Secretos de Cuba
Bienvenido[a] visitante al foro Secretos de Cuba. Para escribir un mensaje hay que registrarse, asi evitamos que se nos llene el foro de spam. Pero si no quieres registrarte puedes continuar y leer toda la informacion contenida en el foro.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Facebook
Anuncios
¿Quién está en línea?
En total hay 38 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 38 Invitados :: 2 Motores de búsqueda

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 1247 el Jue Sep 13, 2007 8:43 pm.
Buscar
 
 

Resultados por:
 

 


Rechercher Búsqueda avanzada

Sondeo

Respecto a la normalización de relaciones o el intercambio de presos realizado el miércoles como parte del acuerdo entre Cuba y EEUU

54% 54% [ 42 ]
42% 42% [ 33 ]
4% 4% [ 3 ]

Votos Totales : 78

Secretos de Cuba en Twitter

opinión en top less.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

opinión en top less.

Mensaje por Patrio el Lun Sep 10, 2012 9:13 am

El gobierno cubano actual, ha fracturado en tamaña cuantía a la sociedad cubana tradicional, que hasta la religión que durante muchos años fue ferozmente reprimida, no escapó indemne al proceso de desmoronamiento ideológico. Y como el propio estado, que ha pisoteado tantos valores como ha considerado necesario, ha reflotado esos mismos valores cuando le favorecen. Un ejemplo de ello ha sido deformar a su antojo los valores religiosos, incluyendo la religión como un arma más para sus fines dominantes sobre la población cubana.
Uno de los pasos más letales para la conformación de cualquier fe religiosa, fue la inclusión y aceptación dentro del propio partido comunista, de disímiles cultos religiosos. A mi modo de ver una de lás medidas más abominables de la historia de cualquier organización, incluído incluso el propio Partido Comunista Cubano. Comunismo y religión, son antagónicos en esencia. Si usted lee el Capítulo I de los propios estatutos del Partido Comunista Cubano, inicia uno de sus párrafos con la siguiente afirmación: El PCC es fiel al ideal comunista. Si usted es comunista, es por principios materialista y acepta tácitamente, que la materia antecede a la conciencia, usted por ende, niega lo espiritual y la existencia de cualquier dios. En conclusión, si usted es comunista y es religioso, no es ninguna de las dos cosas, se ha convertido sencillamente en un engendro que se niega a sí mismo, un ente falso que carece de basamento espiritual alguno.
Y siendo consecuentes con la antológica doble moral de cubano medio, el Departamento que atiende las religiones del Comité Central del Partido, formuló la necesidad de aceptar religiosos en su seno, con el consecuente y persistente trabajo de resblandecer la fe religiosa, no solo de sus miembros sino de la población. En Cuba, con un partido único y un control férreo de ese partido sobre toda actividad humana, económica y social, ser militante del partido implica facilidad para el acceso a toda actividad, entiéndase educación, puestos directivos dentro de cualquier rama de la economía, etc. Y si unido a esto el partido acepta la religiosidad, insisto, cuestionable de sus miembros, es una medida más de control absoluto sobre el individuo y una forma sutil de resquebrajar la propia fe religiosa.
Tal es así, que la fe religiosa del individuo común se resquebrajó de forma importante a partir de la década de los noventa y comenzaron a pulular quienes veían en la religión, más que una actitud y una postura ante la vida, la religión como un medio de vida, dicho en otras palabras, una empresa, una forma de recaudación. Y me refiero con toda claridad a la religión yoruba. El sincretismo religioso entre las diversas religiones africanas e hispanas, se manifestó desde los barracones de esclavos como una forma de resistencia ante la más deleznable actividad humana: la esclavitud. Lo comprendo y lo reconozco como una parte importante, diría incluso vital de nuestra nacionalidad. Pero tal sincretismo se sostuvo durante más de un siglo en base a un respeto mutuo al culto de cada parte.
Pero el cubano nacido bajo la égide de la bestia de Birán, fue educado en el irrespeto a las religiones con un slogan recurrente, una frase de Karl Marx, que aparece en su obra Contribución a La Crítica de la Filosofía del Derecho, de Hegel: "...La inquietud religiosa es al mismo tiempo la expresión del sufrimiento real y una protesta contra el sufrimiento real. La religión es la queja de la criatura oprimida, el sentimiento de un mundo sin corazón y el espíritu de un estado de cosas desalmado. Es el opio del pueblo..." De cierta forma los límites religiosos se difuminaron y se creyó no reprobable, la muestra de atributos religiosos públicos sin considerarse detrimento de una u otra creencia. La religión es intercambiable, fusionable, etc. ¿Pero hasta qué punto? ¿Dónde está el límite y quién lo marca?
Hoy que en gran parte del mundo occidental hay libertad de culto, sin el menor prejuicio, y creo que es saludable mantener ciertos márgenes de respeto entre una y otra religión, aunque parto de la base primordial que expreso solo mi opinión y hablo en base a mi propio criterio. En España donde vivo, los cristianos, son educados en su fe católica desde la primera infancia pasando, paso a paso por las diferentes etapas del proceso de cristianización y sus templos de culto,son con todo derecho respetables.
Y cada vez más, observo a practicantes de la religión yoruba con sus abalorios identificativos presentes en las liturgias cristianas. Tal detalle no es bien visto por los cristianos locales, ajenos a nuestro proceso sincrético cultural y religioso, del que estamos tan orgullosos. Creo incluso, que a veces ponernos en el lugar de los demás es saludable, como por ejemplo, no creo que se vería con buenos ojos en un Templo a Orula en La Habana, un cura intentando oficiar una misa con un crucifijo del dios de los hebreos, de la misma forma que se hace inadmisible un símbolo cristiano en una mezquita, es una forma elemental de respeto, al templo y a sus miembros. En la medida que respetemos, seremos respetados y recordar siempre al buen y certero Benito Juárez es útil: "...El respeto al derecho ajeno es la paz..."
Si me hablan para contribuir a erigir un templo a Oshun en mi pueblo, lo haré con gusto, e incluso contribuiré con mi trabajo personal si es necesario, pero el respeto al entorno, es una forma de exigir respeto a nuestras propias costumbres. No creo que haya nada que esconder, pero no creo tampoco que haya nada que demostrar.
R. Muñoz.

Patrio
VIP

Cantidad de mensajes : 3948
Valoración de Comentarios : 1734
Puntos : 5002
Fecha de inscripción : 19/11/2007

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.