Secretos de Cuba
Bienvenido[a] visitante al foro Secretos de Cuba. Para escribir un mensaje hay que registrarse, asi evitamos que se nos llene el foro de spam. Pero si no quieres registrarte puedes continuar y leer toda la informacion contenida en el foro.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Facebook
Anuncios
¿Quién está en línea?
En total hay 45 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 45 Invitados :: 2 Motores de búsqueda

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 1247 el Jue Sep 13, 2007 8:43 pm.
Buscar
 
 

Resultados por:
 

 


Rechercher Búsqueda avanzada

Sondeo

Respecto a la normalización de relaciones o el intercambio de presos realizado el miércoles como parte del acuerdo entre Cuba y EEUU

54% 54% [ 42 ]
42% 42% [ 33 ]
4% 4% [ 3 ]

Votos Totales : 78

Secretos de Cuba en Twitter

LA LEYENDA DEL MEDICO CHINO

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

LA LEYENDA DEL MEDICO CHINO

Mensaje por VIVA CUBA LIBRE el Miér Abr 11, 2007 6:20 pm

HAZ OIDO HABLAR DEL MEDICO CHINO?????????SABES POR QUE?????


El Médico Chino.



1852 fue un año catastrófico para Santiago de Cuba capital de la provincia de Oriente. En agosto un fuerte terremoto sacudió la ciudad ocasionando fuertes daños e infinidad de víctimas. Temblores de menor magnitud continuaron desencadenándose por semanas, con los subsecuentes daños para la infraestructura de la localidad.
Obligado por la situación y sin contar con personal adecuado,
La Capitanía General de la Isla envió un contingente de 200 presidiarios con la orden de reparar los daños producidos por los sismos en las edificaciones, y recoger los escombros.
Al mes siguiente en septiembre se desató una terrible epidemia de cólera entre los pobladores. Se calcula que a causa de ésta enfermedad perecieron alrededor de 2,700 personas. Al principio los más afectados fueron las clases más pobres. Pero poco a poco se fue extendiendo el mal a todos los habitantes hasta llegar a las clases altas. Dos meses más tarde en noviembre, el cólera abatía a toda la población.
En medio de la desolación y muerte causada por los terremotos y los cientos de enfermos que morían diariamente de cólera una nueva tragedia le esperaba a la ciudad.
El 10 de noviembre otro sismo sepultó bajo escombros a un gran número de pobladores y a un sinfín de enfermos y encargados de éstos. El caos se hizo presente cuando el temor al contagio trajo como consecuencia que los trabajadores de la Salud se rehusaran a trasladar a las victimas al cementerio para ser enterrados. Los cadáveres permanecían al aire libre, el pánico reinaba en los pobladores, se generó más contaminación y con ello más muertes. Las autoridades se vieron en la necesidad de obligar a los presos que se ocupaban de la limpieza y reconstrucción de la ciudad, a trasladar y enterrar a los muertos. Era un tétrico escenario, la epidemia no minaba, los médicos morían con sus enfermos, la ciudad estaba destinada a desaparecer.
Asombrosamente apareció en escena un extraño y exótico personaje que nadie conocía ni sabía de donde venía: Un Médico Chino, Damián Morales (Chang Bu Bian). Según cuentan éste galeno comenzó a curar a los enfermos de cólera. Toda la ciudad comentaba sobre el milagroso método del doctor asiático que curaba el cólera.
El tratamiento del doctor consistía en presionar los tendones de las axilas del enfermo hasta que vibraran, después halaba la piel que envuelve la nuez de Adán hasta causar un gran moretón en la piel. Inmediatamente con una moneda china restregaba las corvas, los brazos, las paletas, y el espinazo del enfermo con gran rapidez y fuerza. El tratamiento era un verdadero martirio y el infeliz enfermo quedaba en la peor de las condiciones, pero sobrevivía, se decía que el chino curaba.

De la noche a la mañana, el Médico Chino se convirtió en el personaje más famoso de Santiago de Cuba. Era solicitado de un extremo al otro de la ciudad las 24 horas del día siete días a la semana. Para facilitar su traslado las autoridades le proporcionaron un carruaje tirado por dos caballos.
En realidad no sabemos si los golpes, tirones y magulladuras que infligía el prominente doctor curaban el cólera. Quizás la respuesta era más simple, la enfermedad estaba cediendo, la epidemia estaba llegando a su fin. Esta cadena de trágicos acontecimientos y enfermos graves dieron lugar a una frase muy conocida en Cuba: « ¡A ese no lo salva ni el médico chino!», que se usaba cuando se presentaba un caso tan grave que nadie podía curar, ni siquiera Chang Bu Bian.

«Médico chino»
Se especula que era descendiente de la segunda dinastía de los ocho emperadores Chang que gobernaron en Kitai a partir de 1766. También se supone que fue ancestro del valeroso mambí chino José Bu, comandante del Ejército Libertador, fallecido en la mayor miseria en La Habana durante la década del 30. En realidad nada de lo anterior es digno de creerse ya que no se ha podido comprobar.
fuente: mi biblioteca

VIVA CUBA LIBRE
Miembro Especial

Cantidad de mensajes : 1886
Valoración de Comentarios : 115
Puntos : 282
Fecha de inscripción : 28/01/2007

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: LA LEYENDA DEL MEDICO CHINO

Mensaje por Opossum el Vie Mayo 30, 2014 1:23 pm

.

Opossum
Miembro Especial

Cantidad de mensajes : 1087
Valoración de Comentarios : 1310
Puntos : 2489
Fecha de inscripción : 15/05/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.