Secretos de Cuba
Bienvenido[a] visitante al foro Secretos de Cuba. Para escribir un mensaje hay que registrarse, asi evitamos que se nos llene el foro de spam. Pero si no quieres registrarte puedes continuar y leer toda la informacion contenida en el foro.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Facebook
Anuncios
¿Quién está en línea?
En total hay 27 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 27 Invitados :: 2 Motores de búsqueda

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 1247 el Jue Sep 13, 2007 8:43 pm.
Buscar
 
 

Resultados por:
 

 


Rechercher Búsqueda avanzada

Sondeo

Respecto a la normalización de relaciones o el intercambio de presos realizado el miércoles como parte del acuerdo entre Cuba y EEUU

54% 54% [ 42 ]
42% 42% [ 33 ]
4% 4% [ 3 ]

Votos Totales : 78

Secretos de Cuba en Twitter

DICCIONARIO DEL CASTRISMO COTIDIANO

Página 1 de 3. 1, 2, 3  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

DICCIONARIO DEL CASTRISMO COTIDIANO

Mensaje por Anonymou el Jue Mayo 10, 2007 2:37 pm

CÓDIGOS Y LENGUAJE DE LA NOMENKLATURA

A



Abandono definitivo del país: Categoría oficial del castrismo que se aplica a los cubanos que establecen su residencia en el exterior. Supone “abandono”, dejación o despreocupación, y “definitivo”, irreversible; consiguientemente, quien se despreocupa irreversiblemente de su país pierde derechos elementales de todo ser humano. El abandono definitivo supone automáticamente, entre otras cosas, la confiscación de todas las propiedades del emigrante (vivienda, auto, cuentas bancarias, pertenencias), el requisito de solicitar un permiso para poder regresar de visita al país natal (visa cubana por una o dos semanas), y la obligatoriedad de realizar por vía consular y pagando con dólares solicitudes de documentos oficiales tales como certificación de nacimiento o de matrimonio o títulos o diplomas de cursos recibidos. Desde la década del 90 diversas figuras del arte y la cultura, e hijos de miembros de la nomenclatura (Ver) lograron autorización del castrismo para residir prolongadamente en el exterior sin que fuese considerado “abandono definitivo”. En el lenguaje extraoficial constituyen el “exilio rosado” (Ver).



Abundancia:Criterio clave de la utopía castrista, debía lograrse en la medida que el socialismo se desarrollaba y se transformaba en comunismo: la producción y la productividad serían tan elevadas, y sus productores proletarios tan realizados y felices, que la abundancia florecería por doquier y los productos y servicios estarían a disposición de todo el pueblo, porque, naturalmente, el castrismo distribuiría esta abundancia de forma mucho más justa que el despiadado capitalismo.



Ácido; “tipo ácido”: Lenguaje popular que se aplica para definir dirigentes (Ver) que se caracterizan por su permanente mal carácter, amargura y grosería. Generalmente, el tipo ácido se irrita sobremanera con los errores de los subordinados, es comprensivo con esos mismos errores cuando los cometen dirigentes de su misma jerarquía, y no los identifica como errores si los comete un superior. Mientras más tipo ácido es el personaje menos acidez expresa hacia sus superiores. No existe registro de algún tipo ácido que haya perdido el control de su carácter ante el Comandante en Jefe (Ver).



Acomodamiento:Tendencia a estar cómodo, categoría que el castrismo aplica a toda persona que no manifieste expresamente absoluta disposición a cumplir cualquier tarea que se le encomiende, desde corte de caña o guerra en Angola hasta desfiles populares o construcción de viviendas: toda intención de evitar trabajos rudos, mejorar el nivel de vida de la familia, superarse personalmente, evadir la guardia cederista (Ver) o no asistir a reuniones es considerada síntoma específico de acomodamiento que debe ser observado con detenimiento por el núcleo del Partido (Ver) y el sindicato (Ver).



Actitud: Forma de reaccionar y actuar ante las tareas de la revolución (Ver). El criterio oficial castrista sólo reconoce la actitud “consecuente” y la “negativa”. Naturalmente, actitud consecuente supone apoyo irrestricto (Ver), acrítico y nirvánico a las tareas de la revolución y orientaciones del Partido (Ver) y el Comandante en Jefe (Ver), mientras actitud negativa es toda otra forma de conducta, incluido el apoyo tibio o con insuficiente entusiasmo (Ver).



Actividad: Eufemismo de la hipocresía oficial castrista para definir recepciones oficiales, fiestas, celebraciones de acceso restringido y banquetes. Generalmente se celebran en salones o casas de protocolo (Ver), casas de visita (Ver), restaurantes o bares de alta categoría, “casas de oficiales” (Ver), instalaciones turísticas o la casa particular (o una de las casas) de un privilegiado de la nomenclatura (Ver).



Activo: Barbarismo gramatical del lenguaje partidista importado directamente del idioma ruso de la era soviética: un activo es una reunión de militantes (Ver) que no se define como congreso (Ver), pleno (Ver), asamblea de balance (Ver), reunión de núcleo (Ver)o cualquier otra denominación común del reunionismo (Ver) comunista.



Actuar con energía: Amenazante eufemismo utilizado por el castrismo para indicar que la presión o la represión contra algo o contra alguien será incrementada sustancialmente. Actuar con energía frente a los que se enriquecen con el sudor del pueblo (Ver) es sinónimo de inicio de ola de detenciones y confiscaciones contra quienes acumulan cualquier tipo de recursos considerados inadmisibles por el castrismo. Actuar con energía frente a un problema significa que el Partido (Ver) tratará de resolver el problema, con lo cual se puede estar seguro de que nunca se resolverá definitivamente.

Anonymou
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: DICCIONARIO DEL CASTRISMO COTIDIANO

Mensaje por Anonymou el Jue Mayo 10, 2007 2:38 pm

Adicional: Concepto de la distribución racionada de productos común en el castrismo. Determinados productos son considerados básicos (Ver) y otros “adicionales”, lo que indica que los primeros son más necesarios que los otros. Así por ejemplo se puede distribuir como ‘básico’ una libra de papas y como ‘adicional’ media libra de perejil, berro o calabaza china (a escoger): en realidad esto indica que papas hay pocas, pero mucho menos perejil, berro o calabaza china.



Administración: Palabra genérica que define al órgano que dirige la empresa o institución estatal (‘ella trabaja en la administración’), pero también la acción de dirigir la empresa (‘mejorar la administración’). La palabra universalizada del idioma inglés “management” se dividió en el comunismo en tres conceptos diferentes que suponen responsabilidades y alcance diferente: ‘administración’ (incluye ‘management’ empresarial y ‘administración pública’ en el concepto occidental), ‘dirección científica’ (la acción de dirigir reservada a la actividad del Partido) y ‘gestión científica’ (galimatías de los ideólogos del “Pravda” soviético para dirigir la ‘sociedad como sistema’) que nunca prosperó en el régimen cubano.



Agente infiltrado:Cualquier agente de un órgano de inteligencia que penetra posiciones enemigas para obtener información o realizar acciones desestabilizadoras. Los ‘agentes infiltrados del imperialismo’ son para el castrismo vulgares espías, provocadores y saboteadores que quieren destruir los logros de la revolución (Ver). Los ‘agentes infiltrados’ del gobierno castrista en el exterior o en los grupos de disidencia interna son ‘héroes anónimos de la seguridad’ (Ver) que defienden los intereses del pueblo.



Agresión: Acto hostil de un gobierno extranjero, institución o grupo contra el gobierno castrista, sea de carácter político, económico o militar. Cuando, a la inversa, es el gobierno castrista quien realiza un acto hostil contra otro gobierno, institución o grupo, entonces se denomina legítima ‘defensa’ (Ver), solidaridad (Ver) o internacionalismo (Ver).



Ahorro: Eufemismo oficial castrista para designar las medidas y órdenes que suponen mayores restricciones en el consumo de la población. Si el Comandante en Jefe (Ver) anuncia que hay que ahorrar gasolina, se reduce la distribución de gasolina a la población; cuando hay que ahorrar carne para poderla exportar y obtener divisas (Ver) se reduce o se elimina la distribución de carne a la población; cuando hay que ahorrar papel se reduce la cantidad de hojas de los periódicos y revistas y las secciones de deportes, arte y cultura, o trivialidades, pero no la propaganda política.



Ajusticiamiento: Eliminación física de alguien considerado por el castrismo como enemigo, llevada a cabo por alguien considerado por el castrismo como amigo o militante revolucionario. Cuando ocurre a la inversa y alguien considerado por el castrismo como enemigo elimina físicamente a alguien considerado amigo o revolucionario entonces la acción se denomina asesinato (Ver)o linchamiento.



Altos funcionarios (dirigentes): Funcionarios del gobierno que disfrutan del favor del Comandante en Jefe (Ver) en un momento determinado, sea en el gobierno, el Partido (Ver) o las Fuerzas Armadas. Cuando alguna de estas personas cae en crisis (Ver) deja de ser alto funcionario y resulta ‘liberado de su cargo’ (Ver) y trasladado a ‘otras funciones’ (Ver).



Amarillo:Inspector del transporte facultado para detener en la vía pública los autos y camiones estatales y ordenarle transportar en la misma dirección de su destino a personas que hacen fila esperando ‘guaguas’ (Ver) o taxis que no pasan. La denominación popular de ‘el amarillo” o ‘la amarilla’ surgió en referencia al intenso color amarillo del uniforme que identifica a estos inspectores.



Anexionistas: Según el castrismo, toda persona del siglo pasado, presente o futuro que considere necesario acercar estrechamente las relaciones de Cuba con Estados Unidos, desde quienes quisieran ver a Cuba como estado de la Unión Americana hasta quienes consideran que es imprescindible la ayuda económica de USA para rescatar la economía cubana del desastre en que el castrismo la ha sumido. (Curiosamente, quienes deseaban ver a Cuba integrada a la URSS fueron considerados internacionalistas (Ver), nunca anexionistas).



Aniversario:Celebración gubernamental castrista de fechas y acontecimientos que les interesa destacar: aniversario del triunfo de la revolución (Ver), aniversario de esto y de lo otro; cuando no interesa destacar algo sencillamente se omite del calendario: aniversario de la creación de la libreta de abastecimientos (Ver), aniversario del inicio del éxodo del Mariel (Ver).



Año duro:Definición gubernamental que se utiliza a finales de diciembre de cada año para caracterizar el año siguiente, que siempre ha sido y será ‘duro’ a causa ‘del bloqueo del imperialismo’ (Ver) o de ‘los bajos precios del azúcar’ o de ‘los efectos del huracán que nos azotó’ o ‘los efectos de la sequía’ (Ver) o ‘la crisis económica internacional’.



Aparato:Argot de los funcionarios del gobierno castrista para referirse a la ‘Seguridad del Estado’ (Ver). Palabra surgida en sus orígenes del concepto ‘aparato represivo’, ha perdido el apellido con el tiempo. Cuando el funcionario castrista hace referencia ‘al aparato’ o a ‘la gente del aparato’ está queriendo demostrar que tiene determinado grado de intimidad o relaciones con la seguridad, que él debe ser considerado un poco “intocable” (hasta que cae en crisis (Ver), claro).



Apartheid:Palabra tomada del sistema de absoluta segregación racial imperante en Sudáfrica durante muchos años, se utiliza por la población para referirse a las desigualdades creadas por el castrismo con relación a extranjeros y cubanos en el acceso a centros turísticos, preferencia de entrada en espectáculos, restaurantes y centros nocturnos, y todo hecho de desigualdad donde los extranjeros reciben preferencia por sobre los cubanos.



Apático: Denominación del lenguaje gubernamental para referirse a toda persona que según los criterios castristas no manifiesta suficiente interés, preocupación y desvelo por las tareas de la revolución (Ver) y los problemas a resolver, que no aplaude suficientemente al Comandante en Jefe (Ver), que no grita suficientemente en los actos políticos, que no se alegra cuando lo envían a cortar caña o que no le gusta tomar ‘warfarina’ (Ver) o bailar en las fiestas del CDR (Ver).


Anonymou
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: DICCIONARIO DEL CASTRISMO COTIDIANO

Mensaje por Anonymou el Jue Mayo 10, 2007 2:38 pm

Apátrida: Cubano que establece su residencia en el exterior tras abandonar definitivamente el país (Ver), con excepción de los que mantienen posiciones favorables al castrismo o se encuentran autorizados en el “exilio rosado” (Ver). Denominación despectiva para presionar y reducir la emigración, es un concepto más ideológico que legal, pues constitucionalmente el abandono definitivo del país no conlleva la pérdida de la ciudadanía cubana.



Apologista: Denominación oficial del castrismo para denigrar a todo científico, periodista, artista, escritor o político extranjero que manifiesta simpatía por el gobierno de Estados Unidos, la economía de mercado o algún cubano exiliado.



Apoyo irrestricto: Categoría oficial del castrismo para definir el apoyo popular al Comandante en Jefe (Ver), el Partido (Ver) o la revolución (Ver), que se consideran una misma y única cosa. Para la propaganda oficial castrista no basta con el ‘apoyo’ a secas, entonces se utiliza el concepto de ‘apoyo irrestricto’ para indicar que no hay términos medios o reservas en el apoyo que se ofrece.



Aprender: Aprender de los errores, criterio gubernamental castrista que se utiliza cuando se quiere evitar el ‘apresuramiento’ (Ver), para demorar o no acometer la solución de un problema, o cuando se va a implementar alguna ‘novedad’ en la forma de organizar y dirigir el país que no tiene nada que ver con la experiencia universal: entonces se dice que ‘hay que aprender de los errores de los demás’ (Ver) para no repetirlos, y en realidad, al ignorar la experiencia universal, lo único novedoso son los nuevos errores del castrismo.



Apresuramiento: Concepto oficial al que recurre continuamente el castrismo cuando los subordinados o la población intentan buscar soluciones a problemas que les agobian. No actuar con ‘apresuramiento’ (prisa) significa exactamente que no se va a hacer nada hasta que se reciban las orientaciones (Ver) de las instancias correspondientes (Ver), que en muchas ocasiones demoran enormemente o simplemente no llegan.



Aprobación del núcleo: Aprobación de la organización de los militantes (Ver) de base del núcleo del Partido (Ver) en cualquier fábrica, escuela, oficina o cualquier otra dependencia. Aunque los núcleos del Partido tienen un poder de decisión mínimo o nulo en la política nacional, son elementos clave en las decisiones de unidades de trabajo o estudio en cuanto a las personas, la promoción o sustitución de funcionarios o salidas al extranjero. Sin la ‘aprobación del núcleo’ ningún director o administrador puede realizar movimientos de funcionarios.



Área dólar: Deformación del lenguaje utilizada en el marco oficial castrista para referirse a los países occidentales y todos los países donde era imprescindible comerciar con ‘moneda libremente convertible’ en vez de con rublos soviéticos o intercambios de mercancías (aunque después de 1991 con la disolución de la URSS prácticamente casi todo el mundo es “área dólar”). La deformación se extendió al mercado interno en Cuba cuando se fue extendiendo la práctica de vender en moneda libremente convertible en tiendas y establecimientos del país como las llamadas diplotiendas (Ver) o en servicios como ‘turistaxis’ (Ver), y llegó al extremo del ridículo en vidrieras de ventas de cigarros donde los cigarros de producción nacional de alta calidad y las marcas extranjeras se anunciaban como ‘área dólar’ junto a productos de baja calidad de producción nacional que no eran considerados del ‘área dólar’ (por alguna razón desconocida nunca se utilizaron criterios como ‘área rublo’ o ‘área peso’).



Arma de la revolución: Calificativo castrista para designar cualquier cosa que se considere deba tener un estricto control selectivo por el Partido (Ver) o la seguridad (Ver) porque puede ser un peligro en manos del enemigo (Ver): se entiende que los radio-aficionados pueden ser una vía de comunicación que escapa al control del gobierno, entonces el castrismo declara a los radio-aficionados un arma de la revolución; los karatecas sin control del gobierno pueden ser un problema en las calles, entonces se declara al karate un arma de la revolución y para matricularse en un curso de karate hay que pasar un proceso selectivo (Ver). Cuando algo es considerado ‘un arma de la revolución’ sólo se puede participar con la autorización del Partido o la seguridad.



Armagedón: Argot popular y del personal de dirección de menor nivel para referirse a los interminables y constantes procesos de re-estructuración, reorganización y cambios que el castrismo lleva a cabo en las estructuras gubernamentales, significando con ello que después del “armagedón” no quedará nada de las estructuras anteriores ni de los dirigentes (Ver), y se crearán nuevos departamentos, secciones y direcciones con nuevos funcionarios, que dirigirán hasta el próximo Armagedón.



Asalto: Irrupción sorpresiva en una reunión (Ver) o evento con el objetivo de leer un comunicado de saludo y apoyo irrestricto (Ver) y manifestar simpatía y confianza por la actividad que se está realizando. Casi siempre se utilizan pioneros (Ver) para el asalto, niños que llegan con sus uniformes escolares y banderas, leen un comunicado, entregan un ramo de flores y se retiran entre los aplausos de los castristas, que ponen caras alegres porque el relevo está garantizado. Los asaltos, al incorporarse al ritual castrista de reglamentaciones y controles, han dejado de ser sorpresivos y se planifican, con lo cual pierden su condición de ‘asalto’, aunque no su nombre.



Asamblea de balance: Reunión periódica (generalmente anual) que desarrollan los núcleos del Partido (Ver) y comités de base (Ver) de la juventud comunista (Ver) para pasar balance del trabajo realizado, planear los próximos períodos y elegir sus dirigentes. Está reglamentado que las organizaciones del Partido y la juventud realicen la renovación de un tercio de su equipo de dirección en cada asamblea de balance. (Ningún proceso de balance ha incluido ni siquiera la propuesta de incluir al Comandante en Jefe (Ver) o su hermano Raúl en la renovación periódica de los órganos del Partido).



Asamblea Nacional: Asamblea Nacional del Poder Popular, caricatura de aparato legislativo del país, donde no existe, ni constitucionalmente ni en teoría política o jurídica, la separación de poderes. Los miembros de la Asamblea Nacional hasta principios de los años 90 eran designados por las asambleas municipales dentro de una lista de candidatos aprobada por el Partido (Ver). Para mejorar la imagen pública del régimen, en los años noventa los miembros de la Asamblea Nacional comenzaron a ser elegidos por la población dentro de una lista de candidatos aprobada por el Partido. Los miembros de la Asamblea (que siempre tienen que haber sido aprobados por el Partido antes de ser miembros de la Asamblea) “eligen” un Presidente del Consejo de Estado (Jefe de Estado y Gobierno) y un Presidente de la Asamblea, que no se sabe con certeza lo que debe hacer. El Presidente del consejo de estado (Fidel Castro) propone a la Asamblea la lista de miembros del consejo de estado, consejo que funciona en lugar de la Asamblea cuando ésta no está reunida, (no existe registro de alguien que haya cuestionado alguna de las propuestas presentadas por el Comandante en Jefe (Ver), por lo que la elección de los miembros del consejo, como la del ‘Máximo Líder’ (Ver), se realiza por unanimidad (Ver) y ‘aclamación’, ahorrándose todos los trámites ‘burocráticos y absurdos’ de las elecciones democráticas). La ley exige que la Asamblea se reúna dos veces al año y sus reuniones habitualmente duran 2 ó 3 días cada vez, es decir, no más de una semana al año en sesión ordinaria, por lo que el consejo de estado asume las funciones de la asamblea durante casi todo el año.

Anonymou
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: DICCIONARIO DEL CASTRISMO COTIDIANO

Mensaje por Anonymou el Jue Mayo 10, 2007 2:39 pm

Asesinato: En el lenguaje político oficial, cualquier acto de eliminación física de un amigo de la revolución por parte de un enemigo (Ver). En caso contrario, si es un amigo quien elimina físicamente a un enemigo entonces la acción recibe el nombre de ajusticiamiento (Ver).



Asignación: Categoría del lenguaje burocrático castrista de la planificación socialista (Ver), es el derecho de una institución a recibir recursos indicados en el plan. Como por regla general los planes no se cumplen, la asignación no garantiza recibir los recursos, que pueden no existir o ser desviados a otras prioridades (Ver). Cuando se reciben los recursos asignados, generalmente es en fecha tardía y sólo parte de la asignación total.



Aspirante: Estado intermedio entre la persona sin militancia y el militante (Ver) comunista, el aspirante vive una especie de purgatorio comunista antes de incorporarse a las filas del Partido (Ver) o la juventud (Ver): tiene todas las obligaciones de los militantes pero casi ningún derecho, recibe ‘atención’ de los militantes y tareas de prueba para demostrar sus ‘condiciones’, debe actuar todo el tiempo como militante, pero sus escasos derechos sólo los recibirá cuando sea ascendido a la condición de militante.



Ateísmo científico: Barbarismo del lenguaje científico desarrollado en la ex Unión Soviética y asimilado en Cuba por los dirigentes de la enseñanza universitaria castrista para referirse a los ‘estudios’ de ateísmo. Absurdamente, si para los marxistas el ateísmo es una conducta basada en convicciones personales que niegan la existencia divina, no puede tener un fundamento científico sino ideológico, ni se puede analizar en marcos racionales para fortalecer las convicciones. El ‘ateísmo científico’, en realidad una mezcolanza de retórica y seudo-ciencia, intentaba en pleno siglo XX exactamente lo contrario de lo que fuera una gigantesca tarea medieval: fundamentar científicamente la no existencia de Dios.



Autobiografía: Documento detallado de toda la vida de una persona escrita por esa misma persona, desde sus días de parvulito hasta la fecha, exigido por el castrismo, explicando detalladamente los estudios realizados, lugares donde ha trabajado, procedencia social, trabajo voluntario (Ver), tareas de la defensa (Ver), creencias religiosas, relaciones con familiares y personas en el extranjero (Ver), donaciones de sangre (Ver) y muchos temas más, que se utiliza con objeto de tomar decisiones sobre el autobiografiado. La autobiografía es requisito universal para ser nombrado en cualquier cosa, desde limpieza de pisos hasta Ministro y, naturalmente, para ingresar al Partido (Ver), las Fuerzas Armadas y la seguridad (Ver), y para ocupar cargos de dirección: lo único que cambia es la extensión y el detalle de la autobiografía. Como regla, toda autobiografía puede ser y es ‘verificada’ (Ver), y las más sofisticadas solicitan un listado de personas que pueden verificar la información. Como en toda burocracia también, una parte importante de la información contenida no se verifica, o se verifican aspectos secundarios y formales y no los principales.



Autocrítica: Acción de reconocer uno mismo ante los demás sus propios errores, según la teoría partidista de que cuando alguien es capaz de reconocerlos ante los demás es capaz de superarlos. Muchas veces la autocrítica se ‘orienta’ (Ver) desde arriba, es decir, se le sugiere a la persona autocriticarse como la mejor manera de evitar que le critiquen, pues la autocrítica, junto a la crítica, son consideradas herramientas esenciales del trabajo del Partido (Ver). Generalmente cuando se critica a un subordinado se es mucho más exigente que cuando se critica a un igual, y casi nunca se critica a un superior. Normalmente la autocrítica es “blanda”, mucho más benigna que la crítica, pero cuando alguien se extrema y se hace una autocrítica muy fuerte el lenguaje popular la denomina “hara-kiri”, en referencia a la ceremonia japonesa de quitarse la vida.



Autodeterminación: Concepto clave de la política internacional contemporánea que establece el derecho de cada país a elegir los sistemas de gobierno y economía que decidan sus propios pueblos, estrechamente vinculado al concepto de no intervención en los asuntos internos de otros países. Caballo de batalla de la política exterior castrista, se recurre a la autodeterminación y la no intervención para condenar y rechazar los intentos de otros países de contribuir a encontrar una salida democrática al drama cubano o de ayudar a los cubanos que no apoyan al gobierno castrista. Nunca se menciona la autodeterminación de otros pueblos ni la no intervención cuando el castrismo interviene en los asuntos internos de otros países. El entrenamiento, financiamiento y apoyo en armas y combatientes a los movimientos guerrilleros de Venezuela, Colombia, Perú, Bolivia, Guatemala, El Salvador, Honduras o Argentina, y las guerrillas urbanas de Brasil y Uruguay, o la intromisión en la acción de los gobiernos amigos de Hugo Chávez, Evo Morales, Allende y los sandinistas no es considerada por el castrismo intervención ni violación de la autodeterminación: es solidaridad (Ver) ointernacionalismo proletario (Ver).



Autoridad: Facultad de ejercer el mando, poder recibido para ejercer la dirección de determinada actividad. La autoridad se vincula estrechamente a la administración de recursos y la responsabilidad por la ejecución de la autoridad. Existiendo en el castrismo una absoluta centralización en la asignación de recursos y una constante confusión entre las funciones del Partido (Ver), el gobierno y las administraciones empresariales (Ver), la autoridad constantemente se diluye entre confusiones y distribución parcial, llegando a extremos donde es prácticamente imposible definir cual es la autoridad encargada de tomar las decisiones y quien debe asumir la responsabilidad por los resultados.



Autorización: Una de las palabras más importantes del castrismo, pues donde existen tantas cosas prohibidas se requiere autorización para casi todo. Para mudarse de vivienda hace falta una autorización, para despachar determinados productos en las bodegas hace falta una autorización, para que alguien viaje al extranjero hace falta una autorización, para trasladarse de trabajo hace falta una autorización. Normalmente la autorización se lleva a cabo por los niveles superiores, y mientras más complicada la decisión más superiores son los niveles (Ver), hasta llegar ‘al más alto nivel’ donde las decisiones corresponden, naturalmente, al Máximo Líder (Ver).



Autosuficiente: Etiqueta calificativa que el Partido (Ver) y la juventud (Ver) tienden a colocar a las personas cuando demuestran un pensamiento independiente y no son demasiado fáciles de convencer con los ‘razonamientos’ partidistas. Estando todo reglamentado o tratado de reglamentar en el castrismo, y con un ferviente deseo de que todos actúen de la misma manera, cualquier persona que demuestra un poco de independencia, o que quiere hacer las cosas de una manera que no es la que está orientada (Ver) por las instancias correspondientes (Ver), recibe el calificativo de autosuficiente. Con ese criterio partidista personas como Thomas Edison, Albert Einstein o el mismísimo Lenin podrían ser calificadas de autosuficientes, pero eso no detiene a los militantes (Ver) que ejercen el papel rector (Ver) y fiscalizan la vida de todas las personas en el castrismo.

Anonymou
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: DICCIONARIO DEL CASTRISMO COTIDIANO

Mensaje por Anonymou el Jue Mayo 10, 2007 2:39 pm

B



Balsa: Embarcación rústica diseñada y construida por cubanos deseosos de escapar del régimen castrista y arribar a Estados Unidos. Generalmente construida con desechos de madera, en ocasiones reforzada en la parte inferior con bidones metálicos vacíos, poliespuma o gomas de automóvil desechadas. En la mayoría de las ocasiones es movida a remos, muy pocas veces cuentan con una rústica vela para aprovechar la fuerza de los vientos, excepcionalmente cuentan con un sencillo motor de gasolina o petróleo. La balsa se destinaba para navegar la distancia que separa a Cuba de Estados Unidos (90 millas en el punto más cercano, 154 kilómetros), pero siempre con la esperanza del rescate en alta mar por algún barco mercante o embarcación de recreo que conduzca a sus tripulantes hasta Estados Unidos. En ocasión de la crisis de los balseros (Ver) de 1994, los gobiernos de Cuba y Estados Unidos firmaron un controvertido acuerdo mediante el cual Estados Unidos devuelve a Cuba los balseros recogidos en el mar si no han pisado territorio de Estados Unidos.



Balsero: Tripulante de una balsa (Ver) utilizada para abandonar clandestinamente el régimen castrista. Generalmente deben ser personas jóvenes y con resistencia física, pero han existido sin embargo balseros de meses de nacidos y ancianos, balseras embarazadas y muchas situaciones diferentes. Los balseros existían desde los años sesenta, aunque con mucha menos frecuencia antes de 1994. Tras diferentes protestas populares en Ciudad de La Habana en agosto de 1994 el Comandante en Jefe (Ver) ordenó retirar las tropas guardafronteras (Ver) encargadas de detener los intentos de salida ilegal del país (Ver), con lo cual aproximadamente 30,000 balseros abandonaron el país en unas pocas semanas, hasta que la firma de acuerdos entre los gobiernos de Estados Unidos y Cuba establecieron la devolución a Cuba de los balseros capturados en el mar.



Banco Financiero Internacional: Institución bancaria del estado cubano organizada como banco privado, opera con moneda libremente convertible y existe al margen de los organismos estatales y del presupuesto nacional. Subordinado directamente al Comandante en Jefe (Ver), el Banco Financiero Internacional (BFI) opera con moneda fuerte sin rendir cuentas de sus operaciones al Banco Nacional, al Ministerio de Finanzas o a ninguna otra institución gubernamental o del Partido (Ver). Un porciento de la moneda fuerte que entra al país por diferentes vías debe ser depositada obligatoriamente en la cuenta del Comandante en Jefe en el BFI y queda a disposición del 'Máximo Líder' (Ver) para uso discrecional. El BFI no emite balances públicos ni está obligado a rendir cuenta de su gestión ante ningún organismo.



Bandidos: Denominación peyorativa automáticamente aplicada por el gobierno castrista a toda persona o grupo que se levanta en armas contra el régimen. Utilizada por primera vez por el castrismo y la prensa oficial en ocasión de la lucha armada en la Sierra del Escambray en 1960, el calificativo fue extendido a todos los aspectos relacionados con esta actividad. Las unidades militares encargadas de enfrentar la lucha armada fueron denominadas Batallones de Lucha Contra Bandidos (LCB), los grupos armados que enfrentaban al castrismo fueron calificados como bandas y sus operaciones definidas como bandidaje. Por extensión, las unidades navales encargadas de la custodia de las costas y el control de la salida ilegal del país (Ver) se denominaron unidades de Lucha Contra Piratas (LCP), y los enemigos (Ver) en el mar piratas. El calificativo se extendió en la prensa oficial a los grupos armados contra gobiernos amigos del 'Máximo Líder' (Ver), y se utilizó para los “contras” antisandinistas y los rebeldes anticomunistas de Afganistán. Vale destacar que si los grupos armados que luchan contra un gobierno son amigos del Comandante en Jefe (Ver) o combaten gobiernos considerados enemigos entonces se denominan rebeldes o guerrilleros (Ver), y sus agrupaciones columnas.



Barbacoa: Construcción rústica de un piso intermedio entre el piso original y el techo de una casa para ganar espacio generalmente utilizado como dormitorio. La crisis de construcción de viviendas bajo el castrismo y el deterioro de las existentes a causa de la desidia oficial para garantizar el mantenimiento y reparación de viviendas creó la necesidad de la barbacoa. En una habitación cualquiera que tal vez tiene 3 metros de alto (unos 10 pies) se construye un entramado de madera con una rústica escalera de acceso y lo que antes era sala o comedor de la casa tiene ahora sobre sí un dormitorio, a veces de 4 ó 5 pies de altura, donde es necesario moverse agachado para no tropezar con el techo. En ocasiones muy contadas, la barbacoa se construye con cemento en vez de madera. Naturalmente, en la barbacoa es solamente ocasional una ventana, y las condiciones de ventilación e higiene resultan precarias.



Básico: Categoría de la distribución racionada castrista estrechamente vinculada con adicional (Ver) para definir (centralizadamente) el grado de necesidad de un producto que será vendido a la población. El producto básico se sobreentiende como más necesario o demandado, mientras el ‘adicional’ es complementario. Cuando todavía se respetaba en el castrismo la tradición del Día de los Reyes Magos se inventó otra categoría, ‘dirigido’, que definía productos que debían comprarse o no comprarse, pero sin opción. Así, un par de patines infantiles era “básico”, una pelota de base-ball “adicional” y se seleccionaba un “dirigido” entre un paquete de globos, lápices de colores o un silbato.



Batalla de ideas: Denominación castrista de una permanente e ineficaz campaña de propaganda y adoctrinamiento comenzada alrededor del año 2001, batalla que se caracteriza por la permanente ausencia de los adversarios a los que se combate, y mucha mayor ausencia de nuevas ideas. En la batalla de ideas los personeros hablan hasta el infinito refiriéndose a temas de los cuales los receptores de los discursos solamente conocen lo que le informen los propagandistas, y no tienen la más mínima posibilidad de responder.



Bicicleta: Medio de transporte universalmente conocido. En ocasión del agravamiento de la eterna crisis energética del castrismo a causa del derrumbe del mundo comunista y el petróleo subsidiado, cuando todavía Hugo Chávez no regalaba cien mil barriles diarios de petróleo, el Comandante en Jefe (Ver) firmó convenios con China para importar bicicletas masivamente y desarrollar su producción en Cuba como medio alternativo de transporte. A pesar de la intensa propaganda a favor de los valores físicos de pedalear y de la distribución de bicicletas como estímulo por parte de los sindicatos (Ver) nunca los miembros de la nomenclatura (Ver) han montado bicicletas. Los pocos intentos ridículos y demagógicos de algunos dirigentes de moverse en bicicleta al Palacio de la Revolución (Ver) fueron rápidamente cortados por la seguridad (Ver) alegando la protección de los dirigentes (Ver). El 'Máximo Líder' (Ver) desde los años sesenta se movía en los “Oldsmobile” confiscados por su gobierno a la “burguesía” y mantenidos con repuestos importados por diversas vías desde Canadá; en los setenta prefería los “Alfa Romeo” italianos, nunca considerados como carros de la burguesía (Ver). Posteriormente se vio obligado a utilizar un ineficiente y antiestético modelo blindado “Chaika”, creado por los soviéticos para los altos dirigentes, pero se anticipó a la crisis del mundo comunista cambiando su transporte para modernos Mercedes Benz desde finales de los ochenta.



Bisne: Degeneración de la palabra “business” para referirse a todas las operaciones de compra y venta no autorizadas por el castrismo, desde compra de malanga o plátanos para alimentar a la familia hasta piezas de repuesto para autos o equipos electrónicos. La palabra se arraigó de tal manera en el lenguaje popular que creó el verbo “bisnear”, el sustantivo “bisnero” (Ver) y el gerundio “bisneando”. Se utiliza también en la muy extendida oración “estar en el bisne” como referencia a estar realizando este tipo de actividades.


Anonymou
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: DICCIONARIO DEL CASTRISMO COTIDIANO

Mensaje por Anonymou el Jue Mayo 10, 2007 2:39 pm

Bisnero: Persona que se dedica al “bisne” (Ver) con carácter permanente, como intermediario en la compra y venta de productos en operaciones no controladas por el castrismo, en ocasiones en actividades abiertamente ilegales en cualquier país, pero en muchas ocasiones en actividades consideradas “ilegales” solamente en el castrismo, tales como venta de productos alimenticios o ropa o artículos confeccionados artesanalmente.



Blandenguería: Uno de los siete mil pecados capitales bajo el castrismo, blandenguería (de “blando”) es cualquier conducta no considerada suficientemente dura y revolucionaria por el gobierno. Entre los muchos ejemplos definidos como blandenguería estuvo no adoptar una conducta suficientemente radical contra aquellos que tenían el pelo demasiado largo, o mantener relaciones con familiares y personas en el extranjero (Ver), o reconocer el derecho de cualquiera a tener una opinión diferente a la del gobierno. La blandenguería es la conducta propia de los “blandengues”.



Bloque FMC: Organismo de base de la Federación de Mujeres Cubanas (Ver), organización de masas (Ver) para las mujeres cubanas, dirigida vitaliciamente desde su creación en 1960 por la esposa de Raúl Castro, y cuya función principal fue dirigir el proceso de liberación de la mujer (Ver), sin que nadie pueda definir exactamente en que consiste. Realiza funciones como asignar el “Plan Jaba” (Ver) o fiscalizar las instituciones infantiles, o fomentar y facilitar la realización de pruebas ginecológicas preventivas. Con excepciones como la señalada en la prevención de salud, en general su función es superflua y poco práctica, pero cumple un papel de vigilancia y control sobre la población femenina, que es incorporada a la Federación desde los 14 años de edad.





Bloqueo: Denominación oficial y reiterativa del castrismo para referirse a las leyes del embargo (Ver) impuesto al régimen castrista como represalia por las confiscaciones de propiedades estadounidenses y la constante conducta agresiva mantenida por el 'Máximo Líder' (Ver) contra Estados Unidos. El embargo prohíbe a las empresas de Estados Unidos o que utilizan productos o servicios de origen estadounidense comerciar con el gobierno castrista, y naturalmente el gobierno de USA utiliza su influencia y su derecho al veto en el Banco Mundial, el Fondo Monetario Internacional y otras instituciones financieras para vetar préstamos al gobierno castrista. A pesar del escándalo propagandístico del castrismo sobre “el criminal bloqueo de Estados Unidos contra Cuba”, el gobierno cubano comercia con más de cien naciones, muchas de ellas aliadas de Estados Unidos, sin que Washington pueda impedirlo. Cuando el Comandante en Jefe (Ver) disfrutaba del subsidio soviético en muchas ocasiones declaró que no le interesaba comerciar con Estados Unidos, como ocurrió en tiempos de Jimmy Carter. Después del derrumbe comunista, sin subsidios ni dinero y con una economía incurablemente maltrecha por la ineficiencia comunista, declara al “bloqueo” como el causante de todos los males y desgracias de los cubanos. En años recientes, tras efectos devastadores de huracanes, Estados Unidos autorizó la venta de alimentos a Cuba si eran pagados de Conrado y por adelantado, y se venden más de 500 millones de dólares anuales en estas condiciones. Lamentablemente, diferentes personas en el exterior, mal informadas o mal intencionadas, repiten la opereta castrista del bloqueo como la causa de todos los males del pueblo cubano.



Bodeguita del Medio: Famoso restaurant habanero, cercano a la Plaza de La Catedral, caracterizado desde antes del castrismo por su bohemia y por haber sido visitado por personajes conocidos del mundo de las artes y las letras. En tiempos del castrismo, cuando se descubrió su atractivo para los turistas, comenzó a reglamentarse y controlarse la entrada a la ‘Bodeguita’, propiciándose la visita de turistas extranjeros e impidiéndose la entrada a los cubanos. En el restaurant son famosos los tragos de “mojito” y las comidas típicas cubanas a base de carne de puerco, que desde hace muchos años los cubanos de a pie no pueden disfrutar.



Bola: Rumor con características nacionales, o al menos bastante extendido entre la población. Como todo rumor, expresa algo que aunque no sea cierto puede serlo, y sobre todo, quienes lo propagan desearían que fuera cierto o temen que pueda serlo. Las bolas clásicas en Cuba se refieren a temas como “Fidel está enfermo”, o “se quedó Fulanito” (Ver), o “van a quitar la leche de los niños” (asignación racionada de leche para la población infantil). Para muchas personas la bola es el equivalente del clásico refrán español “cuando el río suena es porque agua trae”, significando que la bola refleja el estado de opinión (Ver) de la población en un momento determinado.



Bolsa negra: Denominación gubernamental castrista para referirse a los productos que se obtienen y las transacciones que con ellos se realizan fuera del control del castrismo, lo que en los últimos tiempos soviéticos se llamó “economía informal”. Aunque la llamada bolsa negra está absolutamente extendida en el país a causa de la crisis, el descontrol gubernamental, el desvío de recursos y la corrupción, gracias a ella la población obtiene buena parte de los recursos para subsistir. Aunque muchas veces el castrismo aparenta no darse cuenta y la deja funcionar para evitar demasiadas tensiones, e incluso policías y funcionarios comercian en la bolsa negra, cuando se inician operaciones policiales para tratar de controlarla se utiliza el concepto para desmoralizar públicamente a los detenidos, junto al calificativo de “quienes lucran con el sudor del pueblo” (Ver). Cuando se quiere desmoralizar públicamente a determinada persona, entre las numerosas acusaciones que se mencionan la prensa destaca “escandalosas operaciones en la bolsa negra”.



Bombo: Sorteo de visas de residencia permanente del gobierno de Estados Unidos, de las que corresponden 20,000 anuales a los cubanos, y que constituye una vía de salida definitiva del país por medios legales, siempre que el gobierno castrista autorice la salida, pues impone restricciones a médicos y otros profesionales.



Bono del TV: Certificado entregado por el sindicato (Ver) a quienes acumulan suficientes “méritos” (Ver), que les daba derecho a comprar un televisor (soviético, en blanco y negro) como medida de “estímulo” para trabajadores destacados. Con un salario promedio en el país de 138 pesos mensuales entonces, el televisor tenía un precio de 600. Estos estímulos se introdujeron en el país bajo el control de los sindicatos como medida de premiación al trabajo y de combatir la “adquisición desigual” de productos por parte de la población, utilizando como trasfondo político el pensamiento del Che Guevara (Ver). La distribución controlada mediante certificados (“bonos”) fue utilizada para relojes, radios, motocicletas, batidoras, planchas, lavadoras y para todo producto electrodoméstico en general. Tras el derrumbe del comunismo esta distribución desapareció, aunque se comenzaron a asignar bicicletas (Ver) como estímulo.



Botella: Denominación popular para el “raid” de transporte: “pedir botella” significa pedirle a alguien que lo transporte en su vehículo (auto, camión, moto), y “dar botella” significa realizar este servicio en favor de alguien. La permanente crisis del transporte bajo el castrismo, latente desde los años sesenta, incrementada en los ochenta, y galopante en el período especial (Ver) elevó la botella a categoría principal de manera de transportarse, y exigió el surgimiento de los “amarillos” (Ver) como factor de apoyo.



Brigada de Respuesta Rápida: Grupos paramilitares subrepticiamente creados por el castrismo en 1992 (aunque nunca se ha reconocido públicamente su existencia) para enfrentar motines y sublevaciones populares o actos de protesta. Organizados en las calles y barrios alrededor de los CDR (Ver) y en estrecha vinculación con los órganos policiales, las brigadas de respuesta rápida se movilizan ante cualquier peligro potencial de sublevación o protesta, se presentan vestidos de civil portando barrotes, bates de base-ball o cabillas, y cuando resulta necesario golpean con puños y patadas o recurren a su armamento improvisado. Son componente esencial de los mítines de repudio (Ver) y de las “protestas populares” de la población indignada (Ver) cuando es necesario crear una atmósfera de presión para intimidar disidentes (Ver) o prevenir situaciones de conflicto a los intereses del gobierno.



Burguesía: Categoría clásica del léxico marxista, para el castrismo la burguesía como clase social se iguala conceptualmente con el demonio en cualquier parte del mundo, a menos que sea considerada como burguesía nacional progresista, manera de definir cualquier proceso político no comunista en cualquier país que afecte los intereses de Estados Unidos. En la historia de Cuba escrita por los castristas la burguesía es culpable oficial del subdesarrollo, miseria y analfabetismo en que Cuba vivía antes del Comandante en Jefe (Ver), vendió su alma al imperialismo antes y después del castrismo, y mantiene sus rezagos en todas las conductas que el gobierno considera inaceptables o inadecuadas.





Buró Político: El más alto órgano de dirección del Partido Comunista (Ver), aunque por estatutos el máximo órgano de dirección es el congreso del Partido (Ver), que elije un comité central (Ver) y un Buró Político para dirigir el Partido entre congresos y tomar decisiones colectivas por mayoría de votos, aunque en la práctica real legitiman las decisiones del máximo jefe. En Cuba el Buró Político fue designado “de dedo” por el Comandante en Jefe (Ver) en 1965, integrado por él mismo, su hermano Raúl y otros seis colaboradores cercanos, y se mantuvo hasta el primer congreso del Partido en 1975, donde para mejorar las relaciones con la Unión Soviética se incluyeron nuevos miembros: 2 veteranos del anterior Partido Comunista y 3 otros cercanos colaboradores del 'Máximo Líder' (Ver). En la práctica del mundo comunista generalmente forman parte del Buró Político, además del máximo jefe, el Ministro de defensa, el encargado de los órganos de seguridad (Ver), el encargado de las relaciones internacionales, el “organizador” del Partido y algún representante “local” del Partido para transmitir una imagen de velar por todos los intereses nacionales. En el castrismo, además de estos integrantes “sembrados”, se incluyen una o dos personas de la raza negra y alguna mujer, altos jefes militares, jefes de organizaciones de masas (Ver), dirigentes provinciales del Partido y algunos individuos designados por voluntad de Castro para destacar alguna actividad que le interese destacar (construcción, educación, ciencia, etc.). Para dar cabida a tanta representación se creó la figura de “miembro suplente del Buró Político”, con casi la misma jerarquía de miembros permanentes e iguales obligaciones, pero sin derecho a voto, lo que en la práctica no representa una diferencia, pues no existe registro alguno de votación en el Buró Político donde alguien haya votado contra el Máximo Líder.



Burocracia: Categoría utilizada para designar trabajo de oficina y papeleo y las personas que lo realizan, conceptualmente diferenciados de los “obreros” que producen y los dirigentes (Ver). Se incluyen en esta categoría contadores, mecanógrafos, oficinistas, cajeros, ‘organizadores del trabajo’, especialistas, diseñadores, técnicos, ingenieros, programadores, jefes de departamento de menor rango, secretarias y cuanta persona se deba incluir en un momento dado en la categoría ‘administrativa’, si no se puede categorizar como dirigente, técnico, obrero o trabajador de servicios.



Burocratismo: Según el castrismo, uno de los grandes culpables de los males de Cuba junto al imperialismo (Ver), el ‘bloqueo’ (Ver), la sequía (Ver), los ciclones, la crisis económica internacional y los traidores (Ver). El burocratismo se define como la conducta de demorar soluciones y resolver problemas de la población alegando papeleo, regulaciones o legislación. Aunque el régimen castrista con su absurda e ineficiente centralización absoluta es el gran causante del exceso de personal y regulaciones incoherentes, y aunque desde los años sesenta proclamó la lucha contra el burocratismo (en abstracto), cuando los problemas se agudizan se recurre al “burocratismo” como el gran culpable, se menciona el raquítico artículo “Contra el burocratismo” como la gran solución (aunque la gestión administrativa de Che Guevara fue funesta), Raúl Castro pide a su hermano “sacudir la mata”, y al pueblo que no permita que “el compañero Fidel tenga que resolver todos los problemas” porque los burócratas no asumen sus responsabilidades. Entonces un infeliz burócrata de turno es sancionado junto a dos auxiliares de pocas luces y la prensa comienza a escarbar en actitudes burocráticas hasta que la madeja comienza a conducir al Gran Culpable, momento adecuado para dejar de lado la lucha contra el burocratismo y comenzar a acusar al bloqueo, al imperialismo o la sequía de los males de la población cubana.

Anonymou
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: DICCIONARIO DEL CASTRISMO COTIDIANO

Mensaje por Anonymou el Jue Mayo 10, 2007 2:40 pm

C



Cables del DOR: Información restringida para dirigentes (Ver) con resúmenes de noticias internacionales y artículos de la prensa extranjera tomados de los cables del teletipo y publicados diariamente desde los años sesenta por la “Comisión de Orientación Revolucionaria”, conocida después como Departamento de Orientación Revolucionaria del Partido (Ver), para informar a dirigentes sobre noticias y publicaciones de la prensa extranjera no publicadas para la población en general ‘para evitar que se confundan con la propaganda del imperialismo’ (Ver). Aunque en un momento constituyeron factor de diferenciación, y el acceso a “los cables” era sinónimo de status y privilegio, con el desarrollo mundial de las comunicaciones, la Internet y las transmisiones de radio y televisión abiertas que entran en Cuba la población cubana ahora tiene más y mejor acceso a las noticias, y las escucha con anticipación a los dirigentes, que reciben tardíamente los cables y no tienen demasiado tiempo para leerlos.



Cadena puerto-transporte-economía interna: Engendro gramatical castrista para definir las relaciones entre la importación/exportación, la transportación terrestre de productos (camiones y ferrocarril) y su utilización en el país; siendo todos los eslabones de la ‘cadena’ absolutamente centralizados por el castrismo, la ineficiencia se transmite de eslabón a eslabón sin solución posible. Los productos recibidos tardíamente en el puerto y demorada su descarga de los barcos, se trasladan a los almacenes o van por ‘monta directa’ del barco a su destino sin detenerse en almacenes, siempre en camiones o vagones de ferrocarril que presentan demoras, roturas y accidentes, para almacenarse ineficientemente en almacenes centralizados (como los de la autopista de “8 vías” que nunca tuvo más de 6 vías) o distribuirse centralizada y racionadamente. Como esta ‘cadena’ fue definida como una de las tantas tarea de todos (Ver), la prensa publicaba diariamente datos sobre el tonelaje recibido y transportado, los atrasos y los ‘destacados’, en una sarta numérica que no interesaba a nadie y nadie comprendía, ni contribuía a solución alguna. La escasez de papel y la limitación de publicaciones a raíz del derrumbe comunista eliminaron de la prensa la publicación de estas informaciones.



Caer en crisis: Argot popular para definir la situación en que alguien pierde la simpatía del Comandante en Jefe (Ver) por no dar muestras de fidelidad (Ver) absoluta o por un reiterado pésimo trabajo, aunque la insuficiente fidelidad es más grave. Cuando un dirigente (Ver) “cae en crisis” o “está en crisis” puede darse por seguro que más temprano que tarde será liberado de su cargo (Ver) y destinado a otras funciones (Ver), independientemente de que haya sido designado o ‘electo’. Normalmente, caer en crisis en el castrismo es una enfermedad terminal para la que no existe curación.



Calidad de vida: Categoría de la economía comunista post-leninista creada por los soviéticos y calurosamente recogida por el gobierno castrista como contrapartida al concepto “burgués” de nivel de vida, cuando se demostró la imposibilidad de superar el nivel de vida de las sociedades capitalistas desarrolladas. Calidad de vida significa que aunque se gane menos salario, se consuma menos proteína, existan menos televisores o área de vivienda habitable per cápita, el socialismo garantiza una superior calidad de vida que el capitalismo porque no existe desempleo o prostitución y están garantizados los servicios médicos y educacionales.



Camarada: Designación igualitaria de las personas en el comunismo soviético, convertida en ‘compañero’ en el régimen cubano. Los comunistas de posiciones extremas utilizan todavía el concepto camarada para destacar un ‘entrañable amor’ por un compañero o para destacarse como radicales.



Camarioca: Pequeño puerto del norte de la provincia de Matanzas, que en 1965 ganó fama internacional cuando el Comandante en Jefe (Ver) declaró que autorizaría la salida por ese puerto de las personas que desearan irse del país, si los familiares venían a buscarlos. En pocos días el fenómeno creció desmesuradamente y las colas (Ver) de personas listas para abandonar el país aumentaban continuamente, por lo que el gobierno de Estados Unidos estableció un acuerdo con Castro para que vuelos diarios, partiendo desde Varadero, llevaran a los cubanos hacia Estados Unidos, en lo que fue conocido en Miami como ‘los vuelos de la libertad’ y en el castrismo como ‘el carro de la basura’.



Camello: Argot popular para designar un medio de transporte público utilizado desde los años noventa, especie de rastra de transporte ensamblada caracterizada por dos elevaciones en el techo que recuerda la figura del camello con sus ‘jorobas’ sobre la espalda.



Campesino: Definido como apoyo fundamental de la lucha guerrillera castrista y aliado conceptual de la clase obrera, campesino es todo aquel que posee un pedazo de tierra y la trabaja para sí. A pesar de las declaraciones de apoyo y las flamantes leyes de reforma agraria, la tierra realmente en manos de los campesinos cubanos es cada vez menos, producto de las muchas confiscaciones y las integraciones forzadas a los planes agropecuarios del estado. En realidad los campesinos son un fantasma para el régimen castrista porque con menos condiciones materiales y sin disfrutar de ‘las ventajas de la agricultura socialista’ son mucho más eficientes y productivos que todas las empresas estatales en la agricultura, y garantizan porcientos elevados de la producción de café, frutas, viandas, vegetales, ganadería y caña del país.



Campo socialista: Designación del grupo de países comunistas que giraba alrededor de la Unión Soviética. La proclamación de un país como socialista o el ascenso de un Partido Comunista (Ver) al poder no garantizaban la inclusión en el concepto. Cuando comenzaron las discrepancias entre soviéticos y chinos la propaganda soviética dejó de considerar a China parte del campo socialista, Yugoslavia estuvo excluida durante mucho tiempo, Corea del Norte era considerada parte pero con cierta reticencia por la posición de su gobierno, grupos comunistas que alcanzaron el poder en países como Laos y Camboya (Kampuchea) no eran considerados del campo socialista, ni gobiernos amigos en otras latitudes como Angola, Afganistán o Etiopía.



Candidato: Individuo cuya candidatura se presenta para “Delegado del Poder Popular” (Ver) en la Asamblea municipal. Los candidatos a delegados son electos en reuniones de vecinos de cada circunscripción: por ley, cada circunscripción debe presentar entre 2 y 8 candidatos a delegados (no se permite la candidatura única en este nivel). Los militantes del Partido (Ver) o las organizaciones de masas (Ver) proponen a los candidatos como si fueran propuestas espontáneas, explican sus ‘méritos’ y se realiza una votación pública (levantando el brazo a favor o en contra); quién más votos reciba será el candidato. Como la ley prohíbe realizar propaganda electoral para los candidatos, se exhiben sus biografías y sus fotos en lugares públicos de la circunscripción para que los votantes analicen y decidan. Para ser electo delegado hay que recibir la mitad más uno de los votos, y existe una segunda vuelta electoral con los dos candidatos más votados si ninguno obtuvo la mitad más uno de los votos en la primera vuelta. Hay que destacar que en caso de que se proponga como candidato a alguna persona ‘inaceptable’ por el Partido, los militantes del Partido y la juventud (Ver) presentes en la asamblea deben intervenir para garantizar que ‘las masas no se confundan’ y ese individuo no sea postulado. Por otra parte, este proceso funciona sólo proponer candidatos para las asambleas municipales, pues para la Asamblea Nacional (Ver) el mecanismo es completamente diferente.



Canibaleo: Acción de retirar piezas y repuestos escasas de maquinaria dañada con el objetivo de utilizarla en otra fuera de uso o a punto de quedar fuera de uso. La escasez de bombas de agua de auto, por ejemplo, provoca que si existe un carro detenido por falta de neumáticos se le retire la bomba de agua para utilizarla en otro que sí tiene neumáticos pero no bomba de agua, o viceversa. Con el desarrollo del canibaleo como política cotidiana se llega a la situación donde todas las maquinarias están detenidas por falta de piezas, pues la causa fundamental radica en la insuficiente cantidad de piezas de repuesto, unida a la baja calidad de la maquinaria y de los productos esenciales para su funcionamiento (combustible, lubricantes)



Cantera: Grupo de personas que el castrismo considera como fuente primaria del completamiento de organizaciones o puestos de trabajo, sin que esas mismas personas muchas veces lo sepan. Las ‘canteras’ fundamentales son las de las organizaciones políticas: el Partido (Ver) y la juventud (Ver), así como la cantera de ‘cuadros’ (Ver) para los trabajos de la administración. Por definición, los militantes de la juventud son cantera de militantes del Partido, que además define como ‘canteras’ a otras personas sin militancia que recibirán ‘atención’ de los militantes (Ver), aunque sin saber que están siendo ‘atendidos’. Lo mismo hace la juventud comunista con los jóvenes que son ‘atendidos’ por sus militantes. Para los que parecen tener los requisitos exigidos por el Partido y la juventud se desarrolla el ‘plan de captación’ (Ver). Para los cuadros de la administración se desarrolla el proceso de incluirlos en la ‘reserva de cuadros’ (Ver) y prepararlos en esa dirección. A pesar de tantos planes, los procesos de ‘crecimiento’ partidista y de promoción de cuadros en muchas ocasiones se llevan a cabo sin tener en cuenta las canteras definidas.

Anonymou
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: DICCIONARIO DEL CASTRISMO COTIDIANO

Mensaje por Anonymou el Jue Mayo 10, 2007 2:40 pm

Capacitación: Entrenamiento técnico para ocupar determinados puestos de trabajo o para desarrollar conocimientos y habilidades en un trabajo ya existente. La capacitación como tal es un elemento positivo de calificación de los trabajadores, pero bajo el castrismo por una parte tiene una extraordinaria carga de ideología y por otra se utiliza en exceso y sin control, provocando gastos insoportables para la gestión económica. Así, en un programa de capacitación de cocineros se encuentran temas de estudio tales como “El anti-imperialismo en las guerras de independencia de Cuba” o el estudio del “Discurso del Comandante en Jefe (Ver) en la clausura del congreso (Ver) del Partido (Ver)”. Además, se utilizan programas excesivamente extensos para tratar de resolver mediante la capacitación deficiencias de los sistemas escolares.



Capitalismo: Sistema económico internacional de eficacia probada en infinidad de países, basado en la propiedad privada y la libertad de empresa. Bajo el castrismo la palabra capitalismo se asocia con todos los males habidos y por haber: en referencia al pasado pre-castrista, el capitalismo se identifica como la causa de todas las insuficiencias y situaciones lamentables de la sociedad, y los capitalistas como los diabólicos ejecutores de la maldad infinita; en referencia al presente el capitalismo es la aspiración de los vendepatria, traidores (Ver), blandengues (Ver) y desviados ideológicos, que no quieren aceptar las maravillas del socialismo castrista; en referencia al futuro, el capitalismo es una opción inaceptable que representaría ‘volver al pasado’ y a todos los males mencionados. Vale decir, sin embargo, que cuando el gobierno necesita inversiones extranjeras y moneda libremente convertible no vacila ni se detiene en establecer relaciones, convenios y colaboración con esos malvados capitalistas, aún con los de Estados Unidos, y hasta con cubanos residentes en Estados Unidos. A quien le está terminantemente prohibido el más mínimo experimento capitalista es, paradójicamente, a los cubanos que viven en Cuba.



Características peculiares: Frase del galimatías teórico oficial para explicar que la revolución (Ver) castrista es un fenómeno único e incomparable, por lo cual todo lo que se haga o se diga responde a situaciones específicas diferentes del resto de la humanidad y, por lo tanto, no tiene sentido referirse a fracasos anteriores o barbaridades comprobadas. La eliminación de las fiestas de Navidad o el intento en los años sesenta de eliminar la vida nocturna y la alegría característica de los cubanos se justificaron con las ‘características peculiares’. Cuando Cuba era un miembro del campo socialista (Ver) el socialismo cubano, indisciplinado y más ineficiente aún que sus ‘hermanos’ europeos, se justificaba por las ‘características peculiares’ del proceso cubano. Cuando en la década de los noventa otros países ‘socialistas’ como Viet Nam o China intentan mejorar sus relaciones con Estados Unidos para salir del atolladero, el castrismo se niega a hacerlo alegando características peculiares de la situación cubana. Las características peculiares se dejan de lado, sin embargo, cuando los intereses castristas aconsejan lo contrario, como la absurda celebración oficial del nacimiento de Lenin o la copia de las ceremonias militares soviéticas en la Plaza de la Revolución (Ver).



Carnet de Identidad: Uno de los principales instrumentos de represión y control del castrismo, el ‘carnet de identidad’ es un documento de identificación de carácter obligatorio que debe llevar consigo toda persona mayor de 14 años, con excepción de los miembros de las Fuerzas Armadas que utilizan un “carnet militar”, pues el Ministerio del Interior (Ver) sí utiliza para sus miembros el carnet de identidad. Los menores de esa edad deben tener una “tarjeta de menor” con un número de identificación permanente que se traslada al carnet de identidad a la edad requerida. Aunque muchos países utilizan documentos de identidad para sus ciudadanos, en el castrismo el carnet de identidad cumple una función de control tremendamente mayor, la reflejar la dirección de la persona y las veces que se ha ido mudando a diferentes direcciones, el estado civil y nombre del cónyuge, padres e hijos, el lugar donde trabaja y la actividad que realiza, así como el historial de los diferentes lugares donde ha trabajado y por qué se ha trasladado, y la fatídica parte de “anotaciones especiales” donde se registra codificadamente el historial político y delictivo de la persona (delitos comunes y ‘contrarrevolucionarios’) así como el nivel de “peligrosidad” (Ver) asignado a la persona. No portar consigo el carnet de identidad impide la entrada a edificios públicos y gubernamentales (toda la propiedad es gubernamental) y puede ser causa de multas o detención de acuerdo a la situación.



Casa de oficiales: Instituciones de recreo y esparcimiento para oficiales de las Fuerzas Armadas o el Ministerio del Interior (Ver) donde generalmente se consiguen alimentos y bebidas que no se obtienen en el resto de las instituciones destinadas a la población, y donde las condiciones de estancia e higiene son superiores a las existentes para el resto de la población. Los casos extremos son las “casas de los generales” para oficiales que ostentan ese grado, donde el nivel de suministros y comodidades es infinitamente superior a los de la casas de oficiales.



Casa de protocolo: Casas controladas por los organismos del Partido (Ver) y el gobierno para celebrar “actividades’ (Ver) de ‘protocolo’, es decir, comidas especiales con abundancia de alimentos y bebidas alcohólicas donde se agasaja a visitantes del exterior o de provincias con cualquier pretexto que posibilite una comida extraordinaria. Naturalmente, la población común y los trabajadores sin cargos oficiales no tienen acceso a ellas, a veces ni conocimiento de todas las ‘casas de protocolo’ que existen.



Casa de visitas: Casas controladas por los organismos del Partido (Ver) y el gobierno para albergar a los visitantes de la capital (si están en el interior del país) o del interior del país (si están en la capital) ante la carencia, pocas condiciones y mal servicio de los hoteles y las instalaciones del turismo nacional. Las casas de visita tienen distintos ‘niveles’ (Ver), desde palacetes reservados para los ‘altos niveles’ hasta las más sencillas reservadas para ‘cuadros de menos nivel’. En todas ellas, independientemente del ‘nivel’, los suministros y comodidades son muy superiores a lo que puede obtenerse por el público en la red del turismo y gastronomía estatal.



Casa del oro: Tiendas creadas por el castrismo en los años ochenta para comprar a la población, mediante ‘certificados de divisas’ (Ver) y bonos de acceso a las diplotiendas (Ver), y a precios que no se pueden negociar, todo el oro, plata, joyas, juegos de cubiertos, porcelanas y obras de arte en general que constituían los tesoros familiares celosamente guardados por años y que los cubanos debieron vender para obtener de alguna manera acceso a productos alimenticios, vestuario y otros artículos de primera necesidad que no se podían obtener en el mercado ‘normal’ del racionamiento castrista. La población bautizó muy rápidamente a estas tiendas como ‘las tiendas de Hernán Cortés’, en referencia a los conquistadores españoles que se llevaban el oro y la plata de América a cambio de ‘espejitos de colores’ (Ver).



Caso Fulano: Lenguaje de la población para referirse a situaciones que constituyeron o constituyen escándalo pero que no se pueden mencionar por su nombre. Así, todo el proceso que llevó al fusilamiento del general Ochoa se menciona como el “caso Ochoa”, la detención y encarcelamiento de un destacado malversador en desgracia (no malversó más que otros Ministros o ‘cuadros’ (Ver) aún en el poder) se conoce como el “caso Landy”.



CDR: Institución represiva organizada en cada calle y barrio del país, los Comités de Defensa de la Revolución fueron creados por el Comandante en Jefe (Ver) en 1960 como “un sistema de vigilancia revolucionaria colectiva” y constituyen la organización de masas (Ver) más grande y absurda creada por el castrismo. Cada vez que ha existido un intento de asignar a los CDR otras tareas vinculadas a la vida de la comunidad, el propio Comandante en Jefe se ha encargado de reiterar que la principal tarea de los CDR es la vigilancia revolucionaria (Ver), lo que constituye la manera oficial de referirse al espionaje y represión de las actividades de la población. Loa CDR realizan guardias (Ver) cederistas (Ver) todas las noches de la semana (aunque sus miembros deban trabajar al día siguiente) y constituyen elementos principales en el sistema de ‘verificación’ (Ver) de la población. Aunque pertenecer al CDR no es legalmente obligatorio, infinidad de personas son miembros del CDR para evitar señalarse como desafectos (Ver) en la propia cuadra donde viven.



Cederista: Aporte idiomático del castrismo para definir a los miembros del Comité de Defensa de la Revolución, CDR (Ver). Significativamente, los personajes que se sienten orgullosos de pertenecer al comité se llaman a sí mismos ‘cederistas’ igual que los designa la propaganda oficial; los que están en el CDR por guardar la forma y no destacarse como desafectos (Ver) hablan del tema solo cuando le preguntan y habitualmente no se dicen a sí mismos ‘cederistas’ sino ‘miembro del comité’ o ‘pertenezco al comité’.



Celebración: Hábito gubernamental de celebrar cualquier aniversario (Ver) que le resulte conveniente a sus intereses, la celebración de los 150 años del ferrocarril o de las ‘parrandas’ de una provincia siempre se reviste de un tinte político y se enfoca de manera favorable al castrismo. Los aspectos que no interesa destacar no solamente no se celebran sino que ni siquiera se mencionan, y como es natural, nadie puede celebrarlos por su cuenta sin arriesgarse a la respuesta brutal del castrismo.



Central de Trabajadores de Cuba (CTC): Nombre oficial de la organización sindical castrista. Fundada muchos años antes del castrismo con las mismas siglas CTC refiriéndose a Confederación de Trabajadores de Cuba, a partir de 1959 se conoció como la CTC-R (revolucionaria), pero posteriormente se cambió su nombre por “Central” para estar más acorde con el estilo soviético, y se retiró la R de ‘revolucionaria’. Afiliada a la organización sindical internacional controlada por los comunistas, su característica fundamental ha sido siempre la desvinculación absoluta de los intereses de los trabajadores y su servilismo total a las directivas del Partido (Ver) y el Comandante en Jefe (Ver).



Centralismo democrático: Forma de funcionamiento de los Partidos y las juventudes comunistas, definida por Lenin, cuya principal característica es que no tiene nada de democrático. El centralismo democrático obliga a las organizaciones subordinadas a aceptar sin réplica las ‘orientaciones’ (Ver) y decisiones de los organismos superiores, y a los integrantes de cada estructura de dirección a subordinarse a las decisiones de la mayoría, sin derecho a discrepar o adoptar criterios diferentes una vez que se han tomado las decisiones. De esta manera, cuando el Buró Político (Ver) del Partido (Ver) toma una decisión, ésta comienza a bajar al comité central (Ver), las organizaciones provinciales y municipales, hasta los núcleos (Ver), y debe ser ejecutada disciplinadamente por toda la militancia. Supuestamente, las decisiones se toman teniendo en cuenta el criterio de la mayoría y escuchando la opinión de los organismos subordinados, pero en la vida real nada de esto sucede, y son los organismos superiores, y el ‘máximo líder’ (Ver) quienes deciden la política a seguir por la organización.



Centros espirituales: Argot popular para referirse al último lugar posible donde puede hallarse un producto que escasea. Cuando determinado producto no aparece ‘ni en los centros espirituales’ significa que no hay manera de obtenerlo ni legal ni ilegalmente, ni con pesos cubanos ni con dólares.



Certificado de divisas: Mecanismo financiero-represivo del castrismo creado antes de la “dolarización” (Ver) de la economía y la introducción del “peso convertible” (Ver), para controlar la circulación de moneda extranjera en manos de cubanos. Los cubanos regresando del exterior con dólares o cualquier moneda libremente convertible, cuya posesión era ilegal entonces, debían cambiarlos en el Banco Nacional por ‘certificados de divisas’ y utilizarlos en las ‘diplotiendas’ (Ver) autorizadas a recibirlos (que no eran todas) para adquirir productos que pudieran venderse en ‘certificados de divisas’ (que no eran todos). Con el certificado de divisas el gobierno pretendía controlar quién tenía dólares y en que cantidad, con que frecuencia los recibía y en que los gastaba. Además, el gobierno recibía dólares reales a cambio de ‘certificados’ que solo podían utilizarse en determinadas circunstancias y siempre con la preocupación de que podían quedar sin valor alguno por una simple decisión del castrismo. Con la ‘dolarización’ (Ver) de la economía en 1994 los certificados de divisas perdieron su razón de ser.



Che Guevara: Ernesto Guevara de la Serna, argentino incorporado a la expedición del Granma con Fidel Castro, participó en la lucha guerrillera y recibió grados de Comandante. Después de 1959 fue designado Presidente del Banco Nacional, y posteriormente Ministro de Industrias, provocando desastrosos resultados en ambas instituciones. Sus desavenencias con el Comandante en Jefe (Ver), su público desprecio por la Unión Soviética, y su espíritu aventurero le llevaron a dos desastrosas aventuras guerrilleras, la primera en el Congo en 1965, y posteriormente en Bolivia, donde murió en 1967. Sus veleidades teóricas sobre conciencia comunista y el ‘hombre nuevo’ se utilizaron por la propaganda (Ver) castrista para crearle una leyenda de pureza, desprendimiento y sacrificio que son actualmente un arma de la revolución (Ver) propagandística en todo el mundo, y fuente de divisas para el castrismo.


Anonymou
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: DICCIONARIO DEL CASTRISMO COTIDIANO

Mensaje por Anonymou el Jue Mayo 10, 2007 2:41 pm

Científico: Calificativo oficial aplicado a todo lo creado por el comunismo aunque se base en las ideas más retrógradas y elementales. Partiendo de la definición de Federico Engels de ‘socialismo científico’ se crearon los conceptos de comunismo científico, dirección científica de la sociedad, dirección científica de la economía, y “ciencias” tales como ‘construcción del Partido’, ‘ateísmo científico’ (Ver) y ‘planificación (Ver) científica’. Los ‘logros’ de tales ciencias se desplomaron en 1989 con el muro de Berlín, pero eso no impide que el castrismo siga dando carácter ‘científico’ a toda su obra e ideas.



Círculo de estudios: Instrumento básico de adoctrinamiento y embrutecimiento de la población, el círculo de estudios es una reunión a la que se asiste por obligación para ‘estudiar’ y ‘debatir’ los discursos del Comandante en Jefe (Ver) o documentos del Partido (Ver) fundamentalmente. Los trabajadores tienen el círculo de estudios en el trabajo, y después el CDR (Ver) lo repite (siempre con retraso). Los militantes del Partido, además, tienen el mismo círculo de estudios en el núcleo del Partido (Ver) y están en la obligación de asistir al del CDR, por lo que reciben triple dosis. Algunas mujeres militantes del Partido o la Juventud comunista (Ver) deben asistir también al círculo del ‘bloque de la Federación’ (Ver) donde reciben la cuarta dosis de lo mismo.



Círculo social obrero: Denominación oficial con que el castrismo bautizó los clubes privados nacionalizados en 1960, y que se mantiene como nombre genérico para las instituciones recreativas y de esparcimiento que administran los sindicatos (Ver) para uso de los trabajadores, con un pésimo nivel de condiciones materiales y de higiene y elevado nivel de conflictos personales, broncas y consumo alcohólico, donde los menos habituales asistentes son los ‘trabajadores’ para los que el círculo social obrero fue creado.



Ciudadano: Denominación peyorativa del castrismo para dirigirse a los que no son considerados “compañeros”; generalmente al mencionarse al ‘ciudadano Fulanito’ es para presentar el rosario de acusaciones y conductas inaceptables que el ‘ciudadano’ ha mantenido y mantiene. Aunque en los primeros días del castrismo en 1959 el concepto ‘ciudadano’ se utilizaba rememorando la Revolución Francesa, pronto fue sustituido por “compañero” (Ver) y la palabra ciudadano quedó como trato peyorativo de la policía (Ver) y el gobierno para los ‘desafectos’ (Ver). Los delincuentes comunes, si no actúan contra la revolución, no son necesariamente considerados ciudadanos, pero todos los adversarios son ciudadanos, porque no pueden ser considerados compañeros.



Clase obrera: Denominación clásica del marxismo para el proletariado; el concepto clase obrera se utiliza en la demagogia castrista para referirse a ‘los intereses de la clase obrera’ o ‘los criterios de la clase obrera’ cuando en realidad se habla de los intereses del castrismo y los criterios del castrismo. El concepto clase obrera se utiliza también como elemento sectario cuando se quiere excluir a los campesinos, y sobre todo a los profesionales e intelectuales, de algo determinado, como cuando se exige que las filas del Partido (Ver) estén integradas en un determinado porciento por miembros de ‘la clase obrera’ y se impide el ingreso de profesionales, artistas o campesinos.



Cliente: El que compra productos o servicios fabricados por el estado cubano, si es extranjero o paga en dólares. Si es cubano se denomina ‘usuario’ (Ver). Aunque teóricamente el cliente siempre tiene la razón (aunque no en la vida real castrista), el usuario nunca la tiene pues la tiene el estado. Si es el castrismo quien compra a la población o los campesinos determinados productos, entonces los otros son vendedores pero el estado no es cliente. Cuando el estado cubano o sus empresas compran en el exterior no son clientes sino compradores.



Código penal: Codificación de leyes y regulaciones gubernamentales para legitimar el uso de la represión y ejercer el control de la población por parte del castrismo. Al no existir en el estado comunista la separación de poderes, ni conceptual ni prácticamente, el código penal recoge las regulaciones y legislación elaborada por los mismos ejecutores y gobernantes, y su posibilidad de interpretación se reduce a la interpretación oficial. Cuando los intereses del castrismo recomiendan modificar el código penal éste es modificado de inmediato, sin posibilidad de evitarlo.



Cola: La realidad más constante y la palabra más mencionada en Cuba durante la era castrista, la cola es la “fila” o “línea” donde es necesario ‘marcar’ para obtener algo, sea un producto alimenticio, la entrada a un cine o un documento oficial. La cola más famosa es la de la Oficina de Intereses de los Estados Unidos en La Habana, a donde acuden los cubanos con la intención de obtener un visado temporal o permanente para viajar a USA, pero en realidad en todas las actividades cotidianas es necesario realizar la cola, debido a la combinación de la carencia de ofertas con el mal servicio al público. Aún para obtener productos racionados es necesario hacer la cola: en la ‘bodega’ se hace cola para obtener alimentos, en el ‘puesto’ se hace cola para obtener viandas y vegetales, en la farmacia se hace cola para obtener medicamentos, en las tiendas se hacen colas para adquirir ropa, zapatos o productos del hogar, en la calle se hace cola para montar en la ‘guagua’ (Ver) o en un taxi, en las cafeterías y restaurantes se hacen colas para lograr el acceso al lugar. Los turistas extranjeros tienen preferencia en estas colas por sobre los cubanos. La mayoría de las colas son permanentes, físicas, reales, es decir, es necesario estar ‘marcando’ con la presencia física para mantener el derecho al lugar que se ocupa. Otras colas son “latentes”: cuando es necesario marcar durante muchos días la cola se organiza por turnos y guardias; las personas se turnan para ‘cuidar la cola’ durante las 24 horas y evitar que llegue alguien y organice otra cola paralela desconociendo la existente; a una hora predeterminada se produce el ‘pase de lista’: los mencionados deben demostrar su presencia en el pase de lista para evitar ser borrados, los ausentes pierden su derecho al puesto en la cola; varias horas antes de comenzar a funcionar lo que ha motivado la cola todos van ocupando sus puestos y la cola se convierte en real y permanente, avanzando según el ritmo de la venta o el servicio de que se trate. El tercer tipo de cola es la que podría llamarse “virtual”: después de marcar en una cola real para obtener un servicio, por ejemplo, tapicería y reparación de muebles, se elabora una lista por la institución que ofrece el servicio, y las personas se retiran a sus casas a esperar que dentro de varios días, semanas o meses, o nunca, se les avise de que recibirán el servicio que han solicitado.


Anonymou
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: DICCIONARIO DEL CASTRISMO COTIDIANO

Mensaje por Anonymou el Jue Mayo 10, 2007 2:42 pm

Cola de los parados: Lenguaje popular aplicado a las colas de espera de los ómnibus de la ciudad en la cabecera de los itinerarios: la cola regular la forman quienes intentan viajar sentados, que suben primero al ómnibus, mientras la ‘cola de los parados’ solo camina, en teoría, cuando ya no quedan asientos disponibles. En realidad, la cola de los parados comienza a moverse y presionar desde el primer instante, y al primer titubeo en la cola de los sentados comienza a entrar a la guagua, con lo que en muchas ocasiones se consiguen algunos asientos disponibles desde la cola de los parados. Teniendo en cuenta las deficiencias crónicas del transporte urbano de pasajeros en Cuba durante muchos años, una posición avanzada en la cola de los parados ofrece más oportunidades de llegar más temprano que una posición intermedia o trasera en la cola regular.



Columna Juvenil del Centenario: Institución creada a fines de los años sesenta como ‘tarea de choque de la juventud’, destinada fundamentalmente para el corte de caña en las provincias orientales del país y utilizada como alternativa a las UMAP (Ver) y el servicio militar obligatorio (Ver). Era dirigida personalmente por el secretario general de la juventud comunista (Ver) y representaba el ‘espíritu’ de la juventud cubana en esos tiempos de lucha, según la propaganda oficial, cuando se quería que todo el país pensara priorizadamente en la agricultura y la zafra de los 10 millones (Ver) que se aproximaba. En los años setenta fue disuelta sin penas ni glorias.



Comandante en Jefe: Grado militar inventado y autoasignado por Fidel Castro para su uso exclusivo. Generalmente, en todos los países la condición de Comandante en Jefe de las Fuerzas Armadas la ostenta el Jefe de Estado; en el castrismo, Comandante en Jefe no es una condición sino un grado militar otorgado a Castro por él mismo, lo que significa que ostenta con carácter vitalicio el mayor grado militar posible del país, a pesar de su escasa historia combativa personal, aún si no fuera jefe de estado: de 1959 a 1976 fue Comandante en Jefe sin ser formalmente jefe de estado; desde 1976 es oficialmente jefe de estado, pero constitucionalmente el jefe de estado en Cuba es considerado “jefe supremo” de las Fuerzas Armadas, no ‘Comandante en Jefe’. Consiguientemente, aún si otra persona fuera un día designada jefe de estado no podría considerarse Comandante en Jefe, porque este es un título reservado para uso exclusivo del propio Comandante en Jefe.



Combate: Acción militar que será más o menos destacada por el castrismo en dependencia de los intereses gubernamentales. Las pocas escaramuzas guerrilleras en la que el Comandante en Jefe (Ver) tuvo alguna lejana y protegida participación se destacan como grandes e ‘históricos’ combates; los combates donde se obtuvieron victorias se detallan, explican y estudian, y sus aniversarios (Ver) se celebran cada año. De los combates potenciales, que nunca se realizaron, se cuentan leyendas que nadie puede verificar. Simultáneamente, los combates que fueron dirigidos por jefes militares que posteriormente cayeron en crisis (Ver) con el Comandante en Jefe son minimizados en la historia, o no se mencionan, o se adultera la información para ignorar a quienes deben ser ignorados según los intereses del castrismo. De igual forma, los combates o parodias de combates donde los resultados fueron desastrosos para el Comandante en Jefe no se mencionan nunca más.



Combatiente: Originalmente, miembro de las Fuerzas Armadas aunque no estuviera en combates. Posteriormente, el calificativo se amplió a las milicias (Ver); después a cada evento donde se quisiera destacar una importancia o trascendencia: la Federación de Mujeres (Ver) inventó el título de ‘madres combatientes por la educación’ para las personas que apoyaban el trabajo en las escuelas, la prensa creó los ‘combatientes de los cascos blancos’ para referirse a las personas vinculadas al trabajo de la construcción, y el gobierno designó ‘combatientes internacionalistas’ a todos los que participaban en misiones militares en el extranjero. El término combatiente no necesariamente se refiere a alguien que haya estado o esté en combates.



Combatir al enemigo: Consigna oficial del castrismo, ‘combatir al enemigo’ se aplica para cualquier cosa: combatir puede significar combates armados, declaraciones y discursos, desfiles, manifestaciones públicas, recogida de escombros, limpieza de calles, mientras ‘enemigo’ (Ver) es un concepto tan abstracto que se utiliza para lo que haga falta: forman parte del enemigo el gobierno de Estados Unidos, sus Fuerzas Armadas, sus órganos de inteligencia, así como la burguesía (Ver) internacional, el imperialismo (Ver), los contrarrevolucionarios (Ver), desafectos (Ver), disidentes (Ver) y sus aliados, simpatizantes o simplemente cualquiera que sea considerado enemigo en un momento. Combatir al enemigo puede ser una movilización (Ver) militar, una operación represiva contra la disidencia, un registro de vivienda sin orden judicial, la detención de personas, los interrogatorios prolongados o el mantenimiento en prisión sin celebrar juicio.



Combinado del Este: Prisión central para varones ubicada al este de La Habana, construida desde la década de los 70, alberga miles de presos comunes y prisioneros de conciencia en condiciones extremadamente precarias. Como el castrismo no reconoce presos políticos (Ver) sino ‘reclusos contrarrevolucionarios’ (Ver), mezcla los prisioneros de conciencia con los presos comunes en el Combinado del Este con el objetivo de quebrarlos moralmente. El incremento de la represión y el auge de la delincuencia en el país han provocado por mucho tiempo la superpoblación del penal, lo cual convierte en más precarias cada día las condiciones de permanencia. Cuba ostenta bajo el castrismo el dudoso privilegio de contar con las mayores proporciones de población penal por miles de habitantes en América Latina.



Comercialización: Palabra del lenguaje económico castrista para referirse a la compra-venta de mercancías en las empresas estatales. Como en los años sesenta se desarrolló una absurda teoría antieconómica fundada en las enseñanzas y ‘el espíritu del Che’ (Ver), eliminando los controles económicos, la contabilidad y la estadística, las ventas comenzaron a llamarse “entregas”, pues no se admitía la existencia de compra-venta entre instituciones estatales. Después de la debacle de la zafra de los 10 millones (Ver) y sus fundamentos teóricos, fue necesario comenzar a aceptar (aún de mala gana) la existencia de relaciones mercantiles en la economía, se introdujo el concepto de ‘comercialización’ y se crearon los departamentos de comercialización en las empresas.



Comercio desigual: Concepto técnico de la economía de amplia utilización en organismos internacionales; en el castrismo ‘comercio desigual’ se utiliza por la propaganda (Ver) oficial para referirse a las relaciones comerciales internacionales que se desarrollan habitualmente, porque se afirma que cuando los países de más desarrollo comercian con los menos desarrollados están estableciendo relaciones de intercambio desigual. Para la propaganda oficial, el comercio castrista con la Unión Soviética y Europa oriental era considerado ‘comercio justo’ (Ver) porque el bloque soviético subsidiaba la economía cubana.



Comercio justo: Definición gubernamental castrista para referirse a las relaciones comerciales con la Unión Soviética y Europa oriental que se basaban en el subsidio (Ver) de la economía cubana en nombre del ‘internacionalismo proletario’ (Ver). El ‘comercio justo’ pagaba el azúcar a Cuba alrededor de 5 veces más que el precio del mercado mundial, y vendía el petróleo a 1/3 del precio del mercado mundial, re-escalonaba constantemente las deudas hasta condonarlas, y entregaba todo el armamento y material de consumo de las Fuerzas Armadas gratuitamente. En 1991, con la disolución de la Unión Soviética y la desaparición de los subsidios, la economía cubana entró en un período de crisis crónica de la cual no ha podido recuperarse jamás; coincidentemente, en ese mismo tiempo Castro arreció la ofensiva de culpar al ‘criminal bloqueo de Estados Unidos’ (Ver) de todas las desgracias de la economía cubana.


Anonymou
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: DICCIONARIO DEL CASTRISMO COTIDIANO

Mensaje por Anonymou el Jue Mayo 10, 2007 2:42 pm

Comisión: Grupo de personas creado para analizar o resolver determinado problema; las ‘comisiones’ proliferan en el castrismo en todas partes y a todas horas. La falta de definiciones administrativas y la no asignación de autoridad (Ver) real a los funcionarios hacen imperiosa la necesidad de las ‘comisiones’ para que todos digan y escuchen algo y, sobre todo, para diluir la responsabilidad cuando se presentan los problemas. En el ‘trabajo político’ (Ver) las comisiones se crean para coordinar el trabajo del Partido (Ver) con las organizaciones de masas (Ver). Desde hace mucho tiempo se estableció una directiva que ordena que en toda comisión que participe el Partido será el Partido quien presida la comisión, independientemente del asunto de que se trate.



Comisión de embullo: Grupo de personas que trabaja en eventos políticos como congresos (Ver), asambleas (Ver) y reuniones (Ver) de todo tipo con el objetivo de darle ‘temperatura’ al evento, por ejemplo, vociferando determinadas consignas a favor del gobierno, organizando manifestaciones ‘espontáneas’ de apoyo a cualquier cosa que se requiera, aplaudiendo y coreando consignas.



Comisión de Energía: Absurda institución burocrática del castrismo creada a mediados de los ochenta con el objetivo de analizar el consumo energético del país y proponer medidas para su optimización. Sin autoridad real, dirigida por burócratas, y con una misión imprecisa e imposible por la falta de autoridad y de recursos, la comisión nacional de energía tenía que debatirse entre la abulia y la ineficiencia, y nunca pudo proponer o recomendar medidas en verdad efectivas y aplicables para la optimización del uso de la energía, así como nunca pudo realizar verdaderos análisis del consumo de energía por falta de la información adecuada.



Comité Central: Organismo de dirección en los Partidos comunistas; teóricamente el comité central es electo por el congreso del Partido (Ver) y dirige el Partido entre congresos, debiendo reunirse periódicamente al menos una vez cada tres meses en un “pleno del comité central” (Ver) donde se trazan directivas sobre los aspectos más importantes de la vida política, económica y social del país. Organismo burocratizado, el comité central se dirige por un ‘secretariado’ (Ver) que supuestamente se reúne semanalmente, y se apoya en “departamentos” compuestos por burócratas encargados de ‘ejercer las tareas de dirección y control’ que corresponden al Partido en su ‘papel rector’ (Ver) de la vida del país. En la práctica, los departamentos que atienden la economía se inmiscuyen constantemente en la labor administrativa y supervisan a Ministros y otros funcionarios. Los departamentos del Partido más mencionados en Cuba son el de “orientación revolucionaria” (Ver) y el de ‘organización’, encargado de las tareas de organización interna del Partido. En los últimos años, las reuniones del Comité Central del Partido son cada vez más escasas y distantes.



Comité de base: Agrupación de base de la Juventud Comunista (Ver), se crea en las escuelas y centros de trabajo donde existen militantes de la juventud, con funciones muy similares a las de los núcleos del Partido (Ver), pues estos militantes de la juventud se definen como las canteras (Ver) del Partido. En realidad, como mismo hacen los núcleos del Partido, los comités de base supervisan la actividad de los jóvenes, elaboran directivas y ejercen una función de control sobre el resto de los jóvenes de los centros de trabajo y las escuelas.



Comité de dirección: Organismo de dirección de nivel medio de la Juventud Comunista (Ver), se crea en las grandes escuelas o centros de trabajo donde existen diversos comités de base (Ver) para coordinar su trabajo; constituyen un eslabón intermedio entre el comité de base y los órganos municipales de la organización.



Comité de zona: Organismo de dirección intermedia de los CDR (Ver), el comité de zona agrupa unos 15 ó 20 CDR para coordinar el trabajo. Como a pesar de la propaganda y el constante ajetreo la única función real de los CDR es la ‘vigilancia revolucionaria’ (Ver), es en el comité de zona donde se coordinan las actividades de vigilancia y donde se realizan los contactos con ‘la seguridad’ (Ver) en todos los asuntos relacionados con las personas que viven en el área que abarca ese comité de zona.



Comité Ejecutivo del Consejo de Ministros: Especie de secretariado del consejo de Ministros castrista, formado por el presidente del consejo de Ministros, que es el Comandante en Jefe (Ver), varios vicepresidentes del consejo de Ministros y un secretario. Cada vicepresidente del consejo de Ministros, llamado también viceprimer Ministro, dirige varios Ministerios subordinados: por ejemplo, un viceprimer Ministro dirige a los Ministerios de transporte y comunicaciones, otro a los Ministerios de educación y educación superior. Algunos Ministerios son atendidos directamente por el Comandante en Jefe: los de las Fuerzas Armadas y del Interior por su trascendencia en el mantenimiento del poder, el de cultura por la sensibilidad de las relaciones con los intelectuales, y el de salud pública por la predilección que siente el Comandante en Jefe por un sector de la vida nacional donde, según él mismo declara, el pueblo agradece enormemente lo que se hace por su bienestar. En la vida práctica, con el funcionamiento del comité ejecutivo del consejo de Ministros, el consejo de Ministros se reúne muy pocas veces, y los Ministros quedan limitados al viceprimer Ministro correspondiente, y pasan semanas o meses sin poder despachar con el presidente del consejo de Ministros, que es precisamente el Comandante en Jefe.



Comité Estatal de Precios: Absurda institución burocrática de los gobiernos comunistas incluido el castrista, es un Ministerio encargado de analizar y establecer los precios de TODOS los productos y servicios que se venden en el país, tanto para empresas estatales como para cooperativas y particulares. El comité estatal de precios debía establecer todos los precios uniformemente y para todo el país mediante directivas. Una de sus primeras directivas en los años ochenta fue el intento de reglamentar los precios de los panes con croqueta, producto de gran demanda en la calle por la situación de escasez alimenticia. Elaborando variantes para enfrentar la inestabilidad de los abastecimientos, las directivas establecían el precio del pan con croqueta si era pan ‘suave’, de ‘bocaditos’ o el más común, si tenía puré de tomate o no, o algún sustituto, cebolla o no, o algún sustituto y así hasta la locura: casi 100 combinaciones de precios para sencillos panes con croquetas que entonces costaban alrededor de 20 centavos. Como es natural nadie entendió la directiva, que no fue cumplida en absoluto. La gestión de este comité estatal terminó con más penas que gloria cuando el castrismo lo disolvió en medio de los ‘cambios económicos’ de los noventa, lo que algunos repiten continuamente como si lo creyeran.



Comité Militar: Organismo municipal de las Fuerzas Armadas encargado del registro y control de las personas en edad militar (varones desde los 16 años) con el objetivo de organizar los reclutamientos del servicio militar obligatorio (Ver) y las ‘unidades de reservistas’ (Ver) que se movilizan para completar las unidades regulares. Las citaciones del Comité Militar son inapelables, y las personas citadas al Comité Militar pueden terminar ese día reclutados para el servicio militar obligatorio, integrados a una unidad militar, o embarcados al exterior en cumplimiento de una ‘misión internacionalista’ (Ver). Cuando cualquier persona en edad militar se muda, o un militar se desmoviliza, está obligado por ley a presentarse en el Comité Militar correspondiente y llenar los formularios establecidos. La asignación de puestos de trabajo o escalafones escolares requiere obligatoriamente la presentación de los documentos del Comité Militar.



Compañero: Categoría oficial utilizada por el castrismo para dirigirse a las personas, en sustitución de la palabra ‘camarada’ (Ver) utilizada en el bloque soviético. ‘Compañera, por favor, dígame que hora es’, o ‘arriba compañeros, vamos a organizar la cola a ver si terminamos mas rápido’, o ‘los compañeros que están allá al fondo que se acerquen un poco más para que puedan oír al compañero del Partido (Ver) que va a dirigirnos la palabra’. El uso de “compañero” exime la necesidad de utilizar palabras ‘burguesas’ como señor, señora, don, doña, caballero.


Anonymou
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: DICCIONARIO DEL CASTRISMO COTIDIANO

Mensaje por Anonymou el Jue Mayo 10, 2007 2:42 pm

Complejo agroindustrial: Nombre asignado en los años ochenta a las empresas estatales organizadas en los centrales azucareros, que unían en la misma administración las actividades agrícolas de producción de caña de azúcar y las actividades industriales de producción azucarera. Aunque esta era la característica tradicional de la producción azucarera cubana durante muchos años, al triunfo del castrismo las actividades quedaron separadas, subordinándose la producción cañera a la institución que dirigía la agricultura, conocida como INRA (Instituto Nacional de Reforma Agraria), y la producción azucarera al Ministerio del Azúcar, creado en los años sesenta. La creación de los complejos agroindustriales en los años ochenta fue anunciada como una novedosa y radical transformación organizativa de la economía castrista, pero lo cierto es que nunca, en ningún momento y bajo ninguna circunstancia, a pesar de la priorización (Ver) del sector y la participación personal del Comandante en Jefe (Ver) y el Partido (Ver) en el control de la actividad, la producción azucarera castrista ha logrado los volúmenes de producción ni los niveles organizativos y de eficiencia existentes en el sector azucarero antes del triunfo de la revolución (Ver).



Comunidad: Abreviado de “comunidad cubana en el exterior”, es el nombre que utilizó en 1979 el gobierno castrista para referirse a los cientos de miles de cubanos que residían fuera de Cuba por situaciones políticas, y que hasta ese momento habían sido definidos como ‘gusanos’ (Ver) y ‘apátridas’ (Ver). Cuando la necesidad de dólares en otra de las continuas crisis económicas llevó al Comandante en Jefe (Ver) en 1979 a permitir visitar su país de nacimiento a cientos de miles de cubanos considerados apátridas, resultaría improcedente llamarle gusanos a quienes vendrían a visitar a sus familias gastando dólares que engrosarían las arcas del castrismo, así que la propaganda oficial creó el concepto de ‘comunidad cubana en el exterior’ que el lenguaje popular fue convirtiendo en ‘la comunidad’ y ‘los comunitarios’. Decía el chiste popular de entonces que los visitantes eran ‘mariposas’, que la metamorfosis se había producido de gusanos a mariposas.



Comunismo científico: Una de las ‘tres partes integrantes del marxismo-leninismo’, junto a la filosofía (Ver) y la economía política (Ver), pretendía ser la sociología general en la teoría fundamentalista que justificara toda la barbarie y destrucción que el comunismo ha significado para los pueblos donde se ha establecido. El calificativo de científico era imprescindible para argumentar que todo lo que se realiza tiene una fundamentación científica y que, por lo tanto, tiene que dar resultados positivos más tarde o más temprano. En las universidades se creó la carrera de comunismo científico y se otorgaban títulos de Licenciado en comunismo científico.



Conciencia: Categoría fundamental de la filosofía marxista (Ver), el término en el castrismo se vincula más al concepto religioso y se considera como una actitud (Ver) ante la revolución (Ver), donde la conciencia obliga al hombre a actuar en ‘el espíritu del Che’ (Ver), a favor de la revolución y de las causas justas y rechazar al ‘enemigo’ (Ver); la conciencia lleva al hombre a trabajar más y más sin exigir nada a cambio en aras de construir un ‘futuro luminoso’ (Ver) que habrá de llegar algún día bajo la dirección del Comandante en Jefe (Ver), y se opone al vulgar ‘materialismo’ capitalista y las ansias de bienestar y enriquecimiento. En uno de sus muchos desatinos conceptuales, Raúl Castro proclamó a voz en cuello (como es habitual) hace casi tres décadas: “no vamos a crear conciencia con la riqueza, sino riqueza con la conciencia”. Hasta hoy, esa conciencia tan necesaria al castrismo no se ha logrado materializar, y mucho menos la proclamada riqueza, lo que no impide que el concepto se siga repitiendo día a día hasta el absurdo.



Concientizar: ‘Aporte’ gramatical castrista al idioma, concientizar significa ‘crear conciencia’ (Ver), es decir, educar a las personas en la ideología castrista para que respondan a los intereses del gobierno, repetir y repetir la misma idea una y otra vez hasta que la persona logre ‘interiorizarla’ (Ver), hacerla suya y actuar en consecuencia (Ver), es decir, como el castrismo desea. Es uno de los objetivos de la Batalla de Ideas (Ver).



Conclusiones: Palabras finales de una reunión (Ver), discurso que se pronuncia para clausurar determinado evento, y donde se supone que se resumen los aspectos fundamentales que han sido tratados y se definen pautas a seguir. En cada reunión o evento es necesario hacer las conclusiones, a veces simplemente repitiendo lo que ya se sabe, a veces trazando pautas que no tienen nada que ver con lo analizado y acordado. Las conclusiones las realiza la persona de más autoridad entre los presentes, lo que indica que como regla general el Comandante en Jefe (Ver) dice la última palabra.



Condecoración: Reconocimiento de carácter público por una labor realizada. El castrismo siente debilidad por las condecoraciones y premiaciones simbólicas que no impliquen premios materiales, y es habitual ver a los altos funcionarios (Ver) condecorarse unos a otros. Así, los CDR (Ver) condecoran a la Federación (Ver) por su contribución a la vigilancia revolucionaria, la Federación condecora a los sindicatos (Ver) por su contribución a la liberación de la mujer (Ver) y los sindicatos condecoran a los CDR por su contribución a la vigilancia revolucionaria (Ver) en los centros de trabajo, y así se cierra el circuito y todos quedan condecorados.



Condiciones de vida: Concepto de la economía y la sociología que refleja las características materiales de la vida de las personas, vinculado a la alimentación, vivienda, salud, esparcimiento, vida espiritual y otros factores. En la propaganda (Ver) oficial castrista se repite que las condiciones de vida precastristas eran extremadamente difíciles, condiciones infrahumanas (Ver) que el castrismo superó para siempre con la transformación revolucionaria. En realidad, las condiciones de vida de la población cubana bajo el castrismo no fueron nunca la panacea que la propaganda pretende, y mucho menos en tiempos del ‘período especial’ (Ver). Sin entrar en detalles estadísticos, el área de vivienda en buen estado por habitante, las frecuencias de viajes de ómnibus urbanos, o los percápitas de consumo de carne o disponibilidad de teléfonos dejan mucho que desear en la comparación con las realidades cubanas precastristas, por no hablar de los costos emocionales de la población para sobrevivir la situación.



Condiciones infrahumanas: Frase oficial castrista para referirse a condiciones de vida (Ver) que se quieren destacar como muy lamentables, sea porque se refieren a un país capitalista, la Cuba precastrista o a algún gobierno que no se considera amigo. Cuando las mismas condiciones se presentan en la Cuba castrista se habla de “dificultades que no son eternas” o “provocadas por el bloqueo” (Ver).



Condiciones objetivas y subjetivas: Traído por los pelos de la filosofía (Ver) marxista, el concepto se utilizó por el castrismo desde los años sesenta en el lenguaje referido a política internacional, a partir de la llamada Segunda Declaración de La Habana, definiendo como ‘condiciones objetivas’ para la revolución en América Latina, entre otras, el hambre, la miseria, el analfabetismo, la represión y la explotación, mientras que las ‘condiciones subjetivas’ eran los movimientos revolucionarios organizados, los líderes y la disposición a desarrollar la lucha armada. Según la teoría, como las ‘condiciones objetivas’ estaban dadas, era obligación de los revolucionarios ‘hacer la revolución’, creando las condiciones subjetivas donde no las hubiera. Este fue el sustrato teórico del fracasado movimiento guerrillero de Che Guevara en Bolivia y las tesis del ‘foco guerrillero’, el entrenamiento y financiamiento de grupos subversivos, y la participación de personal militar cubano en esos movimientos en América Latina, todas sin excepción destinadas a fracasar.



Conducta impropia: Toda conducta que no pueda enmarcarse en la ‘ética’ revolucionaria, sin que nadie haya nunca podido definir en que consiste esta ‘ética’, por tanto, siempre queda a consideración e interpretación de quien evalúa la conducta y del ambiente nacional en el momento de evaluarse. El pelo demasiado largo en los hombres o la afición por la música rock fueron considerados como inconvenientes en los años sesenta. Curiosamente, las faldas demasiado cortas en las mujeres nunca han sido atención de la vigilancia partidista. Las conductas impropias pueden ser consideradas de tipo pequeñoburguesa (Ver) o simplemente como contravenciones o delitos, y tratadas en consecuencia.



Conducta pequeñoburguesa: Conducta inaceptable dentro de los cánones y la ‘ética’ gubernamental castrista sin que constituya una contravención o delito castigados por el código penal, por ejemplo, expresar demasiado entusiasmo hablando de la tecnología estadounidense, discutir demasiado con un dirigente (Ver) del Partido (Ver) o la juventud (Ver) en el trabajo, manifestar abiertamente que no se siente ningún entusiasmo por participar en un desfile absurdo, considerar más importante ver un juego de beisbol que un círculo de estudios (Ver), o querer leer un libro cuando el sindicato (Ver) ‘orienta’ (Ver) jugar beisbol.



Confiabilidad: Grado de confianza política que ‘merece’ una persona teniendo en cuenta su ‘trayectoria’ (Ver) y su actitud (Ver). Para ser enviado a cortar caña se necesita confiabilidad mínima, para participar en determinada ‘actividad’ (Ver) se requiere más confiabilidad, para ser autorizado a viajar al extranjero mucha más. Aunque el Partido (Ver) y la juventud (Ver) influyen en la determinación del grado de confiabilidad de las personas en los asuntos de menor importancia, son los órganos de la ‘seguridad’ (Ver) quienes dicen la última palabra en la determinación de grados de confiabilidad en los asuntos realmente importantes.



Confianza: Confianza ‘política’, es decir, hasta donde la revolución (Ver) y el Partido (Ver) pueden considerar a una persona capaz de cumplir las tareas que se le encomienden de manera abnegada, discreta y sin pensar demasiado, hasta donde es el grado de ‘confiabilidad’ (Ver) de la persona.



Conflictivo: Individuo que sin realizar acciones consideradas como delitos mantiene actitudes que crean conflicto a las políticas oficiales. Si el núcleo del Partido (Ver) considera como un ‘problema político’ ganarle un juego de beisbol al equipo amateur de Estados Unidos y alguien pregunta qué tiene que ver un juego de pelota con un problema político, ese alguien es un ‘tipo conflictivo’. Si la juventud (Ver) le dice a un joven que tiene el pelo demasiado largo y el joven responde que de ese mismo largo lo tenían Marx y Engels y los patriotas que iniciaron la Guerra de los Diez Años por la independencia de Cuba, ese joven es ‘conflictivo’. Si un trabajador pregunta que sentido tiene realizar un desfile municipal, uno provincial y uno nacional con consignas de aumentar la producción en vez de estar produciendo, ese trabajador es un ‘tipo conflictivo’.



Congelar: Inmovilizar, detener la distribución o utilización de productos. Palabra del léxico castrista para referirse a la orden de no distribuir o no continuar utilizando determinado producto, sea porque comenzará a escasear, porque se recibe la ‘orientación’ (Ver) de hacerlo o porque el dirigente (Ver) correspondiente quiere establecer márgenes de reserva con los cuales poder contar. Cuando se ordena congelar algo ya no puede ser utilizado más, o no puede seguirse distribuyendo como se venía haciendo.



Congreso: Reunión suprema de las organizaciones en la sociedad comunista, el congreso del Partido (Ver) se define por el castrismo como “la reunión más importante que se celebra en el país”. También celebran congresos la juventud comunista (Ver), los sindicatos (Ver), la Federación de mujeres (Ver), los CDR (Ver) y cuanta organización se considere necesario que debe realizar un congreso. Los congresos se celebran cada 5 años, pasan balance del trabajo realizado, elaboran planes (que no se cumplen) para los próximos 5 años y eligen a los dirigentes (Ver) de la organización. Todos los congresos realizados por el Partido en el castrismo desde 1975 (el último en 1997) han elegido al Comandante en Jefe (Ver) ‘unánimemente y por aclamación’ como máximo dirigente. El 'Máximo Líder' (Ver) es, además, delegado ‘de honor’, o ‘presidente honorario’, o ambas cosas a la vez, de cuanto congreso se celebra en el país, y por regla general hace un discurso de conclusiones (Ver) en cada congreso de las organizaciones de masas (Ver), además del que le corresponde en el Partido Comunista.


Anonymou
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: DICCIONARIO DEL CASTRISMO COTIDIANO

Mensaje por Anonymou el Jue Mayo 10, 2007 2:43 pm

Consagración: Otra palabra más tomada por el castrismo del léxico religioso, consagración se define por el gobierno como entregarse en cuerpo y alma al trabajo y las tareas de la revolución (Ver), trabajar jornadas excesivas cada día, cumplir con prontitud y sin chistar las tareas que sean recibidas, estar dispuesto a realizar cualquier tarea de la revolución (Ver), y renunciar a la vida familiar, reclamaciones, solicitudes de salario o recursos materiales, todo en función de la conciencia (Ver) de la persona y su disposición a luchar incansablemente por el futuro luminoso (Ver), bajo la sabia dirección (Ver) del Comandante en Jefe (Ver).



Consejo de Dirección: Reunión del equipo de dirección de un Ministerio o empresa, donde participan el Ministro o director de empresa, los viceministros o subdirectores, algunos dirigentes (Ver) relevantes de la institución, el Partido (Ver), la juventud (Ver) y los sindicatos (Ver), para analizar problemas de la institución y “recomendar” decisiones, pues sus reuniones tienen sólo carácter deliberativo, quedando las decisiones como facultad del Ministro o director en cuestión. De esta manera se desarrolla la ‘dirección colectiva’ de la institución.



Consejo de Estado: Según la ley constitucional castrista, el Consejo de Estado es un órgano de dirección colegiado, aprobado por la Asamblea Nacional (Ver) a propuesta del Presidente del Consejo de Estado, ‘electo’ por la Asamblea Nacional. El Consejo de Estado, su Presidente, vicepresidentes, secretario y miembros, actúan en nombre de la Asamblea cuando ésta no está reunida, y deben discutir los asuntos más relevantes del estado y el gobierno y adoptar decisiones colectivas para la conducción de los mismos. En la vida práctica de casi 30 años de consejo de estado, ningún miembro propuesto por el Comandante en Jefe (Ver) ha recibido de la asamblea votos contra su elección, y ningún miembro del consejo de estado ha emitido nunca y en ninguna situación un voto en contra del criterio del 'Máximo Líder' (Ver), por lo que el supuesto carácter colegiado de sus decisiones y su elegibilidad por la Asamblea no son más que formulaciones retóricas en la ley.



Consolidado: Nombre surgido en los años sesenta de la organización industrial con que Che Guevara pretendió administrar la industria nacionalizada por el castrismo; la empresa consolidada fue una organización vertical que centralizaba las actividades de cada rama y sector económico del país desde la administración central hasta las más modestas actividades en las provincias y municipios. Existieron muchas empresas consolidadas, encargadas de la producción de azúcar, zapatos, jabonería y perfumería, papel, y existía una prácticamente en cada rama de la industria. Pocos años después la impracticabilidad de este sistema organizativo le fue haciendo desaparecer sin penas ni glorias, pero la palabra ha quedado en la población, que la utiliza para referirse a determinadas actividades de servicios que el estado monopoliza y controla, como reparaciones de calzado o de televisores, que la población identifica como el consolidado de los zapatos o el consolidado de los televisores.



Constitución: Ley suprema o ‘ley de leyes’ de un país, que establece el orden constitucional y los criterios de legalidad para ese país. La constitución de 1940 en Cuba fue una de las más avanzadas de su tiempo y aún hoy es significativa su precisión y claridad como fundamento institucional del país: fue modificada en la dictadura precastrista y “restablecida” temporalmente en 1959, pero sufrió tantas violaciones y modificaciones que era papel mojado. En 1976 se puso en vigor la “Constitución socialista” actual, modificada en 1992, diseñada en función de los intereses y necesidades del castrismo, con artículos tan abyectos como el que proclamaba la “eterna amistad y solidaridad con la Unión Soviética”, tan antidemocráticos como el que define al Partido Comunista como “órgano supremo” rector de la sociedad cubana, tan cínicos como reconocer el derecho a la libertad de expresión si no se utiliza para “atacar” a la revolución (Ver), y tan inútiles como establecer la obligación de los funcionarios a responder a las quejas y demandas de la población.





Construcción del Partido: Proceso de incorporación de nuevos militantes (Ver) y aspirantes (Ver) a las filas del Partido Comunista (Ver), definido como una ‘ciencia’ por los teóricos del comunismo soviético. Como asociación cerrada y elitista, aunque el proceso parte de propuestas de personas ‘ejemplares’ realizadas en asambleas, es el Partido quien decide y acepta a sus militantes y aspirantes sin tener que dar cuentas a nadie por ello. Como regla, el Partido exige que el ingreso de profesionales, intelectuales y campesinos sea un porciento menor que los ingresos de obreros, ‘para mantener el espíritu proletario’. La tarea de dirigir la construcción del Partido se asigna a su departamento de organización, la institución más burocrática dentro del ya burocratizado Partido Comunista.



Contabilidad confiable: Barbarismo del lenguaje castrista para referirse a la contabilidad que tiene menos probabilidades de ser falsa o errónea. Como la contabilidad, la estadística y los estudios de estas materias se eliminaron a fines de los años sesenta en medio de la ‘Ofensiva Revolucionaria’ (Ver), y los contadores fueron enviados a otras tareas sin importancia o alejados de la actividad, la teoría, la experiencia y los profesionales se perdieron, sustituyéndose en los setenta por un sistema contable copiado de la Unión Soviética y aplicado con ‘características peculiares’ (Ver) ‘aprendiendo de los errores de los demás’ (Ver). Como resultado, se desarrolló un sistema de contabilidad y estadísticas que dice sólo lo que se quiere que se diga y sin valor práctico ninguno. Las más elementales inspecciones demostraron que un gran porciento de la información contable era incompleta, inventada, tergiversada, distorsionada o, simplemente, falsa, y así surgieron las absurdas categorías de ‘contabilidad confiable’ y ‘contabilidad no confiable’, como si el galimatías pudiera resolver la carencia de contabilidad.



Contaminación ambiental: En la propaganda (Ver) castrista vinculada a la actividad internacional, es el daño que el imperialismo crea a la naturaleza y la humanidad en su afán desmedido de obtener riquezas, mientras los países del campo socialista (Ver) producían científicamente sin contaminar el ambiente. El hecho de que la bahía de La Habana se haya convertido bajo el castrismo en una de las más contaminadas del mundo, y que el río Almendares sea desde hace tiempo un vertedero de desechos que aniquiló toda la fauna fluvial y las bellezas naturales que le rodeaban no tiene la más mínima importancia para la propaganda oficial, que no menciona estos hechos. Por extensión, en la Batalla de Ideas (Ver) se hace referencia a la ‘contaminación ideológica’ que sufren las personas expuestas a las ideas ‘imperialistas’ (Ver) y del ‘enemigo’ (Ver).



Contenido de trabajo: Definición oficial de las actividades que hay que realizar en un puesto de trabajo determinado. Definir estas actividades es algo lógico y necesario en cualquier actividad en cualquier parte del mundo, pero en el régimen castrista estas definiciones corresponden centralizadamente al Comité estatal (Ministerio) del Trabajo, que debe aprobarlas, por lo cual un burócrata en La Habana debe decidir si tal actividad debe o no ser llevada a cabo por una persona que ocupa un puesto de auxiliar de tornero en un taller situado a mil kilómetros de distancia.



Contingente: Grupo de trabajadores inventado por el Comandante en Jefe (Ver) como contrapartida a las formas tradicionales de organización laboral para sustentar la teoría de que los hombres con ‘conciencia’ (Ver) son mucho más productivos y eficientes. A pesar del escándalo propagandístico, los contingentes pagaban mayores salarios que los trabajos normales, recibían mejor alimentación y muchos más recursos ‘priorizados’ (Ver) y tenían a su disposición, aunque enmascaradamente en otras dependencias, personal encargado de la contabilidad (Ver), las estadísticas (Ver) y el trabajo de oficinas.



Contrarrevolucionario: El más grave de los epítetos que puede lanzarse contra una persona, obra o acción bajo el castrismo: se define como contrarrevolucionario todo aquello que se oponga o se enfrente a la política trazada por el Comandante en Jefe (Ver), el Partido (Ver) y la Revolución (Ver), las tres consideradas como una misma y única cosa, desde una acción armada antigubernamental hasta comentarios, opiniones, obras del arte y la literatura, o cualquier comportamiento. Como el código penal no tipifica la contrarrevolución en específico, los acusados de contrarrevolucionarios son procesados bajo acusaciones de sedición, terrorismo (Ver), rebelión, propaganda enemiga (Ver), diversionismo (Ver) ideológico y otros delitos que se califican como delitos contra la Seguridad del Estado. Las obras de arte y literatura calificadas de contrarrevolucionarias se prohíben y se retiran de la circulación, y sus autores son sutil o violentamente reprimidos de acuerdo a las circunstancias, mediante los tribunales o a través de mítines de repudio (Ver) y otras acciones violentas de la ‘población indignada’ (Ver). Las acciones o expresión de opiniones que se consideran contrarrevolucionarias según el criterio y la definición que queda en manos del Partido y la seguridad (Ver), se reprimen violentamente o a través de mecanismos sutiles, pero sin dejar dudas de que no hay espacio posible para lo que se considere como contrarrevolucionario, que en definitiva puede ser cualquier cosa que el castrismo considere que es contrario a sus intereses.



Control y ayuda: Visita masiva que los funcionarios de órganos superiores realizan a los funcionarios de órganos subordinados para controlar el trabajo y ‘ayudarles’ a superar las dificultades. Importada de las Fuerzas Armadas a la vida civil, la visita de control y ayuda exige a los visitados trabajo extraordinario para limpiar la casa y esconder el polvo bajo la alfombra, realizando en pocos días lo que no se hace durante meses, y funciona como pretexto para viajar a provincias y, al menos durante algunos días, dormir con mejores condiciones materiales y disfrutar de mejor alimentación. En muchas ocasiones el costo de la visita es muy superior a la eficiencia que se logra con la ‘ayuda’. De acuerdo al ambiente nacional, las visitas de control y ayuda son más austeras o terminan en gigantescas actividades (Ver) con abundante comida y bebida para celebrar los resultados, cualquiera que estos sean.



Convoyado: De ‘convoy’, se utiliza popularmente para definir a productos de alta necesidad que el castrismo vende obligatoriamente junto a otros productos de escasa demanda para poder reducir los inventarios; por ejemplo, dos pastillas de jabón de baño de alta necesidad para la población se pueden vender en un mismo paquete ‘convoyado’ con una pieza para reparar ventiladores plásticos que nadie tiene, pero como en algún momento un burócrata compró miles de estas piezas es necesario salir de ellas.



Cooperativa: Agrupación empresarial de campesinos (Ver) que unen sus esfuerzos para producir. Teóricamente no son propiedad estatal ni privada, sino propiedad ‘cooperativa’ socialista. En la práctica la independencia es mínima y la remuneración se establece como si fueran empleados, pues las cooperativas socialistas se organizan según las normas definidas por Lenin para la ‘transformación socialista de la agricultura’.



Cordón de La Habana: Uno de los mayores desastres productivos y ecológicos del castrismo, y del cual el Comandante en Jefe (Ver) es autor, creador y único responsable; el “Cordón de La Habana” fue uno de los tantos proyectos faraónicos castristas: pretendía rodear la ciudad de La Habana de un cordón agrícola altamente productivo que resolviera de una vez por todas los problemas de abastecimientos de la capital. Base fundamental del proyecto del cordón fue la siembra descontrolada de árboles de café en territorio llano, con excesivo sol y tierra inadecuada, más la construcción de un combinado lácteo para procesar 1 millón de litros de leche diarios, y siembra de cítricos, viandas y frutales. Naturalmente, la tierra requerida para el proyecto fue confiscada cada vez que resultó necesario, y la base de la fuerza laboral era el fervor popular y las movilizaciones (Ver) masivas. En menos de tres años el fracaso productivo resultó evidente, el Comandante en Jefe lanzó las responsabilidades sobre otros (como siempre) y no se habló más del Cordón de La Habana.



Corporación: Empresa estatal del castrismo organizada con fachada de empresa privada, dedicada a operaciones que suponen la obtención de divisas; por regla general, están bajo el control del Ministerio del Interior (Ver), de las Fuerzas Armadas o del Consejo de Estado (Ver), lo que equivale a decir, del Comandante en Jefe (Ver). La corporación se inscribe en un paraíso fiscal en cualquier parte del mundo, y se crea una ‘oficina’ en La Habana que actúa como cuartel general de la corporación, pero la inscripción fuera de Cuba es sólo formal, pues el verdadero control está en La Habana. Las corporaciones funcionan al margen del plan de la economía nacional y rinden cuenta de su gestión al Comandante en Jefe, pero no están obligadas a las reglamentaciones y excesos burocráticos del gobierno socialista. Entre las corporaciones más conocidas del castrismo, aunque no las únicas, están GAESA y GAVIOTA, de las Fuerzas Armadas, CIMEX, del Ministerio del Interior, y CUBANACAN, del Consejo de Estado.



Corrupción: Apropiación indebida de recursos por parte de funcionarios que ocupan una posición que les permite recibir esos fondos a cambios de decisiones que favorecen los intereses de los solicitantes. La prensa oficial castrista se hace eco de innumerables casos de corrupción en el extranjero, pero por regla general no menciona ni una sola vez los casos de corrupción en el país, que son generalizados, aunque solo recientemente el Comandante en Jefe (Ver) ha desatado una ofensiva “contra la corrupción”. Por cada caso de corrupción de un dirigente (Ver) de bajo nivel que se sanciona existen no menos de 10 casos que quedan impunes, y mientras mayor el nivel (Ver) de dirección más impune. Solo se ha celebrado un proceso en un sonado caso de corrupción en la década de los ochenta contra un alto funcionario (Ver), entonces encargado de la aviación civil, condenado a veinte años de prisión, y muy recientemente un miembro del Buró Político (Ver) del Partido condenado por “tráfico de influencias”, si que nadie entienda lo que significa, pero el criterio popular sustentaba que estos sancionados no eran ni los únicos ni los más corruptos de los altos funcionarios.


Anonymou
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: DICCIONARIO DEL CASTRISMO COTIDIANO

Mensaje por Anonymou el Jue Mayo 10, 2007 2:43 pm

Creatividad: Proceso del pensamiento que se considera se desarrolla en el hemisferio derecho del cerebro, que rompe los esquemas lógicos de razonamiento generando ideas y propuestas que constituyen innovaciones y formas diferentes de resolver los problemas. Es típico del castrismo apelar a la creatividad de los trabajadores para la solución de los problemas; sin embargo, la creatividad que se desea y se busca es la creatividad para resolver las tareas planteadas por el gobierno y los funcionarios. Tan pronto una propuesta creativa supone cuestionar las bases establecidas por el castrismo o las reglas habituales en la que se mueven los funcionarios, se deja de hablar de creatividad y se señala a la persona como conflictiva (Ver) o se menciona la existencia de un problema político (Ver), y al instante se deja de hacer referencia a la creatividad.



Crédito: En las condiciones castristas el crédito es extremadamente limitado para la población y las empresas. Para la población, sólo en los limitadísimos casos que se obtiene el derecho a comprar un auto, refrigerador o televisor, el banco estatal asigna un crédito que debe pagarse en las condiciones establecidas y al interés establecido (que normalmente el comprador no entiende cuanto es) y debe ser pagado, obligatoriamente, con descuentos del pago del salario. Para las empresas, el crédito es muy limitado y funciona más como formalidad que como un instrumento financiero, debido a la desorganización de los controles económicos y la contabilidad (Ver).



Crisis general del capitalismo: Concepto de la economía política leninista, es el proceso irreversible en que se encontraba la economía capitalista contemporánea en su etapa final de ‘descomposición’, y que debía dar paso al establecimiento de economías socialistas en los países desarrollados. Según esta peregrina teoría, la primera fase de la ‘crisis general’ comenzó con la revolución bolchevique en 1917, la segunda fase con el surgimiento del campo socialista (Ver) en 1945, y la tercera y contemporánea se consideraba como la ‘etapa final de descomposición del capitalismo putrefacto’. No hacen falta comentarios sobre la sustentación de esta teoría y sus resultados prácticos, aunque vale decir que aún en la actualidad el gobierno castrista utiliza el concepto.



Crítica: Herramienta del trabajo del Partido (Ver), es el señalamiento de errores y deficiencias a las personas ‘con el objetivo de que las supere’; su compañera inseparable es la ‘autocrítica’ (Ver). La crítica es, en teoría, universal, y se dirige hacia cualquier persona, pero en la práctica es mordaz contra el subordinado, tierna hacia los del mismo nivel y casi inexistente hacia los superiores, prohibida hacia el Comandante en Jefe (Ver).



Cuadrado: Argot popular, cuadrado es el funcionario excesivamente encasillado en sus obligaciones o criterios, incapaz de interpretar algo con flexibilidad o de tomar una decisión que no se enmarque estrictamente en las reglas establecidas.



Cuadro: Dirigente (Ver), persona que tiene a su cargo una actividad de dirección, en el Partido (Ver) o en el gobierno. Palabra traída del ruso (y a su vez del francés) es el equivalente de lo que en el mundo occidental se denomina ‘ejecutivo’, aunque los franceses por regla general les llaman ‘les cadres’.



Cuadro profesional: Persona que desarrolla una actividad de dirección o de apoyo a la dirección a tiempo completo, es decir, que percibe su salario por realizarla. El Partido (Ver) y las organizaciones de masas (Ver) cuentan con cuadros profesionales, burócratas por regla general incapaces de dedicarse a otra cosa, cuyo trabajo y su salario consisten en hacer funcionar la maquinaria del Partido entre los militantes de a pie, aquellos que deben desarrollar un trabajo como medio de vida y además militan en el Partido, la juventud (Ver) o las organizaciones de masas.



Cuadros probados: Funcionarios del Partido (Ver) y las organizaciones de masas (Ver) que han cumplido anteriormente tareas encomendadas, con un nivel de logro y realización de acuerdo a las normas partidistas, y con un grado de confiabilidad (Ver) que se sobreentiende que han demostrado consistentemente sus habilidades y capacidades, y a los que se les puede asignar tareas más difíciles o ingratas.



Cultura: Instrumento de educación espiritual de la población ‘en los principios de la revolución’ (Ver), por cultura se entiende la actividad creativa que responde a los intereses del castrismo. La literatura o arte que se considera no satisfactoria a los intereses gubernamentales, o los autores cubanos o extranjeros que sostienen posiciones políticas no favorables al castrismo reciben un trato discriminatorio o simplemente son ignorados. Como regla general, el castrismo no exhibe películas que muestren ‘el poderío militar del imperialismo’ o ‘la capacidad de los órganos de seguridad del enemigo (Ver)’, ni se publican autores que no satisfacen los criterios del gobierno. El cubano Guillermo Cabrera Infante o el argentino Jorge Luis Borges nunca fueron publicados en vida por las editoriales del castrismo; muchos destacados autores latinoamericanos reciben tratamiento discriminado y se minimizan en su importancia. Los artistas cubanos exiliados son prohibidos inmediatamente en la radio y TV, se borran de las antologías y registros, y no se mencionan ni se comenta sobre ellos.



CVP: Comité de Vigilancia y Protección, departamento ‘orientado’ (Ver) por el Ministerio del Interior (Ver), encargado de organizar y dirigir la custodia de las propiedades estatales en las instituciones estatales, escuelas, centros de trabajo, hospitales, dependencias del Partido (Ver) y toda propiedad estatal, organizar guardias, establecer los sistemas de vigilancia. Por extensión, la población llama “CVP” a los custodios y personas que trabajan en esos departamentos.

Anonymou
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: DICCIONARIO DEL CASTRISMO COTIDIANO

Mensaje por Anonymou el Jue Mayo 10, 2007 2:43 pm

D



Decadencia: Tendencia al debilitamiento y la autodestrucción que el castrismo atribuye automáticamente a los Estados Unidos y las sociedades capitalistas en general bajo el fundamento teórico comunista de que en el enfrentamiento entre capitalismo y socialismo el capitalismo representa la decadencia. En el plano ideológico la decadencia se atribuye a las sociedades y gobiernos y a todas las formas de manifestación espiritual: cultura, arte, literatura, moral, ética, religión, ciencias sociales. Sin embargo, a pesar de los reclamos sobre la decadencia, el Comandante en Jefe (Ver) personalmente y toda la nomenclatura (Ver) sienten un gusto especial por las manifestaciones de esa ‘decadencia’ como autos, comodidades, equipos de audio, relojes costosos y teléfonos celulares, entre otras cosas.



Dedicación: Acción de dedicarse en cuerpo y alma a las tareas de la revolución (Ver), la dedicación supone poner en primer plano las tareas y consignas del momento, por sobre los intereses personales, la familia y las necesidades, es decir, dejar de ser una persona con intereses específicos y personalidad propia para convertirse en una pieza de la maquinaria gubernamental castrista y sus intereses.



Defensa: Denominación simbólica de las actividades militares, todas las cuales se consideran ‘defensivas’ o de ‘defensa’ aunque se trate de la participación en la guerra de Angola a miles de kilómetros de distancia del país, o el envío de ‘combatientes internacionalistas’ (Ver) a los países latinoamericanos. El calificativo se extiende a las actividades militares en los gobiernos amigos, incluyendo países comunistas, sandinistas y tercermundistas en general. Por el contrario, las actividades militares de Estados Unidos y otros países ‘imperialistas’ (Ver) o ‘enemigos’ (Ver) son consideradas como actos de guerra o agresión (Ver).



Delegado del Poder Popular: Delegado a la Asamblea municipal del Poder Popular (Ver), órgano de poder municipal. Como en la teoría leninista del estado no existe la separación de poderes, la asamblea municipal asume funciones de gobierno y de legislación local. Los delegados son electos entre diferentes candidatos (Ver) en cada circunscripción electoral, y constituyen la asamblea municipal (equivalente a concejales), encargada de designar al presidente del poder popular municipal (el equivalente del Alcalde) y los funcionarios del gobierno municipal. Dada la intromisión del Partido (Ver) en el proceso electoral, y el control del aparato municipal del Partido sobre el gobierno municipal, su independencia es casi nula. Sin embargo, el delegado debe recibir a sus electores para escuchar sus opiniones y reclamaciones y reunirse periódicamente con ellos para rendir cuentas de su gestión, en aburridas asambleas donde los problemas no pueden ser resueltos por falta de autoridad y recursos, pero que se anuncian en la prensa oficial castrista como ejemplos de la verdadera democracia.



Delincuente: Persona que comete delitos, la palabra se utiliza con más énfasis cuando se aplica a personas consideradas contrarrevolucionarias. La legislación castrista no reconoce los presos políticos (Ver) ni los delitos de conciencia, por lo que todos los casos de carácter político son tratados como delincuencia común en los procedimientos judiciales y las sanciones penales.



Delitos contra la economía popular: Tipificación del código penal castrista para reprimir las actividades de negocios por cuenta propia (no estatales) a las que se acusa de tomar recursos del estado para operar, violar reglamentaciones vigentes o participar en ‘enriquecimiento ilícito’ (Ver).



Demanda popular: Palabra de la demagogia castrista que se utiliza cuando se quiere establecer alguna decisión que puede resultar impopular. Determinados militantes (Ver) escriben al libelo ‘Granma’ (Ver) o se manifiestan en una asamblea solicitando algo que se les ha ‘orientado’ (Ver) que deben solicitar, por ejemplo, ser más rigurosos en la lucha contra los delincuentes (Ver) o establecer controles más estrictos para que los salarios no sean elevados ‘injustificadamente’. Entonces el gobierno toma la decisión y establece determinadas reglamentaciones respondiendo a la ‘demanda popular’ en ese sentido.



Democión: Traslado de un cuadro (Ver) a una responsabilidad de menor importancia o sin ninguna responsabilidad por un mal trabajo realizado de acuerdo a los estándares considerados adecuados por el gobierno o el Partido (Ver). El lenguaje popular define al cuadro demovido como ‘tronado’ (Ver).



Democracia: Contenido y forma del gobierno castrista según la propaganda oficial, considerado como una ‘nueva forma’ de democracia más justa, completa y cabal, aunque no se celebren elecciones, se reprima la disidencia y se conculquen todos los derechos a la libre expresión, información o movimiento de las personas. Consecuentemente, la verdadera democracia representativa con su separación de poderes, multipartidismo, elecciones libres y derechos inalienables de los ciudadanos se considera como una ‘farsa’, ‘espejismo’ o “multiporquería”.



Denuncia: Cualquier acusación que el gobierno castrista presente sobre cualquier cosa en organismos internacionales contra los Estados Unidos es considerada como una ‘denuncia del imperialismo’ (Ver). Contrariamente, si es el gobierno de Estados Unidos o de cualquier otro país quien acusa al gobierno castrista de algo, entonces se considera una agresión o provocación contra la revolución (Ver) cubana: la propaganda oficial SIEMPRE identifica la revolución, el gobierno y el Comandante en Jefe (Ver) como una sola cosa.



Departamento de América del Comité Central: Teóricamente es un departamento del Comité Central del Partido Comunista (Ver) que atiende relaciones exteriores con el continente americano, pero en realidad es una dependencia de la Seguridad del Estado (Ver) encargada de labores de inteligencia (Ver) en el continente americano: en cada delegación que visita un país de América Latina (profesores, médicos, deportistas, artistas, funcionarios, científicos) se incluye un ‘cuadro’ (Ver) del departamento de América, encargado de recopilar información de inteligencia y establecer contactos con los Partidos comunistas y otros amigos del castrismo, transmitir informaciones o entregar recursos financieros o de otro tipo que serán utilizados en esos países en función de los intereses castristas. Desde su creación hace muchos años ha estado dirigido e integrado por funcionarios del servicio de inteligencia del castrismo.


Anonymou
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: DICCIONARIO DEL CASTRISMO COTIDIANO

Mensaje por Anonymou el Jue Mayo 10, 2007 2:44 pm

Departamento de Orientación Revolucionaria (DOR): Departamento del Partido Comunista (Ver) encargado de la ‘educación (Ver) política e ideológica’ de la población, tiene a su cargo la elaboración y ejecución de la propaganda (Ver) política, la “educación de la población en los principios” (Ver), la divulgación del pensamiento y discursos del Comandante en Jefe (Ver), la fiscalización y control de la prensa escrita, radial y televisiva, la autorización y clasificación de noticias que deben ser publicadas o no, la ‘corrección’ de los discursos (Ver) para versión oficial (eliminando o modificando frases o criterios inconvenientes) y muchas otras tareas, y extiende su influencia sobre la difusión de noticias y publicaciones, la enseñaza escolar en todos los niveles y todas las manifestaciones del arte y la cultura.



Departamento Técnico de Investigaciones (DTI): Dependencia policial del Ministerio del Interior (Ver) encargada de tareas de investigación, interrogatorio y utilización de técnicas policiales en la lucha contra el delito común; en muchas ocasiones trabaja en coordinación con los órganos de la seguridad (Ver) y con técnicas similares, y los apoya en las tareas de investigación. Estrechamente vinculado a la ‘policía económica’ (Ver) en la represión de la malversación y los ‘delitos contra la economía popular’ (Ver).



Dependencia: Palabra incorporada al léxico general oficial castrista en estrecha vinculación con independencia (Ver), se utiliza para caracterizar las relaciones de cualquier país con otro cuando se quiere destacar que no son países realmente independientes porque están ‘sometidos’ al imperialismo (Ver). Cuando se habla del gobierno castrista, naturalmente, no existe dependencia sino independencia, pues Cuba no está ‘sometida al imperialismo’. Las relaciones con la Unión Soviética siempre se definieron oficialmente dentro del marco del respeto, el interés mutuo y la independencia absoluta. La dependencia real del castrismo a la economía soviética y a su política exterior nunca se ha reconocido. En decisiones tan abyectas como no participar en las Olimpiadas de 1984 en Los Ángeles alegando ‘razones de seguridad de los atletas’, cuando los deportistas cubanos no solo participan en eventos deportivos en Estados Unidos sino que se desesperan por hacerlo, no se reconoce como un gesto que demuestra la dependencia del castrismo hacia la política exterior soviética, y se anuncia como un acto de ‘solidaridad’ (Ver).



Deporte: Denominación general de las actividades deportivas organizadas y dirigidas por el estado castrista. A pesar de la propaganda (Ver) y del caballo de batalla del deporte como uno de los ‘logros de la revolución’ (Ver) y de los excelentes resultados internacionales de los deportistas cubanos, el deporte en el castrismo es un ‘arma de la revolución’ (Ver), y la participación en eventos y equipos deportivos está reglamentada en función de los intereses gubernamentales. Para competir en el exterior se exige ‘confiabilidad’ (Ver) y la autorización a viajar al exterior en un equipo deportivo depende de la ‘seguridad’ (Ver). Mientras se crean condiciones de alta tecnología para el deporte llamado de ‘alto rendimiento’ (competencias internacionales donde se obtienen medallas y “reconocimiento”, la asignación de recursos, mantenimiento y disponibilidad de campos, equipos y tecnología para el deporte masivo de la población es casi nula o inexistente.



Deporte rentado: Forma peyorativa de referirse al deporte profesional que se practica en todo el mundo, en contraposición al deporte ‘aficionado’; el profesionalismo está prohibido por ley en el castrismo, para desestimular a los deportistas cubanos a abandonar el país y contratarse en equipos profesionales. Sin embargo, cuando los intereses gubernamentales lo requieren, no existen reparos en competir frente al deporte rentado (beisbol, futbol) si puede servir como propaganda (Ver) o ingreso de moneda fuerte para el gobierno. Cuando los deportistas cubanos participan en competencias internacionales que ofrecen premios en metálico o pagan por la participación, el dinero va a manos de gobierno, que entrega a los deportistas un pequeño porciento de lo recibido. En años recientes, deportistas cubanos son autorizados a participar como profesionales en otros países si buena parte de sus ingresos terminan en las arcas del gobierno.



Derecho de asilo: Derecho establecido en todos los países de América Latina y reconocido en convenciones internacionales, de solicitar protección por parte de otro gobierno si una persona o grupo de personas considera que existe un peligro fundado de ser detenido por actividades de carácter político. Normalmente, la persona se dirige a la embajada de ese país y se ‘asila’, correspondiendo al gobierno protector ejecutar los trámites correspondientes para la protección y traslado del ‘asilado’ al país que otorga asilo. Aunque el gobierno castrista utiliza el derecho de asilo para dar protección a los ‘revolucionarios’ en América Latina (incluyendo terroristas y malversadores) no reconoce el derecho en su propio país, donde se custodian fuertemente las embajadas para evitar el acceso de los cubanos, y negando el derecho a abandonar el país a quienes logran entrar a una embajada. La única experiencia castrista en este sentido, al retirar la custodia de la embajada de Perú en La Habana en 1980, provocó la entrada de más de 10,000 personas a la embajada en 24 horas y desencadenó la crisis del Mariel (Ver).



Derechos de autor: Derecho reconocido universalmente a cada autor de proteger su creación cultural, artística o científica, autorizar su divulgación y recibir una remuneración por ello. Los derechos de autor fueron ‘nacionalizados’ por el Comandante en Jefe (Ver) en la década de los sesenta en medio de la ‘Ofensiva Revolucionaria’ (Ver), con lo cual se eliminó solicitar autorización a todo creador para divulgar todo aquello de su obra que se consideraba de necesidad o interés en el país, así como la obligación de pagar por ello, se estableció el derecho a “fusilar” (Ver) literariamente las obras y publicaciones, y se eliminó el pago a los creadores cubanos por su obra.



Derechos humanos: Derechos naturales de todo ser humano, reconocidos en la Declaración Universal de los Derechos del Hombre de la cual Cuba es firmante, sistemáticamente violados por el gobierno castrista, quién simultáneamente proclama el absoluto respeto a los derechos humanos en Cuba y acusa al resto de los países de violarlos sistemáticamente. En el castrismo la legislación vigente prohíbe derechos humanos elementales como la libertad de expresión, de asociación, de información o movimiento, alegando intereses de la revolución (Ver) o razones de seguridad.



Desafecto: Palabra con que el castrismo define a las personas que no simpatizan con ‘la revolución’ (Ver), pero que en ese momento, por cualquier razón, no es conveniente llamarles ‘gusanos’ (Ver) o ‘contrarrevolucionarios (Ver)’.



Desarrollo: Concepto económico-social que se menciona constantemente en la propaganda oficial castrista en contraposición al ‘subdesarrollo’ (Ver). Según esta propaganda (Ver), los males de la Cuba precastrista eran producto del ‘subdesarrollo’ en que el imperialismo (Ver) y la burguesía (Ver) tenían sumida a la nación: afortunadamente, con la revolución (Ver) castrista se eliminaron las condiciones del subdesarrollo, y todo el proceso económico que se lleva a cabo tiene como objetivo lograr el desarrollo económico del país, condición que debe alcanzarse en un futuro (Ver), sin definir cuando. Como refuerzo a estos criterios, se entresacan estadísticas de determinados resultados y se comparan con los países desarrollados: las dos cifras más utilizadas son los índices de mortalidad infantil y la cantidad de médicos por habitante: en el resto de los indicadores estadísticos del desarrollo de las naciones no se mencionan estadísticas, y a veces ni se mencionan estos indicadores.



Desastre natural: Fenómeno causado por la naturaleza (Ver) que afecta al país, básicamente huracanes, sequías o inundaciones; en Cuba no existen terremotos, volcanes, tornados, heladas, olas de calor, desplazamientos de tierra o avalanchas, pero los desastres naturales son una constante referencia por parte del gobierno castrista para justificar la continua crisis económica y el fracaso absoluto de la ‘agricultura socialista’ y de la producción.



Desempleo: Mal crónico e inevitable de las sociedades capitalistas, según la teoría marxista. En el castrismo y todos los países del campo socialista (Ver) la propaganda (Ver) proclamaba que el desempleo fue erradicado ‘para siempre’ gracias a la nacionalización de la economía, pero en realidad gracias a “inflar” la cantidad de trabajadores ubicados en cada lugar, con el consiguiente descenso en productividad, disciplina y eficiencia, y el aumento desmedido de los costos de producción. Con los procesos castristas de lucha contra el burocratismo (Ver) los trabajadores desempleados eran declarados ‘disponibles’ o ‘en proceso de reubicación’ y se les garantizaba un ingreso salarial, pero en la infinita crisis galopante del “período especial” (Ver) se perdió la hoja de parra y los trabajadores simplemente son enviados a sus casas y autorizados (con limitaciones) a trabajar por su cuenta en lo que pudieran conseguir.



Desinformación: Toda información que circule sin autorización del gobierno o que ofrezca una imagen del castrismo y sus resultados diferente a la establecida por la propaganda (Ver) oficial. La ‘desinformación’ puede ser atribuida al ‘imperialismo’ (Ver), a los ‘enemigos’ (Ver) o a cualquier persona que simplemente esté expresando una opinión o diseminando determinada información inconveniente al gobierno, y puede ser reprimida judicialmente bajo cargos de “propaganda enemiga” (Ver) o “diversionismo ideológico” (Ver).



Desviaciones: Conducta que no se corresponde con los estándares establecidos por el gobierno castrista, las desviaciones suponen debilidades de carácter ideológico que deben ser combatidas por los militantes (Ver) o reprimidas penalmente si se consideran excesivamente dañinas a los intereses de la revolución (Ver). El entusiasmo excesivo por las películas norteamericanas, la no simpatía por el trabajo “voluntario” (Ver) o la no participación en la guardia cederista (Ver) son algunas de las ‘desviaciones’ típicas según los criterios oficiales.

Anonymou
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: DICCIONARIO DEL CASTRISMO COTIDIANO

Mensaje por Anonymou el Jue Mayo 10, 2007 2:44 pm

Deuda externa: Deuda monetaria que un país contrae con otro, o con instituciones financieras de ese país o de organismos internacionales. En los años ochenta el Comandante en Jefe (Ver) emprendió una batalla propagandística contra la deuda externa de los países del Tercer Mundo, la calificó de “impagable” y propuso que fuera dejada sin efecto, mientras pagaba puntualmente la deuda de Cuba (hasta donde lo permitía la maltrecha economía). La deuda externa de Cuba, una de las más altas por persona en el mundo, se enmascaró al ignorar la deuda con la ex Unión Soviética y los países “hermanos” del campo socialista (Ver). A pesar de ello, requiere constantes re-escalonamientos para cumplir los compromisos, y parte de ella simplemente no se paga, como ocurre con los préstamos recibidos de Argentina desde la década de los setenta. Sin embargo, el 'Máximo Líder' (Ver), generosamente y sin consultar con nadie, condona la deuda de otros países con Cuba por motivos políticos, como hizo con el gobierno sandinista en los ochenta, o en 1998 con el gobierno de Nicaragua, esta vez en ocasión del huracán “Micht” y con el objetivo de mejorar su imagen ante ese gobierno y América Central.



Día de haber: Monto de un día de salario que los trabajadores donan ‘voluntariamente’ cada año para el sostenimiento de las milicias (Ver). La proposición (Ver) surgió ‘espontáneamente’ en un congreso del Partido (Ver) y enseguida recibió el ‘apoyo irrestricto’ (Ver) de la población: desde entonces, bajo la dirección de los sindicatos (Ver), todos los años los trabajadores deben descontarse un día de salario y ‘donarlo’ a las milicias como parte de la preparación para la guerra de todo el pueblo (Ver) en caso de que se produzca la agresión (Ver) del imperialismo (Ver).



Dialéctica: Método de razonamiento y análisis heredado por la filosofía marxista (Ver), donde resulta fundamental la capacidad de cambio ante la dinámica de los acontecimientos; la palabra se transforma en el lenguaje del castrismo en justificación de las inconsistencias y vaivenes de la política castrista. El enfrentamiento a los soviéticos en los sesenta y el acercamiento en los setenta provocado por el fracaso de la zafra de los 10 millones (Ver) se justifican con la “dialéctica”. Convertir a los gusanos (Ver) en comunidad cubana en el exterior (Ver) en 1979, volverlos a hacer gusanos en 1986, para volver de nuevo otra vez a comunidad cuando los dólares escasean, se justifica como “dialéctica”. Confiscar el lujoso Hotel Habana Hilton en 1960, administrarlo estatalmente de manera desastrosa como Habana Libre por décadas, y después entregarlo a los españoles para poder obtener divisas, se justifica como “dialéctica”.



Dictadura: Gobierno no democráticamente electo y que además sostiene posiciones de mano dura contra la población y la disidencia, en caso de los gobiernos que no se consideran amigos. El gobierno castrista, en el poder durante más de 47 años sin elecciones democráticas y reprimiendo continuamente la disidencia y toda manifestación que considera inaceptable, no se autodefine nunca como dictadura sino como revolución (Ver). Los gobiernos amigos o que no se manifiestan contra el Comandante en Jefe (Ver) nunca se han considerado dictaduras por parte de la propaganda (Ver) oficial: las dictaduras de Amin Dada, el Khmer Rojo, Saddam Hussein, Muamar El Khadafi, Kim Il Sung y Mengistu Haile Marian, por ejemplo, nunca fueron definidas así por el castrismo, sino como gobiernos ‘revolucionarios’ o simplemente como ‘gobiernos’.



Dificultades: Eufemismo oficial castrista para referirse a las continuas innumerables carencias, restricciones y limitaciones materiales que la política irresponsable e inefectiva ha impuesto a la población durante sus más de cuarenta y siete años de existencia. Aunque se haya distribuído racionadamente una pastilla de jabón en seis meses, o una libra de grasa de cocinar en cinco meses, y pasan meses y meses sin que la población tanga acceso a la carne de res o a las piezas necesarias para reparar un radio o un televisor, la denominación oficial de la situación es de “dificultades”, y cualquier otra palabra, como crisis, puede ser parte de las ‘desviaciones’ (Ver) o la ‘propaganda enemiga’ (Ver).



Dinero: Instrumento monetario universal para las transacciones económicas, considerado por el gobierno castrista como factor de dificultades y tentaciones innecesarias cuando está en manos de la población, y como necesidad imperiosa de la revolución (Ver) cuando está en sus propias manos. En Cuba se utiliza el peso cubano, la moneda nacional, con la cual se puede adquirir casi nada y casi siempre racionadamente; el ‘dólar’ (Ver) de Estados Unidos, cuya posesión hace agua la boca al Comandante en Jefe (Ver), y que la población cubana podía manipular desde 1994 pero con limitaciones respecto a los extranjeros, fue nuevamente sustituido recientemente por el “peso convertible” (Ver) cubano, llamado CUC, engendro castrista para uso de los nacionales en sustitución del dólar que devalúa continuamente, y cuya emisión, posesión e intercambio depende de la voluntad y el humor del gobierno.



Diplomático: Persona que cumple funciones vinculadas a la política exterior de un país; en el castrismo hay diferentes tipos de diplomáticos: los extranjeros miembros del cuerpo diplomático acreditado en Cuba o que visitan el país, considerados siempre, sin excepción, como enemigos (Ver) potenciales y agentes del imperialismo (Ver); los diplomáticos del gobierno castrista que cumplen funciones como tales, pero que sin embargo deben estar ‘verificados’ (Ver), aprobados y ‘orientados’ (Ver) en su trabajo por la ‘seguridad’ (Ver), que se revisten con algún ropaje técnico para su trabajo; y los agentes de la seguridad con cobertura diplomática, que participan en delegaciones al exterior o son asignados a las embajadas castristas en función de jefes de centros de inteligencia, escoltas, analistas, correos o contactos, y que por regla general dejan demasiado que desear en su condición de ‘diplomáticos’.



Diplotienda: Lenguaje oficial castrista desde la década del sesenta para las tiendas de productos alimenticios, vestuario, calzado, efectos eléctricos o cualquier servicio, creada exclusivamente para la atención y venta en dólares (Ver) a extranjeros residentes en Cuba o visitantes, y estrictamente prohibida a los cubanos durante mucho tiempo y aún muy limitada en la actualidad. La ‘diplotienda’ ofrecía productos y servicios que no podían ser adquiridos en la red de centros nacionales por parte de la población. El avituallamiento de las diplotiendas se realiza por oscuros mecanismos creados por el Ministerio del Interior (Ver), que incluyen un buen componente de contrabando, bajo el criterio de ‘romper el bloqueo (Ver) del imperialismo’ (Ver). Se administran por ‘corporaciones’ (Ver) fachada de ese Ministerio, tales como CIMEX (control directo del Ministerio del interior), Cubanacán (consejo de estado) (Ver), o GAESA y Gaviota (Fuerzas Armadas).



Dirigente: Persona que tiene a su cargo una responsabilidad de dirección, haya sido electo o designado, equivalente al llamado ‘ejecutivo’ del mundo occidental. En ocasiones se le llama indistintamente ‘cuadro’ (Ver). Para ocupar una posición de dirigente en cualquier actividad se requiere reunir ‘confiabilidad’ (Ver) y una ‘autorización’ del Partido (Ver).



Discurso: Declaración oral ante un grupo de personas en público, o por radio o TV, es el arma principal e inagotable del Comandante en Jefe (Ver) para transmitir sus mensajes: interminables en muchas ocasiones (no tiene sentido de la síntesis) y reiterativo hasta el cansancio (necesita convencer cuando habla). Como parte de la tendencia a copiar a los soviéticos, en ocasiones el discurso no se improvisa, sino que se lee. (A veces el discurso se escribe para ser leído por otra persona y garantizar que el orador no se salga del camino trillado). Algunas frases de los discursos son rituales, como comenzarlos con “compañeras y compañeros”, y pronunciamientos tales como “en el marco de las celebraciones de…” y “no podemos sentirnos satisfechos con los avances logrados…”. Como norma, deben terminar con frases hechas como “gloria eterna a…” o “viva nuestro Comandante en Jefe” y una consigna, la más usada “patria o muerte, venceremos” o alguna más reciente como “socialismo o muerte” (lo cual es una redundsancia).



Disidente: Persona que manifiesta criterios y opiniones diferentes a los oficiales; la disidencia es un resultado directo del autoritarismo y totalitarismo. En las democracias reales no existen disidentes, porque la libertad de pensamiento y expresión es habitual. En las dictaduras (Ver) que prohíben libre expresión de los criterios la disidencia aparece con frecuencia. En el totalitarismo la disidencia se encuentra siempre latente y debe expresarse con infinito cuidado, pues cualquier pretexto es suficiente para reprimir violentamente al disidente, que será acusado no por disentir sino por ‘hacerle el juego al enemigo’ (Ver). El castrismo, acostumbrado a un férreo control de las expresiones, no tolera la más mínima disidencia y la reprime habitualmente como ‘propaganda enemiga’ (Ver) o ‘diversionismo ideológico’ (Ver).



Distribución racional: Eufemismo oficial castrista para referirse a la distribución racionada de productos mediante la ‘libreta de abastecimientos’ (Ver); llamarle ‘racional’ le identifica con razonamiento, razonable, y no con racionamiento. En realidad el concepto ‘racional’ se refiere a lo que el Ministerio de comercio interior castrista considera una cantidad y calidad ‘razonable’ de consumo de determinado producto o servicio ‘teniendo en cuenta las condiciones concretas de la economía’, lo que equivale a decir teniendo en cuenta lo que el gobierno castrista ha establecido sin apelaciones.



Diversión: Esparcimiento por parte de la población que no ostenta cargos ni responsabilidades en festividades, bailes o juegos deportivos. Si lo mismo se realiza por parte de integrantes de la ‘nomenclatura’ (Ver) entonces se le llama ‘actividad’ (Ver).



Diversionismo: Palabra transferida por el castrismo del léxico militar al ideológico, como diversionismo ideológico se define cualquier acción, concepto, idea, conversación o publicación considerada por el gobierno capaz de ‘confundir’ a la población y desviar la atención de las ‘masas’ (Ver) de las tareas e intereses de la revolución (Ver) y, por lo tanto, servir a los intereses del ‘enemigo’ (Ver), por lo que debe ser reprimido y castigado ejemplarmente.



Divisas: Moneda libremente convertible, fundamentalmente el dólar de Estados Unidos (Ver). Como la ley prohibió hasta 1994 la posesión de moneda libremente convertible por parte de la población, y el comercio con la Unión Soviética y el ‘campo socialista’ (Ver) se desarrollaba mediante intercambios o con los llamados ‘rublos convertibles’ (no libremente convertibles) la búsqueda de ‘divisas’ fue monopolio del castrismo, y la obtención de las mismas una obsesión gubernamental: ‘obtener divisas’ y ‘ahorrar divisas’ fueron consignas constante que ampararon todos los recortes del consumo, carencias y limitaciones que se impusieron a la población en nombre de la obtención de dinero para el desarrollo (Ver) del país y el ‘futuro luminoso’ (Ver).



Doble moral: Denominación popular y a veces también casi oficial para referirse a la conducta generalizada y constante de la población y los dirigentes (Ver) de aparentar en discursos (Ver), declaraciones y reuniones (Ver) un apoyo irrestricto (Ver) a la revolución (Ver), al Comandante en Jefe (Ver) y el Partido (Ver) para evitarse cuestionamientos y problemas, y por otra parte actuar en función de resolver sus propios problemas personales sin preocuparse de los llamados intereses de la revolución, que no son otros que los intereses del poder.



Dólares: Moneda oficial de Estados Unidos. A la llegada del castrismo al poder el peso cubano se cotizaba a la par con el dólar, pero el gobierno declaró que las arcas del país habían quedado exhaustas a causa de la malversación y el latrocinio de la dictadura defenestrada, comenzando a poner restricciones a su utilización, hasta que fue prohibida y penalizada su tenencia y manipulación por parte de la población en 1960, lo cual se mantuvo hasta la ‘dolarización’ (Ver) de 1994. A causa de la escasez y necesidad de ‘divisas’ (Ver) creadas al comprometer la economía cubana con el mundo comunista y reducir su eficiencia y productividad por la pésima administración del castrismo, los dólares siempre escasearon y obsesionaron al gobierno, pues resultaban imprescindibles para obtener en el ‘área dólar’ (Ver) todo lo que no podía obtenerse en el ‘campo socialista’ (Ver) o solo podía obtenerse con una calidad inferior.



Dolarización: Palabra popular y aceptada oficialmente a regañadientes para definir la autorización de la posesión y utilización de dólares (Ver) por parte de la población, decretada en 1994 como necesidad imperiosa para hacer llegar a las arcas del gobierno los cientos de millones de dólares que la población mantenía clandestinamente y que obtenía mediante remesas de familiares en el exterior (Ver), ingresos de trabajos en el exterior o en el interior del país para extranjeros y algunas (mínimas) operaciones ilegales. La dolarización supuso la autorización a la población de poseer y utilizar los dólares y el acceso a las ‘diplotiendas’ (Ver) y a otras dependencias del gobierno, dando lugar al surgimiento del ‘apartheid’ (Ver) y las desigualdades entre la población entre los que tienen acceso a los dólares y los que no lo tienen. Recientemente, aunque la posesión del dólar no es todavía ilegal, se estableció la obligatoriedad del peso convertible (Ver) en las instituciones del gobierno.

Anonymou
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: DICCIONARIO DEL CASTRISMO COTIDIANO

Mensaje por Anonymou el Jue Mayo 10, 2007 2:44 pm

Domingo Rojo: Copia de los ‘sábados comunistas’ inventados por Lenin, son domingos en que se realiza trabajo ‘voluntario’ (Ver) en todo el país para conmemorar fechas significativas para el castrismo, como el nacimiento de Lenin o la revolución de Octubre soviética. Se celebran dos o tres en el año, la prensa destaca a los ‘dirigentes’ (Ver) realizando algún trabajo manual, y el Comandante en Jefe (Ver), seguido por la televisión, recorre diversos puntos de la ciudad y destaca la ‘respuesta positiva de la población’ y el ‘entusiasmo’ (Ver), aunque él personalmente no realiza ningún tipo de trabajo.



Donación de sangre: Donación, sin compensación, de sangre destinada a los bancos de sangre de hospitales e instituciones de salud para su utilización en los servicios médicos. La donación de sangre es un requisito antes de recibir una operación en cualquier institución de servicios médicos del país (todas son estatales) aunque no sea necesario utilizarla en esa operación: de esa manera se amplia la reserva de sangre. Además, los CDR (Ver) solicitan a los cederistas (Ver) donaciones de sangre continuamente y entregan condecoraciones (Ver) a los más destacados. En diversas ocasiones, sin embargo, los hospitales se han visto escasos o absolutamente carentes de reservas de sangre cuando el castrismo la ha enviado al exterior como ‘solidaridad’ (Ver) a países con tragedias como terremotos o desastres de gran magnitud: aunque el hecho en sí es una ayuda al país receptor, se utiliza básicamente como factor de propaganda (Ver) política y nunca se informan públicamente los alarmantes niveles de descenso de las reservas de sangre del país por enviarla en función de propaganda.



Dudas: Estado dubitativo que los militantes (Ver) señalan a una persona si se considera que no demuestra suficiente apoyo irrestricto (Ver) al castrismo, y que puede ser la antesala de una presión extremadamente fuerte contra esa persona, ya que esa persona demuestra dudas y, por tanto, insuficiente compromiso ideológico; también se utiliza esta palabra cuando el militante señala que tiene ‘dudas’ sobre la conducta de una persona o su manera de actuar, queriendo decir con ello que él o ella no está convencido de que esa persona haya demostrado una actuación suficientemente revolucionaria.



Dulce vida: Tomada de la película “La Dolce Vita” de Fellini, la frase se utilizó popularmente primero, y después oficialmente, para caracterizar las conductas disolutas y sin espíritu de sacrificio que adoptaban determinados dirigentes (Ver) que perdían el favor gubernamental por una razón u otra y se hacían públicas sus ‘debilidades’. La ‘dulce vida’ ha sido característica de la conducta de los altos dirigentes (Ver) del gobierno y el Partido (Ver) sin que se les señale o recrimine por ello, pero cuando una de esas personas cae en crisis (Ver) y se le quiere restar popularidad o prestigio entonces sorpresivamente comienzan a surgir filtraciones y comentarios sobre su conducta disoluta, de ‘dulce vida’, y parece como si esa persona hubiera sido en verdad sancionada por su ‘dulce vida’ y no por otra cosa, con lo cual el castrismo pretende mantener su imagen.

Anonymou
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: DICCIONARIO DEL CASTRISMO COTIDIANO

Mensaje por Anonymou el Jue Mayo 10, 2007 2:45 pm

E



Economía de guerra: Denominación oficial castrista para describir la economía cubana y justificar las arbitrariedades que se establecen en su dirección, las veleidades en la asignación de prioridades (Ver) y recursos, y la ineficiencia crónica en que se ha mantenido durante más de 40 años, pues al darle carácter de economía ‘de guerra’ se pueden justificar más fácilmente sus magros resultados, el enmascaramiento de la información y las decisiones tomadas por voluntad y deseo del Comandante en Jefe (Ver) sin tener en cuenta las realidades económicas.



Economía de mercado: Economía de propiedad privada y mixta donde el mercado juega un papel regulador fundamental, en oposición a las economías planificadas donde el ‘plan de la economía nacional’ (Ver) debía asumir ‘científicamente’ y con mucha más efectividad y eficiencia el papel regulador del mercado. Ante la obstinación castrista de mantener a toda costa el sistema económico impuesto al país (uno de los requisitos fundamentales para mantenerse en el poder), cualquier referencia, estudio o intento de aplicar mecanismos de la economía de mercado en el país se considera un pecado mortal y contrarrevolucionario (Ver), y quienes lo intentan se ganan automáticamente el calificativo de ‘diversionistas’ (Ver) o ‘mercachifles’, con todas las complicaciones que conlleva.



Economía Política: Una de las ‘tres partes integrantes del marxismo’ junto a la filosofía (Ver) y el ‘socialismo científico’ (Ver), fue desarrollada por Marx básicamente en “Das Kapital” como un estudio sistemático de la economía capitalista y sus mecanismos de funcionamiento, basándose en experiencias limitadas de la Europa de su tiempo. Adulterada posteriormente por Lenin bajo su supuesto desarrollo para el ‘imperialismo, fase superior del capitalismo’, alcanzó sus más bajos niveles en las etapas post-leninistas con la ‘economía política del socialismo’ desarrollada por los teóricos soviéticos. En el comunismo en general, y en el castrismo en particular, toda la ciencia de la economía se reduce a la economía política, a la que se asigna un carácter clasista y político, y se le despoja de todo fundamento científico, ignorando y despreciando los verdaderos estudios de economía y sus teóricos principales.



Economista: Especialista en las ciencias de la economía, para el comunismo y el castrismo se limita a la economía política (Ver), y su función básica consiste en trabajar en los organismos del estado y las empresas estatales en función de contribuir a los controles económicos y la eficiencia que el Comandante en Jefe (Ver) desearía en sus decisiones económicas. Todos los economistas occidentales posteriores a Marx, y fundamentalmente Keynes y Schumpeter y los teóricos del neoliberalismo, son relegados como simples ‘economistas vulgares’ y ‘apologistas (Ver) del imperialismo’ (Ver), y el estudio de sus obras eliminado de los cursos escolares, con lo cual se van formando cientos y miles de economistas con una formación teórica y conceptual muy poco sólida y que no pueden realmente contribuir al desarrollo (Ver) del país.



Educación: Adoctrinamiento político de la población. Por definición, toda la educación en el castrismo es una ‘educación comunista’: el proceso clásico de transmisión de conocimientos y habilidades que se lleva a cabo en las escuelas se denomina por el castrismo ‘instrucción’, y se considera como una parte de la educación, que consiste en preparar a la población en general, y a las nuevas generaciones en particular, para una ‘actitud (Ver) comunista ante la vida’, ‘los principios del marxismo leninismo y el internacionalismo proletario’ (Ver) y ‘la fidelidad al Comandante en Jefe (Ver) y la revolución (Ver)’. Con este enfoque, se adultera la historia y las ciencias sociales, y se transmiten conocimientos en las escuelas e información en los medios de divulgación en función de los objetivos (Ver) de esa ‘educación’, eliminándose todo aquello que se considere que resulta contrario a los objetivos definidos por el Partido (Ver).



Educador del Partido: Persona del núcleo del Partido (Ver) que tiene a su cargo la responsabilidad de organizar los estudios políticos y círculos de estudio (Ver) de los militantes (Ver) y de todos los trabajadores del centro de trabajo, distribuir los discursos del Comandante en Jefe (Ver) y velar porque las expresiones y conducta de los trabajadores se corresponda con las normas establecidas para la ‘educación (Ver) comunista’, actuando frente a aquellos que incurren en ‘desviaciones’ (Ver).



Ejemplo: Categoría oficial abstracta y vacía del castrismo para definir la conducta y actuación de los militantes, a quienes se exije ser ‘ejemplo’ para las personas que lo rodean. Los dos ejemplos oficiales son, naturalmente, el Comandante en Jefe (Ver), quien todo lo hace perfectamente y es ejemplo para las generaciones presentes y futuras, y Che Guevara, quien es presentado a la población como un semidiós rodeado de leyendas de austeridad, abnegación y sacrificio.



Ejército Rebelde: Denominación de las Fuerzas Armadas que combatieron la dictadura batistiana en los 25 meses de guerra de guerrillas entre 1956 y 1959 bajo el mando del Comandante en Jefe (Ver). El nombre se trasladó a las fuerzas regulares a partir de 1959, y se utiliza todavía en la actualidad, aunque con imprecisión, más bien para hacer referencia a los que integraron anteriormente aquellas fuerzas y para diferenciarlos de las unidades de las milicias (Ver), pues en la actualidad el nombre oficial es el de ‘Fuerzas Armadas Revolucionarias’.


Anonymou
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: DICCIONARIO DEL CASTRISMO COTIDIANO

Mensaje por Anonymou el Jue Mayo 10, 2007 2:45 pm

El escéptico: Personaje humorístico de los dibujos animados de la televisión cubana en 1969 y 1970, aparecía preguntando escépticamente como sería posible hacer una zafra de 10 millones (Ver) de toneladas de azúcar teniendo en cuenta la caña, los cortadores, la molida y otros factores. Para cada pregunta del escéptico había una contundente respuesta oficial castrista en el anuncio televisivo. Cuando se produjo la debacle de la zafra de los 10 millones resultó que todas las preguntas del escéptico fueron premonitorias, y el personaje, que ya se desarrollaba en otros anuncios para los planes en la ganadería, fue desaparecido totalmente y nunca más mostrado en televisión hasta el día de hoy.



El paquete: Lenguaje popular para referirse al paquete de ropa, zapatos y artículos de primera necesidad que cada cubano exiliado envía a sus familiares que han quedado en Cuba tan pronto llega al exilio (Ver) y tiene los primeros recursos económicos para mandarlos. ‘El paquete’ es casi un ritual en cada cubano exiliado, y es normal que en Cuba las personas pregunten a quien tiene familiares en el exterior (Ver) si ya recibió ‘el paquete’, sin tener que hacer referencia a más nada para que se sepa de lo que se trata.



Elección: Selección de una persona para ocupar determinado cargo de dirección en el Partido (Ver) o las organizaciones de masas (Ver). Generalmente la elección se produce mediante una candidatura única que ha sido ‘orientada’ (Ver) por el organismo superior. En muy contadas ocasiones, para dar una imagen de democratización, y sólo en las organizaciones de base que no tienen ningún impacto en las decisiones importantes, se utilizan candidaturas con más candidatos que personas a elegir, pero estos procesos siempre reciben la ‘presencia vigilante’ del Partido a la hora de definir las candidaturas.



Elecciones: Si se trata de las realizadas bajo el castrismo con un Partido único y candidaturas aprobadas por el Partido (Ver) y la seguridad (Ver) entonces se definen como las elecciones más honestas, limpias y democráticas que se puedan concebir, según la propaganda (Ver) oficial. Pero si se trata de elecciones en Cuba antes del castrismo entonces se denominan, sin excepción, farsa electoral; y si se propone realizar elecciones en la actualidad con las reglas y controles de las elecciones verdaderamente democráticas se declara que no son necesarias y que eso es hacerle el juego al imperialismo (Ver). Una de las primeras consignas lanzadas por el Comandante en Jefe (Ver) en 1959 fue ‘¿elecciones para que?’. Cuando las elecciones se celebran en otros países, el concepto oficial considera el multipartidismo como ‘multiporquería’, y las elecciones como la posibilidad de votar contra el otro, o escoger el menor de los males. Si gana un amigo no se cuestionan las elecciones, pero si gana un no amigo la prensa oficial cubana se hace eco de cualquier denuncia de fraude electoral que se mencione.



Ellos: Palabra de la oratoria y la propaganda castrista para referirse a los mártires de la revolución (Ver): se habla de ‘ellos’ como si fueran los únicos a que cabe referirse. En ocasiones se despliegan vallas o carteles con la leyenda “ellos siguen vivos” o “ellos no murieron en vano”, y se monopoliza el pronombre ‘ellos’ en función de los mártires, como si al decir ‘ellos’ no pudiera estarse haciendo referencia a nadie más.



Emigración: Denominación abstracta del castrismo para referirse a los cubanos que viven fuera de Cuba, cuando no conviene llamarles gusanos (Ver) o comunidad cubana en el exterior (Ver); se utiliza cuando se quiere presentar una imagen de nación ajena a conflictos políticos, con el interés de lograr que esa ‘emigración’ de alguna manera pueda ponerse en función de los intereses del castrismo.



Empresa mixta: Empresa que se crea con capital mixto, proveniente de un inversionista extranjero y una empresa ‘privada’ cubana, que en realidad es una empresa estatal del castrismo disfrazada como privada para organizar la explotación conjunta de determinados recursos. La empresa ‘mixta’ permite al castrismo recibir a los inversionistas extranjeros y, a la vez, mantener el control sobre la producción y los salarios sin que los cubanos se puedan beneficiar de esta actividad, pues la empresa ‘mixta’, a través de otra empresa, recibe los salarios de los obreros en dólares (Ver) pero le paga a los cubanos en pesos cubanos, con las tasas salariales estatales e independientemente de lo que el inversionista extranjero esté pagando realmente en salario por la fuerza laboral cubana.



Emulación Socialista: Competencia estúpida inventada por Lenin como alternativa a los mecanismos de competencia y pago que funcionan en el capitalismo: la emulación socialista se define como la competencia fraternal entre los trabajadores para lograr los mejores resultados productivos. Aunque nunca funcionó y nunca un régimen comunista pudo ser más eficiente o efectivo que el capitalismo, el castrismo acoge calurosamente la emulación como ‘motor impulsor de la producción’ y lo complementa con los criterios del Comandante en Jefe (Ver) y Che Guevara de que el premio a los trabajadores es ‘la satisfacción del deber cumplido’ gracias a su elevado nivel de conciencia (Ver), con lo cual hacen más absurdo aún el concepto de emulación.



Emulación de fechas históricas: Calendario de fechas históricas reconocidas por el castrismo definiendo momentos de evaluación de la marcha de la emulación socialista (Ver) y exigiendo a los trabajadores esfuerzos especiales para cumplir con los controles que se realizan en esas fechas históricas que abarcan todo el año, por lo que el esfuerzo nunca puede detenerse. Generalmente, las fechas establecidas como referencia por el castrismo son: Enero 1ro, triunfo de la revolución (Ver); Febrero 24, inicio de la Guerra de Independencia en 1895; 13 de Marzo, asalto al Palacio Presidencial en 1957 (ninguna referencia al remolcador hundido); Abril 19, Playa Girón (Ver) (Bahía de Cochinos); Mayo 1ro, Día de los trabajadores; Junio 14, nacimiento de Antonio Maceo y Che Guevara; Julio 26, asalto al cuartel Moncada; en agosto no hay fechas de control, tal vez porque la nomenclatura (Ver) está de vacaciones en Varadero; Septiembre 28, aniversario de los CDR (Ver); Octubre 8 al 28, Jornada Camilo-Che; Noviembre 30 a Diciembre 2, desembarco del Granma (Ver); Enero 1ro, de nuevo la misma historia cada año.



Encuentro nacional: Reunión nacional de personas que se dedican a lo mismo en todo el país, desde sexadores de pollitos de un día de nacidos (no es broma, es un puesto de trabajo en la avicultura) hasta cocineros de comedores obreros o especialistas en normación del trabajo, con el objetivo de intercambiar experiencias, a diferencia del capitalismo, donde la feroz competencia convierte en secretos los logros productivos, según la propaganda (Ver) oficial.



Enemigo: Concepto impreciso del léxico castrista para definir todo gobierno, persona o situación que le resulte inconveniente o incómodo. La definición de ‘enemigo’ se otorga simplemente por decisión castrista a todo lo que se considere que está en contra del Comandante en Jefe (Ver), la revolución (Ver) o el Partido (Ver), que para el castrismo son una y la misma cosa. A veces el enemigo es definido como el imperialismo yanki (Ver) o el criminal bloqueo (Ver); a veces, el enemigo es mucho más impreciso, como los contrarrevolucionarios (Ver) o los delincuentes; a veces el enemigo es algo nebuloso e indefinido, como cuando se habla de la acción del enemigo o de que algo conviene al enemigo. Una característica del castrismo es presentar al ‘enemigo’ sin rostro, sin imagen, sin figura, sólo como concepto: no se publican fotos ni imágenes del enemigo, ni se le reconocen características humanas: familia, ilusiones, criterios; se reducen a algo muy específico: enemigo, tan impreciso y tan poco humano que no importa aplastarlo y destruirlo, pues no es más que el enemigo.



Enriquecimiento ilícito: Todo proceso que conlleve que una persona tenga más dinero (Ver) que el que el gobierno castrista considera que deba tener se considera enriquecimiento ilícito, puesto que la única manera lícita de recibir dinero en la Cuba castrista es trabajando para el estado. La amenaza de la acusación de enriquecimiento ilícito es efectiva y fuerte, pues el procesado por enriquecimiento ilícito, además del tiempo que es enviado a prisión, sufre la confiscación de todos los bienes adquiridos ilícitamente y tal vez de los adquiridos lícitamente también, pues en esos momentos la policía (Ver) no se detiene en demasiadas consideraciones sobre la procedencia de las propiedades o recursos a confiscar.



Entusiasmo: Conducta alegre y claramente manifestada de apoyo al Comandante en Jefe (Ver), el Partido (Ver) y la revolución (Ver), y a todas las tareas que se asignen, que deben mantener las personas, militantes o no, para que sean consideradas con una actitud consecuente (Ver) con los principios (Ver). Mientras más se vociferen las consignas de apoyo al gobierno o de condena al ‘enemigo’ (Ver), cualquiera que pueda ser ese enemigo, más entusiasmo se demuestra; si se complementa con música improvisada y algún pasillo de baile para darle sabor ‘popular’ entonces es el entusiasmo perfecto que tanto agrada al gobierno.


Anonymou
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: DICCIONARIO DEL CASTRISMO COTIDIANO

Mensaje por Anonymou el Jue Mayo 10, 2007 2:45 pm

Entusiasta: Persona que manifiesta entusiasmo (Ver) en las cosas en que hay que mantener entusiasmo, y que es incapaz de mostrarlo en las cosas donde no se debe sentir entusiasmo porque sería hacerle el juego al ‘enemigo’ (Ver).



Errores del pasado: Referencia abstracta oficialmente utilizada por el castrismo para referirse a los errores cometidos años antes como si se tratara de un pasado prehistórico muy remoto y de errores totalmente rectificados. Se habla de ‘no repetir los errores del pasado’ para demorar una decisión, de ‘aprender de los errores (Ver) del pasado’ cuando se toma una decisión totalmente contraria a la anterior, y de los ‘errores del pasado’ en general cuando se quiere dar la imagen de que en ese momento ya no se cometen errores.



Escándalo: Cualquier situación comprometedora que afecte a algún gobierno extranjero, principalmente si es Estados Unidos o un país desarrollado. En la propaganda (Ver) oficial castrista no se reconocen ‘escándalos’ en Cuba ni en el desaparecido ‘campo socialista’ (Ver). Situaciones escandalosas en Cuba como el proceso por narcotráfico (Ver) en 1989, o la destitución y encarcelamiento del Ministro del Interior, personalmente responsable de la seguridad del Comandante en Jefe (Ver), también ese mismo año, no se consideran ‘escándalos’.



Escoria: Denominación oficial que el Comandante en Jefe (Ver) y el gobierno castrista utilizaron para todos y cada uno de los 130,000 cubanos que abandonaron el país por el puerto de Mariel (Ver) en el éxodo de 1980; por extensión, calificativo aplicado a todo el que abandona o solicita abandonar el país.



Escuela al campo: Movilización obligatoria de los estudiantes secundarios (entre 7mo y 12vo. Grado) y sus profesores, establecida por el Comandante en Jefe (Ver), durante 30 ó 45 días cada año, para realizar tareas agrícolas en las zonas agropecuarias del país, “contribuir a la producción y educarse políticamente”. Como la movilización y los períodos de ida y regreso abarcan casi 7 semanas cada año, y los estudiantes deben ir 6 veces durante la enseñaza secundaria, en realidad se prolongan los estudios secundarios un año más de lo necesario.



Escuela de cuadros: Escuelas organizadas por el Partido (Ver), los Ministerios, los gobiernos provinciales y las organizaciones de masas (Ver) para que todos sus cuadros (Ver) reciban periódicamente estudios y preparación en temas de dirección y de ‘educación (Ver) política’.



Escuela del Partido: Escuela organizada por el Partido Comunista (Ver) para la ‘preparación político-ideológica’ de los militantes. Existe una escuela central a la que se asigna carácter universitario, donde asisten los altos dirigentes (Ver) del Partido y gobierno, que otorga controvertidos diplomas de Licenciado en ciencias sociales y realiza cursos de postrado, así como escuelas provinciales y municipales. Además, existen las escuelas del Partido en la base, donde asisten los militantes (Ver) de base y las ‘canteras’ (Ver) del Partido a estudiar los discursos del Comandante en Jefe (Ver) y los documentos del Partido.



Escuela en el campo: Escuelas secundarias (entre 7mo. Y 12vo. Grado), iniciativa del Comandante en Jefe (Ver), construidas con muchos más recursos que las escuelas de las ciudades, ubicadas en zonas agrícolas del país, donde los alumnos se mantienen internados y participan en una jornada de estudios tradicionales y una jornada de trabajo agrícola cada día. Cuando comenzaron en la década del setenta, y con el objetivo de dar la imagen de una alta eficiencia educativa que debía lograrse según las orientaciones del Comandante en Jefe, se publicaban continuamente supuestos resultados docentes extraordinarios y niveles de promoción del 100% de los estudiantes. Posteriormente, cuando se descubrieron los escandalosos fraudes (Ver) que se cometían con los exámenes de secundaria, la propaganda fue desviando el interés hacia otros temas, y en la actualidad estas escuelas se mantienen en paupérrimas condiciones, y nadie cree en las supuestas ventajas educativas de este sistema.



Especialista: Denominación laboral creada por el castrismo en los años ochenta para definir puestos de trabajo burocráticos en empresas y Ministerios, ocupados por personas que se concentran en determinada actividad, con el objetivo de reducir la extraordinaria cantidad de jefes de sección y jefes de departamento que proliferaban sin responsabilidad real y sin personal subalterno que dirigir.



Especulación: En la economía, es la acción de obtener productos en exceso (según las normas gubernamentales castristas) con el objetivo de venderlos en la bolsa negra (Ver) y obtener beneficios extraordinarios con su venta. En el plano ‘político’ es toda opinión o comentario sobre cualquier tema que no haya recibido una ‘orientación’ (Ver) del Partido (Ver) o un criterio partidista para ser sustentado por los militantes.



Espejitos de colores: Denominación oficial castrista para los productos sofisticados de la sociedad de consumo que llegan al país y los cubanos sencillos adquieren. Cuando los adquiere la nomenclatura (Ver) no se habla de espejitos de colores. La frase se utiliza como referencia a los espejos y cristales que los conquistadores cambiaban por el oro y la plata de los autóctonos en América al inicio de la conquista.



Espía: Agente enemigo infiltrado en Cuba por el imperialismo y la reacción (Ver), en primer lugar por el gobierno norteamericano y la Agencia Central de Inteligencia (CIA), con el objetivo de dañar al Comandante en Jefe (Ver), a la revolución (Ver), al gobierno y al pueblo. Cuando se trata de espías del bloque soviético, como Richard Sorge o Rudolf Abel, entonces se denominan ‘luchadores por la paz en posiciones estratégicas’. Si se trata de espías cubanos en territorio de Estados Unidos se denominan agentes infiltrados (Ver) y ‘héroes anónimos de la seguridad’. Los espías convictos de la “Red Avispa” en Estados Unidos se denominan oficialmente “Los Cinco Héroes Prisioneros del Imperio” (Ver).



Espíritu del Che: Galimatías conceptual para justificar el conjunto de acciones y decisiones tomadas desde los años sesenta, fundamentalmente en la Ofensiva Revolucionaria (Ver), sobre la base de reducir hasta eliminar todo tipo de incentivo material por el trabajo y lograr la movilización de las personas en base a una supuesta conciencia (Ver), el espíritu de sacrifico y ‘la satisfacción del deber cumplido’. Desde la salida de Che Guevara de Cuba en 1965, y fundamentalmente después de su muerte en la guerrilla boliviana, la propaganda (Ver) ha ido moldeando su figura hasta presentarlo casi como un santo, y las leyendas se tejen en torno a su persona sobre desprendimiento, sacrificio, modestia, humildad, esfuerzo y confianza infinita en el Comandante en Jefe (Ver). Sin importar la verdad o la leyenda, cada vez que se exige a la población un esfuerzo extraordinario o se pretende limitarle más aún el consumo, se recurre al ‘espíritu del Che’ en la propaganda.



Estadísticas: Información numérica sobre determinados fenómenos o procesos de la naturaleza, la economía o actividades sociales como el deporte, utilizada en todo el mundo para medir, comparar y pronosticar comportamientos. En el castrismo la información estadística se erradicó en la Ofensiva Revolucionaria (Ver) de 1968 y solamente se comenzó a restablecer varios años después. Para el vacío de esos años se ‘reconstruyeron’ las series históricas sin fundamentación científica. Desde 1976 la estadística está centralizada en el gobierno a través de dos sistemas, estadística ‘nacional’ y ‘complementaria’, y el Partido (Ver), a través de sus sistemas de ‘opinión del pueblo’ (Ver) y estudios sociológicos. Teóricamente, la estadística fluye desde las bases hasta el centro, quien las procesa y distribuye a quienes la necesitan. En realidad, la estadística es poco confiable e imprecisa, su información se adultera en cada emisor con el objetivo de informar lo que los superiores quieren que se informe, y los resultados finales son absolutamente desviados de la realidad y nada confiables. Además, el gobierno castrista clasifica determinadas estadísticas como ‘secreto’ (Ver) y otras como ‘restringidas’ (Ver), con lo cual las que son publicadas son solo una parte, no la decisiva, de la información estadística recogida, que además adolece de las deficiencias señaladas.

Anonymou
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: DICCIONARIO DEL CASTRISMO COTIDIANO

Mensaje por Anonymou el Jue Mayo 10, 2007 2:45 pm

Estado de opinión: Criterio con el que la seguridad (Ver) castrista define las opiniones y puntos de vista de la población cuando no se corresponden con las opiniones y puntos de vista del Comandante en Jefe (Ver), la revolución (Ver) y el Partido (Ver), que se consideran como la misma y única cosa. Cuando se habla de que se ha creado un estado de opinión se está queriendo decir que las opiniones de un grupo de personas, grande o pequeño, se consideran en disonancia con lo que el castrismo requiere y necesita y, por lo tanto, es necesario ‘actuar’ de alguna manera, sea con ‘trabajo político’ (Ver) o con acciones represivas.



Estado predelictivo: Clasificación policial para señalar a personas que sin haber cometido delitos son considerados ‘delincuentes potenciales’ porque están ‘a punto de cometer’ delitos. Las personas consideradas en ‘estado predelictivo’ pueden ser detenidas y confinadas, con juicio y sin juicio, por varios meses o por años, con el objetivo de ‘impedir’ que cometan los delitos. La clasificación se aplica tanto en el tratamiento de la delincuencia común como en los casos de delitos contrarrevolucionarios (Ver).



Estatutos: Documentos del Partido Comunista (Ver) y de las organizaciones de masas (Ver) que rigen la vida de esa organización, algo así como la ‘constitución’ o ‘ley orgánica’ de esa organización. Teóricamente se elaboran por el departamento de organización y son sometidos a la consideración de toda la militancia y aprobados por el congreso (Ver) de la organización.



Estudio-trabajo: Sistema creado bajo la dirección personal del Comandante en Jefe (Ver) para combinar el estudio y el trabajo simultáneo de los estudiantes con el objetivo de formarlos ‘ideológicamente’ y elevar el nivel de calidad de la enseñanza gracias a esta combinación y la relación con la práctica. Iniciado en las escuelas secundarias con la ‘escuela al campo’ (Ver) se fue extendiendo a la enseñanza universitaria con la llamada ‘universalización de la enseñanza’ y a las escuelas primarias, donde se creaban huertos escolares alrededor de las escuelas y se llevaba a trabajar a los niños de primaria con el objetivo de ‘inculcarles’ los valores del trabajo manual y agrícola. En las universidades los estudiantes de los primeros años se enviaban a trabajar en fábricas, almacenes y centros de servicios para contribuir a su ‘educación ideológica’ y como forma de ‘compensar los gastos que la revolución (Ver) realiza para que puedan estudiar’.



Exceso de circulante: Eufemismo oficial castrista para definir la inflación galopante existente en el país producto de la caída en picada de la producción y la eficiencia provocada por la Ofensiva Revolucionaria (Ver) de 1968 y el rotundo fracaso de la zafra de los 10 millones (Ver) en 1970. La inflación en los países capitalistas se denomina como inflación pura y dura, en el campo socialista (Ver) no se mencionaba, y en el castrismo se achacaba al exceso de dinero en la calle producto de ‘las medidas revolucionarias que redujeron sustancialmente los gastos de la población’.



Exilio: Denominación que muchas veces se dan a sí mismos los cubanos en el exterior del país, independientemente del status migratorio de cada uno y del país en que se encuentren, y de si son nacidos en Cuba o en otro país. El concepto dentro de Cuba se utiliza menos, pues el castrismo se refiere a ‘la mafia’ (Ver), ‘la gusanera’ (Ver), ‘la comunidad’ (Ver) o ‘la emigración’ (Ver) según le convenga, y la población en Cuba se refiere a ‘Miami’ (Ver) para hacer referencia al exilio.



Exilio rosado (blando): Denominación popular para los artistas, intelectuales e hijos de la nomenclatura que han obtenido permiso del castrismo para residir permanentemente fuera de Cuba sin que se les considere como ‘abandono definitivo del país’ (Ver) y, por lo tanto, que pueden regresar a residir al país, o de visita, y disfrutar de determinados privilegios vedados tanto para ‘la gusanera’ (Ver) como para los nacionales, siempre que en el exterior se comporten ‘adecuadamente’.



Expediente acumulativo del escolar: Expediente castrista de control del rendimiento escolar y de la actitud (Ver) político-ideológica de cada estudiante desde que comienza en la primaria hasta que termina los estudios universitarios. Todas las escuelas del sistema nacional de enseñanza están obligadas a llevar actualizado el expediente de cada alumno, quien no puede trasladarse de escuela o de estudios si no lleva a la nueva escuela, cerrado, lacrado y sellado, el expediente acumulativo y la evaluación que se realiza continuamente en el mismo.



Expediente de cuadros: Expediente secreto de control de los resultados de dirección y de la actitud (Ver) político-ideológica de los cuadros (Ver) de dirección. Se confecciona, verifica (Ver) y controla por los departamentos de cuadros (Ver) de las instituciones, bajo la supervisión del Partido (Ver) y la seguridad (Ver), y se traslada a la nueva institución cuando el dirigente (Ver) es trasladado.



Expediente judicial: Expediente de procedimiento penal que se elabora para presentar las acusaciones en los tribunales. Según las reglamentaciones del procedimiento penal, el expediente puede ser declarado ‘restringido’ (Ver) o ‘secreto’ (Ver) si se considera que puede afectar ‘la Seguridad del Estado’, y mantenido así hasta su elaboración definitiva para presentarlo a juicio (Ver), por lo que los abogados defensores no tienen acceso al mismo mientras se está preparando y sólo pueden leerlo parcialmente varios días antes de comenzar el juicio.



Expediente laboral: Expediente castrista de cada trabajador del país, donde se refleja toda su actividad laboral y ‘política’ durante su vida activa como trabajador. Su número de identificación como expediente laboral es el mismo del ‘carnet de identidad’ (Ver). Se elabora y controla por los departamentos de ‘recursos humanos’ o ‘personal’ de las instituciones. Como regla, el trabajador no tiene acceso a la información recogida en el expediente laboral.



Exportación: Envío de productos y servicios al exterior para el comercio internacional. Como regla general, el gobierno castrista considera la exportación como altamente prioritaria, y los compromisos de exportación para obtener divisas (Ver) se mantienen por sobre el consumo de la población, es decir, se trata de garantizar primero la exportación y después, lo que no se pueda exportar, se destina al consumo nacional. Así, determinados productos son sólo para exportación (incluida la llamada ‘exportación en fronteras’, destinada a restaurantes y tiendas que venden en dólares) como mariscos y pescados de alta calidad, carnes, tabacos, calzado, discos y casettes, y determinados medicamentos; otros se destinan primero a la exportación y sólo los sobrantes, rechazos o imposibles de exportar por baja calidad se dedican al consumo nacional, como los cítricos, frutas y vegetales frescos, cacao, ropa, muebles, jabonería y perfumería, o bebidas. Algunos productos han sido ‘re-exportados’, como se hacía con el petróleo soviético en los años ochenta, vendido a Cuba a 70 dólares la tonelada, que el Comandante en Jefe (Ver) re-exportaba, mientras el combustible estaba racionado en el país, para vender en el mercado mundial a 200 dólares por tonelada. El mismo principio se utiliza en la actualidad con el petróleo del pueblo venezolano que Hugo Chávez regala al castrismo como compensación por su apoyo.


Anonymou
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: DICCIONARIO DEL CASTRISMO COTIDIANO

Mensaje por Anonymou el Jue Mayo 10, 2007 2:47 pm

Extendido: Palabra técnica que el Ministerio de comercio interior castrista utiliza para definir la adulteración por el estado de productos alimenticios que se venden a la población: el café se mezcla con granos de chícharos molidos en proporción 50-50 por instrucciones personales del Comandante en Jefe (Ver), pero se le llama café ‘extendido’; el picadillo de carne de res se mezcla con frijol de soya y otros vegetales y se le llama picadillo ‘extendido’.



Extravagancia: Cualquier comportamiento personal que el Partido (Ver) considera se aparta de las reglas del comportamiento ‘normal’, que es el comportamiento aprobado por el Partido, y que debe ser combatido por la militancia como una desviación (Ver). Extravagancia puede ser cualquier cosa, la forma de vestirse o pelarse, bailar o cantar con demasiado énfasis, los hábitos de vida y los horarios de levantarse y acostarse, la forma de caminar o los adornos de una casa.

Anonymou
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: DICCIONARIO DEL CASTRISMO COTIDIANO

Mensaje por Anonymou el Jue Mayo 10, 2007 2:47 pm

F



Familiares en el exterior: Información obligada en toda planilla o solicitud que deben llenar los cubanos bajo el castrismo, se pregunta si la persona tiene familiares en el exterior refiriéndose a padres, hijos, hermanos, abuelos y tíos, principalmente en Estados Unidos. Si la respuesta es positiva se pregunta donde, desde cuándo, y que vía utilizaron, si legal o ilegal. Inmediatamente después se pregunta que tipo de relaciones mantienen con ellos. Por la inmensidad del éxodo cubano y separación de familias, casi todo cubano tiene familiares en el exterior, incluido el Comandante en Jefe (Ver), quien tiene hermanas e hija en Estados Unidos. La broma popular cubana es “hay que tener FE” (familiares en el exterior) para sobrevivir.



Fascismo: Etiqueta política que el gobierno castrista otorga a los gobiernos extranjeros que tienen relaciones muy poco amistosas y críticas con el castrismo, incluido Estados Unidos en las administraciones de Nixon y Reagan, y Pinochet en Chile.



Fascista: Etiqueta política que el gobierno castrista otorga a Jefes o funcionarios de gobiernos que mantienen relaciones poco amistosas con el castrismo.



Federación de Mujeres Cubanas: Organización de masas (Ver) creada en 1960 al estilo soviético para agrupar y controlar a las mujeres, dirigida vitaliciamente por la esposa de Raúl Castro. Una de las organizaciones más inútiles en su actividad, supuestamente dirige el proceso de liberación de la mujer (Ver) sin que nadie pueda precisar exactamente en que consiste. La Federación intenta facilitar las condiciones para que las mujeres puedan incorporarse al trabajo, supervisa el funcionamiento de los círculos infantiles y las escuelas primarias, y contribuye en actividades de prevención de la salud para las mujeres, pero en realidad su principal función es el control de las mujeres en sus casas cuando no están incorporadas a actividades laborales. Las mujeres son integradas desde los 14 años, deben pagar una cuota mensual y participar en círculos de estudio (Ver) y otras actividades que se realizan en el Bloque (Ver) de la Federación.



Federada: Mujer miembro de la Federación de Mujeres Cubanas (Ver), desde los 14 años de edad.



Felicitaciones: Costumbre extendida en el castrismo de enviar felicitaciones a todas partes por los supuestos logros obtenidos y el trabajo realizado, aunque los logros y el trabajo realizado sean hipotéticos o quiméricos, siempre que los felicitados hayan respondido adecuadamente a las directivas y orientaciones (Ver) recibidas.



Fidelidad: Acción de pensar y actuar fielmente hacia al Comandante en Jefe (Ver), el Partido (Ver) y la revolución (Ver), que se consideran como una y la misma cosa: la fidelidad se define como fidelidad a las ideas y directivas del Comandante en Jefe y el Partido, y la insuficiente fidelidad no se admite ni en la nomenclatura (Ver) ni en la militancia del Partido y la juventud (Ver). La falta de ‘fidelidad’ en esta concepción se define como traición (Ver) al Comandante en Jefe y puede ser penada de manera extrema hasta con la pena de muerte, como en el caso de la Causa Número Uno, sobre el narcotráfico (Ver) en 1989.



Filosofía: Una de ‘las tres partes integrantes del marxismo’ junto a la economía política (Ver) y el socialismo científico (Ver), fue desarrollada con seriedad por Marx a partir del estudio de los filósofos alemanes clásicos de los siglos XVIII y XIX y utilizada como fundamentación del ‘método dialéctico’ para interpretar ‘la naturaleza, la sociedad y el pensamiento’ y fundamentar la teoría del comunismo. Vulgarizada primero por Engels y después por Lenin en sus intentos de popularizarla y ampliarla, se fue convirtiendo en un pensamiento muy esquemático, dogmático y adulterado sin ninguna utilidad práctica, enseñado con criterios de catecismo en las escuelas, universidades y escuelas del Partido (Ver), y utilizado como fundamento ‘científico’ (Ver) de todas las decisiones políticas y económicas que toman el gobierno y el Partido (Ver).



Fiscalía: Institución que representa al estado castrista frente a la población, agrupa a los fiscales y está encargada de elaborar los expedientes de acusación en todos los casos que se presentan contra cualquier ciudadano; por definición tiene que responder a ‘los intereses de la revolución socialista’. En todos los casos, y más en los de carácter político, tiene derechos y privilegios asignados por los procedimientos penales establecidos que le colocan en absoluta ventaja frente a los abogados defensores: mientras los expedientes judiciales (Ver) se consideran secretos (Ver) o restringidos (Ver), lo cual puede solicitar la fiscalía en cualquier momento sin recibir nunca una negativa, los fiscales trabajan en colaboración con los órganos policiales preparando la acusación, mientras los abogados defensores sólo tienen acceso prácticamente cuando el juicio ya está por comenzar y no alcanza el tiempo para preparar seriamente la defensa.



Flojera: Conducta cobarde o débil que el castrismo achaca a los blandengues (Ver) y personas que no responden a sus requerimientos con el entusiasmo (Ver) y en la forma que los castristas consideran necesario.



Floridita: Restaurant habanero muy cercano al Parque Central, famoso desde antes del castrismo por ser asiduamente visitado por Ernest Hemingway y por despachar el famoso trago “Daiquirí”, en estos tiempos y desde hace muchos años uno de los principales lugares visitados por el turismo extranjero. En la actualidad funciona sólo con dólares, y el acceso de los cubanos está restringido, aunque tengan dólares.



Fortalecimiento: Denominación oficial para las actividades de la construcción (Ver), reestructuración o crecimiento del Partido (Ver) y las organizaciones de masas (Ver); cada vez que se ejecutan cambios o movimientos se definen de esta manera, dando la sensación de que al final de los procesos las organizaciones están más sólidas que antes.

Anonymou
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: DICCIONARIO DEL CASTRISMO COTIDIANO

Mensaje por Anonymou el Jue Mayo 10, 2007 2:47 pm

Fraude escolar: Denominación oficial castrista limitada a las actividades fraudulentas de los alumnos durante los exámenes para obtener calificaciones que no le corresponden mediante el uso subrepticio de pequeños papeles con información que debían conocer al examinarse, decirse las respuestas unos a otros, y todos los procedimientos universalmente conocidos en estas situaciones; pero el nombre surgió y se popularizó en ocasión del gran escándalo de fraude destapado en la década de los ochenta cuando se comprobó que en casi todas las escuelas los profesores facilitaban de diversas maneras que los alumnos aprobasen los exámenes para poder mostrar buenos resultados en la promoción, teniendo en cuenta que el castrismo estimulaba las promociones extraordinarias que se obtenían en las escuelas en el campo (Ver) con el uso de los mismos métodos fraudulentos. Pasado el escándalo, la propaganda (Ver) se dedicó a transferir el sentido del fraude a la acción de los alumnos, y la juventud comunista (Ver) se concentró en la ‘lucha contra el fraude’ y en declarar a las escuelas ‘territorio libre’ (Ver) de fraudes.



Frente femenino: Clasificación utilizada en el Ministerio del trabajo castrista desde los años setenta para definir las plazas y puestos de trabajo que pueden ser ocupadas solamente por mujeres, como parte del proceso de liberación de la mujer (Ver); cuando este absurdo burocrático mantenía posiciones vacantes al no encontrarse las mujeres en condiciones de ocuparlas se autorizó que los hombres pudieran ocupar estas plazas siempre que pasara un determinado período sin que aparecieran mujeres en condiciones de ocuparlas.



FT-31: Formulario del Ministerio del trabajo de obligatorio cumplimiento para trasladarse de un puesto de trabajo a otro, el FT-31 tiene varias copias y está compuesto de dos partes: la información del centro de trabajo y del puesto del que se va el trabajador y la información del centro de trabajo y el puesto hacia donde va el trabajador: de esta manera se mantiene un estricto control sobre la persona, sus actividades laborales y sus ingresos, pues el FT-31 es requisito indispensable para llevar a cabo cualquier traslado; además, así se puede trasladar el expediente laboral (Ver) del trabajador hacia el nuevo centro, de manera que se mantenga el control de sus actividades y su historial.



Funcionario: Clasificación laboral de personas que realizan trabajos con determinada trascendencia sin ser considerados dirigentes (Ver), especialistas (Ver) o técnicos, resulta como el clásico eslabón perdido entre el dirigente y los especialistas. Aunque el concepto se utiliza en la administración pública, donde más proliferan los funcionarios es en las dependencias del Partido (Ver) y las organizaciones de masas (Ver).



Fusilamiento: Método del castrismo para aplicar la pena de muerte, establecido en 1959 y mantenido hasta la actualidad. Al fusilamiento fueron llevados en 1959 cientos de acusados de crímenes durante la dictadura batistiana, y posteriormente cientos de acusados de delitos contrarrevolucionarios (Ver) considerados ‘graves’, o de bandidaje (Ver,) por participar en las organizaciones contrarrevolucionarias o en los grupos armados del Escambray durante los primeros años del sesenta. Mantenida latentemente como medida radical, se aplicó con menos frecuencia posteriormente, pero siempre se recurre a ella cuando se considera necesario dar un escarmiento, y sobre todo en delitos calificados de terrorismo (Ver) o traición (Ver), y en delitos comunes denigrantes. Un malabarismo jurídico fue utilizado en la causa del narcotráfico (Ver) de 1989 contra el general Ochoa, al aplicarse por ‘actos hostiles contra un estado extranjero’. No se conoce con exactitud la cifra real de fusilados en los cuarenta y siete años de castrismo, y los criterios varían desde denuncias de varios miles hasta las palabras del Comandante en Jefe (Ver) de que ‘no son tantos, solo unos cientos’.



Fusilar (copyright): Publicar o reproducir cualquier obra de arte, literatura, ciencia o texto de cualquier autor de cualquier país sin solicitar autorización del autor y sin pagar derechos de autor (Ver), alegando la nacionalización de los derechos de autor establecida por el castrismo como parte de la Ofensiva Revolucionaria (Ver) de 1968. Aunque la frase no se utiliza oficialmente en público, los formularios y documentos del Instituto del Libro definían varias categorías de publicaciones: original, re-edición, fusilamiento, y traducción, entre otras, y en el argot de las impresoras la palabra es absolutamente conocida y utilizada.


Anonymou
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: DICCIONARIO DEL CASTRISMO COTIDIANO

Mensaje por Anonymou el Jue Mayo 10, 2007 2:48 pm

Futuro: Etapa que según explica el castrismo ha de llegar en algún momento, siempre sin definir ni precisar, donde todas las dificultades (Ver) serán resueltas y todas las cosas serán mucho mejor; el futuro abstracto siempre debe ser superior a un pasado terrible que la propaganda (Ver) explica que nunca podrá regresar porque es preferible morir antes que volver a ese pasado bochornoso; el futuro nunca tiene fecha y siempre es futuro con relación al presente que se vive: en los sesenta el futuro parecía estar en los setenta, en los setenta parecía estar en los ochenta, en los ochenta parecía estar en los noventa, y así hasta el infinito.



Futuro luminoso: Calificativo utilizado por el castrismo para calificar el futuro (Ver) impreciso del que constantemente se habla; cuando no es suficiente hablar del ‘futuro’ en general se le pone el apellido y se habla del futuro luminoso que espera a los cubanos si desarrollan la revolución (Ver) bajo la sabia dirección (Ver) del Comandante en Jefe (Ver).

Anonymou
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: DICCIONARIO DEL CASTRISMO COTIDIANO

Mensaje por Anonymou el Jue Mayo 10, 2007 2:48 pm

G



Genocidio: Eliminación masiva de seres humanos que solamente llevan a cabo los imperialistas contra los pueblos, según la propaganda (Ver) oficial del castrismo. La guerra de Viet Nam se consideraba un genocidio ejecutado por Estados Unidos, así como el aniquilamiento de la población soviética por parte de los nazis (no se hacen demasiadas referencias al holocausto de los judíos por esos mismos nazis), o el aniquilamiento de la población indígena en Estados Unidos en el siglo XIX. Ninguna referencia como genocidio al aniquilamiento de nacionalidades por el stalinismo, el aplastamiento de la sublevación húngara por los tanques soviéticos en 1956, la revolución cultural maoísta o el aniquilamiento de los kurdos en Irak, mucho menos se menciona el hundimiento del remolcador “13 de Marzo” con decenas de mujeres y niños a bordo.



Gloria: Palabra reiterativa en los discursos oficiales castristas (sin tener en cuenta su sentido religioso) para culminar los momentos exuberantes con un conjunto de repeticiones: gloria a los caídos en… gloria a los heroicos… gloria a los compañeros que… Cuando se quiere ser aún más emocional, entonces la gloria se reclama como eterna: gloria eterna a los heroicos…



Gobiernos amigos: Los gobiernos más queridos del castrismo fueron, sin dudas, la Unión Soviética y los gobiernos hermanos del ‘campo socialista’ (Ver). En orden de cariños castristas vienen después los gobiernos más amigos, que son los que apoyan calurosamente al Comandante en Jefe (Ver), como los de Hugo Chávez y Evo Morales, el depuesto Sadam Hussein en Irak, los iraníes, El Khadafi en Libia, o José Eduardo dos Santos en Angola, y otros que le apoyen aunque no puedan enviarle demasiados recursos, como el gobierno sandinista de Nicaragua, Mengistu en Etiopía o Salvador Allende en Chile; después los gobiernos que mantienen relaciones que se pueden aprovechar convenientemente de alguna manera por el castrismo, como son México o Panamá; después los gobiernos ‘extranjeros’ que se limitan a relaciones protocolares y formales, luego los gobiernos ‘occidentales’ que se mantienen a distancia, y finalmente ‘el imperialismo (Ver) de Estados Unidos y sus lacayos’ (Ver), que son, como es comprensible, los que merecen menos cariño castrista.



Golpe Aéreo Masivo Sorpresivo: “Apreciación” de las intenciones del imperialismo (Ver) realizada por el alto mando militar del castrismo en los años ochenta, después que los soviéticos informaron al Comandante en Jefe (Ver) que no estaban en condiciones de defender a Cuba si hubiera un ataque por parte de Estados Unidos. El castrismo, absolutamente preocupado, se convenció o pareció estar convencido que Estados Unidos iniciaría la inminente ‘agresión’ (Ver) con un golpe aéreo masivo sorpresivo, con aviones y misiles, con la intención de desarticular las defensas y la economía cubana, como paso previo a una ocupación del país. Esta fantástica concepción llevó a la ‘movilización’ (Ver) para construir refugios antiaéreos y túneles (Ver) y preparar a la población para ‘la guerra de todo el pueblo’ (Ver). Con las experiencias vividas, primero de Granada, y el verdadero golpe aéreo contra Saddam Hussein en la operación “Tormenta del Desierto” en 1991, se desvanecieron las ilusiones castristas y se dejó de hablar del golpe aéreo masivo sorpresivo.



Golpear al imperialismo: Consigna oficial castrista que se aplica a cualquier cosa que pueda ser utilizada como factor de propaganda (Ver) política: una votación en Naciones Unidas, ganar un juego de beisbol entre equipos aficionados de Cuba y Estados Unidos, terminar según lo planificado la recogida de basura en un ‘Domingo Rojo’ (Ver) o echar a andar una maquinaria que estaba detenida por falta de mantenimiento o por roturas provocadas por mala administración o indisciplina laboral.



Gorila: Lenguaje oficial para denominar a los integrantes de las juntas militares de América Latina que no mantenían relaciones con el castrismo o mostraban hostilidad, como la junta chilena de Pinochet, los generales brasileños de 1964 o la junta argentina de los años setenta, antes que autorizaran los créditos a Cuba. Cuando alguien considerado ‘gorila’ por la prensa oficial castrista comienza a mejorar las relaciones con el Comandante en Jefe (Ver) se convierte inmediatamente de gorila a ‘Jefe de la Junta Militar’ o ‘Presidente’, como sucedió con los generales Omar Torrijos de Panamá y Velasco Alvarado de Perú. Cuando las relaciones tienden a la distensión sin llegar a la amistad, los gorilas pasan a ser nombrados por la prensa como ‘gobierno militar’, como ocurrió con los generales López Arellano en Honduras, o Rodríguez Lara en Ecuador.



Granja del pueblo: Empresa de propiedad estatal organizada en la agricultura desde las leyes de reforma agraria de 1959 con las tierras confiscadas a los ‘latifundistas y explotadores’, caracterizadas durante más de cuarenta y siete años de castrismo por su gigantesca dimensión, la faraónica asignación de recursos productivos, baja productividad, absoluta ineficiencia y ridícula producción, a pesar de lo cual el gobierno castrista insiste en que constituyen la forma más avanzada de ‘organización socialista de la agricultura’ y el ‘modelo’ de la producción campesina privada. Las tierras organizadas en granjas del pueblo constituyen más del 85% de la tierra en la agricultura cubana.



Granma: Nombre del yate en que desembarcó el Comandante en Jefe (Ver) en Oriente en 1956, y con el que fue bautizado también el periódico órgano oficial del Partido Comunista (Ver). Sensacionalista, amarillista y falaz, Granma distorsiona las informaciones, oculta lo que no conviene al castrismo divulgar, y maquilla continuamente la realidad. Para escribir en Granma es requisito obligatorio ser militante del Partido Comunista (Ver). Dice el chiste popular que si Napoleón Bonaparte hubiera tenido el Granma hubiera sido muy feliz, porque nadie en el mundo se hubiera enterado de su derrota en Waterloo.



Grupo de Apoyo: ‘Grupo de coordinación y apoyo al Comandante en Jefe’, fue creado personalmente por el 'Máximo Líder' (Ver) para tener a mano un grupo de ayudantes con determinada preparación escolar para asistirle en la dirección del país: sus miembros son escogidos a capricho o simpatía por el propio Comandante en Jefe (Ver), quien pretende ‘prepararlos’ para responsabilidades futuras, y reciben poderes y atribuciones absolutamente indefinidos y a la vez muy extensos, pues controlan a Ministros y funcionarios gubernamentales, piden cuentas, participan en reuniones, expresan opiniones y dan ‘orientaciones’ (Ver), pero nunca se sabe si lo hacen a título personal o por instrucciones del Comandante en Jefe, por lo que todos los funcionarios optan por pensar esto último, curarse en salud, y les obedecen y permiten la intromisión. No están obligados a rendir cuentas a más nadie que al propio Comandante en Jefe.



Grupúsculo: Denominación reiterativa aplicada por el gobierno castrista a todo grupo de disidentes (Ver) que se organiza en el país y a todo grupo de personas que manifiestan protestas contra el gobierno de una manera u otra: siempre son considerados grupúsculos compuestos por ‘cuatro gatos’ y que no representan la voluntad popular (Ver) sino sus propios intereses o los intereses del imperialismo (Ver), y deben ser reprimidos con rigor por todos los revolucionarios verdaderos.



Guagua: Denominación popular cubana desde mucho antes del castrismo para los ómnibus de transporte de pasajeros. En otros países se les llama ‘colectivo’, ‘buses’ o ‘autobuses’, mientras se llama ‘guaguas’ a los niños.



Guardafronteras: Unidades del Ministerio del Interior (Ver) encargadas de la protección de las fronteras del país, tienen a su cargo la custodia de las costas y mares adyacentes, así como puertos y aeropuertos, la lucha contra ‘piratas’ (Ver) y la detección, persecución y captura de balseros (Ver), grupos de infiltración, contrabandistas y narcotraficantes. Convenientemente equipadas con suficientes embarcaciones, perros de rastreo y sofisticada técnica electrónica, no pudieron sin embargo evitar la fuga constante de balseros hasta 1994, cuando los acuerdos migratorios con Estados Unidos detuvieron estas salidas. Curiosamente, se mostraron sospechosa y absolutamente ineficaces en la detección y captura de narcotraficantes en la década de los ochenta, como se demostró públicamente en el juicio de narcotráfico (Ver) contra el general Ochoa.


Anonymou
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: DICCIONARIO DEL CASTRISMO COTIDIANO

Mensaje por Anonymou el Jue Mayo 10, 2007 2:48 pm

Guardia cederista: Guardia de vigilancia revolucionaria (Ver) organizada en cada calle desde 1960 por el CDR (Ver), durante las siete noches de la semana, para controlar los movimientos de la población. Generalmente se organiza en dos turnos, de 11 a 2 y de 2 a 5 de la madrugada, y deben participar en ella los miembros del CDR de cada cuadra, aunque deban trabajar al día siguiente, pues es parte del sacrificio (Ver) revolucionario; sin embargo, las ausencias a estas guardias son cada vez más notorias y significativas. Las guardias se organizan y controlan por el responsable de vigilancia del CDR, y son supervisadas por el comité de zona (Ver), con las consiguientes coordinaciones con la policía (Ver) y la seguridad (Ver).



Guardia obrera: Guardia de vigilancia revolucionaria (Ver) organizada en cada centro de trabajo desde 1960 por los sindicatos (Ver) con el objetivo de proteger la propiedad estatal de posibles acciones enemigas (Ver). Se organizan durante los siete días de la semana, generalmente en dos turnos, dependiendo de los horarios de cada centro de trabajo, y en ella deben participar los trabajadores aunque deban trabajar al día siguiente. Aunque nadie cree en la efectividad de la guardia obrera, uno de los rituales más inútiles del castrismo, y el agotamiento de los trabajadores tras una noche de guardia se refleja en una baja productividad, las guardias obreras se mantienen contra el deseo y el interés de los trabajadores, como una forma de sometimiento y educación (Ver) revolucionaria.



Guerra de todo el pueblo: Denominación oficial castrista adoptada desde los años ochenta para las constantes medidas de preparación para la guerra, dirigidas por el Ministerio de las Fuerzas Armadas en todo el país ‘siguiendo la experiencia de los vietnamitas’. La guerra de todo el pueblo se basa en dividir a la población en varias categorías: unidades militares en activo; unidades que se completan con reservistas (Ver) en tiempo de guerra; milicias (Ver) de tropas territoriales; personal ‘imprescindible’ para la producción y los servicios, que se mantiene produciendo aún en situaciones de guerra; y personal de apoyo, integrado por los CDR (Ver), federadas (Ver) y resto de la población. La ‘guerra de todo el pueblo’ la dirige el Comandante en Jefe (Ver), y los máximos jefes del Partido (Ver) en cada territorio son los encargados de dirigir el pedazo de guerra de todo el pueblo que corresponde a su territorio, en coordinación con las fuerzas armadas. A pesar de las constantes denuncias (Ver) del gobierno castrista sobre las intenciones agresivas del ‘imperialismo’ (Ver), lo cierto es que en cuarenta y siete años el único intento real de Estados Unidos de atacar militarmente en Cuba tuvo lugar en 1962, como respuesta a la instalación de misiles atómicos apuntados contra Estados Unidos desde territorio cubano. Con la retirada de los misiles y los acuerdos Kennedy-Jrushov de 1962 el gobierno de Estados Unidos se comprometió a no organizar acciones armadas contra el castrismo, y a pesar del escándalo de la propaganda (Ver) castrista y de la ‘guerra de todo el pueblo’, Estados Unidos ha cumplido con ese compromiso, aún al precio de perder simpatías entre el exilio (Ver) cubano.



Guerra química: Guerra que desarrolla el imperialismo (Ver) contra los pueblos del mundo utilizando armas químicas y bacteriológicas, como por ejemplo Viet Nam, según declara la propaganda (Ver) oficial castrista. Cuando son gobiernos amigos (Ver) quienes las utilizan no se menciona el tema. En las referencias a las armas químicas nunca se menciona el uso de esas armas por las tropas soviéticas en Afganistán, o por Saddam Hussein contra los iraníes y los kurdos, ni los arsenales de armas químicas de Corea del Norte. El gobierno castrista niega rotundamente que en Cuba existan arsenales de estas armas.



Guerrerista: Cualquier figura de un gobierno extranjero, militar en activo o funcionario civil, que exprese la necesidad de detener con efectividad el avance del comunismo y la subversión, o que defienda el fortalecimiento militar de su país o sus aliados frente a las amenazas de los ejércitos comunistas o los grupos terroristas. En casos contrarios, cualquier gobierno, militar o funcionario civil comunista que exprese la necesidad de detener el avance del imperialismo (Ver) y la ‘reacción’, o que propicie el fortalecimiento militar de su país o sus aliados frente a las amenazas de los ‘imperialistas’, se considera por la prensa oficial y el castrismo en general como un luchador por la paz (Ver).



Guerrilla: Agrupación militar subversiva que combate a un gobierno establecido mediante tácticas sorpresivas y acciones muy rápidas, para aprovechar la ventaja de la sorpresa y de conocimiento del terreno, y retirarse antes que las tropas gubernamentales puedan contragolpear. La lucha de guerrillas fue el estilo característico de las operaciones militares del ejército rebelde (Ver) contra la dictadura batistiana, y el castrismo confiere poderes casi místicos a la lucha guerrillera. Che Guevara teorizó y escribió sobre la guerra de guerrillas, aunque le valió de poco en sus posteriores deslucidas experiencias guerrilleras en el Congo y Bolivia. El apoyo principal del castrismo en recursos, dinero y combatientes a la subversión en América Latina ha sido a través de grupos guerrilleros organizados en diferentes momentos en Argentina, Bolivia, Brasil (guerrilla urbana), Uruguay (guerrilla urbana), Perú, Ecuador, Colombia, Venezuela, Santo Domingo, Nicaragua, Guatemala, El Salvador y Honduras. Cuando las acciones guerrilleras son desarrolladas por grupos anticastristas, entonces la prensa oficial las denomina terrorismo o bandidaje, y a los guerrilleros terroristas o bandidos (Ver).



Guerrillero: Integrante de una guerrilla (Ver), el concepto se ha querido convertir en leyenda en el país con los mitos y narraciones de la lucha en la Sierra Maestra, y se ha trasladado a todos los sectores de la vida nacional cubana: se enaltece a los guerrilleros, se declaran ‘guerrilleros’ los constructores en una microbrigada (Ver) o los cortadores de caña en una provincia, se cantan loas a los guerrilleros y se reverencia al doblemente derrotado (Congo y Bolivia) Che Guevara como el ‘guerrillero heroico’.

Anonymou
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: DICCIONARIO DEL CASTRISMO COTIDIANO

Mensaje por Anonymou el Jue Mayo 10, 2007 2:49 pm

Gusanera: Denominación común en boca del Comandante en Jefe (Ver), la prensa oficial, funcionarios del gobierno y militantes del Partido (Ver) para referirse a todos los que de una manera u otra no simpatizan con el gobierno castrista, hayan abandonado el país o residan en Cuba. Se menciona la gusanera alborotada, o se propone aplastar la gusanera en muchas y diferentes ocasiones. También se utiliza el término para referirse a los cubanos que residen en Miami (Ver), haciendo mención a la gusanera de Miami o a ‘la letrina’, nombre con el que se describe la ciudad de Miami por el 'Máximo Líder' (Ver) y los castristas exaltados. En años más recientes, el vocablo de moda es “la mafia de Miami”. Cuando las situaciones cambian momentáneamente, y el Comandante en Jefe necesita los dólares (Ver) de la gusanera, entonces se utiliza otra terminología, como la emigración (Ver), o la comunidad cubana en el exterior (Ver).



Gusano: Denominación común en boca del Comandante en Jefe (Ver), la prensa oficial, funcionarios del gobierno y militantes del Partido (Ver) para referirse a toda persona que no apoya al gobierno castrista, independientemente de que participe activamente o no en acciones anticastristas, o que simplemente se mantenga pasivo y no apoye al gobierno. La acusación de gusano por parte de las masas (Ver) puede conllevar separación del trabajo o de los estudios, mítines de repudio (Ver), acciones punitivas y represalias personales por la ‘población indignada’ (Ver) o las brigadas de respuesta rápida (Ver).

Anonymou
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: DICCIONARIO DEL CASTRISMO COTIDIANO

Mensaje por Anonymou el Jue Mayo 10, 2007 2:50 pm



H



Héroe de la República de Cuba: Máxima condecoración oficial, copiada del modelo soviético, que se confiere a militares con servicios destacados en acciones militares, aún cuando no hayan ganado batallas o las guerras no se hayan ganado; sólo unos pocos oficiales de alta graduación y allegados al Comandante en Jefe (Ver) han recibido esta condecoración; cuando algún militar condecorado cae en crisis (Ver), como el general Ochoa en la causa del narcotráfico (Ver) de 1989, la condecoración se le retira inmediatamente, aún antes de la celebración del juicio donde fue condenado a la pena de muerte.



Héroe del Trabajo: Condecoración laboral copiada del modelo soviético que se confiere a trabajadores destacados por sus resultados. Los requisitos de selección y otorgamiento son imprecisos, por ello aunque los seleccionados reúnan resultados laborales destacados más aún deben reunir requisitos de fidelidad (Ver) y compromiso con el gobierno y simpatías de parte de los altos dirigentes (Ver) y el Partido (Ver), y fundamentalmente del Comandante en Jefe (Ver).



Heroico pueblo: Frase socorrida por la demagogia oficial castrista cada vez que se toman decisiones que exigen un esfuerzo extraordinario más o un nuevo sacrificio (Ver) por parte de la población; en esas ocasiones siempre se hace referencia al heroico pueblo como antesala de la demanda de los nuevos esfuerzos.



Histórico: Calificativo oficial castrista que se aplica a todo lo que se quiere destacar como importante y trascendente: histórico congreso (Ver), histórica reunión (Ver), histórico discurso (Ver), histórica decisión.



Hombre de su tiempo: Frase oficial castrista para referirse a personalidades históricas que se quieren destacar por alguna razón, pero que no pueden ser catalogadas como revolucionarios o comunistas porque no pueden calificarse como tales; cuando se habla de alguien que se quiere mencionar en positivo pero sin llegar a las escalas aceptables para el castrismo, se define a la persona como un ‘hombre de su tiempo’, queriendo significar que tuvo un comportamiento positivo (en la óptica castrista) pero insuficiente.



Hombre nuevo: En la concepción castrista, es el nuevo tipo de hombre que crea la revolución (Ver), fundamentalmente motivado por la ‘conciencia’ (Ver) revolucionaria y dispuesto a todo sacrificio (Ver) y esfuerzo en aras del castrismo. A partir de algunas líneas de un artículo de Che Guevara, escrito como él mismo dice de prisa en un avión durante un viaje, se ha creado toda una seudo-teoría, o más bien una leyenda, acerca del llamado hombre del siglo XXI que está creando el castrismo, y que debe ser muy superior al cubano común que arrastra los defectos de la antigua sociedad. Dice la burla popular de la población que el hombre nuevo tendrá cuatro brazos para poder trabajar más, y no tendrá cerebro ni estómago, pues no necesita pensar ni comer.



Homólogos: Dirigentes (Ver) de las organizaciones de masas (Ver) o el Partido (Ver) y la juventud (Ver) que desempeñan las mismas funciones en diferentes niveles de dirección, por ejemplo, los ‘organizadores’ o los ‘educadores’ del Partido (Ver) en el núcleo (Ver), en el buró y en el comité municipal. Corrientemente se realizan ‘reuniones de homólogos’ donde asisten todas las personas que se dedican a la misma actividad en las instituciones de base, intermedias y municipales, para hablar de asuntos relacionados con su actividad y, supuestamente, coordinar las estrategias de trabajo, lo cual no siempre es posible si no existen las ‘orientaciones’ (Ver) correspondientes.



Huracán: Fenómeno atmosférico común en el Caribe, que azota al país directa o indirectamente, pero al que la propaganda (Ver) oficial castrista culpa durante varios años por la escasez, ineficiencia y pobres resultados en la economía, fundamentalmente en la agricultura y la construcción, aunque el huracán haya azotado al país mucho tiempo antes, sólo lateralmente, o sus efectos hayan sido mínimos.

Anonymou
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: DICCIONARIO DEL CASTRISMO COTIDIANO

Mensaje por Contenido patrocinado Hoy a las 6:08 am


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 3. 1, 2, 3  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.