Secretos de Cuba
Bienvenido[a] visitante al foro Secretos de Cuba. Para escribir un mensaje hay que registrarse, asi evitamos que se nos llene el foro de spam. Pero si no quieres registrarte puedes continuar y leer toda la informacion contenida en el foro.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Facebook
Anuncios
¿Quién está en línea?
En total hay 44 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 44 Invitados :: 2 Motores de búsqueda

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 1247 el Jue Sep 13, 2007 8:43 pm.
Buscar
 
 

Resultados por:
 

 


Rechercher Búsqueda avanzada

Sondeo

Respecto a la normalización de relaciones o el intercambio de presos realizado el miércoles como parte del acuerdo entre Cuba y EEUU

54% 54% [ 42 ]
42% 42% [ 33 ]
4% 4% [ 3 ]

Votos Totales : 78

Secretos de Cuba en Twitter

La revolución cubana y la religión.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

La revolución cubana y la religión.

Mensaje por willy abella, el moderado el Dom Sep 19, 2010 10:55 am

La revolución cubana y la religión.

Desde que se empezaron a ver las primeras fotos de los "rebeldes", de los "mau-mau" , de los "barbudos" o de los "alzados", se podía apreciar que desde sus cuellos colgaban crucifijos y collares. Siempre Dios estuvo presente en sus oraciones. Dios estuvo presente , también , en las oraciones del pueblo.
Cuba desde la colonización, desde que el fray Bartolomé de Las Casas repartió el evangelio , se convirtió, (o lo convirtieron), al catolicismo. Con el transcurso del tiempo y la evolución de la sociedad naciente, se incorporaron otras tendencias religiosas y credos. Todas convivían. Desde los evangélicos, protestantes, bautistas, pentecostés, Testigos de Jehová, el judaismo y las religiones afro-cubanas. Rezar, precinarse, llevar la cruz encima, asistir a misa los domingos, confesarce, salir en procesión los días de los santos, era algo normal, era la fe religiosa del cubano. Llevar amuletos, estampillas, resguardos y collares, era algo tan común como privado. Adorar a San Lázaro, a la Caridad del Cobre, a Santa Bárbara era casi inprescindible en la Fe del cubano y celebrar el nacimiento de Jesús y la Semana Santa, en fin, éramos creyentes en el más amplio sentido religioso. El cristianismo había sido sembrado para siempre pero se respetaban los demás credos también. El Padre Félix Varela se encargó de cubanízarla.
Cuando en 1959 las guerrillas armadas del movimiento 26 de julio y las del Directorio Estudiantil y otras, derrocaron por la fuerza al tirano Batista, las cosas empezaron a cambiar. Los cambios profundos tacaron muy de cerca a la religión .
Las iglesias continuaron su labor pastoral. Su relación con sus feligreses continuó al igual que cuando Batistas dio el golpe de estado. El protectorado a los pobres y perseguidos siempre fue una tarea misericordiosa por su estrecha relación en su vida cotidiana.. En los primeros meses de la revolución, Fidel tenía en su cabecera, como asesor , al señor -Che Guevara-. El Che, era un ferviente "contra todo" lo establecido por el capitalismo. El se convirtió en uno de los principales consejeros y dirigentes políticos y administrativos. Su vida "aventurera" no distinguía entre el respeto ajeno y el respeto propio. Encontró en Fidel un "che" perfecto. Por su parte, Fidel encontró en él, un instrumento ideal. Cuando éste trató de irse más allá de lo que el comandante en jefe estaba dispuesto a permitirle, lo desechó como lo hace siempre con los "tontos útiles". Era ateo el Che?, no lo sé. En uno de sus discurso después del triunfo-golpe militar, dijo, :.." la religión es el opio de los pueblos"..., señal de que ya había leído los manifiestos comunistas de Marx. Si Marx había inducido eso y se lo aconsejaba el Che, era bueno. Con semejante consejo, la revolución , personalizada en quien mandaba sobre todos los poderes militares, sociales y políticos, el señor Fidel, empezó la tarea de destruir a las religiones que entorpecían su trabajo y de crear una iglesia nacional para aruinar la fe que la religión había sembrado e implantar una fe revolucionaria.
Por qué Fidel ataca a la religión? El los primeros meses del triunfo-golpe militar, él había atacado con fuerza todas las estructuras de la sociedad cubana y la iglesia se hizo eco de esas barbaridades. Ya cansados de los ataques públicos y amenazas, la iglesia católica envió la siguiente carta:
Carta abierta de los Obispos al Primer Ministro Dr. Fidel Castro, La Habana, 4 de Diciembre de 1960
"Dr. Fidel Castro Ruz . Primer Ministro de la República , Habana, Cuba.
Señor: Graves sucesos ocurridos en los últimos tiempos nos han decido dirigimos colectivamente a Ud. para tratarle acerca de la situación de la Iglesia en nuestro país.
No habíamos querido escribirle antes oficialmente sobre estos temas, porque la Iglesia, que es y se siente madre de todos los cubano sea cual fuere su filiación política, no deseaba que ningún documento suyo pudiese ser interpretado como expresión de una actitud partidaria, que no cuadraría bien con su misión, esencialmente religiosa y sobrenatural; pero, dado el giro que van tomando las cosas en Cuba en relación con la Iglesia, nuestro deber de pastores nos obliga a exponer públicamente una serie de hechos que nos han producido un profundo pesar .
Ya en el pasado año tuvo la Iglesia, en distintos momentos, ser motivos de preocupación, como cuando, a pesar de las reiteradas declaraciones de Ud. en que se sostenía el carácter no comunista del Gobierno, supimos que en los textos de adoctrinamiento revolucionario se enfocaban diversos problemas históricos y filosóficos con un criterio netamente marxista, y que numerosos profesores encargados de dicho adoctrinamiento aprovechaban sus conferencias para defender abierta las ideas comunistas y para denigrar las doctrinas y la obra de la Iglesia.
Estas preocupaciones vinieron a agravarse cuando publicamos el pasado mes de agosto una Circular Colectiva, en que se alababan medidas tomadas por el Gobierno Revolucionario en beneficio de humildes, pero se señalaba el peligro que representaba para nuestra patria el auge de la ideología comunista.
El mismo día que fue publicada, se detuvo a varios sacerdote por el delito de haberle dado lectura en las Iglesias, y se amenazó a otros con represalias populares si se atrevían a leerlas.
Si antes había habido más bien ataques aislados a los Obispos sacerdotes y organizaciones católicas, a partir de este momento puede decirse que comenzó una campaña anti religiosa de dimensiones nacionales que cada día se ha ido haciendo más virulenta.
Se han organizado mítines en muchos pueblos en que se ha insultado y vejado a los sacerdotes, a ciencia y paciencia de las autoridades locales.
Han sido clausuradas casi todas las horas católicas de radio y televisión.
Se ha injuriado y calumniado a los Obispos y a prestigiosas instituciones católicas por medio de los periódicos y las estaciones de radio hoy casi totalmente bajo el control del gobierno, y al mismo tiempo ha impedido la publicación o difusión de los documentos que en defensa de la Iglesia han suscrito las organizaciones seglares católicas, así como de las últimas pastorales del Sr. Arzobispo de Santiago de Cuba.
Se han formado, con la simpatía y el calor de las autoridades, asociaciones llamadas católicas, que parece que tienen como fin, no el propagar la doctrina de la Iglesia, sino el combatir a la Jerarquía.
Agentes provocadores han interrumpido en muchas ocasiones los actos religiosos en nuestros templos, sin que haya caído ninguna sanción sobre ellos.
Destacados voceros del Gobierno han declarado públicamente, distintos momentos, que ser contrario al comunismo equivale a ser contra revolucionario y no ha habido jamás una refutación oficial de esta tesis.
Todos estos hechos, y otros más que no enumeramos por no hacer demasiado largo este documento, podían acaso ser atribuidos, tratando de echar las cosas a buena parte, a criterios personales de ciertos funcionarios, o a consignas de ciertos grupos políticos, y no al gobierno mismo.
En días pasados fuimos dolorosamente sorprendidos por las palabras pronunciadas por Ud., en su condición de jefe de gobierno, desde la escalinata de la Universidad de la Habana.
Podemos, desde luego, suponer que las críticas que allí se hicieron contra los "colegios de los privilegiados", no se dirigían a las escuela católicas, ya que en ellas reciben educación y enseñanza miles y miles de niños y jóvenes de familias modestísimas, como lo prueba el hecho de ser muchas de ellas gratuitas o semigratuitas, y de existir e todas las demás un elevadísimo porcentaje de alumnos que disfrutan de becas totales o parciales, con más razón todavía tenemos que pensar que tampoco se atacó a nuestros colegios cuando se habló de "esos centros' en que se predica el odio contra la Patria y el odio contra el obrero y el campesino, porque nos costaría mucho trabajo creer, que ningún miembro de Gobierno sea capaz de lanzar gratuitamente una calumnia burda. Pero no podemos pasar por alto las críticas que allí se dirigieron a nuestros heroicos curas de campo y a la Universidad de Villanueva..Villanueva no es, como se ha afirmado el otro día, "una Universidad de Yanquilandia" sino una Universidad católica y cubana, una de la Iglesia cuyo profesorado está formado casi íntegramente por cubanos, y en que el aporte extranjero se halla representado por un grupo reducidísimo de padres agustinos, que no vinieron a este país para lucrar con su trabajo, sino servir a Cuba y a invertir en ella el dinero que les habían donado en otros países.
Más grave todavía para el prestigio de la Iglesia es que, con injustamente hiriente, se llame "botelleros" a abnegados sacerdotes que desempeñan una ejemplar labor espiritual y social en los ingenios, causa de las retribuciones que recibían de ciertas empresas, para su propio sostenimiento, para sus trabajos de apostolado y para sus obra de caridad, porque quien esto afirme está sosteniendo públicamente la inutilidad de la religión, al considerar las actividad de los sacerdotes equivalente a la de quienes inmoralmente recibían dinero sin trabajar. No conocemos, por otra parte, un solo caso de un capellán de un central que hubiera actuado como instrumento de explotación de los obreros, y sí de muchos casos en que los capellanes defendieron los derechos de los trabajadores, poniéndose inclusive al frente de ellos en momentos de huelga.
Cuando se nos atacó personalmente a nosotros pudimos callar porque, si como hombres teníamos el derecho a exigir una reparación, como obispos teníamos el deber de perdonar. Pero cuando se lastima e hiere a nuestros hijos espirituales, no actuaríamos como legítimos pastores de la grey que nos ha sido confiada, si no saliéramos en defensa de sus derechos y de su honra. Queremos también insistir aquí en la grave injusticia con que, en varios momentos, se nos ha acusado públicamente de estar a la órdenes de fuerzas internacionales o potencias extranjeras, cuando es, por el contrario, bien sabido de todos que la Iglesia ha defendido siempre sin vacilaciones, en público y en privado, el derecho del pueblo de Cuba a su soberanía política y al pleno desenvolvimiento de sus capacidades económicas, y que el Episcopado no ha tenido jamás otra meta en sus actuaciones que al servicio de la Iglesia y de Cuba. Es innecesario recordarle, Sr. Primer Ministro, que la Iglesia ha enseñado siempre como norma fundamental de la conducta humana, la primacía de los valores del espíritu sobre todos los intereses de orden material, y por ello la Jerarquía Eclesiástica Cubana, siguiendo el ejemplo de los cristianos de todos los tiempos, está dispuesta a sacrificarse sin temor alguno y a perderlo todo antes que claudicar en sus principios.
Por lo demás, los Obispos de la Iglesia Católica tenemos por norma inquebrantable tratar siempre con el máximo respeto, y con cristiana caridad a todos, amigos o adversarios, y aun a nuestros gratuitos detractores, y cuando defendemos, aunque sea con la mayor energía nuestros principios, sabemos guardar la debida consideración a las personas que no piensen como nosotros.
Esperando, pues, que por parte del gobierno se tomen las medidas necesarias a fin de que cesen los repetidos ataques de que se está haciendo objeto a los católicos, queremos reiterarle, Sr. Primer Ministro, la seguridad de nuestras continuas oraciones para que el Señor le ilumine de modo que los pasos que dé el Gobierno que Ud. preside, vayan encaminados al bien de esta Patria cubana, a cuyo pleno engrandecimiento hemos consagrado todos nuestros esfuerzos, sacrificios, y desvelos."
Esta carta le molestó en extremo a Fidel. El contenido se había hecho público y eso era intolerable. La persecución continuó. Como respuesta, el 31 marzo de 1961, el régimen comunista arrecia su campaña contra la religión en toda Cuba, enviando a sus tropas de choque ("el pueblo") a que ataquen procesiones católicas, y otros actos de fe que se realizan en las calles. El día de La Caridad del Cobre, el 8 de septiembre de 1961, los católicos salieron en procesión por las calles de La Habana, era un acto de fe y no un mitin político. Muchos, quizas, expresaron sus descontentos con las cosas que estaban haciendo los dirigentes comunistas en el poder. Los participes de la procesión eran el pueblo del cual hablaba Fidel en su empeñados discursos, eran revolucionarios activos y revolucionarios disgustados afectados o no con las medidas revolucionarias, eran miembros de organizaciones que habían luchado contra Fulgencio Batista, eran de todas las esferas sociales de las que está compuesto el pueblo y habían milicianos creyentes. No existía un grupo estrictamente religioso que no fuera intelectual, obrero, campesino , revolucionario, desafecto, intelectual, etc y otro grupo que fuera estrictamente revolucionario y que no sea, también religioso, intelectual, campesino, comerciante, ateo o espiritista, etc. Era y es una mexcla idónea de la sociedad, que cumple distintos roles. Fidel no lo consideraba así, los que salieron aquel día a adorar a su imagen y a protestar por las injusticias que se estaban cometiendo, entendió él que fueron a desafiar su
autoridad. Fueron atropeyados por su ejercito oculto: el" pueblo suyo", los "come candelas" del momento vestidos de civil, su tropa de choque para disimular lo mismo que hacia Batista con los policías y soldados. Los participantes de la procesión dejaron , automáticamente, de pertenecer al pueblo y pasaron a ser provocadores, contrarevolucionarios, gusanos pagados por la CIA. Su política era que había que ser más cuidadoso y discretos: -"Será el pueblo indignado el que ataque a los mercenarios".
Quién determinaba que alguien era contrarrevolucionario?. Sólo había que decir:-" esta medida no me gusta o me perjudica", eso bastaba para ser un contrarrevolucionario al servicio del imperialismo. La iglesia era una organización activa dentro del pueblo, fuera revolucionario o no. Por tal motivo, era receptor de los problemas sociales del momento y por ende, le reclamó directamente a la revolución e hizo público sus criterios como lo hizo con los gobiernos anteriores. La personolidad de Fidel, no iba a permitir que otras fuerzas le robaran el show, aunque éstas tuvieran que ver con Dios. Atacó con fuerza e impuso su criterio como siempre. Involucró al "pueblo" contra el pueblo, a los feligreses contra sus iglesias, a fieles contra fieles, intentó formar "otra iglesia" que respondiera a sus caprichos y que la apoyara en todo y que diera una imagen internacional de tolerancia religiosa. Para eso, tenía detrás, como respaldo, los órganos de la seguridad del estado, que era un organismo naciente dentro del proceso revolucionario, infiltrando a los grupos y personas que se atrevían a desafiar su imposición. En su discurso del 19 de septiembre de 1961, dio detalles de las "actividades contrarevolucionarias de los curas" y de cómo supuestamente la iglesia preparó un plan para la manifestación, horarios, cambios y objetivos de los desfiles y con apoyo internacional y para ello, cito un fragmento de su discurso:
..."Ante aquella actitud parece que se envalentonaron, se creyeron tal vez que podían campear a sus anchas, y perpetraron unas cuantas fechorías. Bien. Algo más: agredieron al pueblo, usaron, incluso, armas de fuego, porque la provocación tenía por propósito dar lugar a que la fuerza pública, o el pueblo, o la milicia, actuara contra ellos para iniciar internacionalmente su "show". Lo que resultó de la provocación fue que asesinaron a un obrero con disparos de fuego realizados por ellos(?). Todo el mundo sabe que nosotros no necesitamos disparar armas de fuego contra "cuatro gatos"; todo el mundo sabe que cuando nosotros SAQUEMOS LAS MASAS A LAS CALLES (confesión de que el pueblo no sale, sino que lo sacan ellos) frente a los provocadores, los vamos a aplastar con masas y sin tirar un tiro; todo el mundo sabe que nosotros no tenemos que usar armas de fuego contra las gusaneras provocadoras. Y ellos no saben todavía lo que es un pueblo en la calle, ese pueblo que nosotros tantas veces le hemos aconsejado calma, ese pueblo que nosotros siempre le hemos "aconsejado" serenidad, ecuanimidad. ¡Ellos no saben lo que es un pueblo en la calle!.."
Arremetió contra la iglesia, se burló de Dios, de los curas y de los feligreses. Días después de la procesión, una semana, más o menos, del discurso citado ya había expulsado a muchos curas de Cuba. El monseñor Agustín Román nos da el siguiente testimonio sobre el hecho: ..."Cuando entramos en el barco descubrimos que había otros sacerdotes de distintos lugares de la Isla que habían llegado primero. No sabían por qué les habían llevado allí ni a dónde irían. También yo me hice la misma pregunta. Entre los días 14 y 17 de septiembre de 1961 fuimos llegando hasta completar el número de 131 sacerdotes de las seis diócesis que había entonces en Cuba. En esa época la persecución contra la Iglesia fue dura de parte del gobierno. Teníamos 700 sacerdotes para atender a seis millones de fieles. Desde los años ’60 las expulsiones de sacerdotes comenzaron con la excusa de que eran extranjeros. El plan era limitar el clero a 200 sacerdotes con lo cual, según pensaban ellos, se debilitaría la Iglesia hasta extinguirse. Nosotros caímos en el último grupo."
.Entre los deportados estaban 9 monseñores cubanos, incluyendo al monseñor Eduardo Boza Masvidal. Estos consagrados religiosos fueron montados a la fuerza en barcos rumbo a España con la ropa que tenían puesta y sacados de sus iglesias en horarios nocturnos para evitar la reacción de la población.
Muchos en el acto con Fidel, pidieron paredón para los curas. Suspendió para siempre las procesiones religiosas. Sólo, en años recientes y por petición del Papa Juan Pablo II en su visita a Cuba, es que se permite muy discretamente algunos actos bajo el control absoluto de la seguridad del estado. Cuando él lo determinó, no se podía ser religioso y cuando él ,nuevamente cambió de idea, se podía ser, entonces de nuevo acogido a la fe.
Hoy lo leo y lo expongo a los que saben muy poco de estos atropeyos y para los que no lo saben. Alguien en mi blog me dijo que fueron errores de la revolución ya superado y que había que olvidar y perdonar. Yo les digo que efectivamente fueron gravísimos errores pero no superados, que nadie ha pedido perdón por semejante atropeyos que nadie ha sido juzgado por los mismo como para otorgar un perdón no pedido. El comité central del PCC abrió mucho después la Oficina de Asuntos Religiosos para tratar oficialmente con ellos. La opresión contra la iglesia sigue vigente, pero más oculta. El embajador de Cuba ante el Vaticano, el señor Raúl Roa Kourí , expreso ante la pregunta de un periodista lo siguiente: ..." Lamentablemente, en estos años no se han desarrollado muchas "vocaciones" y, por tanto, el clero cubano es insuficiente para atender a los fieles (hoy día estudian sólo 76 seminaristas en los dos seminarios del país). Por otra parte, al Estado le resulta "difícil aprobar" el ingreso de nuevos sacerdotes si no tienen asegurada previamente la vivienda, que es deficitaria, como se sabe, y prioriza la entrada de personal consagrado que reemplaza o sustituye al personal extranjero que concluye su estancia..." Que les parece semejante justificación?
Cuando la iglesia tome un poco de más control en la sociedad cubana y sea más reconocida y tenga más fuerza, serán de nuevo controladas y puestas bajo presión. Nunca la iglesia volverá a tomar el control que tenia antes del triunfo, por la fuerza, del poder político por parte de los Castro. Mientras existan ellos, no habrá una verdadera libertad religiosa.
Millones de cubanos mantuvieron enquistados en sus corazones, la fe religiosa y para ocultarlos, al igual que los que padecieron la represión de la Inquisición, tuvieron que optar por arroparse con otras caras surgiendo así, la hipocresía, la doble moral y los desafueros de una personalidad que no le correspondía. Tuvieron que esconder sus imágenes hasta de sus propios hijos y hacer sus prácticas religiosas y oraciones en absoluto silencio.
Fidel, porque el fue quien impuso la medida, desafió la autoridad del Vaticano y la personalidad del cubano y la individualidad del pueblo, la irrespetó y se implantó por la fuerza.
Muchos, perdimos en esa batalla ideológica, nuestra identidad religiosa, nos convirtió en ateos, nos guió permanentemente al irrespeto a la iglesia y a Dios, incluso, excluyendo a los militantes de su propio partido que tenían esa inclinación. No fue hasta que un congreso del PCC (lease Fidel) ,que se admitió la posibilidad de ser comunista y religioso. Como en toda la esfera económica y política, se perdieron decenas de años para volver a "descubrir" un camino que ya existía.
Quiero citar las palabras del Monseñor Enrique Sánchez Martínez de la Conferencia del episcopado mexicano cuando reflexiona sobre el tema: ..."La persona humana debe ser comprendida siempre en su irrepetible e insuprimible singularidad. En efecto, el hombre existe ante todo como subjetividad, como centro de conciencia y de libertad, cuyo ser único y distinto de los demás es irreductible a esquemas de pensamiento o sistemas de poder, ideológicos o no. Esto impone la exigencia del respeto de cada hombre de este mundo, por parte de todos, y especialmente por parte de las instituciones políticas y sociales y de sus responsables...".
Me pregunto: Hizo Fidel engrandecer esos derechos y valores humanos o simplemente, se justifico con ello para actuar de sobre manera contra todos los que se opusieran a sus caprichos?. El no dejo "títeres con cabeza" para que se viera desde lejos, sólo la suya.
Otro error de la revolución. Otros humanos que fueron despojados de sus derechos. La iglesia en estos últimos días, ha tomado la ración de espacio que el gobierno del segundo Raúl, le ha dado. Pero no deben confiarse. La cosa es bien clara, se lo toman poco a poco o de un solo tirón. Es una cuota de espacio sólamente, no una apertura.
Elaborado por Willy Abella.

Documentos consultados de Wikipedia, Circuito Sur, revista siglo XX, discurso de Fidel el 19 de septiembre de 1961, entrevista a monseñor Agustín Román por el Diario de Las Américas y otros.
Publicado por Willy Abella

willy abella, el moderado
Miembro Regular

Cantidad de mensajes : 112
Valoración de Comentarios : 53
Puntos : 249
Fecha de inscripción : 06/09/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La revolución cubana y la religión.

Mensaje por pedro dollar el Dom Sep 19, 2010 1:30 pm

Excelente. Me perdona que no pueda votar por sus post, pero es debido a que algunos "combatientes" muy valerosos y muy guapos de SC me hacen una guerra detras de sus PC y parece que en eso les va la vida.

Lastima que no utilicen sus fuerzas y conocimientos para derrocar al tiranosaurio Castro.

Siempre reciba mis saludos y respetos y esperando sus nuevos temas, le reitero mi beneplacito por sus participaciones.

pedro dollar
Miembro Extremo

Cantidad de mensajes : 2661
Edad : 65
Localización : Miami
Hobbies : Musica, cine, filatelia, numismatica
Valoración de Comentarios : -153
Puntos : 3346
Fecha de inscripción : 24/01/2007

Ver perfil de usuario http://www.cubamason.forosactivos.net

Volver arriba Ir abajo

Re: La revolución cubana y la religión.

Mensaje por willy abella, el moderado el Dom Sep 19, 2010 5:02 pm

Precisamente, Pedro, yo trato de llevar el mensaje, principalmente, a las personas que viven en Cuba. He tratado, algunas veces con éxito y otras no, entrar en los blog de JR, Granma, Sierra Maestra y otros blog de periodistas. La participación, en uno que me publicaron, fue muy agresiva hacia mi por parte de los usuarios , que por motivos de seguir con el privilegio de tener internet, se lanzan " a la carga" en apoyar a los tiranos. Pero con paciencia y argumentos y sin claudicar y sin agredirlos verbalmente, logré hacerlos reflexionar, e incluso le doy la opción de que me escriban directamente a mi e-mail si quieren decir algo de forma privada.
Yo creo que si todos hacemos eso o algo parecido, estamos poniendo nuestro granito de arena para una nueva Cuba.

willy abella, el moderado
Miembro Regular

Cantidad de mensajes : 112
Valoración de Comentarios : 53
Puntos : 249
Fecha de inscripción : 06/09/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La revolución cubana y la religión.

Mensaje por EVIDIO el Jue Sep 23, 2010 3:18 pm

Nada mejor que el dia dia, willy, y al tirano fidel castro, experto en que todo le estalle en la cara, el tema de la religion, se le esta devolviendo como un boomerang, las iglesias se llenan de fieles en toda Cuba, y las instituciones fraternales, el gobierno cubano, tuvo que reducir las cuotas anuales de ingreso a las mismas, por la alta cantidad de solicitudes de iniciacion que habian.Cuba fue siempre un pais catolico y de buenas costumbres, y volvera a serlo, cuando se barra de su superficie toda la porqueria que lo esclaviza.

EVIDIO
Miembro Extremo

Cantidad de mensajes : 7468
Localización : Home of the brave.
Hobbies : Leer. musica...
Valoración de Comentarios : 6557
Puntos : 14168
Fecha de inscripción : 22/04/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La revolución cubana y la religión.

Mensaje por willy abella, el moderado el Jue Sep 23, 2010 3:47 pm

Gracias , Evidio. Coincidencia total.

willy abella, el moderado
Miembro Regular

Cantidad de mensajes : 112
Valoración de Comentarios : 53
Puntos : 249
Fecha de inscripción : 06/09/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La revolución cubana y la religión.

Mensaje por Contenido patrocinado Hoy a las 9:50 pm


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.