Secretos de Cuba
Bienvenido[a] visitante al foro Secretos de Cuba. Para escribir un mensaje hay que registrarse, asi evitamos que se nos llene el foro de spam. Pero si no quieres registrarte puedes continuar y leer toda la informacion contenida en el foro.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Facebook
Anuncios
¿Quién está en línea?
En total hay 66 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 66 Invitados :: 1 Motor de búsqueda

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 1247 el Jue Sep 13, 2007 8:43 pm.
Buscar
 
 

Resultados por:
 

 


Rechercher Búsqueda avanzada

Sondeo

Respecto a la normalización de relaciones o el intercambio de presos realizado el miércoles como parte del acuerdo entre Cuba y EEUU

54% 54% [ 42 ]
42% 42% [ 33 ]
4% 4% [ 3 ]

Votos Totales : 78

Secretos de Cuba en Twitter

Comunismo y socialismo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Comunismo y socialismo

Mensaje por WES el Sáb Oct 09, 2010 3:21 pm

TRAIDO DE http://balancecubano.blogspot.com/

viernes, octubre 08, 2010


Comunismo y socialismo





Armando Ribas, escritor cubano-argentino


“No hay diferencia entre comunismo y socialismo, excepto en la manera de conseguir el mismo objetivo final: el comunismo propone esclavizar al hombre mediante la fuerza, el socialismo mediante el voto. Es la misma diferencia que hay entre asesinato y suicidio”.

Ayn Rand

“El egoísmo bien entendido de los ciudadanos es sólo un vicio para el egoísmo de los gobiernos que personifican a los Estados.”

Juan Bautista Alberdi

La historia reciente del enfrentamiento entre la Rusia Soviética en manos del comunismo, y los Estados Unidos como representante del capitalismo, ha provocado igualmente una confusión en el análisis político ideológico. Conforme a esa alternativa hemos liberado al socialismo de su origen ideológico marxista. Ante tal disyuntiva creo procedente dar honor a quien honor merece y reconocer que fueron Marx y Engels los creadores del socialismo científico.

Ya había escrito Karl Marx que en su versión de la dialéctica hegeliana que la historia de la lucha de clases partía de la tesis feudalismo- antítesis – capitalismo y síntesis que fuera el socialismo. La llegada del socialismo habría de producirse a través de la revolución, supuestamente generada por la explotación de los trabajadores por los capitalistas, y su teoría de la alienación. Es decir conforme a Marx y Engels, el capitalismo llevaba en sí mismo la génesis de su destrucción.

Llevada a cabo la revolución socialista, el primer paso hacia el comunismo sería la dictadura del proletariado, en sustitución del Estado, para lograr expropiar a los expropiadores, pues la naturaleza del capitalismo residía en la desigualdad, que tal como ya la había escrito Jean Jacques Rousseau, se debía a la propiedad privada. Cumplida tal misión, de conformidad con Engels y su obra anti-during el Estado desaparecería (will wither away) y así se arribaría al fin de la historia que sería el comunismo. Y recordemos al Sr. Fukuyama que quien predijo el fin de la historia fue Marx y no Hegel, pues ello ocurriría como consecuencia de la desaparición de los antagonismos.

Igualmente Marx consideraba que el origen de la falta de libertad residía en la escasez, y el comunismo sería la etapa en que superada la escasez el estado desaparecería como antes se dijo y sería la “sociedad” la encargada de distribuir los bienes. Así dice Marx, en La Filosofía Alemana: “..en la sociedad comunista, donde nadie tiene una esfera exclusiva de actividad pero cada cual puede llevar a cabo cualquier rama que desee, la sociedad regula la producción general y hace posible para mi el hacer una cosa hoy y otra mañana, el cazar en la mañana, pescar al mediodía, arrear ganado en la tarde y criticar después de la cena, tal como yo lo tenga en mente, sin que nunca me convierta en cazador, pescador, pastor o crítico”. Así habría desparecido la división del trabajo. Voy a insistir en este aspecto y así Marx escribió respecto a la división del trabajo: “Este interés común no existe sólo en la imaginación como el interés general, sino principalmente en la realidad, como la interdependencia mutua de los individuos entre los cuales se divide el trabajo…En tanto exista una escisión entre el interés particular y el interés común las acciones del hombre se convierten en un poder ajeno que lo esclaviza”.

Perdón por la longitud de la cita pero la creo imprescindible para conocer la verdadera ideología que sigue apoderada del mundo moderno. No puedo evitar entonces un paréntesis para expresar mi sentimiento de que solo un imbécil o un cínico podría creer tal pretensión utópica y por tanto tal como señalara Karl Popper, la utopía es la madre de la violencia. Y hoy lo seguimos viendo a través del terrorismo ya fuere religioso – musulmanes o racional como las FARC, etc. No obstante esta realidad inconducente, en una encuesta reciente en Europa sobre quien había sido el pensador más grande en la historia, la respuesta fue Karl Marx. No nos podemos extrañar de la crisis europea en manos del estado de bienestar, que cada vez es más malestar. Fue así que cuando Sarkozy pretendió aumentar la edad de jubilación de 60 a 62 años, salieron a la calle tres millones de personas, para protestar por tamaña osadía en contra de los derechos humanos.

Pero volviendo entonces a nuestro tema original, fue Edward Bernstein quien en 1899 publicara “Las Precondiciones del Socialismo” que con la aprobación de los anteriores principios creara la social democracia. Es decir el socialismo sin revolución ni dictadura del proletariado sino democracia mediante. Así en un supuesto original expresó que el socialismo era el heredero legítimo del liberalismo y que no había ningún pensamiento liberal que no perteneciera a los elementos de las ideas del socialismo.(SIC). Nada más falaz que este pensamiento, pues el socialismo surge de la idea ética respecto a la naturaleza humana antitética a la que sustenta el sistema liberal. El liberalismo parte del principio de Hume respecto a que la naturaleza humana es inmodificable y si queremos cambiar los comportamientos debemos cambiar las circunstancias. El socialismo desde Rousseau en adelante y con Kant y sus imperativos categóricos se sustenta en la idea de la creación de un hombre nuevo conforme al deber ser.. Así Bernstein sostenía que no era necesaria la expropiación inmediata sino solo la regulación estatal y de las cooperativas. La nacionalización de las empresas privadas sobrevendría finalmente de motus propio.(SIC)

El socialismo s’i surgió como un proceso democrático antagónico al presupuesto revolucionario marxista. Fue entonces Lenin quien en contraposición a Bernstein construiría, con la ayuda germana el socialismo en Rusia mediante el partido bolchevique, que se convirtió en el partido comunista. Fue así que en Rusia ocurrió lo que habría sido una sorpresa para Marx, quien creyó que el advenimiento del socialismo como superación del capitalismo, se produciría en los países desarrollados como Inglaterra y no en los países subdesarrollados como Rusia en el año 1917. Aparece entonces ante el mundo la dicotomía del comunismo totalitario y socialismo democrático. Consecuentemente la caída del muro del Berlín hizo desaparecer la realidad del socialismo marxista dejando incólume la utopía socialista, en manos de los defensores de los derechos del pueblo. Y recordemos las palabras de Lamartine respecto a la personalidad de Marat: “Amaba al pueblo y odiaba a los hombres”

No debiéramos olvidar que el origen del fascismo con Hitler y Mussolini a la cabeza surgió de la mente de Lenin, ante su experiencia del proceso económico comunista en Rusia. Fue entonces que escribió la Nueva Económica donde dijo: “Los capitalistas están operando a nuestro lado. Están operando como ladrones; hacen ganancias; pero ellos saben como hacer las cosas”. Entonces, claramente los capitalistas ante la posibilidad de que los nacionalizaran aceptan la colusión con la dictadura democrática, pues no olvidemos que tanto Hitler como Mussolini llegaron al poder por elecciones. Sepamos entonces que donde no se respeten los derechos de propiedad y exista un poder absoluto, la alternativa es la colusión y ésta es la antítesis de la eficiencia capitalista basada precisamente en la competencia. (Adam Smith)

El marxismo está presente, y como bien dijera Alexis de Tocqueville: “El socialismo y la concentración de poder son frutos del mismo suelo” y esta realidad es que enfrentamos en nuestro continente bajo el influjo del socialismo del siglo XXI, y la inspiración de Fidel Castro, hoy felicitado por el Papa por estar a favor de los pobres y de la solidaridad. El socialismo, o sea la demagogia como tergiversación de la democracia es la causa de la crisis europea y del populismo latinoamericano sumido en la pobreza. Debemos aprender definitivamente que el llamado sistema capitalista es el reino del “rule of law”. Es decir el respeto por los derechos individuales, la eticidad de los intereses particulares y la limitación del poder político. Esa es la esencia de la libertad y la creación de riqueza que es la única alternativa a la superación de la pobreza. No olvidemos que los derechos individuales son éticamente la antítesis a los denominados derechos humanos en los cuales prevalece la demagogia para logra el voto de los pobres. Por tanto puedo decir que el marxismo está presente, social democracia mediante, después de la caída del Muro de Berlín y la permanencia del Muro del Malecón.

Tomado de Diario Las Americas

WES
Miembro Activo

Cantidad de mensajes : 422
Valoración de Comentarios : 218
Puntos : 1091
Fecha de inscripción : 11/07/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.