente los procedentes de países capitalistas, aunque también los de los entonces países socialistas. Para la seguridad (Ver) cubana estas relaciones son consideradas altamente peligrosas, pues resultan oportunidades propicias para reclutar a los cubanos para trabajar para los servicios de inteligencia del enemigo (Ver), o al menos para minar la pureza ideológica (Ver) de la revolución (Ver) y la actitud (Ver) de los revolucionarios cubanos.



Religión: Según Marx y Engels la religión es el opio de los pueblos. Según el castrismo, además de opio, la religión es una ideología dogmática y reaccionaria que aparta al pueblo de sus ideales revolucionarios y que debe ser combatida en el plano de las ideas y en el combate real cuando es necesario: en los sesenta se expulsaron centenares de sacerdotes del país y se cerraron decenas de iglesias, se establecieron estudios de marxismo obligatorios, se prohibió la enseñanza religiosa en las escuelas, la celebración de las fiestas de Navidad y Reyes Magos como tradiciones del pasado que debían superarse por la revolución (Ver) , y se acosaba fieramente a quienes bautizaban a los hijos o se casaban por la iglesia; los creyentes en general, y los católicos en particular, fueron discriminados, se les cerró el acceso a varias universitarias y a cargos de dirección, se les prohibía militar en el Partido (Ver) y la juventud (Ver) y fueron considerados elementos a controlar de cerca por la seguridad (Ver) y los CDR (Ver). En los ochenta, cuando el castrismo necesitaba recuperar espacios perdidos en América Latina por su compromiso con el comunismo y la subversión, se flexibilizó la presión sobre los creyentes y se autorizó posteriormente la entrada de creyentes al Partido y la juventud, en un proceso de mejoría de la imagen del castrismo y acercamiento a la iglesia que culminó en 1998 con la visita del Papa Juan Pablo II a Cuba.



Renuncia: Derecho de cada persona en el mundo que ocupa un cargo por elección o designación a hacer dejación del mismo por cualquier consideración; aunque reconocido en la legislación castrista, el derecho a la renuncia es un derecho que nadie se atreve a utilizar, porque el castrismo considera la renuncia como cobardía o acto de traición (Ver): por regla general los funcionarios que han caído en crisis (Ver) prefieren esperar a ser tronados (Ver) y asignados a otras funciones (Ver) o ser liberados de sus cargos (Ver) antes que renunciar, de la misma manera que los militantes del Partido (Ver) saben que es mucho más conveniente ser separado del Partido que entregar el carnet como acto de renuncia.



Repetir errores: Frase del léxico oficial castrista a la que se recurre cuando se quiere demorar una toma de decisiones o no existe interés en resolver un problema: entonces se dice que no se pueden repetir errores que se cometieron en el pasado, o repetir errores que ya cometieron otros países amigos (Ver) anteriormente; a pesar de la retórica, la frase funciona sólo para demorar soluciones o no tomar decisiones, porque cuando el castrismo decide llevar algo adelante lo hará aún al precio de repetir errores garrafales: el Proceso de Rectificación (Ver) en 1986 no fue otra cosa que la repetición ampliada de las barbaridades de la Ofensiva Revolucionaria (Ver) en 1968; los sueños de grandeza económica con la ingeniería genética y la biotecnología a finales de los ochenta fueron una versión sofisticada de los sueños de la zafra de los 10 millones (Ver) o la creación de nuevas razas de ganado a finales de los sesenta.



Represión: Acción violenta o sutil contra la disidencia en cualquier país del mundo donde el estado de derecho no funciona. El castrismo es un tenaz denunciante de toda represión que se lleva a cabo por gobiernos que son considerados enemigos (Ver), siendo más discreto a la hora de referirse a la represión si la desarrollan otros gobiernos; naturalmente, ni una palabra se habla de la represión si es desarrollada por gobiernos comunistas: las masacres de húngaros en 1956, de rumanos en Bucarest y chinos en Tien An Mein durante 1989, de alemanes orientales en ‘el muro’ durante casi treinta años o la sistemática represión soviética contra su propia población durante casi setenta, nunca fueron motivo de denuncia (Ver) o condena por el gobierno castrista, o siquiera de información, como nunca se condenó el golpe de estado de los comunistas soviéticos más reaccionarios en 1991. Con relación a Cuba el castrismo no sólo no admite la existencia de represión, sino que declara al país como la sociedad más libre y democrática que se pueda concebir.



República frustrada: Lenguaje del léxico oficial y la Historia de Cuba escrita desde posiciones castristas como referencia a la república independiente y soberana surgida en 1902 tras la guerra de Independencia y la intervención de Estados Unidos. Según la historia oficial y la propaganda (Ver), la república surgida no era la república por la que lucharon los cubanos, ni la que querían Martí o Maceo, pues la acción del imperialismo (Ver) frustró todos esos sueños hasta la llegada del castrismo.



República mediatizada: Lenguaje del léxico oficial y la Historia de Cuba escrita desde posiciones castristas para referirse a la etapa republicana, fundamentalmente después de 1933, hasta la llegada del castrismo al poder en 1959; según este enfoque, en Cuba todo eran problemas, insuficiencias, dificultades, inmoralidades y fraudes, producto de la intervención del imperialismo (Ver) en ocasión de la ‘revolución de 1933’, que según el enfoque castrista fue dirigida por los comunistas, aunque eran sólo decenas en la época. Logros cimeros de esa etapa republicana, como la Constitución de 1940, la más avanzada de América Latina, o el ascenso económico de Cuba después de la Segunda Guerra Mundial y la creación de las bases de desarrollo económico durante los años cuarenta y cincuenta, son tranquilamente ignorados por el castrismo, que declara que gracias al poder castrista implantado desde 1959 se terminaron todos los males de la república mediatizada y se creó el país soñado por Martí, donde todo funciona de maravillas gracias a la sabia dirección (Ver) del Comandante en Jefe (Ver).


Anonymou
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: DICCIONARIO DEL CASTRISMO COTIDIANO

Mensaje por Anonymou el Jue Mayo 10, 2007 3:03 pm

Reservas del Comandante en Jefe: Conjunto de recursos monetarios y materiales que el Comandante en Jefe (Ver) coloca a su disposición exclusiva según sus propios criterios y sin tener que dar cuentas a nadie sobre su monto, utilización o destinos. Estas reservas son utilizadas para enfrentar situaciones de emergencia en el país, pero también como instrumentos de soborno y control de funcionarios cubanos y extranjeros. En fechas recientes las reservas del Comandante en Jefe se han calculado en cerca de los mil millones de dólares, y se desató un gran escándalo cuando el Comandante en Jefe denunció las acusaciones que se le hicieron públicamente como ‘infamias’ y retó a que se demostrara su existencia.



Reserva de Cuadros: Lista de cuadros (Ver) de inferior jerarquía o personas que no son todavía cuadros, que se elabora en las dependencias del gobierno para planificar los posibles sustitutos de los cuadros en activo. Los designados a la reserva de cuadros en ocasiones ni se enteran que forman parte de esa reserva, aunque la teoría señala que los miembros de la reserva, que deben ser tres por cada cargo en activo, se entrenan sistemáticamente para ocupar los cargos en el momento oportuno; sólo en ocasiones hay algún tipo de entrenamiento no sistemático; sin embargo, el supuesto momento oportuno de ascender desde la reserva por regla general nunca llega. La mayoría de las veces, cuando hay que sustituir un cuadro porque se enferma, es ascendido o tronado, se designa a alguien traído de quien sabe donde o promovido en saltos estratosféricos, o que viene de arriba a ocupar otras funciones (Ver), y nadie se acuerda en ese momento de la reserva de cuadros.



Reserva militar: Sistema organizativo de las Fuerzas Armadas para prepararse para la guerra de todo el pueblo (Ver) frente al imperialismo (Ver): forman parte obligatoriamente de la reserva militar los varones cubanos entre las edades de 16 y 45 años, con excepción de los declarados no aptos para el servicio militar, y voluntariamente los mayores de 45 años que no están organizados en las milicias (Ver). Los desmovilizados del servicio militar obligatorio (Ver) o el servicio regular, o los que nunca han ido a filas, se asignan a través del Comité Militar (Ver) a las plantillas de las unidades regulares en activo, para completarlas en caso de movilización (Ver), y al movilizarse asumen los grados militares que les corresponden como reservistas. Con este sistema se puede organizar en un plazo relativamente breve cientos de miles de hombres armados en unidades militares, y de esta forma se cubrió una parte importante del personal militar asignado a las misiones internacionalistas (Ver) de Angola y Etiopía. Además de la reserva de las personas, el castrismo cuenta con la reserva militar del transporte, mecanismo para movilizar e incorporar a unidades regulares decenas de miles de vehículos civiles y choferes; también existe el instituto de la reserva militar, encargado de acumular en instalaciones soterradas, protegidas de supuestos golpes aéreos masivos sorpresivos (Ver) que debe realizar el imperialismo, las reservas de alimentación, vestuario, medicinas y combustibles requeridas en caso de una agresión (Ver) imperialista (Ver) y el desarrollo prolongado de la guerra de todo el pueblo.



Reservista: Persona incorporada forzosamente por el Comité Militar (Ver) a las reservas de las unidades militares, que pueden ser movilizadas por decisión de las Fuerzas Armadas con fines de entrenamiento o para participar en acciones combativas.



Resistencia: Denominación utilizada frecuentemente para referirse a los chilenos de izquierda que se oponían a Pinochet, transmitiendo simultáneamente a la población cubana la idea del carácter fascista del régimen militar y la imagen heroica de movimientos armados de lucha contra dictaduras que reciben solidaridad (Ver) del castrismo. Aunque la llamada resistencia se disolvió en declaraciones y cantos mucho antes que la dictadura militar diera paso a la democracia, el castrismo sigue hablando de la resistencia e ignorando el hecho de la transformación democrática de la sociedad chilena, ejemplo que no conviene destacar por las posibles comparaciones con la permanencia del Comandante en Jefe (Ver) en el poder.



Resistir: Una de las consignas más repetidas en la etapa del período especial (Ver) para referirse a la necesidad de la población de resistir los tiempos más difíciles aún que le impone el castrismo, y como una de las opciones estratégicas de la guerra de todo el pueblo (Ver) cuando se produzca la supuesta invasión imperialista (Ver) que continuamente anuncia el Comandante en Jefe (Ver).



Resolver: Verbo del lenguaje popular referido a conseguir a toda costa algo necesario y que la distribución castrista no puede garantizar: si no hay leche para los niños hay que salir a resolver; si hace falta una botella de ron o un par de zapatos, hay que ir a resolver; si se va a celebrar un cumpleaños y hacen falta caramelos, hay que resolver; el verbo pasó al lenguaje oficial: el administrador debe salir a resolver un camión para traer la materia prima que tiene paralizado el taller, el funcionario debe resolver el problema de la falta de electricidad, el jefe debe acabar de resolver el problema de los salarios. Cuando se habla de resolver, en ambos lenguajes, se quiere decir que lo que se busca debe ser conseguido de cualquier manera, a veces en una no muy clara línea divisoria entre legalidad e ilegalidad (Ver), a veces en una actuación absolutamente ilegal.



Respaldo popular: Reclamo para sí y el Comandante en Jefe (Ver) que el gobierno castrista menciona continuamente, considerando que todas sus decisiones y actuación tienen el respaldo de la población; cuando se quiere destacar más aún el supuesto respaldo se habla de un absoluto respaldo popular, o de un abrumador respaldo popular. A pesar de ello, es imposible realizar bajo el castrismo un solo proceso electoral, ni el más elemental, para que el candidato castrista se enfrente a otro cualquiera y demostrar el abrumador respaldo popular al castrismo.



Restricciones: Eufemismo castrista para referirse a las carencias, dificultades, escasez y limitaciones que durante cuarenta y siete años ha impuesto a la población cubana en función de la absurda e irresponsable política económica desarrollada por el Comandante en Jefe (Ver).



Restringido: Una de las categorías oficiales de la documentación y la información castrista, que puede tener carácter restringido cuando su acceso está limitado a determinadas personas, casi todas dirigentes (Ver) o militantes del Partido (Ver), o secreto, cuando sólo poquísimas personas tienen acceso a esa información. Es normal que todos los gobiernos del mundo clasifiquen parte de sus materiales y documentos de trabajo con determinados grados de restricción, pero el castrismo llega a extremos ridículos con su paranoia del secreto y la acción del enemigo (Ver): en los años sesenta se publicó en Cuba para uso de los segurosos (Ver) una edición limitada del libro público de Allen Dulles, ex-Director de la CIA, titulado “El arte de la inteligencia”, y la edición cubana tenía carácter ‘secreto’. De igual manera, se daba carácter secreto a conferencias militares sobre técnicas de desembarco naval del imperialismo (Ver) yanqui (Ver), mientras se ilustraban las mismas con escenas de desembarcos tomadas de películas comerciales norteamericanas exhibidas durante muchos años en el mundo entero.



Reunión: Una de las actividades más comunes en el castrismo, realizada decenas de miles de veces cada día en el país para intercambiar criterios, recibir informaciones y orientaciones (Ver) sobre cada uno de los posibles temas imaginables de la vida nacional. En realidad, el exceso de reuniones, llamado reunionismo (Ver), esconde la necesidad de realizar estas actividades para diluir las responsabilidades que puedan derivarse de las decisiones y para dar la sensación de una amplia participación en la toma de decisiones. Hay reuniones en el trabajo, en las organizaciones de masas (Ver), en los CDR (Ver), en las milicias (Ver), en el Partido (Ver) y la juventud (Ver), y en todas partes, a cualquier hora, por cualquier cosa, y generalmente los resultados son totalmente ineficientes o nulos y se hubieran podido lograr sin la reunión. La burla popular a tanta reunión inútil se expresa en la frase “proletarios del mundo, reuníos”.



Reunionismo: Exceso agobiante de reuniones (Ver), casi siempre innecesarias e inútiles, típico de los regímenes comunistas en general y del castrismo en particular, para transmitir la sensación de participación colectiva en las decisiones. En realidad, cuando el Comandante en Jefe (Ver) toma decisiones y el Partido (Ver) comienza a enviar orientaciones (Ver) el único sentido de las reuniones es tratar de garantizar que los presentes se enteren de las decisiones que se están comunicando, pues a nadie ni siquiera se le ocurre pensar que pueda expresar ideas diferentes a las indicadas en las orientaciones que se están ‘bajando’.



Revisionismo: En el lenguaje comunista de tiempos de Lenin era una acusación básicamente teórica contra todos aquellos que Lenin consideraba que se desviaban de la línea de Marx, o más exactamente, de la interpretación que Lenin estaba realizaba de la obra de Marx, pues fue precisamente Lenin quien reinterpretó a Marx con sus ‘aportes’ y creó la teoría y la práctica de la construcción del socialismo. Posteriormente, Stalin utilizó el calificativo en la Unión Soviética como etiqueta para sus enemigos políticos, aún dentro del propio Buró Político (Ver) del Partido, que más temprano o más tarde serían considerados enemigos del pueblo, delito que se pagaba con la vida. En el castrismo la teoría marxista-leninista, cualquier teoría, nunca ha sido demasiado importante, pues se interpreta y se utiliza según los criterios y necesidades del Comandante en Jefe (Ver), pero de vez en cuando la etiqueta de revisionismo se utiliza contra los que, aún dentro de posiciones que no se consideren todavía contrarrevolucionarias (Ver), comienzan a realizar interpretaciones liberales (Ver) de la teoría, sobre todo cuando resulta que ésta, como es común, se contrapone a los lineamientos y las ideas del Comandante en Jefe.


Anonymou
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: DICCIONARIO DEL CASTRISMO COTIDIANO

Mensaje por Anonymou el Jue Mayo 10, 2007 3:03 pm

Revolución: Oficialmente, proceso de transformaciones radicales comenzado con el ascenso del castrismo al poder en 1959 y no detenido todavía, pues cada año que pasa la revolución se fortalece y se profundiza, en un ciclo inagotable e interminable. En realidad, en el castrismo la revolución se identifica con el Comandante en Jefe (Ver), él es la revolución, el espíritu de la revolución, la antorcha de la revolución: enfrentarse al Comandante en Jefe es enfrentarse a la revolución, las órdenes del Comandante en Jefe son las órdenes de la revolución, sus decisiones son las decisiones de la revolución, traicionar al Comandante en Jefe es traicionar a la revolución (ese fue el criterio que preparó el terreno para llevar al general Ochoa al paredón), discrepar del Comandante en Jefe es ser contrarrevolucionario, no seguirlo y apoyarlo hasta el final es vacilar ante la revolución. Si Luis XIV dijo “el Estado soy yo”, el Comandante en Jefe con su actuación durante casi cincuenta años ha dicho cada día: ‘la revolución soy yo’.



Revolución energética: Uno de los más recientes proyectos faraónicos del Comandante en Jefe (Ver) destinados a resolver de una vez por todas la permanente crisis de energía en el país, mediante la creación de los llamados ‘grupos electrógenos independientes’, que no son más que pequeños generadores de energía eléctrica que se pretende sustituyan la deficitaria e inestable energía producida por las ineficientes termoeléctricas de la era soviética.



Rojo vivo: Lenguaje del léxico oficial castrista , y sobre todo de la prensa escrita y los noticieros de televisión, para referirse a la forma en que supuestamente funciona la emulación socialista (Ver) en todo el país, pues continuamente se dice que los trabajadores han puesto y ponen toda su pasión y su interés en el trabajo y los resultados, desarrollando una competencia absurda entre ellos mismos para al final de la etapa solamente conocer quien ha sido el vencedor, poder sentirse todos y cada uno con la satisfacción del deber cumplido, y todos felices y contentos junto al sindicato (Ver) y el Partido (Ver) que siempre vela por todo, porque quien en realidad ha ganado con la emulación, como siempre sucede, ha sido la revolución (Ver), y la revolución es de todos.

Anonymou
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: DICCIONARIO DEL CASTRISMO COTIDIANO

Mensaje por Anonymou el Jue Mayo 10, 2007 3:03 pm

S



Sabia dirección: Lenguaje adulatorio del léxico oficial castrista para definir la forma en que dirigen el Comandante en Jefe (Ver) o el Partido (Ver). Se utiliza corrientemente en una frase como “… bajo la sabia dirección del …”. La dirección se sobreentiende como sabia e infalible, y no queda margen para cuestionamientos o suposiciones de errores. Por otra parte, siendo sabia, no deja espacio para alternativas o disidencia, pues cualquier opción sería no sabia, o estúpida, y no tendría sentido.



Sabotaje: Acusación que el castrismo lanza continuamente cuando existe algo que no funciona adecuadamente si se producen accidentes o tragedias producto de negligencia, irresponsabilidad, o el deterioro de los equipos. La palabra tiene doble filo y el castrismo la utiliza con cuidado: cuando sucede algo pero no se desea dejar entrever que puede haber una acción del enemigo (Ver) no se habla de sabotaje, sino de negligencia o irresponsabilidades, y si se mencionan equipos en mal estado o con mal funcionamiento enseguida se agrega que es producto del criminal bloqueo imperialista (Ver). Sin embargo, en otras ocasiones el castrismo considera conveniente acusar a los enemigos de la revolución (Ver) de sabotaje, aunque no esté comprobado, sobre todo cuando se trata de situaciones que tienen un alto contenido emocional y pueden ser un factor de movilización (Ver) de las masas (Ver), como en el caso de tragedias que afectan la vida de niños o personas inocentes: en estos casos, la acusación bien manejada y un par de editoriales de Granma (Ver) llamando a la guerra santa contra el enemigo juegan un papel importante en las emociones populares, y muchos quedan convencidos de que se ha producido un criminal sabotaje.



Sacrificio: Palabra del léxico oficial castrista muy vinculada a las cargas emocionales que se lanzan en la propaganda (Ver): se habla de la disposición del pueblo a los sacrificios que sean necesarios por la revolución (Ver) y para apoyar al Comandante en Jefe (Ver), y a continuación se mencionan a los que sacrificaron sus vidas por la revolución y el socialismo, incluyendo en este grupo desde comunistas convencidos que murieron en combate hasta muertos por accidentes o en fatales casualidades. Comparativamente, si hubo quienes sacrificaron sus vidas por darnos lo que hoy tenemos, razona el castrismo, el sacrificio que se está demandando del pueblo en esta ocasión es insignificante e intrascendente, y es de esperar que el heroico pueblo (Ver) responda con una actitud consecuente (Ver); quienes no lo hacen o no están dispuestos a hacerlo mancillan con su conducta la gloria de los que se sacrificaron antes.



Salario histórico: Uno de los desatinos más significativos del período de la Ofensiva Revolucionaria (Ver), consistente en garantizar a la persona que era trasladada a otro puesto de trabajo un salario nunca inferior al que devengaba en el momento de ser trasladado, con lo cual contadores altamente calificados o especialistas técnicos que fueron enviados a trabajos de carpintería o albañilería seguían percibiendo en los nuevos puestos de trabajo los salarios que devengaban anteriormente. La deformación se continuó extendiendo hasta el extremo de que el salario histórico se mantenía incluso si la persona se trasladaba por solicitud propia; además, una vez que se alcanzaba un determinado nivel más alto de salario éste se convertía en el salario histórico y a partir de ese momento en cualquier traslado que se produjera ese era el salario que estaba garantizado para la persona. Estas acciones surgieron del ejemplo de las medidas de los años iniciales para garantizar el salario de los oficiales y combatientes del ejército rebelde (Ver) enviados a la vida civil, o de la garantía al trabajador de que no se le afectaría el salario que traía desde antes del castrismo por cambios y reestructuraciones que se llevaban a cabo en empresas estatales, pero el proceso se deformó como tantas cosas y quedó fuera de control. Estas medidas provocaron una gran indisciplina laboral y una intensa desmotivación, falta de interés en la superación y descenso de la productividad y contribuyeron a generar inflación (Ver) en la economía, maltrecha ya por los efectos de irresponsables medidas combinadas que se aplicaron con la Ofensiva Revolucionaria desatada por el Comandante en Jefe (Ver). El salario histórico como realidad de los salarios del país se mantuvo vigente hasta el décimotercer congreso de los sindicatos (Ver), cuando el castrismo adoptó la medida de mantener los salarios históricos existentes pero no permitir la creación de ninguno más, así como eliminar el carácter histórico del salario si el trabajador se trasladaba por solicitud propia, de manera que solo se mantuviera cuando el traslado del trabajador fuera una decisión de la administración.



Salida ilegal del país: Abandono definitivo del país (Ver) para residir en cualquier otro, principalmente en Estados Unidos, sin conocimiento ni autorización de las autoridades castristas. Al haber convertido el Comandante en Jefe (Ver) todo el país en una gigantesca prisión con régimen cuartelario, los cubanos intentan abandonar el país de diferentes maneras: las vías llamadas legales suponen solicitud de visas permanentes en otro país y el proceso de emigración definitiva, bajo el control del Ministerio del Interior (Ver), pasando por todas las presiones establecidas, desde renunciar obligatoriamente al trabajo hasta el riesgo de los mítines de repudio (Ver), a menos que se trate del exilio rosado o blando (Ver). Las vías ilegales incluyen la actitud de ‘se quedó’ (Ver), deserción en cualquier país en que se encuentre el cubano que no quiere regresar al castrismo, o escape clandestino vía balsa (Ver) o cualquier otra embarcación o medio de transporte.


Anonymou
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: DICCIONARIO DEL CASTRISMO COTIDIANO

Mensaje por Anonymou el Jue Mayo 10, 2007 3:04 pm

Sancionar: En el lenguaje penal, la imposición de sanciones por los tribunales castristas. En el lenguaje del Partido (Ver) y la juventud (Ver), sancionar es la acción de imponer medidas disciplinarias a los militantes (Ver) y aspirantes (Ver) que por determinadas razones no se comportan de acuerdo a como el Partido o la juventud esperan de ellos. Las sanciones pueden extenderse desde la más ligera, amonestación, hasta la separación de las filas por un tiempo determinado, o por tiempo indefinido, que es una sanción considerada fuerte. La más fuerte de todas es la expulsión, que solamente se aplica en casos considerados extremadamente graves, entre ellos traición a la patria (Ver). Los militantes del Partido y la juventud que pidieron asilo en la Embajada del Perú cuando penetraron en 1980 aprovechando el retiro de la custodia de la embajada, y botaron sus carnets de militantes en la calle, antes de entrar, son un ejemplo de conductas y acciones que el Partido sanciona con la expulsión.



Se quedó: Lenguaje popular para referirse a la persona que aprovecha determinada estancia en el exterior para solicitar asilo político en cualquier país y escapar del castrismo. La población habla de que “se quedó Fulanito en España” o que “Menganito se quedó en Argentina”. La estancia en el exterior puede ser un viaje oficial, de trabajo o de carácter familiar, y la persona se queda en el país donde está o aprovecha una escala de avión en el país conveniente. A lo largo de cuarenta y siete años de castrismo ha habido quedados, definidos por el gobierno como traidores (Ver) y desertores, pero en la medida que el castrismo ha incrementado la represión y las dificultades económicas son mayores, ha aumentado el número de quedados, así como los países donde las personas se quedan; en los últimos tiempos cualquier país se considera preferible antes que regresar al período especial (Ver) del castrismo.



Secretariado: Órgano de dirección que dirige y controla el funcionamiento del Partido (Ver). Integrado por el Primer Secretario (Ver) del Partido, que es el Comandante en Jefe (Ver), su hermano, que ha sido Segundo Secretario vitalicio, y varios burócratas selectos de la nomenclatura (Ver), ejecuta la dirección del aparato partidista a través de los departamentos de organización, cuadros (Ver) y atención a organizaciones de masas (Ver), del trabajo ideológico (Ver) a través de los departamentos de educación (Ver) y de orientación revolucionaria (Ver), del trabajo de relaciones exteriores del Partido, del control de la economía del país a través de los departamentos relacionados con la economía y los Ministerios (Ver) encargados de la producción, e infinidad de otras tareas de la más diversa índole. El secretariado del Partido, a pesar de la propaganda (Ver) y la charlatanería, es un organismo sin rasgos de actividad democrática, reforzado por un conjunto de burócratas ineptos que actúan como cuadros profesionales (Ver), que se entromete en todas las actividades que se desarrollan en el país, pero sin un verdadero nivel de decisión, pues las decisiones verdaderamente trascendentes se toman en el Buró Político (Ver). Fue disuelto en los años noventa por su inoperancia, y resucitado en el 2006 en el proceso de preparar la sucesión de la tiranía.



Secreto: Categoría de clasificación de informaciones y documentos castristas, mucho más compleja que la de restringido (Ver). El castrismo sufre de paranoia y ve enemigos (Ver) en todas partes, por lo que una gran cantidad de informaciones y documentos son considerados de carácter secreto. Naturalmente, las informaciones de carácter militar y las comunicaciones del gobierno con sus embajadas en el exterior tienen carácter secreto, pero en el castrismo el secreto se extiende a todos los sectores de la vida nacional y a todas las actividades, importantes o no, actuales o pasadas. Entre los secretos mejor guardados del castrismo, que no tienen nada que ver con la seguridad nacional o el gobierno, está el hecho de que el supuestamente poderoso Partido Comunista fundado en 1925 contó con siete militantes en ese momento, así como es altamente secreta la cifra de militantes del antiguo Partido Comunista al momento de la toma del poder por el castrismo en 1959, o la relación oficial de los combatientes muertos en la lucha guerrillera y la clandestinidad urbana contra la dictadura entre 1956 y 1959, que se declara como de veinte mil mártires. Secretos del castrismo son las calificaciones obtenidas y los registros de asistencia del Comandante en Jefe (Ver) a su paso por la universidad como estudiante; durante más de veinte años el castrismo mantuvo como secreto, sólo para el pueblo cubano pues el mundo entero lo sabía, la fracasada experiencia guerrillera de Che Guevara y cientos de combatientes cubanos en el Congo en 1965, que debieron regresar precipitadamente al país después de meses en que la guerra de guerrillas demostró ser un método impracticable y que la teoría del foco guerrillero demostró que el foco no lograba encenderse.



Sectarismo: Nombre otorgado por el castrismo al proceso desatado en 1962 para detener la toma de cargos de dirección del Partido (Ver) por militantes del antiguo Partido Comunista, que alegando mejor preparación teórica marxista desplazaban de las posiciones dirigentes a los combatientes guerrilleros del ejército rebelde (Ver) que habían luchado bajo las órdenes del Comandante en Jefe (Ver). Comenzado con un discurso público del ‘Máximo Líder’ (Ver) en 1962 y otro del cual sólo fue publicada una versión pocos días después, la lucha contra el sectarismo supuso la imposición en las filas de las organizaciones del Partido de los combatientes fieles al Comandante en Jefe y relegar a los antiguos militantes a segundas o terceras posiciones, independientemente de la supuesta preparación teórica. Los comandantes del ejército rebelde (Ver) y en menor medida algunos combatientes de la lucha clandestina fueron designados para dirigir los comités provinciales y locales del Partido y la juventud (Ver), y el Comandante en Jefe dejó bien claro que el poder que estaba estableciendo no se repartía con nadie ni bajo el pretexto de los vínculos de los antiguos comunistas con la Unión Soviética. Cuando tres años más tarde creó de ‘a dedo’ el comité central del Partido, los otros siete miembros del Buró Político eran colaboradores cercanos de él y ninguno del antiguo Partido, y de los cien miembros designados en el comité central sesenta y cinco eran altos oficiales del ejército rebelde, y otros más provenían de la lucha clandestina de organizaciones no vinculadas al antiguo Partido Comunista.


Anonymou
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: DICCIONARIO DEL CASTRISMO COTIDIANO

Mensaje por Anonymou el Jue Mayo 10, 2007 3:04 pm

Seguridad del Estado: Mecanismo omnipresente y todopoderoso del poder castrista, perteneciente al Ministerio del Interior (Ver), encargado de la represión y control de las actividades consideradas de carácter contrarrevolucionario (Ver), equivalente de los tenebrosos órganos de la KGB soviética, la Stassi alemana oriental o la Securitate de Caesescu que desató la masacre de diciembre de 1989 en Bucarest. El castrismo mantiene en riguroso secreto la estructura de la seguridad, al extremo de crear confusiones hasta en los mismos castristas de la vida civil o incluso militares no vinculados a estas actividades; muchas personas en el país aún llaman G-2 a la seguridad por su primera denominación como los órganos de inteligencia en la estructura pentagonal norteamericana. Aunque en muchas ocasiones las informaciones que se hacen públicas intentan limitar la seguridad a los órganos de contrainteligencia del Ministerio del Interior cuando capturan enemigos (Ver), o a los órganos de inteligencia cuando se cantan loas a las leyendas de los héroes anónimos de la seguridad infiltrados en las filas enemigas, la estructura de los órganos de la seguridad es mucho más compleja y ramificada. Los componentes fundamentales del así llamado sistema de la Seguridad del Estado son las Direcciones de Inteligencia, Contrainteligencia, Guardafronteras, Seguridad Personal, Tropas Especiales, Inmigración, e Identificación, así como la Contra-inteligencia Militar, que aunque trabaja coordinadamente con el Ministerio del Interior está subordinada al Ministerio de las Fuerzas Armadas: a diferencia de la práctica habitual en la ex Unión Soviética y el campo socialista (Ver), el Comandante en Jefe (Ver) ha mantenido la Contrainteligencia Militar en manos de las Fuerzas Armadas, directamente subordinada a Raúl Castro, como un elemento de balance y una forma de control del Ministerio del Interior, lo que le resultó extremadamente útil en la crisis de 1989 cuando ordenó encarcelar al Ministro y al Vice Ministro primero del Interior por supuestas negligencias vinculadas a lo que desembocó en la causa del narcotráfico (Ver) y el fusilamiento del general Ochoa. Tanto el Ministerio del Interior como la Contrainteligencia Militar tienen mandos provinciales, de donde salen ramificaciones por sectores y territorios, departamentos integrados por oficiales operativos que atienden las dependencias y municipios por sectores: industria, universidades, cultura, relaciones exteriores, turismo, así como los problemas en las cuadras y vecindarios, que se controlan en coordinación con los CDR (Ver). A pesar de la leyenda cuidadosamente creada año tras año y reforzada con películas, programas de televisión y novelas, de que la seguridad lo sabe todo y cuenta con poderosas cámaras, grabadoras y técnica sofisticada, la seguridad castrista funciona antes que todo, como toda institución policial, en base al trabajo de agentes y colaboradores secretos que son la fuente primaria de informaciones y la garantía del flujo constante de informes sobre estados de opinión (Ver) y actividades enemigas: de este flujo se destila lo considerado verdaderamente importante como para requerir trabajo operativo secreto en gran escala sobre los ‘objetivos’, uso de la técnica y otras acciones de confección de expedientes, que al completarse con infinidad de detalles y precisiones dan lugar a operaciones de detención, interrogatorio y procesamiento del enemigo, su ‘desenmascaramiento’ para denunciar actividades enemigas, o a su reclutamiento como agentes para extender el trabajo operativo.



Seguridad social: Mecanismo gubernamental encargado de las actividades de pensiones, retiros e inhabilitación médica de los trabajadores. Al triunfo del castrismo la seguridad social cubana estaba bien organizada y balanceada de acuerdo a las realidades de la economía. Después de 1959, bajo la utopía y demagogia de justicia social, y en medio de las decisiones económicas insensatas e incoherentes de la Ofensiva Revolucionaria (Ver) desatada por el Comandante en Jefe (Ver) la seguridad social se desorganizó, se extendió como una carga sobre la economía nacional y se convirtió en un lastre imposible de soportar, más aún cuando las expectativas de vida de la población se ampliaban gracias a los planes de salud, con lo que la cantidad absoluta de personas jubiladas o deshabilitadas creció desproporcionalmente: la llamada resolución 270 del Ministerio del Trabajo castrista aseguraba la jubilación con el 100% del salario recibido en los últimos cinco años, las ausencias por enfermedad y asuntos justificados no se descontaban del salario, que muchas veces era histórico (Ver), a la vez que se prohibía doblar turnos, hacer tiempo extra o trabajar en dos lugares diferentes, todo lo cual, actuando de conjunto, permitía hablar de la eliminación del desempleo, y contribuyó a la desmotivación de los trabajadores y la caída en picada de la productividad, el aumento de la inflación (Ver) y la desvalorización de la moneda, así como al incremento de la escasez, las colas (Ver) y las necesidades sin satisfacer. La carga de una seguridad social insostenible por la economía, más el peso de la salud pública y la educación gratuitas, crearon un desbalance económico en el país que sólo podía sostenerse con el subsidio soviético.



Seguroso: Lenguaje popular para referirse a los funcionarios de la Seguridad del Estado (Ver) en un tono de burla, enfatizando su carácter de misterio, clandestinaje y secreto.



Selectivo: Denominación que se utiliza para definir actividades que adquieren carácter elitista en el castrismo. El Partido (Ver) y la juventud (Ver) son organizaciones políticas, selectivas, mientras las organizaciones de masas (Ver) son precisamente de masas, admiten prácticamente a todo el mundo dentro de normas relativamente flexibles y amplias. Algunas carreras y estudios universitarios son selectivos, es decir, no admiten a todo el que quiera cursarlos: periodismo, filosofía, sicología, sociología, derecho, física nuclear, son carreras selectivas: algunas de ellas exigen la militancia como condición, otras impedían el acceso de los creyentes, otras exigen un conjunto de requisitos y, en última instancia, un aprobación partidista.



Sequía: Fenómeno natural que provoca escasez de lluvias y afectaciones a la agricultura, uno de los eternos pretextos castristas para justificar el fracaso de la agricultura socialista. Desde 1963 el castrismo comenzó un plan de desarrollo de recursos hidráulicos del país construyendo decenas de presas, algunas gigantescas y otras menores, desviando ríos, inundando terrenos que quedarían bajo las aguas y construyendo canales de riego, importando máquinas de bombeo y equipos de riego del campo socialista (Ver), para represar las aguas, impedir ‘que ni una sola gota de agua se vaya al mar’, evitar inundaciones y disponer del agua requerida en los cultivos en tiempos de sequía. Sin embargo, todos los años la sequía o la lluvia tienen que ver con las explicaciones que se ofrecen para justificar el fracaso de la producción agropecuaria y las eternas limitaciones que debe soportar la población: o llovió muy poco, o demasiado, o llovió lo apropiado pero fuera de tiempo, o la lluvia fue buena para los vegetales pero mala para la caña, o buena para la caña y mala para el tabaco, o cualquier combinación imaginable. Naturalmente, en todos los países del mundo ocurren sequías, y todos resuelven los problemas, enfrentan el comportamiento de las lluvias y colocan los productos en el mercado diariamente, sin necesitar explicaciones, cifras o estadísticas, porque la causa real del problema de la agricultura cubana es su absurda combinación de una ineficiente organización socialista de estilo stalinista y una increíble desorganización castrista creada por el Comandante en Jefe (Ver) con la madeja de planes especiales (Ver), planes piloto (Ver), planes Fidel (Ver), movilizaciones (Ver) de ‘voluntarios’, envío de estudiantes al trabajo agrícola y la supervisión del Partido (Ver) ejerciendo el papel rector (Ver) que se autoasigna.



Servicio Militar Obligatorio: Sistema de reclutamiento forzado de jóvenes para las Fuerzas Armadas, establecido a finales de 1963 por la necesidad de completar las filas de las unidades militares que crecían desmesuradamente como parte de las medidas del gobierno castrista para garantizar la defensa (Ver) del país. A pesar de haber sido definido como una tarea de honor por la juventud comunista (Ver), y de las innumerables falsedades con que Raúl Castro presentó la ley definiendo las Fuerzas Armadas como una gran escuela de formación técnica de jóvenes, nunca el servicio militar ha tenido aceptación entre la masa juvenil, que lo considera innecesario, aburrido, inútil, abusivo, y una pérdida de tiempo, además de algo extremadamente peligroso dadas las intenciones internacionalistas (Ver) con que se alimenta continuamente el Comandante en Jefe (Ver). En la medida que la población ha ido conociendo las abundantes exenciones de servicio que reciben los hijos de la nomenclatura (Ver) y las privilegiadas condiciones en que se mantienen cuando son llamados a filas, se ha ido desvaneciendo el mito de un llamado a filas igualitario y justo, y se ha comprobado que, también en el servicio militar obligatorio, se imponen los intereses del castrismo por sobre los de la población.



Sindicato: Organización de los trabajadores para la defensa de sus intereses. Los sindicatos cubanos antes del castrismo eran una institución combativa y organizada democráticamente a pesar de haber tenido significativa presencia en su liderazgo de militantes comunistas. El movimiento sindical cubano, mucho antes del castrismo, había logrado organizarse en una sola confederación y constituía una fuerza considerable, que había logrado resultados como la jornada de cuarenta y cuatro horas semanales con pagos de cuarenta y ocho, derecho a nueve días anuales por enfermedad, derecho de maternidad y vacaciones, entre otras cosas. Con el ascenso del castrismo se denunciaron, expulsaron y reprimieron los dirigentes sindicales vendidos al imperialismo (Ver), se facilitó el regreso de los comunistas a la dirección sindical en condición de máximos jefes y se excluyó a todos los llamados bonzos sindicales (terminología soviética), blandengues (Ver) o traidores (Ver), es decir, todos los dirigentes (Ver) sindicales que no eran comunistas o castristas de fidelidad (Ver) demostrada. Casi de inmediato, la dirección de la Confederación de Trabajadores de Cuba se afilió a la confederación sindical internacional controlada por los soviéticos, planteó como tarea principal el apoyo a la revolución (Ver), impuso la renuncia a las demandas sindicales del momento y a los logros obtenidos anteriormente, y apoyó sistemáticamente al gobierno en todas las exigencias de limitaciones y sacrificios (Ver) a los trabajadores, bajo el criterio de que ‘los intereses y objetivos de la revolución y los intereses y objetivos de los trabajadores son los mismos intereses y objetivos’ (Ver). Durante la Ofensiva Revolucionaria (Ver) el papel de los sindicatos se redujo casi a cero, y comenzaron las designaciones de dedo de los dirigentes sindicales, quienes a lo largo del castrismo, casi sin excepción, se han caracterizado por su impopularidad, su incapacidad y por no acumular una historia de verdadera condición de trabajadores. A pesar de los intentos de revitalizarlos después del fracaso de la zafra de los 10 millones (Ver) y el acercamiento a los soviéticos, los sindicatos nunca han sido una organización significativa o importante en las decisiones, pero sin embargo nunca ha cambiado la tónica del constante discurso propagandístico sobre el papel de los trabajadores y la revolución de los trabajadores y para los trabajadores.


Anonymou
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: DICCIONARIO DEL CASTRISMO COTIDIANO

Mensaje por Anonymou el Jue Mayo 10, 2007 3:04 pm

Siquiatría: Rama de las ciencias médicas encargada de los problemas de la salud mental. Ha sido una constante denuncia mundial el uso de la siquiatría en el campo socialista (Ver) para reprimir disidentes (Ver) y presos políticos (Ver): el castrismo no ha escapado de estas denuncias. Además, es imposible conocer la cantidad de personas en el país, supuestamente sanas, que ha sufrido y sufre desajustes mentales y emocionales producto de las extraordinarias tensiones a que les somete el castrismo: separación de las familias por las movilizaciones (Ver) agrícolas y las misiones internacionalistas (Ver), presión sobre las personas para cumplir los objetivos indicados por el castrismo, mítines de repudio (Ver), autobiografías (Ver) y entrevistas inquisidoras, autorizaciones (Ver) y decisiones de las instancias correspondientes (Ver).



Sistema: Enfoque científico de análisis y conocimiento, desarrollado por la teoría general de sistemas, confiscado por el marxismo teorizante soviético y utilizado ampliamente en el castrismo como denominación más que como herramienta científica, pues todo se quiere definir como sistema: sistema único de vigilancia (Ver), sistema de dirección de la economía (Ver), sistema de trabajo con los cuadros (Ver), sistema de la Seguridad del Estado (Ver), sistema de educación (Ver), sistema judicial, sistema de escuelas del Partido (Ver). El enfoque, mal conocido, peor interpretado, adulterado y absurdamente aplicado en el castrismo, resulta un engendro teórico que viene de maravillas al estilo totalitario castrista, pues en última instancia se utiliza para justificar el tejido omnipresente del totalitarismo bajo la única dirección y voluntad del Comandante en Jefe (Ver).



Sistema de dirección: Concepto tomado de la teoría de sistemas y del enfoque en sistemas, se define en el castrismo como ‘el conjunto de leyes, principios, regulaciones, mecanismos y herramientas’ que, bajo la dirección del Partido (Ver), se utilizan para la dirección de determinada actividad. El que más resonancia alcanzó durante varios años fue el llamado sistema de dirección y planificación de la economía, que con más penas que glorias necesitó cinco años para establecerse después del fracaso de la zafra de los 10 millones (Ver) y la Ofensiva Revolucionaria (Ver). Copiado del sistema soviético y adaptado creadoramente teniendo en cuenta características peculiares (Ver) del castrismo y buscando no repetir errores (Ver), siempre constituyó una mezcla de órdenes, regulaciones, compromisos y aplicaciones incompletas que se caracterizaba por cualquier cosa menos por ser un sistema en verdadera teoría. Soslayado por el Comandante en Jefe (Ver), que permitió que lo aprobaran en el congreso del Partido (Ver) aunque siempre se mantuvo a distancia y nunca lo apoyó por considerarlo demasiado capitalista y que no se apoyaba convenientemente en la conciencia (Ver) de los trabajadores y el espíritu del Che (Ver), vivió sus penas durante 11 años y resultó ser más efectivo que el llamado registro económico (Ver) de la Ofensiva Revolucionaria, lo cual no era difícil teniendo en cuenta la incoherencia y absurdo de la concepción implantada por el Comandante en Jefe años atrás. Aunque sobrevivió al segundo y tercer congresos del Partido (Ver), tres meses después del tercer congreso, en abril de 1986, el Comandante en Jefe lanzó abruptamente el Proceso de Rectificación (Ver), atacó fuertemente al sistema de dirección como capitalista, burocrático e ineficiente, ideado e implementado por ‘tecnócratas’, ‘mercachifles’ y ‘aprendices de capitalistas’ que querían desplazar al Partido de su papel rector (Ver), destituyó a los dirigentes de la esfera económica y los envió a otras funciones (Ver) o al ‘plan payama’ (Ver), y comenzó a tomar decisiones para llevar al país ‘por el camino correcto’, que resultó estar a un paso del abismo económico y la paralización cuando comenzó la crisis del comunismo europeo en 1989 que culminó con el desmantelamiento en pocas semanas del invencible campo socialista (Ver) y el recorte hasta la desaparición de los subsidios soviéticos. Entonces el Comandante en Jefe no habló más de la rectificación, acusó a los dirigentes comunistas de traicionar a sus pueblos, y emprendió la batalla contra el criminal bloqueo imperialista (Ver) como causante de los males y limitaciones del pueblo cubano, acosado por la potencia imperialista más poderosa del planeta.



Sistema Único de Vigilancia: Sofisticado mecanismo represivo del castrismo que combina bajo una sola red los sistemas de vigilancia y alerta del país (Inteligencia, Inteligencia Militar, Guardafronteras y Defensa Antiaérea) con los sistemas profesionales de represión y control de la Contrainteligencia, Contrainteligencia Militar, Policía (Ver), Regimiento de Embajadas (Ver), Tropas Especiales (Ver), Inmigración (Ver), y los sistemas que integran masivamente a la población: CDR (Ver), Organizaciones de Masas (Ver), CVP (Ver) y otras, para ponerlas bajo un mando único en función de la defensa (Ver) y orden interior del país, es decir, en función de los intereses del Comandante en Jefe (Ver).



Socialismo Científico: Esbozo teórico de la sociedad que sustituiría al capitalismo luego de su inevitable caída, esbozado por Marx, y desarrollado con tendencia catequista por Engels en su afán de popularizarlo, enriquecido por Lenin con su experiencia práctica de la construcción del socialismo soviético y convertido en un estúpido dogma por los teóricos del stalinismo, de obligatorio estudio en los países del campo socialista (Ver). Absolutamente alejado de la realidad y totalmente desvinculado de la experiencia práctica, sin capacidad explicativa ni mucho menos predictiva, esta supuesta ciencia alimentó conceptualmente durante muchos años a los Partidos (Ver) y gobiernos comunistas como una de ‘las tres partes integrantes del marxismo’. Bajo el castrismo, el estudio del socialismo científico era obligatorio en la enseñanza media, las universidades y las escuelas del Partido (Ver), aunque resulta tan inútil como en el resto del campo socialista.



Sociedad: Conjunto de componentes de la vida de un país, analizados en el comunismo en general, y en el castrismo en particular, sólo bajo la óptica del materialismo histórico (Ver) y sus intereses específicos, y sin ninguna relación con ciencias de su estudio como la sociología, la ecología o la economía.



Sociedad civil: Conjunto de componentes de la vida social de un país que se desarrolla al margen de los organismos y organizaciones oficiales, absolutamente ignorados y reprimidos en los países comunistas. Las únicas menciones de Marx a la sociedad civil aparecen en sus primeros escritos, pero después se aleja del concepto. Engels y Lenin no lo utilizaron, y tal vez Stalin ni lo conocía. Para el castrismo la sociedad civil no existe, y todas las manifestaciones de surgimiento de la sociedad civil se definen como acciones del enemigo (Ver) desarrolladas por grupúsculos (Ver) mercenarios que quieren regresar al país al tenebroso pasado.



Sociedad de consumo: Calificativo que se aplica peyorativamente a los países capitalistas desarrollados, enfatizando aspectos negativos como el consumo de drogas o la delincuencia, para educar (Ver) a la población en principios de austeridad y modestia (Ver) que en realidad significan escasez, limitaciones y privaciones para todos menos para el Comandante en Jefe (Ver) y la nomenclatura (Ver), que se desviven por los espejitos de colores (Ver) de la sociedad de consumo.

Anonymou
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: DICCIONARIO DEL CASTRISMO COTIDIANO

Mensaje por Anonymou el Jue Mayo 10, 2007 3:05 pm

Sociolismo: Término del lenguaje popular de los cubanos para referirse a las relaciones entre personas amigas que se piden prestado (Ver) o resuelven (Ver) recursos del estado en función de sus intereses personales. En el lenguaje popular de la Cuba castrista la palabra socio no tiene sentido de asociación comercial como en el capitalismo, sino de amistad o cercanía afectiva.



Sociología: Ciencia del estudio de las relaciones sociales y grupales, declarada ciencia falsa en tiempos del stalinismo y que no recibe demasiada atención bajo el castrismo, por considerarse que el materialismo histórico (Ver) dispone de todas las respuestas que busca la sociología. A la sociología se acerca el castrismo cuando quiere conocer instrumentos de recolección o medición de opiniones o patrones de comportamiento social de los grupos, pero adultera su diseño y aplicación en la medida de sus intereses, se cuida suficientemente de considerar secretos (Ver) todos los resultados de estos instrumentos, y no los tiene en cuenta para establecer o modificar la política, considerando necesario, frente a los resultados adversos, incrementar el trabajo político (Ver) y educar (Ver) a la población para que interiorice (Ver) la línea del Partido (Ver).



Solidaridad: Apoyo a gobiernos, Partidos, organizaciones, grupos o personas con posiciones favorables o convenientes al castrismo; la solidaridad se define internacional y sin fronteras, y es uno de los pretextos para intervenir en los asuntos internos de otros países, exportar la subversión y desarrollar misiones internacionalistas (Ver). Cuando desde otros países se expresa solidaridad a prisioneros de conciencia del castrismo o a organizaciones disidentes el castrismo lo considera “groseras violaciones de las normas del derecho internacional y una inadmisible intervención en los asuntos internos del pueblo cubano”.



Subdesarrollo: Condición de insuficiente desarrollo de los países de América Latina, Asia y África, provocada por la constante acción del imperialismo (Ver) y del neocolonialismo (Ver), de acuerdo a los enfoques de la propaganda (Ver) castrista. En la historia oficial de Cuba escrita por el castrismo se presenta a la nación como una muestra de subdesarrollo y se explica que gracias a la revolución (Ver) dirigida por el Comandante en Jefe (Ver) y el Partido (Ver) el país realiza ingentes esfuerzos por salir del subdesarrollo y alcanzar un pleno desarrollo económico y social, lo que no se logra definitivamente a causa de las acciones del imperialismo (Ver), en primer lugar a causa del criminal bloqueo (Ver) a que tiene sometido a los cubanos. Por regla general, los países del Tercer Mundo son definidos como subdesarrollados, con excepción de los que han optado por la vía socialista o los gobiernos amigos (Ver) del castrismo, que se consideran en un proceso de constante desarrollo de su economía a pesar de las acciones del imperialismo, y a los que el ‘Máximo Líder’ (Ver) constantemente envía ayuda, solidaridad (Ver) e internacionalismo (Ver).



Subjetivo: Referido a la conciencia de las personas y, por lo tanto, subordinado a las realidades materiales, según la teoría marxista. En el castrismo se utiliza para desacreditar cualquier opinión discrepante como criterio subjetivo no correspondiente con la realidad. Se utiliza además para definir los problemas y necesidades de la población: cuando las soluciones dependen de la disponibilidad de recursos se denominan problemas objetivos y no se pueden resolver si no hay recursos, que casi equivale a decir nunca; cuando las soluciones dependen de la voluntad de las personas y no de los recursos que no hay se denominan subjetivos, aunque muchas veces tampoco se resuelven por problemas de cuadros (Ver), de disciplina o de desorganización, o porque no están priorizados (Ver) por el gobierno.



Sublevación popular: Levantamiento de la población contra un gobierno enemigo (Ver) o no considerado amigo (Ver) por el castrismo. En casos de sublevaciones contra los amigos, como la sublevación anticomunista húngara de 1956 o la rumana de 1989 se habla de revueltas, disturbios o enfrentamientos. La sublevación de los rusos contra los golpistas de 1991 fue descrita por la prensa castrista sin énfasis en su denominación, y nunca se utilizó el concepto golpe de estado para referirse a la acción de los comunistas más reaccionarios. Las sublevaciones ciudadanas realizadas contra el castrismo en sus primeros años y violentamente reprimidas, y la del Malecón habanero en 1994, que desató la crisis de los balseros (Ver) se denominan por el castrismo como motines o revueltas, pero nunca se le reconoce carácter de sublevación (que implica desafío a la autoridad) y mucho menos carácter popular.



Subsidio: En la seguridad social del castrismo, pensión que reciben determinadas personas que han quedado desamparadas. En el funcionamiento de la economía castrista el concepto no existe para las empresas, porque se utilizan nebulosas conceptuales como precio de producción, impuesto de circulación y costo ramal, además de que el control de la economía y sus resultados nunca ha recibido demasiada atención. En el comercio internacional el castrismo niega enfáticamente la existencia de subsidios por parte de la Unión Soviética o Venezuela hacia el gobierno castrista para apuntalar su ineficiencia y su desorden permanente, y define el promedio de entre cinco y siete mil millones de dólares recibidos anualmente desde la URSS durante treinta años como muestra de comercio justo (Ver) y relaciones comerciales ejemplares producto de la solidaridad (Ver) y el internacionalismo proletario (Ver).



Sudor del pueblo: Frase característica de la demagogia castrista para desatar la represión cuando tiene como blanco a aquellos que lucran con sudor del pueblo o que se quieren aprovechar del sudor del pueblo. Igualmente, la represión contra la disidencia identifica a los enemigos (Ver) como aquellos que quieren destruir lo que el pueblo construye con su sudor; pero cuando es el castrismo quien en verdad necesita exprimir un poco más del sudor del pueblo como hace continuamente, entonces la propaganda (Ver) habla del heroico pueblo (Ver), la clase obrera (Ver), el espíritu del proletariado o el llamado de la patria (Ver).

Anonymou
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: DICCIONARIO DEL CASTRISMO COTIDIANO

Mensaje por Anonymou el Jue Mayo 10, 2007 3:05 pm

T



Tallar: Frase del lenguaje popular equivalente a negociar con alguien. Cuando hay que tallar a una persona significa que hay que convencerle para que autorice algo, para que de la aprobación o luz verde para realizar algo que resulta necesario, o el permiso para conseguir algún producto escaso o controlado: hay que tallar al jefe para que autorice la gasolina, o hay que tallar a Fulanito para poder trasladar a Menganita para esta oficina. Como las relaciones de trabajo no se basan en actividades comerciales de compra-venta o en actividades específicamente reglamentadas, las relaciones personales y la forma en que se manejan juegan un papel determinante en las actividades laborales: de ahí que el saber tallar a la persona adecuada en el momento oportuno sea un arte difícil de dominar, aunque todos los cubanos lo practican diariamente.



Tarea de todos: Definición que el castrismo otorga a las tareas donde quiere comprometer a toda la población en su realización, que por regla general son coordinadas y dirigidas por el Partido (Ver) ejerciendo el papel rector (Ver) autoasignado, que suponen infinidad de reuniones, controles y comisiones de trabajo y que, por regla general, al ser de todos terminan siendo de nadie, pues nadie se siente responsable por su ejecución ni se interesa demasiado en su cumplimiento, pues como es una tarea de todos se supone o se cree que siempre aparecerá alguien capaz de terminar lo que otro ha comenzado y no tiene interés en continuar. Ejemplos típicos de tareas de todos son la zafra (Ver), la cadena puerto-transporte-economía (Ver), la vigilancia revolucionaria (Ver) o la liberación de la mujer (Ver).



Tareas de la defensa: Denominación oficial que se utiliza por el castrismo para designar todas las actividades de las Fuerzas Armadas, lo que incluye las movilizaciones (Ver) y las tareas consideradas de apoyo, tales como entrenamientos de la población y las milicias (Ver), ejercicios de oscurecimiento de las ciudades y comprobación de los sistemas de alarma antiaérea, y el resto de las acciones que se ejecutan en previsión de la agresión (Ver) imperialista y el golpe aéreo masivo sorpresivo (Ver).



Tareas de la revolución: Calificativo genérico del léxico castrista que define cualquier orden, orientación y directiva que emita el Comandante en Jefe (Ver), el Partido (Ver) o la revolución (Ver), que en la concepción castrista son una y la misma cosa. Se pide a los militantes y a todas las personas estar en disposición de cumplir cualquier tarea que sea asignada por la revolución, con lo cual se desea que la persona actúe incondicionalmente ante movilizaciones de trabajo voluntario (Ver), misiones internacionalistas (Ver), cualquier demanda de sacrificios (Ver) y privaciones planteada por el gobierno o cualquier cosa que pueda ser ordenada. Aunque en la vida real esta incondicionalidad muchas veces es más supuesta que real, lo que se busca con este pedido a las personas es su declaración pública y la expresión de su fidelidad (Ver), con lo cual se crea un nivel de compromiso en la persona que facilita posteriormente demandarle cualquier esfuerzo que el castrismo considere debe solicitar en cualquier momento.


Anonymou
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: DICCIONARIO DEL CASTRISMO COTIDIANO

Mensaje por Anonymou el Jue Mayo 10, 2007 3:05 pm

Tarjeta blanca: El verdadero permiso castrista de salida del país, ya que el pasaporte en sí mismo no constituye autorización para viajar. Presiones internacionales sobre las restricciones de viajes hicieron que el castrismo liberalizara la tramitación de pasaportes, y actualmente obtener un pasaporte es algo relativamente alcanzable; con él se pueden tramitar visas y pasajes, pero eso no significa que la persona esté autorizada a viajar: la única autorización real es la tarjeta blanca, documento que emite Inmigración (Ver) como complemento del pasaporte, y constituye una planilla en dos partes de registro de la salida y entrada de la persona al país: para salir del país se muestra en los puntos de salida la tarjeta blanca, el funcionario de inmigración se queda con una parte y el viajero se queda con la otra mitad del documento, debidamente marcada por el funcionario. Al regresar al país es obligatorio tener la mitad de la tarjeta blanca que autoriza el regreso, y que indica cuándo salió la persona, a dónde y por que tiempo; no tener la tarjeta blanca al regresar es causa de dificultades e incomodidades para el viajero. Las personas que abandonan definitivamente el país (Ver) reciben la tarjeta blanca para salir, pero los funcionarios de inmigración en el punto de salida no les entregan la mitad requerida para el regreso: a partir de esa salida, sólo pueden regresar si el castrismo les autoriza, para lo que requieren tramitar una visa de visita temporal a su país natal.



Tendencia: Frase común del trabajo de los militantes del Partido (Ver) y la juventud (Ver) para criticar, presionar o coaccionar a las personas, pues se les indica que tienen tendencia al acomodamiento (Ver), tendencia a expresarse de manera liberal (Ver) o tendencia a protestar demasiado, como paso previo y forma de realizar una severa advertencia, pues el paso siguiente será la acción correctiva del Partido expresada en un fuerte ataque o una sanción.



Tengo que ir: Frase de la hipocresía oficial de los dirigentes (Ver) castristas cada vez que consiguen un viaje al exterior, pues siempre dicen tengo que ir a la madre patria (Ver), o tengo que ir a Buenos Aires, o tengo que ir a Madrid, para referirse al viaje que se ha de realizar al extranjero; por la hipocresía del lenguaje nunca se dice conseguí un viaje para tal lugar, o me regalaron un viajecito a tal país; tengo que ir suena a tarea de trabajo, obligación propia del cargo, no a paseo o descanso. Curiosamente, los mismos dirigentes que tienen que ir al extranjero se expresan diferente en otras situaciones: me mandaron para la agricultura 15 días o ahora me están mandando a la microbrigada. A esos lugares no tan agradables me mandan, pero al extranjero tengo que ir.



Territorio libre: Frase oficial, tomada del concepto de territorio libre utilizado en la lucha guerrillera en la Sierra Maestra, se ha extendido indiscriminadamente a todas las aristas de la vida nacional. El castrismo define a Cuba como Territorio Libre de América, el país fue declarado desde 1961 territorio libre de analfabetismo, las escuelas se declaran territorio libre de fraude escolar (Ver). Paradójicamente, el fraude escolar se mantiene y el concepto de libertad en Cuba se basa en una definición muy peculiar del castrismo, en la cual las libertades individuales fundamentales no cuentan para nada. En una entrevista en 1977 el Comandante en Jefe (Ver) definió a la ex-Unión Soviética como ‘el país más libre del mundo’.



Terrorismo: Acción violenta de personas o grupos extremistas encaminada a aterrorizar a la población y crear un clima de inestabilidad que fuerce a las autoridades a aceptar exigencias de los terroristas o al menos a reconocerles y negociar con ellos. El terrorismo en la definición castrista es el terrorismo contra el gobierno cubano o contra los regímenes comunistas, pero el terrorismo de izquierda contra los gobiernos considerados enemigos o no amigos cercanos se condena con mucha menos fuerza. No se condenan directamente en la propaganda (Ver) oficial las acciones terroristas en España o Irlanda, o se hace ligeramente en los atentados contra Estados Unidos: se narran descriptivamente y tal vez en las noticias que se difunden se deja pasar una ligera frase de censura de la declaración de algún funcionario del país afectado. Cuando gobiernos considerados amigos se ven mezclados en acciones terroristas el castrismo se hace de la vista gorda e ignora el caso, como la acusación contra el régimen libio vinculada al derribo de un avión civil de pasajeros. El castrismo recurre también a la definición de terrorismo de estado para lanzarla como acusación contra Estados Unidos, y cuando necesita apoyo de los países árabes la lanza contra el gobierno de Israel, manteniendo estricto silencio sobre acciones terroristas desde el gobierno cuando son ejecutadas por países amigos: ninguna referencia a acciones terroristas del gobierno irakí o del régimen de los ayatollahs, mucho menos a masacres contra nacionalidades soviéticas en tiempos del stalinismo.



Tipo duro: Definición del léxico oficial castrista para referirse a los dirigentes (Ver) ‘inclaudicables’, que nunca han vacilado o tenido dudas (Ver) y apoyan al Comandante en Jefe (Ver) hasta las últimas consecuencias, es decir, los dirigentes más reaccionarios y cavernícolas, incapaces de razonar, adoptar posiciones flexibles o ser capaces de escuchar ideas contrarias a las suyas aunque no las compartan, aún dentro del campo de los castristas.


Anonymou
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: DICCIONARIO DEL CASTRISMO COTIDIANO

Mensaje por Anonymou el Jue Mayo 10, 2007 3:06 pm

Títere: Etiqueta oficial que se coloca a todo gobierno o gobernante que adopta una posición crítica frente al castrismo o no está dispuesto a hacerle el juego, que le critica en organismos internacionales o que le acusa por cualquier razón. Para el Comandante en Jefe (Ver) el mundo está lleno de gobernantes imperialistas (Ver) y sus títeres, además de los gobiernos de amigos (Ver) y del propio castrismo. Durante los años sesenta y setenta la definición de títere utilizada por el castrismo alcanzaba a casi todos los gobiernos de América Latina.



Tortura: Daño físico o psicológico provocado sobre los prisioneros con el objeto de obtener informaciones por la fuerza, acción condenada por la Convención Internacional de Ginebra y la Declaración de Derechos del Hombre. El gobierno castrista acusa a muchos gobiernos de torturadores, algunos que realmente lo han sido y otros que no, a la vez que se declara solemnemente incapaz de torturar detenidos para obtener informaciones. Sin embargo, las técnicas de interrogatorio castrista son mucho más sofisticadas y sutiles que las de sus maestros soviéticos: las golpizas y pateaduras se pueden evitar cuando se actúa más ‘científicamente’: constantes cambios de temperatura en habitaciones o ‘gavetas’ del tamaño de una urna, alteración de los ritmos de alimentación y descanso en condiciones de aislamiento, o las celdas tapiadas, donde la incomunicación es total durante semanas, pueden lograr los mismos resultados que los métodos de brutalidad física, o más, sin dejar huellas físicas que puedan ser posteriormente denunciadas. Ese tratamiento, más la obligatoria firma de una declaración antes de salir de la prisión donde el detenido reconoce que ha sido tratado correctamente, constituyen un escudo que el castrismo ha cuidado celosamente por mucho tiempo para evitar denuncias internacionales, aunque cuando los golpes y patadas son necesarios no son escasos en las prisiones y calles donde imponen su ley los castristas.



Tostado: Frase del lenguaje popular para referirse a las personas que por exceso de trabajo se fatigan mentalmente y pierden capacidad de actuación, o quedan totalmente enfermos de los nervios o la mente, o ambas cosas. Se utiliza también en tono de burla para referirse a discursos o declaraciones de los dirigentes (Ver), o del Comandante en Jefe (Ver), que se sobrepasan en exageraciones o absurdos: ‘oye, se tostó quien tu sabes’ (Ver), o ‘el tipo está tostado, ahora quiere que todos vayamos a la agricultura’.



Trabajo ideológico: Definición oficial para las acciones encaminadas a la educación política (Ver) de la población: círculos de estudio (Ver), ‘convencimiento’, propaganda (Ver), charlas y conferencias, prensa escrita y radiodifusión, vallas, carteles, portadas de revistas. Se definen campañas sobre temas determinados: la zafra (Ver), la cadena puerto-transporte (Ver), la condena al imperialismo por sus acciones contra el régimen irakí, la preparación para la guerra de todo el pueblo (Ver), y se concentra todo el trabajo propagandístico en estos temas, hasta atiborrar a las personas con el mensaje que se quiere enviar.



Trabajo político: Definición oficial para referirse a todo el trabajo ideológico (Ver) que realiza el Partido (Ver) y la juventud (Ver) más directamente sobre la población, a través de sus militantes y aspirantes: ‘atención’ a los no militantes, plan de captación (Ver), ‘salirle al paso’ a todas las manifestaciones contrarias a la revolución (Ver): de esta manera, por un lado está el constante torrente de propaganda (Ver) que se lanza a través del trabajo ideológico y, por si fuera poco, sigue la acción directa de los militantes (Ver) para garantizar que la población interiorice (Ver) el mensaje que envían el Comandante en Jefe (Ver) y el Partido.



Trabajo por cuenta propia: Trabajo que se realiza por una persona que no es empleada de las empresas o instituciones estatales, que se autoriza en condiciones muy específicas, se controla rígidamente por el gobierno, y se prohíbe con cualquier pretexto cada vez que el castrismo considera necesario hacerlo. Por regla general, los trabajadores por cuenta propia son mucho más eficientes que los empleados de las empresas estatales, lo cual crea un llamado problema político (Ver) al castrismo, quien continuamente acusa a estos trabajadores de utilizar materiales y suministros propiedad del estado adquiridos por medios que constituyen una ilegalidad (Ver), por lo que cada cierto tiempo el castrismo decide intervenir con el Partido (Ver) y la juventud (Ver) contra los que lucran con el sudor del pueblo (Ver), para imponerles multas o prohibir su actividad. No obstante, el aparato empresarial castrista resulta tan ineficiente e ineficaz que los trabajadores por cuenta propia resurgen constantemente, autorizados o sin autorización, y contribuyen a la solución de infinidad de problemas de la población que el castrismo declara no haber podido resolver durante cuarenta y siete años por el criminal bloqueo imperialista (Ver).



Trabajo voluntario: Trabajo sin ninguna característica de ‘voluntario’ en la decisión de realizarlo o no, dadas las presiones que se ejercen sobre la población para que lo ejecute, lo único que tiene de voluntario es que no se percibe remuneración por realizarlo. Se organiza básicamente por los sindicatos (Ver) y los CDR (Ver), aunque el Partido (Ver) orienta que se realice, y lo mismo supone salir el domingo a barrer las calles de la cuadra que irse una semana a la microbrigada (Ver) o durante seis meses a la zafra (Ver), o participar en un domingo rojo (Ver). Todo el mundo sabe que el trabajo voluntario es improductivo, innecesario e ineficiente, que resta tiempo a las personas para atender problemas familiares y resolver necesidades fundamentales, pero el Comandante en Jefe (Ver) insiste en su realización y en revitalizarlo, por su carácter de educación política (Ver) y porque corresponde al espíritu del Che (Ver).



Tracatrán: Denominación popular peyorativa para los ayudantes de poca categoría, similar a michelín (Ver), que se caracterizan por la adulación a los jefes y la fidelidad que demuestran, a cambio de sonrisas de los dirigentes (Ver) y de algunas migajas en las actividades (Ver).



Traidor: Denominación oficial del castrismo para toda persona que por una razón u otra decide separarse de las filas castristas en algún momento y manifiesta con palabras o acciones su oposición al Comandante en Jefe (Ver). La traición se define como traición a la patria y la revolución (Ver) porque el Comandante en Jefe se identifica a sí mismo con la patria y la revolución, y es un calificativo que en el plano penal puede ser causa de severísimas penas, incluido el fusilamiento.


Anonymou
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: DICCIONARIO DEL CASTRISMO COTIDIANO

Mensaje por Anonymou el Jue Mayo 10, 2007 3:06 pm

Trayectoria: Comportamiento de la persona a lo largo de los años, su fidelidad (Ver) y su participación en las tareas de la revolución (Ver), que se expresa en su autobiografía (Ver) y constituye una forma muy recurrida de evaluar a las personas antes de ser designadas para cargos de dirigentes (Ver) o para la captación (Ver) del Partido (Ver) o la juventud (Ver). La trayectoria de la persona siempre se somete a un proceso de verificación (Ver).



Tribunal Popular: Denominación oficial de los tribunales castristas, fundamentalmente los llamados de base, que se integran con jueces profesionales y ‘legos’ para la administración de justicia (Ver) en el concepto castrista del término, y juzga delitos menores y contra la economía popular (Ver). Los casos de más gravedad son juzgados en tribunales municipales y provinciales, o en cortes marciales.



Tribunal Supremo: Máximo órgano de justicia (Ver) del régimen castrista, encargado de conocer en última instancia las apelaciones de los tribunales inferiores y de interpretar las leyes en caso de conflictos de intereses u opiniones, lo cual resulta extremadamente inusual en el castrismo. Por regla general el tribunal supremo se pronuncia en línea con los intereses y deseos del gobierno, y la separación de poderes no existe ni por definición conceptual ni por actividad práctica. El tribunal supremo conoce y analiza de oficio todas las condenas de pena de muerte, y por regla general las ratifica, a no ser que el interés del castrismo exija que alguna de ellas se conmute por la pena de treinta años de privación de libertad.



Tricontinental: Concepto apoyado y utilizado sistemáticamente por el Comandante en Jefe (Ver) desde la década de los sesenta, cuando reunió en Cuba a representantes de movimientos de liberación y organizaciones políticas de izquierda de Asia, África y América Latina en la llamada ‘Conferencia Tricontinental’, donde surgió un organismo subversivo conocido como OSPAAAL (Organización de Solidaridad de los Pueblos de Asia, África y América Latina), con sede en La Habana, que tenía la tarea de ‘coordinar acciones solidarias de las organizaciones revolucionarias de los tres continentes en la lucha común contra el imperialismo’. Inicialmente coordinada con otras organizaciones regionales o continentales de solidaridad (Ver), pronto la OSPAAAL quedó como instrumento del castrismo a cargo de la solidaridad tricontinental, lo que supuso acciones militares, entrenamiento, financiamiento, propaganda y envío de combatientes internacionalistas (Ver) a todas partes del mundo. En la medida que el propio gobierno castrista se fue comprometiendo abiertamente con la solidaridad tricontinental en operaciones guerrilleras en América Latina y el envío de contingentes militares a Angola y Etiopía los organismos de solidaridad pasaron a segundo plano, pues la actividad perdió su carácter clandestino para convertirse en política oficial del castrismo.



Tronar: Lenguaje popular para referirse a cesantear del cargo a un dirigente (Ver) o demoverlo, lo que en el eufemismo oficial del castrismo se conoce como liberar de su cargo (Ver) al dirigente o enviarlo a otras funciones (Ver). ‘Lo tronaron’ es una frase habitual de respuesta entre la población cuando alguien pregunta por algún cuadro (Ver) que ya no está en el cargo que estaba.



Tropas Especiales: Regimientos y batallones de alta preparación y entrenamiento, subordinados inicialmente al Ministerio del Interior (Ver) y a la contrainteligencia militar, que tras el golpe reaccionario comunista de 1991 en la URSS pasaron al MINFAR con la misión de actuar como unidades de respuesta inmediata en caso de disturbios o situaciones de conflictos armados, o como unidades para establecer y garantizar el orden en tiempos de guerra. Aunque aparentemente las tropas especiales constituyen pequeñas agrupaciones militares, la existencia de un regimiento en cada provincia más las unidades destacadas en Ciudad de La Habana suponen en total 16 regimientos de tropas de alta preparación y recursos, a disposición del Comandante en Jefe (Ver) para cualquier situación de emergencia. Fueron las unidades de tropas especiales las que primero se enviaron a Angola en 1975 cuando se decidió una masiva intervención militar en ese país en nombre de la solidaridad (Ver) y el internacionalismo proletario (Ver).



Tropicana: Famoso cabaret y centro nocturno de la ciudad de La Habana desde antes del castrismo, de merecida fama internacional y extraordinaria belleza que combina espacios abiertos y salones bajo gigantescos árboles, donde se celebran shows de fastuosas coreografías y se baila hasta altas horas de la madrugada. Abandonado por el castrismo durante sus primeros años de poder, comenzó a recuperarse cuando el Comandante en Jefe (Ver) comprendió su función de mecanismo de recaudación de divisas (Ver) por su preferencia por el turismo (Ver) extranjero: entonces fue sometido al clásico apartheid (Ver) castrista y vedado a los cubanos, funciona en base a dólares (Ver) y hoy constituye tal vez el más importante centro de visitas del turismo, así como plaza obligada de jineteras (Ver), turistaxis (Ver) y segurosos (Ver), a donde el 'Máximo Líder' (Ver) en ocasiones lleva visitantes de gobiernos amigos (Ver) en medio de extraordinarias medidas de seguridad.



Túneles: Construcciones de carácter militar que se ejecutan soterradamente en la Ciudad de La Habana y en todo el país con el objetivo declarado de asegurar la protección de las tropas y la población en caso de una agresión (Ver) del imperialismo (Ver) o un golpe aéreo masivo sorpresivo (Ver). La base conceptual del sistema de túneles es la supuesta experiencia de los combatientes vietnamitas en las guerras frente a las tropas francesas y norteamericanas en Indochina, y de los norcoreanos en la guerra frente a Estados Unidos. La construcción de túneles constituye un extraordinario gasto de cuantiosos recursos constructivos deficitarios en el país, imperiosamente necesitados para la construcción de viviendas y obras públicas, y su utilidad es bastante dudosa, pues supuestamente se destinan para una guerra que no se ha producido durante casi cincuenta años y que muy pocos realmente creen que se pueda producir, lo que despierta suspicacias en el sentido de que puedan ser utilizados como prisiones masivas de disidentes (Ver) o población rebelde en caso de que se produzcan sublevaciones populares anticastristas.


Anonymou
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: DICCIONARIO DEL CASTRISMO COTIDIANO

Mensaje por Anonymou el Jue Mayo 10, 2007 3:06 pm

Turismo: Actividad de carácter económico y cultural que realizan las personas en todo el mundo para conocer otros países, y que constituye una fuente de ingresos de importancia para muchos países. El castrismo declaró priorizado (Ver) el turismo desde los años ochenta, lo elevó a los primeros planos al inicio del período especial (Ver) y ya a finales del siglo lo considera como la ‘locomotora’ de la economía cubana, aunque hay que destacar que al castrismo sólo le interesa el turismo hacia dentro, es decir, que los turistas vayan a Cuba a gastar sus dólares (Ver), pero no autoriza el turismo de los cubanos hacia afuera, porque no se pueden gastar las divisas (Ver) que tanto necesita el Comandante en Jefe (Ver). El turismo en Cuba tiene carácter segregado, de apartheid (Ver), pues se establecen condiciones y facilidades para los turistas extranjeros en base a prohibir o limitar el acceso de los cubanos a esas mismas facilidades: el acceso a los hoteles del turismo internacional es restringido a los cubanos, quienes sólo pueden entrar en condiciones especiales y rigurosamente controlados; los cubanos, aunque posean legalmente divisas después de la dolarización (Ver) de la economía, no tienen derecho a utilizar instalaciones turísticas destinadas para extranjeros. Los escasos suministros se destinan con prioridad al turismo y después, si queda algo, al consumo nacional. A pesar de todo ello, de haber creado un Ministerio del turismo y tener a medio gobierno trabajando en función del turismo, el castrismo no logra la eficiencia de la actividad como corresponde: la baja productividad de la agricultura estatal y la poca calidad de sus productos obliga a importar productos alimenticios como carnes, vegetales y frutas; la ineficiencia de los servicios ha obligado a enviar por avión a países cercanos ropa y lencería que debe ser lavada rápidamente para utilizarse de nuevo, a un costo increíble; mobiliario y productos de jabonería y perfumería deben importarse por la pobre calidad de la producción nacional. A pesar de los alardes del castrismo sobre los ingresos del turismo, que superan los de la industria azucarera, la cifra real de ingresos netos no puede conocerse realmente, porque gastos como energía eléctrica y salarios no se contabilizan en dólares, pero parece imposible que puedan ser mucho más que una pequeña parte de la cifra que se declara como ingreso bruto, que por otra parte está viciada por las adulteraciones características de la estadística (Ver) castrista.



Turistaxi: Taxis estatales que funcionan al servicio del turismo (Ver) y admiten solamente pago en dólares (Ver). A diferencia de los taxis estatales regulares, que se caracterizan por la pobre calidad de los vehículos y su mal servicio, y que por regla general sólo paran o aceptan una ‘carrera’ si les conviene la dirección en que el usuario (Ver) desea ir, los taxis del turismo cuentan con mejores equipos y ofrecen un mejor servicio, motivados fundamentalmente por las propinas que se reciben y que, aunque el castrismo pretende que se entreguen a la administración de la empresa (Ver), por regla general quedan en los bolsillos de los taxistas.

Anonymou
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: DICCIONARIO DEL CASTRISMO COTIDIANO

Mensaje por Anonymou el Jue Mayo 10, 2007 3:07 pm



U



Ubre Blanca: Nombre de una vaca muy famosa en Cuba durante los años ochenta por su extraordinaria producción de leche, que llegó a constituir incluso un record mundial registrado en el Libro de Records, de acuerdo a la cifra de producción de leche informada por el castrismo. Ubre Blanca era una vaca más del rebaño estatal de vacas lecheras, que por factores naturales y casuales tenía características genéticas distintivas que la convirtieron en una excepcional productora de leche, pero la propaganda (Ver) castrista rápidamente la convirtió en ‘un logro de la política genética de la revolución’ (Ver), diseñada por el Comandante en Jefe (Ver) desde los años sesenta, cuando intentaba producir más leche por caballería que Estados Unidos. Las informaciones sobre Ubre Blanca recorrieron el país y eran primera plana de los periódicos (Ver) y titulares de los noticieros. El Comandante en Jefe dio instrucciones especiales sobre la alimentación de Ubre Blanca, que era sometida entonces a tres ordeños diarios en aras de obtener nuevos records, y las cifras de cada ordeño, tres veces al día, se hacían llegar al 'Máximo Líder' (Ver) dondequiera que estuviese. Como resultado de la sobreexplotación a que fue sometida la infeliz vaca convertida en centro de la propaganda castrista, a las pocas semanas Ubre Blanca falleció en medio de la consternación de los castristas y del Comandante en Jefe; entonces decidieron lo increíble: mantener la leyenda construyendo un monumento y una estatua a Ubre Blanca para preservar su recuerdo como resultado de la política genética de la revolución. En realidad, la gran transformación genética no fue crear una verdadera raza de gran producción lechera y resistente a las condiciones del trópico, sino haber convertido a una vaca en casi un mártir caído defendiendo las ideas del Comandante en Jefe.



UMAP: Unidades Militares de Ayuda a la Producción, institución paramilitar creada al calor del servicio militar obligatorio (Ver) para reeducar (Ver) a las personas que el castrismo consideraba estaban desviadas. Decenas de miles de cubanos fueron forzosamente llamados a filas y enviados a la UMAP porque el castrismo los consideraba vagos, indiferentes, homosexuales, conflictivos (Ver), problemáticos, creyentes, apáticos (Ver), delincuentes (Ver) o contrarrevolucionarios (Ver): fueron sometidos a un tratamiento brutal y humillante, uniformados, hacinados en barracones y obligados a trabajar en el corte de caña y otras tareas agrícolas, con un estricto y controlado régimen alimenticio y un sistema de pases y permisos insignificante, además de un sistema de charlas, conferencias y cantaletas de educación (Ver) que eliminaba las oportunidades de descanso. Fue tan desastroso el resultado de las UMAP y se crearon tantas situaciones inconvenientes para el castrismo que en pocos años el gobierno se vio obligado a eliminar este régimen carcelario y dispersar a los reclutados en unidades militares regulares, aunque sin desechar la idea completamente, pues fueron creadas la Columna Juvenil del Centenario (Ver) y el ejército juvenil del trabajo (Ver) como sustitutos de la brutalidad de la UMAP.



Unanimidad: Una de las principales obsesiones del castrismo, pues como el Comandante en Jefe (Ver) no tolera criterio disidente o diferente del suyo propio, se desea patológicamente que todas las decisiones se tomen por unanimidad, y cualquier criterio diferente o votación en contra a la línea trazada por el Partido (Ver) y la revolución (Ver), vale decir por el ‘Máximo Líder’ (Ver), se considera falta absoluta de ‘fidelidad’ (Ver) o un acto de abierta rebeldía o contrarrevolución (Ver) que puede tener funestas consecuencias. Naturalmente, en asuntos de poca trascendencia o insignificantes se permiten las opiniones diferentes y hasta se fomentan las votaciones a favor y en contra, pero en todos los asuntos que son considerados de principios (Ver) o que constituyen un problema político (Ver) no se deja el más mínimo margen a las opiniones diferentes y se presiona por la unanimidad, para después declarar tranquilamente que la unanimidad no es lo mejor que se puede lograr, pero que en este caso específico ha habido unanimidad por el extraordinario grado de apoyo irrestricto popular (Ver) a la decisión que ha sido tomada en los máximos niveles (Ver) de dirección, representando el sentir de la voluntad popular (Ver).



Uno por persona: Frase típica de la distribución racionada castrista: en algunas ocasiones se venden productos que no exigen ser registrados en la libreta de abastecimientos (Ver), pero que debido a la escasez, la extraordinaria demanda, o simplemente a los hábitos burocráticos de los funcionarios, solamente se permite vender uno por persona, supuestamente para que alcance para todos, pero en realidad para que dure un poco más la disponibilidad de oferta del producto, pues en condiciones de extrema escasez es imposible que algún producto alcance para todos.



Usuario: Denominación oficial con que el sector de servicios, comercio y distribución del castrismo identifica a las personas que intentan conseguir productos o servicios, y que no son considerados clientes (Ver). Frente al concepto universal de que el cliente siempre tienen la razón, el castrismo ha creado el usuario, cubano sometido a la voluntad y deseo de los burócratas del comercio y los servicios, que nunca puede tener la razón, y que debe soportar el maltrato y mal servicio característico de las empresas estatales castristas.

Anonymou
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: DICCIONARIO DEL CASTRISMO COTIDIANO

Mensaje por Anonymou el Jue Mayo 10, 2007 3:07 pm

V



Vagancia: Figura delictiva introducida en el código penal castrista en 1970 para detener y sancionar personas que no tenían un trabajo definido, que debía ser fundamentalmente estatal o en una finca familiar de campesinos. Antes de implantarse la ley contra la vagancia se ofreció un período de gracia para que los no incorporados al trabajo se presentaran a solicitar ubicación, que por regla general se ofrecía en trabajos de la agricultura. Como el castrismo proclamaba como uno de los logros de la revolución (Ver) la erradicación del desempleo, la ley contra la vagancia se presentó como algo natural, sobreentendiéndose que solamente no trabajaban quienes no querían hacerlo, lo que se consideraba inmoral, pues estos vagos de una manera u otra, terminaban aprovechándose del sudor del pueblo (Ver) para subsistir.



Valor: Denominación utilizada por el castrismo estrechamente relacionada con los que se encuentran en las filas castristas. El valor fue definido por el Comandante en Jefe (Ver) como una condición no biológica sino producto del desarrollo de la conciencia (Ver) y los ideales de la causa, con lo cual eliminó las posibilidades conceptuales de que los enemigos (Ver) pudieran tener valor o ser valientes. De esta forma, sólo los combatientes revolucionarios eran valientes y combatían, mientras los demás eran considerados cobardes, gallinas o ratones. Aunque en las filas del castrismo ha habido combatientes valerosos, también los ha habido en las filas de los adversarios, pues el valor personal no es un atributo exclusivo del castrismo como se quiere hacer creer a la población. En el plano puramente personal, el Comandante en Jefe y su hermano Raúl, a pesar de ostentar con carácter de exclusividad los más altos grados militares del país, no se han destacado nunca por la participación personal en combates (Ver) ni por actos de valentía personal extraordinaria. Cuando el Comandante en Jefe quiso lanzar a los constructores civiles destacados en Granada contra el desembarco aerotransportado de la 82 división norteamericana comparó al improvisado jefe militar designado para la operación con el general Antonio Maceo, y la televisión ofreció noticias de un combate desigual frente al imperialismo (Ver), donde los últimos combatientes cubanos abrazados a la bandera caían heroicamente cantando el himno nacional; pocos días después se supo la verdad: los constructores no se prestaron para sacrificarse en un combate absurdo que resultaría en carnicería de cubanos por la soberbia del Comandante en Jefe, que ordenaba resistir desde cientos de kilómetros de distancia del campo de batalla, y el flamante coronel comparado con el Titán de Bronce resultó un destacadísimo corredor de fondo, que a los primeros disparos fue sin detenerse desde el campo de batalla hasta la embajada soviética, lo cual no le impidió, en uno de los mayores ridículos del castrismo, al regresar a La Habana y ser recibido con honores, cuadrarse marcialmente y gritar a voz en cuello: ‘Comandante en Jefe: la misión ha sido cumplida’.



Varadero: Definida como la playa más linda del mundo desde el punto de vista de sus aguas y arenas y sus bellezas naturales a lo largo de más de 40 kilómetros de costa, durante mucho tiempo su infraestructura fue limitada y recibió muy poca atención del gobierno y el Partido (Ver), y en su extremo norte radicó una unidad de guardafronteras (Ver) encargada de perseguir y neutralizar la salida ilegal del país (Ver) y el movimiento de balseros (Ver), por ser uno de los puntos más cercanos a Estados Unidos. En los últimos años el castrismo ha desarrollado una gigantesca infraestructura en Varadero ofreciendo extraordinarias facilidades a los inversionistas extranjeros, y priorizado (Ver) toda el área como destino del turismo (Ver) y fuente de obtención de divisas (Ver), estableciendo a la vez el clásico apartheid (Ver) contra los cubanos, y posibilitando la existencia de jineteras (Ver), diplotiendas (Ver), turistaxis (Ver), corporaciones (Ver) y segurosos (Ver) a la caza de posibles enemigos (Ver). Varadero siempre fue también lugar preferido por la nomenclatura (Ver) para pasar sus vacaciones, y en 1989 recibió reiteradas menciones durante la causa del narcotráfico como punto de tránsito de lancheros y narcotraficantes.

Anonymou
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: DICCIONARIO DEL CASTRISMO COTIDIANO

Mensaje por Anonymou el Jue Mayo 10, 2007 3:07 pm

Verdaderos problemas: Definición oficial del castrismo cuando la población manifiesta quejas y descontentos ante las dificultades. Se señala que, evidentemente, existen problemas a causa de lo difícil de la tarea y la acción del bloqueo (Ver), pero que se ha logrado avanzar, y que la verdadera solución se logrará cuando se ataquen los verdaderos problemas, que nunca son los que señala la población, sino los que define el Partido: subdesarrollo (Ver), criminal bloqueo imperialista, sequía (Ver), huracanes, conciencia (Ver), burocratismo (Ver) y acomodamiento (Ver): cuando esos verdaderos problemas se resuelvan, dicen los dirigentes (Ver) castristas, todos los demás problemas se resolverán en un santiamén.



Verificación: Proceso de comprobación de las informaciones obtenidas en una autobiografía (Ver) o entrevista, sea para el Partido (Ver) o la juventud (Ver), para el trabajo de cuadros (Ver) o para cualquier persona. La verificación consiste en enviar a militantes del núcleo (Ver) donde trabaja la persona a visitar la cuadra donde reside esa persona que será verificada y consultar con militantes del Partido o la juventud que conocen al verificado, así como con el responsable de vigilancia del CDR (Ver) o de la zona (Ver) sobre la actitud (Ver) de la persona verificada, su participación en la guardia cederista (Ver) y las tareas de la revolución (Ver) y su conducta en general. También se puede verificar a la persona en los antiguos centros de trabajo donde ha estado, a través de los departamentos de cuadros y los expedientes laborales (Ver). Los puntos más delicados de la verificación, por su sensibilidad política se pueden verificar a través de la seguridad (Ver).



Víctima: Categoría que el castrismo achaca a las personas que mueren o son dañadas a causa de criminales acciones imperialistas (Ver), gobiernos títeres (Ver), terroristas (Ver), enemigos (Ver) o contrarrevolución (Ver). Cuando las víctimas caen masacradas por los tanques en Budapest, Praga o Bucarest, o mueren bajo el fuego de los Migs en Afganistán o Vietnam, se hunden en el remolcador ‘13 de Marzo’ entre chorros de mangueras de agua ‘revolucionarias’, explotan sobre una mina antipersonal colocada por los sandinistas, o se incineran bajo el fuego de las katiushkas internacionalistas (Ver) en Angola, entonces no son víctimas sino bajas enemigas.



Vigilancia revolucionaria: Sistema de espionaje y control creado por el castrismo contra la población cubana, organizado por los CDR (Ver) bajo la orientación (Ver) de la seguridad (Ver) y el Partido (Ver): incluye las guardias cederistas (Ver) y obreras (Ver) en las cuadras y centros de trabajo, el control y verificación (Ver) de las acciones de la población, los expedientes policiales y penales, las informaciones a la seguridad y todo recurso que esté al alcance del castrismo para conocer la vida y milagros de todos y cada uno de los integrantes de la población cubana, incluidos militares, funcionarios del Partido y la juventud (Ver) y hasta oficiales del Ministerio del Interior (Ver). Es el principio de que ‘el gran hermano vigila’, famoso en la formidable novela “1984” de Orwell, que bajo el castrismo podría llamarse “1959-2006”.



Vinculación salarial: Concepto desempolvado por el gobierno después del fracaso de la zafra de los 10 millones (Ver) y la Ofensiva Revolucionaria (Ver), presentado como descubrimiento del socialismo y aporte del castrismo el hecho de que los trabajadores no debían recibir sus salarios en cantidades fijas independientemente de sus resultados, como había orientado (Ver) el Comandante en Jefe (Ver) años antes, sino que debía estar vinculado a la cantidad y calidad del trabajo realizado. Para reconocer y tratar de implantar esta verdad conocida en el mundo desde que surgió el pago de salarios, el castrismo necesitó varios años, millones de reuniones y una legión de burócratas (Ver) del Ministerio del trabajo que pretendían medir, normar y definir todas y cada una de las operaciones de trabajo de cada actividad laboral, en un aberrante e inútil proceso conocido como organización científica del trabajo (Ver) que no tenía nada de ciencia ni de organización y, por lo tanto, fracasó rotundamente como tantas otras iniciativas castristas para inventar lo que ya se conoce desde mucho antes.



Voluntad popular: Voluntad del castrismo para imponer lo que desea imponer, que siempre se presenta como si fuera respondiendo a las demandas populares: no se celebran elecciones por voluntad popular, el pueblo no necesita elecciones; se mantiene el período especial (Ver) y se incrementa la represión por voluntad popular, el pueblo quiere seguir resistiendo para construir la nueva sociedad (Ver); se expulsa a los gusanos (Ver) y la escoria (Ver) por voluntad popular, el pueblo quiere que los enemigos se vayan, pero años después, ante la escasez de divisas, por voluntad popular, se recibe a la comunidad casi con honores; se emprenden irresponsables e innecesarias acciones militares internacionalistas (Ver) por voluntad popular, el pueblo quiere desarrollar la solidaridad (Ver) con los pueblos.

Anonymou
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: DICCIONARIO DEL CASTRISMO COTIDIANO

Mensaje por Anonymou el Jue Mayo 10, 2007 3:08 pm



W



Warfarina: Nombre popular asignado por la población al ron de mala calidad que se vende en establecimientos estatales o que se destila artesanalmente en las casas, a causa de la escasez de licores que ha imperado en el país durante años, y más aún en condiciones del período especial. El nombre se tomó en broma del compuesto químico venenoso que se distribuyó años antes en todo el país con el objetivo de aniquilar la inmensa población de ratas y ratones que se había desarrollado incontroladamente a causa de las pocas condiciones higiénicas y escasez de medios para combatirlos. Otros nombres populares para estas bebidas artesanales son “chispaetrén” y “huesoetigre”.

Anonymou
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: DICCIONARIO DEL CASTRISMO COTIDIANO

Mensaje por Anonymou el Jue Mayo 10, 2007 3:08 pm

X



AUN NO TENEMOS INCORPORADAS PALABRAS CON ESTA LETRA.

Anonymou
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: DICCIONARIO DEL CASTRISMO COTIDIANO

Mensaje por Anonymou el Jue Mayo 10, 2007 3:09 pm



Y



Yanki: Denominación oficial tomada del vocablo ‘yankee’, utilizada con carácter absolutamente despectivo, para referirse a todo lo relacionado con Estados Unidos: imperialismo (Ver) yanki, gobierno yanki, ejército yanki, tecnología yanki, los yankis, propaganda yanki, ‘yankis go home’, oficina de intereses yanki, música yanki, películas yankis. En unidades militares se grita y se corea ‘ma-tar-yan-kis, ma-tar-yan-kis’ como forma de trabajo político (Ver) del Partido (Ver) para enardecer a los militares y prepararles para el enfrentamiento a la agresión (Ver).



Yuma: Denominación popular cubana para referirse a los Estados Unidos, proveniente del título de una película famosa: ‘El tren de las 3:10 a Yuma”.

Anonymou
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: DICCIONARIO DEL CASTRISMO COTIDIANO

Mensaje por Anonymou el Jue Mayo 10, 2007 3:09 pm

Z



Zafra: Nombre con que se conoce en Cuba la cosecha de la caña y producción azucarera desde siglos atrás. Durante muchos años de la llamada por el castrismo república frustrada (Ver) y mediatizada (Ver) en Cuba se realizaban zafras de entre cinco y seis millones de toneladas de azúcar, y en 1951 se realizó una de más de siete millones, sin movilizaciones (Ver) agrícolas, sin macheteros millonarios (Ver) y sin el Partido (Ver) dirigiendo la zafra, en poco más de 100 días de cosecha entre enero y abril, sin tener que cerrar un sólo centro de trabajo urbano para enviar macheteros a cortar, sin ineficientes combinadas cañeras soviéticas KTP-1, y sin el Comandante en Jefe (Ver) trazando la estrategia de la zafra y dirigiendo las operaciones. A pesar del escándalo propagandístico castrista, el promedio de producción azucarera en los cuarenta y siete años de castrismo no representa nada extraordinario comparado con los años de república ‘mediatizada’. Incluso lo que el castrismo presenta como su mayor logro, la ‘zafra más grande de la historia’ en 1970, que Castro anunció de 10 millones y con mucho trabajo alcanzó los 8 millones y medio de toneladas de azúcar moliendo desde octubre hasta julio, promediada con las exiguas zafras de 1969, donde se dejó la caña para el año siguiente, y de 1971, donde no había caña que cortar, resulta un promedio de menos de cinco millones de toneladas anuales. Durante los años 2004, 2005 y 2006, tras la estrategia castrista de desmantelar la industria azucarera por ser ‘la ruina del país’, las zafras no superaron los 1.3 millones de toneladas, cantidad anual que ya Cuba alcanzaba un siglo antes, en 1906.



Zafra de los 10 millones: Uno de los mayores fracasos del castrismo, más humillante aún por el irresponsable anuncio que el Comandante en Jefe (Ver) hacía diariamente ante el mundo asegurando que se producirían 10 millones de toneladas de azúcar, con frases tales como “los 10 millones van” y “no queremos que los amigos nos feliciten si nos faltara aunque fuera una tonelada para los 10 millones”. El proyecto surgió después de la visita del Comandante en Jefe a la URSS en 1963 y el compromiso de Nikita Jrushov, para calmarlo por los misiles nucleares retirados en la crisis de Octubre de 1962, de comprar a Cuba hasta cinco millones de toneladas de azúcar anuales a precios preferenciales (el pretexto del subsidio soviético al castrismo). A pesar de que en los primeros años se hizo muy poco por los 10 millones, en el calor del espíritu del Che (Ver) y la Ofensiva Revolucionaria (Ver) el Comandante en Jefe ratificó mil veces públicamente el compromiso, que asombrosamente se cumpliría sin dejar de cumplir las otras utopías del castrismo en la ganadería, la pesca, las construcciones, la autopista nacional de ocho vías y muchas cosas más. El ‘Máximo Líder’ (Ver) aclaró que no era cuestión de ‘hacer los 10 millones un año y ya’, sino de producir 10 millones año tras año. Diferentes funcionarios advirtieron al Comandante en Jefe que las mayores posibilidades productivas de todos los ingenios cubanos sumaban combinadamente siete millones y medio de toneladas, y que para llegar a 10 millones se requería un crecimiento del 33% sobre las mayores posibilidades logradas en la historia de las zafras. Ante este aviso, el Comandante en Jefe liberó de sus cargos (Ver) a innumerables funcionarios y envió a muchos más a otras funciones (Ver), es decir, los tronó (Ver), rodeándose sólo de los que mostraban más fidelidad (Ver), puso todos los recursos del país en función de inversiones azucareras, abandonó el resto de las tareas de gobierno y los planes económicos emprendidos y se lanzó a la batalla de la zafra de los 10 millones como una ‘cuestión de honor’. Ya en febrero el retraso era evidente, y en marzo estaba absolutamente claro que no se lograrían los 10 millones. Semanas después el ‘Máximo Líder’ utilizó un supuesto secuestro de pescadores cubanos para movilizar las Fuerzas Armadas y lanzar a las masas a vociferar amenazantes día, noche y madrugada, frente al edificio de la embajada americana en La Habana (que en ese momento era legalmente la representación suiza, al no existir relaciones con Estados Unidos). Cuando los pescadores regresaron, el Comandante en Jefe, el Partido y el gobierno proclamaron victoria, y en medio de la euforia desatada por la propaganda (Ver) Castro anunció que los 10 millones no se lograrían pero que se convertiría el revés en victoria, comenzando de inmediato a explicar como, bajo su sabia dirección (Ver), a pesar del extraordinario ridículo del fracaso de la zafra de los 10 millones, se trataba de una victoria más de la revolución (Ver).


Anonymou
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: DICCIONARIO DEL CASTRISMO COTIDIANO

Mensaje por Anonymou el Jue Mayo 10, 2007 3:10 pm

Zona: Terminología castrista para el Comité de zona de los CDR (Ver), nivel intermedio de dirección que agrupa y controla a todos los CDR de una zona geográfica del barrio, alrededor de entre 15 y 25 CDR. En la zona se organiza el trabajo de vigilancia revolucionaria (Ver), se establecen las coordinaciones con la seguridad (Ver) y se imparten instrucciones a los CDR de cada cuadra. La zona también se encarga de legalizar con sus ‘cuños’ planillas y documentos que requieren esa acción antes de ser aceptados por los funcionarios oficiales del gobierno. En cada zona se designa un coordinador, que es el máximo jefe, y un responsable de vigilancia que constituye un poder paralelo, pues es el verdadero contacto con la seguridad para transmitir informaciones, recibir orientaciones (Ver) y controlar las verificaciones (Ver).



Zona congelada: Terminología castrista para designar partes de la ciudad que han sido declaradas ‘congeladas’ por la seguridad (Ver), es decir, que las personas no pueden mudarse a esas áreas si no reciben una aprobación de los segurosos (Ver) a través de los organismos que autorizan las permutas (Ver) y que controlan el registro de direcciones (Ver) del CDR (Ver) y el carnet de identidad (Ver). El pretexto de zona congelada, cuya existencia no cuenta con ninguna fundamentación legal en el surrealista entramado de la legislación castrista, es garantizar que no se muden enemigos (Ver) hacia áreas donde residen altos dirigentes (Ver) y personal de la nomenclatura (Ver), o existen instituciones sensibles del gobierno, ya que los enemigos podrían utilizar su presencia en esas áreas para organizar acciones contra la Seguridad del Estado. La designación de zonas congeladas para proteger a esos dirigentes tan queridos por el pueblo según declara el castrismo, su extensión y definición de límites, es patrimonio exclusivo de la seguridad, que no tiene que rendir cuentas por ello ante nadie. Típicas zonas congeladas en la Ciudad de La Habana son las áreas aledañas a muchas de las residencias conocidas, aunque no las únicas, del Comandante en Jefe (Ver), como el reparto Siboney o la Calle 11 en el Vedado; además, las áreas del reparto Kohly donde radican la clínica de la seguridad personal y muchas dependencias de los segurosos, las áreas aledañas al Palacio de la Revolución (Ver), sede del gobierno y el Partido, del Ministerio de las Fuerzas Armadas y del Ministerio del Interior (Ver), las áreas del reparto Nuevo Vedado donde residen muchos miembros de la nomenclatura, las áreas aledañas a la oficina de intereses de Estados Unidos, y muchas más.

Anonymou
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: DICCIONARIO DEL CASTRISMO COTIDIANO

Mensaje por Anonymou el Jue Mayo 10, 2007 3:11 pm

Este diccionario ha sido presentado por Eugenio Yáñez, en Cubanálisis.

Anonymou
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: DICCIONARIO DEL CASTRISMO COTIDIANO

Mensaje por Anonymou el Jue Mayo 10, 2007 3:21 pm

De más está decir, que todas aquellas acepciones; no relacionadas aqui. Sería bueno incorporarlas.
Pues muchos que nos leen, no son cubanos. Y esto les ayudará a comprender nuestra jerga.

Anonymou
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: DICCIONARIO DEL CASTRISMO COTIDIANO

Mensaje por Contenido patrocinado Hoy a las 4:30 am


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 3 de 3. Precedente  1, 2, 3

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.