Secretos de Cuba
Bienvenido[a] visitante al foro Secretos de Cuba. Para escribir un mensaje hay que registrarse, asi evitamos que se nos llene el foro de spam. Pero si no quieres registrarte puedes continuar y leer toda la informacion contenida en el foro.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Facebook
Anuncios
¿Quién está en línea?
En total hay 27 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 27 Invitados :: 2 Motores de búsqueda

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 1247 el Jue Sep 13, 2007 8:43 pm.
Buscar
 
 

Resultados por:
 

 


Rechercher Búsqueda avanzada

Sondeo

Respecto a la normalización de relaciones o el intercambio de presos realizado el miércoles como parte del acuerdo entre Cuba y EEUU

54% 54% [ 42 ]
42% 42% [ 33 ]
4% 4% [ 3 ]

Votos Totales : 78

Secretos de Cuba en Twitter

La verdad sobre el Salon de los REcords en la ESfinge de Giza

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

La verdad sobre el Salon de los REcords en la ESfinge de Giza

Mensaje por ElpidioValdez el Miér Jul 11, 2012 11:45 am

Saludos amigos quizas sepan que el monumento , la Esfinge de la meseta de Giza , ha estado en trabajos de restauracion durante anos y uno de los temas interesantes que siempre sale a relucir ya sea entre aficionados o arqueologos profesionales es sobre el famoso repositorio de tablillas con conocimiento tecnologico que se cree este debajo o cerca de las zarpas de la Esfinge, existen varios videntes famosos que mencionan este hecho entre ellos el profeta Edgar Cayce, entre otros, oficialmente estos Records nunca han sido hallados y se dicen es una coleccion de todo el conocimiento tecnico y cultural de la cultura egipcia.

Chequeen este articulo.

El redescubrimiento en los años ochenta de una galerías que discurrían bajo el cuerpo de la Esfinge de Gizeh parece dar la razón a los cronistas antiguos y modernos que defendieron su existencia. Ahora la Egiptología debe evaluar hasta qué punto son ciertas las leyendas que atribuyen al subsuelo de la meseta de Gizeh la posesión de un entramado de galerías con los tesoros materiales y psíquicos de civilizaciones legendarias.



Aquella mañana de septiembre, muy temprano, desde la ventana del hotel, presencié cómo la niebla comenzaba a disiparse por la meseta de Gizeh. Ya se podía observar las cimas de las tres pirámides. Cogí el material que había amontonado sobre la cama y me dispuse a caminar hasta la meseta.



El lugar, casi vacío después de los últimos atentados terroristas, daba pie a pensar que el trabajo iba a resultar tranquilo. Tras veinte minutos a pie, ante mis ojos se encontraba, majestuosa como siempre, la Esfinge de Gizeh.

Auténtico logotipo de la cultura faraónica, Abu-el-Hol o Padre del terror tal y como la llaman los actuales egipcios, este león larguirucho mantiene en silencio uno de los secretos mejor guardados de la civilización egipcia. Aunque a ciencia cierta se desconozca la fecha de su construcción y a quien representa, suele vincularse más mal que bien con el faraón Kefrén de la IV dinastía (ca. 2550 a. C.).



La popularidad que siempre la rodeó ha motivado que tan ilustre monumento haya protagonizado las leyendas más bellas y a la vez, los espectáculos luminotécnicos de peor gusto a los que uno pueda asistir.

Tutmosis IV tenía razón



Entre los relatos más hermosos que acompañan la historia de esta figura milenaria, se encuentra el celebérrimo encuentro con el entonces príncipe y futuro faraón Tutmosis IV (ca. 1425 a. C.). cuando el príncipe tras una cacería se quedó dormido a la sombra de la Esfinge, el león se le apareció en sueños anunciándole que reinaría aunque, realmente Tutmosis por aquel entonces, no fuera más que un segundón.



También le pidió que fuera clemente con su sufrimiento y que la liberara de la ardiente arena del desierto que la cubría. Tras ser coronado, Tutmosis mandó erigir una estela de granito entre las patas de la Esfinge para rememorar el encuentro divino.



Dejando de lado la veracidad o no de la historia descrita en la estela, son más interesantes y enigmáticos los relieves que aparecen grabados sobre la luneta. En ella se ha representado una escena duplicada, en donde aparece el faraón Tutmosis IV realizando una serie de ofrendas ante una esfinge.



La estatua del león se presenta con todos los aditamentos decorativos que debió de tener en la antigüedad y, lo más curioso de todo, reposa sobre una construcción arquitectónica.


La interpretación habitual que afirma que el palacio grabado en la estela no es más que el templo que tiene ante si la Esfinge, es del todo evasiva desde nuestro punto de vista si nos atenemos a las reglas de perspectiva utilizadas por los artistas egipcios. Dejando de lado el hecho de que la forma del edificio representado sobre la estela y la del que podemos ver en Gizeh es totalmente diferente, los egipcios habrían colocado el templo, según sus reglas, delante de la Esfinge y no bajo ella, ya que la ubicación de este edificio en la meseta se encuentra más adelantada que la de la propia Esfinge.



La única solución que queda, por eliminación, es que ese edificio, palacete o lo que sea, se encuentre debajo del cuerpo de la estatua, hecho que todavía nadie ha podido confirmar aunque los indicios sobre su existencia son cada vez más abundantes y espectaculares.




Primeras menciones de los túneles



La sospecha de que bajo la Esfinge exista algún tipo de túnel que la pueda vincular con la Gran Pirámide o con una supuesta biblioteca milenaria que pudiera estar bajo el león, es tan antigua como el propio monumento. Ya en el siglo X de nuestra Era, los cronistas árabes mencionaban la existencia de puertas secretas que daban acceso a interminables galerías que a su vez llevaban a grandes cámaras llenas de tesoros.



Con ocasión de una conferencia pública, el Dr. John Kinnaman (l877-1961), arqueólogo bíblico de renombrada fama durante la primera mitad de nuestro siglo, afirmó que, habiendo ido a excavar a la meseta de Gizeh en 1924 junto con el prestigioso egiptólogo Sir Flinders Petrie, célebre por sus estudios sobre dicha meseta, ambos investigadores descubrieron de forma casual un túnel al sur de la Gran Pirámide.



Según Kinnaman, quien durante su exposición narró una historia al estilo de las célebres novelas de Lobsang Rampa, existía un corredor descendente que, sumergiéndose a gran profundidad, llegaba hasta una sala que albergaba un gran número de máquinas de extraño funcionamiento y, por supuesto, de origen desconocido.



También mencionó la existencia de miles de prismas de cristal cuya función ignoraba, y una máquina antigravedad, entre otras muchas cosas que "usted no se creería", según las palabras textuales que Kinnaman pronunció en la mencionada conferencia. Curiosa o sospechosamente, el arqueólogo no recordaba la ubicación exacta de este túnel tan singular, por lo que no ha vuelto a ser encontrado jamás.

Pero sin duda alguna, el episodio más simpático de la época moderna fue el vivido por el príncipe Faruk, el hijo del rey Fuad de Egipto, quien en 1945, emulando la gesta de su heroico antepasado Tutmosis IV no tuvo otra ocurrencia que ir de noche en su jeep a visitar la Esfinge

"para tocar algo y empujar una enorme losa abierta, que hacía de puerta", según nos cuenta el propio Faruk. La narración del rey no tiene nada que envidiar a la anterior, pues tras aquella puerta encontró, en palabras textuales, "una gran habitación guardada por un autómata".

Desgraciadamente, Faruk no dice que‚ era aquello tan importante que merecía ser guardado por un autómata, y al igual que sucedió con Kinnaman, tampoco recordó el lugar exacto donde estaba dicha puerta.



Sin embargo, haciendo bueno el refrán "cuando el río suena agula lleva", todas estas historias aunque narradas, que duda cabe, de una forma extravagante por sus protagonistas, no hacen más que respaldar los estudios que se han realizado sobre el monumento en el que se han apreciado varias concavidades en diferentes partes de la estatua.



De esta manera, se ha podido descubrir que, para asombro de muchos y espanto de otros, tanto la meseta de Gizeh como la propia Esfinge son un auténtico queso de agujeros.



Tengamos muy en cuenta que con los estudios realizados sobre la configuración geológica de la planicie, por encima de la cual se asientan las tres pirámides más importantes de Egipto, se ha llegado a la conclusión de que hace miles de años el agua debió correr a su gusto bajo la meseta, por lo que los egipcios pudieron haber utilizado estos túneles creados de forma natural, para comunicar subterráneamente unos monumentos con otros.







Un descubrimiento asombroso


En el año 1979, el estado de conservación de la Esfinge de Gizeh iba de mal en peor se necesitaba realizar con urgencia una campaña de salvación del monumento para que, literalmente, el león no perdiera la cabeza. Una precaria restauración realizada por los egipcios, y en la que no tuvieron otra ocurrencia que usar cemento para reconstruir la Esfinge, empeoró en pocos años el estado de la cabeza de la estatua.



Para salvar a la Esfinge, un grupo egipcio-americano de arqueólogos diseñó el llamado Sphinx Project. Durante los años 1979 y 1983 el Proyecto de la Esfinge, evaluó los daños sufridos sobre el león y esbozó una especie de invernadero que algún día, esperemos que pronto, cubrirá la estatua en su totalidad, alejándola de los peligros de la contaminación de la zona.


Tras las primeras campañas de la misión egipcio-americana, un viejo obrero fellah llamado Mohamed Abd al-Mawgud Fayed, que había trabajado cuando era niño en el último desenterramiento de la Esfinge en 1926 llevado a cabo por el ingeniero francés Emile Barazi, comunicó a los directores del equipo de restauración la existencia de una pequeña abertura junto a la cola del león, que había sido olvidada hasta hoy.



Según este anciano, el agujero daba acceso al interior del cuerpo de la estatua. Ante tan extraordinario descubrimiento, los miembros del ARCE (American Research Center in EGYPT) encabezados por los egiptólogos Zahi Hawass y Mark Lehner, no dudaron un instante en coger sus lámparas, olvidarse por unos días de la cabeza de la Esfinge e introducirse en su interior.



Lo que descubrieron los arqueólogos no se parecía en nada a las legendarias galerías descritas por los cronistas árabes antiguos y modernos; galerías y pasillos que se introducían en el interior de la tierra hasta profundidades insospechadas, encontrando a su paso toda clase de tesoros maravillosos. Todo lo contrario.



Descubrieron un túnel-pozo formado por dos grutas muy estrechas con poco más de 1 metro de anchura, cuya longitud total no superaba los 9 metros. Uno de los pozos asciende hacia el interior del cuerpo del león siguiendo la curva de sus cuartos traseros, mientras que el otro desciende introduciéndose en vertical en la roca de la meseta de Gizeh.



Ambas grutas forman un ángulo de 90 grados. Las paredes no han sido pulidas, por lo que su aspecto es muy tosco, similar a la traza que ofrecen las bodegas castellanas. Si se hace un seguimiento exhaustivo de las huellas de las herramientas utilizadas para su construcción, éstas parecen indicar que la labor en el labrado del túnel-pozo se realizó de arriba a abajo.



A lo largo del mismo aparecen en la parte superior una especie de peldaños, a modo de agujerillos en la pared, excavados para ayudarse en la ascensión por el túnel. Tras obtener el permiso oportuno me introduje por un angosto hueco. El ambiente era húmedo y fresco comparado con el terrible calor de la superficie. Recientemente han colocado una pequeña escalera metálica que facilita de alguna manera el acceso al interior de la Esfinge. En lo más profundo del pozo se amontonan los desechos, improvisado basurero de los guías locales que "vigilan" el recinto de Gizeh.



La estructura del túnel-pozo se haya dividida en cuatro partes. Según el esquema, la que lleva el número 1 puede ser considerada como la sala más grande de todas. Su altura es de 1,80 metros, pudiendo estar una persona de estatura media de pie, y su anchura de 1 metro.



Uno de los aspectos que más llamaron la atención fue el hallazgo de varios objetos en la cámara que lleva en el dibujo el número 4.



En ella se encontraron dos zapatos viejos, una pequeña chapa metálica y restos de cemento convencional.



Todos estos objetos, probablemente, fueran el fruto de la apertura del túnel en 1926 o quizás en una restauración moderna más antigua.






Las hipótesis de trabajo


El significado de este túnel-pozo, como reconocen Hawass y Lehner, se nos escapa de las manos. Las evidencias descubiertas por los arqueólogos, indican claramente que su realización se llevó a cabo durante una época faraónica, ignorada desde el punto de vista cronológico.



La existencia de los peldaños antes mencionados, ha hecho pensar a los investigadores del Sphinx Project en la posibilidad de que los túneles pudieran tratarse de una tumba privada, ya que son varios los ejemplos que conservamos en donde aparece esta estructura arquitectónica. Por otra parte, que duda cabe que una hipótesis mucha más sugestiva, es que pudo tratarse del intento desesperado de buscar en el interior de la Esfinge las legendarias riquezas de las que la tradición la hacía poseedora.



Finalmente, también puede tratarse del comienzo de una galería mucho más extensa que, quizás, diera lugar a una enrevesada red de galerías que pudieran transcurrir bajo la meseta de Gizeh, conectando las pirámide entre si, tal y como hemos señalado anteriormente.



Dilucidar cual de estas opciones es la correcta será tarea de futuras expediciones.





Investigaciones futuras: lo que queda por descubrir


No obstante quedan por estudiar otras muchas partes de la Esfinge en las que se conoce la existencia de varias concavidades. A raíz del descubrimiento del fellah al-Mawgud Fayed, los investigadores se han detenido a apreciar el momento vivido a comienzos de siglo con la apertura de otras cavidades. Para su estudio, según estas fotografías, se utilizaron niños de baja estatura y corpulencia.

Por otra parte, el geofísico estadounidense Thomas Dobecki realizó a comienzos de los años 90 una serie de investigaciones conjuntas con el geólogo de la Universidad de Boston Robert Shoch -autor este último de las polémicas teorías que datan la Esfinge por su erosión entre el año 5000 y el 7000 a.C. En estas investigaciones se descubrieron "anomalías y cavidades en la roca madre entre las patas del león y a lo largo de los lados de la Esfinge.



La más sorprendente de las cuatro que se descubrieron, era una cuyas medidas de la base eran 9 por 12 metros, y con una profundidad de 5. Las dimensiones y la estructura de esta nueva cámara excluían totalmente la posibilidad de que se tratara de una cámara natural del suelo de Gizeh.



Por el contrario, daban a entender que Dobecki se encontraba ante una construcción artificial que alguien dejó allí hace no se sabe cuanto. Es decir, que aún quedan secretos escondidos en el oscuro vientre de la Esfinge.



¿Qué‚ es lo que esconden estas cavidades? ¿Contienen los archivos de antiquísimas civilizaciones que relacionan la mítica Atlántida con Egipto tal y como pronosticó el vidente norteamericano Edgar Cayce? ¿A qué‚ se debe la reticencia del gobierno egipcio a investigar este tipo de descubrimientos?



Y es que la Esfinge de Gizeh parece ser un auténtico queso de agujeros, del que todavía podemos extraer multitud de sorpresas.



Una vez acabado el proyecto de restauración de la Esfinge comenzado hace más de una década, es hora de que los investigadores dediquen su tiempo a excavar e intentar explicar el significado de estas cámaras.



Solamente, el tiempo que se dedique a estas investigaciones, podrá resolver el enigma de la Esfinge y descubrir si, finalmente, existe algo bajo esta figura milenaria cuya mirada parece desafiar a la moderna arqueología.



En este caso, la verdad está ahí dentro.









ElpidioValdez
Miembro Extremo

Cantidad de mensajes : 2888
Localización : Central Florida
Hobbies : Destapando la verdad
Valoración de Comentarios : -642
Puntos : 1998
Fecha de inscripción : 06/11/2006

Ver perfil de usuario http://www.luzdeyara.foroactivo.com

Volver arriba Ir abajo

Re: La verdad sobre el Salon de los REcords en la ESfinge de Giza

Mensaje por ElpidioValdez el Miér Jul 11, 2012 12:07 pm

ESte articulo es sobre la edad de la ESfinge

La Esfinge no está construida con bloques de cantera como las pirámides y templos que los guardias, sino que está esculpida en la roca viva. Sus creadores le dieron una cabeza de hombre (algunos dicen que es una mujer) y el cuerpo de un león. Es de 66 pies de alto y unos impresionantes 240 pies de largo. Tiene la expresión más extraordinaria, como cien Mona Lisas en una.

Y sus ojos miran eternamente al distante horizonte, hacia el este, al punto equinoccio... hacia algo no de este mundo, sino más allá de él, en el cielo. Algo, quizás, que está reflejado o "congelado" en la esencia y la edad de la Esfinge.

Nada puede preparar a un visitante que va por primera vez, para la profunda inspiración y humillante experiencia de encontrarse frente a la Gran Esfinge cara a cara. No importa quién sea, no importa cuál sea su disposición o su temperamento, la Gran Esfinge de Giza no le dejará indiferente.

John Anthony West es un hombre que conoce bien este fenómeno.



Él ha permanecido en la sombra de esta gran estatua muchas veces desde que comenzó a visitar Egipto hace unos treinta años. Para él, la Esfinge le había parecido siempre como un monumento aparte, y mucho, mucho más antigua que cualquier otra cosa que hubiera visto, ya sea en Giza o en otro lugar.

Las fuerte corazonadas de West casi nunca lo han decepcionado.



Un día, mientras leía un libro sobre Egipto, escrito por el autor y matemático francés Schwaller de Lubicz (Ciencia Sagrada, París 1961) una respuesta a su corazonada intuitiva salió disparada directamente hacia él. Schwaller hizo un comentario de paso sobre lo que parecían ser erosiones de agua sobre el cuerpo de la Esfinge.

Viendo un primer plano de la fotografía de la Esfinge, West repentinamente se dio cuenta de que los patrones de desgaste en la Esfinge no eran horizontales, como se veían en otros monumentos en Giza, sino que verticales.



Ahora la erosión horizontal es el resultado de una exposición prolongada a fuertes vientos y tormentas de arena. Allí seguro que había habido un montón de esto en esta árida región del Sahara.



¿Podría haber sido agua la que pudo haber provocado la erosión vertical en la Esfinge?

Agua, ¿de dónde?

Algo, evidentemente, valía la pena investigar aquí. Occidental sabía, por supuesto, que la mayoría de los egiptólogos creían que la Esfinge fue construida en 2500 antes de Cristo, en el tiempo del faraón Kefren (o Kafre), quien es identificado con la segunda pirámide de Giza.

También sabía que esta creencia estaba ahora tan arraigada que se necesitaría un bulldozer intelectual para sacarla. Sin embargo, su estudio le había demostrado que esta creencia era más un dogma que cualquier otra cosa. Se preguntó si una prueba de identificación positiva entre Kefrén y la Esfinge aguantaría una "audiencia pública" bajo escrutinio público.

La respuesta fue no.



La razón era, simplemente, esta. No habían inscripciones - ni una sola - ni tallada en una pared ni en alguna estela, ni escrita sobre algún papiro que identificara a Kefrén (o a cualquier otra persona -, para ese caso) con la construcción de la Esfinge y sus templos cercanos. En cuanto a la proximidad de la pirámide de Kharfe a la Esfinge (de hecho, está realmente a una distancia de 1700 pies), esto no ha probado que los dos monumentos hayan sido construidos como un complejo, ni, más relevantemente, en la misma época.

Por tales estándares, futuras generaciones de arqueólogos pudieran algún día asignar la propiedad de la Esfinge al constructor del teatro de Luz y Sonido, debido a su proximidad al complejo de la Esfinge o – si alguien más la ha puesto - atribuyendo la Catedral de San Pablo al general Gordon de Jartum sólo porque su estatua fue encontrada en el mismo.



En resumen, Kefrén bien puede ser la quintaesencia del "Kilroy estuvo aquí" de la antigüedad. Así, ¿pudiera la Esfinge ser mucho más antigua que el reinado de Kefrén, como West hacía mucho tiempo había sospechado que era? ¿Podría esta hipótesis explicar, por ejemplo, la extraña alteración vertical en la estatua?

En 1991 John West redondeó un equipo agrietado de científicos que no estaban obstaculizados por un arraigado consenso egiptológico, y los llevó a Giza. Junto a ellos vino el Dr. Robert Schoch, un prominente geólogo y destacado profesor de la Universidad de Boston para examinar los patrones únicos de desgaste por acción atmosférica en la Esfinge y su recinto. Sus conclusiones, que vinieron más adelante, luego de varios meses de análisis habrían de convulsionar el mundo de la arqueología.

Los patrones verticales de desgaste atmosférico de la Esfinge y su recinto, Schoch argumenta, no fueron causados por efecto del viento, como se había pensado previamente, sino por agua - el agua de las lluvias torrenciales y vertida en masas sobre estas antiguas estructuras. Pero, ¿cómo puede ser esto? ¿Estaba Schoch diciendo que tales lluvias torrenciales sólo cayeron en el área de la Esfinge, pero en ninguna otra parte en Giza?

Eso era imposible, respondieron los egiptólogos. No es imposible, dijo Schoch, si se admitiera que la Esfinge fue construida en una época cuando tales lluvias eran frecuentes en esta región, pero que los otros monumentos de Giza, sin embargo, fueron construidos mucho después de que estas lluvias dejaron de ocurrir. Una vez más, ¡imposible!, respondieron los disgustados egiptólogos; tales las fuertes lluvias dejaron de ocurrir hace miles de años, antes del tiempo de Kefrén. Schoch cortésmente se encogió de hombros. Esto, respondió, no era su problema.

Sucedió lo que es la costumbre. John West fue catalogado como charlatán y buscador de sensaciones, y Schoch fue cortésmente rechazado por no ocuparse de sus propios asuntos y por pisar el césped egiptológico. John West, sin embargo, fue implacable. Es cierto que él no tenía las altísimas credenciales de sus oponentes eruditos, pero esto no lo desanimó en lo más mínimo.



La lógica científica estaba de su lado, no las credenciales. Estaba decidido ahora más que nunca ver que los egiptólogos, ya sea, comprobaran que estaba equivocado, con argumentos científicos iguales o mejores, o que admitieran que él, y no ellos, estaba en lo correcto acerca de la edad de la Esfinge. Cualquier cosa menos sería un cambio corto.

Para ser justos, las implicaciones de la teoría de West, por supuesto, son de gran alcance. Los libros de historia tendrán que ser re-escritos y los científicos tendrán que reconsiderar los orígenes de la civilización en su conjunto. Bueno, que así sea. El progreso funciona así. En cualquier caso, se había hecho muchas veces antes. Podría volverse a hacer. Sin embargo, tratar de demostrar que la Esfinge era mucho más antigua que Kefrén era una cosa.

La pregunta era, ¿cuánto mayor exactamente?

¿Cómo podría la ciencia determinar la verdadera edad de un monumento de piedra?




La Astronomía se une a El Debate Esfinge

En 1989 publiqué un artículo en el Diario de Oxford, Debates en Egiptología Vol. 13), en la que demostré que las tres Grandes Pirámides y su posición relativa al Nilo creó en el suelo una especie de ‘holograma’ en 3-D de las tres estrellas del cinturón de Orión y su posición relativa a la Vía Láctea.

Para apoyar este argumento, puse en evidencia el eje inclinado en la Gran Pirámide que apuntaba al meridiano sur, hacia este grupo de estrellas, así como evidencia escrita de los Textos de las Pirámides que identifican el destino de la vida del más allá de los reyes-de-las pirámides, con Orión.

Más tarde, en mi libro El Misterio de Orión (The Orion Mystery), también demostré que el mejor ajuste para el patrón de las Pirámides de Giza/Nilo con el patrón del cinturón de Orión/Vía Láctea se producía cuando el cielo era empujado hacia atrás en el tiempo (es decir, en precesión) a la época de 10.500 antes de Cristo. Había buenas razones para hacerlo.

Los antiguos egipcios, por ejemplo, se refieren constantemente a una remota época pasada que llamaban Zep Tepi, 'El Primer Tiempo’ de Osiris, que ellos creían que pre-databa mucho a la Era de la Pirámide. Osiris era Orión, y la Gran Pirámide tenía un eje dirigido hacia Orión en el meridiano.

Para mí, este ‘silencioso’ lenguaje astro-arquitectónico parecía estar deletreando 'aquí está Osiris en el cielo cuando estas pirámides fueron construidas, y sin embargo, sepan también, que sus orígenes están arraigados en 'El Primer Tiempo'?



Pero el "Primer Tiempo" de qué? ¿Cómo pudieron las estrellas de Orión tener una "Primera Vez"?

Bien, sí pueden. Y lo hacen.



Siempre que, por supuesto, que usted pueda leer a través del “lenguaje” alegórico de los antiguos a través de la arquitectura simbólica y los correspondientes Textos de las Pirámides. Alegoría, por decirlo de otra manera, es el "lenguaje básico" de los maestros astrónomos que diseñaron el complejo de Giza. Cuando las estrellas de Orión son observadas en el meridiano, de la manera precisa que los astrónomos del antiguo Egipto lo hicieron durante muchos siglos, no podían dejar de observar que estas estrellas cruzaban el meridiano sur a diferentes alturas en diferentes épocas.

Esto es, por supuesto, debido al fenómeno de la Precesión (véase El misterio de Orión, anexos 1 y 2). En resumen, las estrellas de Orión se puede decir que tienen un punto de partida o "principio" en el nadir de su ciclo de precesión. Simples cálculos muestran que esto ocurrió en 10.500 antes de Cristo.



¿Podrían los astrónomos de la antigüedad de la pirámide de la Era de la Pirámide haber utilizado su muy astuto ‘lenguaje silencioso’, combinado con la Precesión, para congelar el 'Primer Tiempo' de Osiris - algo así como los talentosos arquitectos de la catedral gótica congelaron en su trabajo de piedra alegórico el" tiempo de Cristo?

En el verano de 1993 Graham Hancock y yo nos reunimos para investigar más esta cuestión. Graham rápidamente se dio cuenta de las importantes implicaciones que este enfoque podría tener en el problema de la Esfinge. Tenía el presentimiento de que la curiosa escucha viendo hacia atrás a la época de 10,500 A.C., por de parte de los constructores de pirámides de Giza, fue una invitación por su parte de considerar la verdadera edad de la Esfinge.

Si esta hipótesis es correcta, entonces la Esfinge debe ser un marcador de tiempo "original" de aquella época remota, usando una obvia etiqueta celestial válida para 10.500 antes de Cristo. ¿Pero qué etiqueta? ¿Qué podría estar representando la Esfinge, que estaba en el cielo? ¿Podría esto tener algo que ver con la dirección al este de su mirada hacia el horizonte?

En su innovador libro Las Huellas de los Dioses (Fingerprints of the Gods), Hancock señaló que la fecha de la ‘Primera Hora’ de 10.500 antes de Cristo también se denotada al principio o ‘Primer Tiempo’ de la Era de Leo. Fue entonces cuando la constelación del ‘Leo’ se habría levantado heliacamente (al amanecer antes que el sol) en el día del equinoccio de la primavera (vernal).



Este evento reunió al león celestial que ya estaba por descansar en el este, por tanto, en perfecta alineación con la Esfinge.

La Esfinge, en otras palabras, fue hecha para que mirase su propia imagen en el horizonte - y en consecuencia a su propio ‘tiempo’. Hancock señaló que 10.500 antes de Cristo era una fecha aleatoria. Denota, con gran precisión, un nuevo comienzo, aquel de Orión-Osiris definido en el suelo con el patrón y las alineaciones de las Pirámides cercanas.



Aquí, entonces, no eran sólo las Pirámides, sino también la Esfinge atrayéndonos a la misma fecha de 10.500 antes de Cristo.

Pero,

¿Estábamos tratando con una "coincidencia"-aunque una muy sorprendente - o fue todo esto parte de un plan deliberado a largo plazo, fijado por los antiguos?

¿Será posible que en 10,500 A.C. algún plan fue puesto en movimiento con la construcción de la Esfinge, entonces a ser completada mucho más tarde por los constructores de las Pirámides?

¿Existe evidencia de alguna presencia continua aquí mismo, en Giza, través de las edades de algunos maestros ‘astrónomos’ que pudieran haber sido responsables de ver este esquema a través de este sistema?

Si es así, ¿quiénes eran? ¿De dónde salieron? ¿Por qué aquí en Giza?

Graham y yo hemos pasado los últimos dos años investigando este fascinante tema.



Creemos que lo que hemos descubierto cambiará la percepción de lo que Giza fue (y sigue siendo) para siempre. Los resultados completos de nuestra investigación, como puede haber adivinado, se establecen en nuestro nuevo libro, Guardianes del Génesis, ya disponible con un descuento a través de AA & ES.

Baste en este momento decir que el autor Colin Wilson, quien dio al libro una rápida revisión, piensa que es un viaje mucho más satisfactorio que Las Huellas de los Dioses (Fingerprints of the Gods) o El Misterio de Orión.



Mientras tanto, echemos un vistazo a un intrigante descubrimiento arqueológico cerca de la Esfinge que muy recientemente hizo noticia.





Un giro afortunado de la pala

En octubre de 1995, la Organización de Antigüedades egipcias, finalmente decidió renovar el viejo estacionamiento al este de la Esfinge.



Mientras limpiaban el área delante de la Esfinge y el Templo del Valle, "un afortunado giro de la pala’ de uno de los obreros desenterró parte de un antiguo complejo de galerías subterráneas y vías.

Al escuchar de este providencial descubrimiento, Graham Hancock y yo planeamos un corto viaje a Egipto para ver por nosotros mismos lo que estaba pasando. John Anthony West también se dirigió hacia allí, por lo que decidimos reunirnos directamente en Giza.

Cuando llegamos allí encontramos el lugar un hervidero de actividad.

Varias cuadrillas de obreros y albañiles estaban cavando y limpiando el espacio situado delante de la Esfinge y sus templos. Por un golpe de buena fortuna, las autoridades egipcias aún no habían acordonado la zona, así que le preguntamos a uno de los inspectores a cargo si pudiéramos echar un vistazo más de cerca.



Era un poco difícil decir qué era exactamente lo que estaba pasando aquí.

Nadie parecía estar seguro. Parecía como si una parte de la zona ya había sido excavada hace algunos años, pero luego, por razones desconocidas, fue cubierta de nuevo.

Esto era evidente por las huellas y daños de morteros modernos y barras de hierro que quedaron incrustadas en el techo de las vías antiguas, probablemente en un intento de apoyar o reforzar las reliquias.



Un inspector parecía pensar que estas modernas adiciones de hoy en día fueron hechas, ya sea cuando el egiptólogo Hassan Selim estaba limpiando el área para la Organización Egipcia de la Antigüedad en la década de 1930 o, quizás, más adelante en la década de 1950 cuando el teatro al aire libre, los Sons Et Lumieres se construyó en las cercanías.



Pero ¿por qué fueron nuevamente cubiertos los vestigios, y por qué y cómo llegaron a ser olvidados sigue siendo un misterio.

Estos vestigios consisten en un corte de una arteria importante en la roca natural (unos 10 pies de ancho y 200 pies de largo de norte a sur), que corre delante del Templo del Valle y la Esfinge.

Esta arteria en sí está atravesada por dos vías pavimentadas procedentes del Templo del Valle y va con rumbo este--al igual que dos puentes pequeños caminos sobre una autopista recta. Estas vías están muy extrañamente sumergidas en su extremo oriental y luego se desvanecen en el suelo. También notamos una muy curiosa una boca de inspección en la arteria principal, en el punto de intersección con la ruta del sur.



Su tapa, que está hecha de una sola pieza de piedra caliza, está rota en una esquina, y a través de ella pudimos ver un chorro de agua fluyendo (mezclada con las aguas residuales de la aldea cercana) y en dirección a la Esfinge y el Templo del Valle.

Todo el complejo era obviamente muy antiguo, y casi con toda seguridad contemporáneo con la Esfinge. Pero, ¿Cuál habría podido ser su función? ¿Y cuál fue el propósito del paso de agua subterráneo?

Según un prominente mito del Antiguo Egipto, las legendarias puertas del Más Allá estaban custodiadas por dos gigantescos leones o esfinges llamados Aker. En los dibujos de la tumba del Nuevo Reino, la esfinge-aker de la puerta oriental se sienta orgullosa con sus partes traseras en una hondonada. Debajo se puede ver una curiosa secuencia de corriente subterránea o conducto.

Detrás del león está un enorme montículo o pirámide, y debajo de ella se encuentra una cámara grande, ovalada, que parece estar herméticamente sellada.

Se dice que en esta misteriosa cámara hay algún grandioso alto secreto alto, sin duda que de los "dioses" que gobernaron la tierra de Egipto durante la época remota de Zep Tepi - ‘El Primer Tiempo’. Esta extraña cámara fue llamada la "Casa de Sokar” en Rostau.



El parecido con el complejo de la Esfinge de Giza es extraordinario. Giza, en la antigüedad era también llamado Rostau y Sokar (una deidad con cabeza de halcón), que era identificada con Osiris.

¿Singulares coincidencias? Tal vez.

¿O la astronomía hará "un afortunado giro de la pala’ que convertirá este supuesto mito cósmico en una realidad histórica?



ElpidioValdez
Miembro Extremo

Cantidad de mensajes : 2888
Localización : Central Florida
Hobbies : Destapando la verdad
Valoración de Comentarios : -642
Puntos : 1998
Fecha de inscripción : 06/11/2006

Ver perfil de usuario http://www.luzdeyara.foroactivo.com

Volver arriba Ir abajo

Re: La verdad sobre el Salon de los REcords en la ESfinge de Giza

Mensaje por ElpidioValdez el Miér Jul 11, 2012 12:09 pm

Mas sobre la saga en la busqueda del famoso Salon de los Records debajo de la ESfinge:



(I) En una serie de expediciones entre 1991 y 1993 dirigidas por John Anthony West, y egiptólogos independientes, investigadores científicos llevaron a cabo estudios geológicos y sísmicos en torno a la Gran Esfinge de Egipto. El geólogo jefe fue el Dr. Robert Schoch, profesor de Geología en la Universidad de Boston, y el sismólogo jefe era Thomas Dobecki de la empresa de consultoría altamente respetada de Houston, McBride-Ratclif & Associates.

(II) Las conclusiones del equipo fueron los siguientes:

A. Geología, El patrón de erosión sobre la Esfinge, indica que fue tallada a finales de la última Edad de Hielo, cuando cayeron fuertes lluvias en la región oriental del Sahara - tal vez hace más de 12.000 años. Esto contrasta notablemente con la fecha egiptológica "ortodoxa" que fecha a la Esfinge aproximadamente unos 4.500 años.

B. Sismografía. El estudio sísmico indica la existencia de varios túneles y cavidades sin explorar en el lecho de roca debajo de la Esfinge, incluyendo una cámara rectangular con una profundidad de unos 25 pies por debajo de las patas delanteras del monumento.

(III) En 1993, John West y su equipo fueron expulsados físicamente del sitio por el Dr. Zahi Hawass entonces (y ahora) el gobierno egipcio el inspector en jefe de las antigüedades de las Pirámides y la Esfinge. Parecía estar molesto por la sugerencia de que la Esfinge podría ser mucho más antigua que la misma civilización de Egipto - y por lo tanto la obra de una civilización perdida - y se indignó en especial por una película que se hizo sobre el trabajo del equipo en el canal NBC de televisión. Esta película vincula a la Esfinge a la Atlántida, y sugiere que la cámara por debajo de las patas pudiera contener el legendario "Salón de los Registros de la Atlántida". Hawass llamó a estas demandas, "alucinaciones americanas… No hay base científica para nada de esto. Tenemos monumentos más antiguos en la misma área. Definitivamente, no fueron construidas por los hombres de la Atlántida. No tiene sentido y no vamos a permitir que nuestros monumentos sean explotados para enriquecimiento personal. La Esfinge es el alma de Egipto. "

(IV) Un artículo en la prensa egipcia respondiendo a la película de NBC citó al doctor Hawass en sus razones para la expulsión de John West y su equipo, del espacio de la Esfinge: "He encontrado que su trabajo se lleva a cabo mediante la instalación de endoscopios en el cuerpo de la Esfinge, y tomando filmaciones de todas las fases de la obra de manera propagandística, y no de manera científica. Por lo tanto, suspendí el trabajo de esta misión no-científica e hizo un reporte que fue presentado a la comisión permanente, quienes rechazaron el trabajo de la misión en el futuro ".

(V) La película fue producida por la NBC por un tal Boris Said y parcialmente financiada por las inversiones de los miembros de la Asociación para la Investigación e Iluminación (ARE). ARE, con sede en Virginia Beach en los EE.UU., es una organización multimillonaria que existe para promulgar las enseñanzas y profecías de un psíquico estadounidense, Edgar Cayce, quien murió en 1947. Entre las más destacadas declaraciones de Cayce estaban muchas afirmaciones sobre que la mano de la Esfinge había sido construida en 10,500 A.C., y que sobrevivientes de la Atlántida habían ocultado debajo de ella una "Sala de Registros" conteniendo toda la sabiduría de su perdida civilización y la verdadera historia de la raza humana. Cayce profetizó que este Salón de los Registros sería redescubierto y abierto entre 1996 y 1998. El conectó la apertura con la segunda venida de Cristo.

(VI) En 1995, John West y el profesor Robert Schoch de la Universidad de Boston hicieron una solicitud a las autoridades egipcias para reanudar sus investigaciones. Su solicitud fue ignorada.

(VII) A principios de abril de 1996, las autoridades egipcias concedieron una licencia de un año a un nuevo equipo para llevar a cabo sondeos en torno a la Esfinge y a la necrópolis de Giza, con equipos sísmicos y radar. Este equipo, que afirma tener el patrocinio académico de la Universidad Estatal de Florida, es financiado en gran parte a través de la Fundación Schor de Nueva York - por el Dr. Joseph Schor, un multimillonario estadounidense. El Dr. Schor es un miembro vitalicio de la ARE y escribió el 24 de mayo de 1994 sobre su gran interés personal en corroborar "los reportes de Cayce que indicaban que la cultura que dio lugar a la construcción de las pirámides se remonta a 10.400 antes de Cristo." También manifestó su deseo de "definir con mayor precisión esa civilización".

(VIII) El 11 de abril 1996, el Dr. Schor declaró de su proyecto actual en la Esfinge: "Nosotros no trabajamos para el Grupo de Edgar Cayce ... El objetivo principal de la Fundación Schor y la Universidad Estatal de Florida es el de ayudar en la preservación y la restauración de las Pirámides y la Esfinge. Además, estamos haciendo topografías del subsuelo de la meseta de Giza para encontrar fallas y grietas que podrían derrumbarse. Esto aumentará la seguridad de la meseta ... "

(IX) También financiado por el Dr. Schor está un corto video filmado a finales de 1995 por Boris Said y producido a principios de 1996. La película comienza con el Dr. Zahi Hawass metiéndose a gatas dentro de un túnel que conduce bajo la Esfinge. Cuando llega a la parte inferior se vuelve hacia la cámara y le susurra al espectador: "Incluso Indiana Jones nunca soñó con estar aquí. ¿Puede creerlo? Ahora estamos en este túnel dentro de la Esfinge. Este túnel nunca ha sido abierto antes. Nadie sabe realmente lo que hay dentro de este túnel. Pero vamos a abrirlo por primera vez." En comentario, el narrador de la película continúa, “Edgar Cayce, el famoso profeta durmiente estadounidense, predijo que sería descubierta una cámara por debajo de la Esfinge - una cámara que contiene la historia registrada de la civilización humana. Por primera vez vamos a mostrar que lo que hay debajo de esta gran estatua ... una cámara que será abierta esta noche, en vivo, para las cámaras de televisión. "

(X) Dr. Schor señalóo (el día 11 de abril de 1996) que este video no es una iniciativa de promoción encaminada a enganchar a una importante red televisiva estadounidense, para televisar una apertura en vivo de una cámara bajo la Esfinge. Por el contrario, insiste, "Se ha hecho para poner a prueba la secuencia de comandos y el equipo, y fue hecha en noviembre de 1995, que fue muchos meses antes de recibir la aprobación de nuestra expedición. Hemos abandonado su uso ..."

(XI) El 14 de abril de 1996, el Dr. Zahi Hawass anunció en la prensa egipcia que había túneles secretos bajo la Esfinge y alrededor de las Pirámides, y afirmó su creencia de que estos túneles probarían "acarrear muchos secretos de la construcción de la Pirámides".

ElpidioValdez
Miembro Extremo

Cantidad de mensajes : 2888
Localización : Central Florida
Hobbies : Destapando la verdad
Valoración de Comentarios : -642
Puntos : 1998
Fecha de inscripción : 06/11/2006

Ver perfil de usuario http://www.luzdeyara.foroactivo.com

Volver arriba Ir abajo

Re: La verdad sobre el Salon de los REcords en la ESfinge de Giza

Mensaje por Gandalf el Miér Jul 11, 2012 1:54 pm

Interesante e instrutivo post, te felicito hermano, te la comiste con eso de brindarnos toda esta informacion, el dia que podamos definitivamente descubrir todos estos secretos la humanidad comprobara algo bien simple..Los Humanos somos extraterrestres. . Si puedes postean sobre ..El Libro de los muertos..

Gandalf
Miembro Extremo

Cantidad de mensajes : 3919
Edad : 72
Localización : Tampa
Hobbies : combatir ala dictadura cubana.
Valoración de Comentarios : 2351
Puntos : 6566
Fecha de inscripción : 09/06/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La verdad sobre el Salon de los REcords en la ESfinge de Giza

Mensaje por ElpidioValdez el Miér Jul 11, 2012 2:23 pm

Ok Voy a abrir un hilo donde unire la tematica de la Medicina Energetica y la espiritualidad, todo esto lleva tiempo, aun siendo los materiales traidos de otras fuentes, tienes que dar opiniones y organizar la informacion.

Gracias, hago lo que se puede, se necesitara mucho amor , conocimiento y sabiduria primero para liberarnos de esta especie de maldicion esoterica que tiene asfixiada a nuestra nacion, y ya saben ustedes mi posicion al respecto, no porque le doy una explicacion religiosa o espiritual a este problema cubano, no por ello dejo de creer en la comunion entre palabra y ACCION . Tambien se necesitara mucho amor y esfuerzo en reconstruir todas las ruinas de nuestra nacion.

SE hace lo que se puede.

ElpidioValdez
Miembro Extremo

Cantidad de mensajes : 2888
Localización : Central Florida
Hobbies : Destapando la verdad
Valoración de Comentarios : -642
Puntos : 1998
Fecha de inscripción : 06/11/2006

Ver perfil de usuario http://www.luzdeyara.foroactivo.com

Volver arriba Ir abajo

Re: La verdad sobre el Salon de los REcords en la ESfinge de Giza

Mensaje por Contenido patrocinado Hoy a las 1:46 am


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.