Secretos de Cuba
Bienvenido[a] visitante al foro Secretos de Cuba. Para escribir un mensaje hay que registrarse, asi evitamos que se nos llene el foro de spam. Pero si no quieres registrarte puedes continuar y leer toda la informacion contenida en el foro.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Facebook
Anuncios
¿Quién está en línea?
En total hay 24 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 24 Invitados :: 2 Motores de búsqueda

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 1247 el Jue Sep 13, 2007 8:43 pm.
Buscar
 
 

Resultados por:
 

 


Rechercher Búsqueda avanzada

Sondeo

Respecto a la normalización de relaciones o el intercambio de presos realizado el miércoles como parte del acuerdo entre Cuba y EEUU

54% 54% [ 42 ]
42% 42% [ 33 ]
4% 4% [ 3 ]

Votos Totales : 78

Secretos de Cuba en Twitter

El mal negocio de invertir en Cuba

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

El mal negocio de invertir en Cuba

Mensaje por Shijaran el Lun Nov 11, 2013 6:40 am

Otro articulo interesante para los inversores extranjeros.

Una lucha contemporánea entre David y el gigante Goliat. Así resume su historia Michel Villand, pionero de la inversión francesa en Cuba y que llegó a ser socio de Fidel Castro, y que ha escrito sobre su fallida aventura empresarial en la isla y sobre la forma en que plantó cara al sistema castrista, informa EFE.
Este empresario, que actualmente reside en el municipio granadino de Montefrío (sur de España), presenta en el libro “Mi socio Fidel Castro. Cuba, un desvío en el paraíso” -escrito junto al periodista Francis Matéo- un personal análisis sobre el régimen económico y la vida en la isla a partir de su experiencia con una industria panificadora y pastelera.

Escrito “sin odio, sin espíritu de revancha ni de venganza”, como recoge en la obra -disponible desde el lunes en toda España -, Villand pretende ser “fiel” a la realidad de un inversor extranjero en Cuba y poner de manifiesto la “montaña de dificultades” que padeció en este periplo.

“Fundar una empresa mixta en Cuba para una pequeña o mediana empresa extranjera es lo mismo que ponerse una soga al cuello”, relata este empresario, que montó dos fábricas de pan –una inaugurada por el propio Fidel en 1997- y hasta trece tiendas para la venta directa al consumidor bajo la marca “Pain de Paris”.

“Fidel sabía que habíamos tenido el coraje de invertir en Cuba pese a la Ley Helms-Burton”, recuerda a Efe, al tiempo que señala que esta norma prohíbe a los extranjeros que invierten en la isla trabajar en los Estados Unidos.

Pese a ello, no fueron los norteamericanos los que impidieron que el proyecto fructificara, al cabo de unos años -con una empresa que funcionaba “muy bien”- el Estado decidió unilateralmente y sin compensación alguna quedarse con el negocio: “En un país comunista no aceptan que un capitalista pueda vender bajo su mando, tú no puedes ganar”, explica.

Fue entonces cuando este empresario, junto a sus socios, decidió plantear un verdadero pulso al régimen cubano tras advertirles a sus dirigentes de que llevarían ante la Corte de Arbitraje Internacional de Londres el que consideraban un auténtico atropello.

“Sabíamos que la relación de fuerzas con el Estado cubano no nos era favorable, era David contra Goliat”, relata este autor, a quien, según afirma, intentaron “comprar”, sufrió presiones y que llegó incluso a ser “agredido” físicamente en plena calle.

El libro, escrito directamente en español, amplía con más detalles, más “aventuras” y anécdotas, una versión previa en francés en la ya que trató de sintetizar su historia.

“Es mi verdad, cuento lo que he vivido, estaba dentro del sistema, con Castro, pero yo vivía con el pueblo”, asegura el empresario francés, que ha apostillado que cuando Fidel cayó enfermo aprovecharon para “botarles” de la isla porque “jamás habían caído en la corrupción” y fueron firmes frente a la dictadura.

La obra pretende también servir de aprendizaje: “Muchos empresarios de buena fe que se van para Cuba, Corea del Norte o China no tienen la menor idea de lo que arriesgarán allá. Van con su dinero, con todo su entusiasmo, y las barreras son tales que, si no eres del tamaño de una multinacional, nunca puedes ganar”.

Shijaran
Miembro Activo

Cantidad de mensajes : 841
Valoración de Comentarios : 345
Puntos : 1344
Fecha de inscripción : 10/10/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El mal negocio de invertir en Cuba

Mensaje por Shijaran el Mar Nov 26, 2013 2:54 am

Advertencia a inversionistas
Lunes, Noviembre 25, 2013 | Por Miriam Celaya

El presente y el futuro mediato no parecen muy alentadores para el gobierno cubano. La inestabilidad sociopolítica y económica en Venezuela tras 14 años de populismo, la muerte del líder aliado y la llegada al poder de ese país por un presidente de probada ineptitud auguran un desenlace dramático para el romance entre Caracas y La Habana. De hecho, los subsidios petroleros han disminuido por causa de la crisis económica de la nación suramericana y también los programas de colaboración de la parte cubana han sufrido notables recortes.

Castro II ha fracasado en el intento de implementar reformas económicas sin modificar en lo más mínimo el sistema político y sin renunciar un ápice del poder y el control. De hecho, ha fortalecido a la clase militar dominante al otorgarle poderes económicos extraordinarios y al colocar a sus miembros de mayor rango y probada fidelidad al frente de todos los sectores estratégicos de desarrollo.

La gran carencia del régimen, no obstante, es el capital que financie una dictadura sustentable, de manera que el as bajo la manga del General-Presidente es atraer nuevamente las inversiones extranjeras. De ahí la ZEDM y las nuevas legislaciones para “legalizar” los bolsones de capitalismo en un sistema que se declara a sí mismo marxista, para hacer sentir a los inversionistas incautos un espejismo de seguridad jurídica.

Legalidad y transparencia

Pero, ¿qué garantías reales podrían tener las inversiones en un país en el que no solo se han incautado repetidas veces propiedades y finanzas sino que, además, las leyes las dicta y las deroga el gobierno, que es a la vez el inversor asociado, juez y parte del negocio? Así, lo que es permitido hoy pudiera ser suprimido en el momento en que el gobierno lo decida en dependencia de sus propios intereses y de las coyunturas internacionales que le sean o no propicias.

Y si de legalidad y transparencia se trata, los posibles inversores deberán considerar que negociar actualmente en Cuba implica también la violación de importantes legislaciones internacionales que condenan las condiciones de trabajo de los empleados cubanos en esas empresas.


Por otra parte, en un sistema autoritario y en ausencia de derechos para los propios cubanos, las inversiones no solo constituyen un riesgo financiero importante y un compromiso moral con una dictadura militar, sino que reflejan un desprecio profundo hacia los cubanos y a las legítimas aspiraciones de cambios de amplios sectores de cubanos de todas las orillas que permanecen excluidas, tanto de la participación como de los beneficios económicos de dichas inversiones, pese a que el capital de los emigrados es el que sostiene a las familias cubanas y produce ingresos permanentes en las arcas del gobierno, un factor que deberían tener en cuenta los empresarios extranjeros que aspiren a una larga y próspera permanencia en la Isla.
Referenta al desprecio profundo hacia los cubanos, en eso los inversionistas se cagan porque esa tribu solo cree en el dinero. Pero si no hacen caso a lo que esta subrayado les pasara lo que en la foto de abajo.

Sobre todo este mensaje va para los inversionistas Españoles, la avaricia acabara con ellos.



España y Cuba: diferencias políticas aparte
Martes, Noviembre 26, 2013 | Por Osmar Laffita Rojas

Parecía presagiar tormenta, para el régimen de Cuba, la derrota propinada por los electores españoles al presidente del gobierno y secretario general del Partido Socialista Obrero Español, José Luis Rodríguez Zapatero, en las elecciones de noviembre de 2011.

Para los socialistas españoles, los resultados fueron los peores alcanzados por un partido político desde el establecimiento de la democracia. Mientras, el derechista Partido Popular (PP) se alzó con el 44,6% de los sufragios y holgadamente alcanzó la mayoría en el Congreso de Diputados, con 186 curules.

Contrario a los que pensaban muchos, dentro y fuera de Cuba, entre los miembros del gobierno que acompañarían en su gestión al recién electo Mariano Rajoy, no aparecieron los que de manera intransigente desplegaron dentro del PP una campaña contra el régimen cubano, como Jorge Moragas, que fungía como secretario de Relaciones Exteriores, y Esperanza Aguirre, presidenta de la Comunidad de Madrid.

Desde que Rajoy asumió la presidencia, anunció que su prioridad era poner término a la grave crisis de la economía española, originada por la debacle del sector inmobiliario, que había sido el principal motor económico y laboral de España en los últimos 15 años. Como consecuencia de esa crisis, se produjo una brusca caída de la economía y un imparable crecimiento del desempleo, que llegó a totalizar más de 4 millones de parados.

Ante tal situación, los inquilinos de la Moncloa no podían crispar aún más las relaciones entre los gobernantes cubanos y el PP. Por el contrario, optaron por acrecentar las relaciones económicas con la Isla y por enviar señales de estabilidad a la comunidad empresarial española asentada durante años aquí, fundamentalmente la del sector del turismo, que es la que tiene mayor presencia.

Aunque los medios oficiales cubanos no se refieren a ello, 62 hoteles (casi el 95% de las habitaciones cuatro y cinco estrellas en la Isla) están gestionados por hoteleras españolas.

Los 50 hoteles que existen en el polo turístico de Varadero, con 18 mil 752 habitaciones de categoría cuatro y cinco estrellas, son explotados de manera conjunta por los grupos hoteleros cubanos Gaviota, GranCaribe y Cubanacán, asociados con Meliá Internacional, IberoStar, Barceló, RIU y ACCOR, entre otros.

Muestra del crecimiento de la presencia española en nuestra industria sin humo fue la inauguración, hace dos meses, del hotel Meliá Marina Varadero, categoría cinco estrellas y modalidad todo incluido, con 423 habitaciones, el cual será explotado de manera conjunta por la hotelera Meliá Internacional y el Grupo Gaviota.

Aledaña al Meliá Marina Varadero, entró en servicio una marina que será el mayor puerto turístico de Cuba y el Caribe, con 1 300 atraques, además de condominios, centros comerciales, servicios técnicos y otras instalaciones dedicadas a los amantes del mar que sean extranjeros con bastante dinero, porque los cubanos residentes en la Isla no tienen derecho a disfrutar de una travesía en yate.

Baúl con siete llaves

Su interés por acrecentar el comercio con Cuba, indica que el gobierno de Rajoy ha guardado en un baúl las diferencias políticas existentes entre Madrid y La Habana.

Entre 2011 y 2013, las ventas de España a Cuba ascendieron a 1926,1 millones de euros. En 2012, las exportaciones españolas a nuestro país reportaron 759.5 millones de euros, lo que significó un crecimiento del 17,5%, una señal positiva de la recuperación de las exportaciones, que antes de la crisis era 776 millones de euros.

Pero la balanza de este comercio ha sido altamente desfavorable para Cuba. Las exportaciones cubanas al país ibérico reportaron, en el último trienio, 434 millones de euros. Ha habido una acelerada caída de las ventas. En 2011, fueron 172 millones de euros. Las registradas entre enero y agosto del presente año solo alcanzaron106 millones de euros.

El mayor peso de las ventas cubanas no fueron los productos tradicionales, como azúcar, tabaco, pescado y mariscos, sino que ha habido un incremento de la venta de productos derivados del petróleo, aunque en este año se ha registrado una apreciable caída también en ese orden. Además, han disminuido las ventas de tabaco y ron.

En cambio, las ventas de España a Cuba han experimentado un sostenido crecimiento en los tres últimos años. De acuerdo con los pronósticos, al cierre del presente se espera una cifra record. España es el cuarto socio comercial de Cuba (después de Venezuela, China y Brasil) por sus importaciones y por la masiva presencia de empresas españolas en la Isla.
Y despues de eso Rosa Maria Paya quiere que los españoles investiguen la muerte de su padre ellos, por el dinero de los Castro, estan dispuestos hasta a bailar sobre su tumba. (que dios me perdone)

Shijaran
Miembro Activo

Cantidad de mensajes : 841
Valoración de Comentarios : 345
Puntos : 1344
Fecha de inscripción : 10/10/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El mal negocio de invertir en Cuba

Mensaje por raptor f/22 el Jue Nov 28, 2013 10:15 am

ah los gallegos,tan brutos como siempre,

se olvidaron de MAXIMO GOMEZ y la tea incendiaria. de las confiscaciones de los primeros anos de sus lejanos parientes LOS CASTRO,y se olvidan o no piensan que de nuevo lo perderan todo,con los Castros ,y tambien despues de ellos por COLABORACIONISTAS con la dictadura

raptor f/22
Miembro Extremo

Cantidad de mensajes : 2252
Edad : 70
Localización : miami
Hobbies : peces tropicales,musica aeromodelismo y estar al tanto de todo lo que politicanente pueda danarnos aqui y alla
Valoración de Comentarios : 612
Puntos : 2285
Fecha de inscripción : 14/04/2007

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El mal negocio de invertir en Cuba

Mensaje por Contenido patrocinado Hoy a las 6:07 pm


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.