Secretos de Cuba
Bienvenido[a] visitante al foro Secretos de Cuba. Para escribir un mensaje hay que registrarse, asi evitamos que se nos llene el foro de spam. Pero si no quieres registrarte puedes continuar y leer toda la informacion contenida en el foro.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Facebook
Anuncios
¿Quién está en línea?
En total hay 48 usuarios en línea: 1 Registrado, 0 Ocultos y 47 Invitados :: 2 Motores de búsqueda

daijiro

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 1247 el Jue Sep 13, 2007 8:43 pm.
Buscar
 
 

Resultados por:
 

 


Rechercher Búsqueda avanzada

Sondeo

Respecto a la normalización de relaciones o el intercambio de presos realizado el miércoles como parte del acuerdo entre Cuba y EEUU

54% 54% [ 42 ]
42% 42% [ 33 ]
4% 4% [ 3 ]

Votos Totales : 78

Secretos de Cuba en Twitter

En el 110 aniversario de la República Constitucional.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

En el 110 aniversario de la República Constitucional.

Mensaje por glezbo el Dom Mayo 20, 2012 11:52 am

En conmemoracion del 20 de mayo de 1902, dia del nacimiento de la Republica de Cuba me permito traer a SC estas fotos de la Cuba republicana y un excelente articulo de Herminio Capey sobre la historia de Cuba en esta fecha desde el blog Cubamatinal.

Saludos y respetos, Glezbo.





El 20 de mayo de 1902, en el antiguo Palacio de los Capitanes Generales, se izaba ¡Por fin! la bandera de la estrella solitaria.


















El Día de la Independencia de Cuba.


Una explosión de júbilo popular sacudió la Isla de Cuba el 20 de Mayo de 1902. En la Fortaleza del Morro ondeaba sola por fin la bandera de la estrella solitaria.

Cuba era independiente y tomaba posesión el primer presidente de la República, don Tomás Estrada Palma.

Por Herminio Capey.


Pero Cuba entraba al concierto de las naciones libres con su soberanía seriamente limitada. A la flamante Constitución de 1901 se le había agregado como apéndice el texto de la Enmienda Platt, que le permitía a los Estados Unidos intervenir a su arbitrio en los asuntos de la joven nación. Una imposición que causó no poca frustración entre intelectuales y líderes cubanos durante las primeras décadas republicanas. Empezaba el complejo de ser colonia yanqui. Y con él, una especie de
competencia a ver quién le ponía un nombre más despectivo a la República. ‘Seudorrepública’, ‘república trunca’, ‘república neocolonial’, 'república mediatizada’ son algunos botones de muestra. Una figura menor de las letras cubanas, ya en el período castrista, llegó incluso a llamarle ‘repútica’. Su intención, evidentemente, era
congraciarse con el amo todopoderoso que convirtió nuestra república imperfecta en una perfecta monarquía absoluta. Pero nunca mejor dicho, el nombre de repútica es la mejor denominación para el régimen que barrió con todas las instituciones republicanas y ha convertido a Cuba en un gigantesco gulag desde hace casi medio siglo.


La historiografía castrista retomó esa línea de frustración nacionalista, sobredimensionándola, con el fin de escamotearle toda significación histórica a la República y relegar al olvido la efeméride del nacimiento de la nación cubana. De ahí la urgente necesidad de rescatar el 20 de Mayo como fecha fundacional. Nuestros hijos deben saber que el país surgido hace 105 años no fue un burdel ni un garito para el solaz del turista norteamericano. Fue una sociedad digna y próspera, aunque no exenta de errores, que luchó por el progreso y llegó a alcanzar un lugar destacado entre los países de América Latina.


Las seis décadas anteriores a 1959 fueron valiosas en sí mismas y no sólo por contraste con el desastre que vino después. Cuba distó mucho de ser la típica colonia yanqui de explotación que pinta el discurso oficial. La injerencia norteamericana en los asuntos cubanos no fue mayor tampoco que en el resto de los países del área, sobre todo a partir de 1940, cuando se promulgó la nueva constitución. La alegada penetración del modo de vida americano en algunas capas de
la sociedad cubana jamás supuso una amenaza para la lengua y la cultura del más español de los pueblos hispanoamericanos. Más ostensible ha sido, en todo caso, la penetración de los cubanos en todas las esferas de la vida norteamericana, incluyendo la política local y nacional. Y no por ello, nadie ha acusado a los cubanos de Miami de querer cubanizar la Florida. Sólo los demonizan por ser en su mayoría anticastristas. El próspero exilio cubano ha sabido conservar en tierra extraña las
tradiciones nacionales, sin olvidar las conmemoraciones patrias. Mientras en Miami celebran el 20 de Mayo, en la Isla la efeméride pasa por debajo de la mesa. Cuba es el único país iberoamericano que no celebra la fiesta de su independencia.


El régimen castrista ha intentado rescribir la historia, cargando las tintas en la corrupción y otros males que no opacan el progreso experimentado durante las seis primeras décadas republicanas ni invalidan el 20 de Mayo como fecha gloriosa junto al 10 de Octubre y el 24 de Febrero. ¿Cómo entender que los escolares de la Cuba actual no puedan responder a la simple pregunta de cuál es el día de la independencia de Cuba porque esa fecha haya sido tachada del calendario castrista? En
cambio, el 26 de julio –fecha aciaga en que perdieron la vida decenas de personas en el ataque a un cuartel en 1953—se ha convertido en la celebración festiva por excelencia del régimen cubano, usurpando el lugar que legítimamente le corresponde al 20 de Mayo.


Este 20 de Mayo adquiere una significación especial como renuevo de nuestras esperanzas de cara al futuro. El ideal independentista cubano tardó décadas en concretarse, pero finalmente la bandera cubana ondeó en El Morro. La isla de Pinos fue recuperada en 1925 y la Enmienda Platt derogada en 1934 como culminación de las luchas cívicas y políticas de los cubanos por la soberanía nacional. Con la Constitución de 1940. Cuba iniciaba el período democrático más estable de su historia. Pero fue interrumpido en 1952 por un infortunado golpe militar. La vuelta al orden constitucional fue la única justificación para la revolución de Fidel Castro, pero éste implantó un régimen totalitario que lleva casi medio siglo en el poder. Ya es hora de cerrar este capítulo sombrío de nuestra historia y celebrar un 20 de Mayo con patria y sin amo. Y con la mirada puesta en el siglo XXI.

glezbo
Miembro Especial

Cantidad de mensajes : 1705
Edad : 56
Localización : Miami, Florida, USA
Hobbies : everything related to the big blue sea
Valoración de Comentarios : 857
Puntos : 3159
Fecha de inscripción : 05/12/2008

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Estampas de la república: Si el entierro de Chibás hubiera llegado a Palacio.

Mensaje por glezbo el Dom Mayo 20, 2012 12:24 pm

Articulo traido desde Cafe Fuerte sobre uno de los sucesos mas significativos de la historia republicana cubana y el temprano despunte de la vocacion antidemocratica de Fidel Castro.

Saludos y respetos, Glezbo.





Entierro de Eduardo Chibás por las calles de La Habana en agosto de 1951.

El 19 de febrero de 1923, un grupo de jóvenes intelectuales protagonizó en un salón de la Academia de Ciencias de Cuba lo que la historia recogería como Protesta de los Trece. El grupo lo integraban Rubén Martínez Villena, Calixto Masó, José Antonio Fernández de Castro, Félix Lizaso, Francisco Ichaso, Luis Gómez Wangüemert, Alberto Lamar, Juan Marinello, José Z. Tallet, José Manuel Acosta, Primitivo Cordero, Jorge Mañach y J.L. García Pedrosa. La mayoría se destacó después en el mundo de las letras, el periodismo y en la lucha contra la dictadura de Gerardo Machado, aunque profesaban diferentes ideologías.

Pertenecían todos a una generación polémica y pensante, de la que fue paladín Julio Antonio Mella. La protesta se produjo durante el gobierno de Alfredo Zayas, motivada por el escándalo del convento de Santa Clara, comprado por el Estado a una empresa privada por la suma de dos millones 300 mil pesos. La iglesia había vendido el convento a la misma entidad por un millón en momentos en que la economía marchaba viento en popa. Cuando el gobierno compró el convento, el país atravesaba por otra crisis, conocida como las “vacas flacas”.

Generación de revolucionarios

El malestar de la población por aquel relajo cobró cuerpo en la Protesta de los Trece, cuando se homenajeaba a la escritora uruguaya Paulina Luissi, en presencia del ministro Erasmo Regüeiferos, uno de los implicados en la compra del convento.

El grupo se encontraba en el salón. El poeta y abogado Rubén Martínez Villena interrumpió el homenaje, se levantó junto a sus compañeros y leyó la proclama que, entre otras cosas, decía: Perdonen todos que nos retiremos. En este acto interviene el Doctor Erasmo Regüeiferos, que olvidando su pasado y actuación, sin advertir el grave daño que causaría su gesto, ha firmado un decreto ilícito que encubre un negocio repelente y torpe. Los Trece se largaron de inmediato e hicieron público el manifiesto, redactado por Rubén, en la primera plana del periódico Heraldo de Cuba.

A la generación del los Trece pertenecieron Eduardo René Chibás y Carlos Prío Socarrás, ambos revolucionarios de la década de los años treinta. Prío fue Presidente de Cuba de 1948 al 10 de marzo de 1952, cuando fue derribado por un golpe de Estado encabezado por Fulgencio Batista. Chibás, proveniente del Partido Auténtico, donde militaba Prío, se fue con su música a otra parte y fundó en 1947 el Partido del Pueblo Cubano (Ortodoxo), cuyo lema era “Vergüenza contra dinero”, y su arma una escoba con la que se pretendía barrer la corrupción que asolaba a la nación.

Chibás denunció al ministro de Educación Aureliano Sánchez Arango, también combatiente contra la dictadura de Machado, abogado y profesor universitario, de haberse robado parte del presupuesto nacional. Sánchez Arango retó a Chibás a que presentara las pruebas del robo. El 5 de agosto de 1951, ante la imposibilidad de presentar una sola prueba a la opinión pública y al Congreso, Chibás optó por dispararse un balazo en la ingle durante su programa de radio que transmitía cada domingo la emisora CMQ. De postularse a las elecciones presidenciales programadas para el año siguiente, como se esperaba, hubiera ganado por una milla, pues fue un hombre admirado por las multitudes y una esperanza para la república. El 17 de agosto Eddy Chibás cerró sus ojos para siempre, dejando a la deriva a cientos de miles de seguidores.

Loco de remate

En el velorio del líder, en la Universidad de La Habana, el joven abogado Fidel Castro propuso al periodista y representante a la Cámara, José Pardo Llada, ambos miembros del Partido Ortodoxo, secuestrar el cadáver, y en vez de llevarlo al cementerio Colón, bajar por la calle San Lázaro hasta Palacio seguidos por un mar de pueblo.

-Cuando lleguemos a Palacio seguro que Prío se apendeja y se va. Entonces tú te quedas de Presidente y me nombras Vice a mí.

-Oye, guajiro -respondió Pardo-, tú sí que estás loco de remate.

La caminata de la Universidad hasta el cementerio fue una manifestación de tristeza popular. Pardo Llada, Luis. Orlando Rodríguez y Leonardo Fernández Sánchez despidieron el duelo. Dicen que Castro no era santo de la devoción de Chibás.

Cuarenta años después visité a Pardo en Cali, Colombia, donde residía. Le pregunté si la anécdota era cierta.

-No sólo eso. Una vez entrevisté a Prío en Miami, algunos años antes de que se suicidara y le hice el cuento. Me dijo que si nos hubiéramos aparecido en Palacio con el muerto, él hubiera espantado la mula.

No era probable que Pardo y Castro se proclamaran Presidente y Vice luego de la estampida de Prío. Aunque en aquellos tiempos cualquier cosa era posible en Cuba.

glezbo
Miembro Especial

Cantidad de mensajes : 1705
Edad : 56
Localización : Miami, Florida, USA
Hobbies : everything related to the big blue sea
Valoración de Comentarios : 857
Puntos : 3159
Fecha de inscripción : 05/12/2008

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.