Secretos de Cuba
Bienvenido[a] visitante al foro Secretos de Cuba. Para escribir un mensaje hay que registrarse, asi evitamos que se nos llene el foro de spam. Pero si no quieres registrarte puedes continuar y leer toda la informacion contenida en el foro.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Facebook
Anuncios
¿Quién está en línea?
En total hay 36 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 36 Invitados :: 2 Motores de búsqueda

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 1247 el Jue Sep 13, 2007 8:43 pm.
Buscar
 
 

Resultados por:
 

 


Rechercher Búsqueda avanzada

Sondeo

Respecto a la normalización de relaciones o el intercambio de presos realizado el miércoles como parte del acuerdo entre Cuba y EEUU

54% 54% [ 42 ]
42% 42% [ 33 ]
4% 4% [ 3 ]

Votos Totales : 78

Secretos de Cuba en Twitter

Venezuela: El Síndrome del Autoembargo...

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Venezuela: El Síndrome del Autoembargo...

Mensaje por El Cuervo el Mar Mayo 07, 2013 4:36 am

Las embestidas rojas rojitas.

FABIO RAFAEL FIALLO | EL UNIVERSAL
domingo 5 de mayo de 2013 12:00 AM

Cuando un régimen cree que puede colocarse antojadizamente por encima de las leyes del mercado, imponer de manera insensata controles de precios y divisas, y al mismo tiempo hostigar e intimidar al sector empresarial, convirtiéndolo en el chivo expiatorio de las vicisitudes del país, el resultado de esa política es indefectiblemente la parálisis económica, la bancarrota financiera y a fin de cuentas la implosión.

Eso ocurrió en el bloque soviético antes del colapso del Muro de Berlín, al igual que en la China de Mao antes de la consigna "¡Enriquézcanse!" de Den Xiaoping.

Ocurrió también en el Chile de Salvador Allende, provocando que la nueva generación de socialistas, encabezados por Ricardo Lagos y Michelle Bachelet, arrojara por la borda los atavismos ideológicos y adoptara una estrategia económica de corte social liberal.

Se vio además en el Perú de Velasco Alvarado, cuando hasta el aceite de pescado, artículo indispensable en la dieta cotidiana de los peruanos, llegó a escasear como nunca antes en la historia de ese país. Ocurrió de nuevo durante el primer gobierno de Alan García, quien supo enmendar la plana y tomar un giro similar al de Lagos y Bachelet cuando fue nuevamente electo en 2006.

Se ha visto en Cuba, donde el propio Fidel Castro acabó admitiendo que el socialismo no funciona ni siquiera en su país.

Se está viendo en Argentina, donde los controles de precios y divisas y las arbitrarias expropiaciones de Cristina Kirchner han exacerbado la inflación, la fuga de capitales y la pérdida de competitividad.

De todas esas experiencias, el presidente proclamado sin auditoría imparcial, Nicolás Maduro, parece no haber aprendido ninguna lección. Se empecina en conservar, e incluso tiene la intención de "radicalizar", un modelo económico rojo rojito que ha llevado a Venezuela al borde del precipicio económico, financiero y social.

¿Es que a Maduro le es tan difícil comprender que lo que no funcionó en la Cuba de los Castro, ni en la Unión Soviética o la China de Mao, ni en el Chile de Allende o en el Perú de Velasco Alvarado y en el primer gobierno de Alan García, ni funcionó en la Venezuela de Chávez, menos aun puede funcionar con alguien tan obtuso como él?

Tal obstinación es tanto más grave cuanto que Maduro carece de los medios necesarios para proseguir inconsultamente el camino de su líder y mentor. Hereda en efecto una economía exangüe, devastada por 14 años de ineficacia y corrupción [1].

Incluso con un precio del petróleo por las nubes, las ventas del crudo no darán abasto para atender las necesidades económicas de los venezolanos. Y ello por múltiples razones.

Uno, a fuerza de utilizar Pdvsa como una vaca lechera, impidiéndole modernizarse y ampliar su capacidad de producción, la extracción de petróleo durante los años rojos rojitos ha caído de 3.1 a 2.4 millones de barriles al día (muy lejos del objetivo formulado por Chávez en 2003 de elevar dicha extracción a 5.1 millones). Dos, a golpe de expropiaciones absurdas y controles de precios asfixiantes, la agricultura y la industria son sectores en vías de desaparición: Venezuela importa hoy alrededor del 75% de los alimentos que consume, contra el 30% que importaba antes de Hugo Chávez, al mismo tiempo que el número de empresas operando en Venezuela ha pasado de 11 mil en 1998 a apenas 7 mil en la actualidad. Tres, desde que se inició la nacionalización del sector eléctrico en 2007, la capacidad de generación eléctrica ha caído en un 40%. Cuatro, para reembolsar su astronómica deuda a China (alrededor de USD 42,500 millones), una parte de los suministros de petróleo a ese país no dará lugar a ingresos de divisas (pues ya Chávez las cobró de antemano y las despilfarró) (2).

Para colmo, mientras los venezolanos, agobiados por una inflación galopante y por devaluaciones a repetición, se ven obligados a apretarse los cinturones, Maduro sigue enviando diariamente 100.000 barriles de petróleo al régimen castrista.

El descalabro económico ayuda a comprender por qué el descontento cunde en Venezuela, por qué el chavismo perdió más de un millón de votos en seis meses mientras la oposición continúa avanzando, por qué el régimen rehúsa una auditoría imparcial, por qué, en definitiva, Maduro carece de legitimidad. Pero en vez de admitir que la situación es inviable, Maduro y los suyos, soñando en vano con reproducir en Venezuela la represión castrista, prefieren embestir a diestra y siniestra contra todo aquel que se atreva a reclamar justicia y libertad.

Las recientes agresiones físicas y medidas represivas contra diputados de la oposición, el acoso laboral, la persecución desatada contra líderes estudiantiles y los contraproducentes insultos al canciller español constituyen la mejor demostración de la inquietud que reina hoy en la jerarquía bolivariana.

Lo que Maduro y los suyos no comprenden es que ni la comunidad internacional ni menos aún los venezolanos permanecerán de brazos cruzados ante los continuos abusos y vejámenes del tambaleante poder rojo rojito.

f.fiallo@ymail.com

[1] Ver al respecto: "Las preocupantes cifras que deja Chávez", abc.es, 08/03/2013 y "Maduro, el socio incómodo", elpais.com, 27/04/2013.

[2] "Hugo Chávez deja a Venezuela con un nudo económico", BBC Mundo, 07/03/2013.

http://www.eluniversal.com/opinion/130505/las-embestidas-rojas-rojitas

---------------------------------------------------------------------------


Una cosa sí está más que clara… Los Castrochavistas “derrotaron” El ALCA para hacer, con El ALBA, EXACTAMENTE LO QUE LE CRITICABAN AL ALCA… De la misma forma, critican “El Despiadado Neoliberalismo” para, en definitiva, SUSTITUIRLO POR EL CAPITALISMO DE ESTADO MÁS FEROZ Y EXCLUYENTE CONTRA EL PUEBLO DEL PAÍS DONDE PLANTAN SUS PEZUÑAS; YA SEA “SU” PAÍS O UNA NEOCOLONIA, PORQUE NEOCOLONIALISTAS TAMBIÉN SON, LOS CASTRO…

La Solución?... O, Una de Las Posibles Soluciones?:

Una Economía de Mercado REGULADA, dentro de un Marco Jurídico Constitucional y Pluripartidista, con Separación de Poderes…:

1º- … donde No estén representados Los Castro NI SuS IMPLANTES SUSTITUTIVOS por NINGUNA PARTE…

2º- … donde Se le exija a La Clase Media/Alta, Propietaria del Sector Productivo, que cumplan con:

-Pagar Salarios Justos.

-Crear Condiciones de Trabajo Óptimas en cuanto a Seguridad e Higiene/Prevención de Riesgos/Seguridad Social.

-“Reciclar”, EN FUNCIÓN DE LA REINVERSIÓN/NUEVA CREACIÓN DE EMPLEOS, PARTE DE LOS CAPITALES CREADOS A PARTIR DE LAS OPORTUNIDADES NACIONALES/LOCALES QUE APROVECHARON GRACIAS A LAS POLÍTICAS DE ESTÍMULO ECONÓMICO QUE SE LES RECONOCIÓ COMO DERECHO; ES DECIR, QUE SI APROVECHAN LAS OPORTUNIDADES DEL SISTEMA “QUEDAN OBLIGADOS CON LA COMUNIDAD” EN FUNCIÓN DE LA CONTÍNUA CREACIÓN DE EMPLEOS…

--------------------------------------------------------------------------




El Cuervo
Miembro Especial

Cantidad de mensajes : 1417
Localización : Casa de E. A. Poe.
Hobbies : Crear Herramientas.
Valoración de Comentarios : 2217
Puntos : 4120
Fecha de inscripción : 09/12/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.