Como dijo Bonifacio Byrne: