Secretos de Cuba
Bienvenido[a] visitante al foro Secretos de Cuba. Para escribir un mensaje hay que registrarse, asi evitamos que se nos llene el foro de spam. Pero si no quieres registrarte puedes continuar y leer toda la informacion contenida en el foro.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Facebook
Anuncios
¿Quién está en línea?
En total hay 41 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 41 Invitados :: 2 Motores de búsqueda

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 1247 el Jue Sep 13, 2007 8:43 pm.
Buscar
 
 

Resultados por:
 

 


Rechercher Búsqueda avanzada

Sondeo

Respecto a la normalización de relaciones o el intercambio de presos realizado el miércoles como parte del acuerdo entre Cuba y EEUU

54% 54% [ 42 ]
42% 42% [ 33 ]
4% 4% [ 3 ]

Votos Totales : 78

Secretos de Cuba en Twitter

Hombres tras los sueños

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Hombres tras los sueños

Mensaje por Julio Ramos el Miér Feb 09, 2011 7:29 pm

Hombres tras los sueños
Por Rogelia Castellón


Hoy hablé por teléfono con Jorge Luís Pérez Antúnez. Escuché palabras de hombre cubano, palabras de hombres corriendo para alcanzar un sueño igual al mío, y al de mis hermanos cubanos amantes de la libertad. A pesar de tantas cosas vistas en este exilio tan largo, siempre me asombran la actitud de los luchadores, las entregas y los sacrificios de los hombres y de las mujeres cubanas incapaces de olvidar ni el sueño ni el deber.


Y ayer justamente, me preguntaba ¿ Puede la voz de un hombre sonar feliz cuando sale de un cuerpo golpeado y perseguido? Y, sentí la respuesta. Claro que sí. Siempre, cuando representa a una doctrina viva a través de los siglos. Viva entre los hombres soñadores, pensando siempre en la libertad. Hombres y mujeres entregando esfuerzos y vidas, pensamientos e ideales. Queriendo recuperar lo perdido: patria y libertad. Así, felices, suenan las palabras del cubano Antúnez, pregonando su decisión de quedarse en el terruño amado y de continuar soltando cada día las palabras necesarias para llegar al triunfo, para mantener la doctrina a través del mismo esfuerzo aparecido en cada generación cubana, para formar conciencias de patriotas buscando llegar al ideal definitivo: el logro de la libertad.


Antúnez en su lucha busca palabras de pueblo, abrazos de hermanos, conciencias de libertadores, entrega de hombres y de mujeres deseosos de volver a vivir en la tierra con perfume de sacrificio, con abrazos de amor, con manos sin cadenas, con sonrisas de gentes libres.


Nuestras luchas libertarias han estado enlazadas por diferentes capas ciudadanas. La primera para mis sueños fue aquel indio Hatuey, nacido fuera de nuestra tierra, muriendo en la hoguera para enseñarnos el camino, para no perder la vida libre. Después vino aquel asomar a la palabra, casi desconocida y aún sin comprender llevada a Cuba por un hombre extranjero abrazado a una primera bandera cubana, a los versos de un negro y al sacrificio de un inglés y de otros hombres cubanos amarrados al mismo sueño. Narciso López, y una bandera, Plácido y una plegaria, los cubanos y la muerte por la tierra amada.


Seguíamos viviendo sin libertad, pero ya teníamos espíritu de sacrificio para cumplir el deber de recuperarla, y un día cualquiera, unos hombres privilegiados porque habían vivido con la costumbre de ser amos, descubrieron la palabra desconocida, ¡libertad!


En ese momento era solamente una quimera, pero llegó como verdad para que el blanco y el negro, y el amo y el esclavo la apretaran en sus manos y la llevaran en sus labios para compartirla con cada hermano. Y, triunfaron y existió la palabra y existió también un pueblo feliz con una primera Constitución, y una bandera y una política de libertad.


Pero los pueblos jóvenes se olvidan del pasado y caen de nuevo. Nuestra república perdió el camino, pero como siempre una nueva generación alzó otra vez una bandera y buscó la palabra. La palabra otra vez extraviada. Aparecieron los hombres y mujeres de una generación estudiantil buscando el abrazo del pueblo para recuperar la palabra. Apareció la generación del treinta llena de sueños y con la obligación de recuperar las alas para volar hacia el sueño. Volvimos a tener libertad y patria y orgullo de cubanía. Y, volvimos a olvidarnos del pasado y volvimos a perder todo lo logrado por aquellas generaciones de hombres entrega y el camino del dolor se alargó y la sangre corrió y hasta las memorias se perdieron. Esta vez fue muy fuerte la muralla entre un pueblo y sus opresores. En estos últimos años se perdió la libertad y se perdieron todos los derechos conquistados por la primera sangre, por la primera entrega.


Como será cada vez que la patria llame, los jóvenes y los viejos, los ricos y los pobres, los hombres y las mujeres, los obreros los estudiantes y los campesinos, los negros y los blancos corrieron al encuentro de la muerte en campos, en paredones, y en cárceles para recuperar la palabra amada. Tenemos frente a nosotros los días cercanos de una nueva libertad, buscada por los hombres y mujeres representando al pueblo cubano.


Seguimos teniendo mártires como Orlando Zapata lanzando su último grito para levantar a un pueblo. Tenemos a las mujeres cubanas vestidas de blanco recorriendo las calles del horror en completo desafío para mostrar al mundo que existe un pueblo olvidado. Tenemos a un hombre cubano cuya juventud se malgastó en las cárceles castristas, entregado de nuevo al sacrificio, buscando aliados, soltando palabras, enseñando las heridas de la isla madre dolorosa, para despertar a los que todavía duermen el sueño de la indiferencia hacia la tragedia cubana.


Las voces de Antúnez y la de los buscadores de libertad no van a retroceder frente a los que desde el exilio y desde Cuba, reclaman entendimientos con el régimen no para buscar beneficios para los cubanos, no para tener libertad, solamente para obtener logros económicos. No para buscar encuentros educacionales sino para entregar las palabras portadoras de esclavitud y de engaños. Los cubanos de ahora encontraran la libertad sin acudir a una guerra sangrienta. La encontraran enlazando cada brazo, escuchando a cada hermano, repitiendo una oración y también mostrando rebeldía. Recordando las palabras de Plácido, el poeta negro cubano:


“Ser de inmensa bondad, Dios poderoso A vos acudo en mi dolor vehemente”.

Julio Ramos
Miembro Extremo

Cantidad de mensajes : 2600
Valoración de Comentarios : 575
Puntos : 2087
Fecha de inscripción : 07/12/2006

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Hombres tras los sueños

Mensaje por armando aguilar el Miér Feb 09, 2011 7:36 pm

Antunez es un gigante. Luchando contra el regimen y contra la apatía de quienes desconocen que tambien lucha por ellos.
Gracias por traer este artículo, Julio.
Saludos.

armando aguilar
VIP

Cantidad de mensajes : 4062
Edad : 60
Valoración de Comentarios : 1726
Puntos : 4151
Fecha de inscripción : 18/01/2007

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Hombres tras los sueños

Mensaje por Invitado el Miér Feb 09, 2011 7:59 pm

Excelente!!!! Un tema para recordar y o considerar.


Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Hombres tras los sueños

Mensaje por Contenido patrocinado Hoy a las 10:10 am


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.