Secretos de Cuba
Bienvenido[a] visitante al foro Secretos de Cuba. Para escribir un mensaje hay que registrarse, asi evitamos que se nos llene el foro de spam. Pero si no quieres registrarte puedes continuar y leer toda la informacion contenida en el foro.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Facebook
Anuncios
¿Quién está en línea?
En total hay 75 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 75 Invitados :: 2 Motores de búsqueda

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 1247 el Jue Sep 13, 2007 8:43 pm.
Buscar
 
 

Resultados por:
 

 


Rechercher Búsqueda avanzada

Sondeo

Respecto a la normalización de relaciones o el intercambio de presos realizado el miércoles como parte del acuerdo entre Cuba y EEUU

54% 54% [ 42 ]
42% 42% [ 33 ]
4% 4% [ 3 ]

Votos Totales : 78

Secretos de Cuba en Twitter

DICCIONARIO DEL CASTRISMO COTIDIANO

Página 2 de 3. Precedente  1, 2, 3  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

DICCIONARIO DEL CASTRISMO COTIDIANO

Mensaje por Anonymou el Jue Mayo 10, 2007 2:37 pm

Recuerdo del primer mensaje :

CÓDIGOS Y LENGUAJE DE LA NOMENKLATURA

A



Abandono definitivo del país: Categoría oficial del castrismo que se aplica a los cubanos que establecen su residencia en el exterior. Supone “abandono”, dejación o despreocupación, y “definitivo”, irreversible; consiguientemente, quien se despreocupa irreversiblemente de su país pierde derechos elementales de todo ser humano. El abandono definitivo supone automáticamente, entre otras cosas, la confiscación de todas las propiedades del emigrante (vivienda, auto, cuentas bancarias, pertenencias), el requisito de solicitar un permiso para poder regresar de visita al país natal (visa cubana por una o dos semanas), y la obligatoriedad de realizar por vía consular y pagando con dólares solicitudes de documentos oficiales tales como certificación de nacimiento o de matrimonio o títulos o diplomas de cursos recibidos. Desde la década del 90 diversas figuras del arte y la cultura, e hijos de miembros de la nomenclatura (Ver) lograron autorización del castrismo para residir prolongadamente en el exterior sin que fuese considerado “abandono definitivo”. En el lenguaje extraoficial constituyen el “exilio rosado” (Ver).



Abundancia:Criterio clave de la utopía castrista, debía lograrse en la medida que el socialismo se desarrollaba y se transformaba en comunismo: la producción y la productividad serían tan elevadas, y sus productores proletarios tan realizados y felices, que la abundancia florecería por doquier y los productos y servicios estarían a disposición de todo el pueblo, porque, naturalmente, el castrismo distribuiría esta abundancia de forma mucho más justa que el despiadado capitalismo.



Ácido; “tipo ácido”: Lenguaje popular que se aplica para definir dirigentes (Ver) que se caracterizan por su permanente mal carácter, amargura y grosería. Generalmente, el tipo ácido se irrita sobremanera con los errores de los subordinados, es comprensivo con esos mismos errores cuando los cometen dirigentes de su misma jerarquía, y no los identifica como errores si los comete un superior. Mientras más tipo ácido es el personaje menos acidez expresa hacia sus superiores. No existe registro de algún tipo ácido que haya perdido el control de su carácter ante el Comandante en Jefe (Ver).



Acomodamiento:Tendencia a estar cómodo, categoría que el castrismo aplica a toda persona que no manifieste expresamente absoluta disposición a cumplir cualquier tarea que se le encomiende, desde corte de caña o guerra en Angola hasta desfiles populares o construcción de viviendas: toda intención de evitar trabajos rudos, mejorar el nivel de vida de la familia, superarse personalmente, evadir la guardia cederista (Ver) o no asistir a reuniones es considerada síntoma específico de acomodamiento que debe ser observado con detenimiento por el núcleo del Partido (Ver) y el sindicato (Ver).



Actitud: Forma de reaccionar y actuar ante las tareas de la revolución (Ver). El criterio oficial castrista sólo reconoce la actitud “consecuente” y la “negativa”. Naturalmente, actitud consecuente supone apoyo irrestricto (Ver), acrítico y nirvánico a las tareas de la revolución y orientaciones del Partido (Ver) y el Comandante en Jefe (Ver), mientras actitud negativa es toda otra forma de conducta, incluido el apoyo tibio o con insuficiente entusiasmo (Ver).



Actividad: Eufemismo de la hipocresía oficial castrista para definir recepciones oficiales, fiestas, celebraciones de acceso restringido y banquetes. Generalmente se celebran en salones o casas de protocolo (Ver), casas de visita (Ver), restaurantes o bares de alta categoría, “casas de oficiales” (Ver), instalaciones turísticas o la casa particular (o una de las casas) de un privilegiado de la nomenclatura (Ver).



Activo: Barbarismo gramatical del lenguaje partidista importado directamente del idioma ruso de la era soviética: un activo es una reunión de militantes (Ver) que no se define como congreso (Ver), pleno (Ver), asamblea de balance (Ver), reunión de núcleo (Ver)o cualquier otra denominación común del reunionismo (Ver) comunista.



Actuar con energía: Amenazante eufemismo utilizado por el castrismo para indicar que la presión o la represión contra algo o contra alguien será incrementada sustancialmente. Actuar con energía frente a los que se enriquecen con el sudor del pueblo (Ver) es sinónimo de inicio de ola de detenciones y confiscaciones contra quienes acumulan cualquier tipo de recursos considerados inadmisibles por el castrismo. Actuar con energía frente a un problema significa que el Partido (Ver) tratará de resolver el problema, con lo cual se puede estar seguro de que nunca se resolverá definitivamente.

Anonymou
Invitado


Volver arriba Ir abajo


Re: DICCIONARIO DEL CASTRISMO COTIDIANO

Mensaje por Anonymou el Jue Mayo 10, 2007 2:50 pm



H



Héroe de la República de Cuba: Máxima condecoración oficial, copiada del modelo soviético, que se confiere a militares con servicios destacados en acciones militares, aún cuando no hayan ganado batallas o las guerras no se hayan ganado; sólo unos pocos oficiales de alta graduación y allegados al Comandante en Jefe (Ver) han recibido esta condecoración; cuando algún militar condecorado cae en crisis (Ver), como el general Ochoa en la causa del narcotráfico (Ver) de 1989, la condecoración se le retira inmediatamente, aún antes de la celebración del juicio donde fue condenado a la pena de muerte.



Héroe del Trabajo: Condecoración laboral copiada del modelo soviético que se confiere a trabajadores destacados por sus resultados. Los requisitos de selección y otorgamiento son imprecisos, por ello aunque los seleccionados reúnan resultados laborales destacados más aún deben reunir requisitos de fidelidad (Ver) y compromiso con el gobierno y simpatías de parte de los altos dirigentes (Ver) y el Partido (Ver), y fundamentalmente del Comandante en Jefe (Ver).



Heroico pueblo: Frase socorrida por la demagogia oficial castrista cada vez que se toman decisiones que exigen un esfuerzo extraordinario más o un nuevo sacrificio (Ver) por parte de la población; en esas ocasiones siempre se hace referencia al heroico pueblo como antesala de la demanda de los nuevos esfuerzos.



Histórico: Calificativo oficial castrista que se aplica a todo lo que se quiere destacar como importante y trascendente: histórico congreso (Ver), histórica reunión (Ver), histórico discurso (Ver), histórica decisión.



Hombre de su tiempo: Frase oficial castrista para referirse a personalidades históricas que se quieren destacar por alguna razón, pero que no pueden ser catalogadas como revolucionarios o comunistas porque no pueden calificarse como tales; cuando se habla de alguien que se quiere mencionar en positivo pero sin llegar a las escalas aceptables para el castrismo, se define a la persona como un ‘hombre de su tiempo’, queriendo significar que tuvo un comportamiento positivo (en la óptica castrista) pero insuficiente.



Hombre nuevo: En la concepción castrista, es el nuevo tipo de hombre que crea la revolución (Ver), fundamentalmente motivado por la ‘conciencia’ (Ver) revolucionaria y dispuesto a todo sacrificio (Ver) y esfuerzo en aras del castrismo. A partir de algunas líneas de un artículo de Che Guevara, escrito como él mismo dice de prisa en un avión durante un viaje, se ha creado toda una seudo-teoría, o más bien una leyenda, acerca del llamado hombre del siglo XXI que está creando el castrismo, y que debe ser muy superior al cubano común que arrastra los defectos de la antigua sociedad. Dice la burla popular de la población que el hombre nuevo tendrá cuatro brazos para poder trabajar más, y no tendrá cerebro ni estómago, pues no necesita pensar ni comer.



Homólogos: Dirigentes (Ver) de las organizaciones de masas (Ver) o el Partido (Ver) y la juventud (Ver) que desempeñan las mismas funciones en diferentes niveles de dirección, por ejemplo, los ‘organizadores’ o los ‘educadores’ del Partido (Ver) en el núcleo (Ver), en el buró y en el comité municipal. Corrientemente se realizan ‘reuniones de homólogos’ donde asisten todas las personas que se dedican a la misma actividad en las instituciones de base, intermedias y municipales, para hablar de asuntos relacionados con su actividad y, supuestamente, coordinar las estrategias de trabajo, lo cual no siempre es posible si no existen las ‘orientaciones’ (Ver) correspondientes.



Huracán: Fenómeno atmosférico común en el Caribe, que azota al país directa o indirectamente, pero al que la propaganda (Ver) oficial castrista culpa durante varios años por la escasez, ineficiencia y pobres resultados en la economía, fundamentalmente en la agricultura y la construcción, aunque el huracán haya azotado al país mucho tiempo antes, sólo lateralmente, o sus efectos hayan sido mínimos.

Anonymou
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: DICCIONARIO DEL CASTRISMO COTIDIANO

Mensaje por Anonymou el Jue Mayo 10, 2007 2:50 pm

I



Ilegalidad: Acción o conducta que no se enmarca en la legislación castrista establecida. Legalidad socialista (Ver) e ilegalidad se complementan. Como el establecimiento y aplicación de las leyes (Ver) es completamente arbitrario, y existen tantas regulaciones y prohibiciones similares, la vida cotidiana en el castrismo se desarrolla al borde de la ilegalidad permanente: cualquier cosa que se haga, o se deje de hacer, puede tener carácter ilegal, pues puede existir una ley, o puede hacerse una ley a la carrera según las necesidades del castrismo, que convierta en ilegal cualquier actividad hasta entonces legal. A manera de ejemplo, la ley de pesca establecida alrededor de 1990 obliga a los pescadores de orilla, si desean vender el producto de su pesca, a venderle exclusivamente al estado al precio fijado por el estado. Si ese pescador no tiene medios de trasladarse al punto donde el estado compraría el pescado, en el horario establecido por el estado, y decide venderlo por su cuenta, está actuando ilegalmente y puede ser sancionado por ello.



Imperialismo: Según Lenin, es la ‘fase superior del capitalismo y antesala de la revolución socialista’. Según la propaganda (Ver) oficial castrista, además de eso es la fuente y la cuna de toda la maldad y las desgracias de la humanidad, y de las dificultades, carencias e ineficiencias del castrismo. Aunque la definición de Lenin sobre ‘imperialismo’ puede ser aplicada a un conjunto de países desarrollados cuando conviene hacerlo, incluida la ex Unión Soviética, en la propaganda castrista los países no se identifican como imperialistas si mantienen relaciones comerciales o diplomáticas con Cuba o le ofrecen préstamos financieros, de donde resulta que el único verdadero imperialismo, según la propaganda oficial, es el imperialismo yanki (Ver).



Incremento: Aumento, palabra que se utiliza oficialmente para referirse a la productividad del trabajo, pues siempre se habla de ‘incrementarla’ y no de ‘elevarla’ o ‘aumentarla’, quién sabe por que. También se utiliza en el lenguaje de la ‘seguridad’ (Ver) para referirse al incremento de las acciones enemigas (Ver).



Independencia: Derecho y deber de los países a decidir por sí mismos y sin requerir de la autorización de más nadie sobre su presente y su futuro. La independencia se menciona constantemente en la propaganda (Ver) oficial castrista, sobre todo cuando se está actuando de una manera que no tiene precedentes históricos ni apoyo internacional, pero en realidad la política del castrismo durante casi cuarenta años se caracterizó por su dependencia y subordinación a los intereses soviéticos. El Comandante en Jefe (Ver) apoyó pública y personalmente la invasión de Checoslovaquia en 1968 por las tropas del Pacto de Varsovia, no permitió la participación de los deportistas cubanos en las olimpiadas de Los Ángeles de 1984 cuando los soviéticos las boicotearon en respuesta al boicot norteamericano a las olimpiadas de Moscú de 1980, y autorizó el establecimiento en territorio nacional de la base de submarinos de Cienfuegos y la base de espionaje electrónico de Lourdes, mientras habla continuamente de que se mantiene intransigente en su política antinorteamericana para consolidar la independencia del país.



Indiferencia: Conducta condenada por la propaganda (Ver) oficial castrista, se define como el poco o ningún interés en las tareas de la revolución (Ver), no apoyar con suficiente calor las iniciativas del Partido (Ver), o mantenerse ajeno a los problemas fundamentales del país, que son los que el Partido define como problemas principales.



Indignación popular: Frase de la propaganda (Ver) oficial castrista que se utiliza cuando se comienza a preparar una ola represiva o se quiere amenazar a disidentes (Ver) e inconformes con medidas de represalia. Cuando la prensa menciona la indignación popular ante cualquier acción de los enemigos (Ver) se pueden esperar muy pronto mítines de repudio (Ver), acciones de las brigadas de respuesta rápida (Ver) y ‘ofensivas’ de los CDR (Ver).



Infamias: Calificativo oficial que el Comandante en Jefe (Ver) personalmente, la propaganda (Ver) oficial, y toda la prensa, aplican a cada denuncia o acusación contra las arbitrariedades del gobierno castrista, las violaciones de derechos humanos (Ver) o la descripción de las pésimas condiciones de vida (Ver) de los cubanos.



Inflación: Situación de la economía capitalista donde la cantidad de dinero en circulación es superior al valor de los productos que ese dinero puede adquirir, que existe en todos los países y que puede ser controlada de una manera u otra en dependencia de las medidas de carácter económico que se aplican. Como la propaganda (Ver) oficial no reconoce la existencia de inflación en el socialismo, cuando el fenómeno ocurre en el castrismo y se mantiene galopante durante muchos años se utiliza el eufemismo de ‘exceso de circulante’ (Ver) para describir la realidad.


Anonymou
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: DICCIONARIO DEL CASTRISMO COTIDIANO

Mensaje por Anonymou el Jue Mayo 10, 2007 2:51 pm

Inflar un globo: Lenguaje popular para referirse a un informe sobre resultados económicos o sociales que ha sido elaborado con información falsa, tergiversada o adulterada, para dar la sensación de que las cosas están mucho mejor de lo que en realidad pueden estar. Por el contrario, desinflar el globo se refiere a la demostración de que el informe presentado era inexacto o falso.



Ingerencia: En política internacional, la intervención del imperialismo (Ver) en los asuntos internos de otros pueblos, de acuerdo a la propaganda (Ver) oficial castrista. Cuando el castrismo envía guerrilleros, armamento y suministro a los subversivos de otros países no se le llama ingerencia sino solidaridad (Ver). En la vida nacional, ingerencia es la intervención de instituciones no autorizadas en el funcionamiento y las decisiones de otros organismos; sin embargo, la constante ingerencia del Partido Comunista (Ver) en la actividad y las decisiones de los Ministerios y empresas no se define como ingerencia, sino como el papel rector (Ver) del Partido en todas las actividades y acontecimientos de la vida nacional.



Inmigración: Dirección de Inmigración y Extranjería del Ministerio del Interior (Ver) castrista, encargada del control de los extranjeros residentes en el país y de las salidas y entradas de cubanos. Es a Inmigración quien corresponde la confección de pasaportes para los cubanos, el control y confiscación de propiedades de los que optan por el abandono definitivo del país (Ver), la entrega de la tarjeta blanca (Ver), verdadero permiso de salida del país, la asignación de las visas de entrada temporales a los cubanos apátridas (Ver) o de la comunidad (Ver) que quieren visitar su país natal, así como el control del personal oficial cubano que trabaja en el extranjero o que sale de viaje por asuntos personales o de trabajo, además de la entrada y la salida de los diplomáticos (Ver), turistas, técnicos, marinos y personal de aerolíneas extranjeras, y extranjeros en general que visitan el país por una u otra razón. Cuando se necesitan pasaportes arreglados para uso de personas cubanas o extranjeras que deben realizar acciones de solidaridad (Ver) o internacionalismo (Ver), corresponde a Inmigración su preparación y entrega.



Innovador: Persona que inventa un producto o desarrolla una nueva aplicación del producto ya existente, y que es organizado en una institución llamada ‘organización nacional de innovadores y racionalizadores’, supuestamente creada para combatir los efectos del bloqueo (Ver) y contribuir al desarrollo científico-técnico, pero que con sus actividades burocráticas y su exceso de papeleo y controles impide toda aplicación rápida y efectiva de las innovaciones.



Instancia: Palabra oficial para referirse a dependencias e instituciones castristas, normalmente se habla de las instancias correspondientes, sin que pueda precisarse cuales son esas instancias y a que corresponden.



Instructor político: Comisario político de las Fuerzas Armadas, oficial encargado de dirigir todo el trabajo político (Ver) entre los militares y orientar (Ver) a las organizaciones del Partido (Ver) y la juventud (Ver) en las Fuerzas Armadas.



Institucionalización: Nombre oficial que el castrismo asignó al proceso de organización del país que fue necesario acometer después de la debacle de la zafra de los 10 millones (Ver) y la Ofensiva Revolucionaria (Ver), para poder cumplir con los requisitos mínimos exigidos por los soviéticos para seguir garantizando los subsidios y la ayuda económica que anualmente se enviaban bajo el disfraz del llamado comercio justo (Ver). La institucionalización supuso la preparación y celebración del Primer Congreso del Partido (Ver) en 1975, la definición de una constitución socialista (Ver) y la organización de los mecanismos formales del poder popular (Ver), el establecimiento de un sistema de dirección (Ver) de la economía y una nueva división político-administrativa del país en 14 provincias y 169 municipios, así como el establecimiento de leyes básicas como la de organización de la administración central del estado, y la realización de supuestas elecciones de candidatura única para los órganos de poder, incluida la elección por unanimidad (Ver) del Comandante en Jefe como presidente de los consejos de estado y de Ministros, además de haber sido electo anteriormente como Primer Secretario (Ver) del Partido.



Integral: Completo, total, que no le falta nada, definición oficial castrista del cuadro (Ver), que debe ser integral, y de los análisis que realiza el Partido (Ver), que siempre son definidos como análisis integral del problema.



Intelectual: Persona que trabaja en la actividad profesional o el arte y la cultura y apoya al castrismo, o al menos no se enfrenta al gobierno: recibe determinado tratamiento especial cuando conviene hacerlo, y es visto con desprecio o recelo cuando se necesario exaltar a la clase obrera. Si el intelectual se manifiesta contra el castrismo o abandona el país deja de ser intelectual para el gobierno y la propaganda (Ver) y se convierte en lacayo (Ver) del imperialismo (Ver): las obras de los intelectuales cubanos que han abandonado el país no pueden publicarse ni divulgarse, ni sus nombres mencionarse en las clases o en las antologías y publicaciones sobre el tema.



Intelectual europeo: Intelectual que nació y reside en Europa occidental y que se expresa a favor del gobierno castrista, o mantiene posiciones de izquierda, o posiciones liberales que pueden ser utilizadas contra el imperialismo (Ver). Por algún misterio geográfico los intelectuales europeos son siempre occidentales, ninguno de Europa oriental. Los intelectuales de Europa con posiciones anticomunistas, que condenaban las agresiones soviéticas en Hungría, Checoslovaquia y Polonia, o que se han manifestado contra el castrismo, no son considerados intelectuales, y sus nombres no se mencionan en la propaganda (Ver) oficial, ni su obra se divulga.



Inteligencia: Acopio de información estratégica y operativa, así como realización de acciones desestabilizadoras que un país realiza contra otro, si el que la realiza es un país enemigo (Ver) y la realiza contra los gobiernos amigos (Ver) o contra el gobierno castrista. El emblema castrista es, en primer lugar, la Agencia Central de Inteligencia (CIA) de Estados Unidos. En los casos contrarios, las acciones que se realizan por el castrismo contra otros países, son acciones de recogida de información como un requisito de la seguridad nacional cubana, o de solidaridad (Ver) con los revolucionarios del mundo.



Interiorizar: Palabra del léxico partidista castrista para referirse a las ideas que las personas debe asimilar dentro de sí mismas y hacerlas suyas, que son las ideas propagadas por el castrismo. Se supone que cuando las ideas se interiorizan las personas actúan con mucha más conciencia (Ver) y sentido de la responsabilidad, y entonces las cosas funcionan mucho mejor.


Anonymou
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: DICCIONARIO DEL CASTRISMO COTIDIANO

Mensaje por Anonymou el Jue Mayo 10, 2007 2:51 pm

Internacionalismo: Concepto oficial castrista que justifica toda intromisión en los asuntos internos de cualquier país y las más brutales acciones contra la población cubana, cuando en nombre del internacionalismo se entrega a gobiernos con los que interesa una relación positiva los alimentos, vestuario, reservas de sangre y medicamentos destinados a la población cubana, que debe carecer de ellos en aras de ese llamado internacionalismo. En función de ese mismo internacionalismo fueron enviados decenas de miles de cubanos a las guerras de Angola y Etiopía, y centenares de guerrilleros a diversos países de América Latina, y se han apoyado causas infames y movimientos políticos de dudosa reputación por el simple hecho de estar enfrentados al imperialismo (Ver) yanqui (Ver).



Intervención: Ingerencia (Ver) del imperialismo (Ver) en los asuntos internos de los pueblos para restringir su independencia (Ver), según declara la propaganda (Ver) oficial del castrismo. En casos inversos, cuando el gobierno castrista interviene en los asuntos internos de otros países, se le llama internacionalismo (Ver) o solidaridad (Ver).



Intransigencia: Negativa a razonar y cambiar las posiciones adoptadas cuando no hay interés en cambiar esas posiciones. El Comandante en Jefe (Ver) se refiere a la intransigencia revolucionaria de nuestro heroico pueblo (Ver) para mantener inalterables las posiciones adoptadas que le interesa mantener, pero cuando por alguna razón le resulta conveniente modificar las políticas establecidas o las decisiones anteriores, entonces no habla de intransigencia, sino de dialéctica (Ver).



Invasión: Fantasma permanente agitado por la propaganda (Ver) oficial y el Comandante en Jefe (Ver) personalmente para justificar el excesivo gasto militar, la ineficiencia de la economía, la militarización del país y las pésimas condiciones de vida de la población, con el pretexto de prepararse para resistir y derrotar una invasión (Ver) que el imperialismo (Ver) permanentemente está organizando contra Cuba y que puede desatar en cualquier momento, aunque la experiencia de más de cuatro décadas demuestre que desde los acuerdos Kennedy-Jrushov de 1962 Estados Unidos ha respetado el compromiso contraído de no realizar, planificar o propiciar una invasión contra Castro a cambio de la no instalación de armamentos nucleares en Cuba.



Inventario ocioso: Eufemismo oficial castrista utilizado para definir los stocks de inventario acumulados durante años y que no tienen salida porque no tienen una utilización práctica real, no se corresponden con la tecnología existente o no tienen la calidad necesaria para ser utilizados. En los años ochenta se calculaba que los inventarios ociosos existentes en las empresas del gobierno consideradas como reserva estatal (Ver) o estratégica sumaban más de 600 millones de dólares.



Invulnerabilidad Militar: Supuesto estado de preparación del país para la defensa (Ver), logrado por las Fuerzas Armadas bajo la sabia dirección (Ver) del Comandante en Jefe (Ver), que garantiza, no se explica como, que cualquier agresión (Ver) militar del imperialismo (Ver) sería con seguridad derrotada.

Anonymou
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: DICCIONARIO DEL CASTRISMO COTIDIANO

Mensaje por Anonymou el Jue Mayo 10, 2007 2:52 pm

J



Jefe de Estado: Máxima autoridad de un país, que lo dirige y lo representa ante la comunidad internacional, y que tiene asignadas determinadas atribuciones y funciones universalmente reconocidas. El 'Máximo Líder' (Ver) estuvo al frente del país desde 1959 hasta 1976 sin ostentar otro título que el de Comandante en Jefe (Ver) o Primer Ministro, o ambos, y actuando y decidiendo como le parecía conveniente sin rendir cuentas ante nadie. Nombrado formalmente jefe de estado desde 1976 hasta la fecha, mantiene además los cargos de presidente del Consejo de Ministros, Comandante en Jefe y Primer Secretario del Partido Comunista. Sin embargo, en los casi 30 años que se ha mantenido formalmente como jefe de estado nunca, en ninguna circunstancia, ha recibido las cartas credenciales de ningún embajador de ningún país del mundo, ni ha transferido sus cargos, ni siquiera temporalmente, por razones de salud.



Jinetera: Prostituta a tiempo completo o parcial que ofrece sus servicios carnales en dólares (Ver) a turistas y extranjeros en el país. En el lenguaje oficial sería el equivalente a una ‘diploprostituta”. Aunque el castrismo alardeó durante muchos años de haber erradicado definitivamente la prostitución, las pésimas condiciones de vida de la población y los privilegios que el castrismo concede continuamente a los extranjeros propiciaron el desarrollo y ampliación de la prostitución, y el gobierno tuvo que mirar para el otro lado porque estaba interesado en que los dólares quedaran en manos cubanas, pues más tarde o más temprano tendrían que llegar a las arcas del gobierno a través de las diplotiendas (Ver). Cuando la situación alcanzó niveles de escándalo el Comandante en Jefe (Ver) defendió la situación diciendo que se hablaba de las jineteras para desprestigiar a la revolución (Ver) cubana, pero que en todo caso las jineteras cubanas eran las prostitutas ‘más cultas y más sanas’ del mundo.



Jornada: Período de tiempo en que se solicita trabajo extraordinario y nuevos sacrificios a la población con el pretexto de la celebración de jornadas de reconocimiento y recordación a determinados acontecimientos. Las jornadas más utilizadas son la primera que se creó, la ‘jornada de Girón’, con trabajo extraordinario desde finales de Marzo y todo el mes de Abril hasta el primero de Mayo, y la ‘jornada Camilo-Che’ del 8 al 28 de Octubre de cada año. Además hay jornadas como ‘triunfo de la revolución’ (Ver) alrededor de Diciembre, Maceo-Che en Junio o de los CDR (Ver) en Septiembre.



Jornada de trabajo: Horario de trabajo que debe rendir el trabajador, según la ley deben ser 44 horas semanales con pago de 48 horas (logrado por los trabajadores cubanos desde mucho antes del castrismo), pero prolongada por el gobierno castrista con los ‘maratones productivos’, los ‘trabajos voluntarios’ (Ver), los ‘Domingos rojos’ (Ver) y todos los pretextos posibles para hacer que las personas trabajen más. El Comandante en Jefe (Ver) definió en medio del Proceso de Rectificación (Ver) la jornada de trabajo como ‘sagrada’, y enseguida se eliminaron hasta los recesos de merienda de las empresas y oficinas.



José Martí: Héroe nacional cubano del siglo XIX, padre de la independencia de Cuba, constantemente mencionado por el Comandante en Jefe (Ver) como el ‘autor intelectual’ de la revolución (Ver) cubana. Para la propaganda (Ver) oficial castrista José Martí es la inspiración de toda la obra revolucionaria, y todo la maravillosa realidad cubana de hoy en el castrismo se corresponde con el sueño de Martí. Se utilizan sus frases aisladas, como la famosa de “viví en el monstruo y le conozco las entrañas’ para justificar la permanente hostilidad frente a Estados Unidos por parte del gobierno castrista, y se rebuscan algunas de sus ideas para fundamentar barbaridades económicas como el plan de las escuelas en el campo (Ver). Sin embargo, se ocultan cuidadosamente muchas ideas fundamentales de José Martí sobre las libertades individuales y los derechos de los ciudadanos libres, nunca se mencionan ni se estudian, y el gobierno acapara para sí, como en todo, el derecho de rendirle los homenajes oficiales a Martí, a la vez que impide cualquier manifestación de homenaje que no esté debidamente autorizada por las ‘instancias correspondientes’ (Ver).



Júbilo popular: Lenguaje oficial de la prensa castrista para referirse a la supuesta alegría y felicidad de los cubanos por algún acontecimiento que el castrismo considera importante: júbilo popular por la visita de Brezhnev, júbilo popular por el discurso (Ver) del Comandante en Jefe (Ver), júbilo popular por las medidas contra los delincuentes (Ver), júbilo popular por el comienzo del congreso del Partido (Ver), júbilo popular por cualquier cosa que se desee destacar, aunque no haya verdadero júbilo ni mucho menos sea popular.



Juicio: Proceso jurídico donde el estado castrista acusa a una o varias personas a través de la fiscalía (Ver) y lo presenta ante un tribunal con funciones de decidir la culpabilidad y determinar la condena. Los abogados actúan en muy difíciles condiciones y sin conocer con tiempo el expediente judicial (Ver), o son abogados de oficio que deben asumir el caso como parte de sus funciones, la presencia de público es estrictamente restringida y la información a la prensa, cuando existe, es limitada y siempre desde la posición oficial. Consecuentemente, cuando un ‘revolucionario’ es juzgado en otro país por cualquier delito, en un juicio con todas las garantías procesales y abierto al público, el juicio se denomina ‘farsa’ por la prensa oficial castrista.



Jurista: Graduado de la Escuela de Derecho de las universidades cubanas, donde se abolió la denominación de abogado y se utiliza la de jurista o Licenciado en Ciencias Jurídicas.



Justicia: Si es de parte del gobierno castrista la administración de justicia se define oficialmente como absolutamente justa, limpia e imparcial. Cuando es la administración de justicia por parte de otro gobierno y que afecta al castrismo, es solo una farsa judicial al servicio de los más viles intereses del imperialismo (Ver) y sus lacayos (Ver).


Anonymou
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: DICCIONARIO DEL CASTRISMO COTIDIANO

Mensaje por Anonymou el Jue Mayo 10, 2007 2:52 pm

Juventud Comunista: Nombre que habitualmente se utiliza en el castrismo para referirse a la Unión de Jóvenes Comunistas, que es la organización política, no de masas (Ver), para agrupar a los jóvenes hasta los 27 años de edad, momento en que son promovidos al Partido (Ver) si reúnen los requisitos establecidos, o desactivados como militantes. La Unión de Jóvenes Comunistas surgió de la fusión de los llamados Jóvenes Rebeldes con la juventud del antiguo Partido Socialista Popular (Comunista), y en 1962 adoptó su nombre actual, aunque por nostalgia de militancia muchos le siguen llamando ‘la juventud’. Esta organización repite en paralelo los esquemas organizativos del Partido Comunista, pero con diferentes nombres: no hay Buró Político (Ver) sino buró nacional, no hay comité central (Ver) sino comité nacional, no hay núcleos (Ver) sino comités de base (Ver). Algunos secretarios generales de la juventud comunista han sido promovidos por el Comandante en Jefe (Ver) al Buró Político o el secretariado (Ver), pero otros no han tenido tanta suerte: uno de ellos terminó sin penas ni gloria dirigiendo un plan ganadero, y otro cumple veinte años de prisión condenado en un sonado escándalo (Ver) de malversación y corrupción.

Anonymou
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: DICCIONARIO DEL CASTRISMO COTIDIANO

Mensaje por Anonymou el Jue Mayo 10, 2007 2:53 pm

K



AUN NO TENEMOS INCORPORADAS PALABRAS CON ESTA LETRA.



L



La cosa: En el lenguaje popular, “la cosa” se refiere a la situación política y económica del país; son frases habituales cuando dos cubanos conversan entre sí preguntarle uno al otro como ve ‘la cosa’, o cualquiera de ellos decir que ‘la cosa’ se está poniendo difícil, o que ‘la cosa’ cada vez está peor.



La Historia me Absolverá: Uno de los mitos mejor elaborados del castrismo, sostenido por casi medio siglo. Supuestamente, el documento que se conoce como ‘La historia me absolverá’ es el discurso de autodefensa pronunciado por el Comandante en Jefe (Ver) en octubre de 1953 en el juicio a que fue sometido por el ataque al cuartel Moncada. Como no quedaron records escritos de ese discurso, el 'Máximo Líder' (Ver) lo ‘reconstruyó’ meses después palabra por palabra en la celda de la prisión donde cumplía con relativa comodidad una sentencia de 15 años de privación de libertad, que no llegó ni a dos años al promulgarse una amnistía. Es significativo que meses después de haber pronunciado un discurso de autodefensa de varias horas el Comandante en Jefe pudiera ‘reconstruirlo’ con tanta exactitud y precisión de detalles, delineando lo que después sería conocido como ‘el programa del Moncada’, proyecto político por el que, según el mito castrista, lucharon los cubanos contra la dictadura batistiana, y que evolucionaría hacia la proclamación ‘socialista’ de la revolución (Ver) y la ideología marxista-leninista.



La tienda: Referencia a las tiendas especiales donde se vendía ropa, calzado y otros productos a los cubanos que viajaban al exterior enviados por el gobierno castrista, con el objetivo de que su apariencia personal y de vestuario fuera más aceptable que las que presentarían en condiciones normales, debido a la baja calidad y la escasez crónica de ropa y calzado en el mercado. Aunque los productos que se vendían en ‘la tienda’ no se podían obtener en el mercado normal estatal con la libreta de abastecimientos (Ver), la calidad de los mismos dejaba mucho que desear y, sobre todo, su diseño, caracterizado por estar permanentemente atrasado en la moda mundial y ser poco imaginativo; cuando un avión ‘charter’ cubano aterrizaba en África con internacionalistas (Ver) se podían ver decenas de cubanos con sólo tres o cuatro colores diferentes del mismo vestuario. La ropa de ‘la tienda’ permite diferenciar en Cuba a los cubanos que la usan de los que no tienen acceso a ella, pero no logra colocar al cubano en el exterior en una posición de igualdad con relación a los hábitos y gustos de ningún país.



Lacayo: Terminología de la propaganda oficial castrista, uno de los diversos calificativos para caracterizar a los gobiernos o personas que apoyan a Estados Unidos y manifiestan posiciones contra el castrismo.



Lavado de cerebro: Concepto universal para definir en el campo de la política el efecto de las campañas sistemáticas para adoctrinar y educar (Ver) políticamente a la población en las ideas y principios que interesa al gobierno que lleva a cabo la propaganda (Ver). Los dos modelos más completos de lavado de cerebro contemporáneo pueden encontrarse en el comunismo y en el nazismo, doctrinas represivas y expansionistas que se basan en la utilización de sus pueblos como simples piezas de una maquinaria sin capacidad de decisión individual. El castrismo niega la existencia del lavado de cerebro en Cuba y acusa al imperialismo (Ver) de practicarlo con su población. Sin embargo, sólo como muestra, baste decir que cuando el Comandante en Jefe (Ver) pronuncia un discurso TODAS las emisoras de radio y televisión del país lo transmiten, TODOS los escasos periódicos lo reproducen íntegramente (después que el Departamento de Orientación Revolucionaria (Ver) realiza los retoques oficiales correspondientes), y regularmente ese discurso se retransmite, y debe ser objeto de análisis en los círculos de estudio (Ver).

Anonymou
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: DICCIONARIO DEL CASTRISMO COTIDIANO

Mensaje por Anonymou el Jue Mayo 10, 2007 2:53 pm

Legalidad socialista: Concepción legal en el gobierno castrista, legalidad socialista es la actuación en función y en el marco de la legislación castrista y todas sus instrumentaciones y regulaciones, siempre que con ello no se afecten los intereses del Partido (Ver) y el gobierno. Al no existir en la concepción del poder comunista la separación de poderes, las mismas personas tienen funciones ejecutivas y legislativas, y pueden adaptar la legislación a sus necesidades; el poder judicial, subordinado al gobierno y removible en cualquier circunstancia y momento, no puede sentar normas ni interpretaciones de la legislación, con lo cual la estructura legal y su aplicación se convierten en factor de decisiones gubernamentales: en los años ochenta el castrismo dictó la ‘ley de la vivienda’, que entregaba las casas como ‘propiedad’ a los inquilinos, dentro de determinadas condiciones; cuando en determinadas regiones apartadas donde se habían construido viviendas muy cercanas a empresas en que se quería estabilizar la fuerza de trabajo algunos inquilinos ahora propietarios decidieron permutar (Ver) sus casas y abandonar esas empresas, mientras los nuevos residentes no deseaban trabajar allí, con lo que comenzó a retroceder la deseada estabilidad de fuerza laboral. Cuando el Comandante en Jefe (Ver) supo de esto en una visita a una de las empresas, montó en cólera, daba vueltas de un lugar a otro a grandes zancadas y gritaba: “no se van a aprovechar de la ley de la vivienda para hacer esto, eso no se puede permitir, tenemos que modificar esa ley”. Muy pocos días después el Consejo de Estado (Ver) modificaba la ley, estableciendo una cláusula que prohibía esas permutas sin la correspondiente autorización (Ver).



Leninismo: Según el concepto oficial soviético y castrista, genial doctrina política desarrollada por Vladimir Lenin como ampliación y aporte al pensamiento de Marx y Engels para, entre otras cosas, la ‘fundamentación científica del materialismo dialéctico’ (Ver), la ‘economía política (Ver) del imperialismo’ y la ‘teoría y práctica de la construcción del socialismo’. Es uno de los fundamentos conceptuales de la revolución (Ver) castrista cuando conviene. En realidad, en un estricto análisis, la obra de Lenin es un ‘revisionismo’ y una desviación del pensamiento de Marx, y desde el punto de vista de su aplicación práctica a la realidad no tiene fundamento ni tuvo resultados: las demostraciones filosóficas son un galimatías conceptual que no resistió el desarrollo científico del siglo XX, el análisis y las predicciones de la ‘fase superior y última del capitalismo’ no se materializó, sino todo lo contrario, y la construcción del socialismo terminó con la caída del muro de Berlín y la disolución de la Unión Soviética.



Leyes: Regulaciones que organizan la vida de un país: para una referencia en el plano jurídico consúltese ‘legalidad socialista’ (Ver). Leyes también son, según la ‘ciencia’ marxista-leninista aceptada y enseñada en el castrismo, un conjunto de regularidades comprobadas ‘en el desarrollo de la naturaleza, la sociedad y el pensamiento’, como por ejemplo la ley de gravedad o las leyes de la termodinámica, y también, según los teóricos del marxismo-leninismo, las leyes de la destrucción inevitable del capitalismo, del incremento del valor de la proporción de maquinarias y equipos en relación al valor de la fuerza laboral (tendencia decreciente de la cuota de ganancias), de la depauperación absoluta y relativa del proletariado, de la superioridad de la agricultura socialista, o de la transición inevitable del capitalismo al comunismo.



Libelo: Definición oficial de la propaganda (Ver) castrista y la legislación para toda publicación o transmisión de información no autorizada por el Partido (Ver) o el gobierno que se considere que puede resultar dañina a los intereses de la revolución (Ver); al estar fuera de los cánones establecidos constituye una ilegalidad (Ver) que puede ser drásticamente sancionada por las leyes vigentes o que se pongan en vigor, por ejemplo, la legislación adoptada en febrero de 1999 contra las manifestaciones de la propaganda enemiga (Ver).



Liberación de la mujer: Concepto indefinido e impreciso siempre en boca del castrismo como herencia de la ideología soviética, supuestamente a favor de la igualdad de derechos para la mujer en la sociedad, utilizado siempre como pretexto para incorporar a las mujeres al trabajo y debilitar lazos familiares en que la mujer desempeña un papel fundamental: cuando resulta conveniente, se enaltece la actividad y el papel de las mujeres como madres y como trabajadoras, y se habla de su liberación; cuando lo conveniente es lo contrario, las mujeres no reciben ninguna distinción, se asignan a trabajos rudos y nadie en la estructura del poder castrista se preocupa de su liberación, de si se encuentran en actividades de trabajo que son mas apropiadas para los hombres, o debiendo soportar groserías, lenguaje obsceno y desfachateces en las actividades laborales. La tarea de dirigir el indefinido proceso de liberación de la mujer fue asignada a la Federación (Ver) de mujeres y su presidenta vitalicia, la esposa de Raúl Castro. A pesar del constante ajetreo propagandístico del Comandante en Jefe (Ver) y el Partido Comunista (Ver), la proporción de personal femenino en el gobierno castrista es ínfima, y en los altos cargos de dirección casi nula.



Liberal: Definición partidista de conductas y, sobre todo, expresiones y conceptos que no son calificadas como contrarrevolucionarias (Ver) o propaganda enemiga (Ver), pero que pueden afectar los intereses establecidos por el Partido (Ver) y el gobierno. Son manifestaciones liberales, por ejemplo, hacer referencia a comportamientos disolutos de altos dirigentes (Ver) o a lo que se comió o se bebió en determinada actividad (Ver), o manifestar opiniones adversas sobre el comportamiento de gobiernos amigos (Ver). Generalmente, los comportamientos liberales se producen en individuos que en algún momento han sido o serán considerados conflictivos (Ver).



Liberar de su cargo: Eufemismo oficial castrista para informar públicamente que un dirigente (Ver) ha sido cesanteado en su cargo por un pésimo trabajo, un gigantesco error o algún resbalón de fidelidad (Ver). En el lenguaje popular, ese dirigente ha sido “tronado” (Ver). Cuando un dirigente tronado es asignado a una tarea abismalmente inferior en responsabilidades y autoridad el eufemismo oficial declara que el compañero ocupará otras funciones (Ver), lo que significa que ya se sabe a donde irá, pero cuando el tronado es simplemente tronado y todavía no se sabe a donde será enviado, entonces se dice que el gobierno o el Partido (Ver) ha decidido liberarlo de su cargo: en estos casos, el lenguaje popular se refiere al ‘plan payama’ (Ver), indicando que el dirigente se mantiene sin salir de su casa esperando por la definición de su futuro: no es una detención domiciliaria, es que los otros ‘dirigentes’ evitan el contacto con el ‘liberado de su cargo’ y éste entonces no tienen a donde ir.


Anonymou
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: DICCIONARIO DEL CASTRISMO COTIDIANO

Mensaje por Anonymou el Jue Mayo 10, 2007 2:53 pm

Libreta: Libreta de control de abastecimientos, uno de los mecanismos represivos más sutiles y de más alcance del castrismo El mecanismo de organización de la libreta es la “OFICODA” (Ver) del Ministerio de comercio interior. La libreta fue creada oficialmente en 1962 ‘por unos cuantos meses’ según palabras del Comandante en Jefe (Ver), pero pronto cumplirá cuarenta y cinco años y no existen signos de que pueda desaparecer mientras el castrismo permanezca en el poder. A pesar de la escasez consuetudinaria típica del comunismo, los países del campo socialista (Ver) evitaban el racionamiento con cartillas o cupones, mientras en el castrismo la libreta no sólo se mantiene sino que se fortalece. Se puede controlar la escasez con mecanismos de precios y salarios, pero en el castrismo la libreta tiene una función más importante aún: el control de la población y de sus movimientos. La libreta no sólo raciona el consumo de la población (alimentación y vestuario) sino que obliga a cada familia a establecer un vínculo con determinados establecimientos del área donde vive: bodega, carnicería, panadería, puesto de viandas y vegetales, venta de leche fresca, de cerveza y ron, pescadería (en ropa y calzado hay más oportunidades pues no se establecen tiendas obligatorias); esa familia debe comprar su alimentación, y sólo puede hacerlo, en los lugares establecidos; si se muda, debe trasladar primero su libreta; si recibe a un familiar permanentemente, debe inscribirlo en la libreta después de darse de baja en la libreta de su lugar de origen y de registrarse en el CDR (Ver) y el Comité Militar (Ver) en el lugar de destino. Esa familia come arroz o frijoles o pescado en las cantidades que el gobierno asigna, en el momento que el gobierno lo asigna, con la calidad que el gobierno lo suministra y al precio establecido por el gobierno: todo lo que se haga fuera de estas normas es bolsa negra (Ver) o mercado campesino (Ver) y por lo tanto puede ser sancionado, o el mercado campesino puede ser cerrado como tantas veces anteriores ya ha sucedido. Ningún país del desaparecido campo socialista tuvo nunca un mecanismo de control tan sofisticado ni vigente durante tanto tiempo como la libreta de abastecimientos del castrismo, que junto a los CDR (Ver) y las microbrigadas (Ver) constituyen los tres principales ‘aportes y contribuciones’ que el Comandante en Jefe (Ver) puede reclamar, sin lugar a dudas, como los resultados más significativos y permanentes de su régimen.



Líquido de frenos: Denominación popular de los años setenta para un ‘refresco’ a base de polvos y agua que el gobierno distribuía en los centros de trabajo después del fracaso de la zafra de los 10 millones (Ver) para ‘reforzar’ la merienda de los trabajadores, como uno de los ‘cambios’ que entonces se realizaban aprendiendo de los errores (Ver).



Lo de…: Lenguaje popular para referirse a acontecimientos y hechos que no es conveniente definir públicamente o explicar con tanto detalle que se pueda conocer la opinión de alguien sobre el tema, para que no se presenten complicaciones: se habla de ‘lo de fulanito’ y no es necesario decir, por ejemplo, ‘cuando expulsaron a fulanito del trabajo porque lo acusaron de contrarrevolucionario’ (Ver); entonces la población dice ‘lo de Ochoa…” y no necesita decir “el juicio donde fusilaron al general Ochoa acusado de narcotráfico (Ver) porque en realidad estaba siendo más popular que el Comandante en Jefe” (Ver), o dice “lo de la microfracción…” (Ver) y no necesita decir “cuando juzgaron a un grupo de miembros del antiguo Partido Comunista porque estaban en contra del alejamiento que el Comandante en Jefe (Ver) estaba produciendo con la Unión Soviética”.



Logros de la Revolución: Uno de los mayores mitos de la propaganda (Ver) oficial del castrismo, el concepto abarca todo lo que la revolución (Ver) ha logrado en favor del pueblo cubano en cantidad y calidad infinitamente superiores al pasado precastrista. Entre los logros más reiterados y señalados están la salud pública, la enseñanza y la práctica de los deportes, la gran tríada de la propaganda oficial, que evita referirse a las comparaciones en la alimentación, vestuario, calzado, vivienda o equipos eléctricos. Aunque evidentemente el gobierno logró resultados en esos campos al costo de una gigantesca ineficiencia, desestimada gracias al interminable subsidio soviético que recibía cada año, y desaparecidos paulatinamente en el “período especial” (Ver), la propaganda sigue hablando como si antes del castrismo no existieran medicinas o médicos en Cuba, como si en la educación no hubieran existido excelentes escuelas de maestros normalistas, comercio y bachillerato, y destacadas escuelas universitarias con reconocimiento internacional en Medicina, Arquitectura, Derecho y Ciencias Comerciales, entre otras, así como deportes y deportistas de calidad y resultados internacionales. Con la eliminación de los subsidios soviéticos tras la debacle del comunismo los supuestos logros se muestran cada vez más endebles y menos sostenibles, porque lo que en realidad fueron y son es un demagógico manejo de intereses políticos sin respaldo real de la economía, en función de la propaganda y el poder.



Lucha Contra Bandidos (LCB): Denominación oficial de las campañas contrainsurgentes del castrismo en los años sesenta en la Sierra del Escambray y otros territorios del país, identificando como “bandidos” a todos los que se alzaban en armas contra el castrismo.



Lucha contra el burocratismo: Campaña que cada cierto tiempo se desarrolla contra el burocratismo (Ver) como forma de desviar la atención de la población de los verdaderos problemas y los verdaderos culpables y enfocarla hacia los burócratas (Ver), que se denuncian como los causantes de los males y de la falta de soluciones a los problemas. En dos ocasiones un año ha sido bautizado ‘contra el burocratismo’ y cada cierto tiempo se remueve ‘el espíritu de Che Guevara’ (Ver) y se publica su artículo ‘Contra el burocratismo’, donde, a pesar de la leyenda, se queda en el análisis descriptivo y no puede ofrecer soluciones reales al problema en Cuba. En los primeros años de la década del sesenta se filmó una fuerte sátira del burocratismo, “La muerte de un burócrata”: cuando se presentó nuevamente en los años ochenta en ocasión de los 25 años de su estreno se creó un ‘problema político’ (Ver) porque las cosas no solamente no habían mejorado, sino que estaban aún mucho peor.



Luchador por la paz: Cualquier persona, militar o civil, que realiza acciones contra el imperialismo (Ver) o que defiende fuertemente al gobierno castrista o a los regímenes comunistas. En casos contrarios, cuando realizan acciones o declaraciones anticastristas o apoyan al imperialismo la propaganda (Ver) les define como guerreristas (Ver).

Anonymou
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: DICCIONARIO DEL CASTRISMO COTIDIANO

Mensaje por Anonymou el Jue Mayo 10, 2007 2:54 pm

M



Mac Castro: Nombre asignado por la población a las hamburguesas vendidas por el estado a finales de los años ochenta, elaboradas a base de picadillo de soya (Ver) extendido (Ver), en un intento castrista, en medio del empantanamiento productivo creado por el establecimiento del Proceso de Rectificación (Ver), de ofertar (Ver) a la población alternativas alimenticias. En una entrevista en la televisión el Comandante en Jefe (Ver) declaró entonces que estas hamburguesas eran muy nutritivas, y en su enfermiza obsesión ilimitada de superar al imperialismo (Ver) en cualquier cosa declaró que eran ‘mejores que las McDonalds’.



Maceta: Denominación del léxico popular asimilada por el lenguaje oficial castrista para referirse a la persona que tiene mucho dinero (Ver), en términos relativos, comparado con la disponibilidad de dinero del cubano corriente. Los macetas son mal vistos por el castrismo y continuamente tienen sobre sí la acción de la policía (Ver). Una buena parte del dinero de una buena parte de los macetas tiene procedencia dudosa o ilegal en términos de la legislación castrista, y también en términos de cualquier legislación en el mundo, pero lo más grave a los ojos del castrismo es que el maceta puede desarrollar su vida comprando favores y escapando al férreo control gubernamental.



Madre Patria: Denominación que algunos de los comunistas más abyectos utilizaban para referirse a la desaparecida Unión Soviética.



Mafia: Denominación oficial del gobierno castrista para referirse a los cubanos y los grupos del exilio (Ver) en general, y con mayor énfasis para referirse a los que realizan acciones específicas contra el castrismo, aún las más pacíficas. La frase más común del gobierno castrista se refiere a ‘la mafia contrarrevolucionaria y anticubana de Miami’ (Ver).



Marcha del Pueblo Combatiente: Desfile en apoyo al gobierno castrista organizado por el castrismo. El primero con este nombre se realizó en 1980 cuando en la Embajada de Perú se encontraban más de diez mil cubanos que habían solicitado asilo aprovechando las pocas horas en que el Comandante en Jefe (Ver) retiró la guarnición del regimiento que impide el acceso a las embajadas (Ver). El objetivo fundamental de esa marcha fue atemorizar a los que no habían entrado a la embajada pero deseaban fervientemente hacerlo. Posteriormente, el nombre ha quedado para todas las celebraciones y desfiles organizados por el gobierno castrista, que son los únicos que se permiten.



Marco: Palabra del léxico oficial de los castristas que pronuncian discursos (Ver) y se sienten obligados a comenzarlos todos con una referencia al enmarcamiento del tema dentro de algo más general, en frases absurdas y vacías del tipo: ‘en el marco de las celebraciones por el cuarto aniversario de …’. En otras ocasiones son los presentadores, animadores y maestros de ceremonia los que se sienten obligados a referirse al marco: ‘en el marco del proceso que nuestro pueblo desarrolla en estos días para conmemorar dignamente…’



Mariel: Puerto del norte al oeste de La Habana, que alcanzó extraordinario relieve en 1980, al convertirse en el punto de salida de más de 130,000 cubanos que abandonaban al castrismo para dirigirse a Estados Unidos, y que fueron inmediatamente considerados por el Comandante en Jefe (Ver), el gobierno castrista y el Partido (Ver), sin excepción, como escoria (Ver), apátridas (Ver) y traidores (Ver) a la patria.



Marxismo: Teoría política del comunismo, desarrollada por Karl Marx en el siglo XIX a partir del desarrollo de ideas de filósofos alemanes, economistas ingleses y pensadores franceses. El marxismo como teoría se concentraba fundamentalmente en su peculiar definición de la filosofía como materialismo histórico (Ver) y dialéctica materialista, transformada después por Engels en materialismo dialéctico (Ver), y el desarrollo de una economía política (Ver) concentrada en el estudio de la sociedad capitalista inglesa de la primera mitad del siglo XIX. Independientemente de consideraciones políticas e ideológicas que se puedan sustentar, Marx es internacionalmente reconocido como un pensador serio y profundo que merece análisis y discusión, aún cuando sus predicciones fueron desmentidas por el desarrollo de la historia. Engels, por el contrario, en su intento de popularizar el pensamiento marxista cayó en simplificaciones y esquematismos que le restaban rigor y actualidad a la doctrina, lo que aprovechó posteriormente Lenin para desarrollarla de forma conveniente a los intereses bolcheviques y fundamentar el régimen comunista en Rusia; en realidad, ningún país del campo socialista (Ver) fue teóricamente fiel a Marx y, por el contrario, aceptaban de plácemes a Lenin. En el castrismo, como en todo el desaparecido campo socialista, se menciona a Marx cuando conviene, se cita a Lenin, y se hace lo que se decide en el Partido (Ver), aunque se siga jurando fidelidad al pensamiento marxista.

Anonymou
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: DICCIONARIO DEL CASTRISMO COTIDIANO

Mensaje por Anonymou el Jue Mayo 10, 2007 2:54 pm

Más caciques que indios: Denominación del léxico popular para referirse a las abultadas e ineficientes estructuras organizativas del castrismo, donde proliferan los jefes, compañeros (Ver) dando orientaciones (Ver) o recabando información, moviéndose de un lado para otro sin nada específico que hacer, e interrumpiendo a los que verdaderamente trabajan y llevan a cabo la producción y los servicios. Las situaciones donde es más evidente el exceso de caciques sobre indios es en las organizaciones de masas (Ver) y en las movilizaciones (Ver) de trabajo voluntario (Ver).



Masas: Denominación oficial del castrismo para referirse a la población en general, los cubanos de a pie: los castristas ven la sociedad dividida en dos estratos: las masas, conjunto amorfo y sin personalidad individual de personas que apoyan a la revolución (Ver), y la vanguardia política, integrada por el Partido (Ver) y la juventud comunista (Ver). La misión de la vanguardia es guiar y educar (Ver) a las masas, que si no tuvieran al Partido no sabrían como actuar y cometerían errores (Ver) que el Partido se encarga de evitar.



Materialismo dialéctico: Denominación oficial adoptada en los regímenes comunistas para referirse a la parte de la filosofía (Ver) marxista que se dedica al estudio de ‘las leyes más generales del desarrollo de la naturaleza y el pensamiento’. Partiendo del método de análisis dialéctico utilizado seriamente por Marx a partir del estudio de la filosofía de Hegel, la teoría fue popularizada por Engels, Lenin y los ‘científicos’ soviéticos de la era stalinista: se deformaron sus fundamentos y se fue creando un cuerpo escolástico de verdades absolutas, leyes, categorías y principios que terminaron en un galimatías conceptual sin utilidad práctica, pero de estudio obligatorio en la enseñanza superior y media de los países comunistas, y en los círculos de estudio (Ver) del Partido (Ver). Aún sin estar de acuerdo con Marx, quienes lo estudian con rigor le reconocen seriedad y alcance a su obra, superada por el desarrollo de la historia. Sin embargo, solamente una pequeñísima parte de los supuestos marxistas encargados de la educación (Ver) política de la población ha leído directamente a Marx: por el contrario, han alimentado sus conocimientos con los manuales de marxismo y los discursos de los líderes comunistas, con lo cual han agregado la incultura a la incomprensión.



Materialismo histórico: Análisis marxista de la historia teniendo como base la influencia decisiva y determinante de los factores económicos en el desarrollo de los acontecimientos históricos. Partiendo del estudio de las realidades de Europa central, Marx desarrolló un esquema de evolución histórica por etapas: comunidad primitiva, esclavismo, feudalismo y capitalismo, y consideró que el paso siguiente, necesariamente, sería el comunismo. El análisis de Marx, bien fundamentado en determinados aspectos, quedaba sin embargo limitado a la Europa Central: no tenía nada que ver con el resto del planeta hoy conocido como Tercer Mundo, no supo explicarlo, y cayó en simplicidades esquemáticas como el denominado modo de producción asiático, no supo prever ni entender el papel del colonialismo en el desarrollo de África y Asia, no entendió las realidades del continente americano, y no pudo comprender ni imaginar el papel que jugarían la tecnología, la innovación y el ‘management’ empresarial, en el desarrollo de la historia. Los gobiernos comunistas, y el castrista aún hoy, utilizan el materialismo histórico como una verdad absoluta e indiscutible y repiten sus consignas fundamentadas en las leyes (Ver) del materialismo histórico desarrolladas por los mismos teóricos que crearon el materialismo dialéctico (Ver).



Máximo Líder: Una de las tantas denominaciones de adulación de la prensa oficial y el gobierno cubano para referirse al Comandante en Jefe (Ver): además de líder, tiene que ser máximo, es decir, nadie puede ser más líder que él. La adulación oficial castrista en muchas ocasiones añade el pronombre “nuestro” antes de la frase, convirtiéndose en Nuestro Máximo Líder, es decir, de todos los cubanos.



Medular: Una de las palabras del léxico oficial para definir discursos (Ver) del Comandante en Jefe (Ver) que se consideran tienen una extraordinaria trascendencia e importancia, mucho mayor que la trascendencia e importancia que de forma automática se concede oficialmente a todos los discursos pronunciados por el Comandante en Jefe y todos los que pueda pronunciar en el futuro.



Mercado: Casi una mala palabra en el lenguaje oficial del castrismo, el mercado se identifica como un conjunto de fuerzas ciegas que obligan al hombre a ser el lobo del hombre e impiden el crecimiento de la economía y el desarrollo integral de las personas, debido a su carácter impredecible e incontrolable, y a que sólo permite mostrar la eficacia y la eficiencia después de realizados los procesos productivos, es decir, en la ‘prueba final’ de la economía, generando desperdicio de recursos. La teoría del gobierno comunista, por el contrario, supone que la planificación económica centralizada (Ver), llevada a cabo científicamente (Ver) por el gobierno bajo la dirección del Partido (Ver), permite anticipar el comportamiento del mercado y satisfacer las necesidades de la población con más eficiencia y efectividad. Aún cuando le vida demostró lo quimérico de la teoría, al menos se intentaba fundamentarla con criterios económicos. En el castrismo, por el contrario, la planificación siempre se ha visto como un mal necesario del comunismo, algo formal a escribir y aprobar, pero todos saben que el plan siempre se modifica, altera o suspende según la voluntad y las iniciativas del Comandante en Jefe (Ver), que dirige el país sin tener en cuenta nada más que sus criterios y su voluntad. Desde el derrumbe del comunismo el Comandante en Jefe ha implantado en Cuba la dicotomía de una economía planificada, ineficiente e improductiva para los cubanos, y una economía para el mercado (no una economía de mercado) funcionando en dólares (Ver) para turistas e inversionistas extranjeros. Según la peculiar teoría castrista, esta economía en divisas (Ver), con su eficiencia y sus ventajas, debe generar los dólares necesarios para resolver los problemas de la ineficiencia de la economía planificada.



Mercado campesino: Mercado libre campesino, denominación oficial para las actividades de compra-venta, a precios de oferta y demanda, existentes en todo el campo socialista (Ver), que los campesinos privados realizan con los productos que les quedan en exceso después de cumplir las entregas obligatorias de la producción para el estado, en las condiciones y precios fijadas por el estado. A pesar del yugo del estado sobre los campesinos, éstos resultan siempre mucho más eficientes, y colocan en el mercado infinidad de productos nunca vistos en el mercado estatal. Existente por mucho tiempo en el campo socialista (Ver), el mercado libre campesino fue creado por el castrismo en 1979-1980, pero su eficacia y resultados creó un problema político (Ver) que llevó al castrismo a cerrarlo en medio del Proceso de Rectificación (Ver) en 1986. La crisis económica y lo difícil de la situación de abastecimientos de la población forzaron al gobierno a permitirlo de nuevo, cada vez con más restricciones, limitaciones y represión. Cada vez que el llamado problema político se complica el castrismo arremete contra el mercado campesino, y su autorización se presenta casi como un favor, aunque en realidad gracias al mercado libre campesino una parte de la población consigue alimentos y productos que el estado nunca es capaz de garantizar.


Anonymou
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: DICCIONARIO DEL CASTRISMO COTIDIANO

Mensaje por Anonymou el Jue Mayo 10, 2007 2:54 pm

Mercado paralelo: Denominación del léxico oficial castrista para un conjunto de tiendas que venderían a la población sin medidas de racionamiento, a precios astronómicos, productos alimenticios, de vestuario y calzado, electrónicos y de decoración, que no se pueden obtener en el mercado regular, que siempre están racionados o simplemente no se ofertan (Ver). La teoría del mercado paralelo considera que al poner a la venta productos deseados por la población se crea un estímulo para trabajar con más eficiencia y obtener mayor salario con el que adquirir los productos del mercado paralelo. En realidad, los precios del mercado paralelo le hacen prohibitivo para la mayor parte de la población, y muchas veces las personas, para comprar algo en el mercado paralelo muy necesario para la familia, por ejemplo, un ventilador para los hijos, deben limitarse en un conjunto de gastos de artículos de primerísima necesidad.



Mercenario: Denominación despectiva castrista originalmente utilizada para los integrantes de la Brigada 2506 que desembarcó en Bahía de Cochinos 1961 (Playa Girón), y paulatinamente extendida a todo adversario del castrismo, haya sido pacífico o violento, en todas las épocas.



Méritos sindicales: Sistema de evaluación de los trabajadores en cada centro de trabajo que periódicamente llevan a cabo los sindicatos (Ver) para determinar quienes son los que más y mejor cumplen los requisitos de la emulación (Ver) y entregar los estímulos. De acuerdo a la actuación de cada persona, ésta acumula méritos o deméritos que se cuantifican. A la hora de entregar reconocimientos o estímulos a los trabajadores se tienen en cuenta todos sus méritos y deméritos y se determina quienes son los más destacados. Entre los méritos más significativos de los trabajadores se encuentran participar en el trabajo voluntario (Ver) y en la guardia obrera (Ver), no tener ausencias al trabajo, recibir cursos de entrenamiento o estudios regulares, ser madre trabajadora o realizar donaciones de sangre (Ver). Entre los deméritos se cuantifican las ausencias al trabajo, al trabajo voluntario y a la guardia obrera. Vale decir que los méritos no se refieren nunca a la capacidad profesional de los trabajadores, su rendimiento o su eficiencia, y se enfocan hacia los aspectos políticos de la actividad de los trabajadores.



Mesa Redonda: Programa diario de la televisión estatal cubana (la única autorizada), de intensa propaganda política (Ver) como parte de la Batalla de Ideas (Ver), donde un grupo de panelistas, de muy poca aceptación popular, ‘analizan’ las informaciones y ofrecen ‘análisis’ siempre coincidentes con las políticas del castrismo. En innumerables ocasiones, el mismo Comandante en Jefe (Ver) interviene en la Mesa Redonda por varias horas, agotando a los televidentes y frustrando sus deseos de ver algo diferente en la aburrida programación oficial.



Metal de voz: Frase que se utiliza para proteger al dirigente (Ver) que grita a los subordinados o resulta habitualmente grosero: ‘el compañero no quiso intimidarte, lo que pasa que ese es su metal de voz’. Concurrentemente, cuando un subordinado habla fuerte a un superior porque está cansado o aburrido de tantas arbitrariedades, ineficiencias o faltas de consideración, es el lenguaje popular quien intenta la protección del subordinado: ‘él no gritó ni quiso faltarle el respeto al jefe, es que ese es su metal de voz’.



Metalizado: Acusación castrista efectuada por el Partido (Ver) y la juventud (Ver) en el plano político (no en la legislación) contra los trabajadores y la población en general que demuestran demasiado interés, según el castrismo, en el dinero (Ver) y en los recursos materiales, y no se motivan con los estímulos morales o la satisfacción del deber cumplido. Nunca un alto dirigente (Ver) del castrismo ha sido acusado de metalizado.



Metro de La Habana: Proyecto de ferrocarril subterráneo, llamado ‘metro’ por la palabra rusa ‘metropolitano’ con que los soviéticos identificaban sus ferrocarriles bajo tierra. El metro de La Habana fue otra de las absurdas propuestas lanzadas por el Comandante en Jefe (Ver), esta vez en los años ochenta, cuando la situación del transporte de pasajeros en la ciudad de La Habana había empeorado dramáticamente y no se vislumbraban soluciones ni a corto ni medio plazo. En una reunión con los trabajadores y dirigentes (Ver) del transporte el ‘Máximo Líder’ (Ver) habló de la necesidad de estudiar las posibilidades de construcción del metro para resolver los problemas del transporte de pasajeros en La Habana. Inmediatamente fue creado un grupo de estudios que se transformó en una secretaría ejecutiva dirigida desde el Ministerio de las Fuerzas Armadas, pues el metro debía tener una carácter estratégico para la defensa (Ver), en caso de que se produjera el golpe aéreo masivo sorpresivo (Ver) del imperialismo (Ver) como comienzo de la agresión (Ver). Los primeros estudios sugirieron una primera línea del metro desde el este de la ciudad, en la barriada de Alamar, más allá de la bahía de La Habana, pasando bajo las aguas de la bahía hasta la Plaza de la Revolución (Ver) y la Ciudad Deportiva, con un costo calculado en unos mil millones de dólares. Cuando se pensaba en buscar el financiamiento necesario para esta obra faraónica, el Comandante en Jefe desató el Proceso de Rectificación (Ver) y los estudios del metro se debilitaron, para quedar absolutamente relegados cuando comenzó la crisis del campo socialista (Ver) que desembocó en la debacle de 1989 y la posterior implantación del período especial (Ver) castrista. Hasta la actualidad, los sueños faraónicos quedaron en túneles (Ver) bajo la ciudad bajo el control de las Fuerzas Armadas, se dice que para la defensa, pero muchos temen que puedan convertirse en gigantescas prisiones de disidentes (Ver) y rebeldes en una situación de sublevación popular anticastrista.



Metrología: “Ciencia’ creada por los soviéticos y calurosamente recibida por el castrismo para definir, determinar y establecer sistemas de instrumentos de medición uniformes en todo el país. Absurdamente, se enseñan en las escuelas el sistema métrico decimal y el sistema universal de medidas, pero los instrumentos de medición con medidas españolas antiguas o americanas no han sido sustituidos y se mantienen obsoletos: al niño le hablan de kilogramos y gramos, pero en la bodega se despacha en libras, la caña cortada se cuenta en arrobas y el azúcar producida en toneladas; se enseña sobre litros y mililitros, pero la población busca bidones ‘de 55 galones’ para almacenar el agua que nunca se bombea regularmente en el acueducto; se habla de metros y kilómetros, pero todo el mundo vive pensando en las noventa millas que separan a Cuba de Estados Unidos.



Miami: Ciudad del sur del estado de Florida, en Estados Unidos, donde radican más de un millón de cubanos que abandonaron Cuba para escapar al castrismo. Para esos cubanos, Miami es la capital del exilio (Ver). Para el Comandante en Jefe (Ver), Miami es la letrina o la gusanera (Ver). Los cubanos en Miami, durante más de cuarenta años, transformaron la ciudad de una modesta población a una urbe moderna y dinámica, donde en los últimos años se han incorporado decenas y decenas de miles de latinoamericanos llegados a Estados Unidos por motivos políticos o simplemente como emigrantes en busca de una vida mejor. De acuerdo a la cantidad de cubanos que viven en ella, Miami es la segunda ciudad cubana en población, después de La Habana. De acuerdo al valor del producto bruto que generan los cubanos, Miami es la primera ciudad cubana, y produce más riqueza que toda la Cuba castrista.



Michelín: Denominación popular y utilizada en voz baja en el léxico oficial para referirse a los asistentes o auxiliares de poca importancia que giran alrededor de los ‘dirigentes’ (Ver); el michelín en realidad no tiene autoridad ni poder, pero sí ‘confiabilidad’ (Ver), y para él la mayor satisfacción a recibir, a cambio del trabajo duro y la fidelidad (Ver), es la sonrisa del dirigente, la palmadita en la espalda o la migaja en la actividad (Ver).



Microbrigada: Organización creada personalmente por el Comandante en Jefe (Ver) desde los primeros años de gobierno para llevar a cabo el trabajo de construcción de viviendas, “y resolver definitivamente el problema de la vivienda en el país”, compuesta aproximadamente de 32 personas que desarrollan ‘plustrabajo’ (Ver) en horarios de 7 de la mañana a 6 de la tarde, de lunes a sábado, y de 7 de la mañana a 12 del día el domingo, más la guardia obrera (Ver) y las tareas del sindicato (Ver), en medio de las limitaciones y carencias habituales de la población, para construir edificios de vivienda, generalmente de 24 apartamentos, en modelos que se repiten sin variedad ni originalidad hasta el hastío al estilo soviético o norcoreano. Con el desarrollo de las microbrigadas, se les asignó también la tarea de construir supermercados y otras instalaciones necesarias a las comunidades de vivienda antes de recibir el derecho a competir por la obtención de un apartamento. Los microbrigadistas, forzados por la necesidad de viviendas, se incorporan a las microbrigadas de manera ‘voluntaria’, y perciben su salario por los centros de trabajo de origen, pero construir un edificio no les garantiza recibir un apartamento al terminarlo, pues la asignación de viviendas se lleva a cabo por el sindicato (Ver) teniendo en cuenta los méritos sindicales (Ver). El problema de la vivienda no solamente quedó sin resolver definitivamente con las microbrigadas, sino que se ha ido haciendo más agudo cada nuevo año de castrismo.


Anonymou
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: DICCIONARIO DEL CASTRISMO COTIDIANO

Mensaje por Anonymou el Jue Mayo 10, 2007 2:55 pm

Microfracción: Denominación castrista para referirse al grupo de dirigentes (Ver) y militantes (Ver) provenientes del antiguo Partido Comunista cubano anterior al castrismo, que fueron acusados a finales de los años sesenta de realizar actividades contra la revolución (Ver) y el Partido (Ver) por mantener relaciones demasiado cercanas con los funcionarios soviéticos radicados en Cuba y manifestar opiniones contrarias a la política castrista sobre la construcción del socialismo y su fría amistad con la Unión Soviética. Como en esos años el Comandante en Jefe (Ver) desarrollaba su socialismo con características peculiares (Ver) y se alejaba de la Unión Soviética para crear un socialismo tropical considerado no dogmático por los intelectuales europeos (Ver), se aplicó una medida de represión y escarmiento para todos los que pretendieran desviarse del camino castrista, y todos los que cayeron en crisis (Ver) fueron expulsados deshonrosamente del Partido, procesados judicialmente y condenados a penas de hasta doce años de prisión. En un discurso ‘medular’ (Ver) de doce horas de duración, nunca publicado, el Comandante en Jefe hizo el epitafio de los que pretendieran desviarse del castrismo aún a nombre de la amistad con la Unión Soviética y el comunismo ortodoxo. Poco tiempo después, luego del fracaso de la zafra de los 10 millones (Ver), Castro visitó la Unión Soviética, y a cambio de la ayuda económica soviética declaró el regreso a la ortodoxia, y comenzó a actuar como habían pretendido los microfraccionarios entonces prisioneros.



Milicias: Organización militar ‘voluntaria’ que agrupa trabajadores y estudiantes en batallones de combate o de apoyo a las Fuerzas Armadas para llevar a cabo la ‘guerra de todo el pueblo’ (Ver) y defender al país de ‘las agresiones (Ver) del imperialismo’ (Ver). Surgidas en 1959 en medio del fervor popular, con el tiempo se institucionalizaron y burocratizaron hasta convertirse en un apéndice paramilitar de las Fuerzas Armadas regulares, y si algo cuida realmente el gobierno castrista, a pesar de los discursos (Ver) y los alardes del irrestricto apoyo (Ver) popular, es que la población organizada en milicias no tenga acceso al armamento de la defensa (Ver) que pudiera ser utilizado en caso de una sublevación popular antigubernamental.



Militante: Miembro activo del Partido (Ver) o la Juventud (Ver) que, de acuerdo a los estatutos, tiene todos los derechos y obligaciones de su condición de militante, a diferencia del aspirante (Ver), que recibe casi las mismas obligaciones y casi ningún derecho. De los militantes se espera una férrea disciplina y el cumplimiento incondicional de las tareas que se le señalen por el Partido o la juventud, sin las vacilaciones ni discusiones que se puedan interpretar como actos de ‘blandenguería’ (Ver), liberales (Ver) o de violación de las normas del centralismo democrático (Ver). Debe mantener una absoluta fidelidad (Ver) al Comandante en Jefe (Ver), el Partido y la revolución (Ver), y responder positivamente a cada llamado a cumplir las tareas de la revolución (Ver). Los militantes del Partido, aunque no se declara públicamente, tienen un cierto status por sobre los no militantes: pueden controlar a los no militantes desde el núcleo, tienen preferencia en la selección para cargos de dirección en los centros de trabajo y un mayor acceso y cercanía a los máximos jefes administrativos de las instituciones.



Millonario: Denominación oficial del cortador de caña que corta manualmente a lo largo de su vida más de un millón de arrobas de caña, lo que resulta un promedio de 666 arrobas diarias en zafras de 150 días durante 10 años. Denominación también de las brigadas de macheteros (entre 12 a 25 personas) que cortan un millón de arrobas de caña en una zafra.



Ministerio: Institución del gobierno castrista encargada de la dirección y control de una actividad de relativa importancia en cualquier país, como relaciones exteriores o educación, o de la dirección, organización y control de una actividad específica, copiando el modelo soviético: en el castrismo han existido o existen Ministerios encargados de regular y dirigir diferentes industrias: Ministerio de la industria ligera, de la industria pesquera, de sistemas automatizados de computación o de la vivienda.



Ministerio del Interior: Instrumento básico, aunque no único, en la maquinaria represiva castrista, es un organismo paramilitar encargado de la protección de la Seguridad del Estado y el orden interior, es decir, de la represión y control de toda actividad que se considere afecta los intereses del estado, que son los intereses del Comandante en Jefe (Ver), la Revolución (Ver) y el Partido (Ver). El MININT tiene sus raíces desde 1959 en el entonces DIER, Departamento de Investigaciones del Ejército Rebelde, posteriormente convertido en G-2, y después Ministerio del Interior en la tradición soviética. Rodeado de misterio y secreto, al que la propaganda (Ver) ha creado leyenda de invencible y de que lo sabe todo, ha tenido en el castrismo la tarea declarada de defender al país (es decir, al gobierno) de las agresiones de los enemigos (Ver), y como tareas no declaradas pero muy reales la represión de los desafectos (Ver) y la protección del Comandante en Jefe. Su componente principal son los órganos de la Seguridad del Estado, la ‘seguridad’ (Ver), y muy lejos después los de orden interior. Lo que se identifica como Seguridad del Estado es un complejo mecanismo de diversas dependencias, instituciones encubiertas y organizaciones paramilitares que se extiende a lo largo y ancho del país, y que alcanza con sus tentáculos al extranjero, y un enorme presupuesto sin control público para adquirir técnica de espionaje y represión, sobornar funcionarios extranjeros y garantizar el encubrimiento y la movilidad de los segurosos (Ver), utilizado también para adquirir whisky, sofisticados equipos de estereo, relojes de alto precio y ropa de diseñadores, productos muy demandados por los segurosos para uso personal y familiar. Los elementos fundamentales de la seguridad son: la Dirección General de Inteligencia (DGI), llamada Dirección de Inteligencia después que el MINFAR copó al MININT tras la crisis de 1989, encargada de recopilar información de inteligencia (Ver) y organizar operaciones encubiertas en el extranjero; la Dirección General de Contra-inteligencia (DGCI), ahora Dirección de Contra-inteligencia, encargada de la detección y control de actividades en contra del gobierno por parte de extranjeros, exiliados y la población en general; la Dirección de Guardafronteras (Ver), encargada de la protección de costas, mares adyacentes, la frontera de la Base Naval de Guantánamo en los aspectos no militares, puertos y aeropuertos, así como de la persecución y neutralización de balseros (Ver); la Dirección de Seguridad Personal (DGSP) encargada de la protección y escolta del Comandante en Jefe (Ver)y otros funcionarios de alto nivel; las Unidades de Tropas Especiales (Ver), que posteriormente fueron pasadas a subordinación del MINFAR; y las Direcciones de Inmigración (Ver) y de Identificación Nacional, así como las corporaciones (Ver) y actividades civiles encubiertas. Las instituciones del orden interior son la Policía (Ver), que en Cuba ha sido centralizada nacionalmente desde antes del castrismo, pues las ciudades y gobiernos locales no tienen instituciones de policía bajo su control; las unidades de Prevención y Control de Incendios (Bomberos), y la Dirección de Prisiones. Durante muchos años fue creada la leyenda de los héroes anónimos, ‘combatientes del silencio’ que golpean al imperialismo (Ver) y no lo anuncian para golpearle más fuertemente la próxima vez, agentes infiltrados durante muchos años en las altas esferas de la inteligencia enemiga, y tenebrosos agentes enemigos capturados tras un rosario interminable de filmaciones, fotos y grabaciones de todas sus actividades durante las veinticuatro horas del día; pero a partir del escándalo del narcotráfico (Ver) y el juicio del general Ochoa en 1989 salieron a la luz verdades diferentes: funcionarios corruptos escudados en la leyenda de los héroes silenciosos para desarrollar acciones de dudosa moralidad y legalidad, una sospechosa ineficiencia en la detección y detención de narcotraficantes que contaban con Cuba como ‘santuario’, y una alarmante ceguera ante evidentes síntomas de malestar y descontento entre altos oficiales de las Fuerzas Armadas. Pocos días después del fusilamiento del general Ochoa y otros oficiales el Comandante en Jefe ordenó la detención del Ministro del Interior, quién además había sido personalmente responsable de velar por su protección personal en Cuba y el extranjero durante treinta años, y en otro juicio (Ver) cargado de misterio y sensacionalismo lo envió a la cárcel condenado a veinte años de prisión junto a viceministros y otros altos funcionarios (Ver), donde murió poco tiempo después de una muy repentina y fulminante enfermedad cardiaca. Un grupo de generales y otros altos oficiales de las Fuerzas Armadas, de absoluta fidelidad (Ver) y confiabilidad (Ver), fueron designados en los principales cargos del Ministerio del Interior, y toda la alta oficialidad del cuerpo fue licenciada, pasada a retiro, a otras funciones (Ver) o asignada al ‘plan payama’ (Ver).



Misión internacionalista: Tarea militar o de trabajo civil que se realiza en el extranjero como parte del proyecto del internacionalismo proletario (Ver) del castrismo. Pueden ser operaciones militares abiertas o encubiertas, acciones de inteligencia (Ver), o eminentemente civiles, como médicos, profesores, técnicos y otros especialistas. Muchas veces los cubanos se separan de sus familias por uno, dos o más años, pero no con el espíritu de internacionalistas, sino de ‘refrescar’ temporalmente del agobio del castrismo cotidiano y acumular algún dinero que le permita obtener para sus familiares productos deficitarios en Cuba o que simplemente no existen; a pesar de ello, el castrismo presenta las misiones internacionalistas como actividades heroicas dentro del espíritu del Che (Ver) y lo utiliza en la propaganda como prueba del apoyo irrestricto (Ver) con que cuenta en la población.


Anonymou
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: DICCIONARIO DEL CASTRISMO COTIDIANO

Mensaje por Anonymou el Jue Mayo 10, 2007 2:55 pm

Mítin de repudio: Una de las acciones más ruines y viles que se desarrollan en el castrismo, el mítin de repudio es la congregación de turbas vociferantes encargadas de insultar, lanzar desechos y golpear a los desafectos (Ver) que según el castrismo merecen el mítin de repudio. Surgidos cuando el éxodo del Mariel puso al gobierno en una posición incómoda y decidió ‘ganar la calle con el pueblo’, los mítines de repudio se organizaron contra todos los que pretendían abandonar el país, con el objetivo no declarado de intimidar a los que aún no habían solicitado la salida, y detener el torrente de cubanos que deseaban abandonar al castrismo en todo el país. Aunque el Comandante en Jefe (Ver) no ha reconocido nunca la existencia de mítines de repudio, ni mucho menos su organización y apoyo, pues según declara es algo espontáneo que lleva a cabo la población indignada (Ver), a nadie le quedan dudas de que es imposible llevar a cabo una acción como el mítin de repudio sin el consentimiento y autorización del castrismo. Desde el éxodo del Mariel en 1980 el mítin de repudio es recurrente contra la disidencia: la turba se congrega frente a la casa del repudiado, casi siempre sin saber quién es o por qué se repudia (la turba no necesita esos insignificantes detalles para desbocarse), y entonces comienzan a gritarle insultos: además de contrarrevolucionario (Ver), si es hombre le gritan homosexual o tarrudo (en lenguaje directo), si es mujer le gritan lesbiana o prostituta; se lanzan piedras contra la vivienda (antes se lanzaban huevos o tomates podridos, pero el período especial (Ver) ya no permite esos lujos), se le corta la electricidad a la casa o apartamento, el teléfono si lo tiene y la entrada de agua, y se mantiene el acoso por horas o días, según esté el ambiente revolucionario; la policía (Ver) no interviene para detener el acoso, porque los policías revolucionarios no van a cargar contra los revolucionarios indignados con los enemigos (Ver) de la revolución (Ver), según declara el gobierno; las turbas se relevan cuando el acoso se prolonga, y si el repudiado o los familiares se atreven a salir de la casa las turbas enardecidas le ‘dan su merecido’ a golpes y patadas. Cuando se considera que ha sido suficiente, las turbas reciben la orden de dispersarse como si nada hubiera sucedido, y en la fachada de la casa del repudiado quedan letreros con insultos y groserías. Los facinerosos se retiran después de recibir su merienda, contentos de su vileza; el repudiado se siente humillado, el pueblo sobrecogido, y el castrismo se ha degradado un paso más.



Mítin relámpago: Mítin de apoyo al gobierno castrista o de condena al imperialismo (Ver), organizado rápida e inesperadamente en cualquier instante, realizado con el apoyo del Partido (Ver) y las organizaciones de masas (Ver). Con el tiempo y la institucionalización de las conductas espontáneas llevada a cabo por cuarenta y siete años de castrismo, los mítines ni son inesperados ni duran lo que un relámpago, pues cada vez son más extensos y aburridos para los trabajadores, a los que no queda más opción que asistir.



Modestia: Comportamiento moral que se exije a todos los trabajadores y personas en general, sean parte de las masas (Ver) o dirigentes (Ver), como requisito de la moral socialista (Ver) que se espera en cada persona, donde no deben destacarse los méritos propios y debe reconocerse que los triunfos son un mérito colectivo. Curiosamente, la persona más inmodesta en el castrismo es el propio Comandante en Jefe (Ver), quien nunca se ha destacado por su modestia, ni como persona ni como gobernante. Entre sus frases más inmodestas están esa de: “hemos hecho una revolución más grande que nosotros mismos”, o haber comparado con Antonio Maceo a su jefe militar que horas después escaparía sin combatir ante las tropas norteamericanas en Granada, presentarse como autor del disparo del cañón del tanque contra un barco hundiéndose en Playa Girón (Ver), o como el autor de la estrategia y táctica militar de las tropas cubanas en la guerra de Angola.



Moral socialista: La moral y la ética aceptadas en el castrismo y orientadas por el Partido (Ver), típica del ‘haz lo que digo, no lo que hago’. Se exige la modestia (Ver) y la austeridad mientras la nomenclatura (Ver) disfruta privilegios; se enaltece a la familia mientras los altos dirigentes (Ver) viven disipadamente y no logran mantener una familia estable; se proclama el amor al trabajo por la satisfacción del deber cumplido, mientras la nomenclatura realiza sus ‘actividades’ (Ver) o ‘tiene que ir’ (Ver) al extranjero en misiones oficiales; se condena el muy decadente arte y cultura de la burguesía (Ver) y el imperialismo (Ver), mientras la nomenclatura obtiene los ‘best-sellers’ en el extranjero y se los pasa de mano en mano, o se prestan unos a otros casettes pornográficos; se proclama una vida moral y decente mientras la nomenclatura vive como desea sin ser ejemplo para nadie; se santifica un supuesto espíritu del Che (Ver) mientras se asignan para sí las mejores casas y automóviles, siempre equipadas con un gran freezer donde almacenar todas las carnes y mariscos que se suministran muy discretamente desde las instancias correspondientes (Ver).



Motín: Léxico oficial para referirse a cualquier sublevación popular contra el gobierno castrista o un gobierno comunista, definiéndose como cabecillas a sus líderes. Si el motín se produce contra un gobierno enemigo o cualquier otro gobierno democráticamente electo, entonces se le llama levantamiento popular, y sus líderes son revolucionarios.



Movilización: Palabra del lenguaje oficial para referirse a las continuas campañas de enviar ‘voluntariamente’ trabajadores y estudiantes al trabajo en la agricultura y la construcción fundamentalmente, pero también para organizar masivas limpiezas de calle o recogidas de basura, o cualquier otra tarea orientada (Ver) por el Partido (Ver) o el gobierno. En el lenguaje militar se refiere al reclutamiento forzado de personas civiles consideradas reservistas (Ver) a las unidades militares activas.



Movimiento de Liberación: Movimiento armado de guerrilla (Ver) urbana o rural, o grupos terroristas (Ver), que luchan ‘contra el imperialismo (Ver) y la reacción en cualquier parte del mundo’, y reciben la solidaridad (Ver) y el apoyo moral y material del castrismo, entrenamiento, recursos y combatientes. Cuando esos movimientos realizan acciones fuertemente repudiadas por el mundo en general, como los atentados terroristas perpetrados contra el World Trade Center de New York, o por algunas organizaciones europeas como ETA o IRA, el castrismo mantiene una prudente distancia pública pero no les retira su apoyo. Cuando grupos armados similares realizan acciones contra el castrismo o los gobiernos comunistas, entonces la propaganda oficial habla de bandidos (Ver) o terroristas (Ver) y los condena públicamente: aunque el castrismo apoyó con armas y recursos desde la década del sesenta a los combatientes eritreos frente al emperador etíope, cuando el buen amigo del Comandante en Jefe (Ver) y autoproclamado marxista-leninista Mengistu Haile Marian se apoderó del poder en Etiopía el castrismo se alejó de los eritreos y les retiró el apoyo por considerarlos contrarrevolucionarios (Ver).



Multipartidismo: Una de las palabras más despreciadas por el castrismo y por el propio Comandante en Jefe (Ver) para referirse a la existencia de diferentes Partidos políticos en cualquier país democrático. El Comandante en Jefe personalmente ha definido públicamente al multipartidismo como “multiporquería” y defiende ciegamente su sistema de Partido único, alegando que todas las fuerzas de la nación se unen alrededor de un solo Partido (Ver) para el bien del país, pero en realidad lo hace porque es incapaz de tolerar cualquier manifestación de pensamiento independiente que pueda escapar de su control, y porque teme patológicamente a la existencia de la posibilidad de un pensamiento alternativo que pueda debilitar o eliminar su autoridad sobre todos los componentes de la vida del país, o a un proceso electoral con candidatos alternativos a su figura. Nunca en su vida ha ganado una elección popular con más de un candidato.

Anonymou
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: DICCIONARIO DEL CASTRISMO COTIDIANO

Mensaje por Anonymou el Jue Mayo 10, 2007 2:55 pm

N



Nacionalista: Político o personalidad extranjera que mantiene una actuación o desarrolla una política que resulta incómoda para el imperialismo (Ver), pero que no puede ser designado como comunista o revolucionario porque no lo es y no permitiría que se hiciera. Si el nacionalista es alguien que mantiene posiciones de independencia nacional frente al expansionismo comunista o la agresividad del castrismo, entonces se considera como un títere del imperialismo o un traidor a su pueblo.



Narcotráfico: Comercio ilegal de narcóticos y drogas desde los países productores hacia los consumidores. Desde la década de los ochenta el castrismo fue reiteradamente acusado de facilitar condiciones en Cuba como santuario de los envíos de drogas a Estados Unidos y Europa, y algunos funcionarios castristas fueron señalados por su nombre y formalmente acusados en Estados Unidos. Las relaciones del castrismo durante los años ochenta con el general Noriega en Panamá y los grupos irregulares colombianos tienden a reforzar estas acusaciones. En 1989 el gobierno castrista acusó al general cubano Arnaldo Ochoa, condecorado con el título de Héroe de la Republica (Ver) y ex-jefe de las misiones militares en Angola, Etiopía y Nicaragua, de estar vinculado por su cuenta y riesgo en operaciones de narcotráfico y lavado de dinero, lanzando sobre él y un grupo de oficiales del Ministerio del Interior (Ver) las responsabilidades por estas acciones, en un intento por limpiar la imagen del Comandante en Jefe (Ver) y el gobierno en estas acusaciones. Los oficiales fueron condenados a muerte y fusilados o enviados a largas penas de prisión, pero durante el juicio, a pesar del estricto control de las informaciones, salieron a la luz sospechosas negligencias e ineficiencias en el funcionamiento de los órganos de seguridad (Ver) que facilitaban la entrada y salida de narcotraficantes al país, y la utilización del territorio nacional como santuario. Resulta demasiado sorprendente, dado el estricto control personal del Comandante en Jefe sobre los órganos de defensa y seguridad, que todas estas cosas pudieran suceder durante tanto tiempo sin su conocimiento.



Naturaleza: En el plano de la filosofía (Ver) marxista la naturaleza se utiliza como explicación materialista y atea de todos los fenómenos y las acciones que en el pensamiento religioso se consideran de carácter divino. Además, para el gobierno castrista, la naturaleza y su comportamiento impredecible es una de las culpables de los males y dificultades de la economía: a veces la sequía daña los cultivos, a veces llueve demasiado y se dañan los cultivos, a veces llueve la cantidad adecuada pero de forma irregular y se dañan los cultivos, a veces los huracanes provocan daños a los cultivos.



Navidades: Festividades religiosas de las fechas de Navidad y Año Nuevo, eliminadas por el castrismo en 1969 con el pretexto del esfuerzo decisivo para la zafra de los 10 millones (Ver), trasladadas primero para el mes de Julio junto con el Día de Reyes, porque según el Comandante en Jefe (Ver) “los niños cubanos nacieron el 26 de Julio”, y eliminadas posteriormente del calendario de celebraciones hasta 1998, donde como resultado de la visita a Cuba del Papa Juan Pablo II el castrismo declaró el día de Navidad como feriado, pero advirtió a la población de no darle un carácter demasiado religioso o de ostentación que no se corresponde con la situación del período especial (Ver).



Negligencia: Delito castigado en el código penal, por el que se juzga a los trabajadores sin responsabilidad administrativa que cometen actos negligentes; en muy pocas ocasiones han sido juzgados por negligencia personas con pequeñas responsabilidades como dirigentes (Ver), y en ninguna ocasión un alto funcionario (Ver) del castrismo ha sido acusado de negligencia, ni mucho menos juzgado o condenado.



Neocolonialismo: Acusación permanente en boca del castrismo para referirse a las relaciones de países del Tercer Mundo con países occidentales desarrollados. Ejemplos de neocolonialismo para el castrismo son la Organización de Estados Americanos (Ver), el Commonwealth británico, la Convención de Lomé, y cualquier otro tipo de relación amistosa o normal entre países tercermundistas y países desarrollados. Nunca fueron catalogadas de neocolonialismo las relaciones soviéticas con esos mismos países, o con países ‘hermanos’ de absoluta subordinación a la política exterior y los intereses soviéticos, como los gobiernos comunistas de Bulgaria y Mongolia. En la propaganda oficial, como es de esperar, el gobierno castrista no admite relaciones de neocolonialismo con ningún país del mundo, y define sus propias relaciones con los países ‘hermanos’ como Angola, Etiopía o Nicaragua, donde generales y embajadores castristas actuaban como procónsules, como ejemplos de solidaridad (Ver).



Neoliberalismo: Una de las palabras más repudiadas en el castrismo de los años noventa por su relación con la economía de mercado (Ver) y la libre empresa, el neoliberalismo se condena en particular dentro de las extensas listas de condenas del castrismo a las teorías burguesas (Ver). En un conjunto de documentos partidistas y gubernamentales que hacen referencia a diferentes teorías de los apologistas (Ver) del imperialismo (Ver) y el neocolonialismo (Ver) se condenan los intentos de implantar la economía de mercado y la explotación capitalista, ‘así como el neoliberalismo’ en particular, al que se le teme patológicamente por sus resultados demostrados en reactivar economías nacionales. Independientemente de señalamientos razonables que puedan presentarse con relación al costo social de algunas medidas, o de las condenas absurdas que recibe por quienes tildan de neoliberal a cualquier experimento parcial plagado de corrupción, el pensamiento neoliberal en la economía es Némesis del Comandante en Jefe.



Nivel de vida: Categoría para medir y comparar las condiciones de vida entre diferentes épocas y países, utilizada con carácter demagógico en el castrismo, que ignora determinados indicadores que no le resultan convenientes y destaca los que le convienen. En los documentos oficiales de la planificación (Ver) castrista se señalaban como indicadores del nivel de vida la cantidad de camas en hospitales o la de médicos por habitante, donde podían mostrarse cifras convenientes, e indicadores globales de proteínas y calorías por habitantes, que enmascaraban la realidad de las carencias alimenticias de los cubanos, a la vez que se mostraban cifras impresionantes en comparación con los standards tercermundistas, y se omitían los indicadores referidos a teléfonos, televisores o automóviles por habitante, que resultaban inconvenientes. Para enmascarar aún más las informaciones se introdujo con mucho entusiasmo por el castrismo el concepto de ‘calidad de vida’ (Ver) como alternativo a nivel de vida.



Niveles: Palabra que se utiliza en el castrismo para hacer referencia a los diferentes niveles de dirección que existen en el gobierno, el Partido (Ver) y las organizaciones de masas (Ver). Se habla de las decisiones que se toman en los niveles correspondientes, o de que el problema se está estudiando en los niveles superiores, o que es una decisión emitida en el más alto nivel, haciendo referencia a que es una decisión del Comandante en Jefe (Ver).


Anonymou
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: DICCIONARIO DEL CASTRISMO COTIDIANO

Mensaje por Anonymou el Jue Mayo 10, 2007 2:55 pm

Nomenclatura: Barbarismo gramatical importado del idioma ruso-soviético para referirse a las listas de cargos de dirección que son directamente controlados por el Partido Comunista (Ver), es decir, a los cargos en la actividad económica donde la designación de los cuadros (Ver) tiene que ser expresamente aprobada por el Partido Comunista. En realidad, todos los funcionarios en cargos de dirección tienen que ser aprobados por el Partido, pero el concepto de nomenclatura se refiere a los de mayor nivel (Ver). En el castrismo los cargos de Ministros y viceministros son aprobados por el Buró Político, y los directores de Ministerios y empresas estatales son aprobados por el secretariado del Partido (Ver), aunque todo esto es formalidad. El Comandante en Jefe (Ver) personalmente aprueba los Ministros y viceministros, y los funcionarios para cargos que él considera estratégicos, entre otros, los directores de centrales azucareros y granjas del pueblo, directores de planes especiales (Ver), jefes de contingentes (Ver), directores de hospitales o escuelas, rectores universitarios, directores de periódicos, revistas, emisoras de radio y televisión, y managers y entrenadores de equipos deportivos.



Norma: Reglamentación de carácter general que puede tener alcance nacional o local, establecida por un burocrático organismo con rango de Ministerio encargado de la ‘normalización (Ver), metrología (Ver) y control de la calidad’, copiado del modelo soviético, y que pretendía establecer normas y regulaciones para todos los ángulos y detalles de las actividades económicas, desde reglamentaciones de universalización de las roscas de todos los tornillos o definiciones de empaquetamiento de los productos hasta normas para establecer nombres comerciales o marcas, modelos uniformes de contratos, o la forma de escribir y colocar las fechas en los documentos. Además del Ministerio encargado de este absurdo, en todos los Ministerios (Ver) y empresas del país fueron creados direcciones y departamentos de ‘normalización, metrología y control de la calidad’.



Normalización: Actividad de establecer las normas (Ver), que por un artilugio del lenguaje castrista nunca fue considerada como normación sino normalización.



Normas racionales de consumo: Definición burocrática castrista para la distribución racionada, con un altísimo y brutal componente represivo que muchas veces no se comprende por quien no sigue de cerca la pista: la norma racional de consumo se determina por el Ministerio de comercio interior castrista teniendo en cuenta las necesidades de la población y las posibilidades de la economía del castrismo, estableciendo cuanto es el mínimo necesario para que la persona pueda sostenerse sin afectar el mínimo de su capacidad productiva; así, el burócrata de comercio interior declara que con X onzas de arroz o con Y gramos diarios de proteínas las personas tienen un nivel de alimentación comparable con, digamos, los escalones más altos de consumo de países en desarrollo con posibilidades potenciales de convertirse en desarrollados, o cualquier galimatías similar; el gobierno castrista aprueba gustosamente la propuesta, y esa norma determina la cantidad que será periódicamente distribuida a bodegas y establecimientos para la alimentación de la población. Si esas normas se logran con carnes de alto contenido de colesterol o con pescado de pésima calidad e insoportable sabor es algo que no interesa al burócrata: sobre el colesterol declarará que es un asunto del Ministerio de Salud Pública, y sobre el pescado dirá que no se puede lograr otra opción a consecuencia del criminal bloqueo imperialista (Ver).



Nosotros: Lenguaje de la hipocresía oficial para aparentar modestia (Ver), decisión colectiva y participación de todos en la toma de decisiones. El dirigente (Ver) declara que ‘hemos decidido aprobar…’ cuando él decidió, o que ‘nosotros consideramos…’ cuando él considera. La mayor barbaridad es cuando se refiere a la reunión donde participaron ‘compañeros del Partido (Ver) y nosotros…” para referirse a él mismo. El hábito ha sido copiado del lenguaje del Comandante en Jefe (Ver), que siempre se cuida demasiado de referirse a ‘yo’ o a ‘mí’, para asegurarse la negación plausible, y habla en código colectivo: ‘no estamos dispuestos a permitir…’ significa que él no permitirá, ‘nuestro pueblo no aceptará…’ significa que él no acepta, ‘nosotros sabemos muy bien…’ significa que él sabe (o se cree que sabe).



Novelista: Si se trata de alguien que apoya al castrismo, o por lo menos no declara contra el castrismo, es cualquier persona capaz de publicar una novela, desde laureados Premios Nóbel de literatura hasta semianalfabetos de marca mayor incapaces de lograr coherencia en sus textos o captar la atención de los lectores, pero que presentan interminables panfletos donde el castrismo queda bien parado, o se apoyan en sus publicaciones, (aprobadas por el Partido (Ver), como sucede con toda publicación en Cuba en el campo de la literatura) para realizar declaraciones que presentan favorablemente al castrismo. Si los escritores mantienen posiciones anticastristas o anticomunistas entonces no son considerados novelistas aunque sean mundialmente reconocidos y se llamen Guillermo Cabrera Infante, Mario Vargas Llosa o Alexander Solchenitzin, sino plumas mercenarias, plumíferos o servidores del imperialismo (Ver).



Núcleo: Organización de base del Partido Comunista (Ver), creada en todo centro de trabajo o estudio y unidades militares donde existan al menos tres militantes del Partido. El núcleo se dirige por un secretario general, un organizador (segundo al mando) y un educador (Ver), por lo que en los núcleos de tres militantes todos son jefes. En grandes empresas y unidades, diferentes núcleos se agrupan en un Buró del Partido. Las tareas fundamentales de los núcleos son velar por el cumplimiento de las directivas y orientaciones (Ver) del Partido, educar (Ver) políticamente a los trabajadores, y controlar la actividad productiva o de servicios de las empresas. En las reuniones del núcleo, generalmente quincenales como mínimo, se discute la conducta y actitud (Ver) de los trabajadores (sin que ellos estén presentes ni lo sepan), se determinan sus grados de confiabilidad (Ver), se toman acuerdos que inmediatamente se convierten en orientaciones (Ver) y se decide sobre autorizaciones (Ver) o aprobaciones para designar personas, autorizar viajes al extranjero y otorgar estímulos. Los núcleos, además, llevan a cabo los procesos de ‘atención’ a los no militantes y la preparación del crecimiento (Ver) del Partido.



Nuestro Comandante en Jefe: Adulación oficial de la prensa castrista y la radiodifusión que siempre se refiere a Castro como ‘nuestro Comandante en Jefe’ (Ver) o ‘nuestro Máximo Líder’ (Ver), intentando que todos los cubanos lo asimilen como ‘nuestro’, como algo natural y normal.



Nuestro heroico pueblo: Lenguaje oficial castrista para referirse al pueblo cuando es necesario exigirle un nuevo esfuerzo o sacrificio (Ver): se habla de nuestro pueblo o nuestro heroico pueblo cuando se va a hablar de más trabajo voluntario (Ver), guerra en Angola, racionamiento (Ver) o alguna nueva iniciativa del Partido (Ver) o el Comandante en Jefe (Ver).



Nueva sociedad: Concepto abstracto del castrismo para referirse a la supuesta sociedad que se ha estado construyendo durante casi cincuenta años y que debe ser muy superior en condiciones y calidad de la vida a las sociedades del pasado, que según el castrismo son sociedades que sufren la infección del capitalismo y la burguesía (Ver).



Nuevo amanecer: Prisión para mujeres condenadas por delitos comunes, económicos (Ver) y contrarrevolucionarios (Ver), creada por el castrismo y bautizada con el nombre más cínico y cruel que se pueda concebir para una prisión de mujeres, con el pretexto de que es un proceso de reeducación (Ver) y de reincorporación a la vida de la sociedad.

Anonymou
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: DICCIONARIO DEL CASTRISMO COTIDIANO

Mensaje por Anonymou el Jue Mayo 10, 2007 2:56 pm

O



Objetivo: El término tiene al menos dos significados, uno de ellos referido a lo que es necesario lograr o alcanzar, el objetivo que se propone alcanzar; aunque constantemente en el castrismo se están definiendo objetivos, muchas veces llamados metas (Ver), muchos de ellos se caracterizan por su irrealismo o por su definición sin tener en cuenta los criterios de los demás: entre los objetivos más irresponsables de la historia del castrismo se encuentran un grupo de ellos definidos inconsultamente por el Comandante en Jefe (Ver) e informados a los dirigentes (Ver) y la población como algo perfectamente realizable y necesario: hacer una y muchas zafras seguidas de 10 millones de toneladas de azúcar (Ver), tener para 1970 una masa ganadera de 12 millones de cabezas de ganado vacuno, lograr un nivel de pesca de medio millón de toneladas anuales en la década del setenta, producir más leche por caballería que Estados Unidos (no es un error de imprenta, más leche por caballería y no por vaca, en base a poder alimentar más vacas por caballería que Estados Unidos, aunque las vacas cubanas produjeran menos leche que las de Estados Unidos). El otro significado del término objetivo, tomado de la filosofía (Ver) marxista, se refiere a lo que existe ‘independientemente de nuestra conciencia’ y por lo tanto no puede ser modificado por la simple voluntad de las personas. El concepto se ha desplazado más hacia el absurdo en el castrismo reciente para calificar las dificultades de la población como objetivas o problema objetivo cuando dependen de recursos y no pueden ser resueltas con decisiones, y dificultades subjetivas cuando su solución no depende de recursos materiales, sino de decisiones: casi todos los problemas del paísson objetivos en esta concepción, lo cual no significa que los subjetivos se resuelvan satisfactoriamente.



OEA: Organización de Estados Americanos, organización que expulsó al gobierno castrista en 1962 por su carácter comunista incompatible con los principios de la OEA, y que en 1964, cuando en Venezuela fue capturado un desembarco de combatientes y armamento enviado desde Cuba, sancionó al castrismo por las constantes acciones de subversión en América Latina y logró que todos los países miembros, excepto México, rompieran relaciones diplomáticas con el Comandante en Jefe (Ver). Desde su expulsión, el 'Máximo Líder' (Ver) se ha referido a la OEA como la desprestigiada OEA, la letrina de la OEA y frases de ese corte, moderando el tono sólo en dos ocasiones: cuando la OEA condenó al somocismo y dio respaldo moral a los sandinistas en las etapas previas a Julio de 1979, y cuando a través del secretario general de la OEA César Gaviria, ex presidente colombiano, el castrismo ha intentó volver a esa organización después de la caída del comunismo y la pérdida de sus aliados del bloque soviético.



Ofensiva Revolucionaria: Descabellado proceso desencadenado de manera inconsulta por el Comandante en Jefe (Ver) en 1968 para ‘destruir la base de apoyo de la contrarrevolución’ (Ver) y garantizar la realización de la zafra de los 10 millones (Ver). La Ofensiva Revolucionaria nacionalizó los remanentes de la pequeña propiedad existente en el país y los integró a las empresas estatales, lo cual aceleró de manera descontrolada la escasez y carencia de recursos y empeoró sustancialmente las condiciones de vida (Ver) de la población, además de crear una inflación (Ver) galopante de la que aún hoy no se ha recuperado el castrismo a pesar de haber recibido un interminable subsidio soviético durante muchos años, y en la actualidad el que le ofrece Hugo Chávez. El sentido de la Ofensiva Revolucionaria era mucho más político que económico, y se fundamentó en el espíritu del Che (Ver) como forma de expresar a los soviéticos y el mundo la decisión castrista de ‘construir simultáneamente el socialismo y el comunismo apoyándonos en la conciencia (Ver) de los revolucionarios’, como alternativa al modelo ortodoxo soviético, de Lenin y Stalin, de una primera etapa de ‘construcción del socialismo’ y una posterior de ‘construcción del comunismo’. Además de las confiscaciones de propiedad se aplicaron otras medidas absurdas como la nacionalización de los derechos de autor (Ver) y propiedad intelectual; la eliminación de los sistemas de pagos referidos al rendimiento de los trabajadores, para crear un sistema de salario fijo basado en la conciencia comunista de los trabajadores; y la creación de los planes agropecuarios donde los campesinos perdieron todo derecho de propiedad sobre sus tierras. El rotundo fracaso de la Ofensiva Revolucionaria y la zafra de los 10 millones llevó al castrismo a una lenta marcha atrás con relación a las políticas implantadas en 1968, pero sin nunca reconocer lo descabellado de la Ofensiva Revolucionaria.



Ofertar: Léxico burocrático gubernamental castrista derivado de ‘oferta’ para referirse a los productos en venta o servicios que se ofrecen a la población: por algún misterio semántico el castrismo considera que ofertar no es un concepto tan capitalista como vender, alquilar o prestar, y se utiliza el verbo ofertar simultáneamente como barbarismo económico y gramatical; no se dice productos en venta o para la venta, sino productos que se ofertan o servicios que se ofertan.



OFICODA: Siglas para la OFIcina de COntrol y Distribución de Abastecimientos, institución castrista encargada de organizar, distribuir y controlar las libretas de abastecimientos (Ver) y los reglamentaciones de racionamiento de todos los productos de consumo de la población que se distribuyen racionadamente, y que ya en 1988, en el apogeo de la rectificación (Ver) encabezada por el Comandante en Jefe (Ver), un año antes de la caída del Muro de Berlín, alcanzaban la casi totalidad de los productos alimenticios, de vestuario y calzado para la población a causa de las irresponsables políticas económicas festinadamente aplicadas por el 'Máximo Líder' (Ver).



Onda: Lenguaje popular para referirse al tema que es de actualidad, que está en el ambiente, que se comenta y se discute; es un término muy vinculado con ‘la cosa’ (Ver). Se habla de que la onda ahora es la microbrigada (Ver), o la onda es que fulano está en crisis en el Buró Político (Ver) por lo de… (Ver) fulanito, o la onda está cambiando para mejorar a fulanito….


Anonymou
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: DICCIONARIO DEL CASTRISMO COTIDIANO

Mensaje por Anonymou el Jue Mayo 10, 2007 2:56 pm

Opinión del Pueblo: Grupo de trabajo del comité central (Ver) del Partido (Ver) encargado de conocer la opinión del pueblo mediante la recogida de comentarios de la población a través de los militantes en centros de trabajo, estudio, las colas (Ver) o cualquier lugar de la calle, y de realizar encuestas sobre estas opiniones. Estos procesos de recogida de información carecen de fundamentación científica, la determinación de las muestras para las encuestas se realiza como le convenga al castrismo, y la interpretación y utilización de los resultados sería risible si no fuera una burla a la población: una encuesta realizada alrededor de 1990 sobre la escuela al campo (Ver) mostró que la opinión de alumnos, familiares y profesores era absolutamente negativa sobre estas actividades y deseaban que se terminaran de una vez por todas; el equipo de opinión del pueblo del Partido llegó a la conclusión y recomendó que era imprescindible elevar el nivel de educación (Ver) política de la población para que comprendiera las extraordinarias ventajas y la necesidad de la escuela al campo, que era una idea original del Comandante en Jefe (Ver); en ningún momento el Partido consideró necesario tener en cuenta la opinión del pueblo para modificar la política establecida.



Orden del día: Frase recurrente de los miles de reuniones (Ver) que cada día se celebran en el castrismo por cualquier razón y en cualquier circunstancia, y que necesariamente comienzan con la comprobación del quórum (Ver) requerido y la presentación del orden del día, que casi invariablemente se aprueba, cualquiera que sea, y que siempre termina con ‘asuntos generales’.



Ordene: Consigna oficial surgida en 1962 en medio de la crisis de los misiles, la frase se propagandizó como ‘!Comandante en Jefe, ordene! para expresar el respaldo absoluto y sin vacilaciones al ‘Máximo Líder’ (Ver) cuando llevó al mundo al borde de la guerra nuclear, al propiciar la instalación en Cuba de cohetes nucleares soviéticos apuntados contra Estados Unidos. Por extensión, la consigna se fue trasladando a todos los sectores de la vida del país y a todas las circunstancias, para expresar una subordinación incondicional y sin réplica a las decisiones y órdenes del Comandante en Jefe (Ver).



Organismos internacionales: Organismos y organizaciones de carácter internacional que el castrismo reconoce, como Naciones Unidas o la UNESCO, ésta última recientemente en crisis desde la visión castrista. Otros organismos como el Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial se mencionan sólo de pasada y para referirse al daño que hacen a los pueblos del mundo al estar controlados por el imperialismo (Ver). Instituciones como la Comisión de Derechos Humanos de la ONU o el Comité Olímpico Internacional se mencionan de una manera u otra en dependencia de como se hayan producido las votaciones a favor o en contra del castrismo. Otras instituciones no bien vistas por el castrismo, como “Amnistía Internacional”, prácticamente no se mencionan, como si no existieran.



Organización Científica del Trabajo: Concepto tomado de los soviéticos e introducido en el castrismo en la década de los setenta para referirse al proceso de organizar las operaciones de trabajo de una forma racional, en base a las tareas a desarrollar, los recursos disponibles y el entrenamiento de las personas, lo que en Estados Unidos y el mundo occidental en general se conocía desde comienzos del siglo XX con el nombre de ‘scientific management’. En la obsesión comunista de definir como científico (Ver) y ciencia todo lo que se realiza, se creó la llamada OCT como parte de las medidas del sistema de dirección de la economía (Ver), que en realidad no era más que una descripción elemental de operaciones y normas de trabajo, pero que inmersa en la enorme maquinaria burocrática del castrismo, con papeles, cifras y supuestos análisis integrales, tenía ínfulas de gran ciencia. A los pocos años se comprobó que lo que se consideraba tan científico no sólo era elemental, sino además inútil y poco práctico, y se abandonó el concepto de la organización científica del trabajo.



Organizaciones de Masas: Nombre genérico de todas las organizaciones del castrismo no consideradas organizaciones políticas, que son el Partido (Ver) y la juventud comunista (Ver): organizaciones de masas incluye a los CDR (Ver), sindicatos (Ver), Federación de mujeres (Ver), campesinos, pioneros (Ver) y estudiantes, entre otras. La participación en las mismas no es selectiva como en las organizaciones políticas, sino de masas (Ver), se consideran organizaciones auxiliares del Partido, ‘poleas de transmisión’ según palabras de Lenin, y aunque el gobierno castrista presenta masivas cifras de miembros para demostrar un apoyo irrestricto (Ver), en realidad la población se vincula a las organizaciones de masas como medida de ‘doble moral’ (Ver) y para evitar dificultades al destacarse como no simpatizante o desafecto (Ver), pues en realidad estas organizaciones son absolutamente ineficaces para resolver problemas de la población y se caracterizan por agobiar a las personas demandando más y más esfuerzos cada día y realizando actividades absolutamente inútiles.



Organizaciones No Gubernamentales: Palabra introducida en el léxico oficial castrista en los años noventa para enmascarar internacionalmente instituciones del castrismo que se presentan como independientes y no vinculadas al gobierno: centros de investigación de la economía, o de política internacional, controlados por el Partido (Ver) o por organizaciones de masas (Ver) fundamentalmente. En realidad, se definan como ‘no gubernamental’ o ‘gubernamental’ todas las instituciones en el castrismo tienen carácter oficial y gubernamental o partidista, con la honrosa excepción que representan los grupos de disidentes sin status oficial y tan duramente reprimidos, considerados grupúsculos (Ver) contrarrevolucionarios (Ver) por el castrismo y continuamente golpeados política y físicamente.



Orientación: Orden inapelable de los organismos superiores del Partido (Ver) a los inferiores y de los inferiores al resto de la población, sin carácter legal, muchas veces verbal; la orientación expresa lo que el Partido desea que se realice: cuando el Partido orienta apoyar el trabajo voluntario (Ver) significa que todo el mundo tiene que ir al trabajo voluntario, cuando orienta condenar al imperialismo (Ver) significa que quiere que todo el mundo condene al imperialismo.



Origen latino: Triquiñuela semántica utilizada por el castrismo para referirse a cubanos no simpatizantes que han triunfado en Estados Unidos u otro país, sin reconocerle su condición de cubanos ni su origen cubano. La frase oficial define a actores de cine conocidos en el país, artistas o deportistas, científicos o personalidades en cualquier esfera, que se destacan y son conocidos por la población, y que destruyen el mito de que los cubanos abandonan definitivamente el país (Ver) para pasar dificultades y fracasar, y terminar añorarando regresar a Cuba.



Otras funciones: Especie de purgatorio comunista donde son enviados los dirigentes (Ver) cesanteados: cuando un dirigente es enviado a ‘otras funciones’ significa que ha caído en crisis (Ver), ha sido tronado (Ver) y se le asigna una responsabilidad de mucha menor importancia en cualquier lugar (por ejemplo, cesanteado de vicePrimer Ministro pasa a jefe de departamento de empresa local o a jefe de contingente provincial de constructores de caminos). A pesar de la medida, es una condición mucho mejor que la de los liberados de su cargo (Ver) que no tienen asignación definida, y que la población denomina como ‘plan payama’ (Ver).

Anonymou
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: DICCIONARIO DEL CASTRISMO COTIDIANO

Mensaje por Anonymou el Jue Mayo 10, 2007 2:57 pm

P



Paciencia: Recomendación oficial que se establece por el castrismo cada vez que la población requiere la solución de problemas agobiantes y el gobierno no tiene interés en resolverlos; el castrismo identifica la paciencia con la sabiduría, y declara que hay que ser paciente y evitar las precipitaciones (Ver) que anteriormente han conducido a errores (Ver) y dificultades que no deben repetirse.



Paciencia del pueblo: Argumento utilizado por el gobierno castrista cuando no está dispuesto a esperar más para actuar, básicamente en lo referido al incremento de la represión; como el castrismo se identifica automáticamente con el pueblo que dice representar, cuando comienza a perder la paciencia declara que el pueblo está perdiendo la paciencia; cada vez que el gobierno declara que la paciencia del pueblo se está agotando está anunciando el inicio de una nueva ola represiva, sea contra los disidentes (Ver), los que desean abandonar el país o el delito común.



Pacifico: Condición que se atribuye a cada ‘revolucionario’ internacional capturado por las autoridades de cualquier país o sancionado por delitos cometidos; si los gobiernos comunistas o amigos (Ver) capturan o sancionan ciudadanos de otros países, entonces no son considerados pacíficos, sino revoltosos o provocadores.



Palacio de La Revolución: Edificio en el centro de la Plaza de la Revolución (Ver), junto al monumento a José Martí, sede central del gobierno castrista y del Partido (Ver). Casi finalizada su construcción desde antes del castrismo para sede de los tribunales cubanos, durante algunos años se mantuvo sin utilización eficaz y sin terminarse definitivamente, hasta que el Comandante en Jefe (Ver) decidió establecer ahí su cuartel general: en tiempos de Ofensiva Revolucionaria (Ver) el ‘Máximo Líder’ (Ver) declaraba públicamente que, a diferencia de los hermanos del campo socialista (Ver), en el país no se querían establecer diferencias entre lo que era el Partido y el gobierno, y las sedes de ambas instituciones se concentraron en ese edificio. Con el proceso de institucionalización (Ver) años después, en ese edificio han quedado la sede del jefe de estado y del gobierno, del consejo de estado (Ver) y el comité ejecutivo del consejo de Ministros (Ver), y del Buró Político (Ver) y secretariado (Ver) del comité central (Ver) del Partido.



Paladar: Denominación popular de los restaurantes privados surgidos a raíz de las limitadas autorizaciones del gobierno castrista en 1994 para el ‘trabajo por cuenta propia’ (Ver), tomada del nombre de un modesto restaurant en una telenovela brasileña exhibida en Cuba. Las regulaciones castristas que autorizaron el funcionamiento de estos restaurantes estipulan estrictas limitaciones al desarrollo de la actividad: no más de doce asientos, prohibición de trabajar en el restaurant a quienes no sean miembros de la familia, y estrictas regulaciones en la obtención de suministros alimenticios para el funcionamiento; a pesar de las restricciones, los ‘paladares’ resultan más eficientes que los centros de alimentación colectiva estatales, y son mucho más demandados por la población y por los portadores de divisas que buscan ofertas más variadas y mejor servicio que el que ‘ofertan’ (Ver) las unidades del estado.



Palestino: Léxico popular para referirse a los residentes de las provincias orientales del país que emigran a la capital y deben vivir en condiciones extremadamente precarias de vivienda; a pesar de la continua propaganda (Ver) del castrismo sobre el desarrollo del interior del país, de la supuesta ‘ley económica del desarrollo armónico y proporcional de la economía en todas las ramas y territorios del país’ y del continuo análisis del crecimiento urbano en los países del Tercer Mundo provocado por el subdesarrollo (Ver), la emigración de personas desde el interior del país hacia la capital, buscando mejores condiciones de vida, no sólo no disminuyó con el castrismo sino que se fue incrementando paulatinamente hasta llegar a niveles alarmantes en el llamado período especial (Ver). Igual que Moscú en la ex Unión Soviética, la ciudad de La Habana ha sido considerada por el gobierno castrista como área restringida, donde debe tenerse una autorización especial para poder mudarse a ella, y las regulaciones establecidas autorizan a detener a las personas residiendo en la ciudad sin autorización, sancionarlas y devolverlas a su provincia de origen. Con la ‘importación’ de orientales a cumplir labores de policía en la Ciudad de La Habana, el término ‘palestino’ se extendió a estos policías.



Pantry: Local adjunto a las oficinas de altos funcionarios (Ver) castristas, Ministros y directores de empresas para almacenar y servir comidas y meriendas de esos funcionarios y sus visitantes, organizados con el pretexto de que la intensidad de trabajo de los referidos dirigentes (Ver) no les permite incorporarse a los horarios normales de almuerzo y merienda de los trabajadores.



Papel rector: Rol central de dirección, mando y autoridad, que la constitución de todos los países del campo socialista (Ver), obligatoriamente aprobada en primera instancia por el Partido Comunista (Ver), asigna a ese mismo Partido para garantizar su condición hegemónica por sobre el resto de las organizaciones y la población. De esta manera se asegura el llamado papel de vanguardia del Partido. En la experiencia de desmantelamiento de los regímenes comunistas europeos en 1989, cada vez que se eliminaba el ‘derecho’ del Partido Comunista a ejercer el papel rector de la sociedad se comprobaba de inmediato la verdadera utilidad del Partido Comunista en el poder: ninguna.



Parametración: Palabreja surgida en los años setenta en el entonces Consejo Nacional de Cultura (hoy Ministerio de Cultura) para establecer los "parámetros" de confiabilidad política de los escritores y artistas cubanos, y tratarlos en consecuencia: los que cumplían con los "parámetros" revolucionarios eran autorizados a publicar o exponer sus obras, y los que no llenaban los requisitos del "parámetro" fueron censurados, perseguidos, encarcelados, y hasta borrados de las antologías oficiales. El "parámetro" sería un "aporte" de los funcionarios, pero el concepto fue una política establecida por el Comandante en Jefe (Ver) desde los primeros años de la Revolución. Aunque hasta el momento en Cuba, a pesar del aparente "liberalismo" posterior, se siguen exigiendo requisitos políticos y de "confiabilidad" a los escritores y artistas, como a todos los trabajadores intelectuales, el concepto de "parametración" no se utiliza desde que fueron sustituidos los inquisidores de la "parametración". (Esta palabra ha sido añadida en Enero del 2007 a propuesta de PMA).



Parlamento: Nombre que ocasionalmente la prensa oficial castrista otorga a la Asamblea Nacional del Poder Popular (Ver), fundamentalmente cuando su presidente o algún funcionario está actuando en actividades de carácter internacional.


Anonymou
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: DICCIONARIO DEL CASTRISMO COTIDIANO

Mensaje por Anonymou el Jue Mayo 10, 2007 2:57 pm

Partido: Partido Comunista de Cuba, principal organización formal de la estructura de poder castrista en el país. Antes de 1959 existió un Partido Comunista fundado en 1925, de muy limitada membresía, que a lo largo de su inestable historia utilizó distintos nombres y mantuvo posiciones vacilantes, oportunistas y muchas veces abyectas en la política nacional y en su proyección internacional; su acción en la lucha frente a la dictadura batistiana fue prácticamente nula como organización, pero en 1961 el Comandante en Jefe (Ver) creó una agrupación única, las ‘Organizaciones Revolucionarias Integradas’, donde dio cabida al Partido Comunista en igualdad de condiciones a su movimiento 26 de Julio y al Directorio Revolucionario, y meses después la convirtió en el Partido Unido de la Revolución Socialista. Casi de inmediato tuvo que lanzar su primera campaña contra el sectarismo (Ver) porque los antiguos militantes comunistas se adueñaban de las principales posiciones de dirección y desplazaban a los combatientes del ejército rebelde (Ver) a segundos planos alegando su falta de formación teórica, lo que molestó extraordinariamente al ‘Máximo Líder’ (Ver), pues le restaba una base de apoyo confiable y con poder. En 1965 el Comandante en Jefe creó el Partido Comunista de Cuba y un comité central (Ver) de un centenar de miembros designados por él ‘a dedo’, donde el 65% ostentaba grados de oficial del Ejército Rebelde, muchos de ellos Comandantes, y lo mantuvo durante diez años, hasta el primer congreso (Ver) del Partido celebrado en 1975. Entonces, para mejorar su imagen con la Unión Soviética luego de los fracasos de la zafra de los 10 millones (Ver) y todos sus alocados proyectos económicos, abrió el Buró Político (Ver) a dos antiguos militantes comunistas, pero mantuvo a once miembros de probada fidelidad (Ver), incluido él, para garantizar su control. Con posterioridad, y con más penas que glorias, se han celebrado otros congresos en los cuales el ‘Máximo Líder’ (Ver) es electo por aclamación y sin un solo voto en contra. De acuerdo a la constitución socialista de 1976 el Partido Comunista es la máxima organización del país y desempeña un papel rector (Ver) en todas las actividades políticas, económicas y sociales del país, lo que garantiza su hegemonía en todas y cada una de las actividades que se desarrollan en el país. Según sus estatutos, el Partido Comunista es una organización marxista-leninista que representa a la vanguardia de la población cubana, inspirada en todas las tradiciones de lucha de la población cubana a lo largo de su historia anterior al castrismo, y en las tradiciones de la clase obrera (Ver) y los trabajadores del mundo, y tiene como misión fundamental dirigir al país y conducirlo a la construcción del socialismo y el comunismo; funciona y se rige por los principios de dirección colectiva y centralismo democrático (Ver) establecidos por Lenin, es organización selectiva, no de masas (Ver), que escoge a sus militantes entre los trabajadores y la población si reúnen requisitos establecidos por ese mismo Partido para pertenecer a él. Aunque anteriormente estaba estrictamente prohibido, como condición excluyente absoluta, después del cuarto congreso en 1990 se admiten militantes con creencias religiosas, modificación que fue necesario establecer en aras de mejorar la imagen del castrismo en América Latina cuando el campo socialista (Ver) se deterioraba a pasos agigantados. El Partido Comunista está integrado por un Buró Político (Ver), un secretariado y un comité central (Ver), comités provinciales y municipales, y los núcleos (Ver) en la base de la organización. Una gigantesca estructura burocrática con movilidad de dinosaurio integra diferentes departamentos: organización, orientación revolucionaria (Ver), departamentos encargados de la economía, de las organizaciones de masas, militar, y muchos más, así como el departamento ‘de América’ (Ver), en realidad una estructura de la seguridad (Ver). Cuando se habla recientemente del futuro de país tras la desaparición del Comandante en Jefe, el Partido ha sido definido como el ‘único heredero legítimo’ de la revolución.



Partido de nuevo tipo: Denominación de la propaganda (Ver) castrista para el Partido Comunista (Ver), queriendo significar con ello que tiene características diferentes y funciona de manera diferente a Partidos políticos tradicionales, tal como se conocen en el mundomoderno; la denominación de Partido de nuevo tipo es creación de Lenin cuando organizó a los bolcheviques para la toma del poder de una forma y con un estilo absolutamente diferente a la tradición de los Partidos políticos burgueses (Ver).



Pasta de oca: Denominación del Ministerio de comercio interior castrista para un compuesto de picadillo de oca extendido (Ver) con soya y otros cereales, que se distribuye en las carnicerías cubanas como parte de la asignación de ‘carnes’ que el gobierno realiza en el período especial (Ver), y desde los tiempos de la rectificación (Ver), para tratar de garantizar el consumo de proteínas de la población.



Patraña: Calificativo permanente del gobierno castrista para toda actividad de denuncia o desenmascaramiento de actividades represivas, ilegales o subversivas; las patrañas siempre son patrañas del imperialismo (Ver) y sus lacayos (Ver).



Patria: La patria para el castrismo es un monopolio de los castristas: los que abandonaron el país son considerados apátridas (Ver), los que defienden al castrismo son patriotas, las actitudes a favor del castrismo son actitudes patrióticas, los que se enfrentan al castrismo son vendepatrias, apoyar al castrismo es los momentos difíciles es una muestra de patriotismo, no apoyarlo es traición a la patria. El castrismo no reconoce ni considera que quién se le oponga por cualquier motivo pueda tener sentimientos patrióticos, amar a su patria o ser un patriota; las celebraciones patrióticas son organizadas por el gobierno castrista, que no permite ninguna celebración fuera del marco oficial.



Patriota: En la propaganda (Ver) oficial castrista, además de los patriotas cubanos reconocidos por su participación en las guerras de independencia del siglo XIX, se consideran patriotas todos los que lucharon en favor de los ideales comunistas o de la revolución (Ver) castrista, así como todos los luchadores por el comunismo y la revolución y frente al imperialismo (Ver) en todos los países del mundo; la propaganda castrista no reconoce como patriotas a los que hayan luchado contra el castrismo o sostengan ideas anticomunistas, ni reconoce capacidad de patriotismo ni al ‘imperialismo’ (Ver) ni a sus aliados, quienesquiera que sean.



Patrulla click: Movimiento organizado por los CDR (Ver) y los pioneros (Ver) para llevar a los niños de cada cuadra a las casas para inspeccionar el gasto de electricidad y recomendar que apaguen las luces pues la revolución (Ver) necesita ahorrar (Ver) petróleo; el nombre surge del sonido ‘click’ que se realiza al apagar o encender un interruptor eléctrico.


Anonymou
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: DICCIONARIO DEL CASTRISMO COTIDIANO

Mensaje por Anonymou el Jue Mayo 10, 2007 2:57 pm

Paz: Para el castrismo, es ‘pax romana’ de los conquistadores y los cementerios, la paz soviética en Europa oriental de 1945 a 1989, la paz castrista durante más de cuarenta y siete años de Comandante en Jefe (Ver), la paz que propugnan los luchadores comunistas, mientras que el imperialismo (Ver) representa la guerra y la agresión: luchadores por la paz para la óptica del gobierno castrista son Ho Chi Minh y Kim Il Sung, que llevaron a sus pueblos a guerras fraticidas de millones de muertos. El día que comenzó la operación “Tormenta del Desierto” en 1991 por la liberación de Kuwait frente a la invasión de Saddam Hussein, un periodista extranjero preguntó al Comandante en Jefe en la televisión quién era responsable de esa guerra, y el ‘Máximo Líder’ (Ver) respondió: “quien haya disparado primero hoy es el responsable de esa guerra”: para el Comandante en Jefe la paz es monopolio castrista, la guerra atributo del imperialismo.



Pedir prestado: Lenguaje de léxico popular para referirse a la adquisición sin permiso de productos de propiedad estatal para uso personal o de trabajo; como durante decenas de años el gobierno castrista no ha puesto a la venta determinados productos para la población, mientras los utiliza para sus intereses y requerimientos, la población considera adecuado ‘pedir prestado’ al gobierno, es decir, apropiarse de propiedad estatal y resolver problemas personales, de manera considerada indebida en cualquier latitud; por supuesto, esta acción no se corresponde con los cánones morales universalmente aceptados en el mundo moderno, pero la situación de escasez y necesidades obliga a la población a actuar de esta manera: en última instancia, el castrismo ‘pide prestado’ de la población y al resto del mundo sin dar explicaciones ni devolver lo prestado.



Peligrosidad: Condición que el castrismo puede atribuir a las personas, de acuerdo al código penal vigente, para detenerlas, acusarlas, procesarlas y condenarlas aún si no han cometido delitos, si considera que su conducta o su actuación pueden conducir a la comisión futura de delitos; por el delito tipificado como ‘peligrosidad’ la persona puede ser sancionada a varios años de prisión.



Pepito: Personaje popular de los chistes en Cuba, anteriormente protagonista de los chistes verdes y desde hace mucho tiempo el personaje principal de las burlas contra el castrismo, que casi siempre terminan con la frase ‘entonces Pepito dijo…’. De Pepito surgen nuevos chistes cada día, todos contra el gobierno y el Comandante en Jefe (Ver): podrían escribirse libros completos con los chistes de Pepito contra el ‘Máximo Líder’ (Ver). Uno muy conocido dice que Castro, agobiado con tantos problemas que no puede resolver y tanta disidencia, invita a Pepito para escuchar cuentos y divertirse un poco, pero Pepito le dice que tiene hambre y no tiene deseos de hacer chistes, por lo que el Comandante en Jefe lo invita a participar de su suculento desayuno, con abundante café, jugos, leche, frutas, jamón, quesos, huevos, mantequilla, helados y refrescos. Castro dice a Pepito en medio de la comelata: “tu ves, Pepito, este es el desayuno que yo quiero para todos los niños de Cuba, pero con el bloqueo imperialista no puedo resolverlo, por eso tenemos que seguir luchando en el período especial”. Entonces Pepito le mira sorprendido y dice: “Espérate un momento, que aquí el que está para hacer los cuentos soy yo y no tu”.



Perfeccionamiento: Palabra del léxico oficial castrista importada del ruso-soviético para referirse a cambios y modificaciones en las regulaciones establecidas, con el objeto de mejorar algo que no está funcionando adecuadamente; al tildar la acción de perfeccionamiento se está queriendo decir que las cosas están muy bien, pero que es necesario lograr que sean perfectas, con lo cual se enmascara el verdadero estado de los problemas.



Periódico: Órgano de prensa autorizado por el gobierno castrista y que responde a los intereses del gobierno. La prensa cubana precastrista, con tradición de profesionalismo e independencia significativa en toda América, fue rápidamente amordazada y controlada por el castrismo desde los primeros meses de 1959, y paso a paso clausurada, para dar espacio a unos cuantos órganos de prensa alabarderos del gobierno. En 1965 fue creado el periódico ‘Granma’ (Ver) como órgano oficial del Partido Comunista (Ver), poco tiempo después ‘Juventud Rebelde’, controlado por la juventud comunista (Ver), y mucho después ‘Trabajadores’, bajo el control de los sindicatos (Ver). En cada provincia se publica un modesto periódico provincial controlado por el Partido Comunista. Como regla general, el resto de los periódicos repite la línea oficial del Partido y el gobierno que señala ‘Granma’, aunque a veces se utiliza ‘Juventud Rebelde’ para información que no es conveniente que aparezca emitida por el Partido o el gobierno, pero que, sin lugar a dudas, tiene la luz verde del Partido para publicarse.



Periodistas: Personas autorizadas a escribir y publicar en la prensa oficial castrista, tanto periódicos y revistas como radio, televisión y cine, y recientemente en la Internet, y que lo deben hacer en favor del gobierno. Nadie está autorizado a escribir o publicar sin permiso del gobierno y el Partido (Ver).



Período de transición: En la teoría marxista original, como fue planteado por Marx en 1875, era un período que necesariamente debía transcurrir entre capitalismo y comunismo para crear las condiciones de la nueva sociedad, pero cuando los bolcheviques tomaron el poder en Rusia y se enfrentaron a la realidad de dirigir y transformar un país según un programa irrealizable comenzaron a modificar la teoría: así surgió la división de la nueva sociedad en dos etapas: construcción del socialismo y construcción del comunismo, y casi inmediatamente se creó una nueva teoría del período de transición entre el capitalismo y el socialismo, de manera que cada vez la realización del comunismo se alejaba más en el programa del Partido (Ver) y se sustituía por un periodo de transición de duración indefinida y una construcción del socialismo cada vez más extensa por su ineficiencia. Finalmente, con la debacle de 1989, el derrumbe del campo socialista (Ver) y la disolución de la Unión Soviética, quedó demostrado que el socialismo es un largo, lamentable y doloroso camino inútil entre el capitalismo y el regreso nuevamente al capitalismo tras la frustración y el tiempo desperdiciado en la no construcción del socialismo.



Período Especial: Nombre oficial otorgado por el castrismo a la presente etapa del régimen comenzada a finales de los años ochenta en los momentos en que se derrumbaba el comunismo y terminaban los subsidios del bloque soviético, cuando el Comandante en Jefe (Ver) se negó a reconocer la realidad histórica del fracaso comunista y del campo socialista (Ver) y solo ofrecía más de lo mismo para enfrentar la situación. El nombre fue tomado de la terminología utilizada por los militares en la preparación de la guerra de todo el pueblo (Ver), y la etapa fue denominada por el Comandante en Jefe como ‘período especial en tiempo de paz’: independientemente de la demagogia, la propaganda (Ver) e interminables discursos (Ver), la esencia del período especial se reduce a lograr el funcionamiento del país (es decir, mantener a toda costa el poder castrista) con el mínimo de recursos necesarios (es decir, imponiendo muchos más atroces sacrificios (Ver) a la población), pues al terminarse las relaciones comerciales ejemplares con la Unión Soviética (es decir, los subsidios) el criminal bloqueo imperialista (Ver) no permitiría el adecuado funcionamiento de la economía (es decir, después de treinta años imponiendo limitaciones y restricciones a la población para lograr el desarrollo económico (Ver), el castrismo sin subsidios no podía garantizar ni las más elementales condiciones de alimentación, vivienda, transporte y vida de la población). El período especial exige la profundización del trabajo político (Ver) (incremento de la propaganda) y mantener la guardia muy en alto (incremento de la represión), así como agrupar firmemente a la población en torno al Partido Comunista y al Comandante en Jefe. Aunque el eufemismo supone un período con principio y fin, en realidad el período especial es enfermedad terminal del castrismo: ninguna de sus soluciones es practicable ni da demasiados resultados, el país no logra salir del profundo abismo en que está sumido, ya no quedan hermanos dispuestos a subsidiar la irresponsabilidad y la ineficacia castrista más allá de Hugo Chávez, la gritería contra el criminal bloqueo imperialista le va provocando ronquera al Comandante en Jefe sin lograr demasiado, no se pueden enviar las tropas a misiones internacionalistas (Ver), y a pesar de los inversionistas de poca monta que el castrismo consigue aquí y allá y de las declaraciones de que la economía prospera, no logra modificar la caída en picada ni puede engañar más ni a su propio pueblo ni al mundo, que ve cada vez más al castrismo sin maquillaje soviético, como es en realidad.


Anonymou
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: DICCIONARIO DEL CASTRISMO COTIDIANO

Mensaje por Anonymou el Jue Mayo 10, 2007 2:58 pm

Peritaje: Léxico oficial rápidamente asimilado por la población, se refiere a los exámenes médicos que determinaban si una persona estaba limitada de salud para realizar determinados trabajos rudos (incluido corte de caña, microbrigadas (Ver) y agricultura en general) y debía ser asignada a puestos de trabajo más sencillos sin afectar su salario, o si estaba completamente incapacitada para trabajar y debía ser enviada a su casa para recibir el pago de pensiones sin necesidad de asistir al trabajo. El peritaje fue una vía que muchas personas buscaron y obtuvieron para aliviarse de las rudezas del trabajo o de la obligación de asistir diariamente al trabajo, hasta que el gobierno castrista estableció drásticas medidas de control de la situación que hicieron que los casos de peritaje se redujeran al extremo o desaparecieran totalmente, con excepción de enfermedades verdaderamente graves que deshabilitaban al trabajador.



Permuta: Cambio de vivienda entre personas. Como la ley prohíbe la compraventa de viviendas, y no existe un mercado de alquiler de viviendas, si por cualquier razón una persona o familia necesita mudarse, debe encontrar en el lugar donde desea ir la vivienda de una persona o familia que también desee mudarse para el lugar de donde viene el otro, de manera que se produzca un intercambio de viviendas (‘permuta’) entre las personas o familias involucradas, siempre que esté autorizado por la instancia correspondiente (Ver), en este caso el organismo del estado llamado Instituto de la Vivienda, conocido por la población como ‘reforma urbana’. Como para encontrar estas condiciones son necesarias determinadas coincidencias, realizar las permutas es difícil y la población pasa innumerables trabajos para permutar, más aún teniendo en cuenta que ambas mudadas deben ser coordinadas en el tiempo y medios de transporte no abundan, además de los requisitos de control de viviendas, libreta de abastecimientos (Ver), registro de direcciones (Ver), CDR (Ver) y Comité Militar (Ver). Peor aún es cuando es necesario coordinar ‘una triple’, es decir, una permuta que supone un movimiento de tres viviendas simultáneamente, para lograr que cada persona obtenga una vivienda lo más acorde a sus requerimientos.



Persona que ayuda en la casa: Nombre utilizado por la hipocresía del léxico oficial castrista para referirse a los trabajadores domésticos y personal en general, que cocina, lava, limpia, atiende el jardín y las piscinas, y cuida de la casa en general, mientras el o la dirigente (Ver) está desarrollando sus actividades laborales. La hipocresía oficial prohíbe la denominación de criados, sirvientes y palabras de ese corte. Todas las personas que ‘ayudan en la casa’ de los dirigentes castristas deben ser aprobadas por la seguridad (Ver) para desarrollar tales actividades, y reciben sus salarios en nóminas controladas por esos mismos órganos.



Personalidad publica: Denominación oficial de la propaganda (Ver) castrista para cualquier persona que apoya al castrismo o al comunismo en cualquier país, pero que no tiene ocupación definida, o conocida, nada más que la de apoyar al castrismo y al comunismo.



Peso convertible: Mecanismo inventado por el castrismo en 1994 para controlar la circulación de los dólares y establecer un sistema de control de la población con acceso a divisas (Ver), en la actualidad se menciona con el nombre de CUC. El peso cubano fue convertible hasta 1959, en que el castrismo cercenó su convertibilidad con el pretexto de una escasez de divisas provocada por la malversación de la anterior dictadura. Después de limitadas experiencias con los certificados de divisas (Ver) a finales de la década de los ochenta y comienzos de los noventa, finalmente se estableció el llamado peso convertible, que en realidad es convertible en una sola dirección: hacia donde conviene al castrismo. Los poseedores de las divisas reales (dólares, francos, libras, yenes, y luego euros) cambiarían su dinero por pesos convertibles, que tienen la misma accesibilidad de las divisas reales en el mercado cubano donde se compra en divisas, pero el mecanismo a la inversa no funciona: los poseedores de pesos convertibles no pueden cambiarlos libremente por dólares o euros. Además, en el proceso de cambio se puede exigir un formulario y presentar una identificación, con lo cual el gobierno sabe quién tiene divisas, cuándo las cambió y cuánto. Peor aún, mientras las divisas reales pueden ser guardadas hasta mejores tiempos o utilizadas fuera del país, el peso convertible solo vale para el castrismo, y hasta que el castrismo quiera: nadie puede saber si en cualquier momento, en medio de otra Ofensiva Revolucionaria (Ver), el Comandante en Jefe (Ver) declara sin valor el peso convertible y sus poseedores se quedan en la ruina de la noche a la mañana.



Picadillo de soya: Uno de los productos alimenticios creados por el castrismo y administrados por el Ministerio de comercio interior en el Proceso de Rectificación (Ver), antes del derrumbe del comunismo y la implantación del período especial (Ver), consistente en un picadillo de carne de res ‘extendido’ (Ver), añadiéndole frijoles de soya molidos y otros componentes para darle sabor y ‘extensión’, y distribuído en sustitución de la cuota de carne de res oficialmente declarada, que sería distribuida por la libreta de abastecimientos (Ver) a razón de 12 onzas (360 gramos) para cada persona cada 27 días, lo que representa un percápita aproximado de 10 libras ( 4.6 kilogramos) por año, de la cual la carne de res es el 50% (5 libras) y el resto es ‘extensión’.



Pie de guerra: Estado de máxima preparación para la guerra que, según el castrismo, es el estado permanente en que se encuentra el país para poder enfrentar la agresión (Ver) imperialista (Ver). Además, los CDR (Ver) siempre están en pie de guerra para la vigilancia revolucionaria (Ver), y todas las organizaciones de masa (Ver) están en pie de guerra para cualquier tarea que se presente y resulte necesario.



Pincho: Denominación del léxico popular para referirse a los altos dirigentes (Ver); la palabra surge de los grados militares metálicos utilizados anteriormente por los oficiales de las Fuerzas Armadas, hasta que se copió el sistema soviético y se eliminaron los distintivos metálicos.



Pioneros: Niños que pertenecen a la Unión de Pioneros de Cuba, organización de masas (Ver) castrista que agrupa a los niños cubanos desde que comienzan en la escuela hasta los 16 años de edad, en que se consideran en condiciones de pasar a la juventud comunista (Ver). La tarea fundamental de la organización de pioneros es la educación (Ver) comunista de los niños en el amor al Comandante en Jefe (Ver), el Partido (Ver) y la revolución (Ver), que se definen como una y la misma cosa. La consigna de los pioneros, que los niños deben repetir continuamente en todos los actos y actividades, dice: “Pioneros por el comunismo, seremos con el Che’.



Piratas: Denominación del léxico oficial del castrismo para todos los que combaten al gobierno desde el mar o el aire, pues los que lo hacen en tierra son llamados bandidos (Ver). Las unidades de guardafronteras (Ver) y las unidades de lucha contra piratas están encargadas de la detección y neutralización de los piratas: dentro del concepto de piratas se incluyen los balseros que intentan escapar de la isla; dos de los más claros exponentes de la neutralización en la lucha contra piratas que desarrolla el castrismo son el hundimiento del remolcador ’13 de marzo’ y el derribo de las avionetas de ‘Hermanos al Rescate’.



Plan Camarioca y Plan Escambray: Burla popular contra la distribución racionada por la libreta (Ver) y la perenne escasez de productos: Dice el chiste: ‘Plan Camarioca: hay pero no te toca’, es decir, hay existencia pero no derecho a obtenerlo. Otras veces es el ‘Plan Escambray: te toca pero no hay’, es decir, te corresponde la asignación (Ver), pero no hay en existencia.


Anonymou
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: DICCIONARIO DEL CASTRISMO COTIDIANO

Mensaje por Anonymou el Jue Mayo 10, 2007 2:58 pm

Plan de captación: Plan que desarrollan los militantes del Partido (Ver) y la juventud (Ver) para ‘atender’ a los no militantes de los centros de trabajo y estudios y crear las condiciones para integrarlos posteriormente al Partido o la juventud. Una de las características fundamentales del plan de captación es que las personas que son incluidas en él por los núcleos (Ver) y comités de base (Ver) no tienen conocimiento de que están siendo ‘captados’, y el acercamiento de los militantes se lleva a cabo como algo casual, producto del desarrollo de relaciones amistosas.



Plan Fidel: Nombre no oficial con que se identifican planes agropecuarios creados directamente por el Comandante en Jefe (Ver), y que son decenas de ellos, casi todos con pésimos resultados productivos y económicos; nunca el gobierno, ni el ‘Máximo Líder’ (Ver) demuestran intención de eliminar esta denominación no oficial de los planes.



Plan Jaba: Sistema de preferencia para las mujeres trabajadoras en las colas (Ver) de productos alimenticios. ‘Jaba’ es la bolsa de tela que todo cubano lleva consigo para estar en condiciones de guardar cualquier producto alimenticio que pueda obtener cuando va o viene del trabajo o está en cualquier otra actividad personal. Para poder utilizar el plan jaba es necesario llenar una planilla, demostrar que todos en la casa trabajan y esperar por la autorización (Ver) de las instancias correspondientes (Ver). El plan jaba, es su nombre oficial, consiste en garantizar que por cada persona de la cola que entra en el establecimiento sin plan jaba entren dos del ‘plan jaba’, de manera que las mujeres trabajadoras necesiten menos tiempo en la cola. La otra opción del plan jaba es entregar la jaba en la bodega, el supermercado o el puesto de viandas y vegetales, irse a trabajar, y recogerla al regreso ya despachada: no es un problema, pues sólo se puede comprar lo que el gobierno vende por la ‘libreta de abastecimientos’ (Ver), en las cantidades establecidas y al precio establecido, por lo que no hay opción. La organización y control del plan jaba es tarea de la Federación (Ver).



Plan piloto: Supuestamente es un plan que se realiza con carácter experimental, y una vez que se recogen las experiencias se extiende al resto del país para beneficio de toda la población: en realidad, una de las principales características de los planes piloto es que nunca sus experiencias y resultados positivos, si los hay, se extienden a ninguna parte.



Plan Quinquenal: Plan de cinco años de la economía nacional en los países del campo socialista (Ver). Según la teoría de la planificación socialista (Ver), a partir de los pronósticos y planes a largo plazo (20 años) se derivaban los planes quinquenales, y de estos los anuales, de manera que existía un sistema de planes para dirigir científicamente la economía y garantizar el desarrollo armónico y proporcional de todas las ramas y sectores de la economía y todos los territorios del país. Una característica recurrente de todos los planes de la economía de todos los países socialistas en toda su historia fue el irrealismo con que se concebían y su permanente incumplimiento.



Plan San Germán: Mecanismo de venta racionada de productos, experimentado en el poblado de San Germán y extendido a todo el país. Para reducir las colas y la imagen de escasez y necesidades perentorias, las libretas de abastecimientos de las tiendas de ropa y calzado se clasificaban en diversos grupos: A, B, C, D, E., F. Cada grupo, a su vez, en subgrupos: A1, A2, A3, A4, B1, B2….. Entonces se establece el calendario: Esta semana compran las libretas del grupo A, pero el lunes sólo las que son A1, el martes sólo las A2, el miércoles las A3… Quien no tiene el grupo correspondiente no puede comprar los productos ‘básicos’ (Ver) y solo puede comprar los ‘adicionales’ (Ver). De esta manera, dividiendo a los compradores potenciales en seis grupos y veinticuatro subgrupos, los sesudos del comercio interior castrista quisieron eliminar las colas provocadas por la escasez intrínseca del comunismo y la mala calidad de los productos que se ofrecen a la población.



Plan tareco: Campaña de recogida de ‘tarecos’ (desechos, muebles rotos, juguetes sin uso, equipos electrónicos que no funcionan, escombros y otros sobrantes de cada casa) que los CDR (Ver) organizan cada cierto tiempo, sin plazo definido, en coordinación con el poder popular (Ver), a causa de la ineficiencia del sistema de recogida de basuras en la ciudad y la no disponibilidad de lugares y mecanismos para ir botando sistemáticamente los tarecos. El nombre que la prensa y los CDR dan a la campaña es exactamente ‘plan tareco’.



Planificación: Mecanismo de dirección de la economía socialista consistente en elaborar un planes anuales y quinquenales (Ver) para regular el mercado (Ver) y hacer que la economía funcione científicamente (Ver). En esencia, la planificación socialista supone que el plan, elaborado por el burocrático organismo de planificación bajo la dirección del Partido Comunista (Ver), sea capaz de anticipar el comportamiento del mercado y regular su funcionamiento de manera que puedan concebirse sus resultados desde antes de la realización de la ‘prueba final’. A pesar de las toneladas de elaboración de teoría económica socialista y de la continua propaganda (Ver), nunca el plan pudo anticipar realmente el comportamiento del mercado, y sólo lograba regularlo para peor limitando algunos de sus elementos en aras de una supuesta racionalidad o del capricho partidista.



Planificidad: Uno de los últimos barbarismos gramaticales y conceptuales de teoría económica del socialismo, surgido casi en los mismos tiempos de la ‘perestroika’ y abandonado antes del final de la misma, la planificidad (palabra inexistente en español a pesar de los ingentes esfuerzos realizados por los profesores castristas de marxismo-leninismo) se definía como la condición intrínseca de la economía socialista para funcionar planificadamente: concepto suficientemente oscuro en el original ruso-soviético para impedir una adecuada traducción y mucho más una aceptable explicación, no obstante se explicaba en las clases de economía política del socialismo (Ver) en las universidades cubanas.



Plantado: Preso político (Ver) que no acepta incorporarse a los planes de reeducación (Ver) del castrismo y recibe un tratamiento mucho más riguroso y con muchas más limitaciones que las habitualmente aplicadas a la población penal acogida a los planes de reeducación. Como los plantados no aceptan hacerle el juego al castrismo con la reeducación reciben sobre sí medidas extraordinariamente rigurosas, maltratos, son ubicados en prisiones muy lejanas de sus domicilios para dificultar las visitas familiares, en ocasiones pasan mucho tiempo en celdas tapiadas, desnudos, sin visitas ni correspondencia, y con un régimen alimenticio extremadamente riguroso y abusivo.



Plato acompañante: Componente de la reglamentación establecida en los restaurantes para cubanos sin dólares (Ver) en la década del setenta, cuando la escasez provocada por la Ofensiva Revolucionaria (Ver) dificultaba más aún la oferta a los comensales: independientemente de lo ofrecido en el menú, se debía escoger un entrante (jugo, fruta), un plato fuerte (Ver) (tal vez pollo, rueda de pecado o canelones) y un plato acompañante (ensalada, papas fritas o arroz), así como un postre. No importaba cuanto dinero tuviera para pagar, o lo que quisiera comer, pues estaba regimentado lo que se podía obtener.



Plato fuerte: Otro componente de la reglamentación en restaurantes junto al plato acompañante (Ver), producto de la agudísima escasez de la oferta provocada tras la debacle de la Ofensiva Revolucionaria (Ver) y el fracaso de la zafra de los 10 millones (Ver).



Playa Girón: Playa que forma parte de la Bahía de Cochinos, en la costa sur de Cuba, donde en 1961 se desarrollaron los últimos combates entre las tropas castristas y las fuerzas de exiliados que habían desembarcado en el país tres días antes, y donde la leyenda oficial ha creado la imagen del invencible Comandante en Jefe (Ver) disparando desde un tanque contra un barco de las fuerzas invasoras que fue hundido por su certero disparo, aunque en realidad el disparo no fue realizado por él, y el Máximo Líder sólo llegó a Playa Girón cuando el combate había finalizado y se realizaban operaciones de rastreo y captura de las fuerzas derrotadas. Desde 1961 hasta la fecha el castrismo ha presentado a Playa Girón como ‘la primera derrota del imperialismo (Ver) en América’ y como un ejemplo del carácter invencible de la revolución (Ver).



Plaza de la Revolución: Nombre con que el castrismo bautizó la Plaza Cívica de La Habana, una gran explanada construida desde antes de 1959, donde se encuentran el monumento a José Martí y las principales dependencias oficiales del gobierno y el Partido (Ver): el Palacio de la Revolución (Ver), que es la sede del gobierno castrista y el Partido, el Ministerio de las Fuerzas Armadas, el Ministerio del Interior (Ver), la Biblioteca Nacional, el Teatro Nacional y otras dependencias gubernamentales. Toda el área es considerada zona congelada (Ver). En su gran explanada y calles aledañas se realizan las grandes concentraciones populares del castrismo, las marchas del pueblo combatiente (Ver) y los desfiles militares.



Pleno del Comité Central: Reunión de todos los miembros del comité central del Partido (en diferentes épocas han sido entre 100 y 160 miembros permanentes y suplentes), supuestamente la máxima autoridad del Partido (Ver) entre congresos (Ver), que debe reunirse cuando menos dos veces al año según los estatutos, y analizar y tomar decisiones sobre los aspectos más importantes de la vida política, económica y social del país. En realidad el funcionamiento del comité central y los plenos bajo el castrismo, así como en todos los países comunistas, tiene un gran carácter formal, pues en realidad las decisiones y las orientaciones (Ver) se elaboran en el Buró Político (Ver), muchas veces complaciendo los criterios y propuestas del Primer Secretario (Ver) del Partido, que en el castrismo coincide con el Comandante en Jefe (Ver). Los plenos muchas veces adoptan resoluciones prefabricadas desde el Buró Político, que aunque no tienen carácter de legislación, se convierten automáticamente en órdenes y directivas para el Partido y todo el país teniendo en cuenta el papel rector (Ver) del Partido. El desarrollo de los plenos normalmente es secreto, y en ocasiones al final de los mismos se publica una declaración, pero muchas veces la población conoce de la realización del pleno sólo después de que se ha celebrado y terminado.



Plesbicito: Consulta popular para la aprobación o rechazo de determinadas propuestas del gobierno que requieren un determinado grado de apoyo. Durante los cuarenta y siete años de castrismo el único plesbicito realizado fue en Octubre de 1976, cuando se sometió a votación la Constitución socialista elaborada por el Partido Comunista y sometida a discusión en los CDR (Ver) en todo el país. Para la propaganda (Ver) oficial, el pueblo cubano celebra un plesbicito cada día mostrando su apoyo al gobierno y defendiendo la revolución, por lo que no es necesario realizar una consulta popular para comprobar si el castrismo y su política de período especial (Ver) cuentan con el respaldo de la población, pues es evidente que sí cuentan con un apoyo irrestricto (Ver), según la opinión del gobierno. Toda propuesta de plesbicito para aprobar la política del gobierno o la permanencia del régimen comunista es categóricamente rechazada por el gobierno y el Partido, y aún cuando formalmente la constitución autoriza la recogida de firmas para demandar un plesbicito por cualquier razón, la realización de campañas de este tipo es considerada una actividad sediciosa que puede ser juzgada y condenada severamente. La única campaña independiente de recogida de firmas para la modificación de la Constitución se llevó a cabo para el “Proyecto Varela”, conocida por la población por el discurso público del ex Presidente de EEUU Jimmy Carter en la Universidad de La Habana.


Anonymou
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: DICCIONARIO DEL CASTRISMO COTIDIANO

Mensaje por Anonymou el Jue Mayo 10, 2007 2:59 pm

Plustrabajo: Según Marx es la parte de la jornada de trabajo que el obrero realiza después de crear el valor de su fuerza de trabajo, de la que el capitalista se apropia en lo que constituye la explotación de los trabajadores; según el Comandante en Jefe (Ver), plustrabajo es el trabajo que los obreros cubanos realizan voluntariamente y sin recibir salario por sobre la jornada de trabajo de ocho horas y en sus días de descanso y vacaciones para construir edificios de microbrigadas (Ver) y obras de carácter social como policlínicos, escuelas y supermercados.



Plusvalía: Según Marx plusvalía es el valor creado por los obreros por encima del valor de su fuerza de trabajo, que se apropian los capitalistas, base de la explotación de los trabajadores. En el castrismo los salarios de los obreros se reducen al mínimo posible y el estado se apropia del valor creado por los obreros por encima del valor de su fuerza de trabajo para redistribuirlo en función de los intereses de la sociedad, es decir, según decida el Comandante en Jefe (Ver) que resulta lo más conveniente. En el castrismo contemporáneo los inversionistas extranjeros le pagan en dólares (Ver) al gobierno el salario de los trabajadores cubanos, y el gobierno le paga a los obreros en pesos cubanos, en exiguas cantidades muy por debajo del salario pagado por ellos por los inversionistas extranjeros. En términos de pura teoría de Marx cabe decir que el castrismo explota a los trabajadores cubanos en la medida que se apropia de la plusvalía creada por ellos, si trabajan para el gobierno castrista o si son empleados para un inversionista extranjero.



Población indignada: Definición del castrismo para referirse a las turbas paramilitares que realizan mítines de repudio (Ver) o golpean a disidentes (Ver) o personas que se considera deben ‘recibir su merecido’ por declaraciones o acciones contra el Comandante en Jefe (Ver), el Partido (Ver) y la revolución (Ver), consideradas por los castristas como una misma y única cosa. Normalmente, esta población indignada ni siquiera sabe con exactitud a quien está atacando o por que razón lo hace, pues por regla general estos indignados se motivan con el espíritu de revancha y libertinaje que se propicia en situaciones de mítines de repudio, vociferando y acosando a las personas para intimidarlas y enviar el mensaje de que ‘la calle es del pueblo y la revolución’ (Ver), y no del ‘enemigo’ (Ver).



Poder del pueblo: Según el castrismo, el verdadero poder, el más justo y más limpio, muy superior al poder que se establece en las democracias ‘burguesas’: se expresa en el poder que la población ejerce diariamente a través de los órganos de gobierno y del Partido Comunista (Ver).



Poder Local: Denominación que se utiliza para identificar los órganos gubernamentales castristas de carácter municipal y local, cuyo alcance es bastante limitado y cuya disponibilidad de recursos es prácticamente nula, producto de la extraordinaria centralización que siempre ha existido en el país y que se ha multiplicado dadas las restricciones y limitaciones del período especial (Ver).



Poder Popular: Denominación oficial de los órganos ejecutivo-legislativos-judiciales del gobierno castrista: al no existir la separación de poderes de las democracias modernas, los órganos del poder popular asumen funciones ejecutivas mezcladas con las legislativas, y casi ningún cubano, incluidos militantes del Partido (Ver), saben diferenciar las funciones de estado de las de gobierno, y las ejecutivas de las legislativas. El poder popular, según la constitución de 1976, está compuesto por la Asamblea Nacional del poder popular (Ver) con el Consejo de Estado (Ver) y el Consejo de Ministros, las Asambleas Provinciales con sus comités ejecutivos y sus direcciones administrativas, y las asambleas municipales, que repiten los esquemas provinciales con menos autoridad. En tanta mezcolanza de asamblea nacional, 14 asambleas provinciales y 170 asambleas municipales, con las correspondientes direcciones administrativas y comités ejecutivos, se produce tremenda confusión y en algún momento nadie sabe lo que debe o lo que puede hacer, por lo que el Comandante en Jefe (Ver) interviene para trazar directivas específicas y poner orden en el gobierno, con lo cual todas las autoridades subordinadas obedecen fielmente las órdenes emanadas de las instancias correspondientes (Ver), o del ‘más alto nivel’ (Ver).



Policía: Cuerpo armado encargado del orden interior y la lucha contra la delincuencia. En el castrismo se organiza verticalmente en todo el país y se encarga de las tareas comunes a casi toda policía: prevención y control de delitos comunes, criminalística, instrucción judicial, control del tráfico, licencias de conducción; además, en el castrismo la policía se encarga del control de los carnet de identidad (Ver) para controlar a la población, y de los delitos de carácter económico a través de la policía económica (Ver). En los delitos y actividades donde están involucrados extranjeros la tarea se asigna a la dirección de inmigración del Ministerio del Interior (Ver), así como el control de pasaportes, entradas y salidas del país y la tarjeta blanca (Ver). Como el criterio castrista se basa en que la delincuencia común y la contrarrevolución (Ver) se alimentan mutuamente, la policía también desempeña un papel importante como auxiliar de la seguridad (Ver) en la represión contra la población. En la medida que el incremento de la represión se ha ido agudizando en los últimos años al deteriorarse la situación económica y social en el período especial (Ver), y con el auge del turismo extranjero, la policía es cada vez peor vista por la población, y la situación ha obligado al castrismo a ‘importar’ hacia La Habana policías reclutados en las provincias orientales (‘palestinos’) y ofrecerles salarios superiores a los de los profesionales universitarios, para lograr que algunas personas se decidan a incorporarse a este cuerpo armado



Policía Económica: Rama de la policía nacional dedicada a la lucha contra los ‘delitos que afectan la economía popular’ (Ver), que abarcan desde la malversación y corrupción (los menos perseguidos y sancionados) hasta los constantes robos a propiedades del estado y la sustracción de productos alimenticios de los almacenes del estado para la venta en bolsa negra (Ver) o para el consumo de la propia familia, que son los más perseguidos y sancionados. La policía económica siente el complejo de hermana menor de la seguridad (Ver), porque aunque trabaja con métodos operativos de agentes informantes, recopilación de información y elaboración de expedientes antes de lanzarse a operar y detener a los presuntos delincuentes, lo que generalmente hace en coordinación con otras ramas de la policía, no recibe el apoyo de la prensa y del gobierno como en la leyenda de los héroes anónimos de la seguridad. Con el incremento del turismo y la actividad de extranjeros en el país en el período especial (Ver), la policía económica tuvo mucha más actividad, pues antes se concentraban en las escasas actividades que operaban con dólares, pero después de la dolarización (Ver) de 1994 y el auge del turismo vive viendo fantasmas en todas partes y no da abasto para detener y procesar a todo el que quisiera detener.



Política: Función pública restringida en el castrismo a los órganos del poder, pues no reconoce ni el derecho a constituir una oposición alternativa ni a agruparse políticamente sin autorización del Partido (Ver) y el gobierno, autorización que nunca se otorga aunque se solicite legalmente, ni tampoco se acepta moralmente el derecho a mantenerse aparte de la actividad política, pues resulta repudiable para el castrismo mantenerse apático (Ver).



Política de cuadros: Conjunto de regulaciones establecidas centralizadamente por el castrismo para la organización, movimiento, control, desarrollo y superación de los cuadros (Ver), es decir, las directivas de como organizar y dirigir la actividad de los dirigentes (Ver). Más teórica que real, la política de cuadros es una amalgama de resoluciones incompletas, declaraciones y tareas por realizar, que continuamente se están modificando y perfeccionando (Ver) sin que se obtengan los resultados que se desean.



Política económica: Conjunto de regulaciones, leyes y decisiones establecidas por el Partido Comunista (Ver) y el gobierno para dirigir ‘científicamente’ (Ver) la economía mediante un sistema de planes quinquenales (Ver) y anuales que garantizan el desarrollo armónico y proporcional de la economía. En términos conceptuales del comunismo, la política económica es trazada por el Partido, haciendo uso del papel rector (Ver) que le corresponde, en sus programas de largo alcance, y convertida por el gobierno en planes quinquenales y anuales. En la realidad del castrismo la política económica la traza y la modifica a su antojo el Comandante en Jefe (Ver) de acuerdo a sus personalísimos criterios, y todo el mundo debe actuar según estas decisiones: en la década del sesenta el Cordón de La Habana (Ver), en el setenta la zafra de los 10 millones, (Ver), después la institucionalización socialista (Ver) y el sistema de dirección de la economía (Ver), luego la rectificación (Ver) y la potencia médica (Ver), más tarde el período especial (Ver) y la dolarización (Ver), después quién sabe que se le pueda ocurrir en el tiempo que le queda.



Político de la embajada: Funcionario de la seguridad (Ver) ubicado en todas las embajadas castristas en el extranjero, a cargo de las funciones de inteligencia y contrainteligencia. Al político de la embajada de cada país los funcionarios castristas deben avisar inmediatamente cada vez que un cubano ‘se quedó’ (Ver) en ese país y decide no regresar al paraíso castrista.



Pollo de dieta: Asignación de una libra de carne de pollo sobre la cuota normal de la libreta (Ver) que se vendía racionadamente a personas que por recomendaciones médicas requieren una dieta especial por embarazo, necesitan sobrealimentación o padecen determinadas enfermedades que exigen una alimentación de mayor contenido en proteínas. Desde el desarrollo del Proceso de Rectificación (Ver) y el declinar de la producción y la economía, ya desde antes de la caída del comunismo en 1989, el castrismo estableció restricciones draconianas para dificultar y limitar las recomendaciones de dietas que los médicos emitían, por lo que las personas con acceso al pollo de dieta quedaron limitadas a las más gravemente enfermas o con más dificultades de salud.



Por la libre: Denominación popular y oficial para referirse a los poquísimos artículos que se venden sin racionamiento, que pueden adquirirse sin necesidad de presentar la libreta de abastecimientos (Ver). Aún en esos casos, es posible que un producto por la libre se venda en cantidades limitadas, es decir, aún sin necesitar libreta pero sin que puedan adquirirse más de dos o tres unidades por persona.



Potencia médica: Uno de los sueños del delirio de grandeza del Comandante en Jefe (Ver) en medio del Proceso de Rectificación (Ver), cuando creyó que la cantidad de médicos graduados en el país y las inversiones realizadas en el sector de la salud pública habían creado las condiciones para convertir a Cuba en potencia médica de carácter mundial. En su irresponsable precipitación, el 'Máximo Líder' (Ver) olvidó considerar que ningún país puede ser una potencia médica sin una verdadera fortaleza económica, sin investigación y desarrollo científico, o sin una sólida industria farmacéutica, o que seguir graduando médicos para poner uno en cada cuadra ‘como los CDR’ (Ver) pero sin el instrumental requerido para diagnosticar y ejercer adecuadamente no resultaba necesariamente un aumento de la calidad de los servicios médicos y sí un proceso inflacionario lanzando dinero a la circulación sin contrapartidas productivas: cuando supuestos medicamentos milagrosos que se desarrollaban en la biotecnología castrista demostraron la dura realidad de requerir años de esfuerzos y abundantes recursos para producir frutos, si llegaban a producirlos, en medio de una industria altamente competitiva internacionalmente, se fue apagando el sueño de la potencia médica y el Comandante en Jefe transformó su discurso en la fundamentación del período especial (Ver) y la denuncia del criminal bloqueo imperialista (Ver).


Anonymou
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: DICCIONARIO DEL CASTRISMO COTIDIANO

Mensaje por Anonymou el Jue Mayo 10, 2007 3:00 pm



Pre-delictivo: Tipificación del código penal cubano para definir situaciones de ‘peligrosidad’ (Ver) que pueden conducir a delitos. Una situación pre-delictiva permite detener a la persona, juzgarla y condenarla a una sanción menos severa que la correspondiente si se cometiera el delito; pero lo peculiar de este criterio del código castrista es que de todas formas se está sancionando a la persona no por un delito cometido, sino por el que pudiera cometer.



Pre-recluta: Denominación oficial en el Comité Militar (Ver) y las Fuerzas Armadas para todo joven del sexo masculino a partir de los 16 años de edad: otorgándoles la condición de pre-reclutas se indica que pueden ser llamados al servicio militar obligatorio (Ver) en cualquier momento, aunque por regla general el llamado se realiza en el año que cumplen los 18 años de edad. Con los pre-reclutas se realiza trabajo educativo (Ver) por parte de la juventud (Ver) y se les va preparando para que se integren a las fuerzas armadas con interés y entusiasmo (Ver), cosa que no se logra, pues los jóvenes consideran el tiempo en el servicio militar obligatorio como un desperdicio en medio de condiciones extremadamente crueles e innecesarias, sin contar los riesgos de las misiones internacionalistas (Ver) en que pueden verse envueltos.



Pre-ticket: Lenguaje popular en la organización de las colas (Ver), el pre-ticket es un pedazo de papel numerado que se entrega en las etapas anteriores a la organización definitiva de la cola como forma de ir reservando un lugar en la fila para cuando se entregan los tickets definitivos, que son ya cartoncitos numerados que dan derecho a ocupar el lugar en la cola definitiva. El pre-ticket exige ‘marcar’ en la cola continuamente o estar presente en los pases de lista periódicos que se realizan para actualizar la información y quitar de las listas a los que no se han presentado al pase de lista, con lo cual los presentes avanzan en las posiciones que les corresponden.



Precipitación: Característica que el castrismo otorga a todas las ideas o personas que desean tomar decisiones y actuar para resolver un problema que el gobierno no quiere o no puede resolver. Cuando se declara que se está actuando con precipitación se está queriendo decir que se va a detener la marcha o el avance, que hay que tener paciencia (Ver), que no se va a hacer nada, o que se va a modificar lo que ya se ha hecho, hasta que el problema sea estudiado integral (Ver) y convenientemente, y el Partido (Ver) tome las decisiones requeridas y emita las correspondientes orientaciones (Ver).



Premiados: Denominación oficial del gobierno castrista para los trabajadores y todas las personas que reciben premios o condecoraciones otorgadas por el mismo gobierno, sean diplomas o medallas, felicitaciones (Ver) o aplausos. A veces la premiación consiste en un reconocimiento (Ver), a veces el premio consiste en enviar al premiado a la vanguardia de un contingente de cortadores de caña o constructores de microbrigadas (Ver); muy pocas veces la premiación supone premios de carácter material, casi nunca de carácter monetario, como corresponde al espíritu del Che (Ver).



Preso político: Prisionero de conciencia o prisionero por realizar actividades tipificadas como de carácter político. Las democracias modernas no tienen presos políticos, pues el derecho a disentir, organizarse políticamente aparte al gobierno, difundir información, reunirse o expresar opiniones se consideran derechos humanos fundamentales (Ver) que deben ser garantizados y respetados. El castrismo tiene una muy peculiar concepción de los derechos humanos y no reconoce la existencia de presos políticos en el país, los identifica y declara como delincuentes (Ver) comunes y los mezcla en las prisiones con presos comunes; cuando es necesario referirse a alguien que es o fue preso político la denominación oficial del castrismo lo designa como recluso contrarrevolucionario (Ver).



Previa: Palabra del léxico del reunionismo castrista, cuando se solicita una previa se está pidiendo la palabra en una reunión para intervenir antes que se produzca la intervención que corresponde o se analice el punto que se va a analizar; la previa lo mismo se refiere a proponer un receso de diez minutos para descansar que a un asunto de extrema importancia o urgencia que no ha sido incluido en el orden del día de la reunión.



Primavera Negra: Primavera del 2003, cuando tres adolescentes de la raza negra, por un intento de secuestro de embarcación que no provocó muertes ni heridos, fueron juzgados sumariamente y fusilados por órdenes directas del Comandante en Jefe (Ver) como escarmiento, y posteriormente setenta y cinco disidentes y periodistas independientes fueron enviados a prisión con penas de hasta 25 años de cárcel, acusados de propaganda enemiga (Ver) y ser mercenarios (Ver) del imperialismo (Ver).



Primer Secretario: Máximo cargo en jerarquía en los Partidos comunistas (Ver), tanto en el comité central (Ver) como en los provinciales y municipales; en ocasiones existe el cargo de Segundo Secretario, segundo de a bordo, y el castrismo en los años setenta inventó el cargo de tercer secretario provincial del Partido, que nadie sabía exactamente lo que debería hacer ni para que servía. Aunque no es requisito constitucional, en el castrismo el Primer Secretario del Partido es simultáneamente jefe de estado y de gobierno y también Comandante en Jefe (Ver).


Anonymou
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: DICCIONARIO DEL CASTRISMO COTIDIANO

Mensaje por Anonymou el Jue Mayo 10, 2007 3:00 pm

Principios: Denominación castrista de las ideas, criterios y lineamientos que constituyen la médula de las concepciones ideológicas y políticas en que se basa la revolución (Ver), y de las que se derivan las políticas y actividades del Partido (Ver) y el gobierno. Supuestamente, los principios son sagrados e inconmovibles, y no pueden ser objeto de negociación o modificación bajo presión: cuando algo se considera una cuestión de principios significa que no puede ser modificado ni negociado. A pesar de la algarabía castrista sobre los principios, cada vez que alguno de estos principios ha debido ser modificado o erradicado por conveniencias del castrismo ha desaparecido de la escena sin penas ni gloria y no se ha mencionado más: cuestiones tan de principios como el destierro de por vida de los apátridas (Ver) desaparecieron cuando fueron necesarios los dólares (Ver) de la gusanera (Ver), o la prohibición de admitir a los creyentes en el Partido desapareció cuando fue necesario mejorar la imagen ante América Latina. Los principios del castrismo son ‘principios’ o ‘finales’ en dependencia de sus intereses y necesidades.



Priorizado: Algo que ha recibido prioridad: si deben atenderse catorce o quince asuntos a la vez es imposible hacerlo, entonces la lógica de la priorización supone definir los dos o tres más importantes para concentrar las mayores energías sobre esos; la característica de la priorización en el castrismo es su carácter indiscriminado y su definición de manera irresponsable y festinada y no respondiendo a una estrategia de largo plazo: las inversiones que realiza el estado castrista son priorizadas cuando deben recibir preferencia en la asignación (Ver) de recursos que realiza el Comandante en Jefe (Ver), pero hubo momentos en los años ochenta que existían ciento cincuenta o ciento sesenta inversiones en desarrollo, de las cuales noventa o cien se catalogaban como priorizadas, con lo cual la priorización dejaba de jugar el papel que le corresponde como una herramienta de dirección.



Problema político: Definición castrista de los problemas que se considera deben ser abordados y controlados por el Partido (Ver) y no por las administraciones estatales o instituciones de gobierno, lo que significa que se hará al margen del gobierno y a despecho de la legislación establecida, pues los problemas que se consideran políticos son atendidos por el Partido, que ejerce el papel rector (Ver) autoasignado y legitimado por la constitución (Ver), y se considera que tiene facultades para decidir y actuar como considere apropiado, emitiendo las consabidas orientaciones (Ver) desde las instancias correspondientes (Ver). El máximo nivel de decisión en los llamados problemas políticos corresponde al Buró Político (Ver) del Partido, y en última instancia, al Comandante en Jefe (Ver).



Problemas objetivos: En la terminología del castrismo problemas objetivos son los problemas cuya solución está más allá de la voluntad de resolverlos, pues requieren recursos de los cuales el Comandante en Jefe (Ver) no dispone: si un problema se declara objetivo se quiere decir que solamente podrá ser resuelto cuando se disponga de los recursos necesarios, lo que equivale a decir nunca; los principales problemas objetivos en el castrismo son: alimentación, vivienda, transporte, energía eléctrica, acueducto, alcantarillado, comunicaciones, vestuario, calzado, condiciones de vida, tiempo libre de los ciudadanos y muchos más, que durante más de cuarenta años han agobiado a la población sin que se haya buscado o encontrado una verdadera solución.



Problemas subjetivos: Problemas cuya solución no depende de la disponibilidad de recursos, sino de decisiones de dirección requeridas en el momento adecuado y en la dirección adecuada. Que un problema sea considerado subjetivo en el castrismo no quiere decir que necesariamente se resolverá, pues depende también de la decisión que tome el Comandante en Jefe (Ver), actitud y actuación de los cuadros (Ver), modificaciones requeridas en la legislación, o aprobaciones en las instancias correspondientes (Ver), que no siempre emiten las orientaciones (Ver) en el momento adecuado ni lo suficientemente acertadas para resolver los problemas.



Procedimiento penal: Reglamentación de procedimientos judiciales y penales del castrismo para la instrucción de las causas, confección de expedientes y desarrollo de los juicios (Ver). De carácter draconiano y absolutamente antidemocrático, establece regulaciones para declarar secretos los expedientes de la instrucción y limitarlos al acceso de los abogados defensores hasta muy poco tiempo antes de los juicios, lo que impide la preparación adecuada de la defensa; limita el acceso de público a los juicios y establece requisitos y condiciones para su celebración que limitan el acceso de familiares de acusados; al no existir los jurados como en la ley anglosajona, sitúa en manos del tribunal simultáneamente la determinación de culpabilidad y la imposición de sanciones; no permite recursos de habeas corpus ni impide la detención indefinida de personas sin la presentación de acusaciones correspondientes, no establece límites a estas detenciones y autoriza la incomunicación de los detenidos por largos períodos, negándole el acceso hasta a los abogados defensores designados.



Progresista: Definición oficial del castrismo para cualquier persona que manifiesta opiniones o desarrolla conductas que resultan favorables al castrismo o el comunismo, pero que no pueden ser catalogadas como revolucionarios o comunistas, pues ni ellos mismos lo permitirían. También se utiliza el concepto para definir personalidades históricas de tiempos pasados que a los ojos del castrismo tuvieron una actuación positiva pero sin llegar a reunir los requisitos castristas para ser considerado un revolucionario.



Proletariado: En la terminología de Marx el proletariado lo forman las personas absolutamente desposeídas de recursos, aquellos que no poseen para producir más que capacidad para trabajar, su fuerza de trabajo, que venden a los capitalistas a cambio del salario. Aunque supuestamente en el mundo del socialismo no debía existir el proletariado, pues los trabajadores son dueños de los recursos y no hay capitalistas a los cuales vender su fuerza de trabajo, es típico del comunismo, y específicamente el castrismo, hablar del proletariado cuando se quiere determinado alejamiento de los profesionales e intelectuales que siempre se miran con determinada desconfianza por el Partido Comunista (Ver) que dice representar a la clase obrera, o cuando se va a exigir a los trabajadores otro esfuerzo extra o un sacrificio (Ver) mayor, y entonces se habla del proletariado en términos emocionales y se apela a su voluntad y su conciencia.


Anonymou
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: DICCIONARIO DEL CASTRISMO COTIDIANO

Mensaje por Anonymou el Jue Mayo 10, 2007 3:00 pm

Propaganda: Componente de especial importancia en el sistema de educación (Ver) política del castrismo, que se basa en la educación y propaganda para elevar la conciencia (Ver) de los trabajadores y el pueblo en general. El mecanismo de propaganda del castrismo es gigantesco, y siempre comienza con acusar al imperialismo (Ver) y al enemigo (Ver) de ser maestros de la propaganda para confundir a los trabajadores. En realidad, la propaganda complementa al sistema de educación escolar y estudios partidistas, y se refuerza mutuamente con estos sistemas. Insiste en determinados temas recurrentes y sencillos, tales como la maldad del imperialismo, la tragedia de Cuba precastrista y lo maravilloso de la sociedad castrista, la supuesta disposición de todos y cada uno de los cubanos a morir por el Comandante en Jefe (Ver), y lo terrible que sería regresar al pasado. Sobre estos temas se lanzan torrentes inagotables de propaganda: todos los periódicos y revistas, todas las emisoras de radio y televisión, los noticieros de cine, las vallas anunciadoras, los ‘pósters’ y pasquines, y cuanto medio de diseminación de información existe; se estudia en círculos de estudio (Ver), se elaboran artículos, conferencias científicas (Ver) y ponencias, y se repite la misma letanía eternamente, hasta que se consigue colocar en el cerebro de la población frases, consignas e ideas de la propaganda como si fueran razonamientos naturales o evidentes. Y a pesar de todo, continuamente las personas desconfían, razonan y se dan cuenta, se alejan del castrismo, abandonan el país, se integran a la disidencia, o se distancian con el mecanismo de la doble moral (Ver), aparentando creer y apoyar, para vivir su intimidad disidente burlándose del castrismo.



Propaganda enemiga: Concepto del léxico oficial castrista para definir todo tipo de diseminación de informaciones que resulten inconvenientes o desagradables al castrismo, desde noticias y comentarios hasta opiniones o informaciones históricas, estadísticas o económicas. Dentro del concepto de propaganda enemiga el castrismo incluye publicaciones religiosas, medios de prensa de otros países, documentos de la disidencia, libros y obras de arte de reconocido valor internacional, creación artística de los apátridas (Ver), películas que exaltan al enemigo (Ver), criterios que afecten la imagen del Comandante en Jefe (Ver), y cualquier otra cosa que se le pueda ocurrir al castrismo definir en este sentido. La propaganda enemiga es severamente sancionada en el código penal castrista, y los acusados de realizarla, que puede ser prácticamente cualquier persona, pueden ser sancionados a varios años de cárcel. Con esta figura delictiva se condenó a los disidentes de la Primavera Negra (Ver) del año 2003.



Proposición: Léxico oficial castrista para referirse a los asuntos que interesa al Partido (Ver) o al gobierno poner en práctica, y que se presentan como proposición en una asamblea o reunión (Ver) por parte de un militante (Ver) aislado o de una persona que no tiene militancia, como si fuera una proposición de carácter personal o una iniciativa independiente, pero que en realidad ha sido producto de una orientación del Partido o el gobierno, como cuando ‘un miliciano del pueblo’ se para en el congreso (Ver) del Partido (como si pudiera hacerlo sin autorización) y presenta la proposición de renunciar a las vacaciones y al descanso dominical para participar en la preparación combativa de las milicias (Ver) y estar mejor preparados para la guerra de todo el pueblo (Ver).



Propuestas: Propuestas de personas para cargos de dirección o determinada responsabilidad en las organizaciones de masas (Ver) o el Partido (Ver). En ocasiones el Partido presenta la propuesta de designar para dirigir una organización en Pinar del Río a una persona que hasta ahora ha estado trabajando en Oriente y que nadie conoce en Pinar del Río, pero la propuesta se aprueba por unanimidad (Ver) por los presentes y la persona se traslada a la nueva provincia donde ha sido elegido para ocupar las nuevas responsabilidades. En 1976, cuando se acercaba la constitución de las asambleas provinciales del poder popular (Ver), el Partido publicó en sus documentos internos los nombres y fotos de los dirigentes propuestos como presidentes de las 14 asambleas provinciales que se constituirían semanas después, algunos de los cuales ni siquiera residían en la provincia para la que se proponían. Las catorce propuestas, sin excepción, fueron aprobadas por las asambleas provinciales.



Protocolo: Ceremonial correspondiente a las funciones de gobierno y relaciones exteriores. En el castrismo han proliferado las llamadas casas de protocolo (Ver) en la capital, las provincias y municipios, supuestamente creadas para recibir visitas de personalidades, pero en realidad destinadas a la celebración de actividades (Ver), donde los altos dirigentes (Ver) se reúnen muy pocas veces para recibir verdaderas personalidades, y la mayoría de las veces para ‘atender’ a los dirigentes que vienen en visitas de trabajo, o a descansar, o a participar en una reunión (Ver).



Publicista: Palabra del léxico oficial castrista de fuerte acento soviético para referirse a personas extranjeras vinculadas con la edición de libros y revistas favorables a la imagen del castrismo y el comunismo.



Pueblo: Una de las palabras preferidas en la demagogia del léxico oficial castrista, el pueblo se menciona cuando el castrismo necesita apoyo o cuando exige nuevos sacrificios (Ver) y más privaciones. El gobierno castrista y el Comandante en Jefe (Ver) personalmente continuamente declaran que cuentan con el apoyo del pueblo y que el pueblo defiende la revolución (Ver) con las armas en la mano, pero se cuida extremadamente de que ese pueblo pueda tener acceso al armamento: las instalaciones donde se almacenan las armas que el pueblo debe utilizar en su defensa (Ver) son celosamente custodiadas y el acceso a las mismas es estrictamente prohibido; se declara que se cuenta con el pueblo para tomar decisiones, pero la mayoría de las veces ese pueblo se entera de las decisiones cuando habla el Comandante en Jefe (Ver); se declara que todo lo que se hace es por el bienestar del pueblo, pero ese pueblo cada vez vive en peores condiciones y con mayores limitaciones, y sin la menor posibilidad de influir en la toma de decisiones o en el cambio de la política establecida.



Pueblo de Estados Unidos: Léxico de la demagogia oficial castrista para justificar el absurdo e innecesario enfrentamiento con Estados Unidos en aras del poder unipersonal del Comandante en Jefe (Ver). Se declara que el enfrentamiento del castrismo no es con el pueblo de Estados Unidos sino con su gobierno, dando a entender que el gobierno libremente electo no representa al pueblo de Estados Unidos; el castrismo declara una supuesta simpatía por el pueblo de Estados Unidos, pero en 1962 no vaciló en instalar misiles nucleares en territorio cubano ni en presionar al gobierno soviético para que los disparara contra ese mismo pueblo por el que dice sentir simpatías.

Anonymou
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: DICCIONARIO DEL CASTRISMO COTIDIANO

Mensaje por Anonymou el Jue Mayo 10, 2007 3:01 pm

Pureza ideológica: Referencia del léxico oficial castrista para explicar el absurdo aislamiento ideológico internacional del castrismo y su empecinamiento en una política inefectiva e ineficaz mantenida para garantizar el poder absoluto unipersonal del Comandante en Jefe (Ver), quien hace gala de enarbolar una ideología químicamente pura que no debe ser contaminada con las infecciones del pensamiento burgués o del pensamiento claudicante; para el castrismo el derrumbe del comunismo no constituyó la mejor prueba de su ineficacia e impracticabilidad, sino una traición de los dirigentes comunistas europeos que entregaron el poder sin disparar un sólo tiro (con excepción de Rumania).

Anonymou
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: DICCIONARIO DEL CASTRISMO COTIDIANO

Mensaje por Anonymou el Jue Mayo 10, 2007 3:01 pm



Q



Quién tu sabes: Lenguaje popular para referirse al Comandante en Jefe (Ver) sin tener que mencionarlo; las personas conversando entre sí dicen que se está haciendo algo porque lo ordenó ‘quién tu sabes’, o que algo no se puede hacer si no lo aprueba ‘quién tu sabes’: el concepto, evidentemente, tiene un marcado sentido de burla, al reconocer implícitamente que todas las decisiones en el castrismo corresponden, en última instancia, a ‘quién tu sabes’, y que más nadie tiene una autoridad real en las cosas importantes.



Quórum: Cantidad requerida de personas en una asamblea o reunión de las organizaciones de masas (Ver) donde se exige determinado quórum para realizar la asamblea o reunión (Ver): cuando no se cuenta con el quórum requerido pero se hace necesario realizar la asamblea de una vez por todas, se recurre a técnicas castristas de contabilidad: si son 44 trabajadores en esa empresa y se requiere 80% de quórum para la asamblea se necesitan 35 personas que deben participar, pero solamente hay presentes 19: entonces se comienza a explicar: 3 están enfermos y no han venido a trabajar, 2 se fueron al Ministerio (Ver) a otra reunión, 4 están preparándose para la guardia (Ver), 2 están justificadas porque son madres trabajadoras, 3 están citados por el ‘municipio’ y 2 llamaron para avisar que venían después porque estaban cumpliendo una tarea ‘de arriba’: entonces se suma: 19 presentes más los justificados, que son: 3 enfermos, 2 en el Ministerio, 4 de guardia, 3 en el municipio, 2 madres trabajadoras y 2 cumpliendo una tarea de arriba suman 19 presentes y 16 plenamente justificados, pues no pueden estar presentes de ninguna manera: 19 + 16 suman 35, por lo tanto, hay quórum para realizar la asamblea, y se pasa a proponer el orden del día y desarrollar la reunión.

Anonymou
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: DICCIONARIO DEL CASTRISMO COTIDIANO

Mensaje por Anonymou el Jue Mayo 10, 2007 3:01 pm

R



Racionamiento: Distribución racionada de productos de primera necesidad, típica de las situaciones de guerra en los países europeos en la primera mitad del siglo XX. En el castrismo el racionamiento ha sido la constante desde el establecimiento de la libreta de abastecimientos (Ver) ‘por unos cuantos meses’ en marzo de 1962 por parte del Comandante en Jefe (Ver), libreta que se ha mantenido sin interrupción hasta la actualidad y sin señales de que haya interés o posibilidades en reducirla o eliminarla en el futuro, a pesar de una promesa fugaz del ‘Máximo Líder’ en uno de sus discursos más o menos recientes. El racionamiento en el castrismo juega un papel absolutamente ineficiente en la distribución de productos alimenticios y artículos de primera necesidad, y actúa como un freno para el desarrollo de la producción y la productividad, pero el Comandante en Jefe no tiene ningún interés en acabarlo porque resulta un formidable elemento de represión y control de la población, mucho más efectivo que el carnet de identidad (Ver) o la guardia de los CDR (Ver).



Radio Bemba: Denominación popular para identificar los rumores y las informaciones que no han surgido por la vía oficial o noticiosa y que, por lo tanto, no tienen una fuente definida de verificación.



Radio Martí: Emisora radial establecida y sostenida por el gobierno de Estados Unidos desde mediados de la década del ochenta, transmite hacia Cuba informaciones, noticias, entrevistas, y programación general. Por haber sido una voz alternativa a la letanía oficial, y por adelantarse al gobierno castrista en hacer conocer importantes informaciones a la población, fue muy escuchada en Cuba. Gracias a sus transmisiones los cubanos pudieron recibir información amplia y confiable sobre la caída del comunismo en el este de Europa en 1989, el desarrollo y fracaso del golpe de estado de los comunistas soviéticos de extrema izquierda en 1991, así como infinidad de noticias sobre la situación de Cuba, acontecimientos celosamente guardados como secretos (Ver) hasta entonces por el castrismo, la actividad de los cubanos exiliados en Estados Unidos y otros países, la llegada de balseros (Ver) y personas que se quedan (Ver) en el exterior y muchos temas más. Con el desarrollo de las telecomunicaciones y la potencia de las emisoras del sur de Florida, los cubanos en la Isla tienen hoy muchas más opciones alternativas, y la influencia de Radio Martí se comparte con diferentes emisoras.



Recepción: Actividad protocolar de carácter oficial que se realiza comúnmente en las embajadas y legaciones diplomáticas de todos los países en todas partes del mundo, en ocasión de fechas importantes a celebrar, recibimiento de visitantes distinguidos o anuncios de importancia. En el castrismo, dada las situaciones de escasez en que se vive y la relativa amplitud de recursos que se utilizan en las recepciones, desde hace muchos años se prohibió que la prensa informara sobre las recepciones oficiales, y sólo se hace referencia a las mismas cuando el Comandante en Jefe (Ver) asiste a alguna de ellas donde considera importante asistir.



Recluso contrarrevolucionario: Denominación oficial del castrismo para identificar a los presos políticos (Ver) y prisioneros de conciencia, pues en la percepción castrista y en la propaganda (Ver) que se realiza no existen ni pueden existir presos políticos, pues eso corresponde al capitalismo. Durante mucho tiempo los presos políticos se han identificado en la propaganda castrista como vulgares delincuentes (Ver), terroristas (Ver), asesinos, violadores, vendepatria y cuanto epíteto esté a mano, y han sido ubicados en las prisiones junto a los presos comunes con el objetivo de quebrarlos moralmente e impedir los controles de la legalidad (Ver) de las detenciones que intentan grupos disidentes en el país o las organizaciones internacionales de derechos humanos (Ver).



Reconocimiento: Premiación moral de trabajadores o dirigentes (Ver) realizada por el castrismo, a los cuales se les ofrece un reconocimiento de carácter moral por su actitud, su actuación o sus resultados, pero sin premiaciones monetarias o materiales para mantenerse en el espíritu del Che (Ver).


Anonymou
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: DICCIONARIO DEL CASTRISMO COTIDIANO

Mensaje por Anonymou el Jue Mayo 10, 2007 3:02 pm

Reconstrucción de serie histórica: Invención castrista de las estadísticas del país en la segunda mitad de los años setenta producto de la destrucción y abandono de los sistemas de contabilidad y estadísticas del país llevada a cabo por el Comandante en Jefe (Ver) en medio de la Ofensiva Revolucionaria (Ver) de 1968 y la lucha contra el burocratismo (Ver); las cifras oficiales que han quedado de esa etapa han sido producto de la reconstrucción de las series históricas, calculando a partir de las últimas cifras disponibles (o supuestas) cual debió haber sido el comportamiento de la economía teniendo en cuenta el nivel en que se encontraba en los años setenta cuando se comenzó a llevar a cabo la reconstrucción de las estadísticas.



Rectificación: Proceso político desatado inconsultamente por el Comandante en Jefe (Ver) en abril de 1986, tres meses después de la celebración del congreso del Partido (Ver) que se supone define las líneas generales de la política del país y donde, con la conducción del Comandante en Jefe, se aprobaron infinidad de medidas en una dirección absolutamente inversa a la planteada por la rectificación. Según la versión del Máximo Líder (Ver), los enfoques tecnocráticos de la dirección de la economía estaban llevando al país a metalizarse (Ver) y a posiciones capitalistas, producto de la mentalidad de ‘mercachifles’ de los encargados de planificar, organizar y dirigir la economía nacional: el Comandante en Jefe habló como si en su condición de jefe supremo del Partido (Ver) y presidente del estado y del gobierno él no hubiera tenido responsabilidad en las decisiones tomadas en la economía en los últimos once años, y no hacía referencia entonces al ‘criminal bloqueo imperialista’ (Ver) como causante de los problemas. Con el desarrollo del Proceso de Rectificación a partir de 1986 bajo la dirección del Comandante en Jefe la revolución (Ver) se encaminaría ‘por el camino correcto’ y ‘ahora sí se empezaría a construir el socialismo’, ignorando olímpicamente los 28 años anteriores de revolución socialista. La rectificación fue en realidad una medida básicamente “anti-perestroika”, dirigida a cerrar todas las puertas de acceso a reformas y modificaciones al riguroso sistema de poder unipersonal castrista, una segunda Ofensiva Revolucionaria (Ver) como veinte años atrás, con resultados igualmente desastrosos. Infinidad de funcionarios considerados ‘tecnócratas’ por Castro fueron liberados de sus cargos (Ver) y enviados a otras funciones (Ver), es decir, tronados (Ver); se incrementó la ingerencia (Ver) del Partido en las actividades de la economía, se recortaron hasta eliminar los sistemas de estimulación monetaria que se habían venido estableciendo, se cerró el mercado campesino (Ver) y se reclamó de la población mucho más trabajo voluntario (Ver) y muchas más microbrigadas (Ver). Los resultados casi inmediatos fueron el declinar de la producción y la productividad, el desarrollo de la inflación (Ver), el aumento de la escasez y las consiguientes medidas de racionamiento (Ver). Entre 1986 y 1989, mucho antes que la caída del comunismo y la eliminación de los subsidios llevaran al país a la dramática situación en que Castro lo tiene sumido mediante el período especial (Ver), la economía cubana se retrasó significativamente, se redujo el nivel de vida (Ver) de la población, se hizo mucho más difícil obtener artículos de primera necesidad y se incrementó la represión y el trabajo político (Ver).



Recuperación de materias primas: Programa organizado por el gobierno castrista buscando incrementar la eficiencia de la economía, pero a diferencia de los programas modernos bien organizados, la recuperación se organiza masivamente, basada en movilizaciones (Ver), con el apoyo de los CDR (Ver) y se limita muchas veces a la recogida de papeles, botellas vacías, cajas de cartón y otros productos. La recuperación de elementos metálicos, maquinarias y productos químicos se organiza por empresas estatales y padece de innumerables deficiencias organizativas, de transporte y de disponibilidad de recursos.



Reeducación: Plan creado por el castrismo para la reeducación de los llamados reclusos contrarrevolucionarios (Ver), basado primariamente en hacer renunciar al preso a sus ideas y principios y reconocerse arrepentido por las faltas cometidas, con lo cual queda comprometido ante la revolución (Ver) a cambiar su conducta y su actuación, recibir educación (Ver) política por parte de los reeducadores, incorporarse a trabajar como parte de la reeducación y mantener una actitud de buena conducta y renuncia a sus ideales en la prisión y al salir; a cambio de la incorporación a los planes de reeducación se ofrece al detenido reducciones en las condenas y una mejoría relativa en sus condiciones de vida: visita familias, correspondencia y menos maltratos. Los presos políticos que se niegan a incorporarse a la reeducación castrista se declaran plantados (Ver), reciben un trato mucho más rudo y sienten sobre sí con más fuerza la presión del aparato represivo y disciplinario de las prisiones.



Regimiento de Embajadas: Regimiento de la policía (Ver) radicado en La Habana, que trabaja en coordinación con la seguridad (Ver), supuestamente para la custodia de las embajadas y protección del personal diplomático acreditado en el país, pero cuya principal misión es impedir por todos los medios el acceso de los cubanos a las embajadas para solicitar asilo o mantener relaciones con extranjeros (Ver), considerado por el castrismo como factores de peligrosidad (Ver). En las pocas horas en que se retiró la custodia de la Embajada de Perú en 1980 ingresaron a la sede diplomática más de diez mil cubanos solicitando asilo y abandonar definitivamente el país (Ver), dando inicio a la crisis del éxodo del Mariel (Ver).



Regional: Nivel organizativo creado por el castrismo en los años sesenta y mantenido hasta la instauración en 1976 de la división político-administrativa del país en 14 provincias y 169 municipios; el regional actuaba como nivel intermedio entre las antiguas 6 provincias y 126 municipios, creando un eslabón intermedio burocrático que dificultaba la dirección y generaba demoras y dificultades innecesarias. En regionales durante todos esos años se organizaban el Partido (Ver), la juventud (Ver) y las organizaciones de masas (Ver), así como los organismos de la administración estatal.



Registro de direcciones: Una de las herramientas represivas más eficaces del castrismo, creada desde los años setenta en coordinación con el carnet de identidad (Ver) y asignada a los CDR (Ver) para el control de la población en coordinación con la seguridad (Ver). El registro de direcciones es un registro donde obligatoriamente deben aparecer las personas que residen en la cuadra, mantenido y actualizado por el CDR, y que funciona en coordinación con el Comité Militar (Ver) y la libreta de abastecimientos (Ver). Cuando una persona se muda debe darse de baja del registro de direcciones en el CDR donde vivía e inscribirse nuevamente en el registro de direcciones del CDR a donde se muda, sea en la misma cuadra, el mismo municipio o de un extremo a otro del país. Los mecanismos de vigilancia (Ver) de los CDR actualizan la información de los que se mudan y reciben información a través del Ministerio del Interior (Ver) sobre los nuevos residentes que han llegado a sus territorios. La residencia en un lugar por más de setenta y dos horas sin inscribirse en el registro de direcciones, aún cuando se esté de visita temporal en casa de familiares, constituye delito que puede ser juzgado y sancionado severamente si se considera que la persona tenía interés en ocultar su condición de residente.


Anonymou
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: DICCIONARIO DEL CASTRISMO COTIDIANO

Mensaje por Contenido patrocinado Hoy a las 2:05 pm


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 3. Precedente  1, 2, 3  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.