Secretos de Cuba
Bienvenido[a] visitante al foro Secretos de Cuba. Para escribir un mensaje hay que registrarse, asi evitamos que se nos llene el foro de spam. Pero si no quieres registrarte puedes continuar y leer toda la informacion contenida en el foro.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Facebook
Anuncios
¿Quién está en línea?
En total hay 64 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 64 Invitados :: 2 Motores de búsqueda

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 1247 el Jue Sep 13, 2007 8:43 pm.
Buscar
 
 

Resultados por:
 

 


Rechercher Búsqueda avanzada

Sondeo

Respecto a la normalización de relaciones o el intercambio de presos realizado el miércoles como parte del acuerdo entre Cuba y EEUU

54% 54% [ 42 ]
42% 42% [ 33 ]
4% 4% [ 3 ]

Votos Totales : 78

Secretos de Cuba en Twitter

!!!Compartiendo,..La Historia Encontrada,...!!!

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

!!!Compartiendo,..La Historia Encontrada,...!!!

Mensaje por El tuerto el Sáb Ago 04, 2012 10:22 am

NUESTRAS MUJERES
Mujeres en la Guerra de Independencia. Nueve mujeres mambisas recibieron el grado militar de capitanas y una el de comandante en el Ejército Libertador de Cuba. Otras cuatro aparecen reseñadas en el Diccionario Enciclopédico de Historia Militar de Cuba, publicado por la Editora Verde Olivo en 2001, aunque no recibieron ningún grado militar.
Las nombradas Capitanas
Luz Palomares García Luz Palomares García nació en Guáimaro, Camagüey, el 29 de mayo de 1850. Se alzó en noviembre de 1869, con solo 19 años. En 1872 fue sorprendida por los españoles. Presenció cómo machetearon a sus hermanos de 12 y 14 años.

Cayó presa en el cuartel de Las Tunas y después fue trasladada a Holguín, donde guardó prisión en La Periquera hasta el fin de la guerra. Al inicio de la contienda de 1895 vivía en la finca El Buquién, en Toa. A su casa llegaron los Maceo y el resto de los expedicionarios de la goleta Honor. El general Antonio la ascendió por sus méritos a capitana. Murió en Antilla, el 1 de agosto de 1948.
Gabriela de la Caridad Azcuy Labrador,(Adela Azcuy) ,nació el 18 de marzo de 1861, en la finca Ojo de Agua, en Viñales, Pinar del Río. Durante la guerra fue enfermera y farmacéutica. Participó en 49 combates. Fue ascendida a capitana, trascendió la lucha y murió el 1 de enero de 1914.

Ana Cruz La cuna de Ana Cruz Agüero fue La Legua, actual barrio (Bartle), en Las Tunas, el 26 de julio de 1840. Manejó un cañón como artillera y estableció un hospital de campaña en su propia finca natal. La ascendió a capitana el Mayor General José Manuel Capote. Murió el 21 de enero de 1936.
Rosa María Castellanos y Castellanos Rosa la Bayamesa nació en Bayamo, Oriente, en un día no precisado de 1834. Era esclava antes de incorporarse a la guerra y al obtener su libertad se ubicó en la Sierra Maestra. También cuidó heridos y enfermos. Creó el hospital de guerra más grande de las luchas independentistas, en San Diego del Chorrillo, a 20 kilómetros al noroeste de Santa Cruz del Sur. Fue personalmente el Generalísimo Máximo Gómez quien la ascendió a capitana. En 1895 tenía ya 60 años y el General en Jefe la situó en un nuevo hospital, llamado Santa Rosa en honor a ella. Alternaba la enfermería con el combate. Murió en Camagüey, el 25 de septiembre de 1907.
María Hidalgo Santana no se consigna su fecha natal, nació en Matanzas. Se sumó a la Columna Invasora subordinada al general de brigada José Lacret. En el combate de Jicarita, el 3 de julio de 1896, al caer abatido el abanderado tomó en sus manos la bandera. Recibió siete heridas de bala que no lograron doblegarla. Antonio Maceo la ascendió a teniente, y pasó a ser muy conocida como la Abanderada de Jicarita. Combatió a las órdenes del Comandante Raimundo Matilde Ortega, jefe del Regimiento de Infantería de Matanzas. Fue gravemente herida en el Combate de La Yuca, cerca de Jagüey Grande. Y la ascendieron a capitana luego de los Combates de Bolondrón y Vieja Bermeja. Murió en Alacranes, Matanzas, en 1956.
Trinidad Lagomasino Álvarez se desconocen fechas de nacimiento y muerte, nació en Sancti Spíritus, Las Villas. Fue mensajera clandestina de los insurrectos en 1895. Participó como correo militar en Cienfuegos, Caibarién, Matanzas y La Habana. Siempre actuó sola y le conocían como La Solitaria. Actuó como mensajera personal de Máximo Gómez. También cuidó enfermos y heridos y empuñó las armas como soldado. El mismo Generalísimo la ascendió a capitana. Murió en el anonimato en Sancti Spíritus en los primeros años de la República.
Catalina Valdés Catalina Valdés, nacida en Consolación del Sur, el 22 de marzo de 1837, fue madre de diez varones, casi todos oficiales mambises. En 1895 creó un hospital insurrecto en Arroyo de Agua, Pinar del Río, que no pudo ser incendiado gracias a su tenaz resistencia, fusil en mano. Al morir, en el barrio pinareño de Las Lajas, el 23 de agosto de 1915, su cuerpo estaba lleno de cicatrices de combate.
Isabel Rubio Isabel Rubio Díaz nació el 8 de julio de 1837, en Paso Real de Guane, en Pinar del Río. Fue la madre del Coronel Modesto Gómez Rubio. Desde 1882 su vivienda fue un cuartel clandestino. Organizó en Guane un hospital de sangre que Maceo visitó el 20 de enero de 1896, día en que le confirmó el grado de capitana. Ya con 58 años, recorrió con su hospital de campaña más de 150 kilómetros. Tuvo que huir de la persecución de las guerrillas de San Diego de los Baños, que la buscaban incesantemente. El 12 de febrero de 1898, cuando estaba con otro hospital de campaña en Seborucal, Los Palacios, fue atacada, herida de bala en una pierna y apresada. Murió tres días después en San Isidro, Pinar del Río.
María de la Luz Noriega Hernández de ignorada fecha de nacimiento, nació en Pinar del Río. Se sumó a la Columna Invasora en enero de 1896. Fue enfermera y combatió como soldado. Llegó con la tropa invasora hasta Mantua, el 22 de enero de aquel año 1896. Maceo la ascendió a capitana y le llamó la Reina de Cuba.

Integró la Columna que el Titán de Bronce organizó para marchar hacia el este y luego se quedó en el hospital de la finca Jicarita, en Matanzas, con su esposo médico, que se encontraba herido y al que los españoles mataron allí. Fue apresada y la llevaron hacia Isla de Pinos, donde sufrió severos maltratos. En noviembre de 1897 fue indultada, regresó a la manigua y se mantuvo con la salud quebrantada. Se quitó la vida en la ciudad de Matanzas, el 16 de agosto de 1901.

La única mujer Comandante

Caso único fue el de Mercedes Sirvén Pérez–Puelles, quien llegó a comandante. Era Doctora en Farmacia. Nació en Bucaramanga, Colombia, de padres cubanos emigrados. Hermana del coronel mambí Faustino Sirvén. Ingresó en las filas insurrectas el 5 de octubre de 1896, en Holguín.

Fundó una botica revolucionaria en el rancho Palmarito, al sur de Las Tunas, para abastecer de medicamentos y materiales de curación a los diferentes hospitales de guerra, fijos y ambulantes, en todo el territorio holguinero. Fue ascendida a capitana a fines de 1896 y a comandante en 1897. Murió en La Habana, el 25 de mayo de 1948.

Mujeres Generalas del Ejército Libertador
Ana María de la Soledad Betancourt Agramante nació el 14 de diciembre de 1932 en Puerto Príncipe, Camagüey. Se incorporó a la manigua con su esposo y en la Asamblea de Guáimaro proclamó la redención de la mujer cubana. Cayó prisionera el 9 de julio de 1871, en Rosalía del Chorrillo. La mantuvieron tres meses bajo una Ceiba, a la intemperie, en la sabana de Jobabo, como cebo para atraer a su esposo, el Coronel Mora. Tuvo que soportar hasta un simulacro de fusilamiento. El 9 de octubre de 1871, con tifus, se deshizo de sus captores y marchó a La Habana, después a México y más tarde a Nueva York. Y en 1872 visitó al presidente de los Estados Unidos, Ulises Grant, para que intercediera en el indulto de los estudiantes de Medicina cubanos presos por los sucesos del 27 de noviembre de 1871. En noviembre de 1875 recibió la noticia del fusilamiento de su esposo. Murió en Madrid el 7 de febrero de 1901.
María Magdalena Cabrales Isaac en unos textos con el segundo apellido Arce y en otros con Fernández, nació en la finca San Agustín, en San Luis, Oriente, el 20 de marzo de 1842. Se casó con Antonio Maceo el 16 de febrero de 1866. Marchó a la manigua con Mariana Grajales. En estado de gestación y un niño de meses, sufrió en el monte la muerte de las dos criaturas.

Cuidaba a enfermos y heridos en combate. Acompañó al Titán de Bronce en toda la guerra de 1868. Tras el fin de esta contienda, salió para Jamaica con Mariana, en mayo de 1878. Durante la llamada Tregua Fecunda (1880-1894) fundó y presidió el Club de Mujeres Cubanas en Costa Rica y posteriormente el Club Femenino José Martí, en Kingston, Jamaica. A mediados de 1899 regresó a Cuba. Murió en la finca donde nació, el 28 de julio de 1905.
Mariana Grajales Coello Mariana Grajales Coello, madre de los Maceo, nació en Santiago de Cuba, el 12 de julio de 1815, de padres dominicanos. Se casó con Fructuoso Regüeiferos el 31 de marzo de 1831. Tuvo con él cuatro hijos: Felipe, Fermín, Manuel y Justo. En 1843 se unió a Marcos Maceo. Con él tuvo a Antonio, José, Rafael, Miguel, Julio, Tomás y Marcos, y las hembras Baldomera y Dominga.

Todos sus hijos pelearon en la guerra de 1868. Felipe fue fusilado. Fermín murió en la acción de Cascorro, Manuel en el Combate de Santa Isabel, y Justo fue fusilado cerca de San Luis. De los Maceo el primero en caer fue su esposo Marcos, en el Combate de San Agustín, el 14 de mayo de 1869. Rafael murió en la Cárcel de Chafarinas, Marruecos, el 2 de mayo de 1882. Miguel cayó junto a su hermano Fermín, en Cascorro. Julio murió en la Acción de Nuevo Mundo, el 12 de diciembre de 1870. Mariana murió en Kingston, Jamaica, el 27 de noviembre de 1893. Sus restos los trasladaron a Cuba el 24 de abril de 1923. Hoy descansan en el cementerio de Santa Ifigenia, en Santiago de Cuba.
Bernarda del Toro Pelegrín Bernarda del Toro Pelegrín, Manana, nació en Jiguaní, Oriente, el 20 de agosto de 1852. Se casó con Máximo Gómez el 4 de junio de 1870 y sus primeros cuatro hijos nacieron en la manigua. Con Panchito, de dos días de nacido, cruzó junto a Gómez la Trocha de Júcaro a Morón rumbo a Camagüey, donde estuvo hasta que en diciembre de 1872 salió para Jamaica.

Sus 13 hermanos se incorporaron a la guerra. Solo sobrevivieron uno de los ocho varones y una de las hembras. Al inicio de la lucha en 1868 ya muerto su padre, su madre quemó las propiedades y se alzó con sus hijos. En 1878 fue a República Dominicana. Durante la guerra de 1895 la delegación cubana de Nueva York le ofreció ayuda económica, pero ella respondió:

Las que hemos dado todo a la patria, no tenemos tiempo para ocuparnos de las necesidades materiales de la existencia. No debe gastarse con nosotros lo que hace falta para comprar pólvora.

Murió en La Habana el 29 de noviembre de 1911.

Todas ellas merecieron ser ascendidas al grado de Generalas de la Independencia.

https://www.facebook.com/groups/413107215391094/permalink/417097244992091/


El tuerto
MIEMBRO DE HONOR SC
MIEMBRO DE HONOR SC

Cantidad de mensajes : 7114
Edad : 57
Localización : Miami
Hobbies : Cumplir la norma de aplaudir a los farsantes,..dizque anticastristas,..
Valoración de Comentarios : 2154
Puntos : 6967
Fecha de inscripción : 05/02/2007

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: !!!Compartiendo,..La Historia Encontrada,...!!!

Mensaje por El tuerto el Sáb Ago 04, 2012 10:27 am

LA GRAN MAESTRA DE AJEDREZ CUBANA:María Teresa Mora Iturralde. Niña prodigio, alumna de José Raúl Capablanca, primera Campeona de ajedrez cubana, y de Iberoamérica. Además del ajedrez, tenía gran vocación por la música, dominando el violín y la mandolina, impartió clases de ajedrez a varias generaciones. Sus últimos encuentros los desarrolló en 1962, con 62 años, en el Primer Match Internacional celebrado entre dos mujeres, mediante la radiotelefonía, frente a la colombiana Anita de Sánchez. Ninguna mujer ha logrado igualarla, pues fue durante veintidós años campeona nacional del deporte ciencia.
Síntesis biográfica
Nace el 15 de octubre de 1902 y desde muy pequeña, al igual que Capablanca, jugaba Ajedrez contra el padre y era capaz de ganarle, por lo que fue considerada una niña prodigio.
María Teresa se graduó de bachiller en Letras y Ciencias y logró combinar la pasión por la música, el magisterio y el ajedrez.

José Raúl Capablanca sentía gran admiración por ella, a tal punto que la aceptó como discípula, fue la única persona a la que le concedió tan alto honor. Una de las pocas veces que observaron al Rey de reyes consultando libros de ajedrez fue precisamente para la docena de lecciones que le impartió a María Teresa. Estas clases eran muy completas, incluían sesiones de apertura y finales.

También fue alumna de Rafael de Pazos, quien se mantuvo varios años como presidente del Club de Ajedrez de La Habana.

Trayectoria deportiva
A la edad de 11 años, participó en su primer torneo, celebrado en el Club de Ajedrez de La Habana, donde obtuvo el primer lugar, siendo su primera hazaña dentro del deporte.

Poco a poco su nombre fue conociéndose con más fuerza entre los círculos ajedrecísticos del país, pero nadie pudo prever que con 20 años, en 1922, conquistara el título nacional de Cuba. El impresionante hecho se concretó cuando ganó el torneo Copa Dewars, evento que se consideraba por aquellos tiempos el campeonato nacional y con excepción de ella, el resto de los participantes eran hombres.

La crónica, firmada por el campeón de Washington, Edward Everet, daba cuenta de la victoria de la cubanita sobre él mismo, con marcador de 3 puntos contra 1 y tres tablas, en un match desarrollado en La Habana. Contra Capablanca, la genial cubana jugó tres partidas, todas en simultáneas y su resultado no pudo ser mejor: dos éxitos y una tabla. Pocas personas en el mundo pudieron vanagloriarse alguna vez de haber derrotado al gran maestro, ni siquiera en simultáneas y ella lo logró dos veces.

Consiguió reinar entre los hombres, y en 1938 obtiene el título nacional femenino, el cual mantuvo hasta 1960. Durante 22 años mantuvo la corona, retirándose invicta. Ninguna mujer cubana fue capaz de derrotarla.

Resultados
Fueron muchos los triunfos de esta portentosa ajedrecista entre los más significativos:

1913. Primer Torneo en el Club de Ajedrez de La Habana. Obtuvo primer lugar.
1922. Torneo Copa Dewars, en el Club de Ajedrez de La Habana. Campeona nacional.
1938. Obtiene el título nacional de Campeona femenina.
1939. Campeonato Mundial, en Argentina, obtiene el 7mo lugar, con un acumulado de 11 puntos.
1950. Campeonato Mundial, en Moscú, gana cuatro partidas, cuatro tablas y pierde siete.
1962. Primer Match Internacional, mediante la radiotelefonía, frente a la colombiana Anita de Sánchez.
La actuación de Moscú 1950 no fue la mejor; sin embargo se marchó del evento con la satisfacción de haber derrotado a la campeona mundial, Elizabetha Bikova. En ese mismo año recibió de manos del presidente de la Federación Internacional de Ajedrez, Folke Rogard, el título de Maestra Internacional por la actuación de toda la vida y se convirtió, de esta forma, en la primera mujer latinoamericana con tal distinción.

Otras vocaciones
Además del ajedrez, tenía una gran vocación por la música, le dedicaba parte de su tiempo al violín y a la mandolina y esos eran sus pasatiempos favoritos, en 1921 ofreció un concierto de violín, pero se consagró más al ajedrez.

La primera vez que el nombre de María Teresa Mora Iturralde apareció en la prensa extranjera fue en 1917. Según Jesús González Bayolo, periodista cubano especializado en temas del juego ciencia, en el American Chess Bulletin aparece un trabajo bajo el título “En La Habana hay otro prodigio” y en donde se afirmaba que “no contenta con haber dado a José Raúl Capablanca al mundo, La Habana llama su atención a otro prodigio del ajedrez en la persona de la niña María Teresa Mora”.

El respeto y la admiración que Capablanca sentía hacia María Teresa era tan grande que solicitó a los organizadores del torneo de Londres, en 1922, que la incluyeran en la nómina oficial para darle mayor fuerza al certamen, siendo aceptado, pero ella no pudo asistir por dificultades económicas.

Muerte
Murió el 3 de octubre de 1980 en La Habana, dejó un gran legado de sacrificio y amor al ajedrez, los campeonatos nacionales tienen más de 30 años de existencia y ninguna mujer ha logrado igualarla.

https://www.facebook.com/groups/413107215391094/permalink/417012748333874/

El tuerto
MIEMBRO DE HONOR SC
MIEMBRO DE HONOR SC

Cantidad de mensajes : 7114
Edad : 57
Localización : Miami
Hobbies : Cumplir la norma de aplaudir a los farsantes,..dizque anticastristas,..
Valoración de Comentarios : 2154
Puntos : 6967
Fecha de inscripción : 05/02/2007

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: !!!Compartiendo,..La Historia Encontrada,...!!!

Mensaje por El tuerto el Sáb Ago 04, 2012 10:32 am

EL AJEDFREZ CUBANO:
En Cuba, el Ajedrez no es sólo Capablanca antes, o Leinier Domínguez y Lázaro Bruzón actualmente. Desde la época de José Raúl, hasta nuestros días, han existido muchos jugadores destacados que contribuyeron a la formación de la potencia ajedrecística mundial que constituye en la actualidad la mayor isla de Las Antillas.
Sin embargo, poco conocemos de los jugadores que “existieron” entre la muerte de Capablanca en 1942 y el año 1958, incluso hasta los años 70. Por razones desconocidas, que a veces se acercan a la censura, la autocensura, la escasez de periodistas especializados –los excelentes escritores de Ajedrez de Cuba fallecieron o residen en otro país, salvo una o u otra excepción como Romelio Milián, González Bayolo, Eyleen Ríos, Pablo Salcedo y Carlos Martínez Laporte con sus Estadísticas-, la realidad es que en Cuba sólo se escribe de noticias de actualidad o de Capablanca, Leinier y Bruzón. Muy poco o nada del pasado reciente.......... y aún un poco más atrás.
Hace unos años escribí el artículo “Juan González de Vega, el Maestro olvidado”, (http://www.ajedrezpinal.com/2010/11/juan-gonzalez-de-vega-el-maestro.html) el más fuerte ajedrecista cubano entre 1942 y 1957 y prácticamente desconocido en Cuba (tal vez porque abandonó el país a comienzos de la década del 60, razón suficiente para convertirse en un jugador fantasma)........ pero fueron varios los jugadores que brillaron en el pasado Siglo XX y que obtuvieron relativos éxitos a nivel internacional y que apenas conocemos…… Es más, si queremos ir más atrás, encontramos a Andrés Clemente Vázquez y a Juan Corzo y Príncipe, destacados jugadores y periodistas de finales del Siglo XIX que pusieron su granito de arena en el desarrollo y tradición del Ajedrez cubano y que merecen un mejor reconocimiento histórico.
El aceptable nivel de juego de los jugadores cubanos se puso de manifiesto en la Olimpíada Mundial de Buenos Aires de 1939, cuando Cuba terminó en el lugar 11 entre 26 países, con un equipo integrado por J. R. Capablanca, R. Blanco, M. Alemán A. López y F. Planas; Un año antes, Cuba había ganado el Primer lugar en los Juegos Deportivos, Centroamericanos y del Caribe celebrados en Panamá.
En la época post Capablanca y antes del año 1959, se destacaron principalmente, además de los ya mencionados, María Teresa Mora, Rosendo Romero, así como Eleazar Jiménez, Rogelio Ortega, Gilberto García y Eldis Cobo. Estos últimos siguieron cosechando éxitos por varios lustros después del año 1959.
Eldis Cobo Arteaga nació en Santiago de Cuba, el 2 de septiembre de 1929, y falleció en Ciudad de La Habana a comienzos de 1991. Ingeniero de profesión, fue un destacado especialista en el Ministerio de Comunicaciones de Cuba, donde laboró hasta su muerte y logró, a fuerza de talento, esfuerzo y dedicación, mantenerse en los primeros planos del Ajedrez cubano y representar a Cuba con buenos resultados, en Olimpiadas Mundiales, Campeonatos Panamericanos y otros eventos internacionales.
Sus primeras referencias como ajedrecista se remontan a su participación en diciembre de 1946, con 17 años, en un match organizado por la Compañía de Seguros “Oriente” entre dos equipos de la antigua y única provincia existente entonces en el extremo este de Cuba.
Posterior a esa fecha comienzan sus participaciones oficiales en el Ajedrez cubano y en 1950 interviene en el Campeonato de Cuba organizado por la Dirección de Cultura del Ministerio de Educación, donde quedó empatado en primer lugar con el reconocido Maestro Rosendo Romero que lo derrotó en el match de desempate por el título nacional. Es notar que para entonces, Cobo tendría 21 años, relativamente joven para el Ajedrez de esos tiempos.
En 1952, en ocasión de celebrarse el Cincuentenario de la República, se organizó en La Habana un fortísimo Torneo Internacional con la participación de 23 jugadores entre ellos, varios Grandes Maestros y Maestros Internacionales del nivel de M. Najdorf, S, Reshevsky, S. Gligoric, E. Eliskases, L. Evans, A. Pomar, N. Rossolimo, L. Prins, R. Torán, etc. En este magnífico evento patrocinado por el gobierno cubano, Eldis Cobo totalizó 11.5 puntos ( +6 -5 y 11 tablas) logrando la segunda mejor actuación cubana, sólo superada por el Dr. Juan González de Vega, cinco veces Campeón de Cuba entre 1942 y 1957.
En ese mismo año, en el equipo cubano que asistió a la Olimpíada Mundial de Helsinki, Finlandia, Cobo defendió el cuarto tablero, detrás de Miguel Alemán, Francisco Planas y Juan González de la Vega.
Ya Consolidado entre los mejores jugadores del país, Cobo asiste en 1958 al Campeonato Abierto de los Estados Unidos, celebrado en Rochester, New York, y para sorpresa de todos el cubano termina en primer lugar, logrando un premio de $1,000 dólares y el Título de Maestro de la Federación Norteamericana de Ajedrez. En ese torneo participaron 139 jugadores por “sistema suizo” y Cobo dio realce a su triunfo venciendo a Robert Byrne y Larry Evans, entre otros fuertes Maestros. Por esta extraordinaria actuación fue seleccionado como el Mejor Deportista cubano de 1958, distinción que no ha obtenido ningún ajedrecista cubano hasta nuestros días.
Jugador táctico “natural”, de gran concepto posicional y excelente finalista, Cobo, integra junto a Eleazar Jiménez y Juan González de Vega, el trío de jugadores cubanos de mayor nivel y entre ellos se reparten la supremacía del Ajedrez criollo a finales de la década del 50.
A mediados del año 1959, el triunfante Gobierno Revolucionario reestructuró la rectoría de los Deportes, creando así la Dirección General de Deportes (DGD), que de común acuerdo con la Federación Cubana de Ajedrez (FCA), se encargarían de la realización del Campeonato de Cuba.

Es en el segundo semestre de 1959 cuando se dio inicio a la fase final del Campeonato, previas eliminatorias en municipios y provincias. La nueva organización del torneo contemplaba jugar por el sistema Round-Robin, y el ganador sería considerado Campeón de Cuba. No habrían matches como antes. También se instauró que, de acuerdo con el porcentaje logrado, serían otorgados títulos, entre ellos el de Maestro Nacional.

En mayo de 1960, una docena de trebejistas representando a las provincias de La Habana, Las Villas, Camaguey y Oriente, se dieron cita en la Capital del país para intervenir en la final del Primer Torneo Nacional del Ajedrez cubano post-revolucionario. En una excelente actuación Eldis Cobo alcanzó el segundo lugar, al tiempo que Eleazar Jiménez, sin perder partida alguna, fue el ganador, reeditando su victoria de 1958, mientras el Dr. Juan González de Vega, obtuvo el tercer lugar. A este trío le correspondió el inmenso privilegio de ser los primeros Maestros Nacionales cubanos.
FOTO EQUIPO CUBANO EN LAS OLIMPIADAS DE BUENOS AIRES:F. Planas, M. Alemán, María Teresa Mora, J. R. Capablanca, R. Blanco y A. López

https://www.facebook.com/groups/413107215391094/permalink/417011011667381/


El tuerto
MIEMBRO DE HONOR SC
MIEMBRO DE HONOR SC

Cantidad de mensajes : 7114
Edad : 57
Localización : Miami
Hobbies : Cumplir la norma de aplaudir a los farsantes,..dizque anticastristas,..
Valoración de Comentarios : 2154
Puntos : 6967
Fecha de inscripción : 05/02/2007

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

bimgo

Mensaje por reynaldo ramos pacheco el Lun Ago 06, 2012 10:07 pm

gozozoz kjswkk ,l

reynaldo ramos pacheco
Miembro Extremo

Cantidad de mensajes : 2624
Valoración de Comentarios : 1665
Puntos : 4451
Fecha de inscripción : 20/07/2008

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: !!!Compartiendo,..La Historia Encontrada,...!!!

Mensaje por El tuerto el Mar Ago 21, 2012 9:53 pm

Simbiosis entre Batista y Castro 1956 a 1958.
Desde el momento en que Castro desembarcó en Cuba él obtuvo ayuda de Batista y otros agentes especialmente posicionados con anticipación en el área. Hay despachos de la embajada americana en la Habana reportando religiosamente que los comunistas estaban organizando a los traficantes de droga en la Sierra Maestra desde el año 1948. La prensa comunista con su patraña ha mistificado las acciones armadas de Castro. Sus hazañas no fueron sino un teatro de guerra coreografiado con oficiales corruptos del ejército que el comunista Batista comandaba sin que Castro arriesgara su seguridad. Se uso la misma perfidia que en las revoluciones jacobinas de Francia, Rusia y Egipto.

Castro regresó de Tuxpan, Méjico, en una expedición que arribó cerca de Belic, municipalidad de Niquero en la provincia de Oriente, el día 2 de diciembre de 1956. El yate de acero Granma de veintidós metros de eslora tenía dos motores diesel y recibió adaptaciones antes de zarpar. Ellos asombrosamente sin regatear le compraron a un americano Robert Ericsson el barco y una casa con muelle en el río por $17.000. Muchos comentan que por este precio Ericsson pudo haber sido del CIA o un comunista. En el día del desembarco el movimiento 26 de julio se suponía atacara una serie de objetivos militares para los cuales ellos no tenían suficientes hombres ni las armas debidas. Ellos habían perdido ya en las tres acciones, la de Moncada, la del día 19 de abril y el desenlace del día 30 de noviembre, 70 rebeldes. Ellos ya habían matado 30 soldados cubanos. Castro no necesitaba ninguno de los 82 desorbitados expedicionarios que vinieron con él en el Granma. La mayoría de estos no eran ni siquiera comunistas. Eran solo pienso de cañón para su vocinglera publicidad. Él estaba en simbiosis con Batista y eso era todo lo que él necesitaba. Las autoridades monitorearon el desembarco. Ellos se desplazaron desorientados por las tierras de la central Beattie donde los administradores sabían de la conjura. Núñez-Beattie era socio de Mendoza en la vecina central Isabel. (499)

Después de tres días ellos no habían avanzado más de quince kilómetros. Sorprendentemente, el día 4 de diciembre, Castro rompió las medidas de seguridad y en un rendez-vous aceptó un guía desconocido del área que los condujo a Alegrías del Pío el día siguiente. Una vez en Alegrías, sin razón ninguna, el guía desapareció. En ese momento propicio Castro, Raúl y unos pocos privilegiados se apartaron del grueso de la fuerza y se internaron en un cañaveral. Al instante el ejército de Batista les tendió la salvaje encrucijada con un tiroteo tremendo. El grueso de las fuerzas se dispersó con el sorpresivo asalto. César Gómez, uno de esos que logró escapar con Raúl le confesó al autor que en ese mismo momento él comprendió que Castro era un cómplice de Batista. Cesar Gómez se casó con una prima del autor en Colombia donde el autor lo entrevistó.
Castro con solo dos hombres el comunista matancero Universo Sánchez y el también comunista Fausto Pérez se separó de todos. Raúl separado de Castro para garantizar que uno sobreviviera se fue con Ciro Redondo, Ameijeiras, los hermanos Rodríguez y Cesar Gómez. El tercer comando triunfante era el de Almeida, Che Guevara, Ramiro Valdés, Benítez y Chao que dejaron a la zaga a los otros. De 82 invasores solo 14 estaban en el intríngulis. A Castro los otros 68 le eran impedimenta y dificultad de logística. El solo necesitaba a Batista para lograr su misión. De los otros hubo muchos asesinados por las fuerzas castrenses al rendirse. Varios fueron delatados por Manolo Capitán a las fuerzas de Batista. Castro no se volvió a reunir con las otras dos unidades hasta 16 días después en la casa del comunista Hermes Cordero en las estribaciones de la Sierra Maestra. (500)
Una pandilla de facinerosos controlaba el área montañosa donde Castro iba a operar. Esto facilitó el despacho de suficientes equipamiento desde Manzanillo. Esta ciudad era donde mejor estaba organizado el Partido Comunista Cubano. La tesorera del 26 de julio en Manzanillo era Micaela Riera. Celia Sánchez oriunda de Santiago se había mudado para Manzanillo para organizar a los hacendados de la región de La Plata en la Sierra Maestra.
Los guías del prófugo comunista Crescencio Pérez y los de los comunistas Augusto Israel Cabreras, Ricardo Pérez Montano, Mongo Pérez, Guillermo García, el desequilibrado Rubén Tejeda y Hermes Cardero ubicaron a los 18 sobrevivientes dispersos para acotejarlos. Crescencio era un cubano descendiente de turcos que conocía a los Castro de antes de su alzamiento. El estaba emparentado con los Castros por la familia de su madre y los hermanos Castro lo llamaban tío Crescencio. Él era el productor de sustancias ilegales más rico en el área del Caribe. En esa zona de la Sierra Maestra ellos tenían un ejército privado, camiones, armas y pistas de aterrizaje y abastecimientos en cada recoveco de las montañas. Crescencio acordó con los guías a conducir a todos los que encontraran a Cinco Palmas que serviría de punto de acopio antes de subir a la Sierra.
Mientras los Comandantes Joaquín Casillas Lumpuy y Sánchez-Mosquera, auténticos anti-comunistas, usaban espías como Eutemio Guerra para tratar de matar a Castro, los agentes de Batista mandaban otros a alertar a Castro de que Eutemio era un espía.
Castro estableció su jefatura en Palma Mocha y luego en el alto del río La Plata, en el mes de enero de 1957. Estas eran tierras baldías de la central de azúcar Estrada Palma. La central Estrada Palma y la zona del alto del río La Plata eran propiedad del Dr. Campos que tenía raíces judías. Raúl cuando formó el Frente de Mayarí estableció su jefatura en el cortijo de Casas-Regueiros que fue comunista. Tiempo despues Casas Regueiro tuvo un incidente penoso con el General rebelde Ochoa cuando le violó una de sus hijas que era menor de edad. Batista no permitía a sus soldados asomarse en las madrigueras de los Castro, tampoco bombardeó su comandancia en el alto del Río La Plata que era visible desde el aire. (501)
Las dos Haciendas más grandes de Cuba estaban en esa área de la Sierra Maestra Hacienda Sevilla y Peladero. Hacienda Sevilla era propiedad de Abraham [Ibrahim] Babum Selman. El administrador de Sevilla era el americano Sheffield que a veces se dedicaba a buscar oro en esa área. El dueño de Peladero, que lindaba con Hacienda Sevilla, era Pujol que se la alquilaba a Abraham Babún. (502)

Los peritos dicen que el Pico Turquino, la cima más alta de la Sierra Maestra, se llamaba así porque la United Fruit había traído una abundancia de turcos despabilados y ermitaños para asentarlos en las laderas de estas montañas. Al menos un autor, Joseph Josephson, en su libro “Federal Reserve Conspiracy” publicó que la familia de Rockefeller fue turca antes de convertirse al cristianismo e inmigrar a Alemania. (503)
El ejército de Batista suministró a los bandidos de Castro a través de oficiales como el comandante Barrera para que no desfallecieran. En la ciudad de Washington, DC el delegado del 26 de julio, era Ernesto Betancourt. El “26 de Julio” tenía enlaces con José Ferrer agregado de Batista en esa ciudad. Abraham Babún suministró los ladrones comunistas también con su flota maderera desde la finca Peladero de Pujol, próxima al alto del río La Plata, especialmente para el ataque del Uvero como reconoce en su libro su hijo. Babún arrendaba Peladero para explotar las maderas que exportaba en su flota. En la operación del Uvero, Mas Canosa del Buró de Investigaciones de la provincia de Oriente y simpatizante de los rebeldes proporcionó inteligencia a Castro.
El teniente Félix Gutiérrez Jefe del Servicio de Inteligencia Regimental del quinto distrito era el enlace del ejército con Castro. No contentos con esto también lo abastecieron con aviones desde la Florida. El presidente de Venezuela Wolfgang Larrazábal le enviaba a Castro por avión armas que los Estados Unidos de América le había enviado al Comando de la Marina de Guerra de Venezuela. Castro tenía trece aviones que despegaban de aeropuertos de drogas, clandestinos, él más instrumental de los cuales era Naranjo Agrio. Ellos hasta llegaron a la vesania de suministrarlo desde la base de Guantánamo y desde submarinos rusos. Las autoridades atraparon, en 1957, en Caimanera, Guantánamo, al soldado Riggs del ejército americano que llevaba avitualla a Castro. Riggs fue condenado en una corte marcial. (504)
Castro se comunicaba con los líderes del partido comunista a través de Oswaldo Sánchez que no tenía oficio ni beneficio y su camaján Flavio Bravo que merodeaban por su jefatura y hacían randezvous con las columnas regularmente. Él tenía también auxiliares en las ciudades que les traían mensajes, suministros y mandados especiales. En el área de La Plata sus auxiliares eran: Ibrahim Herrera, David Gómez y Abich Oliver. Batista nunca aisló el área de operaciones. (505)
Castro y Batista planearon la espectacular simbiosis como una guerra de emboscadas. Con la ayuda que Crescencio Pérez le proporcionó Castro se entretuvo en fustigar las guarniciones del área que tenían menos de diez soldados. Ellos hicieron veinte emboscadas desde el mes de enero de 1957 hasta el día 25 de mayo de 1958. Parecía como si los guías de Batista, o sus oficiales de alto rango, por falta de entereza, conducían adrede al ejército a las emboscadas. Por ejemplo, el práctico del ejército Gilberto Cordero, un guía del ejército cubano, llevó a las tropas de Batista a la celada de Pino de Agua, el día 17 de septiembre de 1957. Después de salir ileso de la emboscada Cordero con una carcajada corrió y se unió a las fuerzas de Castro. Durante el primer año del ajetreo rebelde mataron aproximadamente a 60 soldados de Batista. El ejército de Batista con recelo mató el mismo número pero no de los miembros de la organización de Castro sino católicos y los intransigentes del PRC.
Uno de los pocos oficiales que Batista impugnó por traición fue al comandante González-Finales. González fue acusado de cooperar con los rebeldes, pero este no recibió la pena correspondiente a su felonía. González fue procesado porque era uno de esos que sospechaba que había una simbiosis entre Batista y Castro. (506)
El notorio sionista Herbert Mathews del Nueva York Times fue autorizado por Batista a viajar a la sierra y con una hiperbólica fraseología modificó la realidad de los sucesos hasta crear un mito de Castro.
Después de un año de receso, Castro dispersó sus tropas para aliviar el trasiego de la logística y evitar una algarabía. Él mandó a su hermano, el parlanchín Raúl, a crear un segundo frente en Mayarí aledaño a su pueblo natal, en el mes de marzo de 1958. Ellos crearon veinte columnas de cuarenta bandidos cada una, que se escurrieron por todos los recovecos de la sierra. Algunos de los líderes de las columnas fueron Raúl, el timorato Cienfuegos, Almeida, Escalona, el mariguanero Ameijeiras, Crescencio, Guevara, Pino-Santos, Sotomayor, el poltrón comunista Montseny y el francmasón Hubert Matos, hoy exiliado.
Desde la sierra Castro transmitía sin peligro por la radio clandestina sus parloteadas sin que Batista se la triangulara. Los comunistas también convocaron a una huelga general de los trabajadores, para el 9 de abril de 1958, pero los trabajadores no respondieron al llamado. (507)
Los cónsules americanos Wollan y Wercha hicieron su pedacito para ayudar a Castro a uncir al cubano al yugo Marxista. Para justificar que Batista no utilizara su fuerza aérea otra vez, Castro ordenó que Raúl secuestrara incruentamente algunos ciudadanos americanos en el área. Raúl asaltó un autobús repleto de soldados americanos desarmados que andaban de turistas. El cónsul americano en Santiago, sin la autorización del gobierno cubano, negoció con los rebeldes la liberación de los 50 rehenes, el día 18 de julio de 1958. El cónsul ofreció que Washington, DC, haría un embargo de armas y piezas de repuesto axiomático y obligaría a Batista prometerles que no utilizaría su aviación nunca más. Batista el simbiota de Castro con mucho gusto estuvo de acuerdo con esta demanda.
LA ÚNICA OPERACIÓN MILITAR, EL PLAN “H.”
Para el mítico plan “H” u Operación de Verano, los traidores Eulogio Cantillo y Ugalde-Carrillo estaban al mando de operaciones en la provincia de Oriente donde se encuentra la Sierra Maestra. El fementido Del Río-Chaviano mandaba el regimiento de la ciudad de Santiago, capital de esa provincia. Los peritos recomendaron rodear el área con 15.000 efectivos. El simbiota Batista desaprobó esta sugerencia y dispuso una fuerza de solamente 1.800 soldados. Él les ordenó marchar al alto del río La Plata por dos diferentes rutas en diferentes fechas. Se les instó a que llegaran bien cerca de la jefatura de Castro, precisamente para que la efebocracia guerrillera no tuvieran que moverse muy lejos para emboscar a cada segmento con los mismos hombres separadamente. Cada cuerpo de ejército tenía 600 hombres, de dos batallones, cada uno con dos compañías de 150 hombres. (508)



El cuerpo #2 dirigido por Corzo marchó al sur desde Bayamo el día 26 de mayo de 1958. Ellos llegaron a Mercedes a cinco kilómetros al noroeste de las alturas del río La Plata. Les ordenaron permanecer en ese lugar sin hacer nada.



Mas tarde el Cuerpo #1 dirigido por Sánchez-Mosquera y Suárez-Suquet marchó de Bayamo también hacia el sur. Una guerrilla de 25 rebeldes dirigidos por Cabrera y Matos, usando minas, les tendieron una emboscada cerca de Santo Domingo, el 28 de junio. Esto era a cuatro kilómetros al nordeste de las alturas de La Plata. Ese mismo día le ordenaron a Corzo avanzar rumbo este para apoyar a Mosquera. El ficticio Ugalde desde un avión le dijo que todas las alturas estaban libres de contrincantes. Los rebeldes emboscaron al capitán Abón Lee en la primera avanzada. Luego Corzo mandó a Durán con otra compañía. Veinte rebeldes del Che Guevara emboscaron a Durán. El hipócrita Ugalde-Carrillo se justificó alegando que sus rivales habían capturado los códigos de la radio. En realidad el mendaz Ugalde transmitió las instrucciones a su simbiota rebelde.



Semanas después la armada desembarcó a Quevedo, hoy en Miami, un viejo compañero y amigo de Castro en la universidad, en la boca del río La Plata. Tenemos que cuestionar porque G1 uso un conocido de Castro para esta operación. Él tuvo que marchar con su cuerpo de ejército por el río hacia el norte montañoso. Las fuerzas de Castro rodearon a Quevedo a cinco kilómetros de la jefatura rebelde, el día 10 de julio de 1958. Quevedo que era un profesor de ciencia militar hizo dos actos tácticos imperdonables o quizá deliberados. Él omitió mandar centinelas para que se adelantaran a las tropas y tampoco demandó que su aparcamiento estuviera en tierra antes de avanzar. Los aviones de Batista presuntamente no pudieron depararlo. Algunos de sus suministros cayeron en territorio enemigo. Finalmente, él rindió sus tropas después de una escaramuza, el día 21 de julio. Los rebeldes mataron cuarenta de sus soldados y la Cruz Roja, el día 27 de julio, liberó a 250 de los que cayeron presos. Quevedo mientras fue cautivo de Castro traicionó a la república y abrazó la causa comunista uniéndose a Castro. Esto pone en juicio si desde el comienzo actuó como un traidor en esta operación.



Finalmente, Merob al mando de las reservas de socorro, ordenó un repliego a todas las fuerzas extraviadas y sitiadas. Retiraron todos los soldados dejándoles la Sierra a los rebeldes. Batista tuvo 260 muertos y Castro tuvo 40 muertos. Esto no era un desgaste para ninguno de los dos bandos. Las tropas disgustadas dieron pábulo a la murmuración sobre una traición e hicieron demostraciones sediciosas en la Central Estrada Palma y en Bayamo. Los suspicaces Corzo y Mosquera acusaron a Ugalde y a Cantillo de traición pero Batista reprimió sus emociones. Batista sin perder su compostura ascendió y condecoró a estos oficiales acusados. El héroe Mosquera todavía vive en Miami. (510)



Sin razón ninguna, el 29 de julio, Batista retiró las tropas que protegían el acueducto de Yateras que servía a la base Guantánamo. Los rebeldes cercenaron el surtido de agua. Los infantes de marina de los EUA a la contraofensiva invadieron el territorio cubano, el día 3 de agosto. Raúl Castro retiró sus hombres sin presentar combate. El representante de la Unión Soviética en las Naciones Unidas, Vassily Kuznetsov, imploró con vigor al cuerpo de este organismo que interviniera a favor de Castro, principalmente para hacer público que el guerrillero existía todavía. Una fauna de periodistas visitó a Castro en la sierra y escribieron artículos cariñosos aludiendo que los rebeldes estaban combatiendo contra los infantes de marina americanos.



Acto seguido el movimiento 26 de julio secuestró y estrelló en la bahía de Nipe un avión Viscount comercial de Cubana de Aviación que viajaba desde Miami a Varadero, el día 2 de noviembre de 1958. Este fue el primer secuestro de un avión por terroristas. Los secuestradores querían aterrizar el aparato cerca de las montañas para suministrar a Castro con armas que llevaban en el avión.



La CIA o al menos las autoridades de Miami estaban en cohorte con el secuestro porque alguien había sustituido en Miami el equipaje de los 20 pasajeros por cajas de armas. Como la embajada americana reportó en sus despachos al Departamento de Estado los secuestradores llevaban brazaletes del 26 de julio. Las autoridades en Miami demoraron la salida del avión 2 horas. Los secuestradores sacaron armas de un compartimento en el corredor central que algún empleado de Miami había puesto allí.



Hubo tres pasajeros y un secuestrador sobrevivientes de los más de 25 ocupantes del avión. Omara González sobrevivió con 16 años e hizo un programa de televisión con Albertini Cuba y Su Historia en Miami en al Canal 17 donde aclaró estos pormenores. Su primo de 12 años de edad también vivió para contarlo. Ellos estuvieron en las aguas infestadas de tiburones de la Bahía de Nipe desde las 9 de la noche hasta las 3 de la madrugada. Ellos con horror vieron a su abuelo ahogarse porque no se pudo sacar el cinturón de seguridad que lo hundió con el asiento. El Señor Ocil de Tennessee salió ileso pero perdió su familia incluyendo varios pequeños menores de edad. El terrorista secuestrador que sobrevivió, Ponce de León, tal parece era un agente de la CIA porque vino a vivir a los EUA después del siniestro. Él había sido piloto de la Fuerza Aérea americana. Su función era pilotear el avión si necesitaban matar a los pilotos. En esta acción que no fue ninguna negligencia benigna, mataron mujeres y niños menores nacidos en los EUA. (511)



La próxima jugarreta en la simbiosis fue darles a los rebeldes la provincia de Las Villas en el centro de la isla. Los conspiradores no querían que otros rebeldes desafiaran a Castro en el último momento crítico de la transferencia. El jocundo Che Guevara y Camilo Cienfuegos salieron de la provincia de Oriente el día 30 de agosto y llegaron a las montañas del Escambray en la provincia de Las Villas, el día 16 de octubre de 1958. Los rebeldes recorrieron la ruta en camiones y a menudo disfrazados en autobuses públicos. Su peor rival fue la inclemencia del tiempo, cuando el huracán Ela con grandes chubascos y brizotes se cruzó con ellos produciendo graves deslaves. Dueñas el comandante de la provincia de Camagüey era un militar pudoroso incapaz de tomar soborno. Él si permitió que los rebeldes deambularan por el área sin contratiempos, pero fue siguiendo órdenes superiores. Dueñas negó públicamente haber aceptado $50.000 por la colaboración.



Al comandante de Oriente, el depravado Del Río-Chaviano, lo transfirieron como comandante a la provincia de Las Villas para que salvaguardara con sus hechizos a los rebeldes, una vez que ellos llegaran allí. Del Río-Chaviano era concuñado de Tabernilla, el comandante en jefe de las fuerzas armadas. Del Río-Chaviano, cuando fue asignado a comandar la ciudad de Santa Clara, ex profeso apostaba a los francotiradores rebeldes en lugares específicos y entonces ordenaba a sus soldados a caminar por el área donde los tiroteaban.



Durante la travesía de Oriente a Las Villas fortuitamente una patrulla sorprendió a los rebeldes. Se dice que Dueñas encomendó al sargento Medina, un guía docto para que extirpara a los rebeldes del lugar sin que cayeran en otra emboscada. El hermano de Cantillo, Carlos, era comandante del regimiento #4 en la provincia de Las Villas. (512)



El jefe de todas las fuerzas armadas, Tabernilla, protegió a los rebeldes en el Escambray. El diligente comandante Pérez-Cougil que no estaba en la conjura de la simbiosis, después de la primera emboscada, ordenó a una guarnición que mandaran una patrulla esa noche para peinar el área. La guarnición dio la respuesta sucinta de que Tabernilla había ordenado que no se hiciera ninguna operación en la oscuridad de la noche.



Cuándo los rebeldes llegaron al Escambray se encontraron otras unidades de alzados que los ayudaron. Uno de estas asociaciones era la del Directorio Estudiantil. El otro comando era de comunistas que se había excedido y habían tenido que refugiarse en estas montañas.



Hasta el ataque infructuoso de Santa Lucía, el día 15 de diciembre, no ocurrió ningún combate. Batista mantenía a los soldados en las guarniciones para que los rebeldes se movieran sin enfrentamientos por el área. Guevara fijó su Estado Mayor en un barranco de una finca del magnate conspirador Julio Lobo. Los rebeldes atacaron Fomento, el día 15 de diciembre, pero no pudieron tomar la guarnición que tenía solo 150 hombres que hicieron de la resistencia su gran pundonor. Entonces Batista en confabulación con Castro dio la orden a todas las guarniciones pequeñas en Las Villas de retirarse a Cienfuegos y Santa Clara, las dos grandes ciudades, rindiendo de esta manera todas sus posiciones. Ni Batista ni Tabernilla ordenaron refuerzos para socorrer a Las Villas cuando los rebeldes tomaron estas posiciones y sus pequeñas guarniciones. (513)



El próximo paso era infundir el temor entre los oficiales del ejército. El departamento de estado llamó al diplomático Smith a Washington, DC, en el mes de noviembre de 1958. El bufón Smith dio un opíparo festín de jaiboles que llamó la Noche Cubana de Gala, en el hotel Waldorf Astoria de Nueva York, el día 21 de noviembre. Fue parecido a los festines de gala que la burguesía francesa, simpatizante de los jacobinos, dieron antes de la revuelta en 1789. Smith regresó a Cuba el día 10 de diciembre. Acto seguido Batista diseminó entre los oficiales que un enviado especial del Departamento de Estado de EUA, el ex embajador de los EUA Pawley, le había informado el día 9 de diciembre que tenía que abandonar el poder.



Dulles, Snow, Murphy, Robottom, subsecretario de estado y Wieland, del buró del Caribe, trabajaban incesantemente en Washington, DC, propugnando todas estas acciones premonitorias. Estos dos últimos eran los mismos de los disturbios de Bogotá, en 1948. El presidente Eisenhower mandó al portaviones USS Roosevelt a la bahía de Nipe, supuestamente para proteger a los ciudadanos americanos. Ellos nunca lo utilizaron, por lo tanto, solo sirvió para crear un estado psicológico de urgencia. (514)



La función final del simbiota Batista fue crear pánico entre sus fuerzas armadas. En un mitin informal con oficiales de alto rango del ejército, Batista ex profeso hizo comentarios de que el embajador Smith le había dicho en una entrevista, el día 17 de diciembre, que tenía que irse y darle el poder a Castro. Esta noticia acertadamente la esparció a todas las guarniciones para quitarle el aliciente y la voluntad de pelear al ejército. Batista, para desmoralizar aun más a los oficiales, les mando pequeñas cantidades de dinero con una nota que les advertía que era por si acaso tenían que huir. Los rebeldes no habían tomado una sola guarnición ni un solo pueblo fundamental el día 17 de diciembre.



Al día siguiente Fomento se rindió sin fajarse, dos semanas antes de la huida de Batista. En el ínterin Tabernillas ordenó a la guarnición de Cristo en Oriente claudicar sin resistir el día 20 de diciembre. Esto le dio a los rebeldes Alto-Songo y Boniato los primeros pueblos que ellos tomaron. Los rebeldes tomaron Caimanera el día 21, por el deshonor de la armada cubana que rehusó apoyar a las tropas con el fuego de sus cañones.



Batista mandó a su hijo a Miami, el día 22 de diciembre para crear más pánico. Él mandó el mismo día a su albacea Pérez-Benitoa a Nueva York portando 40 millones de dólares en efectivo a depositar a su cuenta. Los bancos de Nueva York aceptaron estos depósitos si cuestionar su honradez. Una semana antes de la premeditada estampida, el dictador cometió el denuesto de esparcir entre los militares el canard de que abandonaría la isla el día 6 de enero de 1959. Su mandato era hasta el día 24 de febrero cuando el presidente electo Rivero-Agüero estaba supuesto a tomar el poder.



Batista confió al bicho Tabernilla la misión de aprestar tres aviones para partir y comenzaron a prender candela a los archivos. El dictador conspiró criminalmente para preparar en secreto el abandono de la ineludible responsabilidad que le confería su posición. El pueblo, los pagadores de impuestos, desconocían esto. Los oficiales del ejército perdieron el entusiasmo y paralizaron el combate cuando se regó el susurro de que Batista había preparado los aviones para escapar. Batista ordenó la canallesca rendición de Cabaiguán, sin combate, el día 23 de diciembre. A Placetas, Santis-Espíritus y Maffo se les ordenó también rendirse a sus rivales sin combate al día siguiente, el día 24.



Los comandantes Río Chaviano y Rosell rindieron un tren armado lleno de armas que supuestamente eran para reabastecer a las tropas de Batista, el 25 de diciembre. En realidad era para abastecer a Castro para que tuviera las armas que se requerían en el momento de la transferencia. Rosell huyó en su yate a Miami, después de rendir el tren al líder rebelde Ismael Suárez. Rió Chaviano tomó un avión a Santo Domingo. También diéronle a los terroristas sin una batalla Remedios el 25 de diciembre y Caibarién al día siguiente. (515)



La simbiosis era irrefutable después que el comandante Eulogio Cantillo llevó a cabo, el día 28 de diciembre, un conventículo con Castro para departir sobre los últimos pormenores de la transferencia. Batista antes de salir impelió a los jefes de las fuerzas armadas a dimitir por escrito. Tabernilla y Batista estaban actuando en unísono porque este último salió en el mismo viaje con Batista. Expo facto ellos se acusaron mutualmente de que uno traicionó al otro. Ellos entregaron la ciudad de Jatibonico en la provincia de Las Villas y Palma Soriano en Oriente, también sin pelear, el día 31 de diciembre. Ellos ordenaron al comandante Rego Rubido del regimiento de Santiago, el primer regimiento a tomar por Castro, que encarcelara a cualquier oficial que desacatara sus órdenes para tratar de parar la transferencia del poder a Castro.



El número de soldados (2.490) y rebeldes (1.527) muertos no fue mucho. Batista en su libro Piedras y Leyes confiesa más de 800 muertos en su cuenta. A confesión de parte relevo de prueba. La mayor parte de los rebeldes muertos en esta justa fratricida no eran del movimiento 26 de julio, sino de los intransigentes del PRC y de los activistas católicos. La infamante huida de Batista fue después de un sarao en Kuquines en la víspera del año nuevo. Sus más íntimos allegados noctámbulos y muy acicalados huyeron con él, el día 1 de enero a las 2 de la mañana. Batista insospechablemente abandonó a Cuba del aeropuerto militar en la inexpugnable guarnición de Columbia. Muy pocos sabían de la huida del oprobioso sátrapa.



Batista emitió órdenes estrictas a los que dejó atrás, de que nadie aceptara la cadena de sucesión para que el poder pasara a Cantillo y de este a Castro.



Cualquier oficial, del gobierno o comandante que hubiera tomado el mando de esos 40.000 soldados y fuerzas de seguridad con sus pertrechos podía dominar a los 1.000 hombres de Castro y a los miembros del partido comunista. Sin embargo, todos los políticos y militares en la cadena de sucesión se ciñeron a la orden de Batista y rehusaron tomar el poder. El vicepresidente Guás-Inclán y Alliegro, el presidente del senado, dimitieron a sus cargos. Faget del BRAC huyó a Miami traicionando a Castaño el segundo al mando que fue asesinado.



El Tribunal Supremo con gran acritud y endilgado por el magistrado Piedra renunció reconocer a ninguna junta provisional para que así el poder se transmitiera a Castro. Todos los miembros de la cadena de sucesión constitucional delegaron su enorme responsabilidad. Batista dejó a Cantillo al mando del ejército y él entregó el poder a Barquín cuando este salió de la cárcel. Cantillo recibió un benigno arresto domiciliario del oficial Barquín. Castro tomó el regimiento # 1 sin pelear, el día 1 de enero. Él encomendó a Guevara y a Cienfuegos que tomaran los regimientos en La Habana. Todos los regimientos se entregaron sin resistencia por teléfono. Los comunistas irrumpieron en las guarniciones y despidieron a la tropa y la reemplazaron por comunistas leales. Entonces comenzaron a ejecutar a los aviadores en el fatídico paredón de fusilamiento para aterrorizar a la nación. Ellos los acusaron de haberlos bombardeado. (516)



Trujillo sabía que Batista le estaba haciendo una transferencia simbiótica a Castro. Para poner este conocimiento en una perspectiva histórica le envío a Batista, el día 12 de diciembre, un memorando con el agregado militar cubano Estévez-Maymir. En esta misiva le decía que estaba dispuesto a enviar 2.000 tropas especiales para liquidar a Castro. Como colofón, el día 3 de enero después que Batista llegó a Ciudad Trujillo, el perillán Trujillo le ofreció 20.000 tropas. Batista declinó la oferta porque su misión traicionera estaba ordenada por los grandes maestros de Nueva York. No por casualidad, cuando Batista salió de allí para Madeira en Portugal lo acompañó Lawrence Berenson su oficial de enlace con los grandes intereses. Trujillo le quitó dinero a Batista por las armas que no le había pagado y lo chantajeó por su estancia allí.



Los truhanes batistianos curiosamente les dijeron a los de su confianza que la conjura iba a dejar a Castro en el poder de cinco a diez años. Presuntamente, después de este tiempo las fuerzas americanas lo derrocarían con una invasión en medio de una conflagración mundial. Las dos preguntas más profundas que podemos hacer son, ojo avizor: ¿Por que los grandes intereses americanos necesitaban a Castro en Cuba, o a los exiliados en Miami durante 8 años? ¿Que salió mal en esta tenebrosa conspiración? ¿Por que han postergado el asunto 49 años? Obviamente, esto es emblemático de que ellos no tenían control sobre algunos aspectos de esta charada al igual que no tenían todos los elementos en la cuestión de cómo iniciar la guerra. (517)



Los comunistas despidieron el congreso y a los administradores del gobierno por teléfono, sustituyéndolos por sus propios organigramas. Castro, para consolidar su posición, siguió un minucioso itinerario en un convoy de tanques por todos los puestos militares desde Oriente a La Habana. Él llegó a La Habana, con su inseparable hermanísimo Raúl, de origen espurio, el día 8 de enero, después de su gira promocional. Antes que llegara a La Habana el gobierno de Washington, DC, había reconocido oficialmente la efebocracia revolucionaria a pesar del prontuario judicial de su líder Castro.



La miserable y prosaica Gran Logia de Cuba aduló a Castro a su llegada. El Gran Maestro de la Logia de Cuba se había convertido en otro torticero, incapaz de actuar de una manera justa y noble, que aceptaba que el poder lo tenía la cancillería americana y su superior la Corona de Bretaña con la banca judía de NM Rothschild de Londres. Ayá va la fraternidad, igualdad y libertad. La francmasonería liderada por el desvenerado dícese Gran Maestro Basilio Barrero y otros judíos que pululan por esos predios han sido el mayor soporte de la tiranía así como en la revolución francesa fueron el mayor soporte de la tiranía de Danton.



Mucho prestigio le dio el tremebundo apoyo que los americanos le dieron desde el principio a Castro. Uno de los jueces que se opuso a Batista, Urrutia, fue presidente, del día 3 de enero al día 17 de julio de 1959. Smith reconoció a Urrutia presidente el día 7.



Se dice para confundir más que Smith y el embajador de Brasil en Cuba, Cunha, hablaron con Castro para que le diera a Cantillo una sentencia corta en arresto domiciliario. Cunha conocía un oficial del SIM de Batista y un crypto comunista que garantizó que nada le ocurriera a Cantillo.



La taimada transferencia simbiótica entre Batista y Castro es un corolario de que los rebeldes no vencieron a las fuerzas de Batista. La única evidencia necesaria para probar la simbiosis es que Batista no estaba en comandancia cuando la insurrección llegó a su puerta. Batista era responsable como Luis XVI de estar en Palacio cuando la sedición llegó a este. Batista y sus prosélitos traicionaron la responsabilidad constitucional de mantener el orden público, prevaricaron una vez más. El presidente, por ley, no podía abandonar la isla sin un comunicado público. Se les puede imputar cargos de abandono del poder, negligencia, defalco, prevaricación y malversación de fondos públicos.



Pero pensar que Batista y sus siervos habían degenerado y estaban motivados por el latrocinio sería ingenuo. La malversación de fondos era necesaria solo para derogar la república y justificar la revolución social de Castro. Los ideales de Batista eran implantar a Castro y el comunismo en el poder. La realidad es que ellos vivían enamoraron de sus lealtades foráneas y no comulgaban con los cristianos ni los arios en Cuba. Algunos miembros del gabinete de Batista, el día 1 de enero, estaban en supuestas vacaciones fuera del país con su familia entera, hasta con los criados y sirvientes. Díaz-Balart estaba en Europa contratando la construcción de un barco mercante con toda su familia. Batista fue a vivir en Madeira, Portugal y finalmente falleció en España el día 6 de agosto de 1974. Castro nunca pidió su extradición. (519)



Un jefe de estado que deposita en un banco fondos malversados después de ayudar a los comunistas a entronarse para desapropiar bienes es culpable de desfalco. Al dictador Batista se le permitió hacer malversación para ayudar a entronar a los comunistas. El banco que recibe estos fondos actúa como factor receptador de este desfalco. Tanto el autor como el fautor de la malversación tienen su cuota de culpabilidad. Él tráfago de los bancos es prestar el dinero de sus depositantes. Los tribunales internacionales no cumplieron las normativas establecidas ni nunca trajeron a los presidentes exiliados, Machado, Prío, Batista, ni a sus preferidos a corte. Ellos eran los protegidos de los banqueros para expoliar a los cubanos.



El autor, cuya memoria fugaz no lo traiciona, recuerda que estaba en una reunión bailable de fin de año a cincuenta metros de la base aérea de Columbia en casa de un oficial del ejército. Una de las chaperonas descolgó el teléfono y dijo: Batista se fue. Oímos el ruido de algunos disparos. Nos enteramos que en Columbia algunos militares después de la huida acusaron a Batista de ser un redomado traidor. Las fuerzas armadas estaban intactas. Con Columbia ellos podían haber abatido el resto de la isla. Nadie estaba atacando a Columbia. Los rumores aludían que Batista iba a regalarles la república a los comunistas. No había ningún combate excepto en Oriente y Las Villas.



La música que tocaban cuando ocurrió la llamada era una tonadilla sincopada de moda, llamada: “Caminando Por Tierra Fratricida, Caminando Llegó, ¡OH Divino Ser, Tiembla Tierra, Ruega Por Los Dos, Cirilo!” (SIC) Con tristeza palpamos la falta de sofisticación y las tribulaciones de la lúdicra transferencia simbiótica. Si alguna vez crucificamos a la diabla o al Espíritu Santo no va a ser por ser mala sino por asociarse con gente falta de imaginación por no ser astuta, diestra, ladina y taimada.



La cosa más enconada en un juego de póquer no es poner cara de póquer cuando tenemos malas cartas y queremos que los otros se retiren. Lo más difícil, valga la anfibología, es cuando de chiripa tenemos la escalera real más alta y con un rictus sardónico tenemos que simular idiotez, Tenemos que sugerir que tenemos una mano de cartas malas para que los otros lo apuesten todo su dinero, su propiedad, su posición en la sociedad, su soberanía, su familia, su cámara simbólica, su historia, su religión y hasta su vida.
https://www.facebook.com/groups/261701643940935/permalink/274902285954204/


Última edición por El tuerto el Mar Ago 21, 2012 10:45 pm, editado 1 vez

El tuerto
MIEMBRO DE HONOR SC
MIEMBRO DE HONOR SC

Cantidad de mensajes : 7114
Edad : 57
Localización : Miami
Hobbies : Cumplir la norma de aplaudir a los farsantes,..dizque anticastristas,..
Valoración de Comentarios : 2154
Puntos : 6967
Fecha de inscripción : 05/02/2007

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: !!!Compartiendo,..La Historia Encontrada,...!!!

Mensaje por El tuerto el Mar Ago 21, 2012 10:27 pm

De pistolero a 'máximo líder'
Fidel Castro, decano de dictadores, cumple 86 años, 52 de ellos como 'hombre fuerte' de Cuba.
El 13 de agosto Fidel Castro cumplió 86 años, 52 de ellos como hombre fuerte de Cuba, cifra que lo convierte en campeón mundial de los dictadores de la era moderna.

Castro es el número uno porque desde que Rodrigo de Triana dio su grito de "¡Tierra!" al divisar desde lo alto de La Pinta atisbos del exuberante Nuevo Mundo, nadie que no haya sido rey, emperador o príncipe, ha gobernado nunca una nación durante medio siglo o más.

Ya desde el 1 de junio de 2007 Castro había batido el record impuesto por el norcoreano Kim Il Sung, quien tras ser colocado en el poder por Stalin, el 8 de febrero de 1946, acumuló 48 años, 4 meses y 29 días como dictador.

Para la mayoría de los cubanos, no es justo que, como todo parece indicar, Castro vaya a marcharse de este mundo sin pagar precio alguno por el sufrimiento y los daños incalculables causados a tres generaciones.

Además, parece ser que Fidel va a terminar sus días sin que el mundo conozca su catadura moral y sin que los propios cubanos de la Isla sepan quién es realmente. Los ciudadanos no tienen idea de que en los gobiernos constitucionales auténticos (1944-1952) anteriores a la dictadura batistiana, Castro no era un demócrata, sino un peligroso pistolero que hacía política a tiro limpio por las calles de La Habana. Esa formación gansteril adelantó el comportamiento tramposo y delincuencial del comandante más tarde, como jefe de gobierno.

Pero con tanto talento como Cicerón para la oratoria, y más capacidad histriónica que el célebre patricio romano, el nuevo y caribeño Flautista de Hamelin comenzó en 1959 a hipnotizar a las "masas" con su verbo grandilocuente. Se repitió la historia de Hitler en Alemania y de Mussolini en Italia.

A punta de pistola

Para su endiosamiento "revolucionario" resultó clave el desconocimiento del funesto historial de Castro como "gatillo alegre". Muy pocos sabían que cuando Fidel solicitó ingresar en el Partido Ortodoxo, su jefe, Eduardo Chibás, lo rechazó. Dijo que no quería gangsteres en el partido. Sólo después, ante la insistencia de José Pardo Llada, fue que Chibás lo aceptó.

No por casualidad, al tomar el poder, Castro le enfiló los cañones a la prensa, a la que amenazaba constantemente. Y en 1960 estatizó los medios. Ya no hubo cómo saber que Fidel se expresaba políticamente a punta de pistola, intimidando a sus rivales, o baleándolos; que la práctica mafiosa era su hábitat natural como miembro de la Unión Insurreccional Revolucionaria (UIR), una de las pandillas más sanguinarias, encabezada por Emilio Tro, quien con grado de comandante era director de la Academia de la Policía Nacional del gobierno de Ramón Grau San Martín.

La UIR le disputaba el control político de la Universidad de La Habana a la Federación Estudiantil Universitaria (FEU) que presidía Manolo Castro, a quien Fidel odiaba por no querer apoyarlo en su candidatura para presidente de la Escuela de Derecho. La FEU y las presidencias de la facultades universitarias eran un gran trampolín para llegar a la cumbre política nacional, sumamente corrupta por entonces.

Rivales también de la UIR para obtener poder político eran la pandilla Movimiento Socialista Revolucionario (MSR), dirigida por Rolando Masferrer; los "muchachos" de Mario Salabarría, jefe de la policía secreta del gobierno del presidente Grau y conectada con los famosos pistoleros Orlando León Lemus, alias El Colorado (a quien Tro baleó sin éxito), Policarpo Soler, y José Fallat (El Turquito), entre otros.

Manolo Castro fue asesinado en un atentado en 1948, después que Fallat mató a Emilio Tro en la llamada "masacre de Orfila" (seis muertos en total) en Marianao, en 1947. En los círculos universitarios había la certeza de que fueron los pandilleros de la UIR, a la que pertenecía Fidel, quienes mataron a Manolo Castro y a otros, entre ellos el ministro de Gobernación, Alejo Cossío del Pino, el capitán Rafael Ávila, y Oscar Fernández Carral. Este último dijo poco antes de morir que quien le había disparado era Fidel, según informó el diario El Crisol.

También fue asesinado Justo Fuentes Clavel, vicepresidente de la FEU y miembro de la UIR. En represalia, Fidel baleó e hirió a Leonel Gómez, señalado como el asesino de Fuentes, y le disparó a Rolando Masferrer, quien salió ileso.

Menos aún se sabe en Cuba que en 1951 Fidel visitó al senador Fulgencio Batista en su finca Cuquine y lo alentó a que diera un golpe de Estado. El encuentro lo pidió Castro y fue logrado gracias su cuñado, el político Rafael Díaz-Balart, amigo de Batista, y en presencia del periodista Antonio Llano Montes, de la revista Carteles. Narra Díaz Balart que estando en la biblioteca, Fidel le dijo a Batista que entre sus libros faltaba La técnica del golpe de Estado, de Curzio Malaparte.

Como Castro no había tenido respaldo en el Partido Ortodoxo para lanzar su candidatura para representante a la Cámara, estaba dispuesto a sumarse a Batista si éste daba un golpe de Estado. O más bien quería que el general violentara la Constitución para entonces él (Castro) iniciar la lucha contra la dictadura y tomar el poder por la fuerza, pues en las urnas ya sabía que no tenía chance alguno. Y fue eso lo que sucedió el 10 de marzo de 1952. Un año después, Castro asaltó el cuartel Moncada y luego derrocó a Batista.

Tras dirigir el país de facto como Comandante en Jefe del Ejército Rebelde, un mes y medio después Fidel decidió asumir ya formalmente el poder. Para ello, una semana antes, el 7 de febrero de 1959, él mismo redactó una modificación a la Constitución —llamada "Ley Fundamental" y que sustituyó a la Carta Magna de 1940— que convirtió la figura del Primer Ministro en jefe del gobierno, por encima del Presidente de la República.

'No me interesa el poder'

Al tomar posesión en el Palacio Presidencial como Primer Ministro, el 16 de febrero de 1959, Castro declaró: "Yo no soy un aspirante a Presidente de la República… no me importa ningún cargo público, no me interesa el poder".

Aquel desinterés conmovió a la nación. Se trataba de un líder distinto, un patriota ungido celestialmente con un altruismo inédito en la historia del país. Despojado de la ambición personal de los políticos tradicionales, Fidel estaba anunciando que no participaría en las elecciones presidenciales que se iban a celebrar pronto según él había prometido desde la Sierra Maestra.

Solo que semanas después lanzó la consigna de "¿elecciones para qué?", y medio siglo más tarde aún no han vuelto a celebrarse. Devino el dictador más aferrado al poder de que se tenga memoria. En 2011, ya achacoso, puso en su lugar de jefe del Partido único y del país a su perrito faldero, su hermano Raúl. Aunque pese a su decrepitud, sigue tomando las decisiones importantes en Cuba.

Así llega a su 86 aniversario el pistolero convertido en "máximo líder", no de los cubanos, sino de los tiranos.

https://www.facebook.com/groups/261701643940935/permalink/274902285954204/

El tuerto
MIEMBRO DE HONOR SC
MIEMBRO DE HONOR SC

Cantidad de mensajes : 7114
Edad : 57
Localización : Miami
Hobbies : Cumplir la norma de aplaudir a los farsantes,..dizque anticastristas,..
Valoración de Comentarios : 2154
Puntos : 6967
Fecha de inscripción : 05/02/2007

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: !!!Compartiendo,..La Historia Encontrada,...!!!

Mensaje por El tuerto el Mar Ago 21, 2012 10:54 pm

MARIHUANA Y REVOLUCION ,LA OTRA HISTORIA DE LA SIERRA.
El presente artículo no es fruto de mi imaginación ni una ficción extraída de un triler holliwodense…. No, no estimados lectores es la pura realidad, que he podido constatar cuando, por curiosidad, he hurgado en la verdadera historia de los últimos 50 años del gran Revolico castrista.

Para comenzar y siendo justo debo significar que en medio de la lucha contra el régimen de Batista muchos de los jóvenes que entregaron generosamente sus vidas, muchos de los que cooperaron aun arriesgando lo poco que tenían, esos: eran hombres honestos y decentes, a ellos el respeto de la Patria agradecida.

Pero: ¿Que hay del traidor? ¿Qué hay del usurpador el que dejo de lado los ideales de una generación por su beneficio personal? ¿Cómo contamino con el tráfico y la extorsión el ideal martiano base programática del movimiento 26 de julio?

A esta última pregunta trataré de dar respuesta.

Hoy día se conoce de los nexos de las guerrillas colombianas con el narco tráfico al que utiliza como fuente principal de financiamiento y del que han obtenido pingues beneficios desde casi los propios inicios de esta guerra contra los gobiernos constitucionales. Pero esta relación narco-guerrillas no surge en Colombia como muchos piensan pues desde mucho antes el Ejercito Rebelde capitaneado por Fidel Castro había entrado en contacto con los señores de la marihuana en la Sierra Maestra.

Estos bandoleros controlaban amplios territorios de la mayor de las cadenas montañosas de la isla en los que apoyados por capitales como los de Julio Lobo cosechaban la hierva para luego bajarlas al llano y venderlas a las redes que las distribuían en las ciudades.

Para alguien que no ha estado en la Sierra Maestra quizá no resulte tan difícil hablar de la vida en esos parajes pero otra cosa vivir en ella. No en balde fue el lugar planificado para hacer la guerra a Batista por la dirección del movimiento revolucionario encabezado por Frank País, Celia Sánchez y Fidel Castro estos sabían de lo inhóspito e intricado de los caminos algo que hacia difícil la lucha regular por parte del ejército que tendría que afrontar una trama bélica al estilo de los partisanos en la 2da Guerra Mundial.

El escenario escogido para la contienda era el ideal ahora faltaba la parte mas importante y decisiva de la que no se puede prescindir en este tipo de contienda: “El campesinado”.La muestra mas evidente de que es imposible realizar la guerra de guerrillas sin este factor fue el fracaso del Che Guevara en Bolivia pero esto seria material para otro trabajo.

Remontarnos al año 1956 en la Sierra Maestra es desvelar un panorama dominado por caciques que controlaban a casi 50 mil campesinos parte de los cuales se dedicaban al sembrado de la marihuana negocio para el que existía una amplia red de productores que la cultivaban y bajaban al llano para que luego fuera distribuidas en los centros urbanos.

Todo este asunto del cannabis era ampliamente conocido por los líderes del movimiento que comprendían la imposibilidad de acceder a esos parajes y establecerse sin mantenerse en simbiosis con los “Reyes de la hierba en la zona.

Según afirma uno de los líderes del ejército rebelde el señor Carlos Franqui cito:

“Durante la lucha de guerrillas en la Sierra Maestra, en los años 1957-58, los rebeldes descubrimos una verdad mantenida por años en sordina en Cuba: en la Sierra Maestra y otras montañas se cultivaba la marihuana que se consumía en la isla. La Sierra Maestra era un sitio inhóspito, aislado, frecuente refugio de perseguidos, marginados, de campesinos sin tierra, de fuera de leyes y de clanes familiares y sociales”.

Lo que Franqui afirma no incluye el hecho de que Castro conocía de antemano el terreno que pisaría y los contactos que tendría que realizar entre los bandoleros que pululaban en la Sierra y que compartirían el mismo territorio en el que el realizaría sus operaciones guerrilleras.

Para muchos jefes del Ejército Rebelde el encuentro con los delincuentes y bandidos de las montañas fue un hecho casual, para estos todo era problema que tendrían que resolverse cortando de raíz el tráfico,algo que estaba muy lejos de las verdaderas intenciones de Castro que siempre espero que este contacto le rindiera beneficios económicos para mantener la guerra como ocurrió en realidad.

Según señala Franqui en sus notas publicadas en el Diario Digital “El Veraz” de San Juan de Puerto Rico, en encuentros entre la dirección del movimiento en la Sierra se comento la necesidad de eliminar el cultivo de la hoja, pero juzguen ustedes mismos las orientaciones de Castro y cito:

“La primera decisión de Faustino con nuestro apoyo fue prohibir el cultivo de marihuana en nuestros territorios y ordenar su destrucción. Fidel Castro lo impidió con el argumento de que: Si prohibimos el cultivo de la marihuana, nos echaremos de enemigos a los campesinos y traficantes y perderemos la guerra."

Con el napoleónico razonamiento de que el fin justifica los medios Castro dio luz verde al cultivo y tráfico de la marihuana sacando tajadas monetarias que engrosaron sus fondos para “financiar la guerra”.

Pero,¿ como fue el contacto real del hoy tirano en pijamas con el cartel de la Sierra?, veamos:

Crecensio Pérez el hombre fuerte de la Sierra era un delincuente que controlaba la siembra de la marihuana en el oriente del país este cacique era el amo de la cosechas de la hierva y dominaba con sus hombres la distribución de la droga en el llano. Mucho se ha comentado de que el movimiento 26 de julio a través de Celia Sánchez había entrado en contacto con pobladores de la zona que le señalaron a Cerscencio como el hombre a tener en cuenta en el futuro establecimiento de la guerrilla en la montañas de la Sierra. Lo anterior deja descartada la coartada de Castro de que el encuentro con Pérez halla sido casual.

Después del naufragio del yate Gramma en las costas de las Coloradas las cosas siguieron desafortunadas para los expedicionarios, maltrechos por los ataques de la aviación del ejercito de Batista, el grupo se disperso internándose en las estribaciones de la Sierra, y es allí donde los fue a buscar el Cacique Crescencio que conocía como nadie esos predios agrestes e inhóspitos y estaba alertado del desembarco.

Al encuentro con los expedicionarios del Gramma Crescencio envió a su mejor arriero de mulos que conocía como nadie el terreno, me refiero a el actual comandante de la Revolución Guillermo García.


García, era uno de los peones del cacique que lo utilizaba para bajar de las lomas la marihuana en las arrías de mulos. Una vez en el llano la droga era cargada por los distribuidores envueltos en el negocio.

Cuando al fin el bandolero topó con el grupo, para Castro fue la salvación , Pérez procuró mantenerlos a salvo dándoles el abrigo que les libro de una muerte segura. Estos gestos nunca fueron olvidados por el futuro tirano.

Crescencio fue la perla fina en los principios de la guerrilla pues dominaba hasta el ultimo rincón de la serranía, era respetado y temido y además cooperó con Castro financiando el incipiente grupo insurgente al que el dinero del tráfico de la marihuana le sentó de maravillas.

No obstante había que dotar al malhechor de otra leyenda pues no podía presentarse al benefactor de la guerrilla como un traficante de marihuana entonces surge la historia urdida por el propio Castro de que Crescencio Pérez era un “Líder Campesino” : flagrante mentira.
La leyenda inventada para el cacique salpico a Garcia que junto con otros dos bandoleros Vitalio Acuña y Hermes Cordero se incorporó al grupo insurgente tal y como lo hizo el jefe de estos.

Acuña y Cordero eran los lugartenientes de Crescencio en sus operaciones, se les consideraba unos matones que supervisaban el trasiego de los sembrados y la comercialización del psicoactivo.

Sobre Crescencio Pérez se han vertido diversas historias en las que se le achacan más de una muerte pero al menos este servidor no ha encontrado pruebas que lo demuestren no obstante y como decía mi abuela “Cuando rió suena…..”


Así las cosas los otrora traficantes, bandoleros y cuatreros se convirtieron de la noche a la mañana en “Héroes de la Revolución” por obra y gracia de la marihuana de la que vivieron buena parte de sus vidas.


Al triunfo del revolico castrista Crescencio ostentaba los grados de Comandante al igual que Guillermo García mientras Vitalio (Vilo) Acuña fue ascendido a capitán muriendo años mas tarde en Bolivia en la desastrosa campaña de Ernesto “Che” Guevara en el cono sur de América. En cuanto a Cordero no sobrevivió al triunfo del 59 cayendo en combate.

Como he podido corroborar, todos estos años Fidel Castro ha sepultado el caso de Crescencio Pérez del que se sabe poco después del 59.Solo que el sátrapa le otorgó unas tierras en Oriente que el otrora cuatrero administró al margen de las “leyes revolucionarias” con total impunidad.

Cuentan que en las cercas que delimitaban los predios de Pérez este colgaba carteles anunciando la venta de carne de res algo que ha sido pecado en la Cuba castrista.

Cuando en un articulo anterior a este hube de referirme a Castro como gángster quizá para muchos lectores la palabra sonó altisonante, hoy más que nunca a quedado fehacientemente demostrado que no solo este moustro es un gángster mafioso y vulgar delincuente sin no que suma a su negro palmares el de traidor a los ideales por los que murieron los mejores hombres de su generación manchándolos con el lodo del trafico de drogas, desde los propios inicios de la guerra contra Batista.
Nada hay que extrañar, algún día se han de abrir los archivos donde se pondrán al descubierto la complicidad de Castro con el tráfico de drogas internacional algo que para muchos ya no es un secreto.

https://www.facebook.com/groups/413107215391094/

!!Buenas Noches A Todos,..!!!,.el tuerto


El tuerto
MIEMBRO DE HONOR SC
MIEMBRO DE HONOR SC

Cantidad de mensajes : 7114
Edad : 57
Localización : Miami
Hobbies : Cumplir la norma de aplaudir a los farsantes,..dizque anticastristas,..
Valoración de Comentarios : 2154
Puntos : 6967
Fecha de inscripción : 05/02/2007

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: !!!Compartiendo,..La Historia Encontrada,...!!!

Mensaje por EVIDIO el Miér Ago 22, 2012 8:43 am

Leyendo la historia, compartida y encontrada sobre nuestras mujeres, sabiendo como se parten el alma en Cuba para poner comida en la mesa a su familia, mandar al hijo limpio y calzado a la escuela, y mirando a esas inmensas Damas de Blanco, se me ocurre decir que nuestras mujeres son dignas de todo aprecio en verdad.

EVIDIO
Miembro Extremo

Cantidad de mensajes : 7468
Localización : Home of the brave.
Hobbies : Leer. musica...
Valoración de Comentarios : 6557
Puntos : 14168
Fecha de inscripción : 22/04/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: !!!Compartiendo,..La Historia Encontrada,...!!!

Mensaje por Contenido patrocinado Hoy a las 4:43 pm


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.