Secretos de Cuba
Bienvenido[a] visitante al foro Secretos de Cuba. Para escribir un mensaje hay que registrarse, asi evitamos que se nos llene el foro de spam. Pero si no quieres registrarte puedes continuar y leer toda la informacion contenida en el foro.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Facebook
Anuncios
¿Quién está en línea?
En total hay 40 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 40 Invitados :: 2 Motores de búsqueda

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 1247 el Jue Sep 13, 2007 8:43 pm.
Buscar
 
 

Resultados por:
 

 


Rechercher Búsqueda avanzada

Sondeo

Respecto a la normalización de relaciones o el intercambio de presos realizado el miércoles como parte del acuerdo entre Cuba y EEUU

54% 54% [ 42 ]
42% 42% [ 33 ]
4% 4% [ 3 ]

Votos Totales : 78

Secretos de Cuba en Twitter

CARNET DE IDENTIDAD

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

CARNET DE IDENTIDAD

Mensaje por El Compañero el Lun Nov 28, 2011 10:36 am

El monopolio cubano en Venezuela de los controles de identidad electrónicos

ANTONIO MARIA DELGADO
adelgado@elnuevoherald.com

Congregada en la ciudad china de Shenzhén para la demostración, la delegación cubana captó de inmediato cómo la nueva tecnología podía ser empleada para ejercer un mayor control sobre la población -y aplastar cualquier brote contrarrevolucionario- en Venezuela.

El agente de seguridad chino caminaba casualmente por la calle, llevando en una mano lo que lucía como un teléfono inteligente, mientras los transeúntes paseaban a su alrededor sin sospechar que estaban siendo vigilados, narró a El Nuevo Herald el ingeniero venezolano Anthony Daquin, quien estuvo presente durante la demostración.

Después de un breve trecho, el agente se acercó a los invitados. En el pequeño aparato había registrado la información personal de decenas de personas que habían pasado a su lado. Todos los datos vinculados con sus carnés de identidad habían sido transmitidos subrepticiamente por un diminuto chip RFID incrustado dentro del propio documento de plástico.

Los cubanos, la mayoría vinculados con los servicios de seguridad de la isla, se miraban las caras sin poder ocultar su asombro ante el acto de magia tecnológica que permitía detectar la ubicación exacta de un individuo sin que éste lo supiera.

Uno de los representantes del equipo se acercó a Daquin, y muy entusiasmado, le manifestó: “Esto es lo que necesitamos, es lo que estábamos esperando, Anthony. Esto es lo que vamos a implementar en Venezuela”, relató el ex asesor del ministerio de Interior y Justicia de Venezuela.

Y es lo que el gobierno venezolano tiene previsto introducir en el país sudamericano en caso de de que el presidente Hugo Chávez gane las elecciones del 2012, como parte de un elaborado sistema diseñado para aumentar el control del Estado sobre los ciudadanos.

Es un sistema, según Daquin, diseñado y operado por Cuba, que ya tiene bajo su control el sistema de emisión de cédulas de identidad y de pasaportes, así como toda información privada y sensible de todos los venezolanos, incluyendo las propiedades que poseen, cuánto ganan, dónde viven y, quizás más importante, si respaldan o se oponen a la revolución socialista de Chávez.

Es un instrumento de control cuyo desarrollo y administración ha significado un jugoso negocio para el régimen de La Habana, que ha comenzado a ofrecer esos servicios a Bolivia, Ecuador y Nicaragua, dijo el ingeniero.

“La información es poder […] y la información íntima de los venezolanos ha sido manejada de forma objetiva, y de forma centralizada desde La Habana, de una manera que le ha permitido al presidente Chávez mantenerse en el poder”, expresó.

Daquin, cuyas declaraciones iniciales a la prensa venezolana generaron cierto revuelo en el país, dijo que pudo ver de cerca los primeros pasos dados por Chávez para implantar mejores mecanismos de control sobre la ciudadanía después del golpe de Estado en su contra, en abril del 2002.

El ingeniero sostuvo que él estuvo presente en algunos de esos primeros pasos, en representación de una empresa que asesora al gobierno en materia de tecnología, y participó activamente en la modernización del sistema de cédulas de identidad hasta que al entender los alcances de lo que se pretendía hacer, discutió con la comisión cubana.

“[Les dije que] si ustedes implementan este documento [la cédula de identidad electrónica] en Venezuela, yo me voy a sentir como cuando la época de [el dictador Marco] Pérez Jiménez, cuando la gente le temía a la Seguridad Nacional [policía secreta] y nadie tenía la oportunidad de expresarse públicamente”, comentó Daquin sobre el enfrentamiento que condujo a su caída en desgracia con el gobierno venezolano y posteriormente a convertirse en el blanco de un atentado.

“[Con el documento], ahora tengo una Seguridad Nacional, pero electrónica”, explicó Daquin, quien actualmente solicita asilo político en Estados Unidos.

En realidad luce más como el G2 cubano, cuya presencia en Venezuela era notable incluso antes de que el gobierno de Chávez firmara con Cuba una concesión de emitir los documentos de identidad del país sudamericano.

“Ya desde antes [de la firma del convenio], los cubanos habían tenido acceso a lo que les daba la gana en cuanto a la identidad de los venezolanos”, aseguró el general de Brigada de la Guardia Nacional, Marco Ferreira, quien fue jefe de la Dirección de Inmigración y Extranjería (DIEX) de Venezuela.

Ese acceso cobró fuerza durante la gestión en el 2004 del ex ministro del Interior, Jesse Chacón, quien, según Ferreira, terminó por abrirle las puertas totalmente al personal cubano al sistema de documentación y extranjería.

Hoy en día, es personal cubano el que tiene el control de los sistemas de documentación de los venezolanos. Un contrato redactado en el 2007 otorgó a la empresa cubana Albet Ingeniería y Sistemas S.A., división comercial de la Universidad de Ciencias Informáticas (UCI) de La Habana, la concesión para emitir la documentación venezolana.

A cambio de los documentos, cuya elaboración en realidad Albet subcontrató a la multinacional Gemalto debido a su incapacidad técnica de elaborar la tarjeta, el gobierno venezolano se comprometió a pagar $172 millones, de acuerdo con el contrato suministrado por Daquin a El Nuevo Herald.

El contrato estipulaba la entrega de ocho millones de tarjetas vírgenes, pero Albet solo entregó seis millones, en lo que constituye una clara violación del contrato, dijo Daquin.

Según Daquin, el control de Albet sobre el proceso de emisión de documentación y sobre las bases de datos utilizadas en el proceso es absoluto y el régimen de la isla cuenta con todas las herramientas necesarias para expedir documentos venezolanos legítimos a cubanos o a cualquier otro extranjero.

La información vinculada a esos documentos comenzó a ser recabada por Cuba incluso desde el 2002, y actualmente se encuentra almacenada en una gigantesca base de datos administrada desde Cuba por personal de la UCI, dijo Daquin.

La base de datos, que inicialmente sólo incluía la información de la DIEX, fue sistemáticamente ampliada para incluir la información recaudada por los otros organismos, como la autoridad fiscal, los programas sociales conocidos como “Misiones” e incluso la información pertinente a la afiliación política del ciudadano, dijo Daquin.

También fueron incluidas toda la información de las notarías y la de los registros civiles.

Esto quiere decir que los servicios de inteligencia cubanos pueden en cuestión de segundos determinar no solamente las características personales de cualquier individuo, su edad, su última residencia fiscal, y cuánto gana, sino también las propiedades que tiene.

El gobierno venezolano, por su parte, niega que el régimen de La Habana esté en control del sistema de identificación venezolano.

“[La base de datos para la cedulación] es administrada de manera soberana e independiente por venezolanos”, sostuvo recientemente el ministro del Poder Popular para Relaciones Interiores y Justicia, Tareck El Aissami.“Es falso lo que dice el oposicionismo [de que está en manos cubanas]”.

Daquin, no obstante, aseguró que el ministro miente.

“Venezuela le entregó todo esto a Cuba como parte de su estrategia para controlar al ciudadano”, reiteró Daquin. “El objetivo es: ‘tenemos que controlar a la población venezolana, a los ciudadanos y a la ciudadanas para presentar, llevar e implementar nuestro modelo’, modelo completamente socialista”.

Por otro lado, la cédula electrónica le otorga una nueva dimensión al instrumento de control, ya que otorga la facultad de las autoridades de detectar a un ciudadano al instante y cualquier opositor que se exprese negativamente contra el gobierno en la calle podría ser identificado sin que se de cuenta, explicó Daquin.

El gobierno venezolano actualmente está en posesión de seis millones de tarjetas con el chip RFID (sistema de identificación por radiofrecuencia) y tiene planes de iniciar un proceso de reemplazar los viejos documentos con los nuevos a partir del 2013.

El polémico sistema RFID es utilizado actualmente por las autoridades chinas por los beneficios que otorga en la gigantesca tarea de controlar a más de 1,200 millones de ciudadanos.

En un momento dado la tecnología fue considerada por algunas compañías de tarjetas de crédito en Estados Unidos para acelerar los pagos sin que el instrumento tuviese que ser pasado a través de un lector, pero esos planes fueron descartados debido al alto riesgo vinculado con el robo de identidad.

La elaboración de la base de datos con la información de los venezolanos comenzó en los primeros años de mandato del presidente Chávez sin autorización de la Asamblea Nacional tras la firma de un acuerdo de cooperación con Cuba.

Esa información se encontraba en gran medida recaudada en papel haciendo uso de un formato que era aplicado en el país por décadas y la tarea de digitalización fue asignada a miles de jóvenes venezolanos pertenecientes al denominado Frente Francisco de Miranda, muchos de los cuales fueron entrenados en Cuba para convertirse en los guardianes de la revolución de Chávez.

“Se trata de una serie de venezolanos que desprecian la identidad venezolana, desprecian lo que deberían ser su sentido patriótico y se han convertido en agentes más radicales que los cubanos”, comentó Ferreira.

“Son gente del Frente Francisco de Miranda. Los llevaron para que se formaran como milicianos, y luego les dan la función de comisarios políticos, y los regaron por todas las instituciones del Estado”, añadió.

Los integrantes del frente estuvieron a cargo de la denominada Misión Identidad, iniciativa que en cuestión de pocos años emitió más de cinco millones de cédulas de identidad a extranjeros que residían en el país, dijo Daquin.

Daquin, no obstante, dijo que es poco probable que las leyes venezolanas hayan sido cumplidas a cabalidad durante la emisión de los documentos en una operación que además tenía serías implicaciones electorales.

“Esta es una pregunta que debe realizarse todo venezolano: ¿Está usted seguro de que la persona que tiene al lado es el ciudadano que dice ser? ¿Quién asegura que es así? Las bases de datos en Venezuela tienen una discrepancia muy grande”, expresó el ingeniero.

La experiencia en Venezuela es una que Cuba aspira a replicar en otros países del ALBA.

Daquin dijo que personal cubano estuvo involucrado en el proceso de emitir nuevos documentos de identidad en Nicaragua y ha tenido acercamientos con Ecuador y Bolivia.

“Cada país tiene su propia base de datos, pero cuando Cuba accede a esa información, obviamente excede a las base de datos, a su estructura principal. Y realmente el objetivo es el mismo que se hizo en Venezuela. Es un objetivo de integración bajo un solo modelo, y una sola ideología política”, expresó.

Sigue Antonio M Delgado en Twitter: @DelgadoAntonioM

Read more: http://www.elnuevoherald.com/2011/11/28/v-fullstory/1073278/controles-electronicos-en-manos.html#ixzz1f0bjAJGc

En paises libres y desarrollados se esta introduciendo el E-Passport o pasaporte inteligente pero no con el objetivo de reprimir a quien piensa diferente al gobierno sino como via legitima de las agencias de inteligencia del mundo para combatir el terrorismo y el crimen organizado. Tiene esto sus antecedentes iniciales en bases de datos creadas en los 1930s por el Policia de la Guerra Fria J. Edgar Hoover con la introducción (con metodos de la epoca) del sistema de huellas digitales y bases de datos.

En contraste, los régimenes de Cuba y Venezuela sueñan con adoptar un sistema similar como forma de vigilancia y represión hacia todo posible opositor pacifico y eso incluye desde el estudiante universitario con ideas democraticas, el empresario, el trabajador hasta el venezolano de a pie sin recursos mas que sus ideas.

Pienso al final ya no solo los represores vigilan, con iniciativas como las de Anonimous y otros opositores cyberneticos los vigilantes tambien terminan vigilados. Dificil ser totalitario cuando la oposición cuenta tambien con instrumentos cyberneticos contra el poder.

Saludos cordiales,

El Compañero



El Compañero
VIP

Cantidad de mensajes : 3535
Localización : "Donde mora la libertad, allí está mi patria."
Valoración de Comentarios : 1960
Puntos : 6405
Fecha de inscripción : 17/12/2007

Ver perfil de usuario http://politicacubana.blogspot.com

Volver arriba Ir abajo

Re: CARNET DE IDENTIDAD

Mensaje por EVIDIO el Lun Nov 28, 2011 10:49 am

Es la exportación del terrorismo de estado cubano hacia regiones de America Látina donde tienen instalados en el poder títeres creados y moldeados a su forma, semejanza y orden.Prohiben internet y televisión satelital a su pueblo, así como otras tecnologias, mientras que ellos sí las utilizan para reprimir, oprimir y controlar...

EVIDIO
Miembro Extremo

Cantidad de mensajes : 7468
Localización : Home of the brave.
Hobbies : Leer. musica...
Valoración de Comentarios : 6557
Puntos : 14168
Fecha de inscripción : 22/04/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: CARNET DE IDENTIDAD

Mensaje por ElpidioValdez el Lun Nov 28, 2011 3:55 pm

............"Después de un breve trecho, el agente se acercó a los invitados. En el pequeño aparato había registrado la información personal de decenas de personas que habían pasado a su lado. Todos los datos vinculados con sus carnés de identidad habían sido transmitidos subrepticiamente por un diminuto chip RFID incrustado dentro del propio documento de plástico.

Los cubanos, la mayoría vinculados con los servicios de seguridad de la isla, se miraban las caras sin poder ocultar su asombro ante el acto de magia tecnológica que permitía detectar la ubicación exacta de un individuo:.........

Sobre medios tecnologicos transparentes de control y vigilancia ciudadana hay muchas tecnologias en uso algunas de ciencia ficcion como lo son Electronic Memory Implantation, y no creo los chinos tengan esta ultima que es rusa y en uso para los Black Operations aqui en USA por la CIA y la NSA.

Pero eso de los RFID chips se usa aqui en algunas tarjetas de credito y no agarro popularidad por los robos de identidad.

Esos pasaportes y carnes de identidad son faciles de desabilitar sin destruirlos o danarlos lo unico que necesita hacer es portarlo o tenerlo arriba envuelto en papel de aluminio, eso bloquearia cualquier senal de radio frecuencia es muy simple, adonquiera que yo vaya tengo una billetera especial hecha de una especie de papel celofan de aluminio para los pasaportes y demas que es para eso.

Eso no es todo hace ya varios anos desde el 2005 varias companias de ropa como los jeanes LevisStaruss y Wranglers le ponen RFID chips a los jeans para trackear tus movimientos entrando y saliendo de cualquier centro comercial o tienda y hacer o crear un profile de tus habitos de compra y crear acorde mejores estrategias de venta tacticas de como seducirte y hacerte compar mas pacotilla.

Todos toditos esos jeans estan "bautizados", por eso no los compro y por eso cuando puedo siempre que puedo compro con cash.

Aqui les dejo un articulo en Ingles

FOR IMMEDIATE RELEASE
April 27, 2006

SPYCHIPPED LEVI'S BRAND JEANS HIT THE U.S.
Levi Strauss Confirms RFID Test, Refuses to Disclose Location

It may be time to ditch your Dockers and lay off the Levi's, say privacy activists Katherine Albrecht and Liz McIntyre. New information confirms that Levi Strauss & Co. is violating a call for a moratorium on item-level RFID by spychipping its clothing. What's more, the company is refusing to disclose the location of its U.S. test.

Radio Frequency Identification (RFID) is a controversial technology that uses tiny microchips to track items from a distance. These RFID microchips have earned the nickname "spychips" because each contains a unique identification number, like a Social Security number for things, that can be read silently and invisibly by radio waves. Over 40 of the world's leading privacy and civil liberties organizations have called for a moratorium on chipping individual consumer items because the technology can be used to track people without their knowledge or consent.

Jeffrey Beckman, Director of Worldwide and U.S. Communications for Levi Strauss, confirmed his company's chipping program in an email exhange with McIntyre, saying "a retail customer is testing RFID at one location [in the U.S.]...on a few of our larger-volume core men's Levi's jeans styles." However, he refused to name the location.

"Out of respect for our customer's wishes, we are not going to discuss any specifics about their test," he said. Beckman also confirmed the company is tagging Levi Strauss clothing products, including Dockers brand pants, at two of its franchise locations in Mexico.

McIntyre was tipped off to the activity by a mention in an industry publication. The article indicated Levi Strauss was looking for additional RFID "test partners."

Albrecht believes the companies are keeping mum about the U.S. test location in order to prevent a consumer backlash. Clothing retailer Benetton was hit hard by a consumer boycott led by Albrecht in 2003 when the company announced plans to embed RFID tags in its Sisley line of women's clothing. The resulting consumer outcry forced the company to retreat from its plans and disclaim its intentions.

Levi Strauss can little afford similar problems with consumers. It is one of the world's largest brand-name apparel marketers with a presence in more than 110 countries, but has suffered through several years of declining sales as younger consumers gravitate to new brands. The company has also been hurt by Wal-Mart's decision to cut back on inventory in a bid to shore up its own declining sales.

While Levi Strauss reports that its current RFID trials use external RFID "hang tags" that can be clipped from the clothes and the focus is on inventory management, not customer tracking, the company isn't guaranteeing how it will use RFID in the future.

"Companies like Levi Strauss are painting their RFID trials as innocuous," observes Albrecht. "But this technology is extraordinarily dangerous. There is a reason why we have asked companies not to spychip clothing. Few things are more intimately connected with an individual than the clothes they wear."

"Once clothing manufacturers begin applying RFID to hang tags, the floodgates will open and we'll soon find these things sewn into the hem of our jeans," Albrecht adds. "The problem with RFID is that it is tracking technology, plain and simple."

Albrecht and McIntyre point out that tracking people through the things they wear and carry is more than mere speculation. In their book "Spychips: How Major Corporations and Government Plan to Track Your Every Move with RFID," they reveal sworn patent documents that describe ways to link the unique serial numbers on RFID-tagged items with the people who purchase them.

One of the most graphic examples is IBM's "Identification and Tracking of Persons Using RFID-Tagged Items." In that patent application, IBM inventors suggest tracking consumers for marketing and advertising purposes.

"That's enough to steam most consumers," says McIntyre."But IBM's proposal that the government track people through RFID tags on the things they wear and carry should send a cold chill down our spines."

IBM inventors detail how the government could use RFID tags to track people in public places like shopping malls, museums, libraries, sports arenas, elevators, and even restrooms.

"Make no mistake," McIntyre adds. "Today's RFID inventory tags could evolve into embedded homing beacons. Unchecked, this technology could become a Big Brother bonanza and a civil liberties nightmare."


ABOUT THE BOOK

"Spychips: How Major Corporations and Government Plan to Track your Every Move with RFID" (Nelson Current) was released in October 2005. Already in its fifth printing, "Spychips" is the winner of the 2006 Lysander Spooner Award for Advancing the Literature of Liberty and has received wide critical acclaim. Authored by Harvard doctoral researcher Katherine Albrecht and former bank examiner Liz McIntyre, the book is meticulously researched, drawing on patent documents, corporate source materials, conference proceedings, and firsthand interviews to paint a convincing -- and frightening -- picture of the threat posed by RFID.

Despite its hundreds of footnotes and academic-level accuracy, the book remains lively and readable according to critics, who have called it a "techno-thriller" and "a masterpiece of technocriticism."



ElpidioValdez
Miembro Extremo

Cantidad de mensajes : 2888
Localización : Central Florida
Hobbies : Destapando la verdad
Valoración de Comentarios : -642
Puntos : 1998
Fecha de inscripción : 06/11/2006

Ver perfil de usuario http://www.luzdeyara.foroactivo.com

Volver arriba Ir abajo

Re: CARNET DE IDENTIDAD

Mensaje por Contenido patrocinado Hoy a las 6:31 pm


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.