Secretos de Cuba
Bienvenido[a] visitante al foro Secretos de Cuba. Para escribir un mensaje hay que registrarse, asi evitamos que se nos llene el foro de spam. Pero si no quieres registrarte puedes continuar y leer toda la informacion contenida en el foro.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Facebook
Anuncios
¿Quién está en línea?
En total hay 52 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 52 Invitados :: 2 Motores de búsqueda

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 1247 el Jue Sep 13, 2007 8:43 pm.
Buscar
 
 

Resultados por:
 

 


Rechercher Búsqueda avanzada

Sondeo

Respecto a la normalización de relaciones o el intercambio de presos realizado el miércoles como parte del acuerdo entre Cuba y EEUU

54% 54% [ 42 ]
42% 42% [ 33 ]
4% 4% [ 3 ]

Votos Totales : 78

Secretos de Cuba en Twitter

José Martí y el Racismo,...Racismo,..Hummm?

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

José Martí y el Racismo,...Racismo,..Hummm?

Mensaje por El tuerto el Sáb Ene 01, 2011 7:58 pm

José Martí y el Racismo
Su Visita a Curazao

Eugene Godfried
Periodista / comunicador social
Trabajador socio-cultural y comunitario
Radio Habana Cuba
Radio CMKS - Guantánamo

ÍNDICE

1. INTRODUCCIÓN

2. ANÁLISIS POLÍTICO Y ANTROPOLÓGICO FÍSICO DE LA ISLA DE CURAZAO

3. MARTÍ Y EL IDIOMA PAPIAMENTO

4. MARTÍ Y SUS IMPRESIONES SOBRE LA MISERIA DE LOS HOMBRES Y MUJERES DE DESCENDENCIA AFRICANA DE CURAZAO

5. MARTÍ Y LOS JUDIOS DE CURAZAO

6. SUS ÚLTIMAS IMPRESIONES DE CURAZAO

7. MARTÍ Y EL FENOTIPO: MULATOS DE CURAZAO

8. UN BREVE ESTUDIO COMPARATIVO SOBRE LA VISIÓN MARTIANA RESPECTO AL RACISMO

9. CONCLUSIÓN

BIBLIOGRAFÍA

English version


1. INTRODUCCIÓN ( oficial)

Desde hace unos años, antes de la conmemoración del 150 aniversario del nacimiento de José Martí, se está notando a través de los medios oficiales cubanos, un incremento considerable de la promoción de la imagen de este luchador por la independencia de Cuba. El discurso oficial en su retórica, que por su forma y estilo de proyectarse cuando de él se trata, tiende a mitologizar y extrapolar su persona y su ideario. Pues, está sucediendo precisamente lo que Leonardo Griñán Peralta nos advirtió, que se está haciendo hábito entre escritores y comunicadores sociales que se complacen en idolatrar, no en tratar de pensar y sentir como Martí, en el sentido más amplio de la palabra. Quiere decir, que no se comprometen en acercarse a Martí, con el espíritu de tomar en cuenta el medio ambiente y las condiciones socio-histórico-culturales que sirvieron de influencia en la formación total de su personalidad. Extrapolar a Martí, es decir, convertir a este pensador en un mito con teorías intocables, no serviría a la causa en lo absoluto y no permitiría derivar verdaderos modelos de conductas para las actuales y futuras generaciones. El ideario martiano no puede convertirse, de facto, en religión. José Martí, al igual que todos nuestros próceres, tiene que ser tocable, pues todos tenemos conciencia, debilidades y activa sensibilidad humana.

Los escritores están empeñados en demostrar la impecabilidad de José Martí en torno a temas que guardan relación, en este caso específico, con el racismo. Desmienten a priori cualquier afectación por él hacia el racismo. No es nuestro objetivo per se de buscar huellas del racismo en este célebre pensador, periodista y comunicador social. Sí nos llama poderosamente la atención el artículo de Martí sobre su visita a Curazao, y quisieramos analizar algunas cuestiones de sus monografías al respecto.

Algunos colegas periodistas, en la práctica, quieren asegurar que Martí, probablemente, nunca haya estado en Curazao. Se piensa, que como algunos periodistas suelen hacer, él hizo una reproducción ficticia de la isla sobre la base de informaciones recibidas por otros. Esperamos que nunca haya hecho este gran fraude profesional. También hay otras versiones que, a posteriori, tratan de limpiar su imagen, por ejemplo, diciendo que no fue su intención de expresarse en términos que se pudieran interpretar como racistas; o que fue, simplemente, cosa de su época de pensar y expresarse en esos términos. Rechazamos, a priori, esas racionalizaciones que no convencen en absoluto cuando analizamos el pensamiento y conducta de personajes que vivieron y actuaron en todas las épocas de la vida humana. Todas las épocas son épocas.

Consideramos que el diálogo está abierto, y todos pueden participar con sinceridad, franqueza y honestidad. La historiografía oficial presenta sus impresiones, expuestas y plasmadas tanto en el idioma español como en el francés en las páginas 129-142, del tomo 19, "Obras Escogidas, de José Martí".
2. ANÁLISIS POLÍTICO Y ANTROPOLÓGICO-FÍSICO DE LA ISLA DE CURAZAO, POR JOSÉ MARTÍ

José Martí hizo escala en Curazao durante su viaje a Venezuela, en marzo de 1881, y se equivoca en su concepción política de esta isla, cuando describe:

"…esos juguetillos de madera que labran y pintan en sus horas de ocio los labriegos de la opaca Alemania". Esta ponencia nos revela que Martí carece de precisión en su conocimiento de la política de Europa Occidental y Central y sus relaciones con el Caribe; pues Curazao no tenía nada que ver con Alemania y sí con Holanda. Esos dos países, Holanda y Alemania, comparten frontera, pero son independientes uno del otro. Holanda mantuvo una relación unilateral con sus colonias del Caribe imponiendo su estilo estético tradicional al realizar las construcciones en sentido general. Es por ello, que fuentes ligadas al chovinismo provenientes del Reino de los Países Bajos se complacen, irónicamente, en llamar al territorio de los países de Las Antillas Holandesas y Aruba, "The Dutch Caribbean" (El Caribe Holandés).

En su segundo reportaje, describe el panorama antropológico-físico del pueblo de esta isla caribeña, y revela su visión eminentemente eurocentrista:

"Al amanecer del octavo día se abren los ojos ante una preciosa y pequeña ciudad: una posesión holandesa..." (Ahora admite que se trata de una posesión holandesa E.G.) "...No hay en ella más que calles sucias, casas amarillas, caras enfermizas, negras gritonas y negros desvergonzados, algo así como una eterna disputa entre loros y cotorras; se maldicen, se insultan, se amenazan con matar, se alzan los remos como para partir la cabeza ...Las riñas de los negros de Curazao, tal es el nombre de la ciudad -ciudad o más bien isla-, (la capital de Curazao es Willemstad, E.G.) son como nubes tronadoras de las que jamás se desprendería el rayo. La ciudad, llena de criollas perezosas, de holandeses que representan a la metrópoli, de judíos ricos..."

¡Qué consideración tiene Martí de los "holandeses" que representan "la metrópoli y qué ‘simpatía’ tiene hacia las "criollas perezosas"! ¿Debemos entender negras perezosas? ¿Y eso, de los "judíos ricos", es un signo de admiración hacia esta etnia?

Martí continúa exponiendo su ensayo antropológico-físico de Curazao en la que persiste la transparencia de su visión euroiberocentrista y se pudiera decir también, euroiberosupremacista. Veamos sus siguientes palabras:

"Eso es desde lejos Curazao: una caja de casas de juguetes... Solo que aquí luego que se entra en la vía plácida, y que el buque fatigado pegasus -ijares henchidos de cajones y barriles- al muelle por donde vagan unos cuantos negros de lánguido andar y pies descalzos… negros de negro chaleco y holgado pantalón y saco blanco…ora trotando traviesamente el anca esquiva del negrillo gentil que lo fustea…¿Y las pastoras? Las pastoras aquí son mulatas anémicas, negras informes, viejas harapientas que ahúman a la orilla de la ría sardinas secas".

Martí tuvo modesta, pero muy especial atención por la mujer de descendencia africana, llamada por él ‘negra’ y otras veces ‘mulata’, cuando expresa lo siguiente:

"Un cotorral parlero que vuela espantado de una palma a otra, no voces, no cacarea, no grita con tan estridente grito, no asombra y asorda como esta parvada de singulares criaturas, que huelgan ampliamente dentro de sus vestidos de percal inflados por el viento. No las redimen a nuestros estéticos ojos de su negro color , la curva llena, la hendida espalda, los fulminantes ojos, la hinchada sensual boca, las pomas altivas, los hombros redondos, los menudos pies de la mujer negra de Africa."

Nos da la impresión de que Martí, a través de la mujer de pinta prieta de Curazao, incrementa su conciencia y aprecio por África.

Las contemplaciones antropofísicas de Curazao del Maestro sobre la así llamada ‘raza negra’ son funestas y dejan un sentimiento de dudas muy grande en torno a su integridad. Se trata de su visión distorsionada con relación a su prójimo con otro color de piel.
3. MARTÍ Y EL IDIOMA PAPIAMENTO

Después de habernos dibujado el paisaje geográfico, arquitectónico y su sorprendente análisis antropológico de los habitantes de la isla caribeña, el Maestro procede hacia el tema lingüístico.

Él insiste en su sentencia despectiva (racista) cuando se refiere a los descendientes de africanos de Curazao. Consiguientemente plantea, erróneamente, criterios lingüísticos sobre el origen del idioma de esta isla que es el papiamento, y expresa:

"Ahí van, raza degenerada, raza enferma, hablando rápidamente, con la exuberante fluidez del trópico, una lengua innoble y singular, mezcla incorrecta y bochornosa de castellano y neerlandés, una lengua que está entera en su nombre: papiamento…"

Como señal y muestra de que no era ninguna casualidad su criterio sobre el papiamento, él repite en su informe, con más énfasis, lo siguiente:

"Las gentes de Curazao -aparte de los holandeses, que hablan su idioma materno,- hablan un español horrible y un dialecto mezquino, sin fuerza ni gracia, el papiamento que es el español con terminaciones holandesas: así de sufrimiento hacen suffrimentol, de católicos, catholikanan."

¡Qué equivocado e imprudente estaba Martí!

¿Cuál es el error del Maestro? ¿Qué es lo que no sabía de la estructura orgánica del idioma papiamento y de dónde proviene ese idioma no europeo?

Es cierto que el holandés es la "lengua" materna de los holandeses, europeos, de ojos azules, verdes y pelo rubio. En esto no discrepamos con Martí. Ni tampoco pudo haber sido esto una sorpresa para él. Sin embargo, ¿es el holandés un idioma digno y no el papiamento? El nos deja con esa peligrosa interrogante.

Martí expresa que los habitantes de Curazao hablan mal el castellano. ¿Por qué este chovinismo lingüístico? Se sabe que el castellano standarizado es el idioma de la élite de Madrid, capital de España.

Martí ignoraba la génesis del papiamento. Esta lengua es una fusión entre idiomas africanos occidentales y el portugués. En el transcurso de los años recibió influencias, además del holandés, del inglés, francés y español.

Los ejemplos dados por el Maestro no se conocen como tal en el papiamento, por eso, sufrimiento sería s u f r i m e n t o/u y católicos, puede haber tenido sus varias formas de escribir en dependencia de quienes hayan ejercido la influencia. Por ejemplo, si en la Iglesia de Santa Ana en Otrabanda, que presentimos que es a lo que se refiere Martí, probablemente, bajo las influencias de los sacerdotes y frailes holandeses, se podría haber visto escrito "c a t h o l i c a", como influencia del holandés "catholiek"/ "katholiek".

Ignoramos quién fue el guía, acompañante y traductor de José Martí durante su visita y breve recorrido por la isla de Curazao. Pudiera ser que no buscó la información precisa antes de expresarse sobre temas tan delicados como el papiamento.

3.1. Reflexionando sobre sus criterios linguísticos con respecto al papiamento, nos hace pensar sobre la influencia que esto haya podido tener en Cuba con relación al estudio de idiomas, en especial los criollos. Su desprecio por el papiamento como idioma no europeo, implícitamente descalifica a todos los idiomas criollos del Caribe. Esta postura elitista promueve el chovinismo lingüístico de los idiomas europeos, tales como el español sobre los idiomas criollos. Oficialmente, el idioma castellano o español es el idioma vehículo de la sociedad cubana. A pesar del hecho de que en esta nación caribeña radica un significado número de inmigrantes haitianos que hablan el kwéyol o creole, este idioma no se imparte en ninguna institución de enseñanza. Se destaca la iniciativa de distintas organizaciones de residentes y descendientes haitianos, por ejemplo la de Guillermo Marcel y Olivia Labadí en Guantánamo y el Banzil Kreol, dirigido por su presidente, Hilario Batista, en La Habana, que persisten en enseñar y promover el idioma kwéyol o creole en Cuba. Por otro lado, el inglés criollo del Caribe tampoco se reconoce, ni se estudia. No existe en la televisión ni en las radioemisoras ni un solo programa en estos idiomas criollos, salvo excepciones a través de los programas de Eugenio Godfried y Ana Peralt en Radio Habana Cuba. También se trasmite todos los domingos de 6:00 p.m. a 7:00 p.m. el programa "EL CARIBE QUE NOS UNE" producido y conducido por Eugenio Godfried en la emisora guantanamera CMKS. Se manifiesta un creciente interés en la búsqueda del valor del no oficialmente reconocido español criollo de Cuba, o mejor dicho el idioma cubano, que contiene influencias de los idiomas indígenas, africanos, como el mande, yoruba, ekpe, aladá, bantúes, etc. Existen en el idioma como expresión popular las terminologías indígenas maraca, guayo, yuca, entre otras, así como africanos chékéré, chébéré, aséré y muchas más.
4. MARTÍ Y SUS IMPRESIONES SOBRE LA MISERIA DE LOS HOMBRES Y MUJERES DE DESCENDENCIA AFRICANA DE CURAZAO

Dejando el tema lingüístico, Martí nos comunica sus impresiones sobre los hombres y mujeres de Curazao:

"Ahí van, los hombres, en el traje ordinario de los negros pobres de estas tierras, ancho el sombrero de penca, azul o llama la camisa, de lienzo el pantalón blanco,…" "...Y pasan durante el día los empleados públicos que van de un lado a otro de Curazao…" "...Y las ventrudas y descalzas negras, con la maciza crespa cabellera oculta por el pañuelo amarillo, azul, morado, rojo, cuyas flotantes puntas, como sonrientes en rebeldía, azota el bosque el viento; el desnudado seno holgado dentro del talle; deshonestamente alta la saya por delante, como para que no estorbe los pies recios y por detrás lujosamente larga, por ese vil empeño que tiene siempre en no parecer miserable la miseria..."

¿Dónde está su análisis y condena sobre el colonialismo euro-holandés?

¿Son los oprimidos responsables de su pobreza y miseria?

Martí adquirió conciencia de que la sociedad de Curazao consta de inmigrantes europeos, africanos y también judíos. Les invitamos a ver sus impresiones sobre esta última categoría social.
5. MARTÍ Y LOS JUDÍOS DE CURAZAO

¿Se podrá detectar sentimientos de antisemitismo en la siguiente observación de José Martí? :

"De vez en cuando, por entre las verjas del patiecillo que sirve de vestíbulo a algunas de las más risueñas casas, asoman, como recortando trozos de amarillo cielo egipcio, perfiles de acero, arrogantes perfiles semíticos…."

¿Son sugestivos o no los adjetivos que usa? Un poco asombrado nos sigue contando José Martí,

"….Y los judíos son allí (en Curazao, E.G.) muy amados, porque las gentes del pueblo -dicen que hacen obra- la mejor de las obras, la hermosa limosna…"

En cuanto a ‘la hermosa limosna’, expresado por Martí, deja una neblina tanto con relación a los judíos, como con los descendientes de africanos. Implícitamente enfatiza la denigración de los africanos y ridiculiza el supuesto gesto de caridad o generosidad de los judíos de Curazao.

¿Es acaso una manifestación rara o inaceptable que un pueblo no judío pueda querer a los judíos? ¿Es que Martí estaba bajo la influencia de los prejuicios y estereotipos antisemíticos que dominaban especialmente en la España cristiana, país donde él pasó una importante parte de su formación adolescente y juvenil? No entendía porqué los judíos eran ricos en esa sociedad que abolió la esclavitud el 1ro. de julio de 1863. Curazao, fue gobernado por los Protestantes Reformistas holandeses. Esta isla fue refugio de los judíos, perseguidos por la Inquisición Católica. Holanda Protestante les dio asilo político. Entre la comunidad judía de Curazao se encontraron personas como Mordechai Ricardo, entre otros, que era desde hacia años muy amigo de Simón Bolívar y que activamente apoyó la lucha libertadora de la Gran Colombia. Por último, los judíos de Curazao, de origen Sefardita, expulsados de España y Portugal, tenían siempre el hábito de hablar el idioma papiamento igual que los descendientes de africanos de esta isla caribeña. Por ser procedentes de la península Ibérica, conocido como Sefarad en el idioma hebréo y de origen palestino, siempre han estado históricamente vinculados con África. Fue el colonialismo holandés y su Compañía de las Indias Occidentales que los involucró en la empresa esclavista de Curazao.Esto aclara la relación íntima entre los judíos sefarditas y los descendientes de africanos de Curazao.
6. LAS ÚLTIMAS IMPRESIONES DE MARTÍ SOBRE CURAZAO

El Maestro, elocuentemente, dice: "Pensar es desencadenar. Es sentarse a ver volar, como de entre senos de nubes, bandadas de pájaros. -Noble tarea-¡pensar!"

Seguimos pensando y tratando de capturar las diferentes aves de ideas que el pensador soltó al cielo azul de Curazao, cuando dice:

"Más abigarrada es la población, árida la tierra, parleras las negras holandesas...y si al doblar una calle, viértese en (ininteligible) un carro largo y negro, traído a rastras de mal grado por un mísero y mal caballejo. Y coronado en el pescante por (ininteligible) cochero. Sentado a par de un chicuelo haraposo y alegre. Que viene del pueblo silencioso como de gozosa gira, - si tras el menguadísimo atalaje, arreo indigno de cosa tan grandiosa como un muerto, asoma un caballero escueto, como si se hubiera tallado en una lanza un hombre, y coronado con empinada chimenea y puéstole en las manos bastón negro , que mueve gravemente a manera de pavo, si tras él, a distancia larga, asoman dos ancianos, de faz para el severo trance pergeñada, enlevitados como cuáqueros, graves como dómines, luengos como flechas, negros como hierro damasquino en los talleres de Eibar, y asoman luego en masas caprichosas, como colosales gotas de tinta, grupos de dolientes, dibujándose el negrismo conjunto...", sobre el suelo amarillo, liso, claro como en una brillante acuarela de Heilbuth......entre las ruinas y (ininteligible) del despedazado Coliseo, - aflígese el ánimo de ver como los hábitos de los pueblos, - y la escasez de ese supremo bien – fuente de goces y aureador de abismos, el sentido artístico – puede hacerse para los (ininteligible) asunto de burla (ininteligible) gorja – el místico trance y hora venturosa, grado de vida para el que ha obrado con valor y con honor – ¡la muerte!".

Un cortejo fúnebre de descendientes de africanos de pinta prieta de Curazao, impresionó a nuestro narrador, José Martí. Este proceso alimentó su conciencia y sensibilidad hacia las diversas culturas. Empieza a entenderse así mismo mejor, que él, en sentido culturológico, es diferente a los actores que observaba delante de él en la tropical isla caribeña de Curazao. Sin embargo, recibe la esencia de algunos de estos valores expuestos por los dolientes de este cortejo fúnebre, lo que lo lleva a ver la vida misma de forma diferenciada.

Martí exclama a continuación:

"¡Oh, mas cómo se agita ya, para mí que vengo de la ahogante nieve, - el alma poderosa americana! ¡Cómo, a ruido de aroma, brilla por entre esas paredes amarillas, sólidas murallas viejas, casas echadas abajo por los temporales, portales coronados de los históricos hipogrifos neerlandeses – este espíritu férvido y amante, - que el amor, como en un cráter, hierve, - en que los fuegos de la pasión se apagan en las salinas lágrimas de la Verdad!

¡Aquí empieza ya la mujer a ser tierna, - el niño a ser brillante, a ser heroico y generoso el hombre ¿Cuándo se prendió?..."

Martí se dio cuenta, finalmente, de las diferencias entre el mundo donde él tuvo mayor tiempo de desenvolvimiento, sobre todo, en los Estados Unidos, donde las manifestaciones etnográficas eurocentristas eran dominantes y consideradas normales. Por otro lado, se vio confrontado con otro mundo de expresiones etnográficas y culturales no esperado por él, en la sociedad post-esclavista de Curazao. Una sociedad compuesta por africanos, judíos, asiáticos y europeos que expresaban, abiertamente, sus valores y normas folklóricas.

Martí se llena de emoción, y empieza a hablar, en sentido diferenciado, sobre la sociedad multiétnica de Curazao, cuando exclama:

"¡Qué buena, qué benévola, qué confiada, qué saludadora, qué servidora, qué blanda es la gente! Del no conocido fían, al extraño saludan y agasajan.

Salen los (ininteligible) a agradecer;...".

Suponemos que cuando el Maestro habla de "la gente" , se refiere también a los descendientes de africanos de Curazao, religiosamente llamados por él "negros".
7. MARTÍ Y EL FENOTIPO: MULATOS DE CURAZAO

Después de haber oído referencias y valoraciones de Martí sobre los negros de Curazao, él habla de otro fenotipo: "el mulato".

Dice Martí:

"... y cuando hallo al niño que perdimos ¡con qué jubilo salieron los buenos mulatos descalzos a darme la noticia!..."

¡Qué diferencia en su juicio cuando habla de "buenos mulatos"!

Reflexionando sobre el concepto "mulato" observamos las siguientes conclusiones. El colonialismo europeo, en este caso español, ha introducido en el mundo una serie de fenotipos que imperan desde la época esclavista. Mencionamos algunos: "blanco", "negro", y producto de las mezclas, "mulato", "mestizo", "cuarterón", "sambo", etc. Cada fenotipo va acompañado de prejuicios que contienen valoraciones de "bueno" o "malo", "apreciable" o "despreciable" y también de códigos de conductas para cada cual. Por ejemplo, 1) blanco, descendiente de europeos, es bueno y actúa de tal o más cual manera considerado positivo. 2) El negro, descendiente de africanos, es malo o inferior y sus valores y normas heredados de África son despreciables y rechazables. 3) El mulato, que es tanto descendiente de europeos como africanos es mejor que el negro en todo sentido de la palabra, por ser más "adelantado", por su color de piel clara y pelo lacio o semilacio, y con facciones somáticas más próximas al amo europeo.

El colonialismo eurocentrista ha hecho hábito en referirse en términos simplistas y racistas a los seres humanos procedentes de Europa. Ya no habla de las diferentes variedades de nacionalidades y culturas como galos, iberos, lusitanos, godos, anglosajones, batabos, germanos, celtas y otros. Cuando estos inmigrantes llegan al Caribe u otras partes del Continente Americano se convierten automáticamente en "blancos con todos sus privilegios hegemónicos". Por otro lado, el sistema eurosupremacista denomina a nacionalidades africanas como igbos, nagos, yorubas, jolofs, mande, bakongo, bámbara, etc, de "negros", pues "malo" y "humillado".

Cuba conoció ideólogos en el siglo XIX, portavoces de la élite esclavista que abogaban abiertamente por la extinción de la así llamada "raza negra". Félix Varela, en una ocasión, sentenció: "Ser negro es señal de ignominia". José Antonio Saco consideró la "raza negra" como "la barbarie" de la cual Cuba tenía que liberarse, trayendo "blancos" desde España para sustituirla. Otros opinaban que había que "limpiar" a Cuba de negros, promoviendo la importación de hombres blancos de España para cruzarlos con mujeres negras hasta lograr la total desaparición de la raza negra en Cuba. En este marco se desarrolló aún más el concepto del mulato, considerado como más aceptable y con mejores cualidades físicas e intelectuales que el así llamado negro. Algunos de estos teóricos desarrollaron la idea, por otro lado, que el mulato o la mulata define la nacionalidad cubana, racionalizando las violaciones y de tendencias genocidas de la nacionalidad africana.

Martí nació, vivió y ganó conciencia en medio de este ambiente nefasto. Por su origen y pertenencia a la categoría social española, pues no esclavizada, es bien lógico a entender que esas tendencias también le tocó. Esto se confirma cuando él habla de buenos mulatos. ¿Cuál será la etimología de esta denominación mulato? Sin querer ser simplistas, el sustantivo "mula" antecediendo el diminutivo –to- nos recuerda a los cruces entre caballos y burras. El vocabulario racista de la época de la trata de esclavizados africanos, así como el propio sistema, solía utilizar expresiones que referían a los africanos esclavizados como animales. Y el mismo lenguaje esclavista, con su ideología racista, utiliza diminutivos para de forma eufemística suavizar sus intenciones denigrantes, como –to, -ta, -tico, -tica, etc. Pues, no nos extraña, que la denominación mulato también provenga de la misma tradición histórica.

Martí, con estas últimas expresiones, se caracteriza por haber tenido una visión eurocentrista diferenciada sobre la realidad de Curazao. Sin embargo, consideramos que el joven periodista maduró sus ideas y sus experiencias adquiridas en el año 1881 en Curazao. Esto le sirvió de base para su futura visión sobre el factor africano en las luchas libertarias de Cuba, elemento indispensable para el éxito de la Guerra de Independencia de 1895, lo que José Antonio Aponte y Ubarra, el poeta Plácido y también Antonio Maceo y Grajales, cubanos de descendencia africana, ya lo habían expuesto a prinpios y mediados del siglo XIX.
8. UN BREVE ESTUDIO COMPARATIVO SOBRE LA VISIÓN MARTIANA RESPECTO AL RACISMO

Curazao y su pueblo pudo contar con la visita de José Martí quien -asumimos-, estaba en proceso de evolución con respecto a sus criterios ideológicos de raza, color, esclavitud, emancipación. Esto es una dinámica que consideramos plausible en cualquier ser humano y que va liberándose de ideas dotadas de supremacía y desprecio hacia las diferencias entre seres humanos. En este caso se trata de las ideas relacionadas con el fenómeno de raza, etnia, credo, etc.

Como ya hemos indicado, el período histórico de las luchas libertadoras en Cuba, fue el momento apropiado para que Martí pudiera reflexionar sobre cuestiones raciales. Él pudo contemplar los siguientes acontecimientos.

La Guerra de los Diez Años (1868-1878), y las posteriores conspiraciones hasta el inició de la guerra de 1895, fueron dirigidos por la élite de hacendados esclavistas y otros sectores comerciales y burocráticos de descendencia iberoespañola. Como ya hemos señalado, se aferraban a ideologías y actitudes plenamente racistas. Sus contradicciones con España eran de carácter fundamentalmente económicas y no culturológicas. No estaban dispuestos a compartir ganancias con sus ancestros en España. Sus intereses eran de apropiarse de todos los beneficios ganados gratuitamente en la explotación de los humildes y humillados. Esto explica también el porqué de la demora de la abolición del sistema de esclavización de africanos en el año 1886 y la trata ilegal de seres humanos africanos. Sus luchas no tenían nada en común con las luchas libertadoras de los así llamados "cimarrones" indígenas, africanos y chinos, quienes durante toda la época de la colonización lucharon por su independencia y liberación.

Todo lo contrario sucedió con los sectores sociales dominantes que activamente participaron en la destrucción de los territorios liberados por los gremios humildes y explotados, no europeas, llamados "palenques". Antes de continuar, es necesario destacar, que no simpatizamos con la terminología "cimarrón", porque nos recuerda, de nuevo, las prácticas deshumanizadoras y abominables de la época de la trata de esclavizados y el propio sistema de esclavización de seres humanos. Porque "cimarrón" en los idiomas portugués y español es el animal que se escapa de un hato o rebaño, por ejemplo, de chivos o carneros y abandona a su pastor o dueño. Nos parece más correcto hablar de "hombres y mujeres liberados e independientes de las metrópolis eurocentristas".

Regresamos con nuestra reflexión sobre Martí, quien tuvo que ver con estos elementos que, fundamentalmente, integraban la dirección de las luhas independistas durante todos estos años a partir de la Guerra de los Diez Años. Su participación más notable fue a partir de la Guerra Chiquita, que excluyó a la parte Oriental de Cuba y a Antonio Maceo. Pues los dirigentes elitistas eliminaron a la zona de Oriente de africanos e indígenas. Martí ha tenido que bregar con todas estas cuestiones que en sus raíces son racistas.

El tema racial continuaba vigente dentro del movimiento libertador, posterior a la abolición de la esclavitud en Cuba. Indudablemente se produjeron serias discrepancias entre prominentes miembros de la dirección independentista y los seguidores verdaderos de la Protesta de Baraguá, 1878, bajo la dirección del ilustre Antonio Maceo. En varias ocasiones, Maceo enfatizó: "Yo que pertenezco a esa raza (africana E.G.)…", motivando la base de su enérgica condena a las ideas y acciones de la élite dominante euroiberocentrista que gobernaba Cuba en aquel entonces. En Baraguá Maceo dejó plasmado con toda la claridad necesaria, a la élite eurocentrista española y sus lacayos en Cuba, que no hay independencia sin la total abolición de la esclavitud.

Entonces, nos apoyamos, de nuevo, en Leonardo Griñán Peralta, en señalar que Martí pronto percibió que el racismo disgregaría lo que él quería ver unido a la hora de concretar las luchas independentistas en su país natal, Cuba. Y, antes de fundar el Partido Revolucionario Cubano, por convicción moral y, después de ello, por conveniencia política, siempre trató de poner fin al despotismo de los negrófobos tanto como al recelo de los negrófilos; pues se dedicó en dictar posiciones anti-racistas.

Considermos que Martí, sin embargo, muchas veces mantuvo posiciones de equidistancia. Él habló de la existencia de dos racismos en Cuba. ¿Dos racismos? ¿Por qué? ¿Cuáles eran? ¿Acaso, es protestar y luchar contra la trata de esclavizados, la esclavización de indígenas, africanos y chinos, ser vulgarmente dicho, racista? ¿O son estos mecanismos de defensa del propio sistema colonial esclavista? En esta discusión no podemos quedar bien con Dios y el Diablo, Martí tampoco.

En este debate nos preocupa el tema de la - conveniencia política - aquí señalada y que encontramos en la siguiente ponencia una contradicción, que pretende precisamente dar una posición de equidistancia al Maestro. En alguna ocasión Martí expresó: "Más que blanco, más que negro, somos cubanos". Aquí él prioriza el fenómeno de la nueva nacionalidad a crearse y deja intacto el conflicto racial entre los descendientes de europeos y africanos. No ofrece ninguna solución a ello y lo evita. Es inconcebible que con esta sentencia Martí se haya dirigido a Antonio Maceo, a los descendientes de africanos, a los indígenas, a los chinos, a otros asiáticos, ai a los europeos humildes y solidarios radicados en Cuba que ya en Baraguá, en 1878, dijeron como ya hemos señalado, "ninguna independencia sin la total abolición de la esclavitud". Él habló claramente para los hacendados, comerciantes y burócratas pertenecientes a la élite euroiberocentrista. Expone en otro momento, dirigiéndose a esa misma categoría social dominante: "es necesario contar con lo que no se puede suprimir", y que "lo que no se puede cambiar ha de tomarse como es". Nos apoyamos en Leonardo Griñán cuando señala que con esto Martí está planteando que en Cuba no se podía eliminar a los negros ni hacer desaparecer el mestizaje. Ahora, la pregunta inmediata sería: ¿José Martí también contempló alguna vez la posibilidad de exterminio demográfico de los descendientes de africanos, llamados ‘negros’ por él y otros? De lo contrario, ¿cuáles serían las justificaciones de las anteriores expresiones?

En estas ponencias, nuestro colega no condena en firme las tendencias nefastas que existían en teoría y práctica en Cuba, en cuanto a la cuestión racial, pero buscaba una vía intermedia a la hora de tratar el fenómeno. En el proceso de ser ‘líder’ de la Revolución independentista, no polemizó con los sectores dominantes sobre la cuestión del racismo. Estamos persuadidos de que sí estaba claro para él, en determinado momento, que la unidad entre las distintas etnias era inevitable para el éxito del proceso de liberación nacional.
9. CONCLUSIÓN

Finalmente, la visita de José Martí a Curazao, Antillas Holandesas, nos hizo meditar profundamente, por segunda vez, sobre la vida de dos próceres de las luchas independentistas contra España: José Martí y Simón Bolívar. De ambos existen interrogantes delicadas, relacionadas con el problema del racismo. Hemos tenido que bregar con la pregunta categórica de que si estos grandes hombres de pensamientos y acciones eran racistas. Los dos casos, Bolívar y Martí, han tenido que ver con la isla de Curazao. Primero, Bolívar se quedó históricamente comprometido con el fusilamiento del General curazoleño, de descendencia africana, Carlos Manuel Piar. Piar fue hombre de gran influencia entre las masas indígenas, africanas y de otras descendencias radicadas en las Guayanas. Logró, junto con sus hombres y mujeres de guerra, la capitulación de Angostura, el día 18 de julio de 1816, expulsando a los realistas. Bolívar, poco antes, en Barcelona, acababa de asumir el título de Jefe Supremo de la República y Capitán General de Armas de Venezuela y Nueva Granada. Cuando Bolívar llegó a Angostura para entrevistarse con el victorioso Carlos Manuel Piar, surgieron conflictos entre Bolívar y Piar sobre las estrategias. Bolívar acusó a Piar de llevar una guerra de razas o de color. El Libertador Bolívar decidió instalar un Consejo de Guerra, semejante a una Corte Marcial, bajo la dirección del Almirante Pedro Luis Brión, también de Curazao y de descendencia flamenca- holandesa y católica. Esta Corte Marcial sentenció el 16 de octubre de 1817 pasar al General Carlos Manuel Piar por las armas.

Bolívar, desde el inicio de las disputas, se refirió al General Carlos Manuel Piar, conocido como el Libertador de Oriente, que encierra toda la zona oriental del río Orinoco en las Guayanas, como "el monstruo", y exigió su "destrucción". Durante el proceso de juicio y acusación, Bolívar emitó un "Manifiesto" el día 5 de agosto de 1817, atacando al Caudillo Piar: "¿Quiénes son los autores de esta revolución, no son los blancos, muy ricos, la aristocracia y los jefes de la milicia?" El día 17 de octubre de 1817, él se dirigió de nuevo a los soldados mediante una "Proclamación", después que en la madrugada de ese mismo día, Piar fue fusilado por orden del Consejo de Guerra, presidido por su compatriota Pedro Luis Brión, con el objetivo de justificar su decisión. Bolívar indicó que el problema racial ya estaba resuelto, "¿No son ustedes iguales, independientes, felices y respetados? ¿Piar podría ofrecer beneficios?. Bolívar, él mismo, contestó: NO, NO, NO".

Bolívar se equivocó enormemente, pues el problema racial estaba lejos de haberse resuelto en ese territorio. Y ejemplos sobran para demostrar esto en otro trabajo. Sí podemos asegurar aquí, que estas ocurrencias y posturas de Bolívar, ponen en duda la imparcialidad de la Corte Marcial instalada por él y presidido por el Almirante Pedro Luis Brión. Además, se dice que Piar insistió que Bolívar se opuso a él motivado por razones racistas. Lo odió por su piel oscura y sus grandes éxitos logrados como líder. En Guayana, la parte oriental de Venezuela y, lógicamente, también en Curazao y las Antillas Holandesas existe hasta la fecha un ambiente nada favorable hacia el Libertador Bolívar. Aunque, por otro lado, en sentido general, se mantiene el respeto y admiración por las luchas libertarias del caraqueño quien vivió en Curazao y Bonaire durante sus momentos de exilio y preparación de luchas, en 1815. Hasta aquí nuestra observación preliminar sobre el Libertador Bolívar, con relación al debate sobre el tema del racismo.

Por último, años después, Martí hizo un atentado por escrito contra el idioma papiamento, agrediendo automáticamente también al pueblo de descendencia africana, creador de este auténtico medio de comunicación humana. Asimismo, las descripciones y los adjetivos usados por el Maestro con relación a esta categoría social no dejan lugar a dudas.

Estudiar, analizar y considerar nuestra propia historia con la rigidez necesaria es una virtud. Hay que desmitificar donde haya que hacerlo y con valentía para evitar que las generaciones futuras nos sancionen por la falta de transparencia en nuestra objetividad, pensamiento y acción.
PAZ, IGUALDAD Y COOPERACION

Eugène Edward Godfried y Presilia Martes, 11 de marzo 2003,
Periodista / Comunicador social / Guantánamo,
Especialista del Caribe / Cuba,
Periodista / Productor y Conductor radial / Trabajador Comunitario / Conferencista / Autor

Radio Habana Cuba

Radio CMKS, Guantánamo, Cuba

eugeneg@afrocubaweb.com

Todas las opiniones expuestas en esta obra son de la responsabilidad del autor. E.G.
BIBLIOGRAFIA CONSULTADA Y RECOMENDADA

HEMOS CONSULTADO LA SIGUIENTE LITERATURA QUE LE RECOMENDAMOS ESTUDIAR:

Psicografía de José Martí - Leonardo Griñán Peralta

Obras completas, Tomo 19,– José Martí

Los Prejuicios Raciales y sus mecanismos, de reproducción María Magdalena Pérez Alvarez (artículos en revista Tema, La Habana)

PAPELES DE MACEO – TOMO 1 y 2

Idearium Maceísta – Armando Vargas Araya, Editorial Juricentro, Costa Rica.

History of the Jews in Curaçao

Voice of a slave – Dr.Frank Martinus Arion, Curaçao

Descubrir a Dios en el Caribe – Dr. Armando Lampe, Aruba

A little matter of genocide - Dr. Ward Churchill

Abolicion y Azucar -

http://www.simon-bolivar.org/Principal/bolivar/marti_y_el_racismo.html

El tuerto
MIEMBRO DE HONOR SC
MIEMBRO DE HONOR SC

Cantidad de mensajes : 7114
Edad : 57
Localización : Miami
Hobbies : Cumplir la norma de aplaudir a los farsantes,..dizque anticastristas,..
Valoración de Comentarios : 2154
Puntos : 6967
Fecha de inscripción : 05/02/2007

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: José Martí y el Racismo,...Racismo,..Hummm?

Mensaje por josevaldes el Sáb Ene 01, 2011 11:24 pm

Interesante...existen aparte algunas actitudes de Martí como ser humano...de las que nunca se habla....la primera...vivió 42 años...y de esos 42 años 14 años los vivió en los Estados Unidos...yo creo que desde los 18 años Martí era un ser ...pensante como un adulto...quiero decir aunque todos crecemos siempre...
pero escribir tanto en contra de Los Estados Unidos...y tan fuerte...como lo que escribió...no va con vivir dentro de ese país...durante 14 años y curiosamente fue la época donde mas dinero ganó en toda su vida...entonces lo escrito no se acompaña...de sus actos.
La otra ...que tiene que hacer...reuniéndose con el dictador mexicano Porfirio Díaz...sobre los destinos de nuestra Patria..tampoco es muy gracioso...bajo ningún concepto...reunirse con un déspota...si bien por acciones de su amigo Manuel Mercado...casi toda la familia se instaló durante mucho tiempo en México...incluso una de sus hermanas se casó con un militar mexicano...y todavía andan sus descendientes...por acá...agregando que gracias a la acción de Manuel Mercado su padre recibió una pensión decorosa para la familia.
Y la última...tampoco fue un buen ejemplo de padre...si bien es verdad..que se ocupó algún tiempo de su hijo...y quizás estuvo al pendiente...como pudo...pero en mi modesta opinión así no se cría a un hijo...no se trata de opacar la figura del cubano mas universal...pero nadie es perfecto...lo demás quizás ya se sabe...con relación a lo que pasaba en la guerra...y sus relaciones algo difíciles con el general José Antonio Maceo y Grajales...quizás la familia...mas entregada a la causa cubana...todos en la manigua..y muchos de ellos perdieron su vida...en la guerra.

josevaldes
Miembro Especial

Cantidad de mensajes : 1008
Edad : 52
Hobbies : AJEDREZ BÉISBOL MEDICINA
Valoración de Comentarios : 193
Puntos : 898
Fecha de inscripción : 13/09/2007

Ver perfil de usuario http://www.buscandolaluz-josevaldes.blogspot.com

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.