Secretos de Cuba
Bienvenido[a] visitante al foro Secretos de Cuba. Para escribir un mensaje hay que registrarse, asi evitamos que se nos llene el foro de spam. Pero si no quieres registrarte puedes continuar y leer toda la informacion contenida en el foro.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Facebook
Anuncios
¿Quién está en línea?
En total hay 16 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 16 Invitados :: 2 Motores de búsqueda

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 1247 el Jue Sep 13, 2007 8:43 pm.
Buscar
 
 

Resultados por:
 

 


Rechercher Búsqueda avanzada

Sondeo

Respecto a la normalización de relaciones o el intercambio de presos realizado el miércoles como parte del acuerdo entre Cuba y EEUU

54% 54% [ 42 ]
42% 42% [ 33 ]
4% 4% [ 3 ]

Votos Totales : 78

Secretos de Cuba en Twitter

El cuarto de hora de Rafael Correa

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

El cuarto de hora de Rafael Correa

Mensaje por WES el Vie Oct 01, 2010 4:08 pm

DE UN FORISTA EN NOTICIERO DIGITAL





El cuarto de hora de Rafael Correa

Vemos sin sorpresa pero con alguna estupefacción, la repetición del sainete que podríamos llamar ya con el título clasicista de “El Golpe de Estado y el Presidente rescatado”. En lo personal me atrevo a pensar que la mano oscura de la CIA está metida en América Latina, oculta tras la mascarada de los supuestos Presidentes “revolucionarios”.

Porque solo algunas diferencias tienen estos eventos con algunos que ocurrieron hace tanto tiempo, por allá por los años sesenta del siglo pasado, organizados por la CIA en el sudeste asiático. Quisiera invitar a los acuciosos investigadores de este foro, a que hagamos un recuento del pasado cuando el aparato de espionaje de USA hizo montajes similares en Corea del Sur y Vietnam del Sur.

Alguna diferencia tienen, por cuanto los costos políticos y personales en aquel tiempo eran mucho mayores, llegando hasta el sacrificio de uno que otro Presidente. En las reposiciones o remakes de la América Latina de nuestro tiempo, los protagonistas, al estilo de Hollywood, no corren riesgos y usan el equivalente de los “dobles” de las obras californianas: En este caso hacen el rol los pendejos que creen en la veracidad de las escenas y ponen el pecho a las balas, como se verificó en el 2.002 en Venezuela.

Pero tampoco se puede negar que el guión tiene el toque cubano-venezolano de la pareja escenográfica Fidel-Chávez. De manera que entre la CIA y los “comandantes” está repartida la sospecha. Lo que no resultó bien montado en Honduras, lo vemos menos errático en Ecuador, siguiendo el ejemplo de abril del 2.002 en Venezuela.

Los zamarros políticos hondureños se dieron cuenta a tiempo y dejaron correr la maniobra mientras prepararon una respuesta contundente que dejó afuera al personaje principal. Los bolivianos se quedaron en el camino porque Evo, ladino al fin, desconfió de un asunto que podían tomarlo en serio los demás y sacarlo del poder.

Pero los ecuatorianos fueron sorprendidos (y eso que se lo veníamos advirtiendo desde hace tiempo), y se dejaron llevar por la demagogia montada alrededor de un conflicto de menor monta de unos cuantos policías, que fue convertido de la noche a la mañana en un abominable Golpe de Estado de la derecha latinoamericana, con raíces en los EE.UU, como se encargó de denunciar el “padre” de la “revolución” mundial desde la grandiosa isla de Cuba.

Los golpistas de Ecuador incluso podrían luego ir por Chávez una vez tomado el poder y asesinado el Presidente Correa; podrían incrementar el bloqueo a Cuba; lograr separar las nacionalidades bolivianas ofendiendo a la Pachamama; y hasta derrocar a la Presidenta Cristina, y eso no se le hace a una dama.

Claro que, por otra parte, en la medida que la puesta en escena se ha repetido, en esa medida los pueblos que ya han visto la obra magna, han dejado de divertirse, porque la saben de memoria: El mismo entorno, las mismas frases, la misma ausencia de responsables y de imputación de responsabilidades, el mismo retorno al poder de la víctima derrocada, regresando del cautiverio por el rescate de las mayorías populares febriles, esperado por masas enfurecidas que estaban dispuestas a inmolarse en el altar de la historia por su amado líder, y la acción heroica de batallones patriotas leales que expusieron su vida en defensa de la constitucionalidad democrática revolucionaria. Y sobre todo, hay un culpable embozado, en este caso el Sr. Lucio Gutiérrez, a quien echarle el carro de estiércol cada vez que bajen puntos en las encuestas de popularidad del rescatado Presidente Correa.

Pero en el Ecuador la obra resultó como en una versión pueblerina con extras cojitrancos, al grado que sin guardar las formas, los diálogos fueron dados sin la espontánea novedad inspirada de los buenos actores, y nos vimos casi violentados en nuestra fibra nacionalista cuando escuchamos los grupos afectos al Correa rescatado, gritar nada menos que “Uh! Ah!, Correa no se va!”, y esto es inaceptable, porque tal estribillo nos pertenece como venezolanos, así seamos de oposición o chavistas. Con mis chavistas no te metas, copión.

Capítulo central merece la OEA, con la presencia infaltable del Sr. Insulza dando las instrucciones del caso con grave voz tras los telones. Ni siquiera necesitó pensarlas, solo recordarlas. Sus excelencias embajadores condenaron al unísono a los agresores que intentaron alterar la paz presidencial americana y ejecutar un magnicidio. Los mismos rostros que cierran púdicamente sus ojos ante el estado grave de violaciones de los derechos humanos desde el sur de Rio Grande hasta la Patagonia, se escandalizan de una subversión como ésta. América Latina existe en función de sus Presidentes, no hay pueblo, no hay sociedad, no hay nación, sino Presidentes.

Ya tenemos una página más que será reeditada hasta en cualquier momento que un pobre hombre en algún pobre pueblo se permita cuestionar en su plazuela, la sagrada autoridad de las jerarquías presidenciales de su patria. Los pueblos que se levanten contra sus Presidentes, dejarán de tener patria y se convertirán en parias de la América Latina. Estos pobres policías, en la noche de hoy, se preguntarán por el significado de “magnicida” y habrá alguno que diga “no se que es pero suena grande”.

Bien, esto no durará sino lo que debe durar, menos tiempo del que desearían quienes sostienen esta estructura despótica que ya se impone como fenómeno regional. Esperamos Ya ver levantarse a estas sociedades algún día. Algún día.

http://www.noticierodigital.com/forum/viewtopic.php?t=697902

WES
Miembro Activo

Cantidad de mensajes : 422
Valoración de Comentarios : 218
Puntos : 1091
Fecha de inscripción : 11/07/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.