Secretos de Cuba
Bienvenido[a] visitante al foro Secretos de Cuba. Para escribir un mensaje hay que registrarse, asi evitamos que se nos llene el foro de spam. Pero si no quieres registrarte puedes continuar y leer toda la informacion contenida en el foro.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Facebook
Anuncios
¿Quién está en línea?
En total hay 80 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 80 Invitados :: 3 Motores de búsqueda

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 1247 el Jue Sep 13, 2007 8:43 pm.
Buscar
 
 

Resultados por:
 

 


Rechercher Búsqueda avanzada

Sondeo

Respecto a la normalización de relaciones o el intercambio de presos realizado el miércoles como parte del acuerdo entre Cuba y EEUU

54% 54% [ 42 ]
42% 42% [ 33 ]
4% 4% [ 3 ]

Votos Totales : 78

Secretos de Cuba en Twitter

El mercado negro vuelve a reinar

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

El mercado negro vuelve a reinar

Mensaje por traslaverdad el Lun Nov 25, 2013 12:12 am

Los negocios clandestinos siempre han sobrevivido a las delaciones y pesquisas policiales
LA HABANA, CUBA/IVÁN GARCÍA/ESPECIALdom nov 24 2013 16:54
Eduardo, dueño de un cine 3D al oeste de La Habana, tiene a mano un plan B para sortear los escollos que le ha impuesto el Gobierno. “Invertí casi 15 mil dólares en la compra de una pantalla plana digital en 3D, tres aparatos de aire acondicionado, remodelar el garaje para convertirlo en sala de cine y una barra de caoba donde usted bebiendo un mojito puede ver la película de su elección. No me voy a detener por las prohibiciones del gobierno. Con la comida de mi familia nadie juega. Seguiré adelante, con más cautela. Los cubanos nadamos como peces en el agua en el mercado negro y la ilegalidad”, afirma el empresario.

Una “tradición” obligada

Y es que en Cuba los negocios por debajo de la mesa siempre han sobrevivido a delaciones y pesquisas policiales. Por eso Osmara, vendedora de pacotilla textil, no entra en pánico ante las nuevas medidas del régimen, que ordenó cerrar, a partir del 31 de diciembre, las ventas particulares de ropa, bisutería y perfumes importados. La medida tuvo que ser postergada por dos meses en octubre para permitir que los vendedores pudieran liquidar sus inventarios. “En los años 70, después que Fidel Castro en 1968 cerró todos los pequeños negocios, mi abuela expendía cigarrillos sueltos que elaboraba en el patio de la casa. En los 80 y 90 mis padres vendían ron y vinos caseros. Llegamos a montar una línea clandestina de cerveza”, comenta la mujer. “Cuando el gobierno autorizó nuevas opciones por cuenta propia, decidí sacar licencia. Pero desde hace tiempo yo vendía por la izquierda ropa de calidad traída de la ‘Yuma’ [Estados Unidos]. Ahora volveremos a los viejos tiempos”.

Gobierno sordo

Aunque indignados por lo que consideran una arbitrariedad del régimen, los consultados no tienen entre sus planes amotinarse y protestar en un parque o pedir audiencia para que un funcionario del Partido Comunista escuche sus demandas. “Ni siquiera me importan los motivos de las prohibiciones. En Cuba tienes que estar alerta a los pasos de las autoridades, para que no te sorprendan. El Estado no es un socio serio. Cuando tiene la soga al cuello, autoriza cierta autonomía y cuando se siente fuerte, la limita, acosa con absurdos gravámenes o te ilegaliza. Toda mi vida he tenido un 'bisne' de chapistería. Pudiera legalizarlo, pero prefiero seguir en el mercado negro”, dice un chapista habanero.

Para entender a Cuba se debe vivir en la isla. Muchas leyes simplemente son un adorno. Letra muerta. Es ilegal tener una antena por cable, pero hay personas que han montado un negocio con cientos de suscriptores que pagan 10 pesos convertibles mensuales, el salario quincenal de un profesional.

Prohibir, el verbo preferido

Igual sucede con las cuentas piratas de internet, las llamadas internacionales, la venta de leche en polvo, carne de res, pescados y mariscos. El 90% de los cacharros estadounidenses que ruedan por el país solo tienen de viejo el carapacho. Su mecánica es moderna. Motores de las marcas Hyundai, Audi o Peugeot salen discretamente por la puerta de atrás de talleres estatales. También la gasolina, diesel y piezas de recambio son robadas y comercializadas en el volátil mercado subterráneo. Un mercado donde todos participan. Desde trabajadores, profesionales hasta militares. Que levante la mano el cubano que nunca ha comprado un artículo en el mercado negro.

El gobernante Raúl Castro autorizó negocios que desde hace décadas se venían practicando en la clandestinidad. A pesar de las prohibiciones legales que castigaban con penas carcelarias severas, en Cuba nunca se dejó de vender casas, autos, ordenadores y comida robada de los almacenes del Estado.

Otras actividades vetadas por la ley funcionan a todo gas: la prostitución, el comercio de drogas, la “bolita” o lotería, los “'burles” o casas de juegos, las peleas de gallos y perros y las carreras ilegales de autos y motos. Si algo conoce bien el cubano nacido con la revolución es el mercado clandestino. En esa materia son expertos.

traslaverdad
Miembro Activo

Cantidad de mensajes : 933
Valoración de Comentarios : 905
Puntos : 2777
Fecha de inscripción : 19/10/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.