Secretos de Cuba
Bienvenido[a] visitante al foro Secretos de Cuba. Para escribir un mensaje hay que registrarse, asi evitamos que se nos llene el foro de spam. Pero si no quieres registrarte puedes continuar y leer toda la informacion contenida en el foro.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Facebook
Anuncios
¿Quién está en línea?
En total hay 25 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 25 Invitados :: 2 Motores de búsqueda

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 1247 el Jue Sep 13, 2007 8:43 pm.
Buscar
 
 

Resultados por:
 

 


Rechercher Búsqueda avanzada

Sondeo

Respecto a la normalización de relaciones o el intercambio de presos realizado el miércoles como parte del acuerdo entre Cuba y EEUU

54% 54% [ 42 ]
42% 42% [ 33 ]
4% 4% [ 3 ]

Votos Totales : 78

Secretos de Cuba en Twitter

Pedro Jova, las injusticias que todos olvidaron.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Pedro Jova, las injusticias que todos olvidaron.

Mensaje por glezbo el Mar Dic 07, 2010 9:43 pm

Muy buen articulo traido desde el blog Cafe Fuerte sobre las desdichas e injusticias cometidas con Pedro Jova, uno de los grandes beisbolistas cubanos que recuerdan aquellas estupidas y extremistas sanciones a otras glorias como Pedro Jose "Cheito" Rodriguez que han llevado al beisbol cubano al pobre estado actual.

Saludos y respetos, Glezbo.



Por ALBERTO AGUILA

- El episodio de suspensión con pasito atrás que envolvió al estelar Frederich Cepeda me activó la memoria sobre otros casos de peloteros cubanos que han sido víctimas de los desmanes gubernamentales desde que en 1962 se instauró el “béisbol revolucionario” en el país.

Hay un oscuro historial de sanciones abusivas y ridículas que corre paralelo a las hazañas ocurridas en los terrenos de juego, aupadas por la prepotencia, la confabulación, la ceguera y el silencio culpable de los ineficaces dirigentes del béisbol cubano.

Hoy quiero remover esas turbias aguas para contar, por primera vez con todos los pormenores, el caso de un ex estelar torpedero de la región villareña: Pedro Jova.

Corría 1972 y el torpedero Pedro Jova fue seleccionado como Novato del Año en la XI Serie Nacional, lo que le valió una invitación al entrenamiento del equipo Cuba, efectuado ese año en los terrenos de la Universidad Central de Santa Clara, capital de la entonces provincia de Las Villas.

Una mañana, Jova regresó del entrenamiento al albergue del estadio “Augusto César Sandino” y en el camino hacia el baño se limpió el sudor con una camiseta abandonada en el lugar. Algunas horas después regresó el resto de sus compañeros y sobrevino la desagradable noticia de que se había producido un robo, luego que Agustín Marquetti, Braudilio Vinent y otros notaron que en sus clósets faltaban algunas prendas de vestir.

Consultado el celador, declaró que Jova era la única persona que había pasado al interior del recinto. Rápidamente un equipo investigador del Ministerio del Interior (MININT), con perros amaestrados, se presentó en el lugar. Todos los miembros del equipo fueron situados en una fila. Uno de los canes “olfateó” a Jova, quien quedó perplejo y negó rotundamente haber sido el autor del hurto masivo.

Los policías repitieron la prueba con el mismo resultado, aunque Jova siguió enfatizando su inocencia. Esa tarde y por mucho tiempo después siguió repitiéndolo sin que le creyeran.

Pero así las cosas, sin pruebas contundentes ni más investigaciones sobre lo sucedido, Jova fue encausado y llevado a juicio.

Fue absuelto, porque el magistrado consideró que la acción del perro no era una prueba convincente de que el jugador hubiese cometido un robo. No obstante, el Jefe del MININT en Santa Clara, en total desacato de las leyes vigentes, fue quien determinó su suerte en el béisbol: “Mientras yo esté aquí, Jova no juega más pelota. Ese perro no se equivoca… ”, dictaminó el coronel seguroso.

Y así fue y nadie más levantó la voz para clamar por la soberana injusticia. Pedro Jova no jugó pelota durante 24 angustiosos meses, que pudieron ser infinitos si el azar no hubiera jugado sus cartas para favorecerlo. Porque lo que logró destronar el veredicto del coronel (y los olfateos del perro) fue un desdichado suceso, una tragedia en la carretera sin relación alguna con el mencionado proceso judicial.

Luto de la pelota cubana.

El 4 de julio de 1974 falleció en un accidente de tránsito el famoso lanzador José Antonio Huelga, hecho que enlutó al deporte cubano. Su cadáver fue velado en la antigua Colonia Española de Sancti Spiritus en medio de un desbordamiento del dolor de la población.

Hasta allí llegaron los peloteros de la selección nacional, quienes realizaron una guardia de honor, encabezada por Agustín Marquetti y Braudilio Vinent, dos de los compañeros de Huelga en el team Cuba.

De pronto, Marquetti levantó la cabeza para observar a un joven que, a pocos metros de distancia, vestía un pantalón oscuro como el que le habían sustraído en el albergue del Sandino tiempo atrás. Poco después conversó con Jesús Oviedo, otro conocido pelotero espirituano y le preguntó: “¿Conoces al señor ese…? Tiene puesto mi pantalón que desapareció del estadio hace dos años”.

Arrestado y conducido a Santa Clara, el joven declaró que el pantalón se lo había prestado un recluta que había pasado el Servicio Militar con él en una unidad cercana a Santa Clara. Localizado poco después, el verdadero autor del robo confesó que había entrado al albergue por una ventana exterior del inmueble.

Tras lo ocurrido, Jova fue “perdonado” y rehabilitado en la pelota cubana, sin haberse dado una sola explicación lógica a la afición nacional. Como caído del cielo, sin respuestas para las inevitables interrogantes que comenzaron a rodar, regresó al terreno a darlo todo por el béisbol. Y tantas eran sus cualidades que se apoderó nuevamente del short stop de los Azucareros y llegó a figurar incluso en el equipo Cuba por varios años.

Cuando en 1978 consiguió hacer el equipo Cuba como segundo torpedero (el titular era Rodolfo Puente), Jova bateó para 421 en la serie mundial amateur de ese año.

Disciplinado como pocos atletas, Jova se mantuvo activo por 17 años en series nacionales y no pasó mucho tiempo después para que triunfara como mentor del equipo Villa Clara, ganando tres campeonatos sucesivos entre 1993 y 1995.

La llamada fatal.

Sin embargo, la suerte volvió a jugarle una mala pasada y fue suspendido nuevamente en 1997, otra vez inmerecidamente.

En el verano de 1996, el lanzador Rolando Arrojo, estrella del equipo villaclareño, había abandonado la delegación cubana que se encontraba en Estados Unidos para participar en la Olimpíada de Atlanta. Meses después, Arrojo conversó telefónicamente con algunos de sus ex compañeros de Villaclara tras hacer una llamada a una dependencia deportiva en Santa Clara.

Una semana después, un oficial de Seguridad del Estado se presentó en la instalación portando la grabación de las conversaciones. El 22 de julio de 1997, el diario Granma publicó una nota informando que un grupo de entrenadores y jugadores del equipo Villaclara habían sido sancionados por estar en contacto con desertores.

Entre los castigados estuvo Jova, quien desconocía del diálogo telefónico de sus discípulos con Arrojo, pero pagó los plantos rotos de la “indisciplina” como mánager del conjunto.

También figuró su hijo, Maikel Jova, un prometedor jugador de cuadro que vio tronchado su futuro en Cuba. Suspendido y alejado de la actividad deportiva, Maikel intentó salir del país para cumplir su sueño de jugar en Grandes Ligas. Lo retornaron de Bahamas en 1998, pero finalmente logró abandonar la isla y, en el 2000 firmó un contrato para ligas menores con los Azulejos de Toronto.

Mientras, la segunda separación forzosa de Pedro Jova del béisbol fue por siete años. No fue hasta el 2004 cuando le otorgaron el perdón oficial y fue nombrado mentor del equipo Guantánamo, en el extremo oriental de la isla.

Y sucedió que en la primera salida de Jova como director de los guantanameros, en el estadio Sandino, fue aplaudido delirantemente por el público asistente, que no entendía el castigo contra su ídolo.

Jova recibía así la reivindicación popular ante la mirada atónita de sus verdugos. Pero me temo que fue ya demasiado tarde.

El pasado 18 de noviembre, el ídolo de La Esperanza cumplió 57 años.

glezbo
Miembro Especial

Cantidad de mensajes : 1705
Edad : 56
Localización : Miami, Florida, USA
Hobbies : everything related to the big blue sea
Valoración de Comentarios : 857
Puntos : 3159
Fecha de inscripción : 05/12/2008

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

LA LEYENDA NEGRA DEL BEISBOL CASTRISTA.

Mensaje por glezbo el Mar Dic 07, 2010 10:22 pm

Mas informacion sobre este tema.

Saludos y respetos, Glezbo.


Por Andres Pascual

Yo quisiera saber cual es la razon por la que el aficionado cubano “vibra de emocion y entusiasmo” con los mal llamados “exitos” del béisbol castrista? Como pueden convertir en representantes suyos las actuaciones de un equipo de pelota que es propiedad absoluta del tirano? Quien dijo que ese equipo representa a Cuba?

Los equipos de cada provincia tampoco tienen nada que ver con el pueblo, porque cada jugador que los integren debe pasar por un filtro ajeno al terreno de juego que se encuentra en las oficinas del DSE y aprobado por el secretario ideologico del buro politico provincial. Todo esto lo sabe el pueblo de Cuba; ahora, aun asi, Por que se deja engañar? Cual es el motivo por el que, desde posiciones de exiliado, se enfrentan a quienes, con razon, condenan no a los peloteros, sino al equipo que ha sido un sello de distinción de la tirania criminal en el orden de la lucha ideologica?

El proximo domingo el eficiente e inteligente Alejandro Rios, a traves de uno de los pocos programas de la televisión de Miami digno de verse en el nivel de lo que debe ser el verdadero objetivo televisivo, La Mirada Indiscreta, por supuesto, en uno de los canales de poco presupuesto si se le compara con las escuelas de idiotas de gran alcance que tambien hieren la sensibilidad e insultan la inteligencia que algunos no tienen reparos en dispararse a diario, pasara integramente el documental realizado en Cuba “Los que faltaron”, de ambiente deportivo, porque trata asuntos que, en su momento, produjeron la separacion del juego de varios jugadores de alto rendimiento en aquella pelota con un detalle significativo: muchas veces no se dieron explicaciones por las suspensiones y, otras, se manipularon por lo abusivas.

Al primer jugador de series nacionales que le aplicaron “los estatutos” de “desaparición” fue a Pedro “Pico” Prado, que, porque no temia reacciones represivas, ponia constantemente al testaferro y uno de los ex Chicos del Vedado Tennis, Jose Llanusa Gobel, entonces a cargo del INDER, a la defensiva con sus protestas por la forma como se estaba manejando el problema del béisbol. Pico, que tenia velocidad supersonica desde sus 6’1 y 200 libras en forma, habia sido uno de los amateurs mas atractivos para los scouts en 1960; pero se equivoco y dejo la firma para el ano siguiente…Entonces no pudo salir de Cuba cuando liquidaron el béisbol profesional; pero como no habia firmado contrato con ninguna Organización de Grandes Ligas, mantuvo su status amateur y logro ser elegible para los equipos de la zona occidental a las series nacionales. Pico solo pudo jugar en una serie, porque Llanusa determino que, “Ningun gusano puede ni soñar con jugar pelota en Cuba…” Se habia declarado por el satrapa, pocos meses antes, que la eliminación del profesionalismo era “el triunfo de la pelota libre sobre la pelota esclava”; lo que no dijo Castro fue que lo ideologico decidiera, como en el caso de Pico Prado, la posibilidad de jugar en “una pelota libre” y, menos, que en los rosters de los cuatro equipos de la Liga Cubana de Béisbol Profesional de Invierno, teatro del desarrollo de “la pelota esclava” en el pais, actuaran jugadores, coaches…de abierta simpatia por el 26 de julio, incluso por el Partido Socialista Popular como Hiram Gonzalez, Asdrúbal Baro, Juan Ealo, Raudol Ruiz, Gilberto Torres, Julio de la Torre…que algunos ocuparon con Castro puestos de cierta importancia en el INDER como Raudol Ruiz; incluso en el MININT con rango de alto oficial represivo desde el G-2, como Julio de la Torre; o en Cubatabaco, como Tony Campos.

La tonica del equipo que lleva 47 anos haciendo rabiar de ira o de satisfacción por circunstancias en el terreno de juego a una porcion grande de cubanos, alla y aqui, al que tanto aplauden como representante del pais los que se dejan engañar gratuitamente en apariencias, siempre ha sido la marca registrada de la propiedad castrocomunista sobre todo el espectro nacional. Ese equipo no lo integra el que mas clase deportiva tenga, sino el mas inofensivo contra el regimen; o el mas ferviente fanatico de esa ideología.

Armando Capiro Lafferte, camagueyano radicado en Santiago de Las Vegas, fue uno de los jugadores de pelota de mas promesa en Cuba en estos 47 anos de series nacionales, tenia tantas condiciones como cualquiera; jugo en una epoca en la cual el pitcheo todavía pensaba y actuaba como profesional en individuales y el bate era de madera: bateador de gran promedio y de poder descomunal, con un brazo como he visto muy pocos en Grandes Ligas; Capiro, a mediados de los sesentas, no tenia precio como bonus-player para el buscador mas exigente. Integraba los equipos de La Habana, varias veces Industriales, que era un semillero de agentes del MININT como Agustin Marquetti - quien decia que su momento inolvidable fue cuando, con 15 anos, enfrento a la 2506 en las arenas de Bahia de Cochinos; el mismo que le dedico un jonron ganador contra Estados Unidos en Managua en 1972 al tirano dictador, en vez de a su esposa e hijo, que habia nacido pocas horas antes del juego-; o como Raul Reyes, otro oficial del MININT…

En 1974, en un avion que les transportaba al Japon, Capiro discutio fuertemente con Servio Borges, el hombre al que Castro le habia entregado de por vida la direccion de su equipo y le creo un puesto para que destruyera, con sus injusticias y sus estupideces, el pasatiempo nacional: Comisionado de Deportes con Pelota. Los dos implicados se fueron a las manos y, aparentemente, todo quedo ahí…

Si Armando Capiro no fue separado del béisbol en 1974, fue porque no tenia sustituto; en Cuba, los peloteros que “caen mal”, son separados del béisbol si hay un hombre en linea que se haga cargo de su importancia y su peso en el equipo del satrapa. Entonces los problemas de Capiro fueron con un gran fanatico del béisbol de Grandes Ligas, que viajaba al exterior a ver el béisbol profesional mejicano y en la Costa Oeste al San Diego mientras al pueblo se le prohibia disfrutar de esa pelota, incluso se consideraba propaganda enemiga tener fotos o revistas de este beisbol; a quien, ademas le gustaba coleccionar los trajes de los peloteros cubanos que viajaban a Cuba como Tony Oliva, Bert Campaneris o Tani Perez, para después exhibirlos en juegos de soft-ball en los terrenos del Vedado Tennis Club, rebautizado por la dictadura como Jose A, Echevarria, el llamado presidente de la Asamblea del Poder Popular de Centro Habana, Oscar Fernandez Mell, por entonces esposo de la actriz Odalis Fuentes; cuando asomaron en el horizonte Luis Giraldo Casanova y Lourdes Gourriell, Capiro fue sometido a la operación de un menisco de la que se repuso totalmente; sin embargo, Fernandez Mell personalmente le dijo que no podria jugar mas pelota en ninguna serie nacional mientras el estuviera en el cargo.

Este esbirro le daba cumplimiento asi a la animadversión personal gratis contra un pelotero que era una excelente persona y uno de los cinco mas grandes desperdicios de la pelota cubana en todos los tiempos. Después se dijeron mentiras, como que el ex jugador cubano de Grandes Ligas e hijo del poblado Santiago de las Vegas, Frank “Panchon” Herrera, le habia suministrado dolares en el exterior; o que la rodilla le imposibilitaba jugar; pero la verdad era que el espadon de Fernandez Mell, sencillamente, no quiso que Capiro siguiera participando en el novisimo concepto de “pelota libre” hecha a la medida de una constelación de esclavos de nuevo tipo.

Cuando Barbaro Garbey, que le habian implicado en un grupo de jugadores que arreglo juegos en 1978 decidio abandonar Cuba por el Mariel, dejo en la Isla a su familia, incluyendo mujer e hijos; pero tambien quedo un gran amigo del que comenzaron a circular entre el pueblo rumores de que se comunicaba con el exiliado…Ese año, con una temporada extraordinaria, Rey Vicente Anglada fue dejado fuera del roster del equipo Cuba a la Serie Mundial del Japon 1980, en su lugar llevaron a Carmelo Pedroso, de Pinar del Rio, que nunca hubiera podido sustituir al segunda base capitalino en ningun tipo de béisbol.

Pero en 1981, para la Copa Mundial de Edmonton, Canada, con otra temporada grande, volvio a quedar fuera del equipo castrista Anglada y repitieron con Pedroso como sustituto. Y llego 1982 y, con este, la implicación del jugador en un grupo acusado de arreglar juegos de nuevo…La inclusión del pelotero debe haber respondido a la forma de hacerle entender al pueblo que Anglada era un antisocial y, con esto, explicaban las ausencias del equipo de Castro del intermedista, que nunca habian sido explicadas. Después que el jugador perdio sus facultades para el juego se inicio, a partir de 1988, con un trabajo como instructor en un area infantil del Cerro, el proceso de limpieza de su imagen.

En realidad, en la historia negra del béisbol castrista posiblemente falten muchos mas nombres que los que pretende presentar como denuncia de una injusticia sostenida hasta hoy Alejandro Rios en el documental de Eric Mendilahaxon, porque hay connotaciones, abiertamente lindantes con circustancias politicas, imposibles de poderse hacer en Cuba sin a pagar un alto precio, sea cubano o extranjero el realizador.

El caso de Rey Vicente Anglada es uno de los abordados en el material, asi como el del toletero villareno Pedro Jose Rodríguez, otro de esos crímenes del “béisbol libre”, que debio quedarse en Cuba cuando hubiera podido brillar en Grandes Ligas y, ademas, impedido de jugar al béisbol durante un periodo suficiente para que perdiera su condicion atletica.

Pedro Jose Rodríguez, “Cheito”, dio un jonron en el terreno # 1 de la Ciudad Deportiva que cayo a 435 pies del home, fue durante los Juegos Nacionales Escolares de 1970 y el poderoso bateador colegial tenia 14 anos recien cumplidos.

Tan bueno era que fue incluido en el roster del equipo juvenil que viajo a Mejico en 1974 con una pierna fracturada, en el colmo del salvajismo y la irresponsabilidad de esos individuos que administran el negocio de la pelota castrista.

Cuando comenzo en Series Nacionales, dio inicio su problema de “poco manejable para el Partido”, criterio aplicable a quienes mantienen “fuera de juego” y bajo constante vigilancia por su condicion de casi anarquistas en un pais en el que reir sin autorización cuesta 3 anos preso por desacato a la autoridad. En su primera serie nacional, rechazo convertirse de antesalista que era en outfielder y el rechazo incluyo tirarle un guante al manager en el dugout y abandonar el juego y el campeonato.

Pero para Cheito tampoco habia sustitutos de condiciones capaces de convertirse en lo que se convirtió: el artillero de mas poder y capacidad de liderazgo de Cuba en su epoca…Entonces se le perdonaban cosas como tener dolares necesarios para comprar un par de chucherias en el exterior o cambiarselos a los “jinetes” del concepto antiguo del termino, a fin de cuentas, muchos jugadores y personal tecnico clasificado como “confiables” lo hacian.

Cheito Rodríguez no era entusiasta del satrapa y su regimen, nunca lo demostro, por tal razon, caia mal… La aparicion de Omar Linares, a quien Preston Gomez le dio el visto bueno de jugador “hecho” para empenos mayores a pesar de su edad juvenil, sello la suerte del bateador mas poderoso de Cuba en el periodo 1976-1984. Una acusacion de tenencia ilegal de divisas, entonces investigada por la DSE, y enjuiciada por tribunales comunes; pero que siempre relacionaban con “espionaje enemigo”, produjo, a los 29 anos, la separacion del villareno de la competencia beisbolera “mas libre del mundo”.

Cuando el pinareño Jose Cano estaba a las puertas de convertirse en uno de los mejores inicialistas-bateadores de Cuba, digno de manejarse para el equipo de Castro aparecio una grabadora robada en una Escuela al Campo que el pelotero ni sabia donde quedaba. Su separacion del béisbol fue para siempre y con afectación moral.

Cuando al pitcher Baudilio Vinent se le perdio un pullover “extranjero”, se culpo al extraordinario jugador villareno Pedro Jova como ladron, por lo que fue suspendido con connotaciones de afectación moral…Quien lo acuso? Quien lo vio? Entonces, durante el funeral del ex pitcher Jose Antonio Huelga, vieron “a alguien” con el pullover; alguien que nadie supo nunca quien fue y se duda que existiera en realidad…Por que le hicieron eso a Jova? Sin respuestas.

En 1989 al catcher pinareño Juan Castro Garcia y al outfielder tambien vueltabajero Luis Giraldo Casanova, a quienes les quedaban años de juego estelar, los “invitaron” al retiro. Casanova regreso cuando la crisis de los noventas, que muchos peloteros decidian retirarse para jugar béisbol semiprofesional en Japon, Colombia…Casanova fue de esos jugadores que, como Cheito, nunca aparecio retratado al lado del dictador en fotos. A Juan Castro lo cortaron como coach del equipo Cuba en Taiwán el año pasado en pleno aeropuerto, accion que le origino un infarto al miocardio y esa fue la justificación que le dieron al pueblo del corte del equipo tecnico del ex receptor.


Cheito Rodríguez, una victima del castrismo.

A fin de cuentas, si la gente en Cuba empleara la mal llamada “educación gratuita” en pensar libremente y sin hipocresías, no era necesario un documental que destapara ese tipo de “cajas de Pandora”, existen antecedentes en la ex Union Sovietica, la ex Alemania Democratica…en todos los paises del desaparecido Pacto de Varsvia; pero, aun dentro del pueblo, la tendencia popular malintencionada nunca pone en duda el razonamiento partidista ni la información oficialista que, y deberia saberlo todo el mundo, jamas ha dicho un cuarto de verdad.

Como ejemplos, estos actos criminales contra peloteros que presentara mañana Alejandro Rios en un documental que deberia servir para que ningun cubano considere “suya” una victoria del equipo de Castro en ningun evento internacional, y para que rechacen la oferta de una pelota corrupta y decadente como el alma y la intencion de su dueño, que hace dormir al fanatico cubano sobre laureles del mas rancio sabor anticubano y antidemocratico que se pudiera imaginar.

glezbo
Miembro Especial

Cantidad de mensajes : 1705
Edad : 56
Localización : Miami, Florida, USA
Hobbies : everything related to the big blue sea
Valoración de Comentarios : 857
Puntos : 3159
Fecha de inscripción : 05/12/2008

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Pedro Jova, las injusticias que todos olvidaron.

Mensaje por Opossum el Vie Jun 20, 2014 9:17 am

.

Opossum
Miembro Especial

Cantidad de mensajes : 1087
Valoración de Comentarios : 1310
Puntos : 2489
Fecha de inscripción : 15/05/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Pedro Jova, las injusticias que todos olvidaron.

Mensaje por Contenido patrocinado Hoy a las 6:23 am


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.