Secretos de Cuba
Bienvenido[a] visitante al foro Secretos de Cuba. Para escribir un mensaje hay que registrarse, asi evitamos que se nos llene el foro de spam. Pero si no quieres registrarte puedes continuar y leer toda la informacion contenida en el foro.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Facebook
Anuncios
¿Quién está en línea?
En total hay 66 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 66 Invitados :: 2 Motores de búsqueda

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 1247 el Jue Sep 13, 2007 8:43 pm.
Buscar
 
 

Resultados por:
 

 


Rechercher Búsqueda avanzada

Sondeo

Respecto a la normalización de relaciones o el intercambio de presos realizado el miércoles como parte del acuerdo entre Cuba y EEUU

54% 54% [ 42 ]
42% 42% [ 33 ]
4% 4% [ 3 ]

Votos Totales : 78

Secretos de Cuba en Twitter

A propósito de las visitas Papales a Cuba

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

A propósito de las visitas Papales a Cuba

Mensaje por Arturo Gonzalez el Miér Abr 11, 2012 1:07 pm


En la tarde del lunes 16 de marzo, llegó a la Isla procedente de México, el Papa Benedicto XVI, el cual aunque ya se había manifestado con relación al fracaso del comunismo en Cuba, prefirió moderar su discurso, algo quizás hasta racional y esperado para este tipo de visita; entanto que tampoco se manejaron grandes expectativas para la misma. Como se esperaba éste fue recibido por el Presidente Raúl Castro, ante una organizada concurrencia en la ciudad de Santiago de Cuba. Aunque quizás tanto desde el punto de vista del Vaticano, como también de la Nomenclatura Cubana la visita fuera exitosa; sin dudas no hay mucho que decir de la misma, como no sea la satisfacción de tener nuevamente entre nosotros la vendita imagen de un Sumo Pontífice; sobre todo si tomamos como referencia la realizada 14 años atrás por su antecesor, cuando el carismático Juan Pablo II piso tierra cubana, ante una reinante expectativa de la Comunidad Internacional que lo asistía.

Aunque han pasado 14 años, aún recuerdo con claridad la gran expectativa que existía por la primera visita de un Papa a nuestro país en enero de 1998; en realidad había varias razones para ello. En primer lugar el mundo estaba atento a como sería el histórico encuentro entre el sumo Pontífice Juan Pablo II, sin dudas uno de los principales artífices de la caída del Comunismo en el Este Europeo, y Fidel Castro, responsable máximo de la terrible sangría que sufrió la Iglesia en los primeros años de su Gobierno, cuando ésta fue totalmente saqueada, bienes expropiados (Seminarios, Colegios, Universidades), mutilados sus Templos, y prácticamente proscrita; llegándose a expulsar 132 Sacerdotes españoles radicados en el país desde hacía muchos años.
En segundo lugar, se asomaba una gran interrogante con relación al primer encuentro de un Santo Padre con el Pueblo cubano; una gran expectativa con relación la receptividad que la figura celestial del Sumo Pontífice podría ejercer sobre aquella masa de humildes trabajadores ya influenciados por el comunismo.

En tercer lugar, existía también una gran expectativa con relación a la posible reconciliación de la Iglesia con el Gobierno Cubano; algo que anhelaban los Teólogos de la Liberación, cuyas principales figuras se encontraban también en la Habana, quienes en la época eran bien vistos por el Vaticano, cultivando a la vez excelentes relaciones con Fidel Castro
Así las cosas y bajo el prisma de toda la Comunidad Internacional, el 21 de enero de 1998 se produjo aquella histórica visita, donde a pesar de los esfuerzos de la Nomenclatura para que esto no sucediera; sin dudas el Papa Juan Pablo II fue su principal protagonista, ante una Plaza de la Revolución colmada de cubanos, quienes aunque fueran prácticamente obligados a comparecer, como también lo hacen para que asistan a las principales concentraciones partidista; en realidad lo hicieron a gusto y bajo una gran expectativa.

Claro que para los fieles cubanos tanto la visita de Juan Pablo II, como la de Benedicto XVI, tienen un importante significado en tanto que aunque lentamente, la Iglesia Católica Cubana trata de recuperarse de la Catástrofe vivida; no obstante es bueno significar que al igual que las multitudes de cubanos que invaden la Plaza de la Revolución sin espontaneidad en los actos políticos, pues la gran mayoría ya es contrario al Sistema imperante; las multitudes presentes en todas las misas que se realizaron así como en el recibimiento, nada tienen que ver con los que en realidad profesan la Religión, en tanto que las mismas fueron organizadas y orquestadas por la Nomenclatura, en aras de que fueran exitosas.

Infelizmente la Revolución se ha encargado de ultimar todos los sueños religiosos de nuestra población, así como también ha ultimado los llamados sueños futuros de los cubanos; quienes tristemente solo pensamos en el presente y que vamos a comer en el mañana; quienes tristemente solo pensamos en las necesidades del presente y la miseria del mañana. Trágicamente el espíritu santo de nuestros hijos solo se relaciona con la falta de libertades que padecemos. Sin dudas en la mayoría de los casos no hay espacio para la misa, no hay espacio para los sueños eclesiásticos; lo que no impide que durante las noches la mayoría de los cubanos recemos un Padre Nuestro; lo que no impide que algún día como recompensa a nuestras plegarias el Todo Poderoso nos entregue una Patria Libre, una Patria Soberana.

Arturo

Arturo Gonzalez
Miembro Normal

Cantidad de mensajes : 25
Valoración de Comentarios : 21
Puntos : 68
Fecha de inscripción : 21/02/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.