Compartir este Tema o Noticia en tu Facebook o Twitter
Conectarse

Recuperar mi contraseña

¿Quién está en línea?
En total hay 33 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 33 Invitados :: 1 Motor de búsqueda

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 1247 el Jue Sep 13, 2007 7:43 pm.
Buscar
 
 

Resultados por:
 


Rechercher Búsqueda avanzada

Anuncios
Navegacion
 
 
 
Educacion y Salud Publica en Cuba
Temas dedicados a la educacion y salud cubana.
Noticias, Anecdotas, Fotos, Comentarios, Etc..
 
Ubicacion de unidades militares, Fotos de satelite, Etc...
 
Carceles de Cuba
Ubicación e información de carceles cubanas.
 
 
 Documentales, Audios y Videos
Todo en version de video y audio.
 
Anuncios
Sondeo

¿QUE REPRESENTO PARA CUBA EL GOLPE DE ESTADO DEL 10 DE MARZO DE 1952?

22% 22% [ 22 ]
18% 18% [ 18 ]
13% 13% [ 13 ]
10% 10% [ 10 ]
9% 9% [ 9 ]
11% 11% [ 11 ]
5% 5% [ 5 ]
9% 9% [ 9 ]
5% 5% [ 5 ]

Votos Totales : 102

Secretos de Cuba en Twitter
Facebook
Stats


Otras Paginas

R. Dominicana - Cuba - Venezuela

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Solicitud Informacion R. Dominicana - Cuba - Venezuela

Mensaje por Balcacer el Sáb Feb 02, 2013 8:09 am

Breve Historia de la invasión de "Playa Caracoles", financiada, armada por el "Departamento América del PCC - Partido Comunista Cubano - y las FAR. Bajo la fría mirada del Barbudo Mayor

Relatan el desembarco de Caracoles

La República 2 Febrero 2013

CLAUDIO CAAMAÑO DICE QUE MONTES MANUEL MONTES ARACHE Y HÉCTOR LACHAPELLE DÍAZ INFORMARON AL ENEMIGO LOS PLANES DE FRANCIS


Entrenamiento. La secuencia gráfica recoge diferentes momentos de los entrenamientos a que fueron sometidos los compañeros de Caamano Deñó, en Cuba.

Claudio Caamaño
Santo Domingo




Listin Diario


Tras la elección presidencial de 1966, en que la ocupación militar norteamericana trae a Balaguer de Estados Unidos, donde huía por crímenes trujillistas, y lo impone como presidente, Juan Bosch, candidato derrotado, se fue a Europa y se reunió con Francisco Caamaño Deñó, Presidente Constitucional, guía y líder combatiente de la Gesta Patria de 1965, ejemplo de luchador por la soberanía nacional para América y el Mundo. Caamaño recriminó a Bosch su participación en unas elecciones hechas por las fuerzas militares de ocupación del gobierno norteamericano, que invadió nuestra patria para oponerse en guerra a su retorno como Presidente Constitucional e impedir soberanía, democracia, libertad, justicia y honestidad en República Dominicana, contrario a sus intereses imperiales. Bosch se justificó diciendo que los norteamericanos le amenazaron, que si no participaba para desmontar la oposición de los combatientes constitucionalistas, habrían más muertos que en Yakarta, Indonesia (seiscientos mil en la primera noche). Dijo además: “Balaguer será presidente criminal, dependiente y servil de los gobiernos norteamericanos, como fue Trujillo y gobernará con su apoyo mientras viva”. Por eso debemos preparar un proyecto para combatir el régimen de Balaguer. El Partido Revolucionario Dominicano, bajo mi dirección, será el brazo político y los militares y combatientes constitucionalistas mandados por usted serán el brazo armado. En varios días en Benidorm, España, se pusieron de acuerdo.

Bosch secundado por Peña Gómez comenzó a preparar al PRD y Caamaño con militares constitucionalistas en el exilio comenzó a ubicar para reunir 500 de los mejores combatientes. Bosch que tenía contacto con dirigentes cubanos les informó del proyecto y solicitó ayuda, el Gobierno Revolucionario de Cuba les dio toda la ayuda necesaria incluida un área en Cuba para el entrenamiento de los combatientes con Caamaño. En octubre de 1967, Caamaño recibe de los cubanos documentos y dinero para el PRD y para reunir en Europa y viajar a Cuba 500 combatientes, y una invitación a un viaje secreto a Cuba, que había solicitado, para concretar los planes con la máxima dirección cubana. Se reúne en Holanda con Manuel Montes Arache y Héctor Lachapelle Díaz que participan desde el inicio encargados de viajar a Cuba con los combatientes. Les entrega dinero para el PRD, de ayuda familiar que habían pedido y los documentos y el dinero para reunir a los 500 en Europa y viajar a Cuba. Lachapelle acompaña a Caamaño a París, Francia, donde agentes cubanos les esperan con documentación y enmascaramiento para el breve viaje a Cuba.

La traición
Días después Montes Arache y Lachapelle Díaz abandonan a Caamaño, informan a los norteamericanos del “Proyecto Bosch-Caamaño” de enfrentamiento político y militar a Balaguer, y también abandonan en Europa a los combatientes que habían llegado. Ambos viajan a Santo Domingo y delatan durante días ante dominicanos y norteamericanos los detalles del plan, según me narraron los generales José Ernesto Cruz Brea y Neder. De estas delaciones nacieron los antiguerrillas Cazadores de Montaña, concebidas por los norteamericanos para esperar a Caamaño. Juan Bosch fue amenazado de nuevo en Europa por los norteamericanos y obligado a retirarse del proyecto con Caamaño y viajar a República Dominicana, para desactivar el aparato militar creado en el PRD, al que llamó públicamente garrapatas.

Caamaño no pudo regresar en unos días como era su propósito, pues al conocerse su actividad revolucionaria por la Soberanía Nacional, la Justicia y la Dignidad de los dominicanos, su vida corría peligro. Quedó aislado de los combatientes constitucionalistas con la traición. Se informó de los dominicanos en Cuba que eran del MPD, 14 de Junio, PCD y otros. Con el apoyo total de los cubanos consiguió organizar un nuevo proyecto con los mismos fines. Envió emisarios a la patria, contactó con el aparato militar del PRD al que tomó bajo su orientación y lo reorganizó en dos grupos: en el sur de Santo Domingo a Barahona incluido San Juan, Padre Las Casas y San José de Ocoa; en el norte de Montecristi a Nagua, incluido Santiago, Moca, Salcedo y San Francisco de Macorís. Envió bajo su mando a Amaury Germán y Virgilio Perdomo a organizar la resistencia armada en Santo Domingo. Se recibieron en Cuba decenas de dominicanos y dominicanas, llegamos a ser en el entrenamiento de la guerrilla rural un poco más de cuarenta y en la urbana más de cien y miles nos esperaban en República Dominicana. Todo marchaba bien con la cooperación absoluta de los cubanos en 1971. Pero la organización creada por Caamaño y dirigida también por Heberto Lalane, Mario Galán y Amaury Germán estaba formada mayoritariamente por militantes de la izquierda dominicana donde predomina el personalismo y el divisionismo; sufrió varias divisiones y deserciones hasta quedar sólo nueve compañeros que divididos en cuatro equipos salimos de Cuba entre finales de 1972 y principios de 1973. Nos reunimos en la isla de Guadalupe el 25 de enero y salimos el 26, día del natalicio de Duarte, a unas islas venezolanas donde recogimos nuestros equipos, depositados bajo arena por los compañeros cubanos, y llegamos a la Bahía de Ocoa el 2 de febrero de 1973 en la tarde. Éramos Francisco Alberto Caamaño Deñó (Román), Heberto Geordano Lalane José (Eugenio), Mario Nelson Galán Durán (Juan), Alfredo Pérez Vargas (Armando), Ramón Euclides Holguín Marte (Braulio), Ramón Payero Ulloa (Ismael), Toribio Peña Jaqués (Felipe), Hamlet Hermann Pérez (Freddy) y Claudio Caamaño Grullón (Sergio). Cada uno con su historia, su familia, sus amigos. Que supimos poner la patria por delante de nuestros miedos, y al pueblo por encima de nosotros mismos.

Llegada tormentosa
El desembarco sería a las ocho pero por negligencia de Hermann y otros errores, tuvimos una llegada a tierra tan difícil, que un compañero quedó separado y perdimos dos mochilas. Salimos a la carretera con un atraso de varias horas, pasando por militares tomamos un vehículo hasta el pueblo de Las Charcas y de ahí un camión a Cañada Cimarrona, otro vehículo hasta La China, llegamos al amanecer a casa del Alcalde, desayunamos y a pie al poblado del Cercado, donde comimos en casa del Alcalde y compramos dos mulos y algunos artículos. Dormimos antes de llegar a Mesa de Domingo por el cual pasamos muy temprano el día 4. En la tarde nos alcanzaron dos militares y dos policías a caballos, mandados para investigar lo que hacíamos, le hicimos un cuento y se fueron no muy creídos. Avanzamos hasta las diez de la noche, el día 5 salimos al amanecer para llegar temprano a La Cienaguita, en la Cordillera Central, para recoger un entierro hecho por nuestra avanzada, Amaury y Virgilio, de 360 latas de leche condensada y 360 latas de sardinas. Para eso compramos los dos mulos en El Cercado.

Llegamos al sitio. Lalane y Hermann de vigilantes y los demás buscando el entierro, que se coordinó entre Caamaño, Amaury y yo en Cuba en el año 1970. Tres horas después y sin encontrarlo, nos alcanzaron militares. Solo los enfrentó Lalane, en segundos les hizo cuatro muertos y varios heridos, cuando llegamos los demás al área de combate vimos a decenas de militares y algunos civiles correr en retirada. Nadie les disparó. Lalane fue herido dos veces sin gravedad. Quedamos en control del área, pero evitando otros choques con los militares, Caamaño ordenó suspender la búsqueda del entierro, soltar los mulos y retirarnos por dentro de un arroyo para no dejar huellas.

El día 6, avanzamos lento porque el pie herido de Lalane dificultaba su marcha, aunque Lalane nunca se quejó. Nos deleitamos con los muchos dulces criollos del Cercado. El día 7, mejoró Lalane y avanzamos mas rápido evadiendo durante todo el día encuentros con miles de militares, helicópteros y aviones. Al oscurecer guiados por dos niños llegamos a su casa aislada en la montaña y su familia nos proporcionó una gran comida, recogimos varias informaciones y nos despedimos a las once de la noche. Caminamos casi toda la noche y el día 8 al amanecer llegamos al poblado Las Cuevas, donde esperábamos encontrar alimentos enlatados, leche condensada y sardinas. Había solo latas de avena. Varias conversaciones, un copioso desayuno de cerdo y desinformaciones para los miles que nos perseguían.


Shocked

Esperen la II Parte

Observen como el espionaje cubano ya tenía los cojones de invadir territorio venezolano y sembrar armas. ¡Gulp!


Última edición por Balcacer el Sáb Feb 02, 2013 8:27 am, editado 1 vez

Balcacer
Miembro Regular
Miembro Regular

Cantidad de mensajes: 96
Localización: México
Hobbies: Cuba, DPRK, La Verdad, Yes
Valoración de Comentarios: 28
Puntos: 152
Fecha de inscripción: 27/01/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Solicitud Informacion II Parte

Mensaje por Balcacer el Sáb Feb 02, 2013 8:25 am

Periódico Listín diario


La República


2 Febrero 2013




A 40 años

Últimas horas de la guerrilla

CAAMAÑO FUE RETENIDO VIVO POR MÁS DE SEIS HORAS Y SU ASESINATO CELEBRADO CON ALGARABÍA



Francisco Alberto Caamaño, al centro, y los demás integrantes de la guerrilla que encabezó en 1973 y que intentaba derrocar el gobierno de Joaquín Balaguer.

Claudio Caamaño

Santo Domingo


Hicieron un cerco estratégico y varios cercos tácticos. Esa noche al prepararnos para romper los cercos Caamaño ordenó abandonar todo lo que no fuera imprescindible, hamacas que nadie usaba, latas de avena y otros. Hermann dejó también un cuaderno de notas de un diario que hacía en secreto, lo que estaba totalmente prohibido en esta etapa de la guerrilla. Rompimos los cercos, caminamos toda la noche y nos alejamos más de treinta kilómetros de los militares. Pasamos el día 9 vigilando, descansando, estudiando los mapas, planeando donde encontrar comida enlatada y oyendo los noticiarios radiales, cuando oímos con sorpresa nuestros seudónimos en las noticias. Caamaño nos cuestionó a todos y nadie se explicó cómo pudieron llegar a las noticias.

Las latas no encontradas en el enterramiento, eran vitales para trasladarnos sin hacer contacto a un área entre San Juan de la Maguana y Padre las Casas, al norte, en la Cordillera Central, donde nos esperaba parte del aparato militar que había sido creado en el PRD y que por presión de los norteamericanos Bosch había sacado de ese partido. Fuimos en tres días durante las noches a varios poblados en la Cordillera Central y estaban abandonados. Los militares estaban en todas partes y los oíamos hablar, así nos enteramos que cuando dejamos artículos para romper los cercos fueron encontrados, entre estos una libreta con un diario guerrillero. Caamaño nos reunió y dijo: “solo tú Freddy (Hamlet Hermann) eres capaz de violar las prohibiciones de escribir, perderlas y luego mentir. Dijo que tomaba notas para la historia. Caamaño y Lalane le interrogaron sobre las informaciones que pasó a los militares con sus apuntes y luego lo amonestaron fuertemente.

Encontramos de noche maíz seco regado en el camino, aconsejé que recogiéramos todo el que fuera posible, el maíz es un buen alimento. Llegamos a media noche a la carretera Ocoa-Constanza al norte del cruce de Alto Bandera y caminamos hacia el sur y luego acampamos. Al amanecer del día 14 estábamos a cuarenta metros de tres helicópteros, nos internamos mas entre los árboles, y Caamaño mandó a Galán y a mí a explorar al sur y paralelo a la carretera durante cuatro horas. Vimos a lo lejos varias edificaciones algunas grandes, creímos por los mapas y algunas señales que al sur habría comida más cercana.

A las 07:00 pm, salimos después de un rodeo por la carretera hacia el sur bajo una llovizna y mucho frío y nubes bajas, exploramos varias casas y otras edificaciones, estaban abandonadas. Caminamos más deprisa y separados por las emboscadas y el clima frío y lluvia. Lalane herido y Payero se fueron quedando atrás, y yo como enfermero debía acompañarlos. A eso de las doce de la noche, vimos por los relámpagos a Pérez que nos esperaba junto al camino en la fuerte lluvia y nos guía hacia una pila de restos de madera de un aserradero, donde protegidos del viento y con una pieza impermeable los compañeros habían hecho una fogata sobre cemento. Nos calentamos y cocinamos hasta que el agua a raudales lo inundó todo. Entramos al bosque acampamos y dormimos bajo la lluvia a menos de 2 grados centígrados. Al amanecer entre nubes el día 15, nos dimos cuenta que estábamos entre miles de militares y decenas de vehículos transitaban con ellos. En la noche habíamos pasado por varias emboscadas bajo la lluvia.

Los errores
Cocinamos entre las nubes a 2300 metros de altura, pasamos el día descansando y a las 09:00 pm, salimos al sur con agua a las rodillas. Cuando íbamos hacia la carretera y a unos cien metros de la misma, Hermann y Holguín hablaron alto y la vanguardia, Galán y Pérez, fueron tiroteados por una emboscada que no dejaba de disparar. Caamaño ordenó que Payero, Holguín, Hermann y yo bordeáramos por el sur a los que disparaban hasta que llegáramos a la carretera y contraatacáramos para que la vanguardia pudiera salir de la trampa. Acordé cruzar la carretera y atacar desde atrás en dos minutos. Lancé una granada y al explotar salté en ráfaga sobre la emboscada, reaccionan, me disparan y vuelo a la zanja lateral de donde salí. Eran muchos y solo les disparé yo. A 300 metros, cientos o miles disparaban al aire. Cuando terminaron los disparos crucé de nuevo la carretera y encontré reunidos a los compañeros, Galán y Pérez salieron ilesos. Pero estábamos descubiertos; desde La Cienaguita hacia diez días habíamos evitado el contacto con los militares. A la emboscada, llegaron varios vehículos a transportar las bajas e informarse. Al haber hecho contacto Caamaño decidió como propaganda armada emboscar un camión de los que en el día habíamos visto transportando más de veinte militares cada uno. Tomamos posiciones y destruimos el camión a media noche. La retirada fue a monte traviesa en la oscuridad y lloviznando. Al amanecer con las primeras claridades todo el suelo se veía blanco, estaba congelado. A las 8:00 am del día 16 paramos, no podíamos seguir caminado de día, había muchos militares.

Combates mortales
A las 10:50 am, estando yo de guardia me dejo sorprender y un primer disparo me roza la cara y se inició el combate, detengo el avance de los militares, que nos atacan también con granadas de mano y M-40, hasta que se retiren mis compañeros. Lalane es herido grave por una granada y le ayudan a retirarse Galán y Holguín, al no poder ranear por las heridas, se levanta un poco y recibe dos balazos en el tórax, muriendo les ordena que se retiren que él aguanta a los atacantes. En ese sitio soy el único que está disparando y cuando Payero que es el penúltimo desaparece, me retiro con el apoyo de dos tiradores nuestros y encuentro a Payero herido, mientras le ayudo una granada explota sobre mi mochila me hiere leve en la cabeza y fuertemente en la espalda. Son Caamaño y Pérez que salieron primero y desde una altura disparan para ayudarnos en la retirada. Llego de último donde me esperan cuatro compañeros, estoy luchando por respirar cuando oímos en medio de la balacera y las explosiones gritar: “teniente aquí hay un muerto”. ¡Me sané! pregunto, ¿quién es el muerto? Y Galán me responde es Eugenio y pregunto por Román y Armando (Caamaño y Pérez). Son los que combaten en retirada a unos cien metros de nosotros. Las explosiones decrecen y Galán ordena ir al punto de reunión que Caamaño indicó. Llegamos y no están. Nos desplegamos a esperarlos. Minutos después, los militares rompen la disciplina de combate y comienzan a vocearse de un grupo a otro, que hay dos muertos y Caamaño capturado herido. Galán ordena retirarnos a una mejor posición ya que sabemos por la voceadera donde está la mayor concentración de los más de diez mil militares que nos combaten.

Caamaño es capturado herido en varias partes, ninguna mortal, por el pelotón al mando del teniente Raúl Almonte LLuberes, quien lo entrega al coronel Carlos Castillo Pimentel, que tenía orden de asesinarlo. No lo hace y lo lleva vivo bajo su custodia y la del teniente José Almonte Castro al alto mando en la carretera: generales Ramón Jiménez Reyes, Enrique Pérez y Pérez, Juan Beauchamps Javier y Ramiro Matos Gonzales. Jiménez informa por radio teléfono al presidente Joaquín Balaguer, y este ordena castigar a Castillo Pimentel y los llama a una Junta de Gobierno. Todo el que oyó las comunicaciones sabe lo que está pasando, Cuba las grabó casi todas. En la junta, en el Palacio de Gobierno, acuerdan anunciar la muerte de Caamaño por sus heridas en combate.

Caamaño es prisionero desde las once y minutos de la mañana. Regresa el alto mando horas después, y al atardecer del 16 de febrero de 1973, el coronel Héctor García Tejada sale del alto mando y organiza y dirige el asesinato. Caamaño al entregar su grandiosa vida grita: ¡viva la República Dominicana! Eran las 05:47 pm, cuando los que nos perseguían, disparan al aire en una balacera que nos pareció interminable, comenzó por la carretera pasó entre nosotros y se perdió en la distancia y supimos que estaban celebrando el asesinato de Caamaño. La balacera nos informó donde los cercos tácticos y estratégicos eran débiles o inexistentes. Dos horas y media después evadimos los cercos, acampamos a las nueve de la noche e intercambiamos informaciones y analizamos lo sucedido; habían muerto tres compañeros y tres estábamos heridos. A las diez de la noche oímos en un noticiero radial anunciar la muerte de Caamaño en combate. Habían asesinado al Patriota más grande del Siglo XX, y la reserva moral y revolucionaria más importante de República Dominicana: Francisco Alberto Caamaño Deñó.

Neutral

Archivos
1D251F8C-62F8-4915-8918-4301C06A0844.jpg__460__390__CROPz0x460y390.jpeg No tienes los permisos para descargar los archivos.(38 KB) Descargado 1 veces

Balcacer
Miembro Regular
Miembro Regular

Cantidad de mensajes: 96
Localización: México
Hobbies: Cuba, DPRK, La Verdad, Yes
Valoración de Comentarios: 28
Puntos: 152
Fecha de inscripción: 27/01/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Solicitud Informacion III Parte

Mensaje por Balcacer el Dom Feb 03, 2013 9:10 am



40 años de Caracoles: Lo que traían los guerrilleros en sus mochilas


El presidente Caamaño, una vez, dijo: “el que tiene el derecho ya tiene la victoria, o la tendrá mañana por encima de las alternativas de la guerra, por encima del sacrifico y de la muerte”.
02 de febrero del 2013




Claudio A. Caamaño Vélez/Especial para Acento.com.do

40 años de Caracoles: Lo que traían los guerrilleros en sus mochilas Grupo guerrillero de Caracoles, con Francis a la cabeza





Acento.com.do

3 de febrero 2012




SANTO DOMINGO, República Dominicana.- En la noche del 2 de febrero de 1973, hace ya 40 años, un grupo de hombres tocó suelo dominicano. Las playas de Azua fueron su puerta a la amada Patria.

En sus mochilas traían muchas cosas. Alimentos, municiones, explosivos, instrumentos de higiene, radios AM-FM, medicinas, brújulas, abrigos, dinero, mantas impermeables, incluso hamacas. Pero sobre todo, muchos sueños y esperanzas, y tanto amor por su pueblo, por la justicia y por la libertad.

Esos nueve hombres poseían una capacidad de entrega que a la generalidad de los mortales nos resulta difícil entender. Nueve hombres con la valentía y el coraje de enfrentar a toda la maquinaria militar de un régimen despótico, opresivo y criminal.

Francisco Alberto Caamaño Deñó (Román), Heberto Geordano Lalane José (Eugenio), Mario Nelson Galán Duran (Juan), Alfredo Pérez Vargas (Armando), Ramón Euclides Holguín Marte (Braulio), Ramón Payero Ulloa (Ismael), Toribio Peña Jaqués (Felipe), Hamlet Hermann Pérez (Freddy) y Claudio Caamaño Grullón (Sergio). Cada uno con su historia, su familia y amigos propios. Cada quien, con la capacidad de poner a su patria delante de sus miedos, y a su pueblo por encima de sí mismo.

Todos, menos dos, dejaron sus vidas en las montañas. Mas los sueños y esperanzas que trajeron en sus mochilas aún están aquí, germinando y creciendo en cada dominicano que conoce su ejemplo.

El presidente Caamaño, una vez, dijo: “el que tiene el derecho ya tiene la victoria, o la tendrá mañana por encima de las alternativas de la guerra, por encima del sacrifico y de la muerte”.


Los guerrilleros de Caamaño obtuvieron la victoria. Les arrancaron sus vidas, es cierto. Pero por encima de la muerte derrotaron al enemigo. Con su determinación demostraron tener más razón que sus contrarios. Los guerrilleros se alzaron con la victoria. Caamaño frente al pelotón que le segaría la vida se sabía a sí mismo vencedor, pues no claudicó en sus principios. La muerte es inevitable, pero la rendición depende de cada quien. Todos vamos a la tumba, pero no todos a la gloria.

Aún vive en nuestro país el germen del mal que ellos vinieron a combatir. Las guerras no siempre se ganan al ritmo que uno supone. La Historia demostrará, como lo está haciendo, que los principios de Caamaño y de sus leales compañeros trascenderán y determinarán el fututo de nuestra nación.

Un día tendremos la Patria que ellos anhelaban, y el pueblo dominicano entenderá por qué nueve hombres llegaron por una playa de Azua y se alzaron en las montañas. Aún se nos hace difícil entender el significado de la palabra AMOR.

Suspect

No


Balcacer
Miembro Regular
Miembro Regular

Cantidad de mensajes: 96
Localización: México
Hobbies: Cuba, DPRK, La Verdad, Yes
Valoración de Comentarios: 28
Puntos: 152
Fecha de inscripción: 27/01/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Solicitud Informacion Re: R. Dominicana - Cuba - Venezuela

Mensaje por raptor f/22 el Dom Feb 03, 2013 11:53 am

Barcarcel---supongo eres dominicano,al menos eso parece,es quizas de mala educacion,discrepar de alguien sobre lo que se hace en su propia casa,pero- Siendo este un foro democratico.voy a hacer uso de la libertad de discrepar que este foro nos permite.

Boch,a quien tu evidentemente concedes el papel de heroe de la pelicula,vivio en Cuba,un buen tiempo,como "invitado ",sus seguidores mas cercanos se entrenaron en CUBA,se armaron en Cuba,se nutrieron filosoficamente de la "revolucion fidelista " y fueron enviados a tu pais a cumplir el plan antinorteamericano de todo o casi todos los dirigentes de latinoamerica (hasta que los yanquis los "TOCAN " con el verde.

para mi eso fue como la invasion cubana a Angola,etiopia,yemen congo,venezuela,argelia y seguro que se me olvidan unos cuantos lugares mas,termino como Bolivia tambien,

luego sigo y asi te doy tiempo para preparar tu respuesta chao

raptor f/22
Miembro Especial
Miembro Especial

Cantidad de mensajes: 1960
Edad: 68
Localización: miami
Hobbies: peces tropicales,musica aeromodelismo y estar al tanto de todo lo que politicanente pueda danarnos aqui y alla
Valoración de Comentarios: 600
Puntos: 1926
Fecha de inscripción: 14/04/2007

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Solicitud Informacion Re: R. Dominicana - Cuba - Venezuela

Mensaje por raptor f/22 el Dom Feb 03, 2013 12:50 pm


Yo soy un amante de ese pais al cual he visitado y visito frecuentemente,donde tengo muchos amigos nativos e inclusive familiares cubanos que viven felizmente alla,lugar donde me gustaria echart los ultimos cartuchasos de mi vida ya de por si bastante larga,y siempre he oido de la boca de los dominicanos que he conocido hablar bien de balaguer,para mi los que s han mantenido en el poder en esos paises generalmente ,son corruptos y apasionadops por el poder ,llamense rafael leonidas,anastasio,daniel,noriega hugo,los kichners,y desde luego el jefe de la mafia,o mejor el capo de familia castro,que por cierto bombardeo puerto plata,como represalia,se te olvido, o no quires recordarlo,hoy dia tu pais ha logrado cierto desenvolvimiento,gracias a las inversiones turisticas y el indiscutible calor humano de tu gente , por los cuales siento mucha simpatia,Gracias a los yanquis hoy dia no son una Cuba,o una Venezuela,como yo he estado en esos lugares ,me agrada el hecho de que tu pais con todos los problemas y dificultades economicas,culturales etc,CONO es un pais libre con una poblacion alegre y entusiasta ,se que seguiran adelante y eso me agrada

Viva la republica dominicana ! y LIBRE

raptor f/22
Miembro Especial
Miembro Especial

Cantidad de mensajes: 1960
Edad: 68
Localización: miami
Hobbies: peces tropicales,musica aeromodelismo y estar al tanto de todo lo que politicanente pueda danarnos aqui y alla
Valoración de Comentarios: 600
Puntos: 1926
Fecha de inscripción: 14/04/2007

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Solicitud Informacion Re: R. Dominicana - Cuba - Venezuela

Mensaje por Balcacer el Dom Feb 03, 2013 1:36 pm

Balaguer también es mi héroe, el heredero de Trujillo, supo llevar con mano de hierro un país asediado por una izquierda radical y brutal.

Pero que sabía jugar con tremenda astucia a los gringos. Cuando éstos lo presionaban demasiado llamaba aFidel y le decía "Mándame a tu equipo de xxxxxx ( Ya sea de Baseball, Basket Ball, Alicia Alonzo, etc)
Cómo tambén sabía darle bien duro a los cabezas calientes izquierdistas. Se hacía de la vista gorda con la famosa "Banda Colorá" grupo de energúmenos que asesinaba a izquierdosos como a inocentes víctimas.
Me tocó ver como le dieron un balazo a un niño de 9 años, fue una bala perdida, pero al final lo mató.
Balaguer un zorro, supo manejar a Trujillo, a los gringos y a los cubanos ; fué un demócrata , pues entregó el poder en el año 1978.

Cuando el PUEBLO se JARTÓ de su gobierno y de las múltiples fechorías de su gente.Votaron masivamente en contra de él.
Ese mismo PUEBLO fue "Juyendo" a volver a ponerlo en la silla de alfileres ante la incompetencia,desaciertos, corrupción de los 2 gobiernos del 1978-1982 y 1982-1986 y gobernó por otros 10 años a pesar de que fuertes presiones internacionales le hicieron recortar su mandato 2 de los 4 años
.

Very Happy

Balcacer
Miembro Regular
Miembro Regular

Cantidad de mensajes: 96
Localización: México
Hobbies: Cuba, DPRK, La Verdad, Yes
Valoración de Comentarios: 28
Puntos: 152
Fecha de inscripción: 27/01/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Solicitud Informacion Re: R. Dominicana - Cuba - Venezuela

Mensaje por Balcacer el Dom Feb 03, 2013 1:42 pm

Breve Historia de la invasión de "Playa Caracoles", financiada, armada por el "Departamento América del PCC - Partido Comunista Cubano - y las FAR. Bajo la fría mirada del Barbudo Mayor

Gracias Raptor f/22

Pongo mi segundo apellido, pues no tengo nada que ocultar ni temer. Sí soy dominicano y a muchísima honra.

Nación que les dió, entre otros a Hatuey (RD) Máximo Gómez RD de nacimiento, fallecido en Cuba y que fué el único extranjero que se le ofreció la Presidencia de Cuba.

Y dijo que no podía aceptarla pues se consideraba un dominicano.

Fíjate que pongo en rojo, los titulares en que puse este ensayo.Ver arriba

Era un adolescente cuando nos pegó esta invasión, conocida por el pueblo RD como la "La invasión de Playa Caracoles".

En estas breves notas, doy cuenta de cómo Juan Bosch, un político liberal de la misma línea que José PePe Figueres (Costa Rica) Betancourt (Venezuela) y otros de su misma ideología centro izuierda pero Demócrata.
Logra llegar a la presidencia luego de una larga dictadura fascitoide - derechoide trujillista (Casualmente Fidel lo imita en la voz)

Lo que quiero destacar es cómo un grupo de jóvenes, se dejan embaucar por los ideales de la izquierda y de la supuesta gran triunfo , los logros de la revolución que implicaba para todos los ilusos de aquella época y se dejan llenar el cerebro de "alitas de cucaracha."

Ahora estos "revolucionarios" está asqueados de los herederos de Juan Bosch, pues su partido en el poder es más corrupto que Trujillo, son más amantes del lujo que Trujillo, más ladrones, mujeriegos, fantoches, pedantes. Y llevando al país a una deuda de 292 mil millones de pesos.

No he podido subir las fotos de estos 9 guerrileros que vinieron con Caamaño ( Fué un héroe, militar coronel del Ejercito Nacional, formado por los yanquis, hijo de un TTE Gral Trujillista y combatió por la defensa de su patria cuando la invasión del '65 contra los yanquis)

Pero Caamaño se dejó auto engatusar de los escritos del Che (??????) Fidelius ( ?????) y otros abrazó la causa de la guerra de guerrillas.
Para mí esto fue un gavísimo error. Luego de ser un gran patriota y defender la CONSTITUCIONALIDAD de RD y 1963.

También quiero destacar cómo la inteligencia cubana, utilizó las playas de Venezuela para sembrar armas, dato qe se desconocía en RD y que en Venezuela ni por enterados. Cuantas cosas se sabrá cuando caiga la dictadura de los Castro's.
De estos 9 guerrilleros, solo sobrevivieron 3, uno no combatió y se perdió al desembarcar y se escondió en Santo Domingo. Falleció hace unos años (Toribio Peña Jáquez)
Hamlet Herman fue un funcionario de alto nivel del PLD ( Partido fundado por J. Bosch) y tuvo que renunciar asqueado por lo que vió.
El autor de estos artículos es un sobrino de Caamaño, se llama Claudio, combatió en el '65 y fué querrillero en Playa Caracoles.
Nunca ha aceptado puestos en el gobierno, está también asqueado del PLD. Le mataron a su hijo primogénito, por la delincuencia en que se vive en RD. ( Probablemente fué para robar y financiar el consumo de drogas, mal que nos afecta)

En resumen y para finalizar, debemos siempre luchar por la DEMOCRACIA, siempre desde adentro, mediante el dialogo, discusiones, elecciones libres y como manda la constitución cada 4 / 6 / 7 años según el país..
Que siempre existan oportunidades para la LIBRE EMPRESA, con reglas claras y respeto a los derechos del trabajador y al medio ambiente.

Las políticas de saqueo de las empresas nacionales o extranjeras es un NO. Pues nos denigra y le da pie a los grupos de izquierdoso / fascineroso a pescar en río revuelto.

Espero contestar tu inquietud, pases una bonita tarde. Y seguiremos.

Wink

Balcacer
Miembro Regular
Miembro Regular

Cantidad de mensajes: 96
Localización: México
Hobbies: Cuba, DPRK, La Verdad, Yes
Valoración de Comentarios: 28
Puntos: 152
Fecha de inscripción: 27/01/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Solicitud Informacion Re: R. Dominicana - Cuba - Venezuela

Mensaje por Balcacer el Dom Feb 03, 2013 1:50 pm

YO PERSONALMENTE SE LO TENGO GUARDADO A RAULINA, PUES ÉL MANDÓ A QUE UN MIG (TALVEZ UN 23) SOBREVOLARA MI PUERTO PLATA, LUEGO DE QUE LA MARINA DE GUERRA RD ATRAPARA A UN BARCO PESCADOR CUBANO EN AGUAS TERRITORIALES.
Y RAULINA MANDÓ A ESTE MIG A QUE VOLARA RASANTE,JÁMAS BOMBADEAR, NI QUE ESTUVIERA LOCO O BAJO LOS EFECTOS DE UN "RIPIO-TOLETE".
Y COMO NO TENÍAMOS AVIONES A REACCIÓN, NO PUDIMOS DEFENDERNOS. BALAGUER MANDÓ A QUE LIBERARAN ESTE BARCO PESQUERO.
PERO NO ES AL PUEBLO DE CUBA, NUESTRO HERMANO, DE QUE NOS VENGAREMOS, SERÁ A RAULINA,
YA VEREMOS


Última edición por Balcacer el Dom Feb 03, 2013 1:55 pm, editado 1 vez (Razón : DISLEXIA OTRA VEZ)

Balcacer
Miembro Regular
Miembro Regular

Cantidad de mensajes: 96
Localización: México
Hobbies: Cuba, DPRK, La Verdad, Yes
Valoración de Comentarios: 28
Puntos: 152
Fecha de inscripción: 27/01/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Solicitud Informacion Re: R. Dominicana - Cuba - Venezuela

Mensaje por raptor f/22 el Dom Feb 03, 2013 4:37 pm

dejame decirte,que no he ido a sto domingo ultimamente ,pues el verde esta en deficit ,pero en el primer chance caigo por alla saludos

raptor f/22
Miembro Especial
Miembro Especial

Cantidad de mensajes: 1960
Edad: 68
Localización: miami
Hobbies: peces tropicales,musica aeromodelismo y estar al tanto de todo lo que politicanente pueda danarnos aqui y alla
Valoración de Comentarios: 600
Puntos: 1926
Fecha de inscripción: 14/04/2007

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Solicitud Informacion Re: R. Dominicana - Cuba - Venezuela

Mensaje por Balcacer el Dom Feb 03, 2013 5:02 pm

Razz
Serás bienvenido las veces que deseas, Quisqueya recibe a los cubanos sus hermanos, únicos del caribe.
Con los brazos abiertos y el corazón limpio.-

Balcacer
Miembro Regular
Miembro Regular

Cantidad de mensajes: 96
Localización: México
Hobbies: Cuba, DPRK, La Verdad, Yes
Valoración de Comentarios: 28
Puntos: 152
Fecha de inscripción: 27/01/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Solicitud Informacion Re: R. Dominicana - Cuba - Venezuela

Mensaje por Balcacer el Mar Feb 05, 2013 7:17 am

Actualidad



la guerrilla de Caamaño


40 años de Caracoles: Caamaño está en Azua viene hacia Ocoa



Juan Bosch, oculto desde la mañana del domingo 4 de febrero de 1973, emitiría ese lunes 5 una declaración manuscrita en la que expresaba su sorpresa por el supuesto desembarco de guerrilleros pese a que ya tenía la información entregada por Federico Lalane José de que Caamaño y otros ocho guerrilleros habían llegado al país por el sur y estaban en la cordillera Central.


05 de febrero del 2013




Felipe Ciprian/Especial para Acento.com.do




40 años de Caracoles: Caamaño está en Azua viene hacia Ocoa Guerrilleros en uno de los entrenamientos en Cuba FE




SANTO DOMINGO, República Dominicana.- En el 40 aniversario de la guerrilla de Caracoles, encabezada por Francis Caamaño, es mucho lo que todavía queda por conocerse. Hamlet Hermann, uno de los protagonistas y participante de la guerrilla, es quien más ha sistematizado al contar la historia, en sus detalles y pormenores hasta su finalización.

Claudio Caamaño, otro de los protagonistas y participante, también ha contado su historia, con una versión diferenciada, en ocasiones, de algunos de los detalles. Acento inicia, con este trabajo de recuento de Claudio Caamaño, una serie de relatos sobre la guerrilla de Caamaño.

No se ha contado toda la historia. Es tiempo que comience un gran debate sobre esos hechos. La distancia de 40 años al parecer no ha borrado las diferencias, sino que las ha profundizado, como podrá verse en una serie de trabajos que publicaremos desde ahora, y en las siguientes semanas.

Estaremos publicando textos con el interés de contribuir al debate. Acento recibirá todas las opiniones y consideraciones que aporten los lectores interesados y con información sustentada y valiosa.

En esta ocasión iniciamos una serie de reportajes del periodista Felipe Nery Ciprián, escritos en exclusiva para este diario.
Caamaño está en Azua viene hacia Ocoa

Felipe Ciprián

–1 de 5–

Cuando Norma, la esposa de Titilo Sierra, cruzó los escasos metros que separan su casa en la calle Sánchez de aquella donde nosotros vivíamos en San José de Ocoa aquel amanecer del lunes 5 de febrero de 1973, nos enteramos de que se había producido una incursión guerrillera en las montañas de nuestro pueblo.

– ¿Dónde está Dolores? (mi madre) –preguntó la vecina Norma.

– Se fue a la 6:00 de la mañana para la Capital con Jando (Alejandro Tejeda, chofer de un carro público que llevaba pasajeros a domicilio de Ocoa a Santo Domingo) –respondí casi a coro con varios de mis hermanos.

–Ay Dios, se fue y Caamaño está en Azua y viene hacia Ocoa –completó Norma.

Todo el poblado de Ocoa supo de inmediato que el coronel Francisco Alberto Caamaño Deñó, el líder de la Revolución de 1965, estaba en las montañas al frente de un destacamento guerrillero y de ahí en adelante habría guerra.

Yo, al igual que decenas de jóvenes (entonces tenía 16 años) estábamos eufóricos porque por fin tendríamos la oportunidad de pelear por una revolución bajo el comando de esa especie de Espartaco que suponíamos era el coronel Caamaño y que había entrado al país para iniciar una nueva guerra para completar la no ganada de 1965.

¿Cómo lo supo Norma? Aun no se lo he preguntado pero muy probablemente se lo informó alguien bien enterado porque el día anterior, domingo 4 de febrero, la patrulla mixta compuesta por el sargento Artemio Pérez Vólquez, el raso Ramón María Roque, ambos del Ejército Nacional, y los rasos Julio Santos Belliard y Héctor Radhamés Ferreira Féliz, de la Policía Nacional, había sido enviada hasta las proximidades de La Mesa de Domingo para indagar la presencia de militares armados que armonizaban con los campesinos de la zona.

El jefe del Destacamento del Ejército Nacional en Ocoa, teniente Francisco Antonio Sandoval Abreu, junto al teniente Domingo Santos y Santos, de la Policía Nacional, recibieron ese domingo el informe de la patrulla mixta de que se trataba de un grupo irregular porque el jefe, identificado como el coronel Román Román, dijo pertenecer a la inexistente Cuarta Brigada del Ejército Nacional.

La patrulla había partido ese domingo para indagar la presencia de militares en El Cercado, 30 kilómetros al oeste de Ocoa, atendiendo a la delación precisa que habían hecho los señores Rafael Bernardo Roa (Rafelito era un reconocido informante) e Ignacio Matos, otro confidente que manejaba un jeep de transporte público y que era llamado en la Policía por el seudónimo de Topo Yiyo.

Cuando regresó la patrulla mixta luego de hablar en horas de la tarde de aquel domingo con Hamlet Hermann primero y luego con Caamaño, fue esperada en el Destacamento de la Policía Nacional de Ocoa por el teniente del Ejército Sandoval Abreu y por el de la Policía, Santos y Santos.

Comprobado el hecho de que se trataba de un grupo con formación militar pero que no pertenecía a ninguna agrupación regular, el teniente Sandoval Abreu emitió, vía la estación de radio de la Policía Nacional de Ocoa (Z-31, Z-33), un telefonema donde informaba al jefe del Estado Mayor del Ejército, al comandante de la Tercera Brigada (San Juan de la Maguana), al comandante y al inspector del 11º Batallón del Ejército con asiento en Elías Piña y al comandante de la 22ª Compañía del Ejército en Azua, un informe de que ocho hombres portando armas largas y otros atuendos militares estaban en las proximidades de Mancebo, a orillas del arroyo La Ciénaga y se encaminaban hacia la Sabana de San Juan llevando pertrechos en dos mulos que habían comprado.

En el pobladito de El Cercado, los guerrilleros disfrutaron de una sopa preparada por Dominga, la esposa del señor Batino Mancebo, madre de mis amigas Rosa y Clara, según me relatara varios años después el propio Batino, quien ya desengañado me dijo que lo hizo con mucho gusto porque confió en que eran militares del gobierno.

Ya las autoridades habían tenido acceso al yate “Black Jak” que el grupo de Caamaño había anclado frente a la playa La Boquita, pero que se arrastró hasta Playa Caracoles donde finalmente fue abordado por los militares que encontraron un escrito donde se informaba que había explosivos programados para estar listos para detonar desde las 10:00 de la mañana y con la inconfundible firma del coronel Caamaño.

Establecida la presencia del yate en Caracoles y los hombres armados en El Cercado, San José de Ocoa, las autoridades militares comenzaron a ponerse a la altura de las circunstancias: convirtieron el Destacamento de la Policía Nacional en la 36ª Compañía y ascendieron al teniente Santos y Santos a capitán, enviándole al menos veinte policías más.

El cabo Mamerto Liriano Saldaña, quien era el jefe del Puesto de la Policía Nacional en El Pinar, Ocoa, el poblado más grande en las proximidades del teatro de operaciones, recibió el refuerzo de más hombres para superar su dotación de cinco.

En la medida en que avanzaba la mañana comenzaron a llegar camiones y jeeps militares procedentes de Azua, asiento de la 22 Compañía del Ejército Nacional comandada por el capitán Fernando Sánchez Aybar, y de San Cristóbal, donde estaba el batallón Ramón Matías Mella, así como de la Tercera Brigada del Ejército.

La persecución a la guerrilla en el norte de El Cercado tuvo un primer saldo trágico para los militares: Tras el inesperado combate entre dos guerrilleros (Eberto Lalane José, segundo jefe y encargado de la agrupación de retaguardia, y Hamlet Hermann Pérez) con una Sección del Ejército (agrupamiento menor que un pelotón y mayor que una escuadra) donde mueren tres militares y quedan tres heridos ese día 5 de febrero, el presidente Joaquín Balaguer se inquieta y decide ir personalmente en la que sería la primera de las tres visitas que hizo a las montañas y al mayor agrupamiento de tropas que estaba en la manzana donde se localizaba la recién creada 36ª Compañía de la Policía Nacional, en la calle Duarte esquina avenida Canadá de Ocoa, donde a su vez se había improvisado el campamento de comando de la Tercera Brigada del Ejército Nacional y el resto de tropas provistas por otros cuerpos de las Fuerzas Armadas.

Desde la mañana de ese lunes 5 de febrero se había desatado una persecución general contra todos los dirigentes de los partidos de oposición, yendo a parar a la cárcel los señores Luis Pujols, el odontólogo Luis Concepción, el dirigente estudiantil Enrique Chalas Velásquez, el sastre Rafael Tejeda (Lindo), el periodista Alexis Read, entre otros, mientras que el resto de los opositores se ocultaba ante la búsqueda incesante por casas y barrios de todo el que tuviera la más mínima sospecha de ser revolucionario.

Entre los que lograron escapar estaban mi primo Félix Nicolás Sánchez Ciprián, secretario general del Partido Revolucionario Dominicano (PRD); Alberto Estrella Ovalles, su hermano Pascual Estrella y Juan Minyetty (Kan), todos dirigentes municipales del PRD, los que contaron con el apoyo decidido del sacerdote Luis José Quinn, quien primero los ocultó en el Asilo de Ancianos “San Antonio”, en las afueras sur de la ciudad y en horas de la noche los sacó hacia Santo Domingo en un volteo en el que estuvo entrando y saliendo todo el día para familiarizar a los militares con su rutina diaria.

La noche del lunes 5 de febrero había cientos de militares y policías patrullando las calles de Ocoa, controlando todas sus entradas y salidas, tanto de carreteras como de caminos de animales y de personas a pie, mientras en Santo Domingo las Fuerzas Armadas emitían una declaración afirmando que un desembarco guerrillero procedente de Cuba se había registrado por Azua y sería combatido por las fuerzas regulares.

Juan Bosch, oculto desde la mañana del domingo 4 de febrero de 1973, emitiría ese lunes 5 una declaración manuscrita en la que expresaba su sorpresa por el supuesto desembarco de guerrilleros pese a que ya tenía la información entregada por Federico Lalane José de que Caamaño y otros ocho guerrilleros habían llegado al país por el sur y estaban en la cordillera Central. No obstante, uno de ellos, Toribio Peña Jáquez, había viajado a la capital y confirmaba que la guerrilla era dirigida por Caamaño.

Sin poner en duda la seriedad de Federico Lalane José, Bosch “analizó” y orientó a los dirigentes del PRD (José Francisco Peña Gómez le rebatió diciendo que era cierta la llegada de la guerrilla) que era imposible que Caamaño estuviera al frente de un grupo de ocho guerrilleros en Ocoa si precisamente el viernes 2 de febrero de 1973 había recibido un mensaje del coronel de Abril, a través de Emilio Ludovino Fernández, donde le informaba que el líder militar revolucionario apoyaba la línea del PRD de llevar al gobierno de Balaguer a su propia legalidad.

Con la duda de Bosch, que era el principal líder del PRD y de la oposición de Balaguer, gran parte de la población comenzó a poner en entredicho la existencia de la guerrilla y se creyó el cuento de Bosch de que se trataba de una trama urdida por el gobierno para sacar del país a los principales dirigentes de la oposición.

Como dato fundamental para entender cómo Balaguer encaró personalmente el desafío de la guerrilla, vale resaltar el testimonio de Chalas Velásquez quien durante una entrevista que le hice hace un mes, reveló que cuando él era sacado de la cárcel preventiva de Ocoa junto a los demás prisioneros para ser llevado hacia el Palacio de la Policía Nacional en Santo Domingo, vio en la madrugada del día 6 de febrero al Presidente de la República cuando despachaba con los jefes militares. A su lado estaba el comerciante Teófilo Sepúlveda, hombre honesto y de trabajo incapaz de hacerle daño a nadie, pero que era de la confianza absoluta del Jefe del Estado.


http://www.acento.com.do/index.php/news/45207/56/40-anos-de-Caracoles-Caamano-esta-en-Azua-viene-hacia-Ocoa.html

Balcacer
Miembro Regular
Miembro Regular

Cantidad de mensajes: 96
Localización: México
Hobbies: Cuba, DPRK, La Verdad, Yes
Valoración de Comentarios: 28
Puntos: 152
Fecha de inscripción: 27/01/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Solicitud Informacion Másnde losnGuerrileros Fideloides en RD

Mensaje por Balcacer el Miér Feb 06, 2013 10:09 am

Actualidad



la guerrilla de Caamaño



40 años de Caracoles: César Pérez habla sobre la carta de Amaury a Caamaño
Creo que mantener en la memoria de nuestro pueblo la épica jornada del 12 de enero del 1972, es mantener viva la esperanza de construir un país donde impere la igualdad y la libertad, un país que conserve su identidad como nación.

06 de febrero del 2013


César Pérez/Especial para Acento.com.do


40 años de Caracoles: César Pérez habla sobre la carta de Amaury a Caamaño Doña Manuel, la madre de Amaury Germán Aristy Archivo Acento.com.do
ver Acento Social






La carta de Amaury a Caamaño o la memoria como espacio de lucha

"La memoria es un espacio de lucha: el recuerdo no es algo que el poder deja sin gobernar, sobre todo el recuerdo de un momento que el cambió el curso de las vidas y la realidad misma" Con estas palabras comienza Kristin Ross su excelente obra "Mayo del 68 y sus vidas posteriores" con la que conmemora los 40 años del mayo que fue más que francés y que ha sido la única gran rebelión en el siglo XX en un país altamente desarrollado
.

Con el presente evento, se conmemoran 40 años de la heroica jornada de lucha que el 12 de enero del 1972 protagonizaron Amaury Germán Aristy, Bienvenido Leal Prandy, Ulises Cerón Polanco y Virgilio Perdomo Pérez, en la que estos valientes y generosos revolucionarios cayeron enfrentando en una batalla de casi un día completo a prácticamente el grueso del ejército dominicano de ese momento.

Esa conmemoración no está concebida como un evento meramente testimonial, sino como un uso de la memoria como espacio para expresar una voluntad de lucha por la igualdad y la libertad, ideal por el que ellos murieron, desde una perspectiva que vaya más allá de la narración o exaltación del incuestionable carácter épico de esa fecha, adentrándonos en las diversas razones que explican la esencia ese hecho en tanto proceso, vale decir, de concatenación de hechos.

De ahí la idea de hacer una reflexión alrededor de la "Carta de Amaury a Caamaño y a los Comandos en Cuba", porque en ella se describen una serie de hechos, que en esencia determinaron que un proyecto de cambio que comenzó a gestarse en 1967, con un significativa cantidad de hombres y mujeres, culminase prácticamente cinco años después con la muerte de cuatro de sus principales integrantes. Ese hecho fue el más claro indicio de que los proyectos de lucha armada en el país, a partir de la década de los 70 no eran viables en este país..

Cierto es que el proyecto de Los Palmeros, como todos los procesos revolucionarios de carácter insurreccional en toda la región, tenía una sólida vinculación con la revolución cubana y, como prácticamente todos, era entendido en una lógica de revolución nacional vinculada y asistida en todos los órdenes por esa revolución.

En ese sentido, como lo dice Amaury, el proyecto de Los Palmeros nació al calor de la lucha interna que se desarrollaba en Movimiento Catorce de Junio en la segunda década de los 60. Pero, al conocer del proyecto de Caamaño para organizar desde Cuba una expedición militar hacia nuestro pais, el grupo de Amaury entendió haber encontrado en la figura del Coronel de Abril el líder experimentado y carismático que requería el proceso revolucionario dominicano y por eso, toda la estrategia de los Palmeros se subordinó a la lógica del Proyecto Caamaño.

En tal sentido, la carta sirve para una interpretación de las circunstancias esencialmente determinantes del desenlace del proyecto de los Palmeros, como también del final del de Caamaño, porque ambos proyectos, en sus inicios se imbricaron. Sirve, por lo tanto, esta carta para comprender cómo una esta figura que encabezó una rebelión popular de la dimensión de la gesta del 65 y con decenas de combatientes bajo su mando en su campamento en Cuba, muera en una acción en la que sólo lo acompañaron 8 combatientes.

Entre Caamaño y el grupo de los Palmeros se establecieron una serie de acuerdos para conjuntamente llevar a cabo un proyecto insurreccional en nuestro país. Sin embargo, en todo el discurrir de la Carta de Amaury a Caamaño este se queja, al tiempo de preguntarse, sin responderse, el porqué este último no cumplió con los pasos indispensables para materializar ese proyecto, los cuales fueron pactados por ambos.

Se queja de la incomunicación, según él a era producto de la actitud de Caamaño y del servicio de seguridad cubano frente a la dirección de los Palmeros en nuestro país y frente al mismo Caamaño y los Palmeros en Cuba. Esa actitud, a decir de Amaury, se constituyó en el principal obstáculo que tuvieron ellos para el desarrollo de las actividades del grupo que este dirigía en el país.

Refiriéndose a actitud, dice en su Carta "lamentablemente la tenacidad del silencio de Uds. ha tenido más resistencia que nuestra paciencia; pero no queremos concluir este mensaje sin llevarles una sólida idea, aunque sea, de la crisis política, moral, etc., que la actitud de Uds. ha generado en nosotros y por reflejo en los demás miembros de nuestra organización".

Como aparente paradoja, si bien Amaury y los Palmeros se sentían incomunicados y con sentimiento de acorralamiento en este país, en cierta medida eso era lo que parece también sentía Caamaño en Cuba. En el fondo, ambos eran presas de un contexto que no controlaban y que inexorablemente los atenazaba en un inmovilismo que los arrastró hacia la tragedia.

Ese contexto fue el que vivió el movimiento revolucionario en general y la revolución cubana en particular, durante la década comprendida entre 1965-1975. Entre los hechos más salientes de esa década, que pienso fueron determinantes para que se produjera esa circunstancia que en última instancia le era común a Caamaño como a los Palmeros, podría señalar, el mayo francés mencionado al inicio de esta exposición, la intervención soviética en la entonces Checoeslovaquia, la muerte del Che en Bolivia y el incremento y final de la guerra en Vietnam.

Otro elemento del referido contexto el fallido esfuerzo para lograr una zafra de 10 millones de toneladas de caña, el cual tuvo un absurdo voluntarismo que cansó irremediablemente la sociedad cubana al tiempo de tener un impacto devastador que para la economía cubana.
Ese elemento lo cita Amaury en su carta y creo jugó un papel sumamente importante en el fracaso del proyecto de Caamaño y por vía de consecuencia, en el de los Palmeros.

En su carta, Amaury se refiere a esa circunstancia, como algo que pudo haber gravitado para que no fluyese la ayuda económica cubana a su grupo, ayuda que por demás fue sugerida y justificada por los cubanos y aceptada por los Palmeros con manifiesta reticencia por la nefasta consecuencias que podía haber tenido, como al final la tuvo, como como con pesar él lo expresó en la comentada carta.

En el caso de la intervención soviética en Checoeslovaquia, ese hecho impactó de manera dramática en la línea de varios partidos comunistas y en modo particular en las relaciones soviético-cubana. Y a ese propósito, entre las preguntas que hace Amaury sobre el porqué del comportamiento de Caamaño frente al proyecto de los Palmeros, en su carta hacía la siguiente: "Cuba ha modificado su línea política de partidaria militante de la guerra revolucionaria por presión soviética y conveniencias políticas y económicas regionales"? y se respondía diciendo "nos negamos a creerlo, porque no concebimos que eso pueda ocurrir estando Fidel al mando a esa revolución".

Le atribuía a Juan Bosch el haber pregonado esa idea. Sin embargo, en realidad fue el Partido Comunista Dominicano, PCD, y no aquel, quien llegó a esa correcta interpretación del impacto que sobre la revolución cubana tuvo el apoyo de la dirección de esta a la intervención que detuvo la primavera de Praga, como se le llamó movimiento renovador del socialismo checo. Esa interpretación, el PCD se la hizo saber a Caamaño, planteándole el carácter inviable de su proyecto expedicionario.

Sin embargo, a pesar de que el PCD era consciente de ese viraje, no abandonó la idea de la lucha armada y siguió su programa de formación de cuadros algunos países socialistas, en el marco de esa idea, hasta la década de los 80. Una posición no exenta de cierta ambigüedad, o por lo menos de inconsitencia política, pues ya para esa década, si exceptuamos el triunfo de los Sandinistas y la permanencia de las perennes guerrillas colombianas, la vía de la lucha armada como táctica de poder en esta región se había tornado impracticable.

En caso de Caamaño y de algunos sus compañeros, es posible que eran conscientes del viraje cubano en torno a su vinculación con los procesos de lucha armada en la región y que debido a esta circunstancia ellos no apoyarían una expedición militar que partiera de su territorio. Resulta difícil entender que no fueran conscientes de esto a pesar de estar viviendo en Cuba y teniendo contactos relativamente fluidos con la dirección de ese país.

Si no lo entendieron, tanto él como cualquier otro miembro de su proyecto o del de Amaury allí presentes mostraron un pobre olfato político, si lo sabían o al menos lo sospechaban y no se lo participaron a la dirección de los Palmeros en nuestro país cometieron un acto de irresponsabilidad tanto política como ética, totalmente inexcusable.

En el caso de Amaury, pudo más la fe que el sentido de la objetividad política y eso lo llevó a no creer en que una reorientación de la solidaridad de la revolución cubana con los procesos insurreccionales en la región, como la comentada, pudiera "ocurrir estando Fidel al mando a esa revolución". En realidad, fue un acto de fe e ingenuidad en la que gente de su generosidad, de su arrojo y talante a veces suelen incurrir. El hecho de no haberse dado cuenta de ese viraje también pudo explicarse por la circunstancia de aislamiento y acoso en que tanto él como su grupo vivieron su particular experiencia revolucionaria.

Podrían discutirse muchos de los detalles que da Amaury en su Carta sobre el incumplimiento de los acuerdo pactado entre este, Caamaño y los demás integrantes de los Comandos en Cuba, pero resulta incuestionable que el desenlace del proyecto de los Palmeros está íntimamente ligado a la forma en que discurrieron las relaciones que se estableció entre el grupo dirigido por Amaury en el país, los demás miembros de sus organización en Cuba, Caamaño y los servicios seguridad del gobierno cubano y los cambios en las relaciones soviético-cubana.

Además de esas razones, que hacían un contexto desfavorable para la lucha de los Palmeros, debe considerarse el estado de dispersión del movimiento revolucionario en el país, su fragmentación, debilidad y de real incomprensión de que los acontecimientos que determinaron la forma en que terminó la insurrección de Abril del 65 y el proceso de exterminio selectivo de revolucionarios por los cuerpos represivos de la CIA y de Balaguer, hacían inviable cualquier proyecto armado en nuestro.

En su carta Amaury es reiterativo en el papel de la incomunicación en la toma de decisiones e iniciativas de los Palmeros en el país. Es reiterativo en el planteamiento de cómo esta circunstancia llevo a la dirección de ellos a momentos de cuasi parálisis, de incertidumbre y hasta de desmoralización. La descripción de esa situación fue hecha por Amauary pocas semanas antes de producirse la épica jornada del 12 de enero de 1972, hace 40 años.

Ese hecho heroico y trágico al mismo tiempo, como todos los hechos de esa naturaleza, constituye un momento clave de la memoria histórica de nuestro país que debe ser conocida para una más correcta interpretación de uno de los periodos más importantes de la historia de nuestro país: el papel de la izquierda en proceso político dominicano durante las décadas de los 60 y los 70 y la influencia que este tuvo en lo que es la izquierda y podría ser la izquierda de este país.

Finalmente, creo que mantener en la memoria de nuestro pueblo la épica jornada del 12 de enero del 1972, es mantener viva la esperanza de construir un país donde impere la igualdad y la libertad, un país que conserve su identidad como nación. Pero esta memoria sólo se mantiene como espacio de lucha si lo preservamos y difundimos con objetividad, con la verdad, con decoro y con dignidad.



Santo Domingo, 9 de enero del 2013

Balcacer
Miembro Regular
Miembro Regular

Cantidad de mensajes: 96
Localización: México
Hobbies: Cuba, DPRK, La Verdad, Yes
Valoración de Comentarios: 28
Puntos: 152
Fecha de inscripción: 27/01/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Solicitud Informacion Re: R. Dominicana - Cuba - Venezuela

Mensaje por Balcacer el Jue Feb 07, 2013 9:42 am

Actualidad



La guerrilla de Caamaño



40 años de Caracoles: Episodios inéditos narrados por Gautreaux Piñeyro
El sábado 2 de febrero García Germán llevó a Federico Lalane José, éste le informó a Bosch que Caamaño estaba en el país. Bosch negó que Caamaño estuviera en el país con una serie de argumentos vacuos.



07 de febrero del 2013
Bonaparte Geautreaux Piñeyro/Escrito para el diario Hoy



40 años de Caracoles: Episodios inéditos narrados por Gautreaux Piñeyro Profesor Juan Bosch Archivo Acento.com.do
ver Acento Social




Manuel Ramón García Germán y yo éramos los encargados de la seguridad de Juan Bosch desde su regreso de Europa, en 1970. García y yo estábamos de servicio permanentemente. Fue entonces cuando se intentó camuflar a Bosch con una peluca que no pudo usar debido a la crecida circunferencia de la testa.

Sólo la lealtad de personas como Bienvenido Corominas Pepín, Ramón Vila Piola, Carlitos Ascuasiáti, José Joaquín Puello, José Delio Guzmán padre y otros amigos, permitió que Bosch durmiera uno o dos días en casa de cada uno de ellos, hasta que se enteró don Ernesto Vitienes, gran amigo de Bosch, y le cedió el apartamento del segundo piso de la calle Cesar Nicolás Penson, que entonces tenía el número 60.

Todos sabíamos que estaba en Cuba Francisco Alberto Caamaño Deñó, último militar que encabezó la resistencia a una invasión norteamericana en América, Llegaban noticias sobre su entrenamiento con el fin de realizar una expedición contra el gobierno de Joaquín Balaguer, impuesto por el imperialismo.

Los acontecimientos de finales de 1972 permitían pensar que en cualquier momento podían llegar Caamaño y sus hombres.

Las noticias, consejas, mentiras y comentarios llenos de falsedades, corrían de manera subterránea entre quienes teníamos que estar informados.

El sábado 2 de febrero García Germán llevó a Federico Lalane José, éste le informó a Bosch que Caamaño estaba en el país.

Bosch negó que Caamaño estuviera en el país con una serie de argumentos vacuos.

Esa misma mañana, Bosch me mandó a informar la presencia de Caamaño, interrumpí a García y comenté: pues ahora si nos jodimos tú y yo. Nadie creerá que no sabíamos el día que Francis llegaría.

La madrugada del 3 de febrero tomé el teléfono al primer timbrazo. La voz identificaba a la persona: me dijo: el Coronel Caamaño desembarcó por Azua con 8 hombres, para que lo informe. Se trataba de uno de los altos oficiales que participaba con el Presidente Balaguer en la reunión que se celebraba en ese momento en el Palacio Nacional.

Durante los 14 días siguientes Bosch no sólo negó la presencia de Caamaño y su grupo en el país sino que engañó al pueblo con un cuento triste y malsano que incluye su supuesta “clandestinidad”. Su acuerdo con Balaguer era constante y de lazos fuertes que usó su credibilidad para engañar al pueblo.

Durante su “clandestinidad” los agentes de Balaguer anillaban los sitios donde se movía Bosch para protegerlo. Aún viven muchos de esos agentes que protegieron a Bosch durante su “clandestinidad” en la cual cogió de pendejos a un grupo de hombres que no merecía ese otro engaño, pero de eso hablaremos otro día.

Esto, a propósito de los 40 años del asesinato de Francis.

Bonaparte Gautreaux P.




http://www.acento.com.do/index.php/news/45573/56/40-anos-de-Caracoles-Episodios-ineditos-narrados-por-Gautreaux-Pineyro.html

Balcacer
Miembro Regular
Miembro Regular

Cantidad de mensajes: 96
Localización: México
Hobbies: Cuba, DPRK, La Verdad, Yes
Valoración de Comentarios: 28
Puntos: 152
Fecha de inscripción: 27/01/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Solicitud Informacion Re: R. Dominicana - Cuba - Venezuela

Mensaje por Balcacer el Vie Feb 08, 2013 6:59 am

Politica



La muerte de Caamaño 40 años despues



40 años de Caracoles: Balaguer visitó zona de combate y cambió el mando
Con las decisiones de Balaguer y los nuevos jefes operativos sobre el terreno, lo que caracterizaba la situación era que la guerrilla había golpeado primero provocando tres muertos y tres heridos, contra un herido leve (Lalane José)




08 de febrero del 2013


Felipe Ciprián/Especial para Acento.com.do



40 años de Caracoles: Balaguer visitó zona de combate y cambió el mando Joaquín Balaguer, entonces presidente de la República



Acento.com.do/Archivo




Balaguer visitó zona de combate y cambió el mando operativo contra Caamaño

2 de 5

Los días martes 6 y miércoles 7 de febrero de 1973 fueron suficientes para saturar el poblado de San José de Ocoa de militares y policías que estaban permanentemente en las calles y muy celosos de cualquier conversación y sobre todo reunión de más de dos personas.

Los integrantes de los partidos opositores ya estaban detenidos o escondidos, mientras que la confrontación militar en las montañas no daba ninguna esperanza para las Fuerzas Armadas y el gobierno.

En una acción que retrata plenamente la disposición del entonces presidente Joaquín Balaguer de conducir en persona la orientación que condujera a la liquidación física del grupo guerrillero, el gobernante abordó un helicóptero miliar y recorrió, con paradas en distintos puntos, la zona por la que incursionó la guerrilla y recabó personalmente información sobre sus componentes para en horas de la noche hablar al país por radio y televisión y denunciar una trama subversiva contra el gobierno constitucional.

Su resumida intervención en la televisión fue un informe de este viaje y un intento claro de involucrar a Juan Bosch y a José Francisco Peña Gómez, los dos principales líderes del PRD que habían ido a la clandestinidad, en la recepción del grupo guerrillero y en los planes para desestabilizar al gobierno.

Balaguer estaba convencido, como a su vez lo estaba el Grupo Asesor de Asistencia Militar (MAAG) de Estados Unidos en el país bajo la jefatura del coronel Brian J. Bosch, de que el desembarco por Azua era una distracción para facilitar la llegada de Caamaño con mucho más tropas por otro punto del territorio nacional y levantar la Capital y otras ciudades más importantes.

Por eso Balaguer dice en su discurso: “Hace apenas algunas horas regresé de las zonas del municipio de San José de Ocoa en donde actualmente se desarrollan algunas acciones subversivas que realiza el grupo de guerrilleros que desembarcó presumiblemente la madrugada del sábado último en la playa de Caracoles, de la provincia de Azua. Después de conversar por algunos momentos con los altos jefes militares que han recibido la misión de erradicar de esas zonas estas actividades anti-dominicanas, inspeccioné personalmente, en compañía del Secretario de Estado de las Fuerzas Armadas y del Jefe de Estado Mayor del Ejército, el sitio en que el lunes último (día 5) se produjo el primer choque sangriento entre una patrulla militar y el grupo de guerrilleros”…

Balaguer agrega que siguió en helicóptero visitando los lugares donde por señalizaciones de los mapas dejados por los guerrilleros en el yate se proponían atacar. “Conversé en los sitios donde se realizan las operaciones con rasos, sargentos y campesinos de las zonas aledañas. La impresión que traje de esta rápida visita al lugar en que se desarrolla esta nueva aventura sediciosa contra la paz de la República es sencillamente lo que militarmente se denomina “una operación de distracción”.

Para Balaguer, lo que había en las montañas era una acción tendente a “obligar al gobierno a concentrar en esas zonas (montañosas) la mayor cantidad posible de efectivos militares para dejar sin suficientes elementos de defensa la capital de la República y otros puntos del país en que ese grupo, presumiblemente, se propone abrir nuevos focos subversivos”.

De su lado, el coronel Brian J. Bosch dice que los asesores militares norteamericanos estuvieron convencidos de que el desembarco por Azua era un fuego de distracción para facilitar la entrada de Caamaño muy probablemente por el norte con una fuerza considerablemente mayor y tomar una gran ciudad en el inicio del plan insurreccional.

Esa convicción tanto de los asesores militares estadounidenses como de Balaguer hizo movilizar fuerzas militares por aire, mar y tierra a lo largo de la costa norte y sur del país en espera del grupo mayor, mientras que en la Capital y Santiago fueron adoptadas medidas especiales de patrullaje y ocupación de planteles escolares y el campus de la Universidad Autónoma de Santo Domingo.

Como puede verse, Balaguer reaccionó a las primeras bajas provocadas por la guerrilla el día 5 de febrero de 1973 con una inspección personal en el teatro de operaciones, con un discurso a la nación anunciando que había un plan subversivo procedente del exterior dirigido por Caamaño y señalando a Bosch y a Peña Gómez de tener en conexión con la guerrilla.

Como elementos de prueba hablaba de una fotografía “del cabecilla de la revuelta del 24 de abril en compañía de su querida o de su esposa legítima”, de un escrito firmado por el mismo Caamaño, parques de guerra y de boca, mapas, explosivos y manuales de táctica militar.

Junto a esas líneas gruesas de conducción, Balaguer había adoptado en la mañana de ese día 7 la decisión de relevar al general Elio Osiris Perdomo Rosario de sus funciones de comandante de la Tercera Brigada que tenía su puesto de comando en Ocoa y de comandante de Operaciones en la persecución del grupo insurrecto.

El desespero de Balaguer por acabar con el foco en la montaña era proporcional al temor de que nuevas fuerzas desembarcaran en el territorio nacional o que se levantaran más hombres armados en Santo Domingo o Santiago.

Por eso Balaguer designa al capitán de navío Manuel Ramón Montes Arache jefe del patrullaje en la Capital y al capitán Héctor Lachapelle Díaz en Santiago. No hay que olvidar que esos dos militares formaron parte del mando de Caamaño en la Guerra de 1965 y fueron sus principales lugartenientes hasta poco después de que el jefe constitucionalista se estableciera en Cuba para preparar el retorno al país.

Poco tiempo después ellos abandonaron el lado de Caamaño y volvieron a ponerse a disposición de las Fuerzas Armadas, por lo que Balaguer accionó para que ellos se definieran públicamente contra su antiguo jefe y así lo hicieron.

Pero no solo Balaguer y Brian J. Bosch con su equipo estaban convencidos de que la guerrilla contaba con respaldo, sino que la totalidad de los oficiales de las Fuerzas Armadas suponía que Caamaño no se atrevería a coger el monte contando solo con ocho hombres.

El general Ramiro Matos González consignó en el libro “El guerrillero y el general, diálogo entre adversarios”, escrito por él y Hamlet Hermann, que “prácticamente todos los oficiales superiores decíamos: Es imposible que esa gente esté sola ahí. Algo viene de fuera o algo hay en la ciudad. Se consideraba una locura que ocho hombres se atrevieran a enfrentarse a todo el poderío de las Fuerzas Armadas y a la Policía Nacional. Algo grande tenía que haber alrededor de ese desembarco, pensábamos nosotros”.

¿Cómo se hizo el relevo del general Perdomo Rosario ese miércoles 7 de febrero de 1973?

En horas de la mañana de ese día a la radio operada en una de las casas de campaña (en realidad lonas de camión fijadas en tierra por estacas) colocadas en toda la cuadra al este del cuartel de la Policía Nacional de San José de Ocoa llegó un pedido que había que asistir de inmediato.

Un diminuto soldado, desprovisto de armas, salió hasta el mismo frente del cuartel de la Policía y se paró frente al teniente coronel Manuel de Jesús Sánchez Cuevas, y le dijo:

-Coronel Sánchez, le llaman de M-1.

El oficial reaccionó sorprendido: -Ten cuidado con lo que estás diciendo. ¿Tú estás seguro que me llama M-1?

-Sí, señor, lo llaman de M-1.

Dirigiéndose al encuentro con el soldado que estaba parado en atención como a seis pies de distancia para ir a contestar a la radio, el coronel Sánchez finalmente advirtió: -Mira, M-1 es el Presidente de la República. Si no es M-1 que me llama vas a tener problemas.

Pocos minutos después ya era de conocimiento la destitución del jefe de Operaciones, Perdomo Rosario, y en su lugar fue colocado el general Juan René Beauchamp Javier, a quien se le asignó como segundo al mando al general Ramiro Matos González, entonces subjefe de la Fuerza Aérea Dominicana y con experiencia en lucha antiguerrillera.

El mismo Sánchez Cuevas fue designado jefe de Inteligencia al servicio de los mandos operativos que estaban en las montañas.

Aunque Matos González declaró posteriormente que ese día fue llamado a la sede de las Fuerzas Armadas por el general Pérez y Pérez, quien le pidió que se alistara porque ambos irían hacia Ocoa, era obvio para él que quien hizo la designación de Beauchamp y la suya fue el propio presidente Balaguer quien dirigía al hilo la confrontación con la guerrilla.

El general Matos González tenía la convicción de que la destitución de Perdomo y su nombramiento vino directamente de Balaguer y así lo escribió en libro antes citado: “A mí me parece que el relevo del general Perdomo no fue una decisión de la Secretaría de las Fuerzas Armadas, ni de la Jefatura de Estado Mayor del Ejército. Eso tiene que haber sido una orden proveniente del Palacio Nacional. Sólo el Presidente de la República podía hacer una exigencia de resultados militares a tan breve plazo y aplicar una sanción de esa naturaleza. Esa fue, supongo yo, la primera reacción del doctor Balaguer ante la escasez de resultados que obtenían los responsables de dirigir la lucha contra la guerrilla… El Presidente de la República no pareció estar conforme con los resultados de las acciones dirigidas por el general Perdomo y se nos designó creyendo que podríamos acabar con el levantamiento de inmediato”.

Con las decisiones de Balaguer y los nuevos jefes operativos sobre el terreno, lo que caracterizaba la situación era que la guerrilla había golpeado primero provocando tres muertos y tres heridos, contra un herido leve (Lalane José) y pese a que las Fuerzas Armadas declaraban que tenían al grupo dentro de un cerco táctico, lo que realmente pasó fue que la pequeña tropa de Caamaño eludió el contacto y los militares no los podían ubicar con precisión.





http://www.acento.com.do/index.php/news/45862/56/40-anos-de-Caracoles-Balaguer-visito-zona-de-combate-y-cambio-el-mando.html

Balcacer
Miembro Regular
Miembro Regular

Cantidad de mensajes: 96
Localización: México
Hobbies: Cuba, DPRK, La Verdad, Yes
Valoración de Comentarios: 28
Puntos: 152
Fecha de inscripción: 27/01/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Solicitud Informacion Re: R. Dominicana - Cuba - Venezuela

Mensaje por Balcacer el Miér Feb 13, 2013 11:00 am






Politica



La muerte de Caamaño 40 años despues



http://www.acento.com.do/index.php/news/46497/56/40-anos-de-Caracoles-Caamano-un-crimen-que-no-prescribe-y-II.html


40 años de Caracoles: Caamaño, un crimen que no prescribe (y II)
En consecuencia, no existe obstáculo alguno para que los tribunales nacionales, si fueran apoderados del crimen por las autoridades nacionales, puedan investigar y sancionar a los responsables de la ejecución extrajudicial del héroe nacional. No habría manera más digna de exaltarlo al Panteón Nacional.



13 de febrero del 2013

Roberto Álvarez/Especial para Acento.com.do



40 años de Caracoles: Caamaño, un crimen que no prescribe (y II)


Miembros de la guerrilla, encabezados por Caamaño Acento.com.do/Archivo
ver Acento Social



¿No se han extinguido 40 años después la acción penal y la pena para este crimen? Es decir, ¿no ha prescrito la posibilidad jurídica de perseguir y castigar a los culpables? La prescripción establecida por el Código en vigor en 1973 para el homicidio y para el asesinato era de 10 años, por ende, la acción penal hubiera vencido alrededor del 16 de febrero de 1983. Y digo hubiera, si el crimen no revistiera las características de un crimen de lesa humanidad y una “desaparición forzada”, infracción para la cual no existe prescripción, ya que mientras la persona no recupere su libertad o aparezca su cadáver no es posible iniciar el cómputo para la extinción de la acción penal, pues se considera que la actividad consumativa perdura en el tiempo.

Las circunstancias sobre la detención de Caamaño por agentes del Estado, las contradicciones en relación a, por un lado, la versión de diversas fuentes de que fue detenido con vida y, por el otro, la oficial, de que Caamaño murió en combate, sin que las autoridades hayan ofrecido información detallada sobre el enfrentamiento, y la negativa a informar sobre su paradero, con el consiguiente ocultamiento de su cadáver, impidiendo de esa forma el pleno y eficaz ejercicio de los recursos legales y de las garantías procesales pertinentes para establecer sus derechos y los de sus familiares, reúnen, a mi juicio, los elementos característicos de una desaparición forzada.

La Convención Internacional para la protección de todas las personas contra las desapariciones forzadas de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), de 2006, define en su Artículo 2 una desaparición forzada como “el arresto, la detención, el secuestro o cualquier otra forma de privación de libertad que sean obra de agentes del Estado…seguida de la negativa a reconocer dicha privación de libertad o del ocultamiento de la suerte o el paradero de la persona desaparecida, sustrayéndola a la protección de la ley”. Por su parte, la Convención Interamericana sobre Desaparición Forzada de Personas de la Organización de los Estados Americanos (OEA), de 1994, expresa en su Artículo 7 que “la acción penal derivada de la desaparición forzada de personas y la pena que se imponga judicialmente al responsable de la misma no estarán sujetas a prescripción”.

Nuestro país no ha ratificado todavía ninguna de estas dos convenciones, sin embargo, el principio sobre la imprescriptibilidad de una desaparición forzada tiene su origen en el Estatuto de Núremberg de 1945 y en los principios de Núremberg adoptados por la Asamblea General de la ONU, por voto unánime, mediante la Resolución 95, de 1946. Más luego, el principio avanza y adquiere sustento convencional con la adopción de la Convención sobre la Imprescriptibilidad de los Crímenes de Guerra y de los Crímenes de Lesa Humanidad de la ONU de 1968, que entró en vigor en 1970 (RD aun no la ha ratificado), después con el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, también de la ONU y que RD ratificó en 1977 (Gaceta Oficial No. 9451), y posteriormente con la adopción de la Convención Americana sobre Derechos Humanos de la OEA, ratificada por RD en 1978 (Gaceta Oficial No. 9460).

De importancia capital es el hecho que nuestro país ratificó el Estatuto de Roma que creó la Corte Penal Internacional y que definió de manera precisa los crímenes de guerra, de lesa humanidad y de genocidio (Gaceta Oficial No. 10318 de 13 de abril de 2005).

Estos tratados plasman convencionalmente las normas de derecho internacional consuetudinario sobre el principio de la imprescriptibilidad de ciertos crímenes graves como el genocidio, los crímenes de guerra y de lesa humanidad, entre los cuales se encuentra la desaparición forzada. Con el tiempo, este principio ha sido ampliamente reconocido como veremos a continuación por la jurisprudencia internacional y nacional.

Por su parte, la Corte Interamericana de Derechos Humanos de la OEA, cuya jurisprudencia forma parte del bloque constitucional dominicano, ha establecido desde la emblemática sentencia sobre el caso Velásquez Rodríguez, Sentencia de 29 de julio de 1988, que “la desaparición forzada de seres humanos constituye una violación múltiple y continuada…” y que su práctica “ha implicado…la ejecución de los detenidos, en secreto y sin formula de juicio, seguida del ocultamiento del cadáver con el objeto de borrar toda huella material del crimen y de procurar la impunidad de quienes lo cometieron…”. Y en el caso La Cantuta, Sentencia de 29 de noviembre de 2006, afirmó que “mientras no sea determinado el paradero de…personas (desaparecidas), o debidamente localizados e identificados sus restos, el tratamiento jurídico adecuado para (tal) situación…es (el) de desaparición forzada de personas”.

Este enfoque jurisprudencial de la Corte ha sido expandido en otros casos de gran importancia relacionados a desapariciones forzadas, como Blake, Sentencia de 24 de enero de 1998; Barrios Altos, Sentencia de 14 de marzo de 2001; Almonacid Arellano, Sentencia de 26 de septiembre de 2006; Heliodoro Portugal, Sentencia de 12 de agosto de 2008; hasta llegar al caso de Narciso González, Sentencia de 27 de febrero de 2012.

En el ámbito nacional, varias decisiones de los más altos tribunales han ratificado que ciertos crímenes como el de la desaparición forzada es un crimen de lesa humanidad. En el caso Arancibia Clavel de Argentina, en Sentencia de 24 de agosto de 2004, la Corte Suprema de Justicia declaró que “…la evolución del derecho a partir de la segunda guerra mundial permite afirmar que para la época de los hechos imputados (1974 a 1978) el derecho internacional de los derechos humanos condenaba ya la desaparición forzada de personas como crimen de lesa humanidad” y añadió que si bien “el fundamento común del instituto de la prescripción…de la acción o de la pena, es la inutilidad de la pena, en el caso concreto (no obstante, hay una) excepción a esta regla, (que) está configurada para aquellos actos que constituyen crímenes contra la humanidad, ya que se tratan de supuestos que no han dejado de ser vivenciados por la sociedad entera dada la magnitud y la significación que los atañe”.

*****

En el caso Molco de Choshuenco de Chile, Sentencia de 13 de diciembre de 2006, la Sala Penal de la Corte Suprema recordó la imprescriptibilidad de los crímenes de guerra bajo la Convención sobre la Imprescriptibilidad de los Crímenes de Guerra y de los Crímenes de Lesa Humanidad señalando que, si bien este tratado no había sido ratificado por Chile,
ello era una norma del derecho internacional consuetudinario vigente para la época de los hechos y enfatizó que la prohibición de cometer estos crímenes era una norma de ius cogens y que como lo ha indicado la Corte Interamericana de Derechos Humanos en el caso Barrios Altos de 2001, “son inadmisibles las disposiciones de amnistía, las disposiciones de prescripción y el establecimiento de excluyentes de responsabilidad que pretendan impedir la investigación y sanción de los responsables de las violaciones graves de los derechos humanos”.

Otras sentencias nacionales relevantes son los casos Scilingo de España, Sentencia de 19 de abril de 2005, de la Audiencia Nacional, y el caso Bordaberry de Uruguay, Sentencia de 9 de febrero de 2010, del Juzgado de Primera Instancia en lo Penal de 7mo turno.

A nivel de nuestra legislación nacional, resulta fundamental señalar que el Código Procesal Penal que entró en vigor en 2004, establece en su Artículo 49 que “el genocidio, los crímenes de guerra y los crímenes contra la humanidad son imprescriptibles”, añadiendo que “a estos efectos y a los del Artículo 56 (sobre la jurisdicción penal), “se consideran como tales aquellos contenidos en los tratados internacionales, sin importar la calificación jurídica que se les atribuya en las leyes nacionales”.

Haciendo una lectura de este texto normativo a la luz de los tratados ratificados por RD, de la jurisprudencia internacional que tiene fuerza de ley en el país (como las decisiones de la Corte Interamericana de Derechos Humanos), del derecho internacional consuetudinario, y de las sentencias internacionales y nacionales que sirven de orientación sobre el desarrollo del derecho internacional penal, del derecho internacional humanitario y del derecho internacional de los derechos humanos, se puede afirmar que existe en nuestro país una amplia gama de normas que sirven de asidero jurídico para investigar, encausar y castigar, de ser el caso, a los responsables del crimen de Estado que fue la ejecución extrajudicial del coronel Francisco Alberto Caamaño Deñó y de Eberto Lalane José.

Finalmente, este análisis quedaría inconcluso si no mencionara la Ley No. 1 de septiembre de 1978, del gobierno de Antonio Guzmán, que declaró una amnistía general para todas las personas “condenadas o acusadas de las infracciones señaladas en el Artículo 2” de la ley “en el período comprendido entre la última ley de amnistía del 3 de septiembre de 1965 a la fecha de la publicación de la presente Ley”.

Entre los crímenes incluidos en el Artículo 2 de la ley de amnistía, se encuentran comprendidos los Artículos 265 a 290 del Código Penal, es decir, que la ley no incluyó los artículos 295 y 296, que se refieren al homicidio y al asesinato y, por tanto, no eximió de responsabilidad a los autores de estas infracciones durante Caracoles.

Hacemos este breve análisis para dejar constancia de que las leyes de amnistía que buscan “perdonar” crímenes graves contra los derechos humanos son inválidas, por violar tratados y jurisprudencia internacionales de derechos humanos que forman parte de nuestro bloque constitucional dominicano.

El sano propósito que buscaba el presidente Guzmán era la reconciliación de la sociedad dominicana, incluyendo el retorno de los exiliados políticos, después de doce años de persecuciones y crímenes. Como se sabe, la amnistía, que significa olvido en griego, es un acto jurídico que causa la extinción de la responsabilidad penal y que por ende considera a todos los individuos que hayan sido condenados o que puedan ser acusados por los delitos incluidos en la ley como inocentes, porque el efecto es la desaparición de la figura delictiva “como si los hechos y las acusaciones jamás se hubieran producido”.

Resulta oportuno, por tanto, mencionar que la Corte Interamericana de Derechos Humanos tiene una larga jurisprudencia afirmando que las leyes de amnistía son inválidas si éstas buscan borrar crímenes que implican una grave violación de los derechos humanos, como lo es la ejecución extrajudicial, la tortura, la desaparición forzada, etc., “ya que”, como dijera la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) en el caso Paniagua Morales, “la impunidad propicia la repetición crónica de las violaciones de derechos humanos y la total indefensión de las víctimas y sus familiares”.

Así, la Corte Interamericana reconoció, a título de ejemplo, en los casos Velásquez Rodríguez, Barrios Altos y Almonacid Arellano “el deber del Estado de articular el aparato gubernamental en todas sus estructuras de forma tal de asegurar la plena vigencia de los derechos humanos, lo cual incluye el deber de prevenir, investigar y sancionar toda violación de los derechos reconocidos por la Convención Americana sobre Derechos Humanos”, que "son inadmisibles las disposiciones de amnistía, las disposiciones de prescripción y el establecimiento de excluyentes de responsabilidad que pretendan impedir la investigación y sanción de los responsables de las violaciones graves de los derechos humanos”, y “que los Estados no pueden sustraerse del deber de investigar, determinar y sancionar a los responsables de los crímenes de lesa humanidad aplicando leyes de amnistía u otro tipo de normativa interna. Consecuentemente, los crímenes de lesa humanidad son delitos por los que no se puede conceder amnistía”.

En este tenor, la Corte Suprema de Justicia argentina resolvió en el caso Simón o Poblete, sentencia de 14 de junio de 2005, que las leyes de punto final, ley 23.492, y de obediencia debida, ley 23.521, que establecían la extinción de la acción penal y no punibilidad de los delitos cometidos en el marco de la represión sistemática, eran inválidas e inconstitucionales. En igual sentido han actuado los poderes judiciales en Chile, Perú y Uruguay, modificando o anulando las leyes de amnistía (que adquirieron el bien ganado apelativo de “leyes de impunidad”), de forma tal que la justicia no se viera impedida de ejercer su majestad.

En consecuencia, no existe obstáculo alguno para que los tribunales nacionales, si fueran apoderados del crimen por las autoridades nacionales, puedan investigar y sancionar a los responsables de la ejecución extrajudicial del héroe nacional. No habría manera más digna de exaltarlo al Panteón Nacional.




LO QUE SIGNIFICA INVADIR UN PAÍS - EL SUYO - LLENO DE IDEAS COMUNISTOIDES.

SUS AMIGOS DE LA ACADEMIA NAVAL, HOY RETIRADOS Y JUGANDO CON SUS NIETOS.

OTROS RICOS DISFRUTANDO LAS MIELES DEL CAPITALISMO


Balcacer
Miembro Regular
Miembro Regular

Cantidad de mensajes: 96
Localización: México
Hobbies: Cuba, DPRK, La Verdad, Yes
Valoración de Comentarios: 28
Puntos: 152
Fecha de inscripción: 27/01/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.